Imprimir
Inicio » Opinión, Historia  »

El héroe caído que, simbólicamente, reclama órdenes para continuar peleando por la Revolución

| 30

Prólogo del General de Ejército Raúl Castro Ruz al libro “Ramón Paz Borroto, en la forja de una proeza”, de Alberto Alvariño Atiénzar, Mílderth Álvarez Pérez y Cecilio Jiménez Marroquíla, bajo el sello de la editorial Verde Olivo.

Ramón Paz Borroto se incorporó al Ejército Rebelde en noviembre de 1957, cuando ya era un destacado luchador y dirigente clandestino en las minas de Charco Redondo, y se distinguió en el segundo combate de Pino del Agua el 16 de febrero de 1958. No tuve la posibilidad de conocerlo de cerca e intimar con él porque a inicios de marzo de ese año partí con la columna número 6 para fundar el Segundo Frente Oriental Frank País. En los meses posteriores, Paz escribiría páginas sobresalientes en muchas acciones.

Su heroica caída resulta inseparable del escenario en el que participó hace algo más de sesenta años bajo el mando directo del Comandante en Jefe.

Muchos autores han significado la importancia de la sucesión de combates y batallas librados en los distintos frentes durante el año 1958 y su contribución final al triunfo revolucionario; sin embargo, poco se ha valorado en su justa dimensión, lo que en mi consideración fue, en su conjunto, una proeza militar, escrita durante el rechazo y la victoria decisiva contra la Ofensiva de Verano de la tiranía y sobre la cual el Che, con toda precisión expresó: “El ejército batistiano salió con su espina dorsal rota”.

Jamás en la historia militar cubana hubo una correlación similar entre las partes beligerantes, como en este caso en que un número aproximado de doscientos combatientes armados al inicio de la operación —algo más de trescientos al concluir— enfrentó a 10 000 soldados bien equipados, acompañados de tanques, apoyados por la artillería, la aviación, unidades navales y abundante aseguramiento logístico. Para que se tenga una idea, baste señalar que se concentraron 14 batallones de infantería y siete compañías independientes.

De nada valió su mayor y último intento. El adversario sufrió más de mil bajas, de ellas un número superior a trescientos muertos y 443 prisioneros. No menos de cinco grandes unidades fueron aniquiladas, capturadas o desarticuladas. En poder de las fuerzas rebeldes quedaron 507 armas, incluidos dos tanques, diez morteros, varias bazucas y 12 ametralladoras calibre 30.

Durante 74 días de incesante lucha se libraron 30 combates y seis batallas de trascendencia, en los que 31 oficiales y combatientes del Ejército Rebelde ofrendaron sus vidas. Con el arsenal capturado se formaron nuevas columnas que invadieron el centro del país y el Camagüey, y otras se desplazaron hacia el norte de la antigua provincia de Oriente, con lo cual quedó cubierto todo su territorio.

Es un referente el hecho de que un pequeño ejército revolucionario, no profesional, con escaso e inferior armamento, poco equipamiento y apenas sin posibilidades de supervivencia, venciera a fuerzas entre 30 y 50 veces superiores.

Opuesta a la lógica de la matemática en las acciones militares, el Ejército Rebelde ratificó el valor inobjetable que tiene el potencial político y moral en cualquier guerra, a pesar de la superioridad extraordinaria del adversario. Pero, el factor esencial de aquella victoria determinante fue la sabia dirección y conducción personal de Fidel en los combates y las batallas, en los que demostró su pensamiento militar y capacidad visionaria para adelantarse a los hechos y adoptar las decisiones que exigía cada momento.

En medio de aquella epopeya, entre los jefes a los que Fidel se dirigía y encargaba las acciones más complejas y riesgosas estaba Ramón Paz Borroto con una disposición a toda prueba, quien sabía interpretar a cabalidad las ideas de las acciones del máximo jefe rebelde y cumplía con firmeza invariable las misiones recibidas. A fuerza de cualidades de dirección, disciplina y valentía supo ganarse la confianza del líder de la Revolución.

