- Cubadebate - http://www.cubadebate.cu -

Serie Nacional de Béisbol: Comienza la pasión

Congresillo técnico. Foto: Boris Luis Cabrera/ Cubadebate.

Este jueves, con la realización del congresillo técnico de la LIX Serie Nacional de Béisbol, quedaron oficializadas las nóminas de los 16 equipos participantes, así como la aprobación del calendario de juegos y el reglamento del torneo.

En la reunión, presidida por Higinio Vélez (presidente de la Federación Cubana de Béisbol), Yosvany Aragón (comisionado nacional) y Jesús Barroso (director de la serie); también se tocaron temas referentes al arbitraje y a la transportación de los atletas en la competencia, punto este donde el director de ómnibus nacionales aseguró que estaba garantizado todo el tiempo que dure el evento.

Entre otros temas de interés se ratificó el descanso de dos subseries para los integrantes de la selección nacional a pesar de la inconformidad de algunos directores de equipos, pero Aragón fue categórico al afirmar que esos atletas vienen de realizar una preparación muy ardua y más que pensar en la competencia no se puede olvidar el factor humano.

Por otra parte se informó que los peloteros seleccionados para asistir al Premier 12, se concentrarán una vez terminada la primera fase del campeonato y se podrán buscar refuerzos hasta que se incorporen, así como la duración de los dobles juegos a solo siete entradas, con su consiguiente regla de desempate cuando lleguen al noveno episodio.

Todos los partidos están programados para las dos de la tarde, según anunció Jesús Barroso, y se podrá jugar en horario nocturno dependiendo de las disponibilidades energéticas de cada provincia y con previo aviso a la Comisión Nacional, oportunidad que aprovechó el cuerpo técnico de los tigres avileños, para informar que en su caso particular, todos los juegos que se realicen en el José Ramón Cepero serán en horas de la noche.

Con respecto a las trasmisiones televisivas, las tres primeras provincias que tendrán cobertura serán Las Tunas, La Habana, y Villa Clara (dos subseries seguidas) en ese orden y el Canal Habana aseguró que tiene previsto cubrir todos los partidos de Industriales cuando se presenten en el Latinoamericano.

En temas más específicos, la dirección de Mayabeque ratificó la baja del conjunto del jardinero Denis Laza por indisciplina y el comisionado informó que Yuniesky Betancourt (rikimbili) se ausentó de los entrenamientos de Villa Clara por problemas personales en su país de residencia y nunca regresó.

Se tocó también el caso del ex-ligamayorista Leslie Anderson, quien aún no podrá comenzar a jugar con los toros camagüeyanos por términos burocráticos, pero se incorporará en cualquier momento.

Yosvany Aragón durante el congresillo técnico. Foto: Boris Luis Cabrera/ Cubadebate.

Dicho todo, solo queda esperar al sábado por la voz de “play ball” en varios terrenos del país para darle rienda suelta a nuestra pasión favorita.

A pesar del desastroso resultado en los Juegos Panamericanos y la gran decepción sufrida por los aficionados, la serie nacional de béisbol continúa siendo el evento cumbre de la mayoría de los cubanos, el escenario idílico donde siempre ganamos, donde nadie está cansado y abunda la entrega desmedida y la pasión constante. Es el evento donde se realizan las grandes hazañas, se batean los grandes jonrones y donde nuestros buenos lanzadores pueden sentirse dominantes y darse golpecitos en el pecho.

Aquí no hay problemas psicológicos a pesar de las carencias, los estelares conectan a la hora buena, y las rivalidades se acentúan por el bien del espectáculo.

Mientras se siga trabajando para trasladar estas exhibiciones y este estado mental a los ruedos internacionales, mientras sigamos haciendo los estudios científicos para recuperar supremacías perdidas en eventos regionales y los encargados de manejar los hilos de este deporte en nuestro país tracen sus estrategias pertinentes para alcanzar esos fines; disfrutemos de nuestro pasatiempo favorito, ese que nada ni nadie nos lo va a quitar nunca ni podrá arrancarlo de nuestros corazones. Nos vemos en el estadio.