Imprimir
Inicio » Opinión, Economía  »

Obama y la economía cubana: Entender lo que no se dijo

| 295 |
"Viva Cuba Libre", en en una calle de La Habana, este 22 de marzo de 2016. Foto: Desmond Boylan/ AP

"Viva Cuba Libre", en en una calle de La Habana, este 22 de marzo de 2016. Foto: Desmond Boylan/ AP

Tuve la oportunidad de participar en varios encuentros con la delegación que acompañó al Presidente Obama y escucharlo en tres intervenciones; y siento ahora el deber de compartir con mis compañeros lo que interpreté de lo que se dijo, y también de lo que no se dijo, pues en política lo que se deja de decir suele ser tan importante como lo que se dice.

Hay dos direcciones complementarias de pensamiento para interpretar esta visita y todo el proceso de intento de normalización de las relaciones: interpretar lo que significa para una valoración del pasado, e interpretar lo que significa para una proyección hacia el futuro.

De cara al pasado es evidente que el proceso de normalización recién iniciado en las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos hay que interpretarlo como una victoria mayúscula del pueblo revolucionario y socialista cubano, de sus convicciones, de su capacidad de resistencia y sacrificio, de su cultura, de su compromiso ético con la justicia social; así como también como una victoria de la solidaridad con Cuba de América Latina.

Hay cosas que nos resultan tan evidentes a los cubanos que a veces olvidamos subrayarlas.

  • Se inició esta normalización en vida de la generación histórica que hizo la Revolución, y conducida por líderes de esa misma generación.
  • Implicó un reconocimiento de la institucionalidad revolucionaria cubana, reconocimiento que no hubo hacia el Ejército Libertador en 1898, ni hacia el Ejército Rebelde en 1959 (si lo hubo, sin embargo, hacia las dictaduras de Gerardo Machado y Fulgencio Batista).
  • Incluyó un reconocimiento explícito de los logros de la Revolución, al menos en Educación y Salud (que fue lo que se mencionó)
  • Incluyó un reconocimiento explícito a la ayuda solidaria de Cuba hacia otros pueblos del mundo, y su aporte a causas nobles tales como la salud mundial, y la eliminación del apartheid en África.
  • Incluyó una aceptación explícita de que las decisiones sobre los cambios y los modelos socioeconómicos en Cuba corresponden exclusivamente a los cubanos, que tenemos (hemos ganado) el derecho a organizar nuestra sociedad de manera diferente a como otros lo hacen.
  • Implicó la declaración del abandono de la opción militar y subversiva, así como la intención de abandonar la coerción, como instrumentos de la política norteamericana hacia Cuba.
  • Expresó el reconocimiento del fracaso de las políticas hostiles contra Cuba de las administraciones precedentes, lo que implica (aunque no fuese declarado así) el reconocimiento de resistencia consciente del Pueblo Cubano, ya que las políticas hostiles solamente fracasan ante las resistencias tenaces.
  • Reconoció el sufrimiento que el bloqueo ha causado al Pueblo Cubano.
  • No partió este proceso de concesiones cubanas en uno solo de nuestros principios. Tampoco en los reclamos de cese del bloqueo y devolución del territorio ilegalmente ocupado en Guantánamo.
  • Incluyó el reconocimiento público de que los Estados Unidos estaban aislados en América Latina y en el mundo por su política hacia Cuba.

No creo que haya nadie medianamente lúcido e informado en el mundo que pueda interpretar este proceso de normalización en curso como otra cosa que no sea una victoria de Cuba en su diferendo histórico con los Estados Unidos.

De cara al pasado es esa la única interpretación posible.

Ahora bien, de cara al futuro las cosas son más complejas, y hay al menos dos interpretaciones extremas posibles, y sus variantes intermedias:

  • La hipótesis de la conspiración perversa
  • La hipótesis de las concepciones divergentes sobre la sociedad humana

En las calles de Cuba se discute hoy sobre ambas. Alerto al lector en este punto que no voy a argumentar por ahora a favor o en contra de una de estas dos hipótesis, o de las combinaciones diversas de ambas. Los acontecimientos futuros se encargarán de hacerlo, y cada cual sacará “sus propias conclusiones” en este “pasaje a lo desconocido”.

Quienes se adhieren a la hipótesis de la conspiración perversa ven las palabras del Presidente Obama como una falsa promesa o un sutil engaño que responde a un plan concebido para que abramos las puertas al capital norteamericano y a la influencia de sus medios de comunicación; para que permitamos la expansión en Cuba de un sector económicamente privilegiado, que con el tiempo se iría transformando en la base social de la restauración capitalista y el renunciamiento a la soberanía nacional. Serían los primeros pasos del camino de retorno hacia la Cuba de ricos y pobres, dictadores y mafiosos, que teníamos en los años 50.

Los cubanos que piensan así, tienen derecho a hacerlo: hay muchos hechos en la historia común que justifican esa enorme desconfianza. Son conocidos y no necesito enumerarlos aquí.

Mucha gente recuerda la famosa frase atribuida al Presidente Franklin D. Roosevelt cuando dijo del dictador nicaragüense Anastasio Somoza: Tal vez Somoza sea un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta”.

Ciertamente ni el Presidente Obama, ni las actuales generaciones de norteamericanos de buena voluntad (que hay muchos) tienen la culpa, como personas individuales, de las primeras etapas de esa trayectoria histórica. Pero también es innegable que esa historia está ahí, y que impone condicionamientos a lo que ellos pueden hacer, y a nuestra manera de interpretar lo que ellos hacen. Los procesos históricos son mucho más largos que una vida humana, y eventos ocurridos hace muchas décadas influyen en nuestras opciones de hoy, porque condicionan actitudes colectivas que tienen una existencia objetiva, relativamente independiente de las ideas y las intenciones de los líderes.

