Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

A poco más de 100 días de las elecciones en EEUU (II): La derrota del fascismo, principal y alcanzable objetivo

| 147 |

Dos actitudes completamente opuestas en el enfrentamiento a la pandemia y en la forma de hacer política. Frente a la sobriedad y disciplina de Biden, Trump muestra machismo, irresponsabilidad y escasa reflexión. Fotos: Getty y AP.

El fascismo está en la Casa Blanca, y en solo 40 meses directamente en el poder ha hecho un perjuicio muy alto al mundo.

Un presidente y una Administración que han eliminado regulaciones ambientales y retirado al país del Acuerdo de París sobre cambio climático; que han implementado y escalado sanciones a múltiples países, agresiones contra Venezuela, Irán, Siria y Cuba; criminalizado tanto a inmigrantes como a inconformes; tenido una caótica gestión durante la pandemia y una irresponsable y divisiva respuesta al movimiento de protestas contra el racismo y la brutalidad policial, y que han entorpecido la lucha contra las armas de fuego y han hecho la guerra a todo lo que huela a idea progresista.

Donald Trump y sus seguidores llaman constantemente “marxistas” o “comunistas” a sus opositores; “terroristas” a quienes protestaban contra la violencia policial y el racismo en las calles de todo Estados Unidos. Afirman que Joe Biden se ha entregado atado de pies y manos a los sectores de centroizquierda que constituyen el ala liberal-progresista del Partido Demócrata.

Es interesante notar que, en contraste, algunos comentaristas y autores dicen lo opuesto: que la izquierda y centro-izquierda estadounidense se han plegado al establishment del Partido Demócrata. Como siempre, los extremos, de una forma u otra, terminan por tocarse.

Lo que sí debe quedar bien claro es que todos los esfuerzos deben dirigirse hoy a la derrota del fascismo, representado por Donald Trump como candidato a la reelección. La entronización –sin saber cuándo finalizaría– de un Gobierno fascista a orillas del Potomac sería una gravísima amenaza para todo el mundo, incluidos los propios Estados Unidos.

En la tabla se exponen los resultados de las elecciones pasadas (2016) a nivel de estados con los pronósticos actuales para noviembre de 2020, con base en los resultados de encuestas y sus variaciones con respecto a las elecciones del 2016. Datos procesados por el autor usando diferentes fuentes.

Factores de cambio para Trump, respecto a 2016

–Un profundo desgaste de la percepción de Donald Trump por la ciudadanía y las fuerzas políticas de Estados Unidos y el resto del mundo.

–Frecuentes mentiras, expresiones insultantes o faltas de lógica.

–Haber sacado o forzado a renunciar, casi siempre de forma injustificada y abusiva, a cientos de funcionarios de medio o alto rango dentro de la Administración, casi todos con influencia en del voto republicano.

–Dedicarle toda su atención a la reelección, con evidente abandono de sus verdaderas tareas y funciones.

–Desmedido patrocinio a familiares y amigos, incluso violando en muchas ocasiones lo regulado al respecto.

–Irresponsable manejo de la crisis durante la pandemia, en la que ha ignorado constantemente a expertos.

–Contradicciones aparentes con los científicos, gobernadores de estados y otras autoridades, interfiriendo en la batalla epidemiológica.

–Trump dejó pasar mucho tiempo y le dio poca importancia al impacto de la pandemia en Estados Unidos desde los inicios. Después, hizo irresponsables afirmaciones acerca del uso de productos tipo cloroquina, recomendando la ingestión de compuestos químicos tóxicos, minimizando en todo momento la seriedad de la situación, haciendo la guerra a la OMS.

–No usar máscara sistemáticamente y convocar actos públicos masivos (como el de Tulsa, Oklahoma, y otros), sumamente peligrosos en un momento en que Estados Unidos registra astronómicas cifras de fallecidos y contagios de COVID-19.

–Acusaciones sin pruebas a otros países, en particular a China (usando frases como “el virus chino”, etc.), sobre la “culpabilidad” por la pandemia.

–Clara prioridad de la economía sobre la vida humana y alta presión por “reabrir” las industrias y negocios en estados donde, claramente, no había condiciones para ello.

–Anuncio a la ONU de que se retiran los Estados Unidos de la Organización Mundial de la Salud, lo que será revertido por el próximo Gobierno. Tal es el nivel de ridículo y lo evidente de buscar un chivo expiatorio de su fracaso.

–El racismo, la brutalidad policial, la venta de armas, las masacres y la enorme influencia de la NRA no han generado un pronunciamiento constructivo del presidente. Este es un factor que, por sí solo, puede ser determinante para una derrota de Trump.

–Fortalecimiento sustancial del ala progresista del Partido Demócrata, lo cual conlleva un mayor hincapié en reformas sociales altamente anheladas por el pueblo. También implica una más alta capacidad de disciplina y movilización de los votantes anti-Trump.

–Alta irresponsabilidad ambiental en favor de compañías, negocios e industrias con una alta huella de carbono.  Ha ignorado el cambio climático,  abandonado el Acuerdo de Parí, y aprobado proyectos sumamente perjudiciales y controversiales en el campo de la energía.

