Imprimir
Inicio » Opinión, Economía  »

Obama y la economía cubana: Entender lo que no se dijo

| 295 |
"Viva Cuba Libre", en en una calle de La Habana, este 22 de marzo de 2016. Foto: Desmond Boylan/ AP

"Viva Cuba Libre", en en una calle de La Habana, este 22 de marzo de 2016. Foto: Desmond Boylan/ AP

Tuve la oportunidad de participar en varios encuentros con la delegación que acompañó al Presidente Obama y escucharlo en tres intervenciones; y siento ahora el deber de compartir con mis compañeros lo que interpreté de lo que se dijo, y también de lo que no se dijo, pues en política lo que se deja de decir suele ser tan importante como lo que se dice.

Hay dos direcciones complementarias de pensamiento para interpretar esta visita y todo el proceso de intento de normalización de las relaciones: interpretar lo que significa para una valoración del pasado, e interpretar lo que significa para una proyección hacia el futuro.

De cara al pasado es evidente que el proceso de normalización recién iniciado en las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos hay que interpretarlo como una victoria mayúscula del pueblo revolucionario y socialista cubano, de sus convicciones, de su capacidad de resistencia y sacrificio, de su cultura, de su compromiso ético con la justicia social; así como también como una victoria de la solidaridad con Cuba de América Latina.

Hay cosas que nos resultan tan evidentes a los cubanos que a veces olvidamos subrayarlas.

  • Se inició esta normalización en vida de la generación histórica que hizo la Revolución, y conducida por líderes de esa misma generación.
  • Implicó un reconocimiento de la institucionalidad revolucionaria cubana, reconocimiento que no hubo hacia el Ejército Libertador en 1898, ni hacia el Ejército Rebelde en 1959 (si lo hubo, sin embargo, hacia las dictaduras de Gerardo Machado y Fulgencio Batista).
  • Incluyó un reconocimiento explícito de los logros de la Revolución, al menos en Educación y Salud (que fue lo que se mencionó)
  • Incluyó un reconocimiento explícito a la ayuda solidaria de Cuba hacia otros pueblos del mundo, y su aporte a causas nobles tales como la salud mundial, y la eliminación del apartheid en África.
  • Incluyó una aceptación explícita de que las decisiones sobre los cambios y los modelos socioeconómicos en Cuba corresponden exclusivamente a los cubanos, que tenemos (hemos ganado) el derecho a organizar nuestra sociedad de manera diferente a como otros lo hacen.
  • Implicó la declaración del abandono de la opción militar y subversiva, así como la intención de abandonar la coerción, como instrumentos de la política norteamericana hacia Cuba.
  • Expresó el reconocimiento del fracaso de las políticas hostiles contra Cuba de las administraciones precedentes, lo que implica (aunque no fuese declarado así) el reconocimiento de resistencia consciente del Pueblo Cubano, ya que las políticas hostiles solamente fracasan ante las resistencias tenaces.
  • Reconoció el sufrimiento que el bloqueo ha causado al Pueblo Cubano.
  • No partió este proceso de concesiones cubanas en uno solo de nuestros principios. Tampoco en los reclamos de cese del bloqueo y devolución del territorio ilegalmente ocupado en Guantánamo.
  • Incluyó el reconocimiento público de que los Estados Unidos estaban aislados en América Latina y en el mundo por su política hacia Cuba.

No creo que haya nadie medianamente lúcido e informado en el mundo que pueda interpretar este proceso de normalización en curso como otra cosa que no sea una victoria de Cuba en su diferendo histórico con los Estados Unidos.

De cara al pasado es esa la única interpretación posible.

Ahora bien, de cara al futuro las cosas son más complejas, y hay al menos dos interpretaciones extremas posibles, y sus variantes intermedias:

  • La hipótesis de la conspiración perversa
  • La hipótesis de las concepciones divergentes sobre la sociedad humana

En las calles de Cuba se discute hoy sobre ambas. Alerto al lector en este punto que no voy a argumentar por ahora a favor o en contra de una de estas dos hipótesis, o de las combinaciones diversas de ambas. Los acontecimientos futuros se encargarán de hacerlo, y cada cual sacará “sus propias conclusiones” en este “pasaje a lo desconocido”.

