Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

Burocratismo, enfermedad de la burocracia. ¿Cómo combatirlo?

| 131

burocracia

Del artículo de los sufijos ismos que enferman la palabra…, por diversas vías me llegaron solicitudes para que escribiera sobre el burocratismo. Realmente es un tema del que se ha escrito mucho, por muchos y a mi entender bien, pero tal vez centrado en su diagnóstico y no en las posibles soluciones o mitigaciones. Intentaré distinguir entre burocracia y burocratismo y dar nuevos enfoques que movilicen nuestra mentalidad para no caer en el lazo fatal de intentar resolver viejos problemas con los conocimientos y métodos que lo originaron. Un nuevo concepto: Adhocracia.

Es conveniente intentar describir un marco conceptual elemental que nos ayude a lograr consistencia científica. Me centraré en el sector público.
Comienzo citando fragmentos de un escrito del Che, en su etapa de Ministro de Industria.

Si fuéramos a buscar las raíces del burocratismo en el momento actual, (1964) agregaríamos a causas viejas nuevas motivaciones, encontrando tres razones fundamentales.

Una de ellas es la falta de motor interno. Con esto queremos decir, la falta de interés del individuo por rendir un servicio al Estado y por superar una situación dada. Se basa en una falta de conciencia revolucionaria o, en todo caso, en el conformismo frente a lo que anda mal.

Otra causa es la falta de organización. Al pretender destruir el "guerrillerismo" sin tener la suficiente experiencia administrativa, se producen disloques, cuellos de botellas, que frenan innecesariamente el flujo de las informaciones de las bases y de las instrucciones u órdenes emanadas de los aparatos centrales. A veces éstas, o aquellas, toman rumbos extraviados, otras, se traducen en indicaciones mal vertidas, disparatadas, que contribuyen más a la distorsión.

No debemos nunca olvidar, para hacer una sana autocrítica, que la dirección económica de la Revolución es la responsable de la mayoría de los males burocráticos.

La tercera causa, muy importante, es la falta de conocimientos técnicos suficientemente desarrollados como para poder tomar decisiones justas y en poco tiempo. Después de una, dos, unas cuantas reuniones, el problema sigue vigente hasta que se resuelve por si solo o hay que tomar una resolución cualquiera, por mala que sea.

Debemos analizar las responsabilidades de cada funcionario, establecerlas lo más rígidamente posible dentro de los cauces, de los que no debe salirse bajo pena de severísimas sanciones y, sobre esta base, dar las más amplias facultades posibles. Al mismo tiempo, estudiar todo lo que es fundamental y lo que es accesorio en el trabajo de las distintas unidades de los organismos estatales y limitar lo accesorio para poner énfasis sobre lo fundamental, permitiendo así más rápida acción. Y exigir acción a nuestros funcionarios, establecer límites de tiempo para cumplir las instrucciones emanadas de los organismos centrales, controlar correctamente y obligar a tomar decisiones en tiempo prudencial.

Todos debemos trabajar para cumplir esta consigna apremiante del momento: Guerra al burocratismo. Agilización del aparato estatal. Producción sin trabas y responsabilidad por la producción”. 

El término burocracia viene del francés "bureaucratie", y este de bureau, oficina, escritorio, y -cratie, -cracia: gobierno. En un sentido original, que se traslada al uso común, burocracia se asocia a ineficiencia, pereza y derroche de medios. Así, comúnmente se usa de manera peyorativa.

No obstante, de acuerdo al análisis sociológico de Max Weber, el sistema tiene connotaciones más positivas, en que es una forma de organización y administración más racional que las alternativas, que se caracterizan como sistemas basados en aproximaciones "carismáticas" o "tradicionales". Weber definió a la burocracia como una forma de organización que realza la precisión, la velocidad, la claridad, la regularidad, la exactitud y la eficiencia conseguida a través de la división prefijada de las tareas, de la supervisión jerárquica, y de detalladas reglas y regulaciones. Weber reconoce que las burocracias pueden causar problemas de "papeleo", muchos trabajos burocráticos pueden resultar tediosos, ofreciendo pocas oportunidades para el ejercicio de las capacidades creativas.

frases-reales-la-burocraciaOpino, que hay procesos que pueden funcionar con efectividad mediante la llamada burocracia mecánica, en que lo fundamental es cumplir los procedimientos rutinarios con precisión y prontitud. Que haya demoras y peloteos, no es solo culpa de la burocracia; muchas veces se debe a una actitud tramposa de los funcionarios que pretenden lucrar con las necesidades y a veces angustias del ciudadano que necesita pronto y bien un documento oficialmente avalado. Para no ser injusto con funcionarios honorables, también puede estar causado por falta de recursos materiales o por la ausencia de una persona decisiva en el encadenamiento burocrático, o por falta de competencias entre otras causas.

