Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

A quien no quiere limonada…

| 365

Díaz-Canel intercambia con el pueblo en una de sus visitas a Trinidad. Foto: Estudios Revolución.

Hay quienes viven un idilio eterno con el odio; son los que “buscan coléricos la mancha o defecto y gozan cuando la hallan”. Así retrató José Martí a esas “almas ruines”, que han reverdecido en las últimas semanas en las redes sociales y en medios de prensa, que vegetan —financieramente hablando— mientras profesan su ojeriza hacia la Revolución cubana. Vienen a ser —ahora me sale la estirpe montuna— gallos y gallinas con el pico abierto, debajo de la mata de ateje, en espera de que caiga el racimo, no de frutos rojizos, sino verdes, verdecitos.

En esas coordenadas se inscribe el reciente capítulo de la campaña de satanización de los líderes cubanos, específicamente del Presidente de la República Miguel Díaz-Canel, blanco de mofas que pretenden ridiculizarlo ante la opinión pública, porque les carcome que la Revolución no terminara con sus guerrilleros.

Como siempre, buscan o inventan algún pretexto, un pie, en este caso más que forzado; esta vez todo comenzó a raíz de una información publicada en el Noticiero Nacional de la Televisión (NTV) el pasado 24 de mayo, centrada en un tema de la agenda gubernamental: la producción de alimentos, análisis encabezado por Díaz-Canel y el primer ministro Manuel Marrero Cruz.

Además de citar a Marrero Cruz y a los titulares de la Industria Alimentaria y de la Agricultura, Manuel Sobrino Martínez y Gustavo Rodríguez Rollero, en ese orden, el reporte en cuestión incluyó el llamado del mandatario a incrementar la producción de alimentos.

Ese sector adquiere un valor estratégico —recordó Díaz-Canel— refrendado por documentos rectores como los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, la Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista y el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta el 2030.

Más adelante, el Presidente reflexionó en torno a un asunto que no ha encontrado suficientes oídos receptivos, al menos en acciones visibles: la urgencia de romper todas las trabas y la arraigada mentalidad importadora, y de aumentar las exportaciones para captar el tan necesitado financiamiento.

Finalmente, instaba a retomar la producción de jugos naturales como la de guarapo, y a fomentar el cultivo de limones. Y a sabiendas de que si algo le sobra a este archipiélago son los grados Celsius, añadía: “La limonada es la base de todo, (…) a una base de refresco de limón, tú le echas cualquier otra cosa y es un refresco superagradable y superbueno”.

Solo bastó esa frase, más en específico: “La limonada es la base de todo”, para que medios de comunicación y perfiles en redes sociales —con alergia crónica a la Revolución— la descontextualizaran y vertebraran la alharaca con el malsano propósito de denostar al Jefe de Estado de una y mil formas, incluida una lluvia de memes.

Del árbol —léase la información de marras del NTV— tomaron una hoja y se olvidaron del tronco, de las ramas y de su raíz. Omitieron que ante la situación económica internacional provocada por la COVID-19, el Gobierno cubano implementa medidas para enfrentar la crisis, con prioridad tanto para la sustitución de importaciones como para el fomento de las exportaciones.

Las autoridades de la isla no han dejado de concederle preeminencia en su temario a la producción alimentaria y, por consiguiente, se labora en la reactivación de la tecnología de ese sector y en promover la industria a nivel local y municipal. Obviaron todo ello y más, y se quedaron —ya dije— con una hoja, a conveniencia.

Una certeza salta a ojos vistas nuevamente: para posicionar matrices de opinión arbitrariamente, los susodichos medios miran con microscopio la generación de contenidos del sistema de medios públicos cubanos y se agarran, si es preciso, hasta de un clavo caliente; todo lo cual, más que presuponer, exige que pongamos en solfa nuestro ejercicio periodístico.

La construcción de ese discurso desmovilizador, subversivo y con tintes anexionistas per se, tuvo como piedra basal, por ejemplo, en el período de 2017 al 2019, alrededor de 120 millones de dólares que sufragaron los contribuyentes de Estados Unidos, como lo denunciara el propio Díaz-Canel en la clausura del IV Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular en su IX Legislatura el 21 de diciembre pasado.

