Imprimir
Inicio » Opinión, Medios  »

Científicos: Ni dioses ni diablos, seres humanos

| 64

ConCiencia, una serie de Rudy Mora. Foto: Portal de la Televisión Cubana.

Cuando veo la serie ConCiencia, y luego leo algunos comentarios en Facebook o en otros sitios, me refuerzo en la convicción que tengo de que mi libro Moro, el gran aguafiestas, si hubiera salido antes del desplome del muro de Berlín, habría sido un texto muy polémico.

Mi acercamiento al “hombre de ciencia” Carlos Marx, así se autodefinió, tuvo una intención: desacralizar la imagen de un brillante científico que para parte de los terrícolas era un Dios, y para otra un Diablo. Creo que lo logré y 28 años después de su publicación primigenia algún que otro joven me pregunta por “mi querido”.

Sin llegar a esos límites de homologar con el señor de Galilea y Lucifer,  sólo de hablar de hombres y mujeres de ciencia se piensa en seres inmaculados, de hablar pausado, que nunca padecen de flatulencia, diarrea, impotencia o sarpullido. Nada más lejos de la realidad: SON SERES HUMANOS y como tales aman, trabajan, crean, y también pueden odiar, ser débiles, escalar por vías poco éticas,  a la par que juntos, realizan descubrimientos que mañana le pueden salvar la vida a usted que me lee.

Quizás porque pienso de esa manera y conozco a ConCiencia y sus intenciones antes de ser proyecto, defiendo una serie que con una profesionalidad impecable en fotografía, efectos especiales, puesta en escena, luces…, y todo lo que lleva un buen audiovisual, nos pone cada sábado en nuestra casa la historia ( o mejor las historias) de profesionales que en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), pueden trabajar 18 horas seguidas, llorar por no conseguir el resultado que esperaban en una investigación, pero también hacer cola para comprar papas, tener una tupición fluvial total en su casa o… enamorarse de la “linda” científica que usa al jefe para sus planes.

Lidia Inés Novoa, Doctora en Ciencias Biológicas desde 1987, graduada de Bioquímica de la Facultad de Biología de la  Universidad de la Habana en  1981, fecha en la que fue llamada a incorporarse en un trabajo que estaba comenzando en Cuba, la biotecnología, con 37 años  en esa rama desarrollada en nuestro país a instancias de Fidel, es la asesora que me  contó del proceso  creativo del guion:

“Hay aspectos muy arduos como asesora: a la hora de construir los guiones, cuando a veces lo que a nosotros (como científicos) nos parecían conflictos muy interesantes. Luego Rudy (Mora) nos decía que no era suficiente o de la forma que decíamos no era atractivo para el que público no conocedor de la ciencia, y ahí era cuando se enredaba todo. Teníamos entonces que rompernos la cabeza buscando otras soluciones posibles sin desvirtuar los aspectos científicos para arribar a lo que era necesario para que los mensajes llegaran a toda la población. Con la guía de Rudy y con su  imaginación al final después de muchas horas de trabajo se lograba. Otro aspecto que al menos desde mi punto de vista fue difícil como asesora, es que tenía que estar siempre vigilante y asegurarme de todo lo dicho y actuado, aunque se incluyera algo de ficción, no se introdujera algún error desde el punto de vista científico ni regulatorio.”

Rudy antes me había dicho “creé un taller de ideas integrado por profesionales muy jóvenes y otros de mucha  experiencia que abarcaban casi todas las especialidades, guiados por la Dra. Lidia Inés Novoa, científica de gran trayectoria y prestigio, pertenecientes todos al CIGB. Durante ocho meses dividí el trabajo en dos etapas simultáneas,  conversábamos y escuchaba sus anécdotas, chistes y experiencias de las que fui extrayendo ideas al azar en las muchas horas de grabación permitiéndome crear hilos temáticos, y casi de inmediato les pedía debatir sobre temas específicos, aclarándome poco a poco el camino hacia las posibles historias en la misma medida que recibía información. Fue un ejercicio casi artesanal de vinculación de dos mundos, para ellos, determinados aspectos resultaban intranscendentes por la propia cotidianidad de su labor, para mi resultaba muy interesante  tratando de que descubrieran lo que yo sentía necesario encontrar y mostrar.”

