Los niños de Tailandia están bien. Los de otras regiones, no tanto

El periódico The New York Times informó que varios de los jóvenes futbolistas y el entrenador que fueron rescatados en Tailandia son refugiados sin ciudadanía, que han huido de la violencia y la persecución en el vecino país de Birmania. Ojalá los niños migrantes encerrados por el presidente Trump en Estados Unidos y los niños de Yemen fueran tratados con la misma bondad, con un esfuerzo equivalente a nivel mundial que los conduzca a un lugar seguro.