Si esos billetes han servido de alfombra desde antaño en las intenciones de desmontar el proyecto de la Revolución, nacido y crecido digamos que en las propias narices de Estados Unidos, ¿cómo no creer que buena parte de las noticias falsas que circulan por las redes sociales y los consabidos medios no son hijas de la obsesión anticubana, enfocada ahora en desacreditar los resultados de esta isla en el enfrentamiento al SARS-CoV-2?

El mandatario mantiene un contacto permanente con el pueblo. Foto: Estudios Revolución.

Confundir, sembrar tensiones, predisponer, dividir. Con esos objetivos a cuestas, difundieron por las plataformas digitales la imagen del supuesto cadáver de una mujer en plena calle de La Lisa, en La Habana, torpe montaje desmentido por las autoridades de la municipalidad.

No muy diferente resultó aquel video, supuestamente original, donde las personas abucheaban al presidente cubano al concluir su visita a Regla, una de las zonas más afectadas por el tornado que asoló a localidades habaneras en enero del 2019. ¿Será alguien capaz de injuriar a quien haya ido a constatar con sus propios ojos la magnitud de una tragedia como esa para buscar la forma de solucionarla?

Por si no bastaran los ejemplos, recuérdese la embestida mediática maquinada contra Manuel Marrero Cruz, luego de ser designado Primer Ministro por la Asamblea Nacional del Poder Popular, a propuesta del Presidente de la República, en el cuarto período ordinario de sesiones correspondiente a la IX Legislatura.

En la misma cuerda estuvo la circulación recientemente de audios en WhatsApp con falsos especialistas de instituciones médicas instando a desestimar las medidas implementadas por el Gobierno cubano para prevenir y controlar la pandemia.

Lastimosamente, hay quienes caen en esas trampas virtuales, por lo que la máxima dirección del país y del Ministerio de Salud Pública (Minsap) han recalcado la importancia de informarse a través de los medios oficiales, y para hacerle más expedito ese camino a las audiencias se ha diseñado, desde la institucionalidad, una estrategia articulada a la Política de Comunicación Social del Estado y del Gobierno cubanos.

Entre las expresiones más trascendentes al respecto pueden citarse la cobertura periodística al chequeo que cada jornada realiza el grupo temporal de trabajo para la prevención y control del nuevo coronavirus, encabezado por el presidente cubano y el primer ministro; la conferencia de prensa diaria del doctor Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del Minsap, y las Mesas Redondas televisivas con la asistencia de autoridades gubernamentales, funcionarios y expertos…

Al analizar este tejido comunicacional construido por varios actores en el actual escenario, el presidente de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), Ricardo Ronquillo Bello, exponía a la Agencia Cubana de Noticias que la información oficial ha sido precisa y directa y “se ha demostrado que había una necesidad de una mejor comunicación entre los voceros de las instituciones y la prensa para un mejor trabajo colectivo, lo que ya se está concretando”.

Distantes del periodismo amarillista —subrayaba Ronquillo—, los medios públicos cubanos se han vuelto más creíbles hoy y encaran, al propio tiempo, las campañas del gobierno de los Estados Unidos para desacreditar a Cuba, que llega al punto de invisibilizar la respuesta del país insular en el enfrentamiento a la COVID-19. Visto el caso, asistimos al “silencio como manipulación”, en palabras de la doctora en Ciencias de la Comunicación Rosa Miriam Elizalde, vicepresidenta primera de la UPEC.

Contrario a ello, esos medios y perfiles en redes sociales que hacen mutis a lo logrado por Cuba frente al SARS-CoV-2 —con el innegable aporte de la ciencia—, como parte de una campaña urdida para echarle lodo al sistema judicial cubano, intentaron convertir en superhéroe y prisionero político a un delincuente común: el contrarrevolucionario José Daniel Ferrer, otro vividor/mercenario a la caza de los billetes verdes.

