Rescatar al Héroe

Punta Alegre, Ciego de Ávila- Lo vio en el mar: una cosa redonda y de un blanco sucio, cubierta de escombros. Corrió a la casa a buscar a su madre y su madre lo ayudó a desenterrarlo. Lo alzó como un trofeo y fue corriendo de una casa a la otra. Iba gritando: “¡mira!, ¡encontré a Martí!, ¡encontré a Martí!”