Si las tareas desconocen los objetivos y los procesos, la dirección agobia y falla

Recientemente nuestro presidente Miguel Díaz Canel ha insistido en que dirigir centrado en el cumplimiento de tareas, no es el camino de la dirección efectiva. Por otra parte es crucial lograr la formación continua de buenos dirigentes, que combinen preparación para el cargo, cultura del detalle, valores éticos y morales; hábito de lectura y capacidad de pensar con creatividad.