Como prueba de la antigüedad de la burocracia, en una carta —fechada el 15 de julio de 1766, el barón Von Grimm, escribe: "El verdadero espíritu de las leyes en Francia es el de aquella burocracia de la cual el fallecido Sr. De Gournay se quejaba tanto; aquí las oficinas, los funcionarios, secretarios, inspectores e intendentes no son nombrados en sus puestos para beneficiar el interés público, en realidad parecería que el interés público ha sido instaurado para que las oficinas puedan existir"

En la época moderna la burocracia asume su rol e importancia no solo en el desarrollo de las funciones del Estado, sino también en las corporaciones y grandes empresas, capitalistas o no, debido al desarrollo y especialización del trabajo que han experimentado estas; se suele denominar a este tipo de burocracia en las empresas «burocracia corporativa»

Adhocracia: un término posiblemente nuevo para la mayoría de los lectores.
La palabra fue acuñada en 1964 por Bennis y Slater, y que Henry Mintzberg, uno de los gurúes del diseño organizacional, incorporó en su tipología de las configuraciones organizacionales.

Adhocracia es la ausencia de jerarquía, y es por tanto lo opuesto a burocracia. Es una palabra híbrida entre ad-hoc y el sufijo cracia. El término se usa en la teoría de gestión de organizaciones. Todos los miembros de una organización tienen autoridad para tomar decisiones y llevar a cabo acciones que afectan al futuro de la organización.

Alvin Toffler apuntó en su libro El shock del futuro que las adhocracias se volverán más comunes y probablemente reemplacen la burocracia en el futuro próximo. Para él las organizaciones adhocráticas coordinan tareas a través de la adaptación mutua de sus integrantes y están dominadas por la presión hacia la colaboración. Son formas organizacionales flexibles, orientadas hacia la innovación y el cambio.

La adhocracia es un tipo de sistema administrativo, el cual es flexible, con pocas formalizaciones de comportamientos, pero con un alto grado de especialización horizontal, además en este tipo de sistema existe un traslado constante de autoridad basado en competencias y no jerarquía. A diferencia de este tipo de sistema está la burocracia, la cual se refiere a un modelo global detallado y explícito, con todos sus procedimientos, reglas y metas documentados.

BUROCRACIA-MAFALDA

La burocracia mecánica o la profesional son necesarias y útiles para ciertas organizaciones. Hay muchos procesos que tienen una burocracia efectiva, en que todo se resuelve en tiempo y forma, esas se pueden agradecer. Por ejemplo, recientemente en menos de una hora culminé la solicitud de mi nuevo carné de identidad y a los tres días hábiles ya estaba listo y lo recogí en menos de dos minutos.

Debemos pensar nuevas formas de resolver viejos problemas. Hay que distinguir lo que se puede resolver con la Burocracia y lo que requiere la Adhocracia, o su combinación bien concebida..

Culmino con algunas propuestas concretas para pensar, enriquecer, diseñar y llevarlas a la práctica como mejor criterio de la verdad. Es una especie de tormenta de idea escrita (Brainwriting), por tanto puede haber más de una “idea salvaje” o aparentemente disparatada. Recordemos que en esta técnica de creatividad la única idea inservible es la que no se dice. Estoy consciente que hay causas y condiciones estructurales individuales y colectivas más profundas, pero a falta de innovaciones radicales, las innovaciones incrementales pueden dar buenos resultados.

Aquí va mi Brainwriting (Tormenta de idea)

¿Cómo combatir al burocratismo?
1. Reducir la cantidad de pasos para culminar cualquier trámite, premiar a quienes logren el mejor diseño (menos pasos, más pronto)
2. Poner una fecha de culminación del trámite, que mejore significativamente a la vigente
3. Publicar el resultado de los análisis sacados de los buzones de quejas y sugerencias
4. Divulgar por diferentes medios masivos a los funcionarios públicos con alto reconocimiento de los ciudadanos
5. Aplicar pago a los funcionarios, vinculándolo con la cantidad y calidad de los resultados aceptados por el ciudadano o cliente.
6. Divulgar con sentido educativo los casos de corrupción de funcionarios públicos
7. Lograr una participación más efectiva de los ciudadanos en el diseño y evaluación de los resultados de los procesos burocráticos
8. Aplicar el concepto del contrato estructurador, es decir el que permite que trámites muy sencillos y rutinarios se hagan con una alta participación de la automática y los complejos acudan a los grupos multidisciplinarios de expertos, eficaces y eficientes
9. Ante cuellos de botella, debido en lo fundamental por un incremento significativo predecible en la demanda de trámites, se pongan en marcha métodos adhocráticos
10. Determinar aquellos trámites con mayor insatisfacción de los ciudadanos y buscar soluciones alternativas, combinando Burocracia y Adhocracia