Quienes se adhieren a la hipótesis de la conspiración perversa ven las palabras del Presidente Obama como una falsa promesa o un sutil engaño que responde a un plan concebido para que abramos las puertas al capital norteamericano y a la influencia de sus medios de comunicación; para que permitamos la expansión en Cuba de un sector económicamente privilegiado, que con el tiempo se iría transformando en la base social de la restauración capitalista y el renunciamiento a la soberanía nacional. Serían los primeros pasos del camino de retorno hacia la Cuba de ricos y pobres, dictadores y mafiosos, que teníamos en los años 50.

Los cubanos que piensan así, tienen derecho a hacerlo: hay muchos hechos en la historia común que justifican esa enorme desconfianza. Son conocidos y no necesito enumerarlos aquí.

Mucha gente recuerda la famosa frase atribuida al Presidente Franklin D. Roosevelt cuando dijo del dictador nicaragüense Anastasio Somoza: Tal vez Somoza sea un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta”.

Ciertamente ni el Presidente Obama, ni las actuales generaciones de norteamericanos de buena voluntad (que hay muchos) tienen la culpa, como personas individuales, de las primeras etapas de esa trayectoria histórica. Pero también es innegable que esa historia está ahí, y que impone condicionamientos a lo que ellos pueden hacer, y a nuestra manera de interpretar lo que ellos hacen. Los procesos históricos son mucho más largos que una vida humana, y eventos ocurridos hace muchas décadas influyen en nuestras opciones de hoy, porque condicionan actitudes colectivas que tienen una existencia objetiva, relativamente independiente de las ideas y las intenciones de los líderes.

Aún distanciando al Presidente Obama de las políticas agresivas e inmorales de administraciones precedentes, que organizaron invasiones, cobijaron terroristas, estimularon asesinatos de líderes cubanos e implementaron el intento de rendir por hambre al Pueblo Cubano; aún estableciendo esa distinción, no se puede olvidar que Obama solo no es la clase política de los Estados Unidos. Hay muchos otros componentes del poder ahí, que siempre han estado presentes, lo están hoy, y lo estarán cuando termine el mandato de Obama dentro de algunos meses, y en el futuro previsible. Los estamos viendo en la campaña electoral en curso.

Para ser honesto con todo el que lea esta nota, debo reconocer que el Presidente Obama no dio aquí la impresión de ser el articulador de una conspiración perversa, sino la de ser un hombre inteligente y culto, que cree en lo que dice. Lo que sucede entonces es que las cosas en las que él cree (con todo su derecho) son diferentes a las que creemos nosotros (también con todo nuestro derecho).

Esa es la segunda hipótesis, la de las concepciones divergentes sobre la sociedad humana, las cuales fueron muy evidentes en todos los momentos de la visita a Cuba del Presidente Obama y su delegación, en todo lo que se dijo, y también en lo que se dejó de decir.

Fue muy claro que la dirección principal de la relación de los Estados Unidos con Cuba estará en el campo de la economía, y dentro de este, la estrategia principal será relacionarse con el sector no estatal y apoyarlo.

Fue muy claro, en el discurso y en los mensajes simbólicos, en tomar distancia de la economía estatal socialista cubana, como si la propiedad “estatal” significase propiedad de un ente extraño, y no propiedad de todo el pueblo como realmente es.

En la necesidad de que exista un sector no estatal en la economía cubana no tenemos divergencias. De hecho la expansión del espacio de los cuentapropistas y las cooperativas es parte de la implementación de los Lineamientos surgidos del 6º Congreso del Partido. Donde está la divergencia es en el rol que debe tener ese sector no estatal en nuestra economía:

  • Ellos lo ven como el componente principal de la economía; nosotros lo vemos como un complemento al componente principal que es la empresa estatal socialista. De hecho hoy ese sector no estatal, si bien se acerca a ser el 30% del empleo, no alcanza a aportar el 12% del PIB, lo que indica su carácter limitado para la generación de valor agregado.
  • Ellos lo hacen equivaler a “la innovación”; nosotros lo vemos como un sector de relativamente bajo valor agregado. La innovación está en la alta tecnología, la ciencia y la técnica, y sus conexiones con la empresa estatal socialista. El espíritu innovador del pueblo cubano se expresó en estos años de muchas otras maneras, tales como el desarrollo de la biotecnología y sus medicamentos y vacunas, la formación masiva de informáticos en la UCI, la agricultura urbana, la revolución energética y otros muchos logros del periodo especial, nada de lo cual se mencionó en los discursos de nuestros visitantes.
  • Ellos ven el emprendimiento privado como algo que “empodera” al pueblo; nosotros lo vemos como algo que empodera a “una parte” del pueblo, y relativamente pequeña. El protagonismo del pueblo está en las empresas estatales, y en nuestro gran sector presupuestado (que incluye la salud, la educación, el deporte, la seguridad ciudadana) que es donde se trabaja realmente para todo el pueblo y donde se genera la mayoría de la riqueza. No se puede aceptar el mensaje implícito de hacer equivaler el sector no estatal con “el pueblo cubano”. Eso no fue dicho de esa manera tan brutal, pero se interpreta del discurso de una forma demasiado clara.
  • Ellos separan tácitamente el concepto de “emprendimiento”, y el de propiedad estatal. Nosotros vemos en el sector estatal nuestras principales opciones de emprendimientos productivos. Así lo explicamos en el Foro de empresarios al ilustrar la organización en que trabajo (El Centro de Inmunología Molecular) como “una empresa con 11 millones de accionistas”.
  • Ellos ven al sector no estatal como una fuente de desarrollo social; nosotros lo vemos en un rol doble, pues también es una fuente de desigualdades sociales (de lo que ya tenemos evidencias, como ilustran los recientes debates sobre los precios de los alimentos), desigualdades que habrá que controlar con una política fiscal reflejo de nuestros valores.
  • Ellos creen en la función dinamizadora de la competencia (aunque este concepto ha sido cuestionado ya incluso por ideólogos serios de la economía capitalista). Nosotros conocemos su función depredadora y de erosión de la cohesión social, y creemos más en la dinámica que proviene de programas de país.
  • Ellos creen en que el mercado distribuye eficientemente la inversión respondiendo a la demanda; nosotros creemos que el mercado no responde a la demanda real sino a la “demanda solvente”, y profundiza las desigualdades sociales.
  • Ellos se apoyan en la trayectoria de desarrollo empresarial de los Estados Unidos, cuya economía despegó en el Siglo XIX, en condiciones de la economía mundial que son irrepetibles hoy. Nosotros sabemos que las realidades de los países subdesarrollados de economía dependiente son otras, especialmente en el Siglo XXI, y que el desarrollo económico y científico-técnico no ocurrirá a partir de pequeños emprendimientos privados en competencia, ni intentando reproducir la trayectoria de los países hoy industrializados, con 300 años de diferencia. Sería la receta de la perpetuación del subdesarrollo y la dependencia, con una economía diseñada como apéndice y complemento de la economía norteamericana, cosa que ya ocurrió en el Siglo XIX, cuando esa dependencia nos sumió en el monocultivo y cerró el camino de la industrialización. Para entender eso sirve la Historia, y por ello no podemos olvidarla.

Emprender el camino de la convivencia civilizada “con nuestras diferencias”, implica conocer bien a fondo y por todo el Pueblo Cubano, dónde es que están esas diferencias, para poder evitar que decisiones puntuales aparentemente racionales ante problemas económicos tácticos, nos puedan llevar a errores estratégicos; y peor aún, que otros nos empujen a ello, a través de las cosas que se dicen y las que no se dicen.

Supimos evitar esos errores en los inicios del periodo especial, ante la desaparición del campo socialista europeo y la marea ideológica neoliberal de los 90. Sabremos hacerlo mejor ahora.

La convivencia civilizada ciertamente nos aleja del riesgo y la barbarie de la guerra (militar y económica), pero no nos exonera de dar la batalla en el plano de las ideas.

Necesitamos vencer en esa batalla de ideas para poder vencer en la batalla económica.

La batalla económica del Siglo XXI cubano se dará en tres campos principales:

  1. El de la eficiencia y capacidad de crecimiento de la Empresa Estatal Socialista, y la inserción de esta en la economía mundial
  2. El de la conexión de la ciencia con la economía a través de empresas de alta tecnología, con productos y servicios de alto valor añadido que enriquezcan nuestra cartera de exportaciones
  3. El de la limitación consciente de la expansión de las desigualdades sociales, a través de la intervención del Estado Socialista

En esos campos se decidirá el Siglo XXI de los cubanos.

La batalla de ideas consiste en consolidar pensamiento y consenso sobre hacia donde queremos ir, y sobre los caminos concretos para llegar.