No resultó un hecho casual que el Che, parco en elogios, respondiera a la misiva de un combatiente: “… no olvides que Paz es nuestro mejor capitán, un poco duro a veces, pero justo y muy valiente”.

Paz, cuando tuvo confusión con una indicación de combate de Fidel, su respuesta no pudo ser otra que, con la vergüenza que le caracterizaba, pedir que le mandara órdenes pero para pelear, y entonces lo hizo del modo más elocuente. Creció tanto en el orden militar, en tan poco tiempo, que le valió el ascenso a comandante apenas cuarenta y ocho horas antes de su muerte gloriosa, el 28 de julio.

Llegó a contar entre los imprescindibles. Cuando Fidel narraba las últimas acciones para expulsar definitivamente del territorio de la Sierra Maestra al adversario, en los días de la estocada final en Las Mercedes, exclamó: “¡Qué falta nos hubiera hecho en ese momento un Paz o un Cuevas!”.

No resultó un hecho fortuito que Fidel recordara a Paz y lo destacara entre los primeros cada vez que venían a su memoria aquellos días del rechazo de la ofensiva de la tiranía en el verano de 1958; así lo mencionó reiteradamente muchas veces hasta sus últimos días de vida. Tengo la certeza de que él habría tenido mucha satisfacción con la salida a la luz de esta obra que sentía como una deuda para que se conociera y perpetuara la memoria del fiel combatiente. Esta edición cumple tal propósito.

Aprecio la amplia investigación realizada en poco tiempo por los autores de este volumen biográfico. Era algo pendiente porque Paz no se conocía lo suficiente y es una muestra del rescate de la historiografía que las nuevas generaciones no deben desconocer ni olvidar.

Ramón Paz Borroto cayó en la forja de una proeza militar que escribió el Ejército Rebelde. Allí, en Providencia, en una sencilla tumba en la tierra donde libró su último combate, yacen los restos del héroe caído que, simbólicamente, reclama le manden órdenes para continuar peleando por la Revolución.

Esta edición deviene monumento imperecedero a su memoria.

Se han publicado 30 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Amaya dijo:

    La TV y la cinematografía tienen que llevar esto a seriales o peliculas, para que las nuevas generaciones conoxcan bien todas estas historias de los combatientes mas ejemplares del Ejercito Rebelde

    • Nicoa dijo:

      He leido diarios del che y de fidel, pero el mejor diario de guerra (mi opinion) el de raul, sobre todo los primeros dias de desembarco.

    • Nicoa dijo:

      Fidel mejor orador, Raul mejor escritor.

    • KIKIRIKI dijo:

      AMAYA: tienes mucha razón. hay tanta literatura de las luchas revolucionarias que se puede llevar a la pantalla!!
      y no necesariamente, en las fechas históricas, tendría la TV que repetir, una y otra vez, viejas películas. buenas, muy buenas, pero viejas.

  • Mayda Verano dijo:

    Siempre estaremos a sus órdenes Comandante en Jefe.¡ No lo olvidaremos jamás!

  • Germán dijo:

    Grandiosa historia del combatiente Ramón Paz.Creo , que en las asignaturas de literatura e historia para estudiantes de primaria,secundaria,pre y Universidad , es hora que que sean material de estudio 100 x ciento. Los jóvenes necesitan con urgencia, hoy más que nunca , conocer a todos los que de un modo u otro entregaron la vida por la Revolución.