Espero sus comentarios, sugerencias y en particular ideas concretas para incrementar la lista de la tormenta de ideas.

Se han publicado 131 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Guillermo del Rio dijo:

    La burocracia se elimina con conocimiento y preparación de quienes ocupan un puesto no importa en que parte de la estructura de la organización o institución se encuentre.
    La burocracia se elimina con la pasión por lo que se hace o se debe hacer.
    La burocracia se elimina con información compartida, oportuna y sistemáticamente.
    La burocracia se elimina con trabajo en equipo, compartiendo decisiones y facultades.

  • Benito Pérez Maza dijo:

    Con los acuerdos de los Congresos VI y Vii de nuestro PCC, resalta la oportunidad y utilidad de este trabajo del Co. del Prado. Divulgarlo y convertirlo en motivante para recoger ideas y acumular esfuerzos a favor de desalentar el ´´burrocratismo´´ es, una de las vías para integrar eficiencia, calidad y satisfacción con los servicios administrativos dirigidos a la atención a nuestro Pueblo.

  • Jonás dijo:

    Capacitar al funcionario, tecnificarlo con criterios de la propia sugerencia del conjunto de participantes en el proceso administrativo. Control social al proceso como factor interno y externo para medir los resultados y ser evaluados en el tiempo.

    Ningún proceso es único e irremplazable, es mutable o modificable en el tiempo en función a los resultados.

  • Marcelino dijo:

    Estimado Néstor, quizás sea reiterativo o esté implícito en lo que sugieres, pero pienso que también pudiera ayudarnos a combatir ese mal, lo siguiente:
    11. Perfeccionar o seguir perfeccionando la pirámide ocupacional de cada institución y lugar, de modo que haya la cantidad y proporción suficientes de "indios y caciques"; al igual que la estructura de calificaciones del talento humano requeridos.
    12. Establecer una legislación y aplicarla, que sea más exigente en lo económico con los funcionarios que "duermen", "engavetan" , juegan al "dale al que no te dio" o al " allí fumé". con lo que le toca en determinado plazo. Lo que existe, que pudiera perfeccionarse, no se aplica. Hay mucha justificación, pase de mano y paternalismo. Graficando con un ejemplo hipotético: valorar si en nuestras condiciones reales 30 días no son suficientes, entonces cambiar lo legislado para 45, pero al que no cumple en el plazo aplicarle la medida económica justa que le toca. No charla persuasiva, sino medida económica justa, acompañada de la charla si vale el caso. Es una realidad que en este detalle tenemos mucha charla y pocas nueces. Y entonces, tenemos como resultado que la indolencia y la insensibilidad, fortalecen el mal; y el incumplimiento no se refleja en el salario, que sería como decir, que se financia al burocratismo.
    13. Acelerar la aplicación de la política de reestructurar, integrar o sistematizar más los distintos sectores, organismos, organizaciones, etc. de la Sociedad; prestando el máximo de atención al justo balance entre centralización y descentralización. Ejemplos positivos: la integración de las universidades y las nuevas provincias (lo que como aún por estar en su fase experimental, está en su lógico perfeccionamiento). A lo interno de cada caso o lugar debíamos obrar también en este sentido. Por ejemplo: ¿por qué en un mismo centro de trabajo tenemos tantas estructuras o niveles de una misma organización o sistema organizacional administrativo?.
    14. Perfeccionar y ser más exigentes con el modo de actuación de los cuadros y funcionarios que les implique salir más de las oficinas y tocar más con la mano o poner el hombro directo en la solución de cada problema y, lo que es mejor, en su previsión, en constante contacto directo con el pueblo, con los trabajadores, con los niños, con los jóvenes, etc. Miles de problemas pudieran ser resueltos previsoramente y otros jamás hubieran surgido si nuestro modo de actuación social, no solo funcional, fuera más directo con el escenario o escenarios específicos que a cada quien nos toca. Una decisión "con el pie en la obra", "con el pie en el surco" , "con el pie en la fábrica" o " con el pie en la calle", muchas veces vale más que montones de papeles, planes de medidas, directivas, acuerdos de reuniones,etc. ; incluyendo lo beneficioso que resulta en lo político. Nuestro país construye y avanza en condiciones muy difíciles, en medio de una guerra que se nos hace a diario que conlleva a que siempre estamos en período especial económico y político, manifestado con mayor o menor crudeza, pero período especial al fin, y no tenemos otra opción que resolver por nosotros mismos nuestros males. La forma o formas de combatir este mal y otros no pueden ser las mismas de otras sociedades. Necesitamos las propias, como siempre ha sido la política de la Revolución en las conquistas logradas. Este es el sentido de mis sugerencias.