Aún distanciando al Presidente Obama de las políticas agresivas e inmorales de administraciones precedentes, que organizaron invasiones, cobijaron terroristas, estimularon asesinatos de líderes cubanos e implementaron el intento de rendir por hambre al Pueblo Cubano; aún estableciendo esa distinción, no se puede olvidar que Obama solo no es la clase política de los Estados Unidos. Hay muchos otros componentes del poder ahí, que siempre han estado presentes, lo están hoy, y lo estarán cuando termine el mandato de Obama dentro de algunos meses, y en el futuro previsible. Los estamos viendo en la campaña electoral en curso.

Para ser honesto con todo el que lea esta nota, debo reconocer que el Presidente Obama no dio aquí la impresión de ser el articulador de una conspiración perversa, sino la de ser un hombre inteligente y culto, que cree en lo que dice. Lo que sucede entonces es que las cosas en las que él cree (con todo su derecho) son diferentes a las que creemos nosotros (también con todo nuestro derecho).

Esa es la segunda hipótesis, la de las concepciones divergentes sobre la sociedad humana, las cuales fueron muy evidentes en todos los momentos de la visita a Cuba del Presidente Obama y su delegación, en todo lo que se dijo, y también en lo que se dejó de decir.

Fue muy claro que la dirección principal de la relación de los Estados Unidos con Cuba estará en el campo de la economía, y dentro de este, la estrategia principal será relacionarse con el sector no estatal y apoyarlo.

Fue muy claro, en el discurso y en los mensajes simbólicos, en tomar distancia de la economía estatal socialista cubana, como si la propiedad “estatal” significase propiedad de un ente extraño, y no propiedad de todo el pueblo como realmente es.

En la necesidad de que exista un sector no estatal en la economía cubana no tenemos divergencias. De hecho la expansión del espacio de los cuentapropistas y las cooperativas es parte de la implementación de los Lineamientos surgidos del 6º Congreso del Partido. Donde está la divergencia es en el rol que debe tener ese sector no estatal en nuestra economía:

  • Ellos lo ven como el componente principal de la economía; nosotros lo vemos como un complemento al componente principal que es la empresa estatal socialista. De hecho hoy ese sector no estatal, si bien se acerca a ser el 30% del empleo, no alcanza a aportar el 12% del PIB, lo que indica su carácter limitado para la generación de valor agregado.
  • Ellos lo hacen equivaler a “la innovación”; nosotros lo vemos como un sector de relativamente bajo valor agregado. La innovación está en la alta tecnología, la ciencia y la técnica, y sus conexiones con la empresa estatal socialista. El espíritu innovador del pueblo cubano se expresó en estos años de muchas otras maneras, tales como el desarrollo de la biotecnología y sus medicamentos y vacunas, la formación masiva de informáticos en la UCI, la agricultura urbana, la revolución energética y otros muchos logros del periodo especial, nada de lo cual se mencionó en los discursos de nuestros visitantes.
  • Ellos ven el emprendimiento privado como algo que “empodera” al pueblo; nosotros lo vemos como algo que empodera a “una parte” del pueblo, y relativamente pequeña. El protagonismo del pueblo está en las empresas estatales, y en nuestro gran sector presupuestado (que incluye la salud, la educación, el deporte, la seguridad ciudadana) que es donde se trabaja realmente para todo el pueblo y donde se genera la mayoría de la riqueza. No se puede aceptar el mensaje implícito de hacer equivaler el sector no estatal con “el pueblo cubano”. Eso no fue dicho de esa manera tan brutal, pero se interpreta del discurso de una forma demasiado clara.
  • Ellos separan tácitamente el concepto de “emprendimiento”, y el de propiedad estatal. Nosotros vemos en el sector estatal nuestras principales opciones de emprendimientos productivos. Así lo explicamos en el Foro de empresarios al ilustrar la organización en que trabajo (El Centro de Inmunología Molecular) como “una empresa con 11 millones de accionistas”.
  • Ellos ven al sector no estatal como una fuente de desarrollo social; nosotros lo vemos en un rol doble, pues también es una fuente de desigualdades sociales (de lo que ya tenemos evidencias, como ilustran los recientes debates sobre los precios de los alimentos), desigualdades que habrá que controlar con una política fiscal reflejo de nuestros valores.
  • Ellos creen en la función dinamizadora de la competencia (aunque este concepto ha sido cuestionado ya incluso por ideólogos serios de la economía capitalista). Nosotros conocemos su función depredadora y de erosión de la cohesión social, y creemos más en la dinámica que proviene de programas de país.
  • Ellos creen en que el mercado distribuye eficientemente la inversión respondiendo a la demanda; nosotros creemos que el mercado no responde a la demanda real sino a la “demanda solvente”, y profundiza las desigualdades sociales.
  • Ellos se apoyan en la trayectoria de desarrollo empresarial de los Estados Unidos, cuya economía despegó en el Siglo XIX, en condiciones de la economía mundial que son irrepetibles hoy. Nosotros sabemos que las realidades de los países subdesarrollados de economía dependiente son otras, especialmente en el Siglo XXI, y que el desarrollo económico y científico-técnico no ocurrirá a partir de pequeños emprendimientos privados en competencia, ni intentando reproducir la trayectoria de los países hoy industrializados, con 300 años de diferencia. Sería la receta de la perpetuación del subdesarrollo y la dependencia, con una economía diseñada como apéndice y complemento de la economía norteamericana, cosa que ya ocurrió en el Siglo XIX, cuando esa dependencia nos sumió en el monocultivo y cerró el camino de la industrialización. Para entender eso sirve la Historia, y por ello no podemos olvidarla.

Emprender el camino de la convivencia civilizada “con nuestras diferencias”, implica conocer bien a fondo y por todo el Pueblo Cubano, dónde es que están esas diferencias, para poder evitar que decisiones puntuales aparentemente racionales ante problemas económicos tácticos, nos puedan llevar a errores estratégicos; y peor aún, que otros nos empujen a ello, a través de las cosas que se dicen y las que no se dicen.

Supimos evitar esos errores en los inicios del periodo especial, ante la desaparición del campo socialista europeo y la marea ideológica neoliberal de los 90. Sabremos hacerlo mejor ahora.

