Imprimir
Inicio » Noticias  »

Problemas de Zelaya con oligarquía comenzaron iniciado su gobierno

| +

Con información de Prensa Latina

honduras-buenaLos problemas del presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya, con los sectores de poder económico del país comenzaron apenas iniciado su mandato en 2006, reveló un testigo de un primer incidente.

Cinco días después de asumir el cargo, el 27 de enero de 2006, Zelaya fue invitado a una cena por los directivos de las cámaras empresariales, quienes le entregaron una lista con las empresas públicas que debía privatizar, relató.

Al llegar al lugar del encuentro, había dos sillas vacías y Zelaya se sentó en la que correspondía a quien encabezaría la cita, pero le pidieron se ubicara en una lateral, narró un chef de cocina testigo del suceso, quien pidió no ser identificado por la crisis que vive la nación.

El lugar principal lo ocupó el ex presidente (1998-2002) y rico empresario Carlos Roberto Flores Facussé, quien le entrego a Zelaya la mencionada relación de empresas estatales que debía privatizar.

Flores Facussé maneja el Partido Liberal como una de sus empresas privadas, explicó a Prensa Latina la dirigente sindical del sector público Maritza Somoza en una de las multitudinarias marchas contra el golpe militar del 28 de junio pasado.

El chef relató que Zelaya recibió la lista elaborada por los empresarios sin hacer comentarios en ese momento, pues le fue entregada con el pretexto de promover la inversión extranjera en Honduras.

De acuerdo con la dirigente, posteriormente funcionarios le explicaron a Zelaya la importancia estratégica de las empresas de energía eléctrica, de comunicaciones y otras e incluso alertaron un interés oculto de los poderosos de apoderarse de éstas.

Entonces les dijo que no y ahí comenzaron los problemas, relató.

En la misma manifestación, la profesora Marta Silva explicó a Prensa Latina que medidas de Zelaya como elevar por decreto el salario mínimo, es un delito según el criterio de la oligarquía.

Silva, quien viajó desde la localidad de Guaimaca, a unos 95 kilómetros de la capital, para sumarse a las protestas antigolpistas, dijo que los oligarcas odian a Zelaya por dar matrícula gratis en las escuelas, entregar una merienda escolar, mantener los combustibles baratos.

Aunque dijo que el de Zelaya no era el mejor gobierno posible, resaltó sus planes de facilitar tractores a los campesinos, los programas de alfabetización, de ayuda para obtener viviendas a los más pobres.

La defensora de los derechos humanos Bertha Oliva, explicó que en Honduras el 20 por ciento de la población más rica mantiene en la miseria al 80 por ciento restante de los habitantes del país.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también