Imprimir
Inicio » Opinión, Economía  »

Topar precios, ¿y también los excesos?

| 315

A partir de la entrada en vigor de los precios topados a un grupo de productos y servicios de marcada demanda popular, ha mermado considerablemente el flujo de porteadores por cuenta propia en la ciudad de Santa Clara. Foto: Vanguardia.

Muy cerca de una de las piqueras de Santa Clara un chofer tiene un auto de alquiler inmóvil hace más de una semana. A pocos metros de allí, un carretillero solo oferta guayabas y unas viandas de tercera categoría. Más allá, una cafetería habitualmente surtida apenas tiene dulces y un refresco de melón que sabe a poco.

Esa es la realidad que vive la urbe desde que el Consejo de la Administración decidió topar los precios para un grupo de productos y servicios básicos. En una muestra de lo que sucede en otros territorios del país luego de medidas similares, varios transportistas, carretilleros, vendedores o dueños de paladares, pararon sus negocios en señal de protesta. Es un suceso que deja no pocas lecturas interesantes.

¿Qué razones existen para que una pequeña minoría defienda los altos precios habitualmente criticados por casi todos? ¿Por qué anteponer el desorden y el desacato a una decisión que responde al reclamo de la gran mayoría de la sociedad? ¿El irrespeto y la insubordinación es la mejor manera de ensanchar un proyecto de nación?

Responder esas y otras cuestiones similares resulta imprescindible para entender el actual escenario. La existencia de dos formas opuestas de pensar la sociedad —una basada en el progreso y el impulso colectivo y otra amparada en la defensa exclusiva del bienestar personal— delinean una ruta con no pocos escollos a franquear para llegar a la meta verdadera.

En Villa Clara, por ejemplo, una de las más recientes decisiones para enfrentar el asunto está en evaluar la situación de los transportistas privados que aun no se presentan al trabajo. Luego del análisis de cada caso, la solución podría radicar desde el retiro del Comprobante de la Licencia de Operación de Transporte hasta la suspensión temporal de ese documento para quienes reporten sus vehículos en reparación.

Lejos de amenazas o algún ultimátum, se trata de hacer cumplir una legislación hecha tanto para organizar el desarrollo del sector como para proteger a la población de abusos y de la subida injustificada de las tarifas. Además, si los dueños de los equipos incumplen sus compromisos y deciden no trabajar, entonces no hay razón para mantenerles el documento.

Para ello, la Resolución 174 del Ministerio del Transporte estipula los requisitos y las obligaciones que adquiere una persona natural o jurídica cuando obtiene una Licencia de Operación de Transporte y su Comprobante.

Asimismo, las recientes Resoluciones 301 y 302 del Ministerio de Finanzas y Precios dejan claro la prohibición de aumentar —tanto para las empresas estatales como para el sector privado— los precios o las tasas de margen comercial a partir de las últimas medidas tomadas por el Gobierno cubano para potenciar la economía.

Pero junto al ordenamiento legal, a la sostenibilidad en el tiempo de las medidas y la efectividad de las instituciones encargadas de velar por ellas, debe llegar también la creación de nuevas ofertas capaces de estimular la demanda.

Mientras tanto, sostener el éxito del tope de precios implica también fortalecer el papel de la población y garantizar que sus denuncias encuentren una respuesta. Si las personas no se convierten en los verdaderos protagonistas del control, es muy difícil conseguir los resultados esperados.

Ante el incremento del sueldo en el sector presupuestado, las nuevas disposiciones tienen un impacto positivo en el propósito de mejorar la capacidad de compra del salario. Pero en el nuevo contexto ese indicador solo se concretará con el aporte de todos. Sin egoísmos, sin oportunismos, sin dobles rostros.

Así, ¿qué argumentos tiene el vendedor de productos agropecuarios para esconder la mercancía lejos de la tarima y comercializarla a un precio mayor? ¿Cómo defender al taxista que divide la ruta y cobra el doble por el mismo recorrido? ¿Cuál comprensión pueden exigir los vendedores que especulan con los precios de productos básicos en las cercanías de hospitales, funerarias o terminales?

Según dicen varios trabajadores del sector no estatal, el tope de precios llegó sin considerar los gastos de sus negocios, un criterio diferente al que sostienen las autoridades territoriales. No obstante, entre esos reclamos uno de los más sorprendentes es el de los transportistas, opuestos a la lógica obligación de adquirir el combustible en los servicentros del país.

El rechazo a esa medida pone en primer plano una de las verdaderas cuestiones fundamentales: la apuesta por la ilegalidad no puede ser el principal sostén de un negocio en cualquier sociedad. Separar los reclamos justos de las exigencias carentes de lógica es otro de los puntos imprescindibles en estos tiempos.

