Imprimir
Inicio » Noticias  »

Gobierno boliviano ratifica adiós definitivo a DEA

En este artículo: Bolivia, DEA, Drogas, Estados Unidos
| 4

logo_de_la_deaEl ministro boliviano de Gobierno, Sacha Llorenti, ratificó hoy el adiós definitivo de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) del país andino.

Que no se haga ilusiones ninguna persona, la DEA no volverá al país, porque ese organismo utilizaba de manera política la lucha contra el narcotráfico, manifestó.

Al respecto, denunció que esa entidad en lugar de apoyar en la lucha contra el narcotráfico en Bolivia realizaba tareas de espionaje y de control político a las autoridades nacionales.

Además indicó que el Ejecutivo no permitirá certificaciones unilaterales en la lucha contra el narcotráfico, permeadas por intereses políticos.

Por el contrario, destacó la instalación permanente de la Oficina de Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNOD), instancia multilateral capaz de evaluar a todos los países y sus esfuerzos en la lucha antidroga, según sus palabras.

El funcionario señaló que la cooperación será bienvenida siempre que no intente subordinar al país políticamente, o viole la soberanía y pretenda imponer condiciones en la política interna.

Llorenti aseguró que Bolivia cumple a cabalidad sus compromisos y reclama el concurso de la comunidad internacional para trabajar en forma conjunta en el marco de la responsabilidad compartida frente a este flagelo.

Asimismo, subrayó que su nación recibirá “agradecida la cooperación de distintos lugares del mundo, pero con el interés supremo de la humanidad de luchar contra el narcotráfico”.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • sergio pasquel dijo:

    Ojala mexico hiciera la mismo…

  • alain perez dijo:

    sergio si mexico hace lo mismo la matazon llega a la playa,si esta la dea ahi metida y matan una cantidad de gente diaria que calderon y su gobierno no pueden con eso

  • unkas dijo:

    cuanto me alegro. Cada Pais ed dueño de luchar como les parezca correcto

  • Apaza dijo:

    Santa Clara, Cuba.
    “Año 52 de la Revolución”
    EN APOYO AL PUEBLO Y AL NACIENTE ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA.
    Un pequeño ensayo, que puede resultar una propuesta, en apoyo a las reivindicaciones actuales a las que zarpamos hace ya más de 229 años de lucha insurreccional y, de cinco siglos de resistencia por la dignidad humana y la verdadera libertad y plenitud del ser humano.
    En las reafirmaciones actuales en la que vive el naciente Estado Plurinacional de Bolivia, que afanosamente lucha por salir del pantano al que fue sometido por uno y por otro poder colonial, que mostraron no solamente el despilfarro y la ignominia que dejaron con su intromisión en el cause natural de nuestra evolución cultural, sino fue la ruptura total de los valores y normas morales, la armonía y equilibrio entre el ser humano-naturaleza-cosmos que se cultivaba en el seno de una gran cultura (familia), que lo desgajaron a ínfimas esencia que aún perduran en esporas, regadas en suelos que continúan siendo dueños milenarios.
    En nuestra actual etapa de construcción de esta sociedad no se puede hablar de jerarquías clasistas, lucha de naciones y/u otro apelativo de división, pues estamos empeñados en construir los vestigios de este paradigma boliviano. Es así que, en las tareas precisas que deben tomarse la molestia nuestros dirigentes, los nuevos líderes salidos del Pueblo profundo, es hacer suya las nuevas consignas, que como principio del Estado Plurinacional lo establece, se van dictando en los días inmemoriales que va marcando a cada boliviano; que consecuentemente se tiene que tener presente que no seremos capaces de dar esos primeros pasos si nuestros líderes no transmiten al Pueblo los objetivos y planteamientos precisos, claros, conscientes del riesgo que debemos tomar en la lid que trae consigo el: construir una Sociedad Nueva.
    Cada día que pasa, el Pueblo tiene que estar enterado de las decisiones que se tome en las altas esferas gubernamentales como en las primeras estructuras del sistema en formación; así como también el Pueblo tiene derecho a pedir resultados objetivos y concretos de las demandas que el Pueblo la propuso, como deber a los cinco siglos de lucha y resistencia.
    Convencido del nuevo panorama que se plantea como única salida -a las pretensiones que tiene la actual situación internacional, y el dominio hegemónico imperante que tiene el imperialismo norteamericano yanqui-: es el Poder en el Pueblo.
    En estas nuevas tareas, se pueden adoler de una herida mortal que se tiene del sistema capitalista: individualismo, egoísmo, oportunismo, animadversión, burocracia y, la falta de preparación científico-técnico, su ausencia en combatir contra esos vejámenes daría muerte inminente al naciente Estado Plurinacional. Y menester la preparación de dirigentes con conocimientos a fondo del sentir del Pueblo, con una consciencia de que el único premio que se reciba es el deber de haber cumplido con las necesidades del Pueblo.
    Nada ahondaremos, en el solo hecho de realizar reformas o cumplir reclamaciones del derecho quitado por las colonias y los grandes exportadores de capitales, que vendieron hasta nuestras almas y destinos, sino somos capaces de preparar los nuevos escenarios para el desenvolvimiento de: El Hombre Nuevo.
    La construcción de la consciencia nueva será una camino largo, trillado, lleno de tropiezos, errores, pero aprenderá a encontrar su camino, se levantará de sus caídas y, lo auténtico, aprenderá de sus errores; así, estarán comprometido con su historia, su cultura, su identidad originaria, respeto, solidaridad; llenos de responsabilidades, sensibilidades, en una palabra: La Mujer y El Hombre Nuevo irá naciendo.
    La familia, las escuelas, universidades, centros de trabajo, institutos militares, hospitales la sociedad en su conjunto estarán dirigidos a su Pueblo: para su educación; en cada uno de ellos recibirá su dosis de enseñanzas. Esta sociedad en formación en la que estamos empeñados en construir, debe ser una gran escuela formadora de mujeres y hombres prestos para llevar en sus hombros el peso del tiempo en que le tocó vivir y escribir su historia. Vital importancia se debe tomar en la educación hacia la mujer, pues en ellas está depositada la formación de una gran familia y, la forma en cómo se le dé, será el sello distintivo de nuestra sociedad.
    Dada a nuestra diversidad autóctona cultural, en estas primeras etapas será menester fortalecer las herramientas necesarias para poder excavar y escudriñar nuestras raíces ancestrales, histórico milenarias, y darles solidez a cada una de ellas, dotándoles de centros de esparción, formación y promulgación cultural en donde se dará la expresión espiritual más plena del verdadero camino que transitaba antes de la llegada de la bota de Cristóbal Colón. A este aspecto al que nos referimos a grandes centros (empresas) culturales no solo debe de estar supeditada a las grandes ciudades para el elogio y deleite de unas cuantas personas, sino que se deben construir empresas que llegue hasta lo más recóndito del último paraje de nuestro territorio: libre y soberano; es así como se debe de dar forma al espíritu de la mujer y hombre a la que estamos dedicados a realizar, que es el quid de nuestra lucha. Bajo esta peculiaridad, no debe de quedarse atrás los intercambios entre los centros (empresas) con otros centros del otro extremo del país y pueblos hermanos de la región, pues nuestras diferencias son expresiones de la ausencia del conocimiento que tenemos respecto a otras expresiones culturales, educacionales, conceptuales, aun siendo parte misma de un ligado histórico, más aun de una misma identidad latinoamericana.