Las aguas del estrecho de La Florida no deben ser un campo de conflicto bélico, y es muy bueno para todos que así sea, pero esas aguas seguirán separando por mucho tiempo dos concepciones diferentes de la convivencia humana, de la organización de los hombres para la vida social y el trabajo, y de la distribución de sus frutos. Y también es muy bueno que así sea. Nuestro ideal de sociedad humana está enraizado en nuestra experiencia histórica y en el alma colectiva de los cubanos, sintetizada magistralmente por el pensamiento de José Martí. Él estudió y entendió mejor que nadie en su tiempo la sociedad norteamericana y dijo: “nuestra vida no se asemeja a la suya, ni debe en muchos puntos asemejarse”.

La creencia básica del capitalismo, incluso en los que así lo creen honestamente, es la construcción de prosperidad material basada en la propiedad privada y la competencia. La nuestra se basa en la creatividad movida por los ideales de equidad social y solidaridad entre las personas, incluidas las generaciones futuras. Nuestro concepto de sociedad es el futuro, y aunque el futuro se demore, atrapado en los condicionamientos objetivos del presente, sigue siendo el futuro por el que hay que luchar.

La propiedad privada y la competencia son el pasado, y aunque ese pasado siga existiendo necesariamente dentro del presente, pasado sigue siendo.

Hay que saber siempre ver los conceptos que están detrás de las palabras que se dicen, y las razones que están detrás de las palabras que no se dicen.

La batalla por nuestro ideal de convivencia humana estará en las manos de las actuales generaciones de jóvenes cubanos, que enfrentarán en su tiempo desafíos diferentes a los de las generaciones revolucionarias del Siglo XX, pero igualmente grandes y trascendentales, y también más complejos.

Al analizar la complejidad de sus desafíos les confieso que quisiera ingresar otra vez en la Unión de Jóvenes Comunistas, cuyo carnet (Nº7784, de 1963) tengo ahora mismo sobre mi mesa. Sigo siendo comunista, pero he de aceptar que ya no puedo seguir siendo “joven”. Pero si puedo compartir con los jóvenes el análisis de lo que hoy se dice, y la develación de lo que no se dice, y construir junto con ellos las herramientas intelectuales que necesitamos para las batallas que vienen.

José Martí escribió en abril de 1895: “De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: Ganémosla a pensamiento”.

Se han publicado 295 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Elmis dijo:

    Excelente artículo. En Cuba no habrá muchas riquezas económicas pero si un alto nivel profesional. Son impresionantes los análisis que se han hecho, nadie puede subestimar la capacidad de los cubanos. He leído una y otra vez todos los artículos publicados sobre la visita de Obama a Cuba, escuché su declaración en la conferencia de prensa y cuando terminó solo dije: ojalá haya sido sincero por el bien de todos. Porque a decir verdad yo no lo ví así y ojalá yo esté equivocada.
    Aceptemos los retos pero no olvidemos que Ya lo dijo el Che: No se puede confiar en el imperialismo, pero “ni un tantico así”.

  • JellyBean dijo:

    Felicidades, Agustín, no se si me publicarán lo que escribí anteriormente, pero es un gran artículo, brillante. Como economista política, me ha dejado bastante satisfecha. Como cubana te lo agradezco infinitamente.

  • Yosmel dijo:

    Muy buen comentario, lo felicito en verdad por el análisis realizado sobre todos estos temas, si bien estoy de acuerdo con todo lo expuesto, no puedo dejar de señalar que para que la Empresa Estatal Socialista Cubana triunfe y de verdad gane el protagonismo de que ella se espera, deberá ingeniarselas para retribuir salarialmente a los trabajadores con salarios atractivos como los que está ofertando el sector no estatal hoy, muchos de nuestros profesionales están en este tipo de negocio solo por los ingresos que obtienen en ellos, muchas veces ejerciendo actividades fuera de su perfil, no estamos pidiendo enriquecer a los trabajadores, solamente que se les pague un salario que permita al menos sufragar las necesidades básicas de una familia, tambien es cierto que se han emitido resoluciones que flexibilizan un poco el pago, ejempo de ellas la resolución 17/14 del MTSS sobre el pago por rendimiento, pero sigue siendo insuficiente, nuestro presidente hace unos meses menciono que ningun cubano vivia de su salario y yo me pregunto entonces ¿de que viven entonces?, todos deberiamos hacernos esta pregunta y no buscar soluciones momentaneas sino atacar las causas y eliminar de una vez y por todas el problema.