Entre tantas prioridades, ordenar el país significa mejorar los salarios, perfeccionar las condiciones para el desarrollo del cuentapropismo, conseguir más sólidas y orgánicas relaciones entre el sector empresarial, el cooperativo y el privado. Y junto a ello, también implica eliminar esquemas basados en el acaparamiento, el mercado negro y la corrupción. No comprender eso es sostener una visión parcializada del asunto.

Como tantas veces ha reiterado y defendido la más alta dirección del país, el sector privado forma parte activa del proceso de actualización del modelo económico cubano. Sus aportes resultan vitales para construir un país mejor, próspero y eficiente. Pero esa creación colectiva también trae desafíos y responsabilidades comunes.

Es esencial comprender que el tope de precios no anula el funcionamiento del sector privado bajo la ley de oferta y demanda. Así como tampoco borra el lógico margen de ganancias que debe tener cualquier negocio para ser rentable.

Sin embargo, sí crea una línea divisoria entre los ingresos justos y los obtenidos a partir de lucrar con la necesidad de los demás. Las cuotas máximas establecidas benefician tanto al transportista que compra alimentos, como al campesino necesitado de moverse en la ciudad.

En ese sentido, la comunicación entre las partes, el control sistemático y eficiente no solo de los inspectores sino también de la población, así como al arreglo de cada nueva forma de gestión a los intereses de la sociedad, son otros elementos fundamentales para defender el justo e innegable valor de un sector llamado a dinamizar para bien la economía cubana. Pensar lo contrario es perder un tiempo que pertenece al futuro.

Se han publicado 315 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Tranquilino dijo:

    Ese es el resultado de dejar pasar las cosas, hacer e el de la vista gorda, y después querer recoger pita. Las personas se acostumbran a hacer lo que mejor les parece, incluyendo situarse al margen de la ley creándose un sentimiento de impunidad. Eso se llama HUELGA DE BRAZOS CAIDOS. Mas común en Villa Clara que lo que nos imaginamos. Trabajé muchos años en la Fábrica de Traviesas de Santa Clara y tuvimos que salirle al paso varias veces a ese proceder. Lo que siempre logramos convencer con argumentos. Buscamos al líder, porque lo tienen y se conversa. También pasa esto en Santa Clara entre carretoneros y conductores de motos triciclos cada vez que se trata de ordenar esos medios. Hay que combatirlos con inteligencia y determinación.

  • Lucía dijo:

    Hace falta que llegue a Guanabacoa los topes de precios y en general a la capital.

  • ROSY dijo:

    Soy santaclareña y estoy muy contenta con las medidas tomadas y espero que el Consejo de la admon mantenga mano dura y que exista inspectores en cada lugar para hacer cumplir las medidas, lo que hiciero los TCP el dia 12 se conoce como huelga y eso no lo podemos permitir llego la hora de poner las cosas en orden, lo que hace falta es que no se una furia de momento y cuando pase un tiempo vuelva hacer igual porq es eso lo que los TCP comentan y esperan HAY QUE CAMBIAR TODO LO QUE PUEDA SER CAMBIADO.

    • jpuentes dijo:

      Lo que hay es que PRODUCIR!!!!

  • Yasser dijo:

    Es un tema bastante caliente pero tenemos que pensar como mayoría y no como minoría, es verdad que nos falta los mercados mayoristas y otras cosas para que se fortalezca los negocios privados como ente que aporta a la economía cubana pero también hay que pensar como se está moviendo el ámbito internacional, los EEUU arrecia su política contra nuestra isla y aprieta más su yugo para doblegarnos, eso tiene una ola de cosas negativas hacia lo interior de nuestra isla, pero también concuerdo con varios comentarios que hay cosas que depende del funcionamiento de los Gobiernos Provinciales, Municipales y del propio estado... Tenemos que lograr una comunicación clara con los cuentaprpositas para evitar los excesos....No imponer las cosas sino comunicar.....

  • Josep dijo:

    Y cuál es la perrera de los transportistas, los TCP que producen lo que venden tienen en parte razón pues tienen una cantidad de gastos que en ocasiones la ganancia no es la mejor, pero hasta donde yo se el precio del combustible no a subido y aqui nadie habla de eso.Donde está el aumento de gastos de los transportistas o debe ser que Villa Clara encontró por donde se " le iba" el combustible y ahora hay que ir contra el CUPET

  • Leandro dijo:

    He dado seguimiento a las regulaciones sobre los precios en el contexto de las medidas para impulsar la economía del país.
    Tengo una alta valoración acerca de la intensa actividad que viene desarrollando el gobierno bajo de dirección de Díaz-Canel por resolver problemas pendientes y seguir adelante, lo que no niega que tenga también preocupaciones.
    Pienso que intentar resolver el problema de los precios en el sector no estatal con medidas administrativas es extremadamente complejo, sobre todo cuando se trata de un sector que nació bajo el criterio de la oferta y la demanda. Hay quienes aseguran que el tope de precios no niega la oferta y la demanda; quizás en teoría, pero en la práctica, no hay diferencia entre precio único y precio máximo, pues como regla, en el mejor de los casos, todos venden al máximo permitido.
    Pienso que uno de los mayores problemas es que no ha existido unidad de criterios entre lo que se ha planteado por las máximas autoridades del país sobre el tema y lo que se hace en las provincias.
    Díaz-Canel planteó no aumentar precios, pero se ha aprovechado la coyuntura por los CAP para rebajar precios, fundamentalmente, a los TCP de la gastronomía y el transporte, queriendo resolver de un golpe asuntos que quizás debieron resolver con antelación. Por cierto, son los sectores que según publicó la redacción de Cubadebate, agrupan a la mayor cantidad de cuentapristas.
    La regulación está dirigida a quienes prestan servicios directos a la población, pero el sector cuentapropista, al igual que otros, actúa en sistema y la regulación no está dirigida a todo el sistema: el mecánico que arregla el camión sigue cobrando lo que estima conveniente y el MITRANS continúa diciendo que estudian el precio del combustible para los transportistas privados, pero los estudios no concluyen y aunque condenemos la justificación del precio del combustible que esgrimen los transportistas porque es de la bolsa negra, lo cierto es que hasta hace poco, por incapacidad gubernamental para controlar, el precio real del combustible para el privado era la mitad del actual, porque hoy, para bien del país el gobierno ha logrado un control bastante efectivo del robo de combustible. Tampoco se ha regulado lo que cobra un plomero por el arreglo de un baño en un paladar o un carpintero por una puerta…

    • Leandro dijo:

      (Cont) Cuando planteó el no aumento de precios, Díaz-Canel dijo que con los trabajadores del sector no estatal se conversaría. ¿Ha existido un verdadero diálogo entre los CAP y los TCP? Comprendo que se trata de un diálogo difícil, pero tenemos que acostumbrarnos a dialogar, a reflexionar sobre los criterios del otro, buscar consensos y no a imponer, aunque lleguemos a un punto en que hay que imponer.
      Se ha puntualizado por viceministros del MFP en los programas televisivos que los topes de precios a los TCP de la gastronomía van dirigidos a cafeterías de alimentos ligeros; pero La Habana no es Cuba y según lo que se ha publicado, en Pinar del Río, Matanzas, Villa Clara, Cienfuegos, Ciego de Ávila y Las Tunas, entre otros, los CAP no han hecho distinción e incluyen a restaurantes y bares en igualdad de condiciones que una simple cafetería. Incluso, en Pinar del Río según el portal del gobierno en ese territorio, a los TCP que se han quejado, exponiendo “las razones específicas de sus establecimientos, principalmente por la diferencia de calidad del servicio se les explicó por qué no pueden existir medidas exclusivistas”. Habría que saber la “explicación” que se les dio, pues en el sitio de denuncias del portal del MFP dando respuesta a una denuncia sobre precios superiores en una instalación de Isla Azúl se dice que “La cadena Islazul está facultada a aprobar precios superiores a los establecidos para el sistema de tiendas, en actividades gastronómicas, casas especializadas, restaurantes, hoteles y polos turísticos…toda vez que se agrega un valor adicional por el servicio que se presta, con el uso de cristalería, atención personalizada, ambientación, recreación, entre otros”. ¿Acaso no hay bares y paladares particulares con similares o mejores prestaciones que las descritas? ¿Por qué en un paladar o un bar privado hay que vender un refresco cola por debajo del precio en que se vende en una tienda de la cadena Caribe u otras similares?
      Se ha planteado que las regulaciones han sido a precios de productos listos para la venta, de productos agropecuarios o de servicios de transportación. En Villa Clara, Ciego de Ávila y Las Tunas se regula una gran cantidad de productos que requieren elaboración. En Ciego de Ávila, incluso, según se publicó en Cubadebate el 1/8/2019: “Los nuevos productos que se elaboren y quieran ser ofertados por un cuentapropista, deben poseer ficha de costo y presentarlas para su posterior aprobación”.
      Se ha insistido en que el objetivo es que no exista incremento de precios y que si se establece una rebaja sea puntual en caso de precios abusivos, pero en Las Tunas según se publicó en el Periódico26.cu, se produjo una rebaja masiva de precios al sector gastronómico de los TCP.
      Pienso que resulta importante hacer cumplir las decisiones gubernamentales, pero ello implica a la vez, adoptar decisiones sabias, junto a las cuales hay que explicar y convencer, al menos a la mayoría, en este caso sobre todo, a los TCP.
      Comprendo que se trata de un tema muy polémico que tiene muchas aristas. He expuesto algunas, sin desconocer que no puedo pretender que mi verdad sea absoluta.
      Para mí lo más importante es que el país se mueve y la capacidad de rectificar, como señaló Díaz-Canel, a raíz de las medidas que entraron en vigor el 2/12/18, no es debilidad, sino fortaleza y quizás haya que rectificar algo de lo que se hace en estos momentos con el TCP.

