Félix Báez: Vuelvo, no podía ser de otra manera

A sus casi dos años de edad, el pequeño Félix Luis no entiende por qué papá se ausentó de casa tantos días, ni comprenderá por qué se marchará de nuevo. Extrañará la seguridad de sus brazos cuando lo sostienen y la ternura que le impregna en cada beso.