(Como un factor negativo para la oposición, está que Joe Biden es un candidato de poco atractivo personal y político). Todos estos factores y muchos otros han provocado cambios en la percepción pública y política de Donald Trump y en sus posibilidades para acceder a otro mandato en las elecciones de 2020.

El concepto de “punto de no retorno” y las elecciones de 2020

Esta frase fue utilizada originalmente en la aviación y se refería a que existe un punto álgido a partir del cual volver atrás deja de ser una opción frente a la de seguir adelante.

Hoy día la expresión se ha extendido a muchas otras áreas; por ejemplo, puede existir un punto de no retorno ambiental donde la disrupción de ecosistemas o sistemas climáticos más allá de un punto crítico genere cambios irreversibles y cuyas consecuencias escaparían al control de la humanidad, generando mayores impactos naturales y en la existencia humana.

En el campo de la política, se refiere a la conformación de un bloque de votación o estado de opinión del pueblo en que se observa un claro apoyo a favor o en contra de un candidato, que resulta poco menos que invariable.

En las elecciones de 2020 en Estados Unidos, a mi juicio, se ha llegado a ese “punto de no retorno” en los factores que favorecen la no-reelección de Donald Trump. Está completamente claro que no hay juego ganado antes del out 27, pero solo algunos factores inesperados y poco probables podrían mover la aguja de la escala en dirección contraria; es decir, a favor de la reelección de Trump.

¿Cuáles serían esos factores que pudieran revertir “el punto de no retorno”?

–Un descalabro de Joe Biden en los tres debates presidenciales. Los debates se producirán (hasta este momento, pero puede haber cambios) los días 29 de septiembre y 15 y 22 octubre. También se producirá un único debate entre los compañeros de fórmula que ocuparían la vicepresidencia, en el que Mike Pence tiene pocas probabilidades de éxito ante cualquiera de las posibles candidatas demócratas.

En el caso de los tres debates entre Biden y Trump, debe quedar claro que se enfrentan dos equipos profesionales de la política y la comunicación, y que la muy superior capacidad histriónica de Trump podría ser opacada por su descontrol y su enorme mitomanía en debates que serán vistos por decenas de millones de televidentes y en los que cada palabra dicha va a ser sopesada nanométricamente por los analistas y campañas de ambos candidatos.

–Un gran escándalo público; por ejemplo, la supuesta actuación del hijo de Biden en Ucrania. Pero en ese caso ambos candidatos podrían recibir lodo por igual, incluyendo el ilegal hecho de que Trump usara a una persona que no es miembro del Gobierno, como R. Giuliani, en funciones de “Gobierno privado”, y la abierta extorsión al Gobierno de Ucrania para incriminar a Biden por vía de su hijo. Pero siempre existe tal posibilidad, y Trump la busca desesperadamente.

–Una recuperación extraordinaria de la economía y el empleo antes de las elecciones, lo que es sumamente improbable. La pandemia está lejos de ser controlada. Intentos como los que ya se han producido para ocultar o falsificar cifras económicas o de empleo, solo pueden actuar en detrimento de Trump.

–Una gran división dentro del Partido Demócrata, y  que una parte de sus seguidores pierda interés en votar. Una alta asistencia a las urnas es esencial para los opositores a la reelección de Trump. La realidad muestra todo lo contrario, el que está dividido es el Partido Republicano, con grupos de alta visibilidad como el Lincoln Project o en torno a líderes reconocidos como la familia Bush, la familia McCain, Mitt Romney, Jeff Flake, y muchos otros.

–Una muy decepcionante elección de su compañera de fórmula por parte de Joe Biden. No parece muy probable. Todas las candidatas que son analizadas tienen un perfil adecuado para el sentir del electorado estadounidense. Algunas de ellas, como Kamala Harris y Susan Rice, son consideradas como potenciales presidenciables en el futuro. La extraordinaria Alexandria Ocasio-Cortez, una fuerza de la naturaleza en el campo de la política progresista, es demasiado joven para aspirar legalmente a la vicepresidencia.

¿Cómo concretar la derrota de Donald Trump?

La unidad de todas las fuerzas antifascistas es requerida, imprescindible. El movimiento progresista y socialista democrático de Estados Unidos es hoy significativamente más numeroso y unido, ha cerrado filas con el resto del Partido Demócrata, como no lo hizo en 2016, cuando Hillary Clinton pensó que podría ganar sin un gran apoyo de ese sector del electorado y lo desdeñó, con los resultados que conocemos y lamentamos.

El Partido Republicano y en especial los partidarios de Donald Trump tienen mucha disciplina y van a ir a votar masivamente, en unas elecciones en las que la asistencia a las urnas puede ser definitoria. Los simpatizantes demócratas y los votantes anti-Trump en general deberán votar sin falta y habrá que crear todas las condiciones para que lo hagan. No se debe olvidar que Trump y quienes lo quieren en el poder van a hacer todo lo necesario para desanimarlos.