      • jpuentes dijo:

        para hacer cumplir las regulaciones hace falta interpretarlas bien: ""rebaja masiva de precios..."????. NO hay nada ridiculo que eso. Al final vas a tener un producto mas encarecido, pues tendrá otro precio: el precio de BUSQUEDA. Porque si haces eso el producto se pierde y se lo venden al mejor postor, Y creeme siempre habrá quien tenga mucho mas dinero que tú para compralo.

  • Lucía dijo:

    Los excesos de quién? Hace alrededor de un año tuve la máquina de mi refrigerador roto, lo supe porque busqué a un mecánico particular quien me cobró 5.00 CUC por la visita y revisarlo y cual no sería mi sorpresa cuando me comentó que las máquinas estaban en un rango de 200.00 CUC en los diferentes talleres del Estado cuando había, efectivamente llamé a los diferentes talleres y así mismo era, también por correo a Atención al Cliente de Copextel, TRD, no recuerdo, y me respondieron que efectivamente estos eran los precios, pero que no los ponían ellos sino el Ministerio de Finanzas y Precio, entonces escribí al Periódico Trabajadores y el 10.12.18 sacaron un artículo sobre mi caso con el título "Más caro arreglarlo que comprarlo", también se me ocurrió escribirle al Ministerio de Comercio Interior, por si existía alguna otra opción, llevé la carta personalmente a ese organismo, todavía estoy esperando a que me respondan. Soy revolucionaria y entiendo incluso que las máquinas se importan y que todo es más caro que antes, pero les digo que cada vez que lo cuento al que no le ha tocado pasar por esto, no se imagina estos precios. La pregunta es ¿puede un trabajador aún con los salarios actuales pagar estos precios?

  • Marta dijo:

    Como trabajadora estatal y no del sector presupuestado, espero que estas medidas den resultado. Han sido dos semanas sin transporte de ningún tipo porque esto sucede en momentos de escacez de combustible y apenas hay transporte público. Los pocos motoneteros que trabajan se burlan de las colas y pasan con las motonetas alquiladas por personas a los que les cobran el precio completo y con capacidades no recogen al personal en las paradas. Los aguacateros escondieron los aguacates y el domingo es que han empezado a aparecer y me quedo con las ganas de comer aguacate pero no me da la gana de seguirles el juego y comprarlos caro, la mata de aguacate no lleva combustible, ni nada por estilo y no se justifican precios tan altos.Se que el combustible cuando no es robado del estado está caro, pero el cobro dle pasaje si dá para que sigan trabajando porque la mayoria de los dueños no la trabajan y tienen choferes pagados para las motonetas, pero las personas se acostumbran a desangrar a sus semejentes y solo importa sacar el dinero de los demás de sus entrañas.
    También creo que el estado debe limitar los precios de las entidades estatales, porqué se venden productos hasta el doble del precio en un local estatal y enfrente otro tiene el precio a la mitad? Que provoca esto? corrupcion, porque el que lo vende caro se lo compra todo al del centro estatal que lo vende barato y negocio para todo el mundo menos para el consumidor. Esto sucede con Palmares y también hay que arreglarlo.
    Mientras yo cubana de a pié apoyo las medidas del país porque sino se limitan los precios la inflación nos va a matar y ni con un saco de dinero vamos a poder vivir, pero hay que seguir arreglando las cosas y hay que mirar al sector estatal también.

  • Raúl dijo:

    Hasta cuándo se permitirá la venta de artículos de ferretería y quincallería por revendedores (que son quienes los tienen)a esos precios irreverentes. Estos "cuentapropistas" no le aportan nada al producto, solo su acaparamiento.

    • Rafa dijo:

      Rece para que no los eliminen, porque más nunca en la vida va a ver usted una llave de ángulo, un codo o un tornillo...

  • Campesino oriental. dijo:

    No aplicar la lógica económica realista de la oferta y la demanda a la larga traerá más escases y continuará el círculo vicioso. Si se apela a la alternativa de control de precios por ley, se asume que algo no funciona bien en un proceso que a la larga va a lastrar el desarrollo productivo y de servicios, en especial del sector privado en Cuba, que todos sabemos juega un rol importante, tanto como forma de oferta como de generación de empleos en el país. Solo esperar para ver en el transcurso del tiempo, esto se ha convertido en una carrera de resistencia por parte del Estado que por experiencias anteriores dudo que pueda mantener en el tiempo.
    Señores, para mejorar la capacidad adquisitiva de la sociedad (de todos los sectores y actores del país) y bajar precios por las leyes de oferta y demanda, en vez de aumentar salarios que es lo mismo que crear exceso de papel moneda circulante sin respaldo productivo, lo que hay que hacer es invertir en los sectores productivos y de servicios, para que la economía privada junto a la estatal genere riquezas, productos y servicios y se logre un aumento de la oferta que supere la demanda nacional y bajen los precios, entonces si se puede aspirar a que los salarios actuales alcancen para satisfacer las necesidades de las personas y el trabajo de la gente juegue su papel de ser fuente de riquezas.
    Se emitirán 7800 millones de pesos a circular sin el respaldo productivo, esto traerá una devaluación inminente del peso cubano y un episodio inflacionario a mediano y largo plazo que se está retrasando por la presión del control de precios, cuanto tiempo se podrá sostener ese control? Seguimos postergando lo inevitable, sin embargo en lo inmediato ocurrirán otras consecuencias perjudiciales para la economía, por experiencias anteriores, como más corrupción por parte de quienes tienen que controlar el proceso, más ilegalidad al fomentar la economía sumergida o el mercado negro evadiendo la ley, y no menos importante un desestimulo a la producción agropecuaria del país.
    Estoy convencido que si se hubiera tomado tan solo la mitad del presupuesto para aumento de salarios, para subsidiar la producción agropecuaria nacional, subsidiar la agricultura y la ganaderia, se habría obtenido un resultado mejor, y se podría pensar en bajar precios agropecuarios por si solos a partir de aumento de la oferta, o se habría podido pensar en exportar excedentes o sobreproducción agropecuaria que tanta falta hace para la economía..
    Hay que analizar estos temas a profundidad y no seguir atacando los efectos en vez de las causas...

  • Lázaro dijo:

    A propósito del tema, le tengo otra pregunta, tema sencillo...el aguacate, se topó el precio a 5 cup...por qué el estado no oferta aguacate en las plazitas y mercados a ese precio o incluso más barato??, y así muchos otros ejemplos, los precios se rigen por oferta y demanda, si hay mucha demanda de un producto desabastecido...saque ud sus propias conclusiones. En fin es un problema muy serio con muchas aristas donde la solución vas más allá de topar precios!

  • Julio dijo:

    Bueno en el caso de Güira de Melena hace rato que los transportista han impuesto nuevos precios (de 30 ahora 50 pesos), han cortado los itinerarios para sacarle más provecho a los viajes (ya no vienen directo desde el Lido hasta Güira, ahora llegan hasta San Antonio, para cobrar más si siguen el viaje hasta Güira de Melena), los bici taxis han duplicado el precio de sus servicios( de 10 pesos ahora son 20) y todo sigue igual, no hay respuesta de las autoridades, es una burla a lo que se establece por nuestro gobierno, es una falta de respeto a nuestro pueblo… Quiéranos o no hay que empezar a pensar que en nuestra sociedad ya hay formas de pensar diferentes, pues un cuenta propista es dueño de un negocio y por tanto piensa para sí, en sus ganancias, en lo personal, mientras que los obreros se ganan la vida con su esfuerzo. Por tanto les corresponde a los gobiernos arbitrar estas contradicciones, defender nuestra Constitución y las Resoluciones que emanan de nuestro Presidente y no se pueden permitir que aquellos que tienen propiedad privada hagan prevalecer sus intereses.
    Gracias

    • roca dijo:

      Simple respuesta antes compraban el combustible a 8 cup el litro y ahora lo tienen que pagar a 25 cup....se le triplicó el gasto ...y el ingreso apena subió. Tienen que hacer toda ese invento para equiparar el gasto..... matemática de bodeguero. O tú quieres que gasten 400 CUC de combustible, paguen licencia, un camión de otros tantos, gomas , lubricantes etc....con qué? Explique lo soy todo oídos.

  • Joanly dijo:

    En el caso de los boteros para mi el q no entre en caja q se le quite la licencia porq nosotros no tenemos la culpa q ellos se hayan echo rico a costa del pueblo comprando el petróleo no se donde. Q pasen por los cupet para q vean q si les da la cuenta. Claro ahora lo q tienen es q ser menos personas las q manejen el mismo carro. Porq los hay q son hasta 4 en el mismo carro y hay q sacar el dinero del dueño, el q le resolvió el carro, el q se lo da por las noches, así más nunca señores yo propongo el dueño q maneje.

  • Frank dijo:

    O sea, un trabajador por cuenta propia, que muchas veces es su propio jefe, está obligado a trabajar porque un funcionario le dice que lo haga, un funcionario del mismo Estado al que este cuentapropista le paga impuestos, en lugar de cobrar un salario....¿alguien detecta que la lógica está fallando por alguna parte? El cuentapropista hace con su negocio lo que entienda, dentro de la ley, por eso se llama trabajo por cuenta propia.

    • Lazaro Gutiérrez Lago dijo:

      Entonces el TCP según tu no está obligado a trabajar verdad entonces qué es?dueño por cuenta propia y nuevo capitalista

  • JORGE dijo:

    Oferta y demanda es un concepto de las sociedades de consumo, no es aplicable en nuestra sociedad socialista, donde el concepto mas bien seria Demanda y Solucion,

    • CUBANO dijo:

      JORGE, esa propuesta bien valdria un NOVEL de Economia....

