Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

Humor de un solo sentido

| 152

El humor criollo, el costumbrismo y el teatro vernáculo, siempre se han nutrido de todas las facetas de la vida política y social cubana, pero de esto a convertir en comodín humorístico (a veces no tan humorístico) todo cuanto “huela” a institucionalidad creo que es demasiado hiriente para miles de personas que asumen con mucho sacrificio aquellas tareas; que, por lo general, nunca quieren ser tomadas por los más críticos.

El personaje oficial, el cuadro político, el simple dirigente del barrio, el que alguna vez dirigió y ya no lo hace, e incluso los miembros de las instituciones del orden o la legalidad, se han convertido en blanco predilecto a la hora de armar los personajes más ridículos o los que asumen roles negativos en muchas de las producciones audiovisuales (humorísticas o no) de los últimos tiempos.

De solo pasar la mirada por decenas de películas, puestas televisivas o teatrales de los años recientes, se hace perceptible la asignación a estos personajes de guiones sin muchos matices, que los reducen a personas torpes, incultas, desfasadas o tontas, que de inmediato ganan para sí los sentimientos de repulsa y burla en los espectadores, justamente lo que se busca cuando son diseñados.

Entonces me pregunto: ¿por qué no reírse un poco más, del maceta, del que roba, del contrarrevolucionario, del que nos agrede y bloquea, del que hace de la sociedad un espacio carente de disciplina, del simulador, del vago y hasta de los seudo artistas o seudo intelectuales?

No hago una defensa a ultranza de los cuadros de dirección o las autoridades, en los que subsisten muchos problemas y a veces no emplean los métodos más correctos para enfrentar determinadas situaciones, pero no concuerdo con la superficialidad que se le otorga al tema y creo que la vida y la cotidianeidad de estas personas da para mucho más en materia de estructura de los personajes; lo cual permitiría, sin detrimentos al humor inteligente, un equilibrio más constructivo.

No me parece adecuado encasillar siempre en los llamados roles negativos, a la figura de la autoridad oficial, porque el arte traslada y entroniza estereotipos y a la larga la gente terminará por asociar dichas autoridades, sin excepciones, con la chapucería e incluso con el fracaso. Más valdría, creo yo, diversificar y enriquecer la crítica sin que lo grotesco sea la norma.

Se han publicado 152 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • yokito dijo:

    Vivir del cuento es un programa que espero cada lunes con entusiasmo pues se que por un rato voy a reirme y a relajar de todo un dia de trabajo y con trabajo añadido por las dificultades que tenemos que sortear para llevar a feliz termino el dia
    Es un humor inteligente que critica de manera inteligente el dia a dia de cualquier cubano y me gustan sus criticas sin ofensas ni falta de respeto .que nadie me dija que no ha pasado por algún tropiezo de los que narra el programa o se ha tropezado con un facundo correcto yo conozco varios facundos y les puedo decir que peores extremistas ,burócratas ,que no tienen que ver con la nueva mentalidad de cambiar lo que tiene que ser cambiado dentro de nuestra revolución que como dice la palabra revolución es constante movimiento para superar y elevarnos en todos los sentidos ,por que ese temor a criticar a los malos dirigentes ,fresco esta todavía la inauguración de coppelia y como esta coppelia sin platos ni cuchara s y tal vez ya sin helado ,si mañana el programa hace una alusión a esto ,de quien hay que hablar del maceta o del mal administrador de allí ,creo que el programa se queda corto en criticas a lo que me fastidia a mi como cubano a mi me molesta el maltrato en la bodega en la tienda en el robo cuando me pesan los productos el trasporte para poder llegar al trabajo los burócratas los vivos estafadores en fin que creo que para criticar a los macetas esta dia y noche o tras las huellas pues yo al menos no conozco a ninguno
    no me gusta que ningún come………que no este en nuestra realidad nos critique ,para criticar estamos nosotros y lo hacemos en marcos muy serios y también en el humor

  • Sarai dijo:

    Todos los cubanos tenemos a diario vivencias para un guión humoristico, como los de que trata panfilo usted no? Analice y piense antes de hablar

  • Pantera Rosa dijo:

    Después de ver los comentarios sobre el único programa que se puede ver en el televisor, y de ver la enorme cantidad de Lindoros incapaces, que no saben nada mas que criticar y tener una papá por cerebro compruebo que jamás nos desarrollamos, la épocas pasadas nunca serán mejores que las presentes

  • Carlos Calatras dijo:

    Mi opinión es la misma que la de José Martí:

    " LA SATIRA HA DE SER COMO UN LATIGO CON CASCABELES EN LA PUNTA ".