Al menos para nosotros, la trama de #FreeFerrer terminó con una escena de antología: el tipo dándose cabezazos contra la mesa para aparentar mediante la autoagresión que era víctima del maltrato por los oficiales cubanos. Pese a la evidencia audiovisual, sus seguidores no desistieron de la algazara mediática.

En fin, el problema de quienes viven el idilio eterno con el odio hacia Cuba no es la limonada del Presidente Díaz-Canel, quien —con permiso de Fayad Jamís— está estrechamente atado “a la firme y dulce entraña del pueblo”.

Y lo está, a tal punto que en la visita que realizara el 6 de julio del 2018, en su condición de Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, a la finca La Gloriosa, del joven campesino cabaiguanense Yoandy Rodríguez, apenas llegó al ranchón de guano, con su camisa azul claro de mangas cortas, destilando sudor a borbotones después de caminar toda el área, cuentan que ni corto ni perezoso optó —entre el agua de coco, refrescos gaseados y jugos naturales— por una fría limonada para espantar el calor.

(Tomado de Escambray)

Se han publicado 365 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Candela dijo:

    A cultivar mucho limón de forma tal q tengamos lo suficiente para tomar una buena limonada y a la vez echarle limon a los ojos de todo aquel que solo mira y critica los logros de esta invencible REVOLUCIÓN.

  • Lisette Money dijo:

    Mi presidente, haga oídos sordos a los tontos, que andan detrás de las manchas y no de la luz, recuerde que cuando los perros ladran es porque vamos cabalgando y esa cabalgadura molesta. Soy villaclareña y conozco su forma de trabajo desde q estaba en la UCLV y usted era secretario de la ujc, siga cómo va, los agradecidos lo acompañamos

  • Ariel A.H dijo:

    Bueno y oportuno artículo. Si ajustáramos la pregunta de aquel momento histórico (8 de enero de 1959):
    ¿Voy bien, Camilo?, ¡Vas bien, Fidel!; en el momento actual sería:
    ¿Voy bien, Camilo?, ¡Vas bien, Miguel¡

    ¡Felicidades presidente!, cuenta con un pueblo que lo apoya y está claro con el mensaje de la limonada, pues en ese limón están representado todos los productos alimentarios en que debemos crecer para superar los efectos del cruel bloqueo que precisamente no nos permite tomarnos esa limonada fría, solo basta citar la persecusión a empresas y bancos para que no se comercialice con Cuba, principalmente con el petróleo tan necesario para los equipos que riegan y trabajan la tierra. En medio de esas dificultades nos crecemos, y… eso les duele. ¡Viva Cuba!

  • Ariel A.H dijo:

    Ah!, que conste que prefiero tomar limonada que cloro. Para esos que no quieren limonada, deberían tragarse el cloro que les sugiere quien les paga para que difamen.

  • Silvio dijo:

    Adelante y precisar velocidad a la satifaccion de las necesidades creciente de la sociedad cubana..
    Que es por ley social diferente a otros países... No olvidarla.. Se piensa segun el medio q se vive y su cultivo.. El conocimiento... Evitar q se queden por generaciones estacancados los objetivos trazados.. Felicidades. La victoria es cierta.. Y si se puede..

  • Cristóbal dijo:

    Ya estamos acostumbrados a la insolencia e irrespetuosidad de esos cerdos desideologizados,y a los cumbancheros que se divierten con esos memes.,pero no importa,toda persona inteligente sabe cuando una frase está en contexto y cuando no,y si alguien está confundido que estudie este maravilloso escrito,de enrique Ojjito,y que se muedan la lengua,,ojalá pudieramos encontrar limonada en todos los expendios de refrescos y bebidas refrescante,seriamos felices y más sano.
    Enemigos,estupidos hay Revolución para rato Díaz Canel es un fiel interprete y seguidor de las ideas de Fidel,y su acciona,r lo ha demostrado,ese no recita el concepto de revolución,él lo aplica con convencimiento y entrega,VIVA NUESTRO PRESIDENTE.