    • Rey dijo:

      JORGE eres un genio

  • Gustavo dijo:

    Hay que recordar que el socialismo es un sistema en el que predominan los intereses de los obreros, que son la gran mayoría, por eso, si al TCP le molesta que no lo dejen subir el precio quiere ponerse en huelga, que lo haga, él es su propio patrón y es quien más pierde. El pulseo con esta casta siempre va a existir y, sin renunciar a la justicia y a tratar de sumarlos, hay que actuar con firmeza.

    • Leandro dijo:

      Los más que trabajan en el sector cuetaprotistas son obreros, empleados, y las medidas también impactan en ellos: en el chofer de un camión que no es el dueño, en el empleado de una cafetería, de un restaurante o de un bar...

  • sebastian dijo:

    Todas estas medidas las veo bien, pero nada es facil y el estado tiene que
    hacer su papel, tiene que acabar de establecer el mercado mayorista, tiene que acabar de dejar una sola moneda, y otras cosas mas q llevan
    años reuniendose haciendo congresitos y al final en la concreta nada todavia, si el estado no es capaz de hacer lo que le toca no esperen que
    los negiociantes lo hagan bien.

  • Arnaldo G. Lorenzo dijo:

    Yo no sé nada de economía, pero la lógica indica que lo primero en todo esto es poder saber con precisión cuánto cuesta producir cada producto o servicio. Es la mejor manera de poder saber lo que cada productor gasta y gana, es una variable que siempre está indefinida y que es imprescindible para tener un juicio justo con los precios de cada cosa.

    Lo que pasa es que la mayoría de las materias primas de todo lo que se produce en el sector privado se adquieren en el mercado negro, cuyos precios son altos y variables y que tienen su base principal en trabajadores y funcionarios corruptos del sector estatal. ¿Quién le vente al campesino el insecticida, el fertilizante, las semillas y cuánto le cuesta? ¿Quién le vende al campesino el pienso y los medicamentos para los cerdos? ¿Quién le vende al dulcero la levadura, el azúcar, el huevo, etc y cuánto le cuesta? ¿Quién le vende al chapistero las varillas de soldar? ¿De dónde salen todos esos productos? Mientras esas incógnitas existan no se puede definir con claridad el margen de ganancia de cada cual y el precio que debe poner a sus productos.

    Lo primero que tiene que hacer el Estado es empezar de una vez a restarle espacio al mercado negro y, si indirectamente está surtiendo al productor privado, por qué no hacerlo legalmente con precios definidos y constancia escrita de la venta de todos esos productos. ¿No creen que si el estado le vendiera el insecticida al campesino se le acaba el “negocio” al que se lo roba del almacén? Además, si cada productor tuviera constancia de la adquisición de sus materias primas (como se hace en el resto del mundo) y si cada vendedor tuviera constancia del origen de sus mercancías ¿No creen que todo esto estaría mejor organizado?

    La relación entre el costo, el precio, la ganancia y el impuesto es matemática. Cuando todo eso esté claro funciona. Entonces, que se hagan las cosas bien de principio a fin de la cadena y verán que se resuelve.

    Saludos…

  • alicia dijo:

    en santa clara no se hasta donde van a llegar los trabajadores por cuenta propia en la rama del transporte desde que se toparon lo precios las motonetas solo alquilan pasan por delante de multitudes que esperan agobiados en paradas y solo se burlan de las personas diciendo que solo alquilan , tema este que s eha palnateado a niveles en la provincia y en el municpio y no hay respuestas teniendo el estado la solucion y la forma de hacer valer la ley, hasta cuando el pueblo tendra que sufrir las consecuencias, por otreo lado con el mismo tema es abusivo que el prcio topado a la zona de la unirvesidad donde cogen estos medios lso estudiantes el precio dle viaje sea a 8 pesos cuando se dara las respuestas adecuadas y se haga prevalecer la ley

    • Juan c dijo:

      Que el estado ponga transporte compañera y se acabó el problema pero si no puede ponerlo van a tener que caminar a pie

  • mileydis dijo:

    Hoy es cierto que no salen a trabajar pero las placitas tienen más productos, los mismos que ellos acaparaban para sobrevenderlos despues, con ganancias excesivas, no defendamos a esos que sólo llegaban al trabajador.Por otra parte los transportistas no tienen justificación , antes del aumento de salario, que con tanta valentía hizo nuestro gobierno revolucionario por el pueblo y para el pueblo, no es para que vaya a los bolsillos de ellos sino para adquirir algunas cosas que hasta ahora nos era imposible con 400 pesos, que se pongan en el lugar de los que cobraban eso para ver como les seria su vida, dejarian el abuso. Por demás el pueblo que no pregunte cuanto le debo, para eso está la gaceta y paguen lo que aprobó el gobierno para que no le den la posibilidad de inflar los precios, ud paga lo que tiene que pagar y si todos lo hacemos no damos oportunidad , por último los que tienen que actuar y hacer cumplir la ley sin miramientos exigir y no dejarse sobornar que para eso está su cargo, nuetro Presidente necesita el apoyo de todo el pueblo y se lo vamos a dar porque somos Revolución.