Estados Unidos ha cambiado en 2020. Las enormes manifestaciones de repudio a la brutalidad policial así lo demuestran, pero aún el control político del imperialismo sigue entronizado. La tarea hoy es transitar del más abierto fascismo a un Gobierno menos criminal y perjudicial para la humanidad. Otras condiciones que hoy aún no existen, se están formando de una manera mucho más acelerada que lo que muchos esperaban. La fuerte repercusión a escala nacional del asesinato de George Floyd lo mostró.

La derrota de Donald Trump y todo lo que él representa es una tarea cardinal y un objetivo alcanzable. Hay mucha motivación en amplios sectores de la ciudadanía para sacarlo de la Casa Blanca, y el hecho de que esa motivación popular exista es en sí mismo un elemento de cambio progresista. Biden es un personaje gris y derechista, pero en una escala muchísimo menor que Donald Trump y sus secuaces Mike Pompeo, Mauricio Claver-Carone, Marco Rubio, Elliott Abrams y otros. Es una votación entre dos y hay que defender lo menos malo, nunca lo peor.

El próximo 3 de noviembre, la principal tarea y la meta completamente posible son derrotar a la extrema derecha fascista en Estados Unidos.

A poco más de 100 días de las elecciones en EEUU (I): Quiénes son los que votan

Se han publicado 147 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Miguel dijo:

    Me gusta el articulo de Jose R Oro, aunque debo expresar que lo considero mas un enfoque de cientifico e ingeniero y menos de ciencias sociales. De todas maneras comparto su mensaje.
    Estas elecciones discutidas con alto nivel en este foro, son peculiares. No es una especie de paso mecanico de la Casa Blanca de manos de los republicanos a los demócratas o viceversa. En noviembre se discute el futuro de la humanidad. Si Trump es reelecto va a ocurrir un pierde - pierde, nadie se va a someter a sus órdenes, ni Cuba, Nicaragua, Venezuela, Rusia, Iran, China, Yemen o Siria van a claudicar. Pero para detenerlo quizas haya una guerra mundial y no se desea que un megalómano como Trump haga cosas que conlleven o impliquen la completa desaparición de la humanidad y del género humano, por justa que sea la defensa de los agredidos contra Trump. Queremos vivir, y Trump pone esa urgencia existencial en peligro. Oro lo explica muy satisfactoriamente y lo felicito por ello

  • Armando dijo:

    Creo que va a ganar Biden, y creo que lo que escribio Oro sobre las diferencias de estas elecciones con las del 2016 y el concepto de Punto de no Retorno, son muy buenos analisis. Esa es mi esperanza y voy a votar como sea el dia 3 de noviembre.

  • Leo dijo:

    Siguen las imaginarias crisis creadas por Trump siendo difuminadaspor los democratas. Saben que el quiere inventar cualquier truco para quedarse en el poder cuando pierda!

  • Jaime dijo:

    No se ha explicado tanto de cuales son los programas de ambos candidatos, que es una evidencia clara de por que Trump debe perder. Los dos, Trump como su rival demócrata Joe Biden han prometido que, si ganan las elecciones de noviembre en Estados Unidos, emprenderán un avance radical durante los próximos cuatro años, aunque a través de caminos totalmente distintos.
    Trump, insiste en que las soluciones económicas serán la reducción de impuestos y regulaciones. Se muestra a sí mismo como un paladín conservador en un conflicto de valores aparentemente interminable, pero ofrece pocos detalles sobre cómo gobernaria .
    Por su parte, Biden, actúa como el abanderado de la clase media y pobre al catalogar al gobierno federal como la fuerza colectiva que podrá combatir al coronavirus, reconstruir la economía y enfrentar con decision a un ancestral racismo institucional y un sistema de inequidades sistemáticas. Un veterano de la política , a Biden le encanta considerar su pasado negociador como prueba de que lo podrá hacer de nuevo desde la Casa Blanca.

    ECONOMÍA E IMPUESTOS

    Antes de la pandemia, Trump hablaba de que él había logrado abatir el desempleo a su tasa más baja en décadas y promover un alza nunca vista en los mercados bursátiles. Aunque el mercado ha logrado recuperar gran parte de su nivel después de haberse desplomado en las primeras semanas de la crisis, el desempleo se mantiene relativamente alto: 11,1% en junio, más grave que el nadir visto durante la Gran Recesión. El mes pasado hubo un déficit de empleo de aproximadamente 14,7 millones, en comparación con la situación en febrero, antes de que estallara la pandemia en Estados Unidos.
    Trump ha pronosticado una recuperación de la economía de Estados Unidos en los últimos dos trimestres de este año y afirma que despegará como un “cohete espacial” en el próximo año, una predicción que se basa en la conjetura de que una vacuna contra el coronavirus o un tratamiento efectivo habrá llegado al mercado, permitiendo que la vida vuelva a la normalidad. Sigue abogando por un recorte al impuesto sobre el salario, si bien tal medida enfrenta una férrea oposición bipartidista. Cosas en que muy pocos creen hoy.
    Por su parte, Biden plantea la necesidad de medidas federales extremas para evitar una recesión prolongada o una depresión y para lidiar con una persistente desigualdad económica que afecta desproporcionadamente a los estadounidenses que no son de raza blanca. Sus planes más costosos: un programa de dos billones de dólares por cuatro años que pretende eliminar la contaminación por carbono en la red energética de Estados Unidos para 2035 y un nuevo plan de servicio médico gubernamental disponible para todos los estadounidenses de edad laboral (con abundantes subsidios). Propone también más inversión en educación, infraestructura y los pequeños negocios, así como un incremento en el salario mínimo a 15 dólares por hora.
    Biden enmarca la inmigración como un asunto económico también. Él quiere expandir los espacios legales de la inmigración y ofrecer un camino hacia la obtención de la ciudadanía estadounidense para unos 11 millones de residentes que se encuentran en el país ilegalmente pero que, según Biden, ya son contribuyentes a la economía del país, como trabajadores y consumidores.
    (Continua abajo)