  • Ride dijo:

    Cuando los enemigos hablan es por qué están preocupados y como están con impotencia no saben ni lo que dicen, hay que dejarlos que sufran por qué al final es eso lo que les pasa al ver a nuestro pueblo unido a nuestro gobierno así que cuando el virus sea historia para nuestra Cuba brindaremos con una fría limonada fuerza Cuba

  • Nancyl dijo:

    Nosotros los cubanos tenemos la suerte de tener a Diaz Canel, persona muy inteligente, capaz, humana y humilde, con larga visión, revolucionario probado. A quien tienen ellos?? Que valores tiene su líder, que valores profesan ellos mismos??. No esperemos que entiendan nada, no los sobre estimemos y los que los leen y aprueban son iguales a ellos.

  • Omar Medina dijo:

    "A quien no quiere limonada..."
    Nadie se ha tomado su empeño y papel de ser continuidad y garante de la Revolución con mayor seriedad que nuestro prpio presidente. Podemos dedicar "toneladas" de argumentos para rebatir la vileza de “almas ruines”.
    Respondamos con contundencia irrebatible, hagamos realidad el texto del llamado de nuestro Presidente. Contextualicemos su deseo e imagen. Descontextualicemos a satanás en su propio infierno de mentiras y noticias falsas. Porque la nuestra va más allá de la condena y el desmentido. Tenemos azúcar de pureza inigualable, frutas para cada periodo del año, otras son prennes. Recuperemos las envasadoras, embotelladoras, a la par que al mismo tiempo cómodamente sin irritarnos y bien refrescados vamos revolviendo en un vaso el refresco natural de turno, sentados en una instalación a la sombra mientras respondemos cada expresión satánica dirigida contra nuestro pueblo y sus líderes más auténticos y honestos.
    Gracias.

  • Omar Medina dijo:

    "A quien no quiere limonada..."
    Nadie se ha tomado su empeño y papel de ser continuidad y garante de la Revolución con mayor seriedad que nuestro propio presidente. Podemos dedicar "toneladas" de argumentos para rebatir la vileza de “almas ruines”.
    Respondamos con contundencia irrebatible, hagamos realidad el texto del llamado de nuestro Presidente. Contextualicemos su deseo e imagen. Descontextualicemos a satanás en su propio infierno de mentiras y noticias falsas. Porque la nuestra va más allá de la condena y el desmentido. Tenemos azúcar de pureza inigualable, frutas para cada período del año, otras son perennes. Recuperemos las envasadoras, embotelladoras, a la par que al mismo tiempo cómodamente, sin irritarnos y bien refrescados vamos revolviendo en un vaso el refresco natural de turno, sentados en una instalación a la sombra mientras respondemos cada expresión satánica dirigida contra nuestro pueblo y sus líderes más auténticos y honestos.
    Gracias

  • El cronista dijo:

    Díaz -Canel ha probado con creces que es un gran dirigente y líder. Se acerca al pueblo,toca con la mano las cosas. Hay que decir que SI ha hecho avanzar a Cuba. Sus métodos son buenos. Que quieren los yanquis y sus lacayos buscar una excusa para ver cómo lo pueden arañar en el descrédito,si, arañar porque no pueden hacer otra cosa. Por qué no se fijan mejor en el "señor magnate magnánimo" que al parecer la escuela le quedó pendiente. Muro en el cañón del Colorado, cloro endovenoso o por vía oral. Para colmo de males al rubito se le ha virado el pueblo y anda escondido en un búnker. No es el rubito el que dice de la libertad, por qué no sale a la calle y deja de creerse el ser SUPERIOR que no es ni será. Los que quieren ver un cambio en Cuba desde lejos porque no tienen pantalones para venir en persona. Entonces quieren desacreditar a nuestro presidente. Desacreditar al suyo que cada 3 palabras dice una incoherencia como si fuera natural. Mejor me quedo con la limonada no sea que me inyecten con cloro en vena.

  • janet ramayo zaldivar dijo:

    yo apoyo 100% a mi país y mi presidente y repudio a todos que hablan mal de el.casi todos esos que hablan mal en las redes sociales son cubanos residentes en el extranjero que se olvidaron que gracias a este país tuvieron una buena educación gratuita al igual que la salud.y hoy ante esta situación que vive el mundo le doy gracias a dios por ser cubana .