  • roca dijo:

    Este es el tema caliente en la calle actualmente y tiene muchas interrogantes.
    Que los precios en nuestro país estén altos no es culpa del cuentapropista, es culpa de la inflación, de la artificialidad de los precios en las tiendas. Y nadie habla de esto, todo es el cuentapropista, que es malo.
    Voy a poner un ejemplo simple, una lata de refresco, cuesta 0.50 CUC o 12 cupo. Todo el mundo dice que lucran con el precio de 17 o 18 cup.
    Pero nadie descompone ese precio como si el refresco se vendiera solo. Añadale a los 12 cupo, costo de transportación, gasto eléctrico para enfriarlo, gasto de salario e impuestos sobre la fuerza de trabajo, porque usted tiene trabajadores en su cafetería. Grabele un 10% sobre las utilidades más un componente de gasto de licencia. Puedo añadir otros, sumen y digan si el refresco se puede vender a otro precio.
    Es más fácil arremeter contra el que trabaja, genera servicios de calidad. Yo no conozco ningún negocio privado que sea irrentable. Pero si pudiera hablar de empresas, incluso sectores que lastran la economía y el estado le transfiere esa carga e ineficiencia a otras empresas. Leí el artículo del carbón de marabú, ahí tienen un ejemplo simple.
    Topar los precios lo único que hará es que estos aumenten, se fomente un mercado subterráneo y a la larga el menos beneficiado será el pueblo.
    Quién va asumir la entrega de licencias masivas de los transportistas el estado? El cierre de cafeterías,Bel estado? En estas cafeterías, merienda, almuerzan un amplio sector, estatal y privado. Lo que pasa es simple, que hay que aprender entender cómo funciona la economía de mercado, si cuba quiere avanzar, y no es precisamente ,virar al capitalismo como quieren hacer ver muchos.
    Gracias cubadebate

  • Pablo dijo:

    Excelente artículo y buenos razonamientos, habría q añadír q todos seguimos recibiendo los servicios gratuitos, tcp o no, no se le subió el precio, por qué tanta ingratitud y avaricia por unos pocos. Aplicar la ley sin contemplaciones. Es una sociedad de obreros y campesinos. No la deformemos.

    • roca dijo:

      Nosotros los cuentapropistas pagamos en impuestos más que usted y otros tantos que arrementen sin argumentos. La pregunta es simple, por qué les duele tanto la prosperidad de otros? Que trabajamos de sol a sol, damos empleo a muchos y que somos rentables.
      Expliquelo.

      • m&m dijo:

        es el que haga esa "prosperidad" a costa de la de todos los demas

  • claribel dijo:

    Topar precios y también los excesos es el tema que se publica en esta sección de CUBADEBATE, yo me pregunto ¿Dónde están los Consejo de Administración Provincial, Consejo de Administración Municipal, el Ministerio de Finanzas y Precios y Dirección de supervisión y control de la Provincia Guantánamo? Si se hace un recorrido por los diferentes puntos de ventas de TCP y los revendedores hay que ver los exagerados precios a que se ofertan las viandas, vegetales, granos y frutas aun cuando su calidad este en detrimento, las malangas, frijoles en su diferente variedad, la col, los pimientos no se ven en los mercados agropecuarios estatales ni placitas, solo los revendedores lo tienen. ¡Entonces de que protección al pueblo se está hablando! ¿O es que acaso Guantánamo no forma parte del territorio Cubano?

  • Diosdado dijo:

    NO SE PUEDE CONFUNDIR AL CUENTAPROPISTA QUE VENDE CARO CON EL REVENDEDOR -ACAPARADOR , ESTE ÚLTIMO ES UN DELINCUENTE Y ES UN PROBLEMA DE LAS AUTORIDADES COMPETENTES . EL QUE VENDE CARO ES ASUNTO DE VER LAS CAUSAS ENTRE LAS QUE ESTÁ , QUE EL QUE SUMINISTRA VENDE CARO ETC , HACE FALTA CON URGENCIA LAS TIENDAS MAYORISTAS CON PRECIOS QUE TENGAN EN CUENTA COSTOS VENEFICO Y NO PONERLES UNA MULTA DEL 200% POR QUÉ ME DA LA GANA. TAMBIÉN HAY QUE VER LOS PRECIOS EN LAS TRD SON SUPERABUSIVOS

  • carlos_habana dijo:

    Otra actitud que acompaña al tope de los precios es el aumento de lo que "roban" cuando se compra un producto. Por ejemplo, en El Iris (19 e/ 42 y 44, Playa) se compran 7 libras y te sirven 5.5; si compras 6 te sirven 4.5 y así las cosas. Llegarse por allí y comprar arroz o azúcar puede dat lugar a un buen disgusto.

