- Cubadebate - http://www.cubadebate.cu -

¿Cómo lograr que el Parlamento se parezca al país?

Gisela María Duarte Vázquez, presidenta de la Comisión de Candidaturas Nacional. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Gisela María Duarte Vázquez, presidenta de la Comisión de Candidaturas Nacional. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Desde el 14 de junio, Cuba está en elecciones, porque el acto cívico de elegir quién representará y defenderá los derechos del pueblo no se circunscribe a una jornada, sino a muchas.

Desde su creación el 30 de junio de 2017, los miembros de las comisiones de candidaturas viven intensas jornadas de consultas con las masas, con la realización de los plenos de las organizaciones —que concluyeron el domingo—, de donde surgieron las canteras de precandidatos, hasta el consiguiente proceso de conformación de las propuestas de candidaturas a delegados provinciales y a diputados, que han de ser aprobadas por las asambleas municipales y luego refrendadas por el voto popular.

Con el fin de esclarecer la función y atribuciones de estas estructuras a los diferentes niveles, Cubadebate entrevistó a Gisela María Duarte Vázquez, presidenta de la Comisión de Candidaturas Nacional.

¿Por qué es necesaria una Comisión de Candidaturas en nuestro proceso electoral?

Se impone esclarecer algunos elementos que caracterizan el Sistema Electoral Cubano que se sustenta legalmente en la Constitución de la República y en la Ley Electoral No. 72 de 1992. En nuestro sistema electoral no participan partidos políticos. El Partido Comunista de Cuba no propone, ni nomina o apoya a ningún candidato. El pueblo es quien tiene la facultad de proponer y nominar a los candidatos.

Son imprescindibles las comisiones de candidatura por sus atribuciones principales en el proceso de elecciones, pues se encargan de elaborar y presentar los proyectos de candidaturas de delegados a las asambleas provinciales y de diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Además, en cada nivel, les corresponde elaborar y hacer las propuestas para cubrir los cargos de Presidente y Vicepresidente de las asambleas provinciales y municipales del Poder Popular, proponer para su elección por los diputados la dirección de la Asamblea Nacional y del Consejo de Estado, integrado este último por su Presidente, un Primer Vicepresidente, cinco Vicepresidentes, un secretario y 23 miembros más.

La consulta es la clave

Nominación de candidatos en el área de la circunscripción número cinco del municipio habanero de Playa. Foto: Jorge Legañoa Alonso/ ACN.

¿Quién podría aportar los mejores criterios sino la propia base? Foto: Jorge Legañoa Alonso/ ACN.

¿Cómo escoger candidatos en la enorme cantera que representan los ciudadanos postulados por el pueblo? ¿Qué aspectos toman en cuenta para conformar las listas de candidatos a las asambleas provinciales y a la ANPP?

Es una labor en extremo compleja y te explico, por qué. Si partimos del principio de que los propuestos son hombres y mujeres que se distinguen por los méritos, la capacidad y el compromiso con el pueblo; estas cualidades constituyen denominador común para todos, por tanto, hay que continuar profundizando y tomar en cuenta otros elementos que aseguren determinada representatividad, que varía de acuerdo con las características de cada municipio o provincia.

Entiéndase el número de hombres y mujeres, de jóvenes, estudiantes, obreros, campesinos, técnicos, profesionales, actividades económicas más significativas, trabajadores estatales y no estatales, etc. Aspectos que harían interminable la relación y que requieren un análisis casuístico en cada territorio, pero que finalmente aseguren una composición representativa de la sociedad cubana y sus mejores exponentes.

Por otro lado, la Ley establece que hasta el 50 por ciento de los diputados a la ANPP, provienen de la base, son delegados de circunscripción, integrantes de las asambleas municipales y en ella, están representados el 100 por ciento de los municipios del país. ¿Quién podría aportar los mejores criterios sino la propia base? Ahí, el papel de las organizaciones de masas en los municipios y de las comisiones de candidaturas en ese nivel es decisivo.

Así mismo, las comisiones provinciales desempeñan un papel muy importante en la composición de las asambleas provinciales y la Asamblea Nacional del Poder Popular, la consulta permanente y la vinculación con el pueblo son avales indispensables para direccionar las canteras.

