Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Los medios privados son parte de la guerra sucia contra Venezuela

| +

medios de comunicacionPor Diego Olivera

El Comando Sur de Estados Unidos es parte de la campaña desestabilizadora

Muchas veces al analizar la conducta y los paradigmas de los medios privados de prensa nos parece visualizar una película o novela repetitiva, porque las mayorías de las televisoras, agencias de noticias, medios impresos o radios, reproducen las mismas notas, para crear una matriz global de mentiras, para fijar una imagen en las mayorías de los usuarios, de que la irrealidad del mundo, que el consumismo, que la destrucción del medio ambiente, son parte de las “bondades del capitalismo”. La capacidad de multiplicar sus informaciones crea una realidad distorsionada, pero logran masificarla, ante la imposibilidad de que los medios públicos, como el caso de Venezuela, Cuba, Bolivia o Ecuador, no puedan equilibrar ese ataque masivo de grandes medios, agrupados en monopolios.

Ante esta diáspora negativa tanto a nivel regional como mundial, surge la necesidad de ampliar los medios, comunitarios, alternativos, vía Web o Internet, para crear una verdadera red de medios. Solos y sin una visión común ideológica, no logramos divulgar la verdadera información. De una manera individual, sin un trabajo colectivo no aportaremos a la sociedad y el pueblo argumentos para defender y luchar contra la derecha y los planes de EEUU.

La misma derecha a través de la campaña sucia ha logrado desinformar al pueblo, las guarimbas (violencia en las calles y terrorismo), la guerra económica (especulación, acaparamiento, contrabando multimillonario, etc.), han sido parte de la guerra sucia durante 15 años de gobierno bolivariano. La misma ha sido impulsada por sectores de la denominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), y dirigida por algunos dirigentes de ultraderecha, como Leopoldo López, María Corina Machado, el Alcalde Metropolitano Ledesma y el Gobernador del Estado Miranda Enrique Capriles, quienes han llamado a la violencia y la intervención de los gobiernos de turno de EEUU (Bush y Obama).

Campaña morbosa y despiadada de las fotos del diputado Serra en la Morgue

El Gobierno de Venezuela bloqueó el acceso al portal informativo argentino Infobae.com, por “graves violaciones a la legislación venezolana” en los que incurrió al publicar imágenes del cadáver del diputado chavista Robert Serra, asesinado en su residencia el pasado 1 de octubre. Informó el presidente de la estatal Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) William Castillo, en su cuenta de Twitter, quien asumió la responsabilidad de esta decisión.

Según Castillo “La publicación de imágenes degradantes sobre personas fallecidas constituyen violaciones a la dignidad e intimidad familiar”. A lo que añadió el funcionario en otro mensaje, que este portal publicó imágenes de Serra, cuyo crimen está siendo investigad que muestran el cadáver del parlamentario en una camilla de la morgue, desnudo y con múltiples heridas en su cuerpo (que dejan evidencia de la violencia con la que se ejecutó el homicidio) “estas fotos fueron difundidas, originalmente, a través de una cuenta en la red social Twitter que fue eliminada a las pocas horas de publicadas y replicadas por el portal argentino”.

Esta es parte de la campaña de una derecha desnaturalizada que trata de manipular cualquier hecho, sin pruebas o con chismes, para tratar de desnaturalizar al gobierno y pueblo venezolanos, hechos mostrados en 15 años de violencia, donde el uso del paramilitarismo y el sicariato muestran el deterioro de una sector de la oposición. Que ante la incapacidad de lograr la unidad, ante la impotencia de perder la mayoría de las elecciones ha buscado el camino más obscuro de la historia: la violencia y la muerte de los venezolanos, no importa de qué grupo político sean, o si afectan a sus propios votantes, el objetivo es la ilegalidad y el golpismo.

El Comando Sur de Estados Unidos es parte de la campaña desestabilizadora

Muchos han sido los voceros de EEUU que han tratado de intervenir o cuestionar los gobiernos de Venezuela. Las campañas sucias contra el líder de la revolución, el comandante Hugo Rafael Chávez Frías, durante 14 años, mostraron la inmoralidad de los medios privados, junto a los comunicados de funcionarios del departamento de Estado, de EEUU donde desarrollaron una diversidad de mentiras, armaron notas y videos, crearon matrices de guerra sucia, sobre el tema del narcotráfico, derechos humanos, falta de libertad, censura de medios, con el objetivo de desaparecer la revolución bolivariana.

En el marco de estas campañas difamatorias, se circunscriben las declaraciones sobre Venezuela pronunciadas por el jefe del Comando Sur de Estados Unidos, el general John Kelly, en las que afirmo que “el gobierno del presidente Nicolás Maduro no representa la gestión que, según él, se merecen los venezolanos”. A lo que agrego Kelly, que “Cualquier país, cualquier pueblo en el siglo XXI se merece algo mejor que lo que ellos tienen”.

Estas declaraciones además de intervencionistas, violan el derecho internacional y los derechos constitucionales del pueblo de Venezuela a la libre elección de sus autoridades, como la soberanía de esta nación yel modelo de desarrollo que ella decida en el marco de su Constitución. La elecciones democráticas han sido el mecanismo más transparente del Consejo Nacional Electoral (CNE), a nivel regional, realidad que ha sido mostrada al mundo con el aval de delegaciones extranjeras de distintos países y corrientes ideológicas y además con testigos de mesa donde están representados todos los partidos inscritos en el registro electoral, lo que demuestra la imposibilidad de fraude o manipulación.

Otro ejemplo del intervencionismo de EEUU en Venezuela, es la entrega de financiamientos, por parte de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). Esta organización de EEUU no solo ha creado planes de desestabilización en Venezuela, también organizó y financió una delegación a Cuba para crear una quinta columna, entre los estudiantes cubanos, plan que fracasó ante el repudio de los jóvenes de la Isla. También las acciones desarrolladas por la (USAID) contra el gobierno de Bolivia, determinaron que el presidente Evo Morales, ordenara su salida del país, por impulsar actos desestabilizadores.

En el caso venezolano personajes como Gustavo Tovar Arroyo, reciben financiamiento de la USAID, y recursos a través de la organización no gubernamental ONG Humano Libre, con sede en Miami, usando varias cuentas donde transfieren los fondos para grupos opositores. De la misma manera la exdiputada María Corina Machado recibirá desde Washington 100.000 dólares por haber sido galardonada, con el Premio Charles T de la Fundación Internacional para los Sistemas Electorales (Ifes), lo que muestra la manera más descarada de EEUU de apoyar a una persona antidemocrática, manipuladora de los resultados electorales de Venezuela, una artista de la farándula, junto a María Conchita Alonso, llamando a la intervención de EEUU, como lo dijo la Alonso “bombas y muerte”, al mejor estilo de Obama en la ONU, llamando a “matar, matar”. Esa es su democracia occidental.

(Tomado de Rebelión)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también