  • OK dijo:

    Bueno y para acometer ese plan de acción pondremos a un señor detras de un buró a dirigir y controlar el proceso. Bueno pensandolo bien, no, mejor nombramos una comisión que se reunirá mensualmente para este tema y sus actas serán auditables por las venideras auditorias.

  • Ileana dijo:

    Henry David Thoreau (EEUU, 1817-1862) Escritor, filósofo y naturalista estadounidense, observó: “No es suficiente estar ocupado; también lo están las hormigas. La cuestión es: ¿sobre qué estamos ocupados? No confundas actividad con resultados. No hay razón para hacer un buen trabajo sobre algo que no deberías hacer para empezar”.

    Hay un lenguaje que indica inacción y aletargamiento. Es el lenguaje de la burocracia, del cual se apropian no más se acomodan tras el buró, los burócratas.
    Se está analizando, se está estudiando, nos estamos reuniendo, se está chequeando, se está trabajando o está por definirse son solo pequeñas muestras del inmenso arsenal de frases que denotan imprecisión, desconocimiento y modorra.
    Son frases que si se estudian en profundidad casi siempre son impersonales, pues contienen el –se-, sin un sujeto definido que realice la acción; y en el mejor de los casos usan el plural de modestia, ese “nosotros” que suena a nadie.
    Las frases de la burocracia terminan inteligentemente con un gerundio. Los gerundios no les comprometen, porque indican una acción extendida en el tiempo, una gestión, ¡qué conveniente!, con fechas de inicio y conclusión imprecisas.
    Pero eso no es todo. Si echamos una ojeada superficial a los verbos que usan regularmente, encontraremos los más propios del ámbito burocrático: analizar, estudiar, tratar de definir, reunir, chequear, informar, firmar…
    Casi no hay en todo el parque con que cuenta ese lenguaje una forma verbal en pasado, que hable de cumplir o terminar. Está prácticamente ausente además la primera persona del compromiso y ni hablar de incluir en su discurso el NO, de “ahora no se puede” o “no se ha hecho”, que indicaría al menos transparencia.
    Hay un ámbito de la realidad donde solo se habla en este lenguaje. A veces el lenguaje de la burocracia llega a las mayorías, cuando desde los medios o desde el barrio a los burócratas les exigen respuestas. Entonces ellos sacan lo mejor de su cosecha, con sus –iendos- y –andos- que ni ellos mismos se creen.
    Lo peor del lenguaje de la inacción y el aletargamiento es la facilidad con que se contrae; se contagia de estar tanto tiempo sentado tras un buró, elaborando informes insípidos, asistiendo a reuniones infructuosas, dejándose llevar por la maquinaria demoledora de la burocracia.
    Tiene ese lenguaje hasta su propia cadencia, que suena falsa y lejana, como mensaje calculado, para mantener quizás un puesto, un cargo, un teléfono celular, un carro o un viaje.
    Pero los burócratas también se adaptan a su entorno y he visto cierta tendencia al harakiri verbal y con eso es como si expiaran sus culpas ya que ellos no son, ni han sido parte del problema y luego vislumbran soluciones siempre poniendo el parche "que si bien no resolverán todo" habrá mejorías sustanciales y puf ǃǃǃǃ qué alivio, total después de un tiempo todo volverá a la normalidad y no le pedirán cuentas hasta nuevo aviso.
    Así que para añadir mi aporte a la tormenta de ideas propongo eliminar estos vicios del lenguaje y no permitir su expresión siempre imprecisa en nuestros medios de comunicación, prensa plana, radial y televisiva y hasta de los sitios web .cu
    Además eliminar el vicio de crear un comité de cualquier cosa, casi siempre un grupo de personas carentes de preparación, nombradas por otras carentes de disposición, para hacer algo carente de utilidad, a Napoleón Bonaparte le atribuyen una frase al respecto, Cuando quiero que algo no se haga, se lo encargo a un comité. Con esto no estoy en contra de los ad hoc, solo que sean rigurosamente escogidos cuando sea necesario y no una nueva moda.
    Y por último una acotación, los grandes volúmenes de papel no garantizan automáticamente que un proceso o sistema está bajo control. Por el contrario demasiada documentación, que es difícil de mantener al día en realidad puede ser contraproducente.
    RECOMENDACIONES AL DISEÑAR LOS DOCUMENTOS
    *ENFOQUE DE PROCESO
    *RACIONALIDAD,
    *SENTIDO COMUN,
    * INTERCONEXION.