Y  me  subrayó: “Me propuse realizar 10 capítulos de 57 min de duración, pero por extensión de la primera historia se convirtieron en 11. A partir de un accidente laborar, muchos de los personajes centrales se enrolan en el acontecimiento y sus historias surgen desde  que concluye el incidente, por tal motivo dicho suceso es el punto de partida de todos los capítulos. La estructura dramática se sustenta en la narración en paralelo de esas 10 historias y la interrelación entre ellas. Son capítulos monotemáticos pero guardan relación.”

Esperé a que se trasmitiera el tercer capítulo, (mucho mejor en mi opinión que los dos primeros) para hilvanar estas líneas. De entrada, Carlos Gonzalvo me impactó con ese personaje aleccionador, que en nada tiene que ver con su popular Mente pollo (también bueno). Creo que más directores se deberían arriesgarse con Gonzalvo para papeles dramáticos.

El capítulo, un canto a la vida desde la muerte, es el mejor ejemplo de lo que decía Lidia Inés: tenían que buscar conflictos dados en y desde la ciencia, pero insertos en la vida de seres humanos que son sencillamente eso: personas.

Los magos de ese producto de calidad que recibimos cada sábado por Cubavisión son : guión y dirección, Rudy; dirección de fotografía,  Alexander Escobar; sonido, Velia Díaz; edición, Octavio Crespo; música, Juan Carlos Rivero; dirección de arte, Miguel Ángel Tur; 1era asistente de dirección,  Enma Robaina, posproducción de sonido, Glenda Martínez; efectos digitales,  Remachestudios,  Víctor López y posproducción de imagen, OLIMPUSAT. Del diseño de maquillaje y peluquería se encargó Karen Gómez, y la maquillista fue Grisel, con la producción de RTV Comercial, empresa de la Televisión Cubana

La serie cuenta con las actuaciones de Isabel Santos, Nancy González, Amarilis Núñez, Yailene Sierra, Blanca Rosa Blanco, Osvaldo Doimeadiós, Carlos Luís González, Carlos Gonzalvo, Aramís Delgado, Manuel Porto, Jorge Treto, Nieves Riovalles, Bárbaro Marín, Enrique Bueno, Ariana Alvares, Yailin Copola, Yuni Bolaños, Ariadna Núñez, Hilario Peña, entre otros intérpretes. Participan de manera especial Alden Knight, Diana Rosa Suarez, Nilda Collado, Alfredo Martínez, Yadier Fernández, Edith Massola y dos actores extranjeros, un norteamericano,  Jimmy Jean Louis y un actor mexicano, Roberto Medina, también radicado en los EU.

Pero, además algunos científicos intervienen como actores y actrices, hasta Lidia Inés, una “vaca sagrada” de la biotecnología al decir de una de mis amigas,  que “actúa” en el capítulo siete, momento en el que Isabel Santos ofrece una magistral clase de actuación, y  en el que hubo escenas filmadas más de una vez para lograr ese acto de convencer al televidente, que es tan difícil.

De los dos primeros capítulos destacar ¡cuándo no! a Doimeadiós, bien siempre  pero especialmente cuando se “traga” a Amarilis Núñez, que en ningún momento (ni cuando la hija estaba presa) deja de ser “la linda científica”. Los demás actores y actrices en  su papel, como casi siempre logra Rudy con los elencos que trabaja.

¿Qué decir del director? Rudy Mora nació bajo el signo de la polémica.  Sucedió con La otra cara, Doble juego, luego con Diana, con los filmes Y sin embargo y  Leontina y hasta con sus videos clip. Con un lenguaje  entre el cinematográfico y el televisivo, es un  autor polémico y… audaz, valiente, que toma un tema por los cuernos como debe ser, y lo convierte en un producto audiovisual que por lo menos da motivo para el comentario.