La convivencia civilizada ciertamente nos aleja del riesgo y la barbarie de la guerra (militar y económica), pero no nos exonera de dar la batalla en el plano de las ideas.

Necesitamos vencer en esa batalla de ideas para poder vencer en la batalla económica.

La batalla económica del Siglo XXI cubano se dará en tres campos principales:

  1. El de la eficiencia y capacidad de crecimiento de la Empresa Estatal Socialista, y la inserción de esta en la economía mundial
  2. El de la conexión de la ciencia con la economía a través de empresas de alta tecnología, con productos y servicios de alto valor añadido que enriquezcan nuestra cartera de exportaciones
  3. El de la limitación consciente de la expansión de las desigualdades sociales, a través de la intervención del Estado Socialista

En esos campos se decidirá el Siglo XXI de los cubanos.

La batalla de ideas consiste en consolidar pensamiento y consenso sobre hacia donde queremos ir, y sobre los caminos concretos para llegar.

Las aguas del estrecho de La Florida no deben ser un campo de conflicto bélico, y es muy bueno para todos que así sea, pero esas aguas seguirán separando por mucho tiempo dos concepciones diferentes de la convivencia humana, de la organización de los hombres para la vida social y el trabajo, y de la distribución de sus frutos. Y también es muy bueno que así sea. Nuestro ideal de sociedad humana está enraizado en nuestra experiencia histórica y en el alma colectiva de los cubanos, sintetizada magistralmente por el pensamiento de José Martí. Él estudió y entendió mejor que nadie en su tiempo la sociedad norteamericana y dijo: “nuestra vida no se asemeja a la suya, ni debe en muchos puntos asemejarse”.

La creencia básica del capitalismo, incluso en los que así lo creen honestamente, es la construcción de prosperidad material basada en la propiedad privada y la competencia. La nuestra se basa en la creatividad movida por los ideales de equidad social y solidaridad entre las personas, incluidas las generaciones futuras. Nuestro concepto de sociedad es el futuro, y aunque el futuro se demore, atrapado en los condicionamientos objetivos del presente, sigue siendo el futuro por el que hay que luchar.

La propiedad privada y la competencia son el pasado, y aunque ese pasado siga existiendo necesariamente dentro del presente, pasado sigue siendo.

Hay que saber siempre ver los conceptos que están detrás de las palabras que se dicen, y las razones que están detrás de las palabras que no se dicen.

La batalla por nuestro ideal de convivencia humana estará en las manos de las actuales generaciones de jóvenes cubanos, que enfrentarán en su tiempo desafíos diferentes a los de las generaciones revolucionarias del Siglo XX, pero igualmente grandes y trascendentales, y también más complejos.

Al analizar la complejidad de sus desafíos les confieso que quisiera ingresar otra vez en la Unión de Jóvenes Comunistas, cuyo carnet (Nº7784, de 1963) tengo ahora mismo sobre mi mesa. Sigo siendo comunista, pero he de aceptar que ya no puedo seguir siendo “joven”. Pero si puedo compartir con los jóvenes el análisis de lo que hoy se dice, y la develación de lo que no se dice, y construir junto con ellos las herramientas intelectuales que necesitamos para las batallas que vienen.

José Martí escribió en abril de 1895: “De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: Ganémosla a pensamiento”.

Se han publicado 295 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Victor Prats dijo:

    Excelente artículo,desde una posición mesurada y de buen análisis. Considero que a estas alturas el extremismo no debe ser la práctica y preocupa cuán lejos están algunos comentarios de la posición oficial.Sabemos cuantas diferencias nos separan,lo que no significa cundir el pánico...se impone la inteligencia y el crecimiento hacia una cultura política avorde a la nueva época que le corresponderá vivir al pueblo cubano.

  • Lázaro dijo:

    Coincido plenamente con el Doctor Lage, pero agrego una Tercera Hipótesis que es la Subestimación. Quiso ganarse la simpatía del pueblo, aprovechando la popularidad del programa televiso Vivir del Cuento y sus estelares Personajes. Primero con la filmación del minivideo de la conversación telefónica entre él y Panfilo y después en el video de la visita que le hizo a su casa y participación en el juego de dominó, ambos videos que han sido visto por decenas de miles de internautas. Cuanto carisma, que simpatía despertaron estos videos hacia el Presidente. Pero lo mas sútil que aprecié fue la foto que se hizo intencionadamente en la Plaza de la Revolución, con la imagen del Ché a la espalda. Pueden haber cientos de interpretaciones del porqué se hizo esa foto. En lo personal acudí a la cautela y lo que conozco del imperio y opino que se la hizo, por ser el Ché argentino y de esta manera ablandar al pueblo argentino que repudiaba su visita y le iba a hacer dificil e incomoda su estancia.

  • Ricardo Juajinoy Castro dijo:

    Clara mente en gran parte de los países en desarrollo se han privatizado de manera vertiginosa, derechos que como individuos y como sociedad se necesitan para tener un desarrollo holístico, nos privatizan la salud, educación, combinado con pésimas condiciones de trabajo, ademas de la privatización constante de las pocas empresas estatales, y el firme ideal de no estimular la industria nacional. quiero decir que siento una profunda admiración y respeto por todo lo que representa el pueblo Cubano para el mundo, la lucha constante la disciplina y el talento de un país hermanoy soberano. atte Ricardo Juajinoy Castro - Colombia.

  • Nelson dijo:

    Excelente reflexión.

  • ladislao dijo:

    Solo dos ideas cortas. No es necesario regresar al pasado para ver una sociedad de ricos y pobres. Aquí hay ricos muy ricos y pobres muy pobres. Hay personas (no médicos, no investigadores, no maestros, no arquitectos) con casas con piscina, varios split, fogón de 6 hornillas de inducción, varios baños con jacuzzi... y ancianas de más de 70 años que cada día cargan sacos con latas de cerveza y refresco escachadas para venderlas a materia prima.
    Lo otro, si los cuentapropistas (que no tengo miedo como otros de llamarles trabajadores privados) tuvieran acceso a medios de producción, a importar, y exportar, seguro aportarían mucho más al PIB. Si solamente con servicios ya aportan algo, qué no sería si pudieran poner aunque sea una fabriquita de destupidores de baño (para no tener que importarlos, como se hace actualmente).
    Salvo esas dos incongruencias, el artículo está bien.