  • Jacuna Matata? dijo:

    Al autor de este artículo se le quedó en el tintero una forma tremenedmente agresiva de burocatismo, la ping-pongcracia: Esta forma angustiante y depredadora por excelencia del tiempo y demás recursos de sus victimas, coloca a cualquier sociedad en una situación de estancamiento brutal, en el sector donde logre instaurarse, ese es el caso de "Vivienda"; temida palabra que hace temblar al más pinto de la paloma. Debo reconocer que fuí uno de los tragados por este infernal aparato ping-pongniano en una ocasión en la que tuve que asentar una vivienda en su correspondiente registro. Aquello fue una batalla de proporciones épicas; ni el Mago Blanco del Seño de los Anillos hubiera encontrado lugar para hacer funcionar su magia. Por solo referir algunos elementos simples: tuve que acudir a los arquitectos de la comunidad y cuando regresé a vivienda, los ping-pongnianos me comunicaron que ahora (después de haber desperdiciado horas en la cola para ser atendido) tenía que extraerle N número de fotocopias a los documentos antes referidos. Después de esto me solcitaron otras cosas, y yo preguntándome qué motiva a estos burócratas a dar las instrucciones fragmentadas y así multiplicar las dolorosas horas de cola, de pie antes de que abran y luego de pie de nuevo pues no hay siquiera suficientes asientos en el área de recepción.
    Cuanto dolor, cuanto lamento que existan lugares así.

  • Ileana dijo:

    Tormenta de ideas es brainstorming

    • Néstor del Prado Arza dijo:

      Estimada Ileana, el Brainwriting es la modalidad escrita del Braistorming, que fue lo que hice con cierto grado de libertad en las técnicas de creatividad. De cualquier manera agradezco su acotación, ya que me percato que debí haber abundado para asegurar la mejor interpretación.

  • REFLEXIVO dijo:

    Lo que tenemos que hacer, Néstor, es oficializar el nombramiento no reconocido de Burócratas a los jefes, que se dedican a funcionar desde las oficinas y mediante planes, informes que les envían y que ellos aceptan sin verificar, controlar, chequear (son tres palabras-conceptos que no están en las gavetas, carpetas y portafolios ni en la mente de los burócratas) lo que les informan y los que están por arriba que se lo aceptan tal y como es y entonces después nos disculpamos hablando de las lluvias, de la sequía (alternativamente), de la obsolecencia de los medios de transporte, de la técnica, etc. y entonces, después de dar esas explicaciones, que todo el mundo sabe que son verdades a medias y muy buenas para justificar, son como un "bunker", dicen: Ya tenemos un plan para enfrentar esa situación. No saben que "Gobernar es prever" y entonces el plan viene después de que todo es un desastre y el arroz se echa a perder en el puerto, etc.

  • Yarbredy Vázquez López dijo:

    11. Adecuar el sistema legal para que la ciudadanía pueda emprender de manera efectiva procesos legales por imcompetencia y/o malas prácticas ante demoras injustificables de trámites burocráticos.
    12. Establecer en todas las instituciones públicas políticas de transparencia que permitan saber pasos, procedimientos, costos, funcionario que tramita cada solicitud, etapas de los procesos burocráticos, etc. Anclar la política de transparencia a Leyes de Transparencia, de Comunicación, etc.
    13. Concentrar los servicios notariales, de carné de identidad, de trámites de vivienda y otros en locales cercanos o en un mismo local, a fin de disminuir la pérdida de tiempo al trasladarse de una institución a otra.

