Que no nos mientan, el responsable no es el narco

Esta semana el periodismo mexicano y La Jornada perdieron a un extraordinario profesional y ser humano, Javier Valdés, corresponsal de nuestro diario en Sinaloa, acribillado a balazos a las 12 del día en Culiacán, a unos pasos del Semanario Riodoce, del que fuera cofundador. Hace 57 días, el 23 de marzo, murió también acribillada frente a su casa, nuestra compañera Miroslava Breach, corresponsal en Chihuahua, mientras esperaba a su hijo para llevarlo a la escuela.