  • Luis Alfonso Fernández Hernández dijo:

    Coincido plenamente. Hubo mucho de heroismo y de epopeya en la Sierra Maestra que aún cuando hay buenos libros sobre ellos, debieran llevarse al cine, en filmes o en series cortas, al estilo rápido y atractivo para adultos y jovenes, de las series sobre Duaba o la lucha en el Escambray. Siento que esos buenos directores de cine o televisión de hoy, lograrían inolvidables recreaciones fílmicas sobre la vida de Ramón Paz, Andrés Cuevas, Frank, El Curita,...hasta de Guiteras, aquel otro guapo revolucionario que supo gobernar pàra el pueblo en medio de un gabinete y un entorno político hostil. Es que la lista de héroes y mártires cubanos da para esos y más. Y se puede lograr...algo así como se lograba en los años 70 "enganchar" a la gente en el espacio Aventuras, con obras de la
    literatura universal y de nuestros mambíses. Obviamente, y reitero, con el estilo de estos tiempos, que ya se ha demostrado saben hacerlo los buenos directores cubanos, aún sin grandes recursos.

  • oslaida dijo:

    Coincido con lo expresado aquí. Sin duda, en cada uno de esos parajes quedaron historias tan bellas, de tanto ardor revolucionario y valentía, tan llenas de poesía que debían quedar recogidas en el cine, la televisión, para que las jóvenes generaciones puedan conocerlas, porque pregunten hoy a muchos quién era Ramón Paz Borroto y estoy convencida de que la mayoría no lo sabe.

  • Leonides Morales Sola dijo:

    un excelente artículo, nuestra historia nos enseña y el ejemplo de nuestros héroes nos inspira hasta la victoria siempre.

  • alexey dijo:

    En los últimos dos libros del comandante, sobre la etapa de la guerra en la sierra, se refiere en un sinnúmero de ocaciones a Paz Borroto y a Cuevas, que fueron al igual que Braulio, pilares fundamentales en el triunfo sobre la ofensiva de la tiranía, y a su muerte casi infantil cuando la había sorteado en tantas batallas desde la primera línea de fuego enemigo, pero la historia está hecha para ser escrita por hombres como estos, que son capaces de ofrendar sus vidas por el bien común de la patria, de la nación, la muerte solo es verdad, cuando desaparece nuestra huella, nuestros pasos por la vida, cuando somos borrados de la memoria de las generaciones que nos sucederán, no dejemos morir esta historia,y que los huesos de nuestros muertos sirvan para seguir abonando el camino de una patria mejor.

  • dr orlando gutierrez boza dijo:

    Dar a conocer la historia de hombres como el comandante Paz Borroto y de nuestro glorioso ejercito rebelde , de los combatientes revolucionarios que nos hicieron llegar hasta aqui es imprescindible para entender que nuestra tierra rica y fertil produce silvestre a heroes y heroinas lo que explica los valores eticos y morales de nuestro pueblo para seguir avanzando y jamas traicionar la gloria que se ha vivido,,,honor y gloria a nuestros heroes y martires ,,

  • Hermes dijo:

    Siempre listos Comandante

  • idania rosa dijo:

    En mi ciudad natal, Las Tunas, existió una empresa con el glorioso nombre de Ramón Paz Borroto, la cual se extinguió, ni remotamente conocia su historia, como las de el cientos de miles que no conocemos, estas cosas deben darse a conocer para que la juventud conozca y sepa como fue que logramos todo lo que hoy tenemos, nuestra historia es amplia, es cierto que existen libros, pero creo que no todo se ha dado a conocer, nuestra historia es tan linda que hasta los extranjeros preguntan por ella, en lo personal, cada vez que leo algo de nuestra historia me parece que todo el tiempo del mundo me alcanzaria para adsorverla.

  • Pedro José Ramos Rojas (nick con nombre verdadero) dijo:

    Hay mucho contenido de las luchas libertarias que no se relaciona directamente con enfrentamientos de fuego y por la grandeza de sus autores debía ser divulgado:
    Conversando con un combatiente pude saber que El Curita era un mendigo que vivía en las más paupérrimas condiciones y pasaba mucha hambre a pesar de ser el tesorero del Movimiento 26 de julio (o de la clandestinidad) en La Habana, pero jamás utilizó para su beneficio personal ni un centavo del dinero del Movimiento.
    En Caibarién, un combatiente fué torturado hasta la muerte en el antiguo cuartel de la tiranía, dado por muerto y botado en un matorral, pero en realidad no había muerto. No recuerdo ahora su nombre, pero recuerdo que trabajaba en las Tropas Guardafronteras como capitán de una lancha de patrulla de las conocidas como Griffin.