  • A tono dijo:

    Pudieramos pasarnos varios días explicando y aportando ideas diversas sobre este tema pero considero que hay reglas inviolables en cualquier país y es ahí donde el Gobierno o el Estado tienen que jugar su papel regulador para poner orden en la sociedad. Insisto que no se puede permitir bajo ninguna circunstancia que alguien violente o sobrepase los límites de la ley y por desgracia eso es algo que se ha ido instaurando en nuestro país, aquí cualquiera sube el volúmen del audio, cualquiera rompe una calle, etc, etc.... No se puede permitir que alguien actue como un todopoderoso intocable que se ha venido aprovechando de cierta situación para exprimir al ciudadano, Ya en Cuba los que invierten un peso quieren ganar 10 sin tener en cuenta las minimas reglas de un servicio con calidad superior o de excelencia. No podemos confundirnos y aquellos que utilizan la fuerza o la presión tienen que saber que pueden ser objeto de medidas regulatorias por parte del Estado.
    En Dinamarca, Japón, EEUU, España y muchisimos paises el que trate de violar o desacatar las medidas económicas o fiscales que se establecen le pasa la aplanadora por encima.

  • Orazal dijo:

    Los precios topados no protegen a la población, se aprobaron casi los mismos precios que fueron subiendo de la nada y es cierto que el estado tiene mucha responsabilidad por no garantizarles a los TCP mercados mayoristas, pero el margen de ganancia es desorbitante, por ejemplo una cajita de jugo nacional vale 20.00 que ya es caro, pues le aprobaron un precio topado de 25.00, o sea 5.00 de ganancia en una sola cajita, es bochornoso. Otro ejemplo una libra de carne de puerco, 3 o 4 bistecs, 45.00.
    Va a ser muy difícil, aunque no imposible, eliminar las malas practicas PERMITIDAS durante años por los organismos reguladores en el país.

  • Jofl dijo:

    Estoy de acuerdo con las medidas que se han tomado y pienso que debían haberse hecho desde el principio pero lo que me preocupa ahora es lo siguiente, ¿Como vamos a lograr sustituir importaciones y a la vez exportar todo producto exportable y que exista una oferta responsable para el comercio interior?, ¿Como vamos a hacer para abastecer un turismo creciente con los productos del campo y que a la vez lleguen a la familia cubana?,¿En caso de que aumente la productividad el los campos podremos disponer de combustible para recogerlos en un contexto donde el enemigo nos trata de asfixiar?. Tenemos que ser muy cautelosos e inteligentes para que no se conviertan las buenas intenciones en paradojas. Confió.

  • Luisy dijo:

    Estas medidas para mi entender fueron tomadas sin un previo estudio sin ni siquiera ir a la base y sentarse con el cuentapropista a escuchar su opinion, hace unos días fui como de costumbre a cortarme el pelo y me encontré con la barbería cerrada y el barbero muy angustiado porq en las tunas toparon los precios de los pelados a 5 y 10 pesos. Yo me pregunto alguien tiene que decidir por mí cuanto estoy dispuesto a pagar yo por un servicio que es opcional, acaso nadie se dá cuenta que ninguno de los productos q se usan son de producción nacional y que su importación es un sueño para los cubanos, nadie se ha puesto a pensar que para mantener un local climatizado se necesita pagar al menos $300.00 mensuales y que dicha corriente no se puede declarar como gasto a la hora de declarar a la ONAT. Pienso que en cuba tiene uno de los mas altos indices mundiales de graduados del nivel superior y sin embargo nadie se acuerda que en la economía la primera ley que rige el mercado es la oferta y la demanda.

  • Juan Manuel Jiménez Martínez dijo:

    Soy trabajador del sector presupuestado, enfermero del hospital de Sancti Spiritus, pero tengo varias dudas sobre precios y el TCP, primero ese sector se rige por oferta y demanda, cómo si no está generalizada la oferta mayorista a precios diferenciados y en el caso de los transportistas no es sólo el combustible sino piezas talleres para mantenimiento y demás accesorios que el estado no les oferta para poder trabajar y tienen que pagar impuestos y demás obligaciones con el fisco y por otra parte el estado no tiene una contrapartida que compita en cantidad de abastecimientos y servicios con calidad, creó que para que estas medidas sean justas y objetivas tienen que existir las condiciones antes espresadas

Se han publicado 315 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Yunier Javier Sifonte Díaz

Yunier Javier Sifonte Díaz

Graduado de Periodismo en la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas en el año 2016. Periodista de Telecubanacán. En Twitter: @YunierSifonte

Vea también