  • roberto dijo:

    Hay saber si este articulo fue por encargo del guion a editar o creación ( esto ultimo algo poco común en nuestra prensa) me parece mas por encargo, algo que cuando se hace en cumplimiento de esa obligación se pierde el principio de que el arte sea pura expresión de la realidad objetiva, no solo lo es en el HUMOR, antes lo es para que sea de buen contenido cualquier análisis del tema como el es la fallida y pretendido tema por el colega Cruz Suarez, contenido que que se aleja de muchas categorías de la sociología, la Psicología, la comunicación social, el arte y en ultima instancia el buen uso y tan carente en nuestros medios que es la DIVERSIDAD DE OPINIONES NO ADMINISTRADA. No se puede ir contra la vida y la CULTURA que lo es todo...Hay que revisar en que nos estamos fundamentamos para esa critica y ver mas las causas del porque tiene tanta aclamación el humor de sus diferentes programas.

  • almachete dijo:

    No estoy de acuerdo con su opinión, en esos casos se satiriza a los malos dirigentes, autoridades, etc, y eso opino es adecuado, pues es una forma de señalar que existen y deben cambiar sus estilos o ser sustituidos, no se puede endiosar a nadie, si no hay critica, no hay revolución (cambiar todo lo que debe ser cambiado), pues no se superan las dificultades. Los buenos dirigentes, autoridades etc, no se verán reflejados en esas actuaciones, así al que le pica, es porque ají come. Del resto de personajes negativos a que usted se refiere se debe encargar los dirigentes, autoridades, etc, para eso le pagan. Mientras se critico a los personajes de antes del 59 (asi era entonces, san nicolas del peladero, etc), nunca leí articulo como este, no sobre-proteja al niño que se malcría y al final trae problemas, todo los dirigentes y autoridades, tienen que sentirse constantemente evaluados por su pueblo, de lo contrario se olvidan de el, lastima que no tengamos autoridad hasta para sustituirlo, por eso señalan, para que lo sustituyan quien debe hacerlo, pero que no crean que nos sabemos que existen, recuerde ser culto , para ser libres.

  • retopan dijo:

    Es como dice Panfilo: ¿es que vamos a tener un humor topado?

  • robertin dijo:

    Mi opinión es que es un artículo lamentable el que ha publicado este periodista. No comparto ninguna de las cosas que dice... Lo que yo pienso es, se hace humor y "Al que el sirva el sayo que se lo ponga."... el que es honesto y hace su trabajo no se va a sentir representado.

  • cuco dijo:

    Si pipo. le diste un golpe al enemigo

  • SJP dijo:

    Mi criterio: acaso nadie valora que Vivir del Cuento es una crónica social de la Cuna actual? Quien quiera saber cómo están las cosas para el cubano de a pie que vea ese programa: el bache que nunca se arregla, el trámite demorado, el peloteo, la burocracia innecesaria, etc, etc. Y si también el Negociante impune, el cuentrapropista que hace ilegalidades, el dirigente que está quedó en la época sovietica de la URSS, el gerente que vive a toda leche..... eso existe en Cuba, y solo el que quiera tapar el sol con un dedo no lo ve.. seguimos con dogmas viejos de no decir lo que está mal y aparentar que todo va súper. Porque no dicen que también se habla de la solidaridad del barrio, del acceso a la atención médica, de como una amistad como la de los viejitos perdura por tantos años a pesar de las dificultades .,, eso también lo exhalar el programa. Cuál es el miedo a que se hable de los problemas??? Al contrario es una forma de exponerlos para que, a quienes corresponde, trabajen en busca de una solución. Y así somos los cubanos hasta de las desgracias sacamos un chiste, y ese sentido del humor nos ha permitido llegar hasta donde estamos y ganarnos el respeto del mundo. Ahora empiezan a arremeter contra el programa en vez de verlo como algo positivo que identifica donde hay que trabajar para mejorar y echar pa’lante, para que el cubano trabajador, de a pie, se concentre en su trabajo y no pase tanta dificultad para solucionar temas cotidianos que debían fluir por si solos. En fin el problema no el programa el problema es la realidad que tenemos que resolver entre todos.

Se han publicado 152 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Juan Miguel Cruz Suárez

Juan Miguel Cruz Suárez

Licenciado en educación, narrador y con algo de poesía.

Vea también