  • barrera dijo:

    Me parece que la mejor solución está en la automatización de todos esos procesos utilizando las modernas técnicas de procesamiento de datos y telecomunicaciones.
    Creo que la mayor parte de los procesos burocráticos pueden ser automatizados y los servicios que brindan pueden ser solicitados y recibidos sin la presencia de las presonas.
    Como se dice en el artículo la burocracia se consigue ¨a través de la división prefijada de las tareas, de la supervisión jerárquica, y de detalladas reglas y regulaciones¨. Donde esto existe es posible automatizar.
    Los bancos, por ejemplo, han sido tradicionalmente entidades altamente burocráticas debido a las características de las transacciones que proecesan.
    En la actualidad, en el mundo desarrollado, buena parte de las gestiones bancarias pueden hacerse desde un dispositivo cuqalquiera (desde una pc hasta un teléfono inteligente siempre que esté conectado a internet), sin tener que acudir al banco.
    Lo mismo pasa con otros trámites administrativos: personales (solicitud de certificados, de permisos, visas etc.) o comerciales (inscripción de una empresa, solicitud de licencia de importación o exportación, declaraciones y pago de impuestos, etc.).
    La capacidad de desarrollar esas aplicaciones la tenemos, solo nos falta la infraestructura y el acceso a los medios técnicos.

  • manuel dijo:

    La burocracia ....es organisacion .El problema es el burocratismo.

  • manuel dijo:

    14 Tramites por internet.

  • chicho dijo:

    ¡Qué falta haría aplicar todo esto en las instituciones de atención a la población en Cuba!, sobre todo en la vivienda y planificación física...Esto toma matices de pandemia y lo primero que se debía hacer es tener la valentía de reconocer, como lo hizo el Ché, la responsabilidad de las altas autoridades en este problema...Hay que aplicar en todo su sentido y alcance el concepto de Revolución dado por nuestro Comandante en Jefe, para minimizar significativamente este mal que nos aqueja...

  • Ali dijo:

    muy buen artículo, haría falta implentar lo que dice

  • Ramon dijo:

    En nuestro país se ha creado y se mantiene una infraestructura burocrática ineficiente, descomunal, y eso se ve en todas las esferas, desde la salud, la economía, el ámbito legal, hasta el deporte y la educación, pasando por las dependencias políticas como el partido y el poder popular, con direcciones sectoriales, municipales, provinciales y nacionales, mecanismos escalonados y enlentecidos, ineficientes, que incluyen a miles de personas cuya función no es productiva y su contenido de trabajo consiste en el mejor de los casos en llenar papeles inservibles y en los peores entorpecer la vida y el diario funcionar optimo de nuestra sociedad. Mucho se dice en los discursos, pero mientras no se tomen decisiones radicales, no se le de independencia operacional a empresas e individuos segura la inercia que nos caracteriza entorpeciendo nuestro avance y poniendo en riesgo el futuro de nuestra economía y nuestra sociedad

  • maría jesús dijo:

    jacuna matata,
    que perla lo de ping-pongcracia y ping-pongnianos,me ha hecho reir, pero como abundan estos en la geografia cubana verdad, nadie, nadie ha dejado de experimentar tal efecto

  • Armando Enrique dijo:

    Burocracia es sinónimo de desconfianza e incapacidad. Desconfianza en los que pueden hacer varias funciones en una e incapacidad de aquellos que no logran hacer varias funciones por sí solo.

  • marcel dijo:

    José Martí.
    La futura esclavitud
    (1884)

    El hombre que quiere ahora que el Estado cuide de él para no tener que cuidar él de sí, tendría que trabajar entonces en la medida, por el tiempo y en la labor que pluguiese al
    Estado asignarle, puesto que a este, sobre quien caerían todos los deberes, se darían naturalmente todas las facultades necesarias para recabar los medios de cumplir aquellos. De ser siervo de sí mismo, pasaría el hombre a ser siervo del Estado. De ser esclavo de los capitalistas, como se llama ahora, iría a ser esclavo de los funcionarios. Esclavo es todo aquel que trabaja para otro que tiene dominio sobre él; y en ese sistema socialista dominaría la comunidad al hombre, que a la comunidad entregaría todo su trabajo. Y como los funcionarios son seres humanos, y por tanto abusadores, soberbios y ambiciosos, y en esa organización tendrían gran poder, apoyados por todos los que aprovechasen o esperasen aprovechar de los abusos, y por aquellas fuerzas viles que siempre compra entre los oprimidos el terror, prestigio o habilidad de los que mandan, este sistema de distribución oficial del trabajo común llegaría a sufrir en poco tiempo de los quebrantos, violencias, hurtos y tergiversaciones que el espíritu de individualidad, la autoridad y osadía del genio, y las astucias del vicio originan pronta y fatalmente en toda organización humana. “De mala humanidad —dice Spencer— no pueden hacerse buenas instituciones.” La miseria pública será, pues, con semejante socialismo a que todo parece tender en Inglaterra, palpable y grande. El funcionarismo autocrático abusará de la plebe cansada y trabajadora. Lamentable será, y general, la servidumbre.

