- Cubadebate - http://www.cubadebate.cu -

El aviso de Suárez

Luis Suárez, futbolista. Foto: El Heraldo de México.

Que lance la primera piedra quien nunca haya sido ventajista cuando habla sobre fútbol. El purismo en torno al tema resulta demasiado inverosímil. Por desgracia, en el deporte la memoria es un bien aparentemente prescindible para la inmensa mayoría de aficionados y especialistas. Con razón. Sería un auténtico fastidio no poder remendar nuestros criterios errados. Y si alguien tiene dudas todavía, que pase el cursor sobre los resultados de este fin de semana.

A Luis Suárez todos lo veíamos “parlando italiano” y celebrando goles con la bianconera en Turín. Nos enjugábamos la boca con ese sabor agradable que motivaba imaginar al uruguayo en la obligatoria posición de sonreír en la cara de Cristiano Ronaldo, cuando el mundo entero sabe que es uno de los mejores amigos de Messi. Pero este negocio da más vueltas que la rueda de la fortuna y si Pirlo ya lucía en sus pizarras al nueve sudamericano, este domingo quien le llevó al césped fue nada menos que el Cholo Simeone.

Al fin alguien decidió estrujar un poco el mercado de fichajes. Si los equipos de la Premier eran hasta el momento los únicos atrevidos en verter picante en esta insulsa ventana pandémica, el Atlético decidió ir a por el charrúa. A fin de cuentas, nadie como los uruguayos puede comprender mejor los valores del juego del Cholo. Y la primera salida ya significó el preludio de lo que puede ser una nueva historia de amor club – jugador, que bien podría convertir a Suárez en ídolo de la hinchada colchonera.

El par de dianas anotadas en el Metropolitano este domingo retumbó tanto en Madrid, donde frotan sus manos ante la “ganga” que acaban de aprovechar, como en la populosa Barcelona, que no “chilló” más ante la exhibición de Suárez por el bofetón de los suyos al Villarreal. Sin embargo, ya lo decía al inicio, algunos han aprovechado el momento para revertir sus criterios anteriores y quejarse ahora por la salida de Luis a un rival directo, cuando quizás tenía fútbol todavía para aportar en el Camp Nou.

A priori, esto parece un error de bulto. La marcha de Suárez, a nivel deportivo e institucional, constituyó un acierto de este período en el seno del club blaugrana. Ante la pálida revolución prometida, al menos necesitaban desde la zona noble aligerar de cierta manera el pesado lastre de los salarios elevados que gozan desde hace algunos años los jugadores culés. Y en el campo, también de forma inteligente, Koeman creyó sensato prescindir de un hombre apagado en competiciones europeas y cuyo retroceso físico debería provocar un reemplazo, mejor en cuanto más pronto.

Un partido no es medidor. Suárez salió y tuvo la dicha de parecer el Suárez al que le cantaban los hinchas en Anfield durante sus noches en Liverpool, o el irreverente sudamericano que tumbó las puertas de Europa jugando por el Ajax. Pero en deportes, a veces, atestiguamos tantos espejismos como certezas. Y nunca se sabe. No obstante, sus características actuales encajan mucho mejor en el Wanda que en el Camp Nou.

Esta no fue, sin embargo, la única nota curiosa del fin de semana. Faltaría más. En Mánchester, por ejemplo, la maquinaria citizen de Guardiola fue pisoteada por el Leicester de Brendan Rodgers, con tres goles incluidos de ese magnífico goleador que es Vardy. Entretanto, el Leeds de Bielsa volvió a ganar y en Londres el West Ham llegó a la cima de su montaña rusa particular con goleada sobre los Wolves de Nuno. En España, el Madrid ganó y otra vez por aquí y por allá todos decidieron dejar de mirar a la cancha del Villamarín y hablar de árbitros. Hasta Pellegrini, que podría ser sancionado. Pues nada.... que el fútbol no entiende de calmas.

La frase:

“El éxito sin honor es el mayor de los fracasos”(Vicente del Bosque).