    La educación debe partir desde la interiorización del caudal cultural que se originó en esta parte del Abya Yala: Nuestra América, no como capricho chovinista y/o contracción nacionalista desesperada a la que se puede caer, sino, en no dejar morir una parte de la riqueza que pudo y puede aportar al desarrollo de la humanidad. La educación debe tener una universalización, esa universalización que está llena en nuestro Pueblo, universalización que partirá desde nuestra cosmovisión.
    La Mujer y El Hombre Nuevo nace y sale con una nueva educación y se empeña en educar a la generación que la precede. Al sometimiento al que fuimos impuestos y vilipendiados por los yugos: en conjunto coloniales: España, EE.UU.; No hubo expresiones que nuestra intelectualidades pudieran dejar al libro de la humanidad, pues aun no se a escrito la historia de los explotados de esta parte del continente. El fomentar, mostrará la riqueza que guarda una cultura entre las más magnánime civilización humana de la que existió. Y nuestra tarea es cada día en acercar la teoría con la práctica, sino, nuestras acciones estarán muy alejada de la realidad.
    En nuestros primeros pasos, estaremos encadenados aún en un invisible cordón umbilical, que cada momento se hará sentir en las decisiones más pequeñas de la vida económica, cultural, política e individual: la ley del valor. Las nuevas relaciones económicas deben de estar abocados a plenitud al desarrollo del ser humano, destruyéndolo sistemáticamente los mecanismo que enajenaron y esclavizaron al hombre y pueblos al servicio del henchido ser lleno de egoísmo: El imperialismo yanqui.
    Nuestras empresas deben entrar en una industrialización, abogados ya con capital del Estado Plurinacional, con mujeres y hombres trabajadores de nuestras tierras, sus dirigentes de empresas están ligados y administrados junto al Pueblo y son del Pueblo. La guerra será campal en la lucha contra los grandes oligopolios que ponen en hambre a los pueblos, pero la guerra a la que tenemos que estar abocados y empeñados con todas nuestras fuerzas: es a la erradicación del hambre, la pobreza, los vicios, la insalubridad, el desamparo social, enajenación, etc., etc.
    Las empresas deben de estar empeñados en esta nueva trama de producción, en que el consumo debe de estar al alcance del Pueblo, que fue excluido sistemáticamente por el sistema vigente, siendo los obreros absorbido cada día su fuerza de trabajo, en donde el ser humano como obrero era solo parte mecánica de la producción y la otra totalmente enajenada. Las nuevas bases deben de establecer el trabajo como centro de formación, de superación constante, no como una necesidad de sobrevivencia, de mano de obra barata, sino las nuevas concepciones deben de plasmar el trabajo como un deber social, para el aporte en su conjunto al desarrollo económico y bienestar, liada adjunto con ella: al desarrollo de la consciencia del ser humano.
    Nuestra fuerzas deben de estar empeñadas día a día en luchar contra las vejaciones del capitalismo, que se hade reflejar en cada acto de esta construcción, es el riesgo y sacrificio que se tiene, pues doscientos años calaron muy profundamente en la realidad de nuestros pueblos, pero lucharemos contra ella (confrontaremos contra las fuerzas externas y aún más las internas que quieran atentar contra el proceso que estamos construyendo); despertaremos su consciencia dormida, los arrebataremos día a día, en cada rincón de nuestra tierra, en cada acción que realicemos por nuestros pueblos.
    Nuestro Pueblo ha sido paulatinamente excluida, rezagada del derecho elementad a la vida y la salud, y no se puede actuar con los mismos mecanismos del capitalismo, tentaríamos a ser cómplices de los improperios del sistema capitalista, y no se puede pedir esfuerzos y sacrificios si no se cuenta con un sistema que cubra las necesidades básicas en salud de nuestro Pueblo; nuestros médicos nuevos tienen en sus manos el nuevo don de la medicina; los nuevos médicos comunitarios no solo llevarán salud a la población y , será más aun protagonistas, actores de grandes transformaciones sociales, serán revolucionarios, y llevan junto a sí La Mujer y El Hombre Nuevo que estarán sanados y curados del interés mercantilista y lucro que se tiene de la medicina en el capitalismo.
    Importancia crucial estará dedicado al desarrollo de una agricultura integral, sofisticada en el proceso multiproductor, para salir del monoproducto, monoconsumo, de la dependencia; necesidad para ello será la planificación anticipada de las metas a llegar, su dirección, su organización y control serán aspectos en donde para su mejor éxito será el Pueblo el que estará en cada una de ellas. De los productos que resulten de las pequeñas o grandes empresas, los desechos deben de constituir materias primas de otro futuro producto con la misma utilidad y calidad necesaria. Haciendo un estratagema de los engranajes de una maquinaria que funcione en toda la sociedad; el aceite serán un nuevo espíritu de mujeres y hombres trabajando para una desarrollo colectivo, sin explotación, ni sumisión, ni deterioro de de la dignidad del ser humano.