A partir de las propuestas que se realizan en los plenos de las organizaciones de masas nacionales y provinciales se proponen además como candidatos a diputados  compañeras y compañeros con responsabilidades y ascendencia nacional y provincial, cuya participación es importante en los análisis, valoraciones y toma de decisiones es los asuntos más relevantes del país. Pero también se eligen en un municipio por el voto popular,  aquí también es imprescindible los criterios y valoraciones de las comisiones de candidatura desde el municipio y la aprobación por los integrantes de las asambleas municipales del poder popular.

 Representatividad como premisa

Gisela María Duarte Vázquez, presidenta de la Comisión de Candidaturas Nacional. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Gisela María Duarte Vázquez, presidenta de la Comisión de Candidaturas Nacional. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

¿En qué consiste el proceso de consulta? ¿Qué valor democrático tiene?

Ser propuesto en cualquiera de los escenarios, sea en el barrio o en el seno de las organizaciones de masas y estudiantiles, constituye en sí el primer acto de consulta, pues en ningún caso el colectivo aceptaría la propuesta de alguien que no reúna méritos y cualidades para ello. Además, y tanto como sea posible, se consulta  el parecer de cuantas instituciones, organizaciones y centros de trabajo sean necesarios, así como los criterios de los delegados a las Asambleas Municipales del Poder Popular. Me atrevo a asegurar que todo ello es una contundente expresión de verdadera democracia. Para este proceso, el programa de consultas está previsto para los meses de diciembre y enero.

¿Cómo se eligen las personalidades nacionales que integran el Parlamento cubano? Explíquenos un poco sobre los plenos de las organizaciones y su función.

De acuerdo a lo que establece la Ley Electoral y en dependencia de nuestra población, nuestra Asamblea Nacional del Poder Popular deberá estar integrada por 605 diputados. Si la propia norma establece que hasta el 50 por ciento de sus integrantes provienen de la base, nos resta un 50 por ciento para los representantes del nivel provincial y nacional.

A lo tratado hasta ahora se le suma el papel de las organizaciones de masas y su integración a las Comisiones de Candidaturas a los diferentes niveles. Es importante destacar que la inmensa mayoría de nuestro pueblo pertenece a las organizaciones de masas. Los plenos de las organizaciones de masas constituyen un escenario donde se realizan propuestas de compañeras y compañeros que desempeñan sus funciones a nivel nacional, provincial o la base. Del resultado de los plenos territoriales y nacionales de las organizaciones de masas se conforma una cantera de más de 17 mil propuestas

Como es de esperar, hay que realizar luego un proceso de depuración, entendido como el hecho de determinar aquellas compañeras y compañeros que se repiten por los diferentes plenos de las organizaciones de masas hasta llegar a una cantera que permita trabajar en la formulación de una propuesta para completar la otra parte de la ANPP, con precandidatos que actúan al nivel provincial y nacional, de manera tal que queden representados todos los territorios, sectores, ramas de la economía, tanto productiva como de servicios, estatal y no estatal  —en su sentido más amplio—. En fin, todo el trabajo está encaminado a lograr una ANPP donde esté representado el país social y territorialmente.

Es muy difícil medir los méritos entre una persona y otra, ¿cómo lo hacen? ¿Cómo compite —teniendo en cuenta la oportunidad que ha tenido cada uno de acumular méritos— un precandidato de 20 años con uno de 55?

Precisamente, por el amplio carácter democrático de nuestro sistema electoral, cuya esencia está dirigida a que en la ANPP esté representada toda la sociedad cubana, es que adquiere para mí, tanta connotación y trascendencia las Comisiones de Candidaturas. Debemos tener la capacidad de profundizar en la participación, la trayectoria y el compromiso de los precandidatos de acuerdo a la época y el tiempo que les ha tocado vivir, a un precandidato de 20 años y al de 55, y valorar qué  han hecho para merecer que sus compañeros la confieran tal reconocimiento, porque es un alto reconocimiento ser precandidato a diputado.

