Imprimir
Inicio » Noticias  »

La Habana venció a Villa Clara y está a un paso del título

| +

Santa Clara 3 jun (AIN) Los vaqueros de la Habana derrotaron 5-1 a los Naranjas de Villa Clara en el tercer partido de la Gran Final, y se colocaron a un paso de conquistar su primer título en la historia de los clásicos cubanos.

Desde el mismo inicio del juego los habanistas salieron impetuosos al diamante del parque Augusto César Sandino y dejaron claras sus intenciones de hacer historia.

Ante más de 15 mil personas, los vaqueros marcaron dos carreras en el primer capítulo por sencillos consecutivos de Denis Laza y Ernesto Molinet, doble impulsor de Rafael Orta y rodado por tercera de Juan Carlos Linares.

Este rally provocó la prematura explosión del abridor anaranjado Yosvany Pérez, y echó por tierra la estrategia del mentor Eduardo Martín de preservar a su principal estrella Freddy Asiel Álvarez para el cuarto partido de la final.

La situación empeoró para los anfitriones en el tercer episodio, cuando los dirigidos por Esteban Lombillo aumentaron la diferencia en la pizarra 4-0, por doble de Michel Rodríguez y elevado de sacrificio de Linares, con el cual remolcó su segunda carrera del choque.

Tres inning más tarde, los habanistas aumentaron la ventaja gracias al biangular del receptor Danger Guerrero, quien ha jugado con molestias en una de sus piernas durante toda la postemporada 09.

Yadier Pedroso inició el desafío por los visitadores y trabajó en gran forma durante cinco y un tercio de entradas, lapso en el que ponchó a tres rivales, admitió cinco hits y le anotaron cinco carreras.

Pedroso, líder en promedio de efectividad en el calendario regular de la campaña, explotó en el sexto capítulo sacudido por una rebelión villaclareña que revitalizó las esperanzas de sus parciales.

Sin embargo, la alegría duró poco en el Sandino tras el soberano relevo del astro Jonder Martínez, quien ponchó a dos bateadores y cerró magistralmente el inning.

A partir de este momento la resignación se adueñó tanto de los fanáticos como de los jugadores centrales y la derrota Naranja fue solo cuestión de tiempo.

De esta manera, los Vaqueros dejaron prácticamente sentenciada la Gran Final del béisbol cubano, tras la actual ventaja de tres partidos a cero.

En la historia de los clásicos nacionales nunca un equipo ha remontado una diferencia de tres juegos, por lo que la conquista del cetro nacional por parte de La Habana parece cuestión de tiempo.

Villa Clara, por su parte, alargó su racha de derrotas consecutivas en instancias finales de postemporadas, la cual se extiende a 17 reveses en línea desde la campaña 96-97.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también