  • Jaime dijo:

    (Sigue aqui)

    EDUCACIÓN
    Trump ha presionado para que las escuelas abran por completo este próximo ciclo escolar pese a la pandemia, como una oportunidad para atraer atención a su apoyo para escuelas chárter, que son instituciones privadas con fondos públicos.

    La secretaria de Educación Betsy DeVos, quien desde hace mucho es partidaria de las escuelas chárter (federales privadas) y los programas de cheques escolares, ha advertido que los fondos federales asignados a distritos escolares que no abran serán destinados a escuelas privadas que sí lo hagan. En la mayor parte del periodo de Trump, su gobierno ha intentado aumentar los apoyos a las escuelas federales chárter, pero el Congreso ha respondido con relativamente bajos aumentos.

    En cuanto a la educación superior, Trump se ha quejado reiteradamente que los centros universitarios son atacados por “indoctrinación de la izquierda radical”. Recientemente amenazó con reducir fondos a las universidades, e instruyó al Departamento del Tesoro a reexaminar el estatus de exención de impuestos y fondos federales para universidades.

    Biden quiere que el gobierno federal se asocie con los estados para que la educación superior pública sea gratuita para cualquier estudiante cuyo ingreso familiar sea de hasta 125.000 dólares al año. El apoyo se extendería a cualquiera que asista a escuelas de dos años, sin importar el ingreso. También propuso un gran aumento al apoyo para universidades que históricamente son de raza negra. Su plan general de educación conlleva un gasto de aproximadamente 850.000 millones de dólares.

    También pide el acceso universal a programas de preescolar para niños de 3 y 4 años, triplicar el gasto para escuelas con mayor densidad de estudiantes de viviendas de bajo ingreso; más apoyo para puestos fuera del salón de clase, como trabajadores sociales en las instituciones; gasto de infraestructura federal para edificios de escuelas públicas; y cubrir los costos de las escuelas para apegarse a las leyes federales de discapacidad. Biden también se opone a que el dinero de los contribuyentes sea desviado a negocios lucrativos de escuelas chárter y ha prometido que su secretario de Educación contará con experiencia de enseñanza en clase.

    ATENCIÓN MÉDICA

    Como candidato para la Casa Blanca, Trump prometió que “inmediatamente” reemplazaría la ley de atención médica del presidente Barack Obama con un plan propio que ofrecería “seguro para todos”. En la última fase de su primer mandato, los estadounidenses todavía esperan que haga su gran revelación. Los funcionarios de Trump dicen que el gobierno ha logrado avances al luchar por la transparencia en precios de hospitales, buscar una serie de medidas para contener los costos de medicamentos recetados y expandir alternativas de seguros de bajo costo para las pequeñas empresas e individuos, pero esos pasos graduales se quedan cortos frente a las extensas medidas que Trump ha prometido.

    Biden quiere una “opción pública similar al Medicare” para competir junto con mercados privados de seguros para los estadounidenses en edad laboral, mientras aumenta los subsidios a primas que muchos obreros y trabajadores de clase media ya utilizan bajo la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible. Biden calcula que costaría alrededor de 750.000 millones de dólares a lo largo de 10 años. Biden considera su estrategia como el siguiente paso hacia la cobertura universal.
    Para mi esta claro que aunque Biden es un representante del capitalismo su programa es enormemente mas humano y justo que el de Trump. Sin hablar del politica exterior y acuerdos internacionales, donde Trump esta al borde de destruir este planeta

  • Manzanillero dijo:

    Hago un profundo y humilde llamado a todos los nacidos en Cuba que hoy pueden votar en los Estados Unidos. Voten contra Trump! No es una materia de simple politica o ideologia , fe o ateismo, de genero o cualquier otra consideración. Trump quiere matar a los cubanos de la Isla, asfixiarnos como a George Floyd. El que vote por Trump o no vaya a votar sera complice de ese crimen. Este es el momento de defender a sus familiares y amigos, a sus compatriotas todos, contra la perfidia de un loco fascista!

  • Jose R Oro dijo:

    Quiero informar a todos los Cubadebatientes que este es mi articulo # 50 en Cubadebate, publicacion a la que agradezco ayudarme, publicarme y ser la plataforma mas poderosa del pensamiento que conozco. Un fuerte abrazo a todos!