Sé que tengo ventaja sobre Usted que me lee: de los capítulos que faltan he visto dos, el cinco (¡jóvenes profesionales no se lo pierdan!) y el siete, una lección de buenas actuaciones, con un magnífico ejemplo de un tema que se trata permanentemente en los Medios de Comunicación, pero que en esa historia, sino se aprieta el cinturón…  usted llorará.

Nancy González en Conciencia. Foto: Portal de la Televisión Cubana.

Conciencia, una serie de Rudy Mora. Foto: Portal de la Televisión Cubana.

Nancy González y Osvaldo Doimeadiós en Conciencia. Foto: Portal de la Televisión Cubana.

Carlos Gonzalvo en Conciencia. Foto: Portal de la Televisión Cubana.

Conciencia, una serie de Rudy Mora. Foto: Portal de la Televisión Cubana.

Nieves Riovalles en Conciencia. Foto: Portal de la Televisión Cubana.

Conciencia, una serie de Rudy Mora. Foto: Portal de la Televisión Cubana.

Amarilis Núñez en Conciencia. Foto: Portal de la Televisión Cubana.

Amarilis Núñez y Doime en ConCiencia. Foto: Portal de la Televisión Cubana.

(Tomado del Portal de la Televisión Cubana)

Se han publicado 64 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Mirtha dijo:

    Por favor….¿un musical que es lo mismo de lo mismo?!!!!!!!!!!! Para eso existen varios canales

  • Ileana dijo:

    Con ciencia tiene pronóstico reservado ja, ja no quiero adelantarme no van ni por la mitad, siempre es un riesgo llevar historias de ficción con visos de realidad a la pantalla y en ese intento perder el hilo de la dramaturgia es fatal, como siempre nada salva a un guión deficiente, la imaginación del ¿los? guionista (s) tiene fronteras aunque es probable que no se hayan dado cuenta, los personajes están caricaturizados y divididos en intrínsecamente perversos y bondadosos y los otros pareciera que están en las nubes, esperemos entonces a lo mejor hay un giro….
    Yo no voy a idealizar a las personas que trabajan en centros de investigación, hay conflictos, problemas, incomprensiones , pero lo que no puede ocurrir es que cosas que realmente no suceden ni pueden suceder sean recreadas en la pantalla en aras de recabar la atención de una posible audiencia, para mi decepcionante, no es un mercado público, es una industria de alto estándar con regulaciones internacionales que hay que cumplir. Han prevalecido los enfrentamientos, los insultos y los debates insustanciales, éste es el mensaje que llega y que retienen la mayoría de espectadores.

    Dislates mayores colocar un frasco con ácido en lo alto de un estante, detener un proyecto que no cumple los requisitos y dejar ver que es por problemas personales son hasta ahora las peores cosas que he visto, la actuación de Gonzalvez agonizando meritoria, pero la escena de la disnea demasiado larga y espeluznante.

    • Ma. Caridad dijo:

      Muy de acuerdo con su criterio.

  • Noraida Galloso dijo:

    Interesante la propuesta, se agradece por su calidad, tiene que ver con un sector de mucha sencibilidad que es la salud de la población y es extensible a otros los sectores de la sociedad cubana que tambien hacen ciencia, ya se han tratado otros en otros ambitos, es interesante ver la diversidad, es entretenida la propuesta de este producto nacional, se ven muy buenas actuaciones, a todos muchas gracias.