  • Meli dijo:

    La limonada no hace daño, el cloro sí, ahi lo dejo‍♀️

  • Pedro dijo:

    !Al igual que a Ud., compañero Díaz Canel, me gusta la limonada!
    !Bien refrescante bebida criolla!

  • Ciberguerrillero dijo:

    Muy bueno el artículo . Demoró mucho en publicarse. Y el que no quiera limonada que tome cloro para que se le desinfecte el alma

  • Aymara Domínguez Fonseca dijo:

    Bien dicho Presidente Díaz Canel. Gracias por ser un gran líder. Oídos sordos a las palabras venenosas de los mercenarios q tratan de desprestigiar a cuba y a nuestro presidente. Nunca nos rendiremos, seguiremos luchando y resistiendo contra cualquiera q quiera meterse con nosotros. Y por cierto, me encanta la limonada ! Y a mis hijos también. Viva Cuba !!! Gracias Díaz Canel por guiarnos y alentarnos. Juntos Venceremos.

  • Ernesto leyva Escobar dijo:

    Nuestra, si nuestra revolución es invencible, estas sucias campañas nos fortalecen, nuestro presidente está guiando al país al trabajo digno, a utilizar todos los recursos que tenemos y que se están des perdí cuando, nuestro pueblo dice no al Imperio ruin y calculador que nos quiere matar de hambre y miseria y no lo lograrán¡viva cuba libre!

  • Eva dijo:

    Que se vayan los infieles, a ver como les vá por el norte, cuando el Sr. Alto y Rubio con menos grado que una cerveza, les aconseje tomar Cloro y Desinfectante, seguro que añoraran tomarse una rica y fría limonada en CUBA. VIVA CUBA. ADELANTE.

  • Eyesmela Diéguez Carralero dijo:

    Como diria nuestro José Marti...El hombre no puede ser más, perfecto que el sol.....el sol tiene manchas los desagradecidos solo hablan de las manchas, los agradecidos hablan de la luz.Una vez tratan de opacar todo lo que hace no solo nuestro presidente,si no este proceso revolucionario, no acaban de entender , que ninguna de esas calumnias y manipulaciones nos detendrán...en buen cubano eso es, patá de ahogado, como diría mi abuelita.

  • Raul dijo:

    Ya no sorprende a ningún verdadero cubano estas manipulaciones. Les da perrera americana ver que tenemos un Presidente preocupado y ocupado por su pueblo. Porqué no critican a su presidente al SALVAGE que les mando tomar legia. Ah no, eso no lo hacen. Si supieran los tantos beneficios del limón pero no, son tan ignorantes y por no saber han elegido al mas cavernícola de los EU que los ha embarcado y tiene al mundo en un peligro que ojalá no salga reelegido. Presidente Ud tiene la mejor opinion, consideración y apoyo de nuestro pueblo. Estamos seguro que tendremos alimentos suficientes y aún para exportar. Y vamos por más.

  • Yissy dijo:

    Excelente artículo y esclarecedor. Gracias.

  • JMAA dijo:

    Siempre he pensado que cuando alguien se esmera por el bienestar del pueblo, es perseguido por los envidiosos, traidores, oportunistas y por despechados, nuestro Presidente representa la modestia, sencillez y la preocupación constante sobre la elevación del nivel de vida del país, pero no solo piensen que esto le sucede a Díaz Canel, hoy en los centros de trabajos muchos practican esta falsedad, critican al que realiza su trabajo con conciencia y con dignidad, por eso nuestro Héroe Nacional muy bien esclarecido y por experiencia propia escribió: Hay quienes viven un idilio eterno con el odio; son los que “buscan coléricos la mancha o defecto y gozan cuando la hallan”, Presidente como decimos los cubanos PALANTEEEEEEEEEEE.