    • Johanna dijo:

      Muchas felicitaciones por la cifra alcanzada! Cincuenta articulos defendiendo al bien y a la verdad!

    • Ruben dijo:

      Ya son cincuenta articulos, admirable! Deseo que escriba muchos mas con toda la sinceridad, conocimientos y correccion que le caracterizan. Cubadebate es para mi lo mas robusto y serio del pensamiento y la discusion, en este contexto de la Batalla de las Ideas, cuando los medios controlados por el enemigo lanzan una avalancha de basura contra Cuba, y algunas personas muy buenas de nuestro lado se han detenido un poco en el tiempo. Ideas frescas, discusiones serias, valor y sinceridad, asi lo caracterizo a usted amigo Jose R Oro.

    • Leonides Almaral dijo:

      Muy agredecido de qhaya escrito esos 50 articulos, los hemos disfrutado mucho. Agradecidos a Cubadebate por haberlos publicado.

    • Alexander dijo:

      Es un gran logro y una gran dedicacion la suya para haber llegado a 50 articulos publicados en Cubadebate. Muy buenos y valiosos escritos.

    • Maria Pabon dijo:

      Es algo muy importante haber llegado a 50 trabajos publicados en Cubadebate. Para mi este es un simbolo de la union alrededor de Cuba, la patria de todos de los cubanos que viven en Cuba y de los cubanos de bien que residen en el exterior. Los enemigos de Cuba quieren demostrale al mundo y a quienes les dan jugosos presupuestos anualmente, que ello controlan a los cubanos que viven en Estados Unidos. Jose R Oro es uno entre muchos que demuestra lo falso de esa afirmacion. Muchas felicitaciones, que escriba muchos mas!!

    • Leopoldina dijo:

      Muchas felicidades a Cubadebate en su 17 aniversario, y felicitaciones al destacao Jose R Oro por sus cincuenta articulos en ese gran medio!

  • Leonardo dijo:

    Esta articulo de Jose R Oro es muy bueno, ya lo he dicho muchas veces y se demuestra a cada instante que pasa. Ahora, la campaña reelectorera de Donald Trump, alcanzó nuevas simas de abyección e ignorancia, al tratar de golpear al candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, con un ridiculo anuncio en español en el que compara al exvicepresidente con excelsas figuras de la izquierda latinoamericana como Fidel Castro, Hugo Chávez y Nicolás Maduro.
    El comercial, de apenas de 34 segundos de duración y promovido por la organización Latinos por Trump, arranca con una intervención en la que Biden asegura que será uno de los presidentes "más progresista" de la historia Estados Unidos.
    "¿Progresista?", es la pregunta que se lee sobre otra imagen del aspirante demócrata y que sirve de hilo conductor para la aparición de las figuras de la izquierda latinoamericana, que además se han identificado con el socialismo.
    "Nuestros Gobiernos progresistas", se escucha en una intervención de Chávez,
    Le siguen en la recopilación de intervenciones el gigante cubano Fidel Castro, el actual presidente de Venezuela, Nicolás Maduro y el exalcalde de Bogotá y lider socialista colombiano Gustavo Petro.
    Al final, el aspirante a la nominación demócrata aparece abrazado con el senador progresista Bernie Sanders.
    El mensaje advierte que cuando quieren decir socialista, se refieren a: "una revolución socialista en las propias narices de Estados Unidos", según se escucha en un extracto de un discurso vehemente de Castro.
    Y la propaganda cierra con la comparación "Progresista=Socialista" escrita sobre una fotografía del breve apretón de manos que Biden y Maduro protagonizaron durante la toma de posesión, en enero de 2015, de la entonces presidenta electa de Brasil, Dilma Rouseff.
    En gran parte por su impopular gestión de la crisis de COVID-19, cuya gravedad negaba en un principio,Trump se ha desplomado en las últimas encuestas electorales frente a su rival demócrata.
    Los números son especialmente preocupantes para Trump en estados clave que ganó en las elecciones de 2016, como Michigan o Pensilvania e incluso ponen en grave peligro como refiere Jose Oro a estados como Florida, que es el nuevo foco de la pandemia en el país.
    Barazadas de ahogado esta dando Trump y sus colaboradores fascistas. Su supina ignorancia no entiende que Fidel Castro es sumamente admirado por la mayoria de los latinos que viven en los Estados Unidos, con enfasis por los boricuas de Florida y muchos otros grupos. Abajo Trump! Abajo el fascismo! Abajo el Bloqueo contra Cuba y los cubanos!

