- Cubadebate - http://www.cubadebate.cu -

Ciego de Ávila a la nueva normalidad; Santiago de Cuba y Cienfuegos a la fase tres de la recuperación

El grupo temporal de trabajo para la prevención y control del nuevo coronavirus aprobó este martes el avance de la provincia de Ciego de Ávila a la nueva normalidad. Foto: Estudios Revolución.

Teniendo en cuenta el comportamiento de los indicadores sanitarios definidos en el país para el control de la COVID-19, el grupo temporal de trabajo para la prevención y control del nuevo coronavirus aprobó este martes el avance de la provincia de Ciego de Ávila a la nueva normalidad. En contraste, acordó también que los territorios de Santiago de Cuba y Cienfuegos retrocedieran a la fase tres de la etapa de recuperación.

Al respecto, el viceprimer ministro Roberto Morales Ojeda detalló durante el encuentro -encabezado por el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, el vicepresidente Salvador Valdés Mesa, y el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz- que la provincia avileña ha realizado un trabajo estable en los últimos días que la ha llevado, además, al cierre del evento de transmisión institucional que allí se mantenía activo.

Según cifras oficiales del Ministerio de Salud Pública, la pasada semana es la quinta en que de manera consecutiva disminuyen los casos positivos a la enfermedad en ese territorio. De los 18 pacientes confirmados con la COVID-19 en los últimos siete días, 15 corresponden a viajeros.

De manera particular sobre Santiago de Cuba y Cienfuegos, Morales Ojeda precisó que el retroceso a la fase tres de la etapa de recuperación está sustentado en el hecho de que por 19 y 16 días consecutivos, respectivamente, se han mantenido con indicadores que se corresponden a dicha fase.

Según se conoció en el intercambio, ambas provincias tienen un evento de transmisión local activo y han reportado casos positivos durante las últimas jornadas. En lo referido a los controles de focos, en  Santiago de Cuba se da seguimiento a 108 y en Cienfuegos a 23.

Ante mayores contagios, incrementar la responsabilidad de todos

Con 641 personas diagnosticadas con la COVID-19 en Cuba al concluir la pasada semana -la número 40 desde el inicio de la epidemia en el país-, esta es, hasta el momento, la de mayor número de casos positivos confirmados en la Mayor de las Antillas, lo cual está muy vinculado al incremento de viajeros contagiados con la enfermedad que arriban al país.

Así lo informó este martes ante el grupo temporal de trabajo el ministro de Salud Pública, José Angel Portal Miranda, al actualizar acerca de la situación epidemiológica por la cual transita el territorio nacional. En los últimos siete días, significó, se produjo un incremento de manera general en el diagnóstico de pacientes del 16,8 %; reportándose 92 casos más que en la semana 39 de la epidemia.

Los mayores aportes a la incidencia durante la pasada semana, abundó, corresponden a las provincias de La Habana, Santiago de Cuba, Matanzas, Pinar del Río, Villa Clara, Artemisa, Camagüey, Mayabeque, Sancti Spíritus y Guantánamo. En esos territorios, afirmó, se concentra el 88,6% de los casos informados en ese periodo.

Como un elemento sobre el cual se debe continuar prestando total atención, subrayó el hecho de que en los últimos siete días el 45,5% de los casos autóctonos son contactos directos de viajeros, principal causa para el aumento de los pacientes confirmados durante las últimas semanas.

Al cierre del mes de noviembre, recordó, fueron 480 los casos importados diagnosticados en Cuba, y apenas hasta el 12 de diciembre ya se acumulaban 457 viajeros positivos a la COVID-19, dispersos en todo el territorio nacional.

Ante la tendencia que se continúa manifestando al incremento de personas enfermas que arriban al país y que constituyen además fuente de contagio, el Presidente Díaz-Canel enfatizó, una vez más, en la necesidad de cumplir con el aislamiento intradomiciliario de los viajeros y quienes residen en la vivienda a donde llegan.

En tal sentido, insistió en la importancia de trabajar más intensamente con las familias y que se visiten con frecuencia para comprobar que se está cumpliendo con los protocolos que se han diseñado. Es ahí donde en estos momentos se gana la batalla para disminuir los niveles de transmisión de la enfermedad, consideró.

Por otra parte, durante la reunión de este martes, se evaluó también un conjunto de acciones que se han diseñado, algunas de las cuales ya han comenzado a implementarse, para mejorar el flujo de pasajeros que arriban a las terminales aéreas, sobre todo la de La Habana, por donde llega la mayor cantidad de viajeros al país.

Son tiempos, se coincidió durante el intercambio, de incrementar la actuación responsable de todos, de manera que Cuba pueda continuar avanzando con éxito en el enfrentamiento a la COVID-19 y con ello en el tránsito por la nueva normalidad.