  • yoecubano dijo:

    Obama lo aclaró muy bien, el Socialismo estimula el desarrollo de la empresa estatal( que está en función del individuo), el capitalismo estimula el desarrollo del individuo(evidentemente, no todo individuo se podrá desarrollar del mismo modo, el capitalismo copia el modo de desarrollo de la naturaleza, selección natural a partir de la supervivencia, los más fuertes y capaces viven a espensas de los débiles o incapaces, que estos a su vez de reproducen por ciclo de generación en generación, o sea la depredación es la ley,), el Socialismo introduce la variable de regulación estatal con la mejor intención de equilibar lo que heredamos por naturaleza y así evitar que los que menos tienen (en lo biológico y en lo material) se perpetúen en su desdicha y tengan las mismas oportunidades que los hijos de papi, sin tono despectivo esto último, nadie escoge de dónde viene pero sí a dónde quiere ir. A final el tema es que si soy egoista o humanista, minimicemos la diferencia y será mejor para la mayoría.
    Muy buenos los criterios de muchos foristas, pobres y parcializados otros, tal vez la ignorancia tal vez el dinero...?

  • Carlos dijo:

    Muy buen análisis. Excelente!!

  • Eusebio Hdez dijo:

    ¿Cuál es la importancia de saber si Obama es o no solidario o si quiere el bien para Cuba o no?
    El asunto en esencia no es ese, sino en mi modo de ver lo que está al inicio del artículo relacionado con lo que está de cara al pasado y lo que habla de las diferencias de percepción entre un país y otro.

    Obama puede querer lo mejor del mundo para Cuba o no, pero él es, sobre todo, la cara visible del gobierno del vecino del frente, que durante su gobierno ha puesto las mayores multas a quienes han intentado negociar con nosotros, quién destina millonarias cuentas para que nuestros médicos deserten, quienes continúan con la política de ajuste cubano, quién en sus paquetes de medidas, no beneficia a todos los cubanos como tal, sino solo al sector cuentapropista, (que tampoco es todo el sector no estatal, porque a las cooperativas no veo que beneficie mucho), que no habla de devolver Guantánamo y que no vacía el bloqueo sustancialmente.
    El tema no es si es perverso o no. Yo creo que no lo es. Pienso, que él no puede ver que su país no es para nada democrático, (hechos hay miles que lo muestran) y pienso también que el quiere que otros sigan el camino de los seres que ellos son, y por eso hace y dice.

    No importan las buenas o malas intenciones de las personas, importa el resultado de sus acciones y esas hasta ahora, no son buenas para el pueblo cubano, que ha de estar alerta, para no equivocarse y pensar que otro, le va a construir el futuro que nuestro pueblo necesita. El futuro de cada quién ha de construirse con fuerzas propias, con conciencia clara de lo que se quiere y debe hacerse con una pupila llevada arriba,
    y la otra en el andar..., por que se ha visto que ese es el que caminó vereda adentro el que más ojo en camino y ojo en lo porvenir.

  • Roberto Gil Ontivero dijo:

    Dr.Lage hasta yo quisera en estos momentos volver a ser militante de la UJC y lo que estoy haciendo es hablar con ellos, en cada matutino que damos semanalmente en mi centro de trabajo le hablo de historía, de la actualidad, del papel que les toca a esta juventud de cara al futuro mas inmediato, de mantener nuestra soberanía, nuestra dignidad y de nunca olvidar la historia de nuestro pueblo desde la conquista hasta hoy, de que hay que cambiar todo lo que deba ser cambiado, de tener un referente del Concepto Revolución, de amar esta tierra, este lagarto verde, orgullo de todo cubano aun hasta de los que hoy viven allende a nuestro mares.Muy bueno su arículo Dr.Lage.

  • Taran dijo:

    Me gusto este articulo, dice las cosas directas y claras para que todos las entendamos, necesitamos mas articulos (y discursos) como este mas a menudo, pero no solo por Cubadebate, sino en la prensa la radio y la television.

  • EddySS dijo:

    Agustín, su discreto título fue más allá de sus nobles pretensiones, me llevó a reafirmar lo que logré entender de lo que dijo Obama, y de lo que nunca dijo ni va a decir, puesto en dudas por muchos, no por las barreras idiomáticas, sino por las ideológicas.

    Su magistral descomposición de las partes de un todo multidimensional, contradictorio y ambiguo, que se troca entre lo racional y lo imaginario, nos esboza aspecto por aspecto, con claridad meridiana, toda una plataforma para lo que en lo adelante se deberá decir y mucho más, se deberá hacer.

    Usted ha escrito: “y siento ahora el deber de compartir con mis compañeros lo que interpreté de lo que se dijo, y también de lo que no se dijo, pues en política lo que se deja de decir suele ser tan importante como lo que se dice”… pero ha hecho mucho más que eso.

    Muchas Gracias.

  • abelardo dijo:

    No es justo el profesor Lage. Pone a competir una paladar o un puesto de fritas con la empresa niquelifera de Moa, o su propio y magnifico instituto. Menuda comparacion! Sin embargo, los TCP no pueden importar ni exportar productos, no estan protegidos por Camara de Comercio ni abogados. Liberense las trabas y se vera entonces! Pero Coppelia y TRD son empresas estatales socialistas, y como tantas, un desastre. Voto por la empresa cubana, sea privada o estatal. No politizar en vano!