No se nos puede ocurrir comparar  ambas trayectorias. Debemos ubicar a cada quien en el ámbito de representatividad que le haga merecer su trayectoria. Le aseguro que no nos faltará la capacidad para buscar toda la justeza y en todos los casos trataremos de proponer el de más méritos, cualidades y compromiso con la Revolución, entre los de su mismo oficio, especialidad o actividad que lo caracterice.

Buscar, indagar, profundizar

Electores antes de ejercer su derecho al voto, en el colegio electoral número 1, de la circunscripción número 6, en el municipio Playa, en La Habana, el 19 de abril de 2015. AIN FOTO/Marcelino VAZQUEZ HERNANDEZ

Electores consultan las biografías para escoger por quién votar. Foto: ACN/ Archivo.

¿Quiénes conforman las biografías, qué normas se siguen para que no falte ningún dato importante y para que sea totalmente verídica la información que se pone en ellas?

Es importante destacar que ya se acumulado alguna experiencia desde la puesta en práctica de la Ley Electoral, de 1992. Con este son 6 los procesos realizados. La existencia de un modelo único no asegura la veracidad de la información que en él se refleje. Considero que lo más importante es el sistema que se establece para ello y una vez más el papel de las Comisiones de Candidaturas.

Es una cuestión bien trabajosa, que nos obliga a un poder de síntesis, aun trabajo meticuloso con cada precandidato y los espacios de consultas que establecemos en torno a cada uno y su desempeño dentro del colectivo. Somos conscientes de la complejidad de este aspecto y le dedicamos la máxima prioridad, de manera que no se quede ningún detalle relevante, ni sobredimensionar otro.

Por ejemplo, debemos darle a la biografía de un estudiante la connotación y relevancia en su corta vida, de manera que propongamos para representar a los estudiantes a quienes más méritos y cualidades tengan, entre los estudiantes nominados. Nos corresponde además, ayudarlos en la búsqueda de datos y elementos que, por su corta experiencia o modestia, no hayan sido reflejados en su autobiografía. Las comisiones también están para eso, para buscar, entrevistar, indagar, profundizar. Me gustaría saber en qué otra parte del mundo se realiza tan meticuloso trabajo.

¿Por qué un candidato que reside en Ciudad de la Habana se postula a diputado por un pequeño municipio donde quizás no sea conocido? ¿Qué labor realizan para que allí sea conocido y validado?

En el nivel municipal no existen mayores dificultades, pues son elegidos por la circunscripción dentro del municipio. El dilema realmente está en dónde ubicar a los candidatos de ascendencia provincial y nacional, pues muchos radican en los municipios cabeceras o en la capital del país. En principio la Comisión de Candidaturas debe trabajar para  ubicarlos dentro del municipio de su residencia o su trabajo, o con algo que tuviera que ver con el municipio, si nacieron por allí, o alguna vez trabajaron allí o algo similar; pero era imposible porque, naturalmente, en algunas áreas del país se reúne mucha gente con muchos méritos y no hay espacios suficientes para ubicar a todos esos candidatos provinciales y nacionales en el lugar de su residencia o trabajo.

Si partimos de que cada municipio tiene al menos dos diputados, entonces uno sería de allí y el otro de ascendencia provincial o nacional y así sucesivamente, siempre sobre análisis muy casuísticos. Hay que entender que existen un grupo de  compañeras y compañeros con responsabilidades que pueden ser incluso jóvenes con brillante trayectoria y radican en la Capital y como es lógico, no todos pueden ser nominados por la Capital, inevitablemente la Comisión tiene que realizar un encomiable trabajo para proponerlos por los diferentes municipios del país, sin violar lo que establece la Ley. Insisto que es una tarea ardua y compleja para la Comisión, a quien le corresponde argumentar, explicar, persuadir del por qué, en pos de una mayor representatividad.

En el orden práctico es lógico que esto genere criterios y preocupaciones de muy diversa índole, sobre todo alrededor de aquellos que no son tan conocidos. Con ello te explico por qué un candidato que reside en la Capital se propone por un municipio donde puede o no ser conocido. La otra parte, le corresponde a la persona, a su vinculación con ese municipio, a su actuación, en dependencia de la labor y responsabilidad que tenga.

