El orsai intelectual ante Venezuela

La comisaría es una mezcla de ruina con ceniza. Fue asediada durante cuatro horas por un grupo de veinte personas con armas cortas y un francotirador. Terminaron por incendiarla y destruirla con un retroexcavador robado en una institución del Estado durante uno de los saqueos. Seis policías resultaron heridos.