    • Manuel Betancourt Barbiel dijo:

      Estoy muy de acuerdo, pero agrego más. Sé del temor al endiosamiento y del llamado "culto a la personalidad"; tal vez por eso en nuestro país solo se hablal de los méritos de las personas después de muertos o cuando están al punto de morir. Cuando usted escucha por la TV una entrevista a alguien, tenga la seguridad de que le falta poco para fallecer.
      Considero que la gente debe conocer los méritos de quienes lo posean; los vecinos de la cuadra deben conocer de forma oficial quién es "pepe": luchador clandestino, combatiente de la sierra, con destacadas hazañas en bien de la patria; y deben estimularse esos compañeros invitándolos a entrevistas,actos y actividades donde se premien sus méritos. Eso no va a "endiosar" a personas que como por ejemplo: Ramón Pez Ferro, Ulises Rosales,Espinosa Martín y otros que no poseen esa jerarquía militar o política pero que atesoran méritos de relevancia local, provincial o nacional. Las personas que poseen esos méritos no reclaman reconocimiento, pero como humanos esos estímulos les hacen muy bien en el orden espiritual; en definitivas no poseen ningún privilegio, no atesoran riquezas (no lucharon por eso), pero pasan inadvertidos en su propia comunidad. Sería muy bueno que los niños, adolescentes y jóvenes vieran y hablaran con "héroes de carne y hueso", que vean que ellos también pueden dstacarse en la lucha por su patria.

  • Rubert SL dijo:

    Compañeros de Cubadebate, necesitamos de relatos de éstos héroes. Ellos nos dan fuerza hasta en los momentos críticos porque son como una vacuna de patriotismo que a buen tiempo nos llega. En cumplimiento de misión en Angola, con solo 18 años en el año 1983, una carta de Fidel en los momentos que atacaban a Granada, hizo poner espontáneamente de pie a todos los soldados con el fusil en alto, realmente, una vacuna que todos necesitábamos. El sacrificio de muchos héroes anónimos de nuestra lucha debe ser publicado, les aseguro que veo en nuestros hijos admiración por lo desconocido de nuestra gloriosa historia.

  • Mamayí dijo:

    ¡Como hay historias que escribir todavía!

  • Rafael Garcia dijo:

    No requerdo cuando he sentido tanto dolor seguido imediatamente por una profunda ALEGRIA! Dolor por la angustia de vida en el regimen de Batista ALEGRIA no solo por la victoria CUBANA pues tambien por el ejemplo demostrando las posibilidades disponibles

  • Rafael Garcia dijo:

    continuando mi comentario: CUBA creo el guion para cortar las cadenas de la esclavitud! Habiendo vivido en BORINQUEN CONOZCO la esclavitud moral y mi enemoramiento de CUBA fue automatico en mi estadia en 1999! Estoy en espero de su invitation para regresar y terminar mi documental "!MI SANGRE!

  • Rafael Garcia dijo:

    continuando: SUS oficinas en Nueva York tienen conocimiento y bosquejo de !MI SANGRE! y me han tratado muy amigosamente! CARINOSOS. ABRAZOS!!!

  • Noli dijo:

    Conocí algo de la historia de estos valiente, me refiero a Cueva y Paz en el libro Descamasido de Enrique Acevedo, y trate de buscar más sobre ellos, aquí lo tengo, que bueno. Hay que sacar más libro de este tipo, incluso de héroes que a un viven.

  • ADMMCC dijo:

    Barbaro.. Necesitamos estudiar más sobre estos temas, talleres escolares, bibliotecas, conversatorios con los jóvenes.

  • Tamara Dovale Moisés dijo:

    Hermoso prólogo de Raul y hermoso homenaje a este héroe de la Revolución. Es emocionante leer historias y relatos de las guerras por nuestra Independencia. Todo nuestro pueblo necesita conocer mejor la historia de Cuba y sus protagonistas, a través de los medios audiovisuales que tienen mas alcance, sobre todo en la juventud.
    Desde mi corazón, un homenaje sincero a nuestros héroes, que dieron su sangre y toda su vida a luchar por una Cuba mejor.
    Hoy nos toca a nosotros seguir defendiendo a la patria y a la Revolución, con nuestro trabajo, nuestra conciencia y combate a lo mal hecho, contra la indisciplina social, la negligencia, la apatía y la indolencia. Viva la Revolución. Vamos por mas

  • Ramón M. Paz Peña dijo:

    No hemos tenido la oportunidad de comprar el libro, mi hermana Ofelia Paz Peña, y yo hemos escrito en reiteradas ocasiones a la Revista Verde Olivo indagando la forma de obtener el libro ya que aquí en la Isla de la Juventud no lo han vendido, y aunque hemos escuchado varias anécdotas de nuestro padre (hermano del Comandante Ramon Paz Borroto y fallecido actualmente), estamos seguro que, con la posibilidad que nos da Cubadebate de descargare el libro, podremos ganar en más conocimiento de este gran hombre, padre, amigo y sobre todo revolucionario que, según nos contaba nuestro padre, era muy temerario y no temía a la hora de denunciar los desmanes de la Guardia Rural en Charco Redondo lo que le valió estar preso en varias ocasiones hasta que finalmente se pudo unir a las fuerzas rebeldes en la Sierra Maestra. Gracias una vez más a Alberto Alvariño Atiénzar, Mílderth Álvarez Pérez y Cecilio Jiménez Marroquíla autores del libro por la investigación realizada, y a Cubadebate por permitirnos obtener el libro, aunque sea en formato digital

  • TCM dijo:

    FELICIDADES al autor de la obra, pues a los heroes se le debe recordar siempre. La historia de Cuba esta llena de hombres que lucharon por las injusticias, por las libertades e independencia. Aprecio la labor de aquellos que trabajan en recordarnos a estos hombres impricindibles. Hojaja se sigan haciendo obras que rescaten del olvido a muchos heroes que lucharon por la libertad de Cuba, y que hoy muchos desconocemos............

  • Cienfueguero 100% dijo:

    Salud para usted mi General ! Excelente artículo.

  • f dijo:

    La Revolución no solo cambio la historia de nuestra nación, sino la historia de todo el mundo. ¡Hasta la victoria siempre!

    • Osorio dijo:

      Tremendo capitán

  • Carlos dijo:

    Ramón Paz, que clase de combatiente, me enteré de forma desarrolladora de su calidad como diregente guerrillero y de sus dotes como revolucionario en los libros de Fidel. Fidel hace mención de ese revolucionario por su valiente actitud asumida en la ofensiva del ejército a la Sierra Maestra., el jugo junto a otros también desconocidos por la histografia de este país un papel desisivo en el aguante y después retroceso del ejército a los territorios donde se establecian. Hombre valiente, inteligente, fiel a sus ideas. Un verdadero héroe. Los planes de estudios de historia de primaria, secundaria pre universitario, universidad , deben dedicarle ya horas clases al estudio de esta figura y otras como Andrés Cuevas, Edy Sunol. Nosotros los cubanos le debemos a eso personajes., además son hombres que se convierten en referente para nuestra juventud.

  • Roberto Cabrales leyva dijo:

    Aveces la historia de combatientes no son contadas es necesario contar todas las historias de todos los combatientes abnegados y valientes que calleron por está causa justa viva fidel y todos los héroes y mártires de la patria

Se han publicado 30 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Raúl Castro Ruz

Raúl Castro Ruz

General de Ejército y Primer Sercretario del Partido Comunista de Cuba. Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba (2008-2018). Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (1959-2008). Líder guerrillero de la Revolución Cubana y Comandante del Ejército Rebelde.

Vea también