El espíritu del sistema electoral cubano está encaminado a evitar todo tipo de competencia y lucha entre los candidatos y a buscar una mayor justeza y representatividad de todos los municipios del país, en el que los méritos de las personas, las biografías de las personas, las cualidades de las personas constituyeran el factor fundamental.

El compromiso es con el pueblo

Gisela María Duarte Vázquez, presidenta de la Comisión de Candidaturas Nacional. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Gisela María Duarte Vázquez, presidenta de la Comisión de Candidaturas Nacional. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

¿La lista de candidatos tiene igual número de integrantes que de puestos en las asambleas provinciales y en la ANPP? ¿Las candidaturas son cerradas? ¿Tienen reservas?

El Artículo 92 de la Ley Electoral plantea: Los candidatos a Delegados a las Asambleas Provinciales y a Diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular son nominados por las Asambleas Municipales del Poder Popular. Es facultad de las Asambleas Municipales del Poder Popular aprobar o rechazar a uno o a todos los precandidatos, en cuyo caso las Comisiones de Candidaturas deberán presentar otro u otros precandidatos a la decisión de la correspondiente Asamblea Municipal del Poder Popular. Cada Asamblea Municipal nomina igual número de candidatos a Delegados a la Asamblea Provincial y a Diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular que aquellos que le corresponda elegir al municipio.

¿Cómo logran la representatividad que debe existir en nuestro Parlamento? ¿Qué por ciento de él está compuesto por delegados de base?

Nuestro sistema electoral tiene se sustenta en un espíritu ampliamente democrático, con la posibilidad de participación de toda la población y las organizaciones de masas, que incluyen las estudiantiles, donde el trabajo de las Comisiones de Candidaturas va dirigido a lograr en las propuestas que realiza, la mayor representatividad de nuestra sociedad en las  Asamblea Provinciales y Nacional del Poder Popular, con hombres y mujeres que se distingan por los méritos, la capacidad y el compromiso con el pueblo. Te reitero que en nuestra ANPP, aproximadamente el 50 por ciento de sus integrantes son delegados de base, el resto lo integran compañeras y compañeros de ascendencia provincial y nacional.

¿La función propositiva del pueblo está limitada a los delegados de circunscripción?

De ninguna manera, además de este importante escenario para realizar propuestas, están los plenos de las organizaciones de masas, que incluyen las estudiantiles, a nivel de municipios, provincias y Nación, en genuina representación de la sociedad civil de nuestro país.

Finalmente quiero enfatizar en que el Sistema Electoral cubano favorece la movilización, el conocimiento y la participación activa de la sociedad cubana en cada uno de sus segmentos (trabajadores, campesinos, mujeres, jóvenes) y población en general en el proceso de nominación y elección de candidatos, enfatizando que la continuidad del proceso social socialista cubano tiene su base en el concepto de Revolución que Fidel nos legó, que lo trascendental está en la obra y en las ideas de la Revolución: esas son las que se deben continuar y defender como fruto de toda la obra humana.

Nuestro sistema destierra todo tipo de espacio a la lucha, competencia y politiquería y promueve que los méritos, la capacidad y el compromiso con el pueblo, son los elementos fundamentales tenidos en cuenta para integrar las candidaturas de delegados provinciales y diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular y que serán nominados por los delegados municipales recién electos y elegidos por el pueblo.

Para concluir, significar como genuina expresión de democracia el proceso de las organizaciones de masas, que incluye las estudiantiles, de proponer trabajadores, dirigentes, amas de casas, mujeres, jóvenes, personalidades de ascendencia desde el municipio hasta la nación como punto de partida para conformar canteras de precandidatos a delegados de las asambleas provinciales y de diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular representativos de los valores más genuinos de la sociedad cubana.

Descargue en PDF (251 KB): Ley No. 72 de 1992, Ley Electoral cubana

Diseño: Dariagna Steyners y Fabio Vázquez/ Granma.

Infografía: Dariagna Steyners y Fabio Vázquez/ Granma.

Infografía: Dariagna Steyners y Fabio Vázquez/ Granma.

Infografía: Dariagna Steyners y Fabio Vázquez/ Granma.

elecciones-cuba-2017