    La América, Nueva York, abril de 1884.
    Tomado de las Obras Completas, tomo 15, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana 1975, páginas 388-392.

  • mazcuba dijo:

    Creo que la utilización de la automatización es fundamental, hay que acabar de aterrizar la informatización de la sociedad ( que no es la wifi), me refiero a automatizar procesos y ponerlos disponibles a todos los ciudadanos, por ejemplo las historias clinicas de los hospotales, la venta de boletos para viajar, entrada de cines, teatros, reservaciones de hoteles, alguiler de autos, solicitud de tramites migratorios, solicitudes de tramites de forma general, pagos de servicios mediante paginas web o mediante el móvil(electricidad, agua, teléfono, impuestos)...esto eliminará muchos procesos que hoy son extremadamente burocraticos y lentos...hay que acabar definitivamente con los papeles

  • Inye dijo:

    Una solución posible sería implementar un sistema de ventanilla única en las entidades que intervienen en los trámites de la población, incluso se podrían unificar varios trámites en un mismo sitio de manera que simplifique la gestión.

  • un ex fan de Arjona dijo:

    "Poner una fecha de culminación del trámite, que mejore significativamente a la vigente", no basta para nada con ponerle fechas si sabemos q los burocratas va na tener TOTAL IMPUNIDAD al no cumplir con dichos plazos , es MUCHO MAS IMPORTANTE darle herramientas a la ciudadania para q pueda exigir por su efectivo cumplimiento, y repito poner las herramientas en manos del ciudadano, hoy estan todas en manos de los burocratas ..

  • miracle dijo:

    siempre lo he dicho...... el día que bloqueen las hojas de papel..... se bloquea todo, es así, una dirección de empresa en la urbe que pide tantos papeles , informes, reinformes, plantillas cuyos escaques está prohibido cambiar aunque no se lleven porque tienen que coincidir exactamente con los suyos para que quien revise no pase trabajo, todo mensualmente, quincenalmente y hasta a diario para justificar el trabajo de unos cuantos que se dedican como dijo un forista a revisas 2 papeles al mes y cada cual en un informe diferente, varias personas ocupando cargos, cobrando más que lo que se cobra en provincias por ser la capital y sin producir ni un chícharo.... de qué productividad hablamos????

  • Un innovador dijo:

    El cliente debe ser atendido por un solo empleado; el que recogerá todos los documentos según el tramite solicitado, dándole la fecha de recogida al interesado: El empleado se encargara de tramitar la solicitud por todo el engranaje establecido; que de seguro, cada día se hará mas simple para todos los involucrados.

  • Gerardo dijo:

    Debemos empezar por revisar cuantos vicepresidentes y asesores son necesario para dirigir un país pobre de un poco mas de 10 millones de habitantes.

  • abelboca dijo:

    Muy buenos razonamientos, como siempre, Néstor, te felicito. Detrás del burocratismo está la incompetencia y la incapacidad de quienes lo generan e incluso promueven. En muchísimos lugares se pretende encubrir esto último con papeles, "tapizando" con papeles todo, "en aras del control". Mientras en el mundo se tiende a eliminar los papeles de los trámites, utilizar sistemas informáticos "sin papeles", las firmas digitales de documentos legales y oficiales, Etc., Etc., Etc., en Cuba aún estamos EN LA EDAD DE PIEDRA en todo esto. Si a esto le suman que para ser más eficientes "hay más jefes que trabajadores", que cada uno de éstos genera SUS propios papeles de control, no sé a dónde iremos a parar. El Reordenamiento Económico del país, en lugar de obligar el uso de la Informática en el proceso de control, simplemente ha generado una monstruosa "neoburocracia" de formularios y trámites PEOR que cuando teníamos le "planificación socialista" de los años setenta, ochenta y noventa, copiada (mal copiada, copiada con todos sus defectos en el mínimo detalle) del estilo de control de los países socialistas de Europa. La fórmula para resolver todo esto es muy simple: Reducir el papeleo estúpido e innecesario, minimizar la cantidad de jefes y garantizar que éstos sean verdaderamente competentes, instruidos y capaces, introducir la Informática y las Telecomunicaciones masivamente en todo el proceso de planificación y control económico del país, eliminar las "botellas" en los centros de trabajo, reducir plantillas al máximo en centros no-productivos, especialmente en los Ministerios, Grupos Empresariales, Empresas y Unidades Productoras de Base. Si no hacemos esto, amigos míos, la burocracia estéril y estúpida seguirá proliferando, y los que sí trabajamos de verdad y bien no veremos nunca un mejor salario, porque esos burócratas de pacotilla, esos jefes "papeleros" nos están succionando una buena parte de él. Por eso habría que crear, paralelo a la Comisión Nacional del Reordenamiento Económico, una Comisión Nacional de Reordenamiento del Reordenamiento Económico que exija todo lo anterior, y que cambie lo que haya que cambiar para que todo en la economía fluya con agilidad, con menos costos, mayor rapidez y eficiencia, que es lo que nos exigen Raúl y el Partido en estos momentos. Como está hoy este Reordenamiento jamás lo lograremos por mucho que alguien pretenda convencernos de que este es el camino correcto. Lo sería, sí, pero SIN BUROCRACIA, con más técnica, menos papeles "y más seso"