  • Lic. Eleurerio Zumeta Collazo dijo:

    e este analixsixs se desprende el camino que debemos seguir para no caer en las falsas esperanzas que nos ofrece el capitalismo y los más viejos trasmipirle a las generaciones más jovenes todos aquellos desmanes de aquella sociedad que sumio a nuestro pueblo en la miseria en la cual un campesino o un pobre era una desgracia social y nos querian hacer ver que no se podia progresar por la poca capacidad de nosotros para salir adelante fomentando entre los pobres que sea desgracia venia en nuestros genes y no en las desigualdades que engendra el sistema capitalis en sus divisiones dde grases como también fomentaban la descriminación racial y la descriminación de la mujer y que no recordaramos la historia legada por nuestros mambices y forjada con nuestra sangre derramada en nuestras luchas por la indepemdencia de Cuba descponociendo el heroismo de Marti,Maceo y Maximo Gomez y el de las luchas posteriores realizada por nuestros martires en la lucha revolucionaria la cual conmino con el triunfo de la Revolución Cubana lideriada por nuestro comandante en Jefe Fidel Castro que nos trajo la verdadera indempencia y dignifico al pueblo cubano y nos dio la verdaera libertad despues de más de un siglo de lucha y los mambises pudieron entra en Saniago de Cuba con el bello nombre de ejercito rebelde eso jamás nuestros jovenes lo podran olvidar porque la historia no muere y siempre habran cubanos dignos que no la dejen morir toda la gloria que hemos vivido y que la patria siempre no los agradesera y no llenarnos de falsas espectativa ni soñar con cantos de sirena que nos traigan aquellos que siempre nos mordieron la mano para inspirado en la politica de divide y venceras,hoy nuetra tactica debemos formarla en la batalla de nuestras ideas porque la forma de lucha del imperio ha cambiado pero sus objetivos siguen siendo los mismos adeñuarse de Cuba cosas que jamás podran lograr despues de tanta gloria vivida y tanta sangre derramada

  • Carlos dijo:

    Artículo profundo, digno de análisis y de tener en cuenta en la visión del futuro. Pensamos en lo que nos puede venir en lo económico, político - ideológico y social de afuera y consecuencias que nos pueden causar. Ahora bien algunas preguntas. Saben los presidentes del gobierno de cada municipio con sus empresas estatales y no estatales, las proyecciones para mitigar las carencias de su población. Actúan apegado a sus funciones y atribuciones, para las cuales fueron elegidos. Empecemos a ver lo de adentro y lo de afuera. Hay quienes son comunista y cuadros destacados hasta que están en cargos y lugares que le dan privilegios y en cuantos lo descubren, van mas arriba o ya no son revolucionarios, ni obreros destacados.

  • futuro dijo:

    Todo esto esta muy bien. el unico problema es que existe una suma importante de cubanos cuyos pensamientos se inclinan mas a lo que piensa obama que a lo que piensa "Nosotros"

    Y no es un tema de debatir cuales con mas lo que piensan de una forma o de otra. Sino de que los que piensan como obama no tienen oportunidad de reunirse, de formar un partido, de aspirar a un cargo politico donde pueda hacer alguna diferencia o probar la efectividad de sis pensamientos.

    Ese es el principal problema, que "Nosotros" asume que los 11 millones de cubanos piensa igual.

  • Dani dijo:

    Excelente observación sobre esa visita lo q pienso q se deveria de dar por todos los medios y q llegará a todo el pueblo, muy buena.

  • Peladero Arriba dijo:

    Excelente análisis, refleja un profundo pensamiento presente y futuro, sin embargo calado por visos ineludibles del pasado. Agustín mira hacia los componentes estructurales del país y sus influencias en el contexto regional y mundial e intenta posesionar al hombre en el centro del cambio que se necesita, al momento que traslucen en su discurso las posibles afectaciones o beneficios que puede enfrentar la nación cubana al “normalizar” relaciones con la potencia contemporánea más poderosa del orbe.
    Creo normal que su pensamiento, como el de todos, tenga raíces históricas, es sencillamente el precio de la influencia de nuestra cultura política, inquebrantablemente por encima de la económica y social, no obstante lo considero uno de los científicos relevantes, no solo por su alcance técnico sino por su avezado razonamiento respecto a la gestión y administración de la ciencia en relación con el mercado mundial en un área en la que Cuba esta posesionada entre las tres naciones más importantes.
    Está muy bien que la macroeconomía cubana sea planificada y que la empresa socialista cubra a la nación en un mundo en que la gestión del “timbirichi” solo beneficiaría de forma directa a los empresarios particulares implicados. No obstante desde mi óptica el socialismo a construir de inmediato y a futuro debe ser un verdadero socialismo de pueblo, que busque asideros teóricos sin dejar de contemplar al ciudadano común, aquel que hoy no posee bienes raíces y cultura del capital, aquel ciudadano que por razones histórico-familiar, quizás, no dispone de oportunidad, espacios físicos, recursos, habilidades, asesorías y el capital para ser u ofrecerse a la nación como un “innovador privado de éxito”.
    Es ineludible que vivimos tiempos de verbo inmediato y vital, entendiendo este término como la manera de expresar ideas cultivadas desde el pensamiento en tiempos en que la comunicación seleccionada como válida puede ser fresca, diversa, inteligente, esclarecedora y dinámica. Quién mejor exprese sus ideas tendrá más éxito para convencer e involucrar, sin desconocer los ardides actuales durante el acto de la comunicación. Las tecnologías y sus bondades son la base para ello, queramos estar ajenos o no a sus influencias. Mejor que no.
    En breve se nos viene encima el congreso del Partido Comunista en un escenario en el que sus actores principales y secundarios no han logrado interrelacionar a través de la adecuada y equitativa distribución de las riquezas. No es secreto que un número importante de cubanos no están protegido por un salario decoroso que les permitas cubrir sus necesidades y a su vez ir olvidando la “lucha” como método de sobrevivencia. El país se descapitaliza aceleradamente y la fuerza calificada y joven sale en busca de nuevos mercados laborales, a mi modo de ver es este uno de los tópicos más socorridos y que requiere mayor atención en breve. El futuro se compromete si no se rompe el círculo vicioso de la productividad y los ingresos. Hoy el ingreso que se obtiene por la entrada a nuestra isla de tres millones de turistas y la cifra que se deriva de las remesas, entre otros rubros (biotecnología, niquel, intercambio científico técnico, etc.) pudiera palear de forma emergente la situación. Dicho sea de paso, sería bueno que se publicaran estos números de forma transparente para que el pueblo sepa con qué se cuenta y cómo se pueden distribuir estas riquezas. Sin desconocer la deuda de la cual somos acreedores.
    Hoy por ejemplo siguen inamovibles los intereses de los créditos que se otorgan a la población y la carga a estos de los subsidios, las cuotas de combustible siguen siendo por lo regular las mismas, la canasta básica se mantiene igual en números de productos y cantidades, independientemente que el escenario mundial ha cambiado constantemente de un lado a otro.
    Quiero, como militante y cubano, que este congreso no sea un espacio para lamentaciones por el cumplimiento parcial o total de los lineamientos, estos van organizando la isla pero poco se han reflejado en el orden microsocial, especialmente en la familia toda como eslabón clave para edificar la sociedad (creo, ahí está la brecha que se abre cada vez más entre las necesidades del pueblo y la voluntad del estado). Espero que el congreso no sea, además, el momento para un ajuste de las cuentas a los que no lograron, por designación, hacer de esta una economía una quimera próspera y sostenible (conceptos aún muy fuertes para una nación que no los comprende y asume conscientemente en toda su dimensión). Una de las causas que nos toca a todos muy de cerca es el no haber logrado involucrar en el esfuerzo y las oportunidades a todos y cada uno de los cubanos.
    Hoy más que nunca es tiempo de unir y de compartir, de considerar que este país no se puede fragmentar en clases sociales con diferencias abismales, quizá dividida en: “innovadores” prósperos y asistidos, remesados inmóviles y críticos sin herencia ni hacienda, en el mejor de los casos me inclino porque hayan dos: los que trabajan, reciben y están satisfechos y los de no trabajan, de alguna son manera beneficiados y finalmente sumados. A la par, el estado y sus poderes deben renovarse a través de leyes revolucionarias del pensamiento anquilosado. Salimos todos adelante como sociedad o el proyecto de socialismo será un fracaso por cuenta propia.

