Imprimir
Inicio » Noticias  »

Santaclareños felices por triunfo de Villa Clara en béisbol cubano PL

| +

Santa Clara, Cuba, 4 jun (PL) Los santaclareños amanecieron contentos hoy luego del triunfo de Villa Clara sobre el Habana 4-3, en el cuarto partido de la gran final del campeonato cubano de béisbol.

Los fanáticos villaclareños vieron el partido y la final perdidos en el final del noveno capítulo, con dos outs y bases limpias, pero un error del segunda base habanero Ernesto Molinet le devolvió las esperanzas.

Molinet atrapó un batazo noble del designado Ariel Pestano, pero tiró mal a la inicial y desde entonces todo tomó un cauce diferente.

Néstor Felipe Valdés sustituyó a Pestano y el receptor Yulexis La Rosa pegó hit al abridor zurdo Yulieski González, quien se fue a las duchas luego de propinar una docena de ponches.

González abandonó el box con la ilusión de sumar su triunfo 99 en torneos locales, pero el relevista José Angel García permitió imparable al campo corto del emergente Dian Toscano, que igualó las acciones.

En el cierre del décimo decidió Ramón Lunar con cañonazo al central con las bases llenas y las tribunas del Augusto César Sandino se llenaron de ilusiones.

El triunfo le permitió a Villa Clara romper una cadena de 17 derrotas en línea en finales y de nueve ante el Habana en la presente temporada.

A pesar de la obligación de ganar los tres choques siguientes, el éxito animó a los fanáticos, quienes esperan que lo sucedido sea solo el inicio de la remontada.

Para Iliana Lara, quien se considera la más ferviente admiradora de los anaranjados del centro del país, todo será diferente a partir de hoy. Ahora será Villa Clara quien marque el ritmo de las acciones, advirtió.

Lara, que estudia en uno de los centros universitarios de esta ciudad, admite que vivió momentos muy tristes en los últimos días, pero también que esta vez fue muy feliz.

Maikel Perdomo, vecino del Augusto César Sandino, salía cabizbajo del estadio y regresó dando saltos y gritos para unirse a los festejos de los aficionados locales.

Fue increíble. Aún el camino es largo, demasiado duro, pero esto demuestra que no se puede olvidar a Villa Clara, un equipo que pelea, pese a esa racha adversa de 17 derrotas en línea en finales.

Mucho después del partido, grupos de villaclareños festejaban la victoria en los alrededores del campo deportivo, con la esperanza de que no sea la última en la gran final, pactada al mejor de siete juegos.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también