  • Teobaldo dijo:

    Creo que los análisis que hace Oro se refuerzan con cada noticia que se recibe en los medios internacionales. Ya entró de lleno en la liza contra Trump un peso super-completo, el expresidente Barack Obama, quien emitió el tres de agosto su primera oleada de avales para las elecciones generales de noviembre/2020 y respaldó a más de 100 candidatos demócratas para mantener el control de la Cámara de Representantes, ganar la mayoría del Senado y ganar numerosos puestos a nivel estatal. Anteriormente había declarado su mas completo apoyo a quien fuera su vicepresidente Joe Biden.
    Obama respaldó a 118 candidatos demócratas de 17 estados que se postulan para cargos legislativos federales, estatales y estatales. Respaldó a 51 candidatos de la Cámara, cinco candidatos al Senado y más de 50 candidatos para cargos legislativos estatales.
    "El futuro de nuestro país depende de estas elecciones, y no será fácil. Pero las pandemias tienen una manera de cortar mucho ruido para recordarnos lo que es real y lo que es importante", dijo Obama en un comunicado. "Las elecciones importan. Y necesitamos que los estadounidenses de todos los sectores políticos se involucren en nuestra vida pública como nunca antes".
    Obama ha recaudado millones de dólares para Joe Biden, el candidato al Partido Demócrata de 2020, y apareció en videos de campaña recientes con su ex vicepresidente. La semana pasada, Obama pidió que se reformara la votación y presionó por el derecho al voto mientras entregaba un elogio extraordinario para el icono de los derechos civiles, el fallecido representante John Lewis, ceremonia a la que Trump muy groseramente no asistió ni por un minuto.
    Mientras los demócratas luchan por tomar el control del Senado en noviembre, Obama respaldó a cinco candidatos de ese partido que buscan desbancar a senadores republicanos en Colorado, Iowa, Maine, Carolina del Norte y Carolina del Sur. Respaldó a la ex senadora del estado de Carolina del Norte Cal Cunningham, la presidenta de la Cámara de Representantes del estado de Maine, Sara Gideon, la demócrata de Iowa Theresa Greenfield, ex presidenta del Partido Demócrata de Carolina del Sur Jaime Harrison y el ex gobernador de Colorado John Hickenlooper.
    Obama respaldó a la mayoría de los candidatos demócratas en Texas, incluyendo 19 candidatos para cargos legislativos estatales. Tanto la Cámara de Representantes del estado de Texas como el Senado estatal están controlados por republicanos.
    Se espera que emita una segunda ronda de endorsos políticos este otoño después de que todos los estados hayan completado sus primarias.
    Con toda franqueza, el villano de Trump no tiene a nadie ni remotamente del calibre de Obama en su bando. Dentro del partido republicano el único expresidente vivo (Bush hijo) esta contra él, así como el último candidato republicano a la presidencia Mitt Romney (2012) y el fallecido candidato presidencial del el mismo partido John McCain, cuya familia siente un desprecio total contra Trump.

  • Ruben dijo:

    Uno de los aspectos importantes y de los que se habla menos es que Trump no solo es un mentiroso, un delincuente político o un mal gobernante, sino también un potencial criminal común, en diversos cargos, uno de ellos violación de declaración de impuestos que en los Estados Unidos es algo muy grave de Al Capone para acá.
    Las nuevas revelaciones sobre este tema y Trump, muestran que los fiscales se centran en presuntos crímenes que van más allá de los pagos de dinero silenciosos hechos por la Organización Trump a dos mujeres que alegaron que tenían relaciones con Trump (Trump lo niega). Los fiscales también se centran en una serie de transacciones financieras que podrían estar relacionadas con posibles fraudes fiscales, fraudes de seguros y fraude bancario.

    He aquí por qué esto debería afectar a Trump y su equipo. Los cargos criminales relacionados con los pagos de dinero silencioso son notoriamente difíciles de probar porque se basan en la prueba de intención: ¿Fueron los pagos realizados para influir en una elección o por alguna otra razón (incluidas razones malas, pero no penales, como prevenir la vergüenza personal y publica)?

    Pero los fiscales de Nueva York ahora parecen enfocados en fraudes más fáciles de controlar y basados en documentos. Los fiscales de Nueva York señalaron que su investigación se basa, al menos en parte, en informes públicos. De hecho, según los informes, los fiscales están investigando posibles fraudes fiscales basados en declaraciones intencionalmente erróneas del valor de los activos de la Organización Trump.

    Y Cohen testificó en el Congreso en febrero de 2019 que creía que Trump inflaba el valor de sus activos para obtener préstamos bancarios y pólizas de seguro. (Los abogados de Trump han negado cualquier acto ilícito.) Si los documentos financieros en blanco y negro apoyan cualquiera de estas acusaciones, si muestran, por ejemplo, que Trump o cualquier otra persona inflado o desinflado intencionalmente el valor de los activos de la Organización Trump entonces un cargo por fraude podría estar en orden.
    (Continua)

  • Ruben dijo:

    Los fiscales opinan que los cargos aparentemente más simples suelen ser los más poderosos y difíciles de superar para los acusados, y este parece ser el caso de las declaraciones de impuestos de Trump.

    Este caso en los Tribunales de New York es la continuación de una batalla que ya le ha ido mal para Trump. Inicialmente luchó contra la citación alegando que, como presidente en ejercicio, tenía "inmunidad absoluta" de la investigación criminal. La Corte Suprema rechazó firmemente ese argumento por 7-2 votos, con el juez principal John Roberts y los jueces nombrados por Trump Neil Gorsuch y Brett Kavanaugh uniéndose a los cuatro jueces tradicionalmente liberales.

