- Cubadebate - http://www.cubadebate.cu -

VALIENTES: Osmani y el día que decidió acercarse al peligro

Osmani González Guzmán. Foto: ACN.

En estos tiempos del nuevo coronavirus, en los que no se distinguen los rostros, los ojos de Osmani sí brillan de forma diferente, porque pese al riesgo de cada día se sabe útil en una causa capaz de sumar a los cubanos en un empeño común: ganarle la batalla a la COVID- 19.

Vestido de verde y “armado” con mascarilla, guantes, botas, sobrebatas y sombrero, Osmani González Guzmán cambió su responsabilidad en la base de ambulancias número 10 de Pinar del Río, pues el encargado del mantenimiento en el centro asume ahora la desinfección de esos vehículos.

Estoy orgulloso de mi trabajo y listo para todo, aseveró con un optimismo usual solo en aquellas personas dispuestas a defender hasta el final una convicción, aunque en el intento se les vaya la vida.

De 49 años de edad, los últimos siete dedicados a quehaceres en la base, confesó a la prensa pinareña sentir un poco de miedo en estas circunstancias, pero “sé que debo ayudar a mis compañeros”.

De 49 años de edad, Osmani ha dedicado los últimos siete a la base de ambulancia. Foto: ACN.

Si todos nos echamos para atrás entonces no avanzamos en esta lucha; si decido irme para mi casa y no hacer mi trabajo, sería una forma de no acabar con la COVID- 19, detalló quien vela por la tranquilidad de los paramédicos y enfermeros que en las cinco ambulancias destinadas a esta contingencia en la unidad, han trasladado a pacientes positivos y sospechosos de toda la provincia.

Responsable además de la preparación de las mezclas con las cuales fumiga los carros- compuestas por detergente, cloro y alcohol para una máxima protección del personal sanitario-, González Guzmán nos brinda lecciones de la misión a emprender hoy por cada cubano.

Me siento protegido y estaré aquí hasta que todo acabe. Si nos enfermamos y no nos cuidamos, quién va a hacer estos trabajos”, añadió. A mis dos hijos les aconsejo no salir de la casa innecesariamente y continuar sus estudios por las tele-clases, pues esa es su responsabilidad actualmente.

Ellos me dicen que ande bien preparado y aquí contamos con las condiciones para seguir pa´lante”, precisó este hombre sobre cuyas manos recae el peso de impedir la transmisión de COVID- 19 entre trabajadores del Sistema Integrado de Urgencias Médicas (SIUM) y la población.

Ninguno de los que allí labora ha resultado sospechoso a la COVID- 19 hasta el momento, resultado que se debe al cuidado individual y al empeño con que Osmani desempeña su rol y se niega a cederle paso a la pandemia.

Osmani González vive orgulloso de su trabajo. Foto: ACN.

(Tomado de la ACN)