    Obligados en ese camino, eso nos muestra retos que necesitan sacrificios, de unos y de otros, se nos plantea una mejor distribución de nuestras fuerzas de trabajo; pues no serán ya jornadas de trabajos aislados, de nuestros obreros, campesinos, intelectuales, artistas, médicos, maestros, etc., etc., que tanto y por tanto tiempo se ha trabajado de rodillas frente a una amo henchido de ansia de dinero que ha quitado a nuestros pueblos lo mejor de sus hijos; con salarios míseros, jornadas insoportables, sin garantía de trabajo y sociales, ahora ese pueblos se levanta de sus pies entumecidos y camina escribiendo su nueva historia levantando en sus manos la bandera de la verdadera libertad.
    El avance tecnológico y las nuevas técnicas, ha logrado el dominio de la naturaleza, pero el dominador de esas tecnologías y técnicas han actuado desenfrenadamente, ha convertido sociedades de consumo, de egoísmo e intereses individualistas, en donde los negocios y ganancias se han convertido en valores imponentes; además ha estado en unas pocas manos; y no se ha llegado al entendimiento de que somos parte de esta naturaleza, el espíritu de esos nuevos engranajes que hedemos de construir estará en estrecha armonía y equilibrio con la naturaleza, nuestra madre tierra: Nuestra Pachamana, reiterando así el menester de la planificación en cada centro y lugar de trabajo.
    Nuestro Pueblo como ley su trilogía andina y, no somos incoherentes en la hora de dictar nuestras leyes, leyes que estarán al lado del Pueblo, porque es el Pueblo quien ahora dirige su destino, corrige sus errores, armoniza equilibradamente su justicia, goza de las hazañas que es capaz de lograr cuando se organiza y es ese Pueblo que camina campante con su grito de justicia, victoria y libertad.
    Nada de lo expuesto se trenzará en la realidad, si solo está a nivel estatal o en algunas cabezas sapiensas, pues corre el riesgo de enajenar al hombre hacia el estado; todas las instituciones y mecanismo debe estar en manos del Pueblo para que ellos mismos convoquen, organicen, administren, la hagan caminar, corrijan sus errores, que marchen siempre con la consciencia nueva que estamos construyendo: una Sociedad Nueva.
    Las nuevas fuerzas armadas estará constituido por el Pueblo, que la defenderá son sus manos los procesos que se van constituyendo día a día, y luchará en la defensa de su soberanía e independencia que ya muchos de nuestras hermanas y hermanos han muerto por las causas de nuestras reivindicaciones. Pero estas fuerzas tendrán nuevas armas: consciencia, ideología, humanismo e internacionalismo. Pues estas armas deben de ser la lucha de los y por los pueblos del Abya Yala.
    Un Pueblo que no conoce su historia, es un Pueblo sumergido en los pantanos, es un Pueblo sin identidad, sin cultura, nada valdría dar la vida por un Pueblo que no se conoce su alma, su espíritu de los que lucharon por ella. Debemos recordar en nuestros hijos los verdaderos líderes que dieron lo mejor de sus vidas por la causa del la dignidad y libertad. A las Mujeres Y Hombres, dignos líderes y guías espirituales de pueblos vamos en el camino que ellos empezaron. Estamos en nuestros primeros pasos.
    Los cambio semánticos que han de estar en marcha, su nuevo tinte se mostrará en los artistas, que son postulantes natos de la expresiones más realistas de las expresiones ancestrales y actuales a los que estamos hoy viviendo, pero para ello implica un intercambio mutuo, perene en momentos de diálogo; Su expresión estará basada en el rescate y promulgación de nuestra identidad.
    La separación abismal que se tiene con los países “desarrollados” en el que solo somos receptores de las invenciones y descubrimientos científicos, y que cuartan el acceso de los avances que se tiene a los pueblos y nos quitan a nuestros hijos que alcanzan esplendor intelectual dándoles mieles del capitalismo, despojándonos así de todos los medios para nuestro desarrollo. En el nacer de nuestra intelectualidad, del pensamiento dormido en la mujeres y hombres que tanto ahondan en nuestros pueblos, sus nuevas instituciones deben estar en el seno mismo de de las civilizaciones a las que precedemos (un solo ejemplo de la inmemoriales arquitecturas del Tiwanacu son una muestra del avance técnico y científico al que alcanzaron en el entendimiento de la naturaleza. Aun no hemos descubierto el mensaje que nos quisieron transmitir, depende de nosotros que no muera esa sabiduría adormecida en sus cimientos majestuosos).
    Lo que queda en parte, es la lucha constante, de superación día a día, conscientes en la realidad en la que nos toca vivir. Si este garabato logra despertar alguna inquietud, estaremos más dispuestos a afrontar los caminos tortuosos con victorias junto a nuestro Pueblo, que tendrá su autenticidad propia, y tendrá que contar al fin su propia historia.
    Los primeros pasos y las hazañas para lograr este proceso hade y tiene que ser de manera consciente.
    Este ensayo es un llamado a las mujeres y hombres honestos, conscientes y con espíritu crítico y constructor de ponerse en pie y, prestos al llamado para la construcción de este lindo, apasionante y lleno de sacrificio: del Naciente Estado Plurinacional.
    Al final solo queda decir: O CREAMOS O ERRAMOS.
    Agradeceré sus opiniones, sus críticas, en puntos de vista, pues nos fortalecerá más y mejor nuestras ideas; por Nuestro Pueblo.
    Le incito a realizar esa correspondencia.

    Apaza
    Estudiante de Medicina
    Domingo, 22 de agosto de 2010
    06:05 am
    P.D.: blasah@ucm.vcl.sld.cu

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también