  • yo vivo en una isla........ dijo:

    LA ECONOMIA CUBANA ES COMO LA FOTO DE LA PORTADA. UN CARRO VIEJO DE HACE 60 AÑOS, MACHUCADO Y SIN PINTURA. ¿QUE MAS LE VAMOS A PEDIR?

  • CarlosM dijo:

    Brillante Agustin!!! que bien se siente uno cuando lee lo que de una u otra forma se piensa. Muy preciso y mesurado el análisis. Mente fría y corazón caliente.

  • Odalis Salazar dijo:

    Estimado Agustín: Los que tenemos el privilegio de conocerte desde nuestros años de estudiantes de Medicina, estamos acostumbrados a tu genialidad y ejemplo, sin embargo aún estoy aquilatando en toda su dimensión , el excelente análisis que haces , con la brillantés de una clase Magistral. Que buen legado para el estudio de nuestra actualidad.
    Muchos saludos y cariños.

  • Juan Antonio Hernandez Caraballo dijo:

    Un saludo a nuestro querido compañero y científico Agustín Lage Dávila, ha hecho un magistral artículo, y casi la totalidad de lo que expresa es enteramente cierto, sin embargo yo estoy convencido que la inteligencia de Obama, tan repetida por estos dias, se encuentra al cien por ciento al servicio del imperio, y lo expresado por él y lo no dicho como usted dice, está diseñado para revertir nuestro sistema a largo plazo, y para explicar eso necesitaría muchas cuartillas, no obstante coincido con ustede que este paso de acercamiento entre dos países separados por casi seis décadas, es una victoria del pueblo y la revolución cubana

  • Pedro dijo:

    Muy bueno el análisis de Lage, creo que todos los que aquí opinan tienen un por ciento de razón, son sus criterios y hay que respetarlos, la diversidad y las contradicciones traen desarrollo, yo no tengo temor a nada que Obama expresó en su discurso, a lo que no dijo y lo pensó y a todas las interpretaciones que pudiéramos dar, aquí hay una revolución y nuestro pensador mayor, el que ve donde nadie, el que sin ir a un lugar o un episodio pre dice lo que sucederá, lo dijo bien claro que solo nosotros podríamos ser capaces de tal suceso, que nos puede llevar a eso la ineficiencia, los malos servicios, la corrupción, los discursos que non resuelven nada que se convierten en promesas para el otro año pero para este no hay cumplimiento de lo anteriormente dicho, no podemos pensar en el consumismo pero hay que mejorar mucho las condiciones de vida de la población, la vivienda, los servicios, los artículos de primera necesidad, solo con ver nuestra TV te das cuenta de cuanto falta por hacer y muchas veces no es el recurso la causa, valoren la calidad de los nuevos edificios da pena que en el siglo XXI ocurran estas cosas. Al imperio tomarle lo positivo lo negativo para ellos. Miedo a que....Si pueden lo publican.

  • maritza dijo:

    Creo que debemos mantener en alto nuestra historia, conocer nuestra historia como baluarte de nuestra sociedad; nunca renunciar a nuestros principios, pero si pensar que el entorno cambia a gran velocidad y cuando se habla cambio y se habla de futuro no podemos continuar arrastrando la historia como freno si no como victoria, creo que es hora de reflexionar y pensar en nuestro destino como país y par las generaciones futuras con un enfoque de prosperidad, justicia y amor.

  • Rene dijo:

    Excelente análisis del profesor Lage. Pudiera catalogarse como la respuesta idónea al banal discurso del Presidente de los EU.
    Solo me gustaría que algún forista con seriedad me respondiera:
    ¿Como iniciaron su capital los cuentapropistas? ¿Como comenzaron a ser personas emprendedoras en los negocios? ¿Con qué dinero? ¿Todos tenían familias en el extranjero? ¿Creen que todos en Cuba tienen esas posibilidades ó capacidades para ser comerciantes, empresarios, etc? ¿Por qué se ha ido abriendo tanto esa brecha en la sociedad, donde ya casi nadie piensa en la igualdad social? ¿Quien no sabe que hay millonarios en Cuba a costa del sudor de los trabajadores estatales y en no pocos casos de lo que le han robado al estado? ¿Por qué EU trata de empoderar la juventud en un país donde la mayoría son viejos? ¿Creen que de esta forma el cubano de a pie, ese que su salario con el estado y que no tiene de donde le caiga nada más se beneficia? ¿Cuantos estamos en esas condiciones? ¿6, 7, 8 millones son los que las inventamos del aire? Entonces a que pueblo de Cuba se refería Obama? Creo que vino a bailar en casa del trompo. Prefiero seguir sin internet, pero ver en cada rostro un hermano, no un extraño. A los yanquis..ni un tantico así.