  • Gabriel dijo:

    Felicito a Agustín por éste profundo análisis, y considero que debía ser estudiado por todos los cubanos a nivel de barrio, centros laborales, estudiantiles, Unidades Militares y todas las organizaciones políticas y de masa de nuestro País, para que nos preparemos a convivir con nuestros vecinos del norte, pero sin dejar que nos metan gato por liebre y terminen destruyendo nuestro Sistema Social y con él las conquistas obtenidas a lo largo del proceso revolucionario.

  • Henry dijo:

    Excelente publicación del Sr. Agustín Lage, creo que ha sido el artículo que más me ha gustado sobre el tema por parte de la prensa de nuestro país ! Muy claro y preciso todo.

    Aunque tengo puntos que no estoy totalmente de acuerdo, coincido que el asunto tiene mucha complejidad por todo lo que está en juego, desde el sistema económico hasta el político. Sólo quisiera comentar que pienso que hacer la comparación del sistema estatal con el sistema privado (cuentapropistas) en la actualidad claramente no estaría bien porque entre ambos tipos de empresas TODO es muy disparejo en nuestra isla. Sólo pienso que en base a los lineamientos que debatimos hace algunos años, quizás se le debía dar mas protagonismo al sector privado, capaz que nunca llegue al 60% del PIB como en muchos países del mundo (y tampoco el mismo volumen que quizás esperen desde USA), -la cantidad que aporten al PIB se lo dejaría a decisión de nuestros excelentes economistas (desearía poder escuchar una conferencia del economista Juan Triana sobre el tema)-, pero creo que nuestra economía debería ampliarse mucho mas en sus formas de gestión tanto como empresas mixtas y su sector privado. Y no estoy tan seguro que debamos darle la espalda a la competencia cuando hablamos de economía, sino como nos insertaríamos en el mercado mundial ?
    Gracias !

  • lilia Hernández dijo:

    Haga un comentario ... Para mi la actitud ventajista, obstruccionista e imperialistas son tan vergonzosas que monta cualquier escenario para su objetivo... OBAMA es parte de sus fichas, viven de ello; el encender de discordia a la región y abrir embajada en CUBA... Me hace doler el alma... Vienen para dejar la mesa limpia y quitarse a travéz de sus lacayos, patoteros asesinos; no debemos esperar bondades pueblo cubano a los seres humanos les gusta sobresalir por su arrogancia y estar a la par del otro ó llevarle una morena... Chávez el Comandante Eterno destapo esa olla podrida del capitalismo mendigo y tengo otra esperiencia en las misiones sociales con el pueblo cubano que no estan uniformados ideologicamente... Con algunos he tenido marcadas diferencias al tratar a sus pacientes... Algunos no quieren verse siendo pueblo sino sentirse burgueses y vender el alma al diablo no les importa... Obama seria niño de pecho... Quieren ponernos a dudar y bajarnos la moral para quedar como perro en medio de autopista mirando de lado a lado... Mosca que para atrás espanta¡!

  • Yadian dijo:

    Genial, es el mejor artículo que he leído sobre el tema por estos días. Gracias Agustín por compartir con nosotros los jóvenes estos excelentes puntos de vista.

