Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

Facebook, ¿el camino para llegar a Dios?

| 62

Cada quien haga lo que estime que debe hacer, lo que decida, lo que le salga de sus voluntades. Para decirlo con una frase, que suelo repetir, del torero cordobés Guerrita, “ca uno es ca uno, y hace su cauná”, y aun vale añadir que no solo ca uno, sino también ca una. Pero un poco de cordura, de ese extraordinario recurso que suele llamarse, como si tal cosa, el sentido común, no le haría mal a nadie. Acaso hasta bien haría. Con el derecho que también tengo a mi cauná, confieso una preocupación: para dirimir la inconformidad que se tenga con el administrador del centro en que uno trabaja, ¿es necesario acudir a Facebook y no al órgano de justicia competente?; para repudiar lo que uno considere injusticia sufrida porque supuestamente se le arrebató un premio en un concurso literario de la localidad, ¿procede ventilarlo en Facebook?; el repudio contra el gesto de una funcionaria o de un funcionario que merezca ser denunciado ante la institución correspondiente, la Policía incluso, para que se tomen las medidas necesarias, ¿debe quedar en el misterioso espacio de Facebook?; las tres o cuatro onzas que roba el bodeguero, o la bodeguera, en cada libra que debía vender plena, ¿se recuperan quejándose cotidianamente en Facebook?; torpezas o brutalidades cometidas en un sitio concreto y que deben ser enfrentadas con toda la energía y la responsabilidad del caso allí donde se cometan, ¿se revertirán haciendo de Facebook una caja de resonancia para plañideras y plañideros y, de paso, para intenciones que si con algo pudieran asociarse no es con el triunfo de la justicia, la honradez, la civilidad?

Basten esos ejemplos, pero otros podrían ilustrar también la preocupación confesada. Tengo la impresión de que Facebook no solo no se hizo para eso, sino con fines muy diferentes y que son o deberían ser bien conocidos. No propongo que renunciemos a él, sino que, me parece, debemos usarlo con la mayor sensatez para que pueda servir ciertamente a causas para las que no fue creado. Eso supone un poco de autocontrol, un sentido de responsabilidad y cordura que remite, por directo, a la ética y a la voluntad de no convertirnos en manejadores (o manejadoras) de escándalos publicitarios.

No, nadie crea que sugiero abandonar Facebook. Apenas pienso que debemos actuar con él como han actuado los ejércitos de liberación nacional —mambises incluidos— con respecto al máuser. Esa arma —como cabe decir de otras— no se fabricó para luchar por la libertad, sino para calzar la injusticia. Pero las tropas emancipadoras supieron darle otro uso. Si lo hubieran empleado para pelearse y causarse bajas entre ellas, la liberación habría tenido mucho menos éxito todavía que el que han logrado quienes, con su esfuerzo —incluido el uso de la cordura y la discreción junto con el arrojo—, han sido capaces de abrirle caminos. De tales querellas habrían sacado mucho mayor provecho los opresores, los enemigos de la liberación, no quienes la defendían. Y la historia continúa su marcha.

No se confunda discreción con mordaza ni con miedo, ¡no! Me gusta y prefiero recordar la intensidad con que ese vocablo, hoy tan empobrecido a veces, se empleaba como estimulante sinónimo de inteligencia. Claro que, si la inteligencia se hermana con la ética, da frutos aún mejores, y se cierra con mayor eficacia el paso a quienes no merecen que se les facilite el camino, porque no es precisamente la ética su guía. No es precisamente el triunfo del bien lo que buscan. En La Habana, 1 de febrero de 2019, y con los estragos (no solo materiales) de un tornado severo.

(Tomado de La Pupila Insomne)

Se han publicado 62 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Sugerencias dijo:

    Sugiero se cree un sitio de quejas y denuncias nacional y aparejado a eso un grupo de trabajo con inspectores y autoridades que ventilen esas quejas y denuncias y plasmen los resultados en ese mismo sitio, asi nuestros problemas quedan en casa y los que violan la ley tendran mucho mas cuidado a la hora de actuar y los encargados de revisar esas quejas tendran que trabajar de verdad ya que van a estar supervizados por el pueblo. Creo que informatizar la sociedad (deseo de nuestro presidente Diaz Canel) va a ayudar a darle un mejor futuro a nuestro Pueblo.

    • Pablo dijo:

      Si se hiciera ese sito nacional, entonces no haría falta Facebook. Pero tendría que tener seriedad, y plasmar en él cosas veraces.
      Buena idea lo del portal ciudadano. Excelente manera para lograr la transparencia. El sitio de las quejas puede estar anidado en este portal. Y sugiero que tenga alcance internacional. Es una buena manera para decir adiós al secretismo, a la tolerancia, a las injusticias que nuestros medios de comunicación han ayudado a demostrar que todavía existen. Es una buena manera para deshacernos de oportunistas y corruptos. Buena idea para alcanzar una mejor sociedad.

  • PJ dijo:

    El mundo desde hace bastante tiempo se ha convertido en "Una aldea global", para nosotros los cubanos es casi una experiencia nueva este concepto, el uso de las redes y su participación creciente de nuestra sociedad requiere más que nunca la comprensión de lo que hagamos en ella. Tengo un amigo que imparte una conferencia titulada "Usemos la Internet, que la Internet no nos use", es un tema clave, publicamos y compartimos cualquier cosa en la red, desde acontecimientos personales, modo de vida y situaciones específicas, sin pensar que estas estarán de por vida en la red de redes.
    Internet no es mala, al contrario ya no podremos hablar de desarrollo sin ella, lo fundamental está en como debemos usarla.

  • Susana dijo:

    Quisiera que algún directivo del Transporte me respondiera por qué existe tam mal servicio en el Paradero de Ómnibus de San Agustín. Es inconsevible que haya que esperar más de una hora por el P4, que el chofer de ruta 55, el carro 5539, no pare en la parada de Genética porque se molesta cada vez que pasa por ahí. A los choferes de esas dos guaguas no les importa que los que estamos esperando en esa parada, somo en su mayoría trabajadores, que debemos llegar temprano al trabajo. Segura estoy que nadie me va a responder, pero por lo menos me desahogo de los tragos tan amargos que paso todos los días a la espera de la guagua, sea en la ida o en el regreso. De todas maneras, mi voto es por el Sí.

  • LOG dijo:

    Esta más que trasparente que este artículo es a causa del video de cuando piña paso y algunos indeseables li dijeron algunas cosas que muy mal por cierto. Pero qué remedio como dijo alguno por ahí. En donde quiera hay una cámara y un micrófono. Al igual un desagradable que publica basura. Pero hay que vivir con ello. Yo tengo 2 cuentas de Facebook. Una para la familia, uno que otro amigo y "amigos" y otra para el montón (Memes, videojuegos, ANIME, música etc )pero esta muyyy bien organizado y filtrado. Solo veo el contenido que me interesa. No cualquier basura que venga.

Se han publicado 62 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Luis Toledo Sande

Luis Toledo Sande

Escritor, poeta y ensayista cubano. Doctor en Ciencias Filológicas y autor, entre otros, de "Cesto de llamas", Premio Nacional de la Crítica. Mantiene el blog http://luistoledosande.wordpress.com/

Vea también