  • Arturo Menéndez dijo:

    Muy a propósito y muy actual el tema. Por cierto, un colega me dijo que un estudiante universitario, a propósito del análisis y consulta de los documentos del VII Congreso, planteó que no se mencionaba al burocratismo explícitamente como un mal a combatir. Efectivamente, puede estar implícito, pero realmente el término no está. Y una militante de la UJC comentó lo siguiente en un análisis de los referidos documentos: el burocratismo es una puerta a las violaciones de la legalidad, a la corrupción. Interesante, verdad? Nuestros jóvenes haciéndonos pensar sobre un mal que nos agobia desde hace mucho tiempo. Buenas ideas de cómo eliminarlo o minimizarlo por parte del autor y de algunos foristas. Lo cierto es que para lograr lo que queremos, ansiamos y anhelamos hay que eliminar, extirpar esta barrera, este cáncer.

  • Damián dijo:

    excelente artículo bien explicado y lo mas importante con acciones y soluciones concretas lastima que no haya mas comentarios, ojala estas ideas se conviertan en iniciativa nacional se valoren y apliquen en un tema que afecta a todos los cubanos.

  • Arístides Lima Castillo dijo:

    Excelente su escrito, compañero Prado. Sería muy bueno que se utilizara, con todo el respeto, como “material de estudio” desde el Consejo de Estado, hasta la más pequeña de las entidades administrativas o de servicio. Al comienzo del proceso revolucionario se hizo todo a tientas porque no existía un manual que dijera cómo gobernar, pero casi 60 años después, con todos los éxitos y las erratas que han transcurrido en todos esos años, tal parece que todavía no se ha aprendido del todo. Ya es hora que los funcionarios públicos se profesionalicen partiendo de sus capacidades para ocupar las posiciones que se les asignen. No basta que sea un “come candela”. Imperiosamente necesita tener conocimientos, no los cogidos con alfileres, sino los demostrados en procesos de oposición, cómo en algún momento se hizo, aunque no llegó a generalizarse, con más que demostrado liderazgo, Eso en cuanto a dirigentes se refiere, porque en cuanto a empleados, no darles una posición, sin antes instruirlos adecuadamente para la función que realizarán - evitando los “mínimos técnicos” - por favor, desde el que más al que menos responsabilidad tenga que asumir, y que alcance al menos, la calificación de aprobado. La práctica nos ha demostrado que las “improvisaciones” no sirven.

    • AdolfoC dijo:

      Aristides, he pasado cursos y seminarios con Néstor del Prado, pasé el Diplomado de Gerencia Empresarial y soy Ing Industrial, todo se sabe, todo se conoce, pero el estilo de trabajo no cambia, y como no cambia lo que sabes no lo puedes aplicar porque para ello habría que hacer las cosas "sin prisas pero sin pausas"y entre nosotros, por falta de pensamiento a largo alcance, o por la falta de prevención o planificación seguimos en avalanchas de combate apagando fuego muchas veces, improvisando mucho pues no dan tiempo para pensar, para muchos pensar y estrudiar lo que hace es demorar las cosas y eso es "para mañana

  • Isa dijo:

    Muy buen artículo, Néstor, el periodismo de hoy puede luchar por la patria con la misma fuerza que un machete mambí

Se han publicado 131 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Néstor del Prado

Néstor del Prado

Director del Sello Editorial Academia de la Empresa de Gestión del Conocimiento y la Tecnología (GECYT).

Vea también