  • maria Mano dijo:

    Por favor no debemo tener tanto miedo a lo que estoy segura no pasará y si debemos de resolver nuestros problemas que ya tenemos bastante..... alguien se ha preguntado porque motivo si el pais del norte es tan malo como lo es porque tanta migracion hacia el, que esta pasando porque sucede eso debiera ser lo contrario, por favor vamos a resolver nuestros problemas con la moral muy alta y revolucionariamente. Saludos, (No es duplicado es la primera Vz)

  • rafael dijo:

    Le felicito por este articulo, quisiera como usted, tener opòrtunidad de que me publicaran mis consideracionse tambien. Considero que la visita de Obama a Cuba representa una nueva era en nuestra relaciones y una victoria de mi querido pueblo cubano, de su revolucion socialista, de su ideologia martiana y fidelista. Sismpre..

  • Ñanguito dijo:

    Excelente reflexión para los jóvenes y refresca la mente de los que no son tan jóvenes.

  • rumay dijo:

    Muy buen articulo, así deben ser con todos los puntos de vista para que el lector sepa a que atenerse sin decir lo que tengo que pensar. Gracias Profesor Lage continua mi admiración por ud

  • Juan Miguel Sandó dijo:

    Excelente artículo, como siempre sus análisis son brillantes.
    Precisamente en este momento estoy escribiendo unas ideas para la Intranet de la Universidad (de Ciego de Ávila) y sus reflexiones me sirven de ayuda e inspiración.

  • Daneysi dijo:

    Felicidades, ha hecho un análisis real de los objetivos de esta visita del presidente Obama..Hay que estar preparado para esta nueva guerra la de pensamiento.

  • yunetmedina dijo:

    esta articulo es un perfecto escudo para los cantos de sirena de estos tres dias.

  • EDILBERTO SOSA REY dijo:

    TITULO:LA NAVAJA DE OBAMA.
    COMENTARIO:Buenos dias amigos de cuba y el mundo,al colectivo de cubadebate,con titulo de la navaja de obama,como titule el discurso del presidente obama por su doble intension,he comenzado este mi comentario,no mas guerras,esta bien,pero siguen con la guerra suversiba,la guerra idiologica,que es mucho peor que la anfetamina y cualquier droga,ahora quieren debilitarno con el acercamiento politico,con esa doctrina que lo que conocemos sabemos que esta armas ya se han utilizado en otras parte del mundo,creo que el pichon es inteligente pero para ser pichon ya a volado muy alto,me mantengo con la frase del comandante che guevara,al imperialismo ni un tantito asi.
    muchas gracias

  • Raul G. dijo:

    Sigo pensando que con inteligencia debemos aprovechar las facilidades en creditos , comercio y otros aspectos que nos brinda la administracion de Obama.
    Pienso que hasta el momento la Empresa Estatal Socialista no ha demostrado la eficiencia requerida , pienso que estamos siendo extremadamente lentos en aprobar los proyectos de inversion extranjera , no estamos aprovechando las posibilidades de importacion a los privados que nos ofrecen desde el pais mas desarrollado del mundo y por suerte tan cercano a nosotros. Con la situacion economica actual en nuestro pais y con los acontecimientos que estan ocurriendo en nuestro continente contra los gobiernos progresistas no nos queda mas remedio que repito ser inteligentes , rapidos y
    sensatos. Hay en juego muchos logros y valores que no podemos darnos el lujo de perder.

  • Taviano dijo:

    Estimado Dr. Lage. Que magnifico análisis lo felicito y comparto con 100 % sus palabras, gracias.

  • Guere dijo:

    Sería bueno que este análisis se publique en medio de prensa escrito, Ganma y otros, de manera que estas alclaraciones lleguen a todos los cubanos

  • Albert dijo:

    Me parece excelente la reflexión realizada por Lage sobre la