  • Oscar Díaz Muñoz dijo:

    Muy bueno el nálisis del Dr Lage.
    Por supuesto que la sociedad norteamericana concentra todo lo bueno y lo malo que existe en el mundo hoy, aunque lo bueno excede con creces lo malo, y nosotros, por supuesto tenemos el derecho a "filtrar" lo que entra en la sociedad cubana. Es bueno aclarar que las intromisiones del águila imperial en nuestra sociedad fue siempre una combinación de las pretensiones extraterritoriales de esa sociadad y el entreguismo de los politicos criollos de turno, siempre tratando de asegurarse su tajada del pastel ingerensista.
    Por tanto, nuestra sociedad tiene hoy dos grandes retos; el primero, mantener bien controlada la entrada de lo que vendrá del Norte, siempre manteniendo nuestras reglas en el ruedo...................y el segundo, y quizás el mas difícil que es librar a la sociedad cubana de los burócratas ineptos y corructos que a toda costa tratarán de bloquear o amoldar a sus intereses cualquier intento de continuar con las reformas que la economía necesita para conciliarse de dentro hacia afuera, con el vertiginoso desarrollo alcanzado y futuro
    y someterlo integralmente al bienestar del puebo cubano (la mayoría), agotado fisica y moralmente por el doble bloqueo que lo aprisiona como un emparedado.
    Nosotros, los que tuvimos el privilegio de conocer la sociedad Soviética (de a pie) y experimentar como se desmoronaban sus valores ideológicos, al no poder ser respaldados por logros económicos capaces de satisfacer las necesidades crecientes de la sociedad, sabemos perfectamente las causas del colapso de lo que pudo ser la sociedad mas justa del mundo. Además el hecho de haber podido conocer la sociedad Finlandesa, país que cuando triunfó la Revolución de Octubre en 1917, era considerado como unio de los tres mas atrasados de Europa, y su socialismo cooperativo tan extremadamernte eficiente y productivo, que ha elevado esa sociedad a niveles de primer orden con índices de educación (hoy considerada la mejor del mundo), salud pública, desarrollo industrial, productividad agroalimentaria, (con solo 4.5 meses de verano), y además una democracia participativa con el 96% de la población. Eso nos indica que nuestro modelo social (copia tropical del socialismo bolchevique), por alguna causa, que por falta de espacio no podemos tratar de valorar ahora, nació con deficiencias estructurales que, de seguir como va, lo llevarán inexorablemente a su autodestrucción , como sucedió en la antigua URSS. Hace varios años, en la reunión para la discusión y (o) modificación de los lineamientos económicos que deberán entrar en vigor en el próximo congreso del Partido, expresé lo siguiente. La empresa socialista no puede competir en igualdad de condiciones, con la empresa 100% privada o cooperativa autónoma, debido a que el ser humano, no acepta ni aceptará jamás (aunque en publico lo afirme) el concepto de ser dueños de medios de producción dirigidos desde una pirámide burocracia ineficaz y corrupta que en mas de 40 años, solo ha tenido como "logro" el retroceso de nuastra sociedad hasta niveles asfixiantes.

  • Martínez dijo:

    COMO SIEMPRE, LAGE, ERES COMO DESDE QUE TE CONOCI CUANDO ESTUDIABAMOS EN GIRON, UNA DE LAS PERSONAS MAS INTELIGENTES QUE HE CONOCIDO, Y MIRA QUE HABIAN INTELIGENTES EN ESE CURSO NUESTRO, MUCHOS CIENTIFICOS EMINENTES DE CUBA HOY EN DIA, ME DA MUCHO GUSTO QUE TE PROYECTES DE ESTA MANERA TAN SENSATA Y REAL. QUE PUBLIQUEN TU COMENTARIO EN GRANMA, POR FAVOR!!

  • jorge Luis dijo:

    eL analicis de el Dr Lage debe ser usado como tema de estudio en todos los foros de directivos,estudiantes y publo en general el planteo que solo trazaría el panorama y no daría su opinion por ahora ESPERO SU OPINION ANCIOSAMENTE,ME LA INMAGINO, NO ME DESFRAUDARA,De paso felicito el cometario de señor mercado comentaristas ,el teque deje de ser teque cuando son verdades irrefutables ,lo que pasa es que ya algunos se están dejando confundir por los cantos de sirena Venir Obama a hablar de auto determinación para Cuba y a cara limpia sin tapujos esta arengando al pueblo de Cuba a que se subleve por lo que ellos llaman su libertad. venir a Hablar de terrorismo en Cuba cuando aun perdura el recuerdo de los muertos en Barbados,Favio Dichelmo, Fabrck Aguilar noriega y centenares mas o es que ese terrorismo no venia de EU o van a negar los vínculos de la mafia de Miami con la CIA.venir a hablar de prosperidad del pueblo de Cuba cuando nos tuvieron bloquedos y nos tienen mas de 50 años, ,mucha risita pero ese socito representa los poderosos de EU que ven en el socialismo al diablo . Antes de su visita tenia mis sospechas ,después de sus discursos descarte la buena voluntad .además si todos los cubanos pudiéramos ver lo que trasmiten los medios de la guerra mediática contra cuba(que no ha terminado) nos daríamos cuenta de cuales son las intenciones Una vez mas Raul ,nuestros lideres y órganos de dirección han descifrado sus lanzamientos ,pero que inteligencia y valentía ,como han aceptado el reto, Esta claro que aceptarlo era el camino correcto ellos esperaban lo contrario, ahora no pueden decir que ellos quisieron arreglar el diferendo y Cuba no acepto. Ya hoy a penas a una horas la batalla de ideas ha comenzado, . Busquemos métodos (los necesarios )para tener en guardia nuestro pueblo que no sera confundido, hay jóvenes muy valerosos que tomaran el baton del relevo lo veo en ls jóvenes periodistas comoo Santiago. o en Angel o Lage No tan joven pero con juventud y experiencia. Que nivel de comunicación mas efectiva temendos trabajos. Cubadebate ustedes son hoy Las Cuatro Bocas y los cañones que triunfaron en Giron Honremos a los que calleron en aquella primera Victoria

  • VITOLO dijo:

    cuba esta necesitada de producir y saldar todas sus deudas para asi dejar de ser un pais empobrecido.donde su gente tiene que pagar un porciento alto de su salario solo en comida-ESTAMOS MUY MAL PERO NO SOLO ESO SINO QUE IDEOLOGICAMENTE TAMBIEN HEMOS RETROCEDIDO PUES TENEMOS MUCHAS DESERCIONES Y TRAICIONES A LA PATRIA POR COLABORADORES ATLETAS ETC.Y ESO TIENE QUE VER CON LOS PRINCIPIOS PORQUE SI UN HOMBRE ES REVOLUCIONARIO NUNCA DESERTA POR MUCHA HAMBRE QUE PASE

  • Bernal 16 dijo:

    Con el respeto que merecen todos los periodistas y articulistas que han escrito por estos días sobre el tema, esto es lo mejor que he leído. Profundo, entendible, con mucha ética y un enfoque filosófico que no parece ser de un médico devenido excelente hombre de ciencia, más bien parece escrito por un politólogo amante de la razón y la verdad. Lage hace un análisis desde todos los ángulos en que debemos mirar el acontecimiento, no dejó ninguna rendija ni espacio vacío, lo cubre todo y por lo menos para mí, no queda mucho más que aportar o mejor dicho nada nuevo que decir. Merece que se publique en Granma y luego se estudiado y SEA debatido como siempre indica hacer nuestro PCC con los materiales que pueden esclarecer lo que se oculta bajo la maleza ideológica contra este país. En resumen, ¡EXCELENTE.!