  • Omar Medina dijo:

    "A quien no quiere limonada..."
    Nadie se ha tomado con mayor seriedad que nuestro propio presidente de su empeño y papel junto a nuestro pueblo de ser continuidad y garante de la Revolución .
    En contra de patrañas y "noticias falsas" podemos dedicar "toneladas" de argumentos para rebatir la vileza de “almas ruines”; seguramente seguiremos haciéndolo teniendo en cuenta que siempre lo justo y la verdad de la Revolución cubana encuentran oídos receptivos.
    Respondamos con contundencia irrebatible, hagamos realidad el texto del llamado de nuestro Presidente. Contextualicemos su deseo e imagen, todo lo impulsado por él durante su mandato. Descontextualicemos a satanás en su propio infierno de mentiras y noticias falsas. Porque la nuestra va más allá de la condena y el desmentido. Tenemos azúcar de pureza inigualable, frutas para cada período del año, otras son perennes. Recuperemos las envasadoras, embotelladoras, a la par que al mismo tiempo cómodamente sin irritarnos y bien refrescados mientras disfrutamos y vamos revolviendo en un vaso el refresco natural de turno, sentados en una instalación a la sombra o al sol para responder cada expresión satánica dirigida contra nuestro pueblo y sus líderes más auténticos y honestos.
    Gracias.

  • alejo dijo:

    Muy buen trabajo,parece que el vivir en otros lugares le cambian la mente a esos apatridas ya que olvidaron sus reices yno recuerdan como antes del triunfo de la Revolucion sus padres y pariewntes tubieron que acostarce solo con un vaso de agua de azucar y sin limon ,de cuando eran niños tomaron limonadaen este pais donde eso era tradicion ,cuando se trata de mendigar migajas de amo del norte los acolitos hablan y se regodean en su propia estercolera ,Creo que el presidente de ese lugar acerto y le tiene que dar cloro a esa gusanera.

  • Ariel Rosales Reyes dijo:

    Muy acertado y esclarecedor su comentario, existen muchas personas que deberían leerlo, sería oportuno que lo publiquen en la prensa nacional. Hay mucha banalidad a la hora de exponer criterios y la gusanera se aguanta de cualquier cosa para tratar de desacreditar el gobierno de nuestro país.

  • miriamm dijo:

    Excelente articulo. Es lógico que nuestro presidente conoce que el limón no es la base de todo en la vida, pero sí la base de todo lo que estaba comentando en ese momento,pues si se habla de jugos el de limón es fundamental tanto por sus propiedades, como su combinación con otros frutos y con agua resulta muy refrescante a quien no le gusta una limonada bien fría. Dejen que hablen los sin cerebros de algo se tienen que ocupar, la mayoría de los cubanos entendimos el mensaje del presidente y lo apoyamos. De todas formas LIMÓN LIMONERO LO MIO PRIMERO.

  • BANDOMITO dijo:

    muy claro y certero nuestro presidente con el uso del limon

  • Lala dijo:

    Por mi parte a PALABRAS NECIAS OÍDOS SORDOS, nuestro Presidente esta en línea directa con su pueblo y con el mundo y sí la limonada es rica y refresca al igual que el guarapo y si él nos lo esta pidiendo ha lograrlo y dejen que se rían y se burlen, al final VAN A TOMAR LIMONADA Y GUARAPO CUBANO, 100% CUBANO

  • CARLOS EZEQUIEL HURTADO NAPOLES dijo:

    tremenda satisfaccion leer su articulo, que bueno seria poderlo circular en las redes sociales donde tantos memes se han hecho como bien usted dice, le felcito y no importa todo lo que puedan decir, la verda es que nuestro presidente esta con los de apie y muy bien muestra su continuidad, pa lante presidente.

  • Angel dijo:

    que pena con todos aquellos que quieren cada dia buscar defectos en nuestros lideres y aun mas con aquellos que siguen a estas personas que solo tratan de hacernos creer que nuestros lideres son los culpables de todo. Es verdad que son los culpables de todo, por ejemplo son los culpables de que cada dia tengamos menos casos de CORONAVIRUS en nuestra Patria, son los culpables de que anden varias brigadas de medicos ayudando en el mundo, son los culpables de que tengamos salud y educacion, etc.

Se han publicado 365 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Enrique Ojito

Enrique Ojito

Vea también