    El tribunal envió el caso de vuelta al tribunal inferior para permitir a Trump plantear las objeciones que cualquier receptor de citación no presidencial puede plantear en los tribunales inferiores. Pero esas objeciones rara vez tienen éxito.

    Los fiscales de Nueva York claramente todavía tienen trabajo que hacer para llevar a Trump a los tribunales. Necesitan prevalecer en la disputa de citación pendiente, lo que parece probable, y luego juntar todas las piezas para determinar si los cargos criminales a nivel estatal son justos y están justificados contra Trump o cualquier otra persona en la Organización Trump.

    Pero las declaraciones que los fiscales hicieron en los tribunales el lunes indican que están decididos a moverse rápidamente, y que se centran en los cargos potenciales más fácilmente procesables.

    De cualquier manera, como decimos en Cuba, Trump esta como “Timba en la trampa”. Puede evitar quizás el salir condenado, opero no ser sometido a otra vergüenza desgastante de su ya erosionado prestigio político. Es que Trump ha ido sumando una especie de “masa crítica” de escándalos que ya difícilmente podrá evitar que exploten y bien duro. El actual presidente ha mentido tanto, que ya su credibilidad esta muy debilitada en diferentes sectores de la sociedad estadounidense.

  • Nubia Sepulveda dijo:

    Muy bueno el trabajo de Jose R Oro, como es comun en sus escritos. Las encuestas muestran de forma indudable que va perdiendo Trump y que por dias se incrementa su impopularidad. Pero no debemos olvidar que tiene todo el apoyo de la ultraderecha estaounidense y de muchos millones de personas fanaticas y de minima consciencia politico -social. La cosa esta mala y dificil y por eso coincido con Oro y la mayor parte de los comentaristas de la necesidad de cerrar filas contra el fascismo.
    Me llama mucho la atención que un grupo de intelectuales de "izquierda" le dediquen mas tiempo a criticar al partido demócrata que a Trump, muchas mas palabras a "alertar" (como si no lo supieramos) que el partido demócrata es tambien capitalista. Que desgaste de fuerzas, inmolando la unidad contra el fascismo mas abierto y salvaje en el altar de la rigidez mental!!

  • Maria Pabon dijo:

    Siguen insistentemente las expresiones de Trump destinadas a retrasar las elecciones o ahora sus resultados. El presidente Trump continuó avivando los temores acerca de votar por correo en una nueva entrevista, alegando que podría tomar meses para que las elecciones de noviembre sean contabilizadas y se decidieran. Trump reiteró sus afirmaciones de que el voto por correo conduce al fraude y dijo que este año será "masivamente más grande" debido a la actual pandemia de coronavirus. "Ahora, debido al virus de China, se supone que debemos quedarnos en casa, enviar millones de papeletas por todo el país. Millones y millones", dijo Trump. "Podrías tener un caso en el que esta elección no se decidirá en la noche del 3 de noviembre. Esta elección podría decidirse dos meses después".
    Después trato de asustar a la gente con un tremendo caos en el país. Trump dijo que sería un problema porque "muchas cosas sucederán durante ese período de tiempo. Especialmente cuando tienes márgenes ajustados. Pueden pasar muchas cosas. Nunca ha habido nada como esto".
    Trump, que está debajo al presuntivo candidato demócrata Joe Biden en varias encuestas nacionales, sigue en contra de la expansión de la votación por correo a pesar de las preocupaciones sobre la seguridad en medio de la pandemia.
    No hay ningunas pruebas de que el voto por correo contribuya al fraude generalizado. Tampoco parece que habrá votación universal por correo este otoño, aunque algunos estados requieren papeletas por correo.
    Biden a finales de abril predijo que Trump podría tratar de retrasar las elecciones presidenciales, una sugerencia que la campaña del presidente desestimó en ese momento como "la teoría de la conspiración incoherente y conspirativa divagaciones de un candidato perdido que está fuera de contacto con la realidad".
    "Marca mis palabras: Creo que va a tratar de retrasar las elecciones de alguna manera, llegar a alguna razón por la que no se puede celebrar", dijo Biden a los partidarios, agregando que sentía que era "la única manera en que Trump piensa que puede ganar".
    Trump se siente perdido y esta buscando vías apara perpetuarse en el poder contra la voluntad del pueblo, tratando de dar un golpe de estado silencioso.
    Viva Cuba! Abajo el Bloqueo, Trump y el fascismo!

  • Teobaldo dijo:

    Como sabemos y Oro siempre ha explicado en sus escritos, Florida es un estado decisivo para Trump. Quiero decir que Trump puede perder incluso ganmando Florida, pero si pierde en Florida no tiene posibilidades razonables de ganar la reeleccion (lo mismo pasa con Texas)
    En Florida la terrible pandemia ha sido realmente espantosa. Florida reportó hoy miércoles 5,409 nuevos casos confirmados de coronavirus, superando el medio millón de contagios al totalizar 502,739 infecciones, en momentos en que las autoridades intentan frenar el veloz avance del virus en el estado con medidas más fuertes.
    El estado registró 225 muertes de residentes de Florida, la cuarta mayor cifra de decesos en un día desde que comenzó la pandemia en marzo pasado, y se contabilizan un total de 7,627 fallecimientos, según las cifras del Departamento estatal de Salud.
    El viernes pasado se reportaron 257 fallecimientos, 253 el jueves y 245 el martes.
    En cuanto a los nuevos casos , es la cifra más baja junto con los 5,446 del martes y los 4,752 del lunes desde finales de junio, pero se reportaron después de que el fin de semana varios centros de pruebas de coronavirus estuvieron cerrados debido a la tormenta tropical Isaías.
    Miami-Dade, el centro de la pandemia en el estado, reportó 1,190 nuevos casos para un total de 125,949 y se contabilizaron 1,775 muertos, un incremento de 51 decesos con respecto al martes.
    Estas cifras demuestran hasta para los ciegos el fracaso de la accion gubernamental, sea federal, del estado o de los condados, y se reflejara de cierta manera en una votacion de castigo contra Trump y los republicanos. Pero es cado es que las diferencias en Florida son de pocas cantidades 1% -2%, y una variacion hasta de unos pocos miles de votos puede ser decisiva. Mi vision, no digo opinion, es que Biden gane Florida por una margen del 4% - 5%, que para ese estado es considerable.

  • Jose R Oro dijo:

    Algo que creo es importante saber.
    Menos de tres meses antes del día de las elecciones, aumenta la evidencia de que el presidente Trump está perdiendo influencia política en Washington y perdiendo liderazgo, mientras los líderes republicanos en el Congreso parecen cada vez más dispuestos a desafiarlo o rechazarlo.
    En los últimos días, los legisladores republicanos que una vez aplaudieran o al menos no se opusieron públicamente, a las iniciativas de Trump han arrojado agua fría a algunas de sus ideas y propuestas, rechazando su sugerencia de retrasar las elecciones del 3 de noviembre, repudiando sus afirmaciones infundadas de que el voto por correo conduce a un fraude masivo, eliminando fondos para una nueva sede del FBI frente a su hotel y rechazando sus llamadas para un recorte de impuestos.
    En sus tuits cáusticos y comentarios, Trump ha culpado principalmente a los demócratas, aunque los senadores republicanos están divididos sobre si es necesaria más ayuda federal por la crisis de la Pandemia a los desempleados. Trump "no es realmente un actor en estas negociaciones", dijo Alex Conant, un analista republicano. "No tiene mucho capital político para gastar en el Congreso " "Los republicanos del Congreso no quieren pelear con Trump, pero tampoco quieren ser su criados", dijo Conant.
    La separación de Trump del trabajo diario de gobernar no es nueva. Tampoco es su inclinación por contradecir a su propia administración. Pero después de casi cuatro años de meteduras de pata presidenciales diarias, las encuestas muestran que una fuerte mayoría de los estadounidenses no confían en lo que Trump dice sobre la pandemia, o sus extrañas afirmaciones de éxito en la lucha contra ella, una responsabilidad al enfrentar la reelección con mas de 160.000 (que se espera pueda estar entre 200 y 250 mil para la fecha de las elecciones, estadounidenses muertos por COVID-19 y una economía en ruinas.
    En un esfuerzo por recuperar la iniciativa, Trump dijo el jueves que puede firmar órdenes ejecutivas en los próximos días para eludir el estancamiento del Congreso y tratar de imponer un recorte de impuestos sobre la nómina, proteger a la gente de los desalojos y extender los beneficios federales de desempleo.
    Una persona familiarizada con el pensamiento de la Casa Blanca sobre el asunto sugirió que Trump está tratando de presionar a los demócratas del Congreso para que hicieran concesiones en las negociaciones con el Jefe de Estado Mayor de la Casa Blanca, Mark Meadows, y el Secretario del Tesoro Steven T. Mnuchin.
    Amanda Carpenter, ex funcionario del senador anti - cubanoTed Cruz (R-Texas), dijo que el estilo impulsivo y la inexperiencia del presidente con el Congreso han obstaculizado durante mucho tiempo su capacidad para impulsar legislaciones. Pero sus deficiencias se han magnificado en el crisol de esta espantosa pandemia.
    Con el voto temprano (por correo, antes del 3 de noviembre) en casi 30 estados que comenzará en menos de un mes y las encuestas que muestran a Trump debajo de Joe Biden, los republicanos se centran cada vez más en preservar la mayoría del partido en el Senado, lo que podría servir como baluarte contra una posible administración demócrata.
    En las últimas semanas, el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, ha dicho a los republicanos vulnerables que tal vez tengan que distanciarse de Trump para sobrevivir a duras peleas de reelección, en la que de perser suponndria un casi completo control democrata del gobierno del pais
    Los republicanos del Senado y de la Cámara de Representantes también ignoraron la amenaza de Trump de vetar la legislación de financiamiento del Pentágono porque incluía una disposición para cambiarle el nombre a 10 bases del Ejército nombradas por líderes del Sur que combatieron por el nado esclavista. Ambas cámaras del Congreso aprobaron la medida por mayorías bipartidistas las que son a prueba de vetos.

Se han publicado 147 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

José R. Oro

José R. Oro

Ingeniero cubano residente en los Estados Unidos.

Vea también