  • Gladys dijo:

    Dr., este es el mejor análisis que he leído u oído sobre el discurso de Obama. Muy bien centrado y sin emociones que entorpecen el certero juicio. Es muy bueno que dirija la ciencia de inmunología molecular de Cuba.

  • JMOP dijo:

    Sobre el artículo del Dr. Lage opino que es lo único inteligente que he leído o escuchado en relación con la visita del presidente Obama.
    En realidad, no sé de qué estamos más urgidos si de mejorar la empresa socialista o la prensa. Este contexto en el que todos reconocemos que se trata de una batalla de ideas de altos quilates, se nos presentan unos periodistas que al parecer subvaloran el coeficiente intelectual de la población. Esto no es bueno para la batalla a la que nos enfrentamos. A mi juicio no se trata de repetir hasta la saciedad que tenemos salud y educación gratis. Tampoco decir que ningún país cumple todas las resoluciones relacionadas con los derechos humanos y por lo tanto nosotros tampoco tenemos que hacerlo. Realmente lo que hace falta es reconocer que nos falta y como nuestro modelo económico social puede ser mejorado. Para mejorar en algunos aspectos en que debemos hacerlo no hay que renunciar a las cosas positivas que hemos alcanzado. No conozco las decenas de resoluciones existentes al respecto pero no creo que sean incompatibles unas con otras.
    Pero definitivamente lo que más necesitamos es que mejore la empresa socialista. Refiriéndome concretamente al artículo del Dr. Lage, entiendo su metáfora acerca de los 11 millones de accionistas de su empresa, pero modestamente como accionista de su empresa no me considero con los derechos que debiera tener. Realmente desconozco como funciona una reunión de accionistas de una empresa capitalista, pero me imagino, que tratándose de sus intereses directos tengan la posibilidad de analizar la eficiencia de la empresa, determinar que anda mal y tomar las medidas necesarias para cambiarlo.
    Respecto a las divergencias señaladas por el Dr. Lage en cuanto a la visión de Obama de nuestra empresa socialista hay muchas que son evidentes y algunas no tanto y pudieran ser objeto de un análisis más profundo.
    Hace unos años venimos escuchando que hay que cambiar todo lo que debe ser cambiado. A mi juicio hay que mejorar los mecanismos para que los 11 millones de accionistas podamos participar de una forma efectiva en decidir lo que debe ser cambiado. ¿Debe ser el pueblo a imagen y semejanza de sus dirigentes o éstos actuar en correspondencia con la opinión del pueblo?
    Sobre la no discusión de los documentos del Congreso del PCC ni siquiera con su militancia… sin comentarios.

  • Felicia DM Padron dijo:

    Quien le pone el cascabel al.......?!?!?!

  • libertad dijo:

    Bueno el comentario.
    Cuba disfruta hoy de muchos avances sobre todo en lo social,pero todavia con la asiganatura pendiente en la economia, nos moriremos y nunca podremos saber porque nuestros lideres politicos, no fueron tan audaz en dar buena economia independiente sabiendo todo el bienestar que el Pueblo pudiera disfrutar, habria sido por miedo, ideologia, ego o personalidad, son solo especulaciones, la verdadera verdad la saben ellos.
    Por otra parte que nadie piense que para el nuevo desarrollo se nesecita solo financiacion, va mucho mas que eso y esta en lo fisico, espiritual.
    Si miramos la poblacion cubana a pesar del quejismo de la falta de comida, sufre la inmensa mayoria de la poblacion de obesidad y de todas las enfermedades que esto genera, sus Mentes estan completamente llenas de orgullo, vanidad, envidia, celos y me pregunto podremos desarrollar en Estas condiciones una sociedad prospera,
    Hoy la economia sus parametros son mal establecidos, se dice que una economia crece cuando hay incremento de la produccion, pero ese incremento automaticamente esta asociado a una vida Menos saludable y menos espiritual.
    Si miramos EU por ejemplo tiene el 62% de su poblacion obesa, sobre Peso,es claro crece la economia, macdonalds, Coca cola,consumo de proteina animal etc.
    El mundo se tiene que inclinar mas por una economia fisica y espiritual que al final sera la verdadera felicidad, y esa no la da nada exterior solo el interior y si es asi cada uno de nosotros puede empezar ya cuidando su cuerpo y su mente, lo mas importante que tiene cada ser humano de este planeta.
    Yo hoy cambiaria los sistemas,de todas maneras estos han sido nombrado por la mente humana para definir la forma de vida de algun Pais, pero miremos las Tribus, ninguna se le puede decir son socialista o capitalista, incluso lo considero como una provocacion al sistema contrario. yo modestamente llamaria mi sistema de bienestar popular ydesde esa base Hacer todo lo que sea necesario para que un pueblo pueda disfrutar de lo mas hermoso y divino, la vida

Se han publicado 295 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Agustín Lage Dávila

Agustín Lage Dávila

Destacado científico cubano. Fue durante 25 años Director del Centro de Inmunología Molecular de La Habana. Es asesor del Presidente de BioCubaFarma. Ha recibido numerosas distinciones nacionales e internacionales. Fue Diputado a la Asamblea Nacional por varias legislaturas.

Vea también