Imprimir
Inicio » Noticias  »

Economía hondureña a merced de crisis y gobierno de facto

| +

Con información de Prensa Latina

honduras-golpe-22La endeble economía hondureña, la segunda más pobre de Centroamérica, está hoy a merced de la crisis constitucional y del gobierno de facto que gobierna el país, después de destituir al legítimo presidente Manuel Zelaya.

Observadores y funcionarios del gobierno depuesto ya afirmaron que la difícil situación política impactará de manera severa en la economía de esa nación, cuyo nivel de deterioro dependerá de la agudización de la situación generada por el golpe de Estado.

Antes de la asonada, y como resultado del debilitamiento de la economía mundial, se proyectaba un crecimiento del dos por ciento del Producto Interno Bruto para 2009, luego de que el año pasado el índice se ubicó en cuatro por ciento.

Honduras es el segundo país más pobre de Centroamérica y el tercero de América Latina, después de Haití y Nicaragua, por lo que el aislamiento decretado por la mayoría de la comunidad internacional y la suspensión de créditos de los organismos económicos supondrá un serio aprieto para el presidente de facto Roberto Micheletti.

Pero en su recorrido presidencial, Zelaya había alcanzado un balance positivo: la situación económica había mejorado, cerca de cuatro mil millones de dólares de deuda externa fueron condonados y los nuevos recursos de que disponía el Gobierno ya hacían sentir sus efectos en la lucha contra la pobreza, reducida un 6,5 por ciento.

Además estaba en marcha una amplia campaña de reforestación, con implicaciones positivas sociales y en el mercado laboral.

Asimismo, se respiraba un mayor desahogo financiero con la llegada de combustible al país mediante el proyecto Petrocaribe y su inclusión en varios proyectos de la Alianza Bolivariana para los Países de Nuestra América (ALBA), a la cual Honduras entró en julio de 2008.

Tales avances están hoy en peligro, la economía hondureña puede afectarse por los esfuerzos internacionales destinados a aislar y presionar al gobierno interino para que devuelva el poder a Zelaya como presidente constitucional.

La ayuda y los créditos se han reducido, existe una amenaza de sanciones comerciales y el presidente venezolano Hugo Chávez cortó el suministro de petróleo a Honduras poco después del golpe de Estado.

El Foro Social de Deuda Externa y Desarrollo de Honduras advirtió incluso que el bloqueo fronterizo impuesto a Honduras desde las primeras horas afectaría la integración comercial de Centroamérica, cuyos efectos consideró- eran desastrosos también para sus vecinos.

Cálculos de la Federación de la Empresa Privada de  Centroamérica, precisan que a través de los límites con Honduras se mueven diariamente unos seis millones de dólares, además de servir de tránsito para el comercio exterior hacia el Caribe y Europa.

Ten tal sentido el presidente de la Cámara de Comercio de Costa Rica, Julio Ugarte, se lamentó de que acciones políticas perjudiquen no solo a los ciudadanos, sino también a la economía y al comercio regional.

Adicionalmente el Banco Interamericano de Desarrollo, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial,  suspendieron temporalmente su asistencia financiera  y el desarrollo de proyectos en varios sectores.

Tales medidas pueden costar al país entre 300 y 450 millones de dólares, según advirtió la ministra de Hacienda del depuesto gobierno, Patricia Santos, en la recién celebrada II Reunión de Ministros de Finanzas de América Latina.

Santos justificó la medida por la ilegitimidad de las nuevas autoridades, aunque reconoció que la crisis política se ha sumado a la crisis económica global que golpea muy fuerte a la nación centroamericana.

Precisó que Honduras llevaba una senda positiva con crecimientos del seis por ciento en 2006 y 2007, ritmo que se redujo a un 4,3 por ciento el 2008 con los primeros efectos de la contracción mundial.

Este año, recordó, las previsiones marcaban un incremento del Producto Interior Bruto del dos por ciento, lo cual ha quedado en la incertidumbre tras el golpe que sustituyó a Zelaya, que incidirá también en la entrada de remesas de los inmigrantes y las exportaciones, que incluyen café, bananas y madera.

La titular de Hacienda calificó de muy valiosa la ayuda recibida de esa nación mediante la iniciativa Petrocaribe y dijo que por varios mecanismos incluidos en el ALBA, Honduras ha recibido unos 130 millones de dólares, sin que ello signifique una intromisión política.

Santos destacó que Brasil y Colombia tienen programas para la construcción de varias plantas hidroeléctricas y para producir biodiesel en su país.

Entre tanto, la Unión Europea resolvió sacar a la nación centroamericana del proceso de negociaciones de un acuerdo de asociación, que se establecerá el próximo año con los países de Centroamérica.

Honduras podría perder, además, más de 100 millones de dólares de asistencia enviados por Estados Unidos, si la Casa Blanca clasifica oficialmente la salida de Zelaya como un  golpe de Estado, lo que conllevaría otra suspensión.

Los efectos inmediatos, indicaron expertos, serán en general el aumento en los índices de pobreza y el desempleo por la fuga de capitales y la falta de inversiones.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también