  • MSc .María Cardoso Cárdenas dijo:

    La serie Científicos en su primera temporada, está muy buena, RTV Comercial ha puesto a la disposición de los televidentes, un producto meritorio para visualizar con entusiamo, la trama puede existir en muchos centros de trabajos , cuestiones negativas que aún persisten , y difíciles de erradicar, a pesar de todo toca temas relacionados con la familia, responsabilidad muy importante ante la sociedad, conflictos en varios escenarios, la actuación de los actores es excelente, debería ser más sitemático RTV Comercia,l para contrarrestrar la banalidad que se visualiza, y excluir la parrilla de la televisión que no nos brindan nada que merite la pena a excepciones de algunos programas, gracias por l psibilidad de expresar mi punto de vista.
    Buen fin de semana.

  • grissel dijo:

    De verdad sabemos q el ser humano tiene virtudes y defectos pero …….. bueno, por si acaso sigo trabajando en mi colectivo de trabajo q no son perfectos ni ninguno es cientifico,

  • lex 77 dijo:

    personalmente creo q es un muy bue serial….
    He pasado por varios centros de trabajo y si algo me ha demostrado la vida es q mientras mas nivel tienen las personas y mas aspiraciones, mas complicadas y mas ruines pueden llegar a ser.
    En ese mundillo de la élite profesional se vive eso y mucho peor q en lugares donde la gente tiene menos nivel y hay menos «competencia profesional» pq en ese mundo las consecuencias son más grandes tanto para bien como para mal. Atrasarte en un proyecto signifuca años de invesigación q deben seguir esperando aspiraciones profesionales y hasta personales q deben ser postergadas, por eso a veces se pierde el norte en la manera de lograr esos objetivos.
    Postergar una investigaión por falta de financiamiento o pq se priorice otra significa, postergar un doctorado y esto a su ves puede significar postergar la posibilidad de viajar, y esta a su vez la de mejorar econíomicamente un poco y asi mismo la de tener o ampliar una familia y así sucesivamente….es una cadena….
    Creo q el mérito de estas personas radica en q aún así van a trabajar todos los días luchan por lo q creen mejor y por hacer mejor cencia cada dia, con sus luces y sus sombras como dijo alguien antes.
    Quien dice q esas personas no tienen sensibilidades a pesar de sus mezquindades, como nos pasa a todo, o es q no es ser una persona sacrificada y sensible a lo q puede representar lo hace una madre q a sabiendas lo perjudicial q puede ser para su embarazo y su niña pequeña atraviesa la calle bajo una aguacero para q no se atrasen los análisis q deba hacer a una hora determinada?
    el personaje de Amarilis Núñez dice en su segundo capítulo una frase q me parece muy meridiana «es muy difícil encontrar el justo medio entre ser una buena madre y una buena profesional o científica» y estoy 100% de acuerdo con ella y mas en este país por las razones harto conocidas por todos.
    Muy duro el argumento del cientíico q decide desertar cuando dice «y cuando me haga doctor q hago con lo q se? si mis hijas y mi mujer viven agregadas en casa de mi abuela»
    eso es algo en lo q este país debe trabajar.
    No por gusto he leido varios debates sobre la política científica tratada en el proyecto de constitución y la atención a este sector….
    EN fin loq quiero hacer ver es q el tema es complejo y la serie lo aborda de manera muy profesional y REALISTA, ojalá veamos cosas como estas mas a menudo y menos morcilla brasileña q cada día son mas malas.

  • Liván dijo:

    oh, oh… Rudy y compañía, en una primera ocasión realicé el comentario que el programa merece, claro – oscuros a parte, y ostengo mi opinión, pero en este cuarto capítulo, a mi juicio comestieron el error milenario de los audiovisuales cubanos, la imagen de sexo, innecesaria, por demás, no hace falta ilustrar ese acto, la gente puede imaginar lo que sucede entre un hombre y una mujer en cuarto luego de unos besos y de apagar la luz…
    Lamentablemente, nos empeñamos en cuestionar las novelas del paquete, pero me atrevo a asegurar que esas imágenes serían sensuradas en cualquiera de ellas, estás imágenes ya son muy comunes en el cine cubano y en la realización cubana, no es el desnudo lo que catapulta al buen actor, que tal los parlamentos, las fotografías, los encuadres y enfoques, en fin cuestiones que ustedes deben conocer mejor que yo.
    A mi juicio denigraron de más a la científica en cuestión, hasta las estrías de sus caderas se visualizaron… eso no hace mejor la obra, eso si impacta en el imaginario popular que además dista de la visión especializada, pero es absolutamente mayoritaria.
    Por lo demás fabulosa la manera de visualizar la actual situación del exodo de los profesionales con altas titulaciones y formaciones académicas.
    Una de cal y otra de arena.

    • maaria dijo:

      Cierto lo que comentas sobre el desnudo,es hermoso en obras de arte,cine, pero lo creo imnecesario,poco estético y sin interés en este u otro cápitulo,pues como comentas,con unos abrazos,unos besos(también un poquito «decentes» no de «rechupete») y un sutil retiro del tirante de la bata se muestra el significado de la entrega pasional de la pareja.
      Y espectadores,es sensillamente unos capitulos de dramatizado, no biografía,está confeccionada con los aportes de vivencias reales y con la frondosa imaginación de guionistas y trabajadores tanto del gremio artístico como social común donde intervienen directivos,científicos,técnicos, especialistas, obreros, etc.Ya continuaran las críticas enriquecedoras o destructivas,ya aprenderán más sobre su trabajo,los realizadores.No es una obra de ciencia ficción aunque es ficticia,es más de la realidad cotidiana del cubano,pero ha escala de polo científico.Es una propuesta más de entretenimiento», otro aire pues hemos explotado bastante la adolescencia, el machismo,la homofobia,la infidelidad, los presidiarios» ,el producto caro del mercado,el mal servicio en los establecimientos del estado, etc.Vamos a ver si nos distraemos,si en algún momento nos divertimos,si conocemos algo nuevo.
      Para el expectador que como otros no está deacuerdo con la escena del paciente con cancer,como se comenta en otros artículos,no por mencionar la palabra o ver a la cara al enfermo,se agrava más su enfermedad,al contrario,si podemos conocer más de la enfermedad,mejor,pues sabremos que aspectos lo pueden dañar más,qué lo puede ayudar a convivir lo mejor posible con la misma y en qué podemos hacer más llevadera» los momentos de sufrimiento físico y emocional de nuestro familiar,vecino o amigo.Por supuesto no se explica porqué no fue candidato del protocolo de tratamiento,pero la actriz que conversa con la madre le explica los pasos y las condiciones que requiere en su momento y con lenguaje claro y no palabras científicas ni especiales que ella no entienda,aprende que por ejemplo a un individuo con diferencia fisícas debes mirarlo a los ojos como los demás,no desviar la vista y esquivarlos,son seres sociales igualito que nosotros.Espero no lastimar a nadie con mi comentario.Saludos.

  • carlosA dijo:

    Me gusta un tanto la serie, pero parece realmente que la ciencia esta por debajo de los intereces de la conciencia, ponen a los cientifico un tanto interesados por el viaje y no por la defensa de sus proyectos, hay personas asi pero me parece que estan apretando en cuanto al tema, los cientificos cubanos no los caracteriza la miseria( ya no tendriamo ninguno)

  • plaff dijo:

    sigo con lo que me trae el paquete, no me gusta, no me llega como espectadora.

  • Calixto dijo:

    Una serie buena engancha a los diez o a los 30 minutos o en el primer capitulo, esta apersar de un SUPER ELENCO DE ACTORES REUNIDOS EN ELLA (lo cual se agradece), no lo logro y creo que eso es suficiente para valorarla.
    Los parlamentos buenos y bien recitados: convincentes, la imagen mejor, pero la serie no atrae, se queda a mitad de camino y no llega al espectador.
    La ciencia en Cuba en los ultimos 30 años ha tenido un rol protagonico y con resultados muy importantes, los cientificos sí son seres de carne y hueso y parte de la sociedad cubana, historias para contar para tres temporadas y mas tambien. La forma en que han sido presentadas no es el reflejo real de como se mueve este mundo, la envidia, el celo cientifico, el abondono de un proyecto, son hechos que se dan una y otra vez pero no son de chancleta de palo, siempre es mas comedido, mas refinado.
    Los capitulos hasta el tres solo ponen a estos seres de carne y hueso en un papel muy cuestionable….hay quien dice pero son asi, pero trabajan asi, pero pueden lograr algo asi…sin empatia, sin cordialidad….un premio a la ACC o el premio de la DISCORDIA….
    La asesoria tecnica debio ser buena pero no la credibilidad de lo que se manifiesta. Quedan capitulos por venir, pero hasta el 3 a pesar de los Portos, las Nancy, Amarilys, Isabel, Blanca, Enrique, Doimeadios, Carlos G, y muchos talentos jovenes no logra ENGANCHAR al televidente y ocupar con HONOR el espacio ESTELAR del sabado en la noche, a pesar del talento demostrado de Rudy, esta vez no refleja como se hace Ciencia en Cuba, ni a sus cientificos reales, los conflictos que hay de todo tipo se quedan al margen, se estudio la teoria pero no entendio la practica, el EXPERIMENTO de LABORATORIO, fallo esta vez.

  • ANELIS dijo:

    QUIERO REFERIRME A LAS ESCENAS DEL DESNUDO Y DE LA RELACIÓN SEXUAL ENTRE LA CIENTÍFICA Y SU ESPOSO. EN MI OPINIÓN, FUE TOTALMETE INNECESARIA, MUY LARGA, DEMASIADO EXPRESIVA, COINCIDO CON LOS QUE DICEN QUE NO ES APTA PARA ESE TIPO DE PROGRAMA, QUIZAS PARA EL CINE, PERO EN VERDAD, LA VI FUERA DE LUGAR, Y ASI OPINARON MUCHOS, MUCHOS, QUE NO SABEMOS DE TELEVISIÓN, PERO QUE VIVIMOS EN LA CUBA QUE TIENE QUE ESTAR LOS SABADOS EN LA NOCHE FRENTE AL TELEVISOR(PORQUE NO TENEMOS OTRAS OPCIONES)Y
    SABEMOS QUE TODAVIA A ESA HORA ESTÁ LA MAYOR PARTE DE LA FAMILIA REUNIDA Y ESAS ESCENAS ESTUVIERON DURAS, PARA MI, LE QUITARON MÉRITO AL PROGRAMA.

  • HBA dijo:

    PRIMERO QUE TODO: Felicitaciones a Rudy Mora y al elenco, así como a los asesores del centro. Segundo: Gracias, por reflejar la vida laboral y cotidiana de un grupo de personas que son determinantes y a la vez desconocidas. Tercero: pienso que voy a dejar de ver la serie, soy doctor en ciencias y en los dos últimos capítulos me ha subido la presión. Tengo 38 años y para los que no están relacionados en el mundo qeu se narra puede ser SIMPLE DRAMA, para mi es la realidad. Es duro ver cómo una joven promesa deja el centro de investigaciones y desarrollo para irse a parquear autos, es duro ver como cuando trabajaba en el centro no podía comprarse el libro de bioquémica y si cuando es un parqueador, pero lo más duro es que no se haga nada por revertir esa situación y eso no lo arregla Rudy. Cuánto cuesta formar un profesional, Cuánto cuesta formar un doctor en ciencias de determinada especialidad, eso lo ha calculado alguien y luego no pagarle acorde a su rango. Tras el capítulo 6 de la serie cómo alguien puede hablar del robo de cerebros en Cuba, no, en Cuba los cerebros se están regalando. Puede alguien mencionar un país donde un profesor universitario o un investigador de un centro no tenga para comprar la cuna para su hijo o un país donde un parqueador viva mejor que alguien que labore en los centros que mencione. Demasiado dura la realidad y muy oscuro el porvenir. Gracias Rudy ojala con la visualización de tu serie alguien entienda que con decir que la economía no está en condiciones de subir el salario a uno de los pocos sectores que todavía no se la ha subido no se resuelve la vida de hombres y mujeres que gastan neuronas en pro del país y qeu cuando la economía tenga las condiciones para subirles el salario y mejorarles la vida, quizas muchos de ellos abandoron el país o su profesión, aunque lo hagan con el corazón en mil pedazos.

  • kpj dijo:

    ME GUSTA EL GRAN ELENCO DE LA SERIE PERO PIENSO QUE LOS PERSONAJES TIENEN MUCHO MAS QUE MOSTRAR QUE ESA GRAN CARGA DE ANTIVALORES. PORQUE A PESAR DE LOS DEFECTOS QUE PUEDAN TENER COMO SERES HUMANOS ,LOS CIENTIFICOS QUE TRABAJAN EN EL CENTRO DE BIOTECNOLOGIA HAN SUPERADO MUCHISIMOS PROBLEMAS TANTO EN SUS CASAS COMO EN SUS PUESTOS DE TRABAJO Y HAN APORTADO GRANDES INVESTIGACIONES Y RESULTADOS POSITIVOS A LA HUMANIDAD.RESALTAR ESOS LOGROS ERA LO QUE ESPERABA CON LA TRANSMICION DE ESTA SERIE.LOS MUCHACHOS QUE SE PREPARAN PARA REALIZAR PRUEBAS DE INGRESO Y ESPERAN OBTENER CARRERAS TAN IMPORTANTES COMO LA BIOQUIMICA, CIENCIAS FARMACEUTICAS,MEDICINA U OTRAS QUE REQUIEREN UN ALTO NIVEL DE CONOCIMIENTOS NO LES APORTA NINGUN VALOR PARA SU ORIENTACIÓN PROFESIONAL.A MI ME ENTRETIENE POR LA CALIDAD DE LAS ACTUACIONES Y NO POR EL GUIÓN DE LA SERIE.

  • Dulce M .Echemendía Arcia dijo:

    Me satisfizo que esta serie como otras de Rudy Mora que ya hemos disfrutado se acerque a los procesos más complejos de la construcción de la sociedad nuestra que es quizás única en el mundo , pero como todo lo humano con sus imperfecciones que la hacen entonces creíble y hermosa.No me parece que tengamos que ocultar algunas de las cosas que pueden parecer menos bellas si esto implica que desnudemos nuestra verdad, los que tenemos experiencia de haber compartido en otras sociedades , hemos montado en taxis manejados por abogados , ingenieros y eso no nos ha extrañado en Cuba ,quizás esto sea minoría , pero cuándo vamos a entender que somos parte del mundo globalizado y que esto puede ser una expresión más; coincido en que su tratamiento no ha dejado de ser artístico y ficcionalmete auténtico.

  • reinaldo dijo:

    No es lo pólemico de lo que se dice, el problema es que no es atractivo el guión y la trama se desvanece en temas que dejan de interesar al televidente , para mi hay incongruencia en la trama, la edición y la idea general, creo que al editarse se perdió la idea que se tenía y queda ambiguo, los actores son excelentes y lo hacen muy bien pero quedó mal el producto final, en ocasiones hay escenas que son largas y no llegan a un punto relevante , me digo y para que tanto drama, no me dice nada y sin embargo los actores lo hicieron muy bien, pero al final no se logra buen resultado. para mi que los he visto hasta ahora todos no queda claro la trama principal y cuál es el objetivo, no me llega a emocionar ni a convencer lo que se edita.

Se han publicado 64 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Paquita Armas Fonseca

Paquita Armas Fonseca

Periodista cubana especializada en temas culturales. Colabora sistemáticamente con Cubadebate y otros medios digitales como La Jiribilla, CubaSi y el Portal de la Televisión Cubana. Fue directora de El Caimán Barbudo.

Vea también