- Cubadebate - http://www.cubadebate.cu -

Un muerto por disparos en medio de enfrentamientos en Portland, EE.UU. (+ Fotos)

Un hombre sostiene un cartel junto a una persona envuelta en una bandera de 'Black Lives Matter' durante una marcha en Washington, D.C. Foto: EFE.

Una persona fue asesinada a tiros el sábado en la ciudad de Portland, en el estado de Oregon, en el marco de enfrentamientos entre seguidores del presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Donald Trump, y manifestantes del movimiento Black Lives Matter.

Los medios de comunicación locales indicaron que aún no estaba claro si la víctima está relacionada con esos choques.

El sábado, centenares de personas a bordo de sus vehículos se concentraron en la ciudad de Portland para manifestar apoyo a Trump.

Personas que se han manifestado durante las últimas semanas en rechazo a la brutalidad policial y en contra del racismo en el país norteamericano lanzaron objetos a la caravana pro-Trump, que respondió con gas pimienta y disparos de pistolas de paintball.

En tanto, residentes de la ciudad de Kenosha, en el estado de Wisconsin continuaron el sábado por sexto día consecutivo las protestas en contra de la brutalidad policial.

En esa ciudad, hace ocho días, el afroamericano Jacob Blake recibió siete disparos en la espalda por parte de un policía blanco que intentaba arrestarlo. Por esa acción, Blake se mantiene hospitalizado en un centro de salud en Milwaukee.

La movilización fue dedicada a Anthony Huber y a Joseph Rosenbaum, dos manifestantes asesinados el martes pasado en medio del tiroteo ocasionado por grupos de extrema derecha, que atacaron las protestas.

Cientos protestan contra el racismo al grito de “¡7 balas, 7 días!”

La policía de Portland retiene a un hombre que estaba con la víctima de un tiroteo fatal ocurrido la noche del 29 de agosto de 2020. Foto: AFP.

Al grito de ¡Siete balas, siete días!, cientos de personas hicieron retumbar este sábado la ciudad de Kenosha (Wisconsin) en una protesta destinada a pedir justicia para Jacob Blake, un hombre negro paralizado después de que la policía le disparara siete veces por la espalda hace casi una semana.

La manifestación fue organizada por la familia de Blake, de 29 años y que está en el hospital sin movilidad de cintura para abajo.

Cientos de manifestantes de todas las edades inundaron las calles que rodean la corte del condado de Kenosha mientras, con el puño en alto, coreaban lemas como sin justicia, no habrá paz y siete balas, siete días, en referencia al número de veces que Blake fue disparado el domingo pasado.

Los manifestantes llevaban en pancartas, mascarillas y camisetas con el lema de Black Lives Matter.

Las emisoras de televisión de Estados Unidos mostraron que los manifestantes marcharon frente a la presencia de un reducido grupo de reservistas de la Guardia Nacional, un cuerpo de voluntarios bajo el control de los gobernadores que suele activarse en situaciones graves como disturbios y huracanes.

Desde la muerte de Blake el domingo, Kenosha ha vivido constantes protestas, algunas con disturbios violentos, y en respuesta el gobernador ha desplegado a más de mil miembros de la Guardia Nacional.

Deslocados y enfurecidos

En un escenario, fueron desfilando miembros de la familia de Blake: su hermana recitó un poema, mientras que su tío, Justin Blake, pidió a los manifestantes que provoquen cambios reales con su voto en las próximas elecciones de noviembre, en las que el presidente estadounidense, Donald Trump, se enfrenta al demócrata Joe Biden.

Con el pelo lleno de rastas, Justin Blake tomó el megáfono y animó a los activistas a marchar por las calles mientras gritaba: ¡que haya un cambio ahora!.

En un comunicado, Tanya Mclean, una amiga de la familia que ayudó a organizar la marcha, dijo que los seres queridos de Blake se sienten desconsolados y enfurecidos, pero se mantienen firmes en sus reclamos de justicia porque saben que lo ocurrido forma parte de un sistema brutal y racista.

“Estamos aquí para pedir el fin de la violencia policial y del racismo sistemático en Kenosha” manifestó Mclean, quien fue más allá al decir: “No más reformas parciales y comités inútiles. No más soluciones de tirita sobre las heridas de bala. El momento del cambio transformador ha llegado”.

La policía se defiende

Un hombre es tratado por paramédicos después de recibir un disparo. Foto: AP.

La marcha se produce en un momento de renovada rabia contra el Departamento de Policía de Kenosha, ya que este viernes su sindicato ofreció su propia versión real e indiscutible de los momentos que precedieron a la agresión.

Según el sindicato, Blake iba armado con un cuchillo, luchó con fuerza contra los agentes cuando intentaron arrestarle e, incluso, hizo una llave a uno de los policías.

Además, los agentes intentaron sin éxito inmovilizar a Blake al dispararle dos veces con unas pistolas eléctricas conocidas como tasers y que dan descargas de hasta 50 000 voltios.

Blake supuestamente se resistió y acabó siendo disparado siete veces por la espalda mientras intentaba entrar en su vehículo, donde estaban sus tres hijos.

El tío de Blake ha asegurado que la versión del sindicato es una basura y resulta insultante, al mismo tiempo que niega que su sobrino estuviera armado.

Hasta ahora, la información de lo ocurrido proviene de un video grabado por un viandante y que fue difundido rápidamente por redes sociales, lo que provocó protestas del movimiento Black Live Matters, muy activo desde el asesinato en mayo de George Floyd.

En ese video, se ve cómo un agente trató de detener a Blake, quien ignoró las órdenes e intentó ingresar en su vehículo, momento en el que el agente le disparó por la espalda siete veces.

Esta semana, salió a la luz un segundo video en el que se aprecia un breve enfrentamiento entre Blake y los dos agentes implicados en el suceso, pero no sirve para respaldar las acusaciones del sindicato policial.

La Policía de Kenosha asegura que el pasado domingo intentó detener a Blake después de haber recibido una llamada de una mujer que denunciaba que su pareja sentimental se había saltado la orden de alejamiento.

Trump visitará Kenosha, Wisconsin, escenario de protestas antirracistas

El presidente estadounidense, Donald Trump, visitará el martes la localidad de Kenosha, Wisconsin, luego de varios días de disturbios allí contra el racismo y la brutalidad policial, informaron fuentes oficiales.

En esa área se ubicó el foco de tumultuosas protestas esta semana en apoyo a Jacob Blake Jr., el hombre negro baleado en la espalda por un policía blanco el domingo, y que aún está en cuidados intensivos con pocas posibilidades de volver a caminar.

La acción, considerada como uso excesivo de la fuerza por expertos citados por la prensa local, motivó la movilización de miles de personas en Kenosha y en varias ciudades estadounidenses, y aunque la mayoría de las protestas han sido pacíficas, hubo casos de saqueos, incendios y violencia.

Trump se reunirá con las fuerzas del orden y examinará los daños de los recientes disturbios, dijo un portavoz de la Casa Blanca.

Sin embargo Trump aprovechará la oportunidad para realizar actividades de proselitismo político en Wisconsin, un estado clave en las elecciones de noviembre, y donde Trump ganó por poco margen en las presidenciales de 2016.

Un partidario de Black Lives Matter sostiene un cartel mientras los simpatizantes del presidente Donald Trump pasan en caravana. Foto: AP..

Un hombre está siendo tratado después de recibir un disparo el sábado 29 de agosto de 2020 en Portland, Oregón. Foto AP.

Una muchacha de la ciudad de Oregon reza durante una manifestación en apoyo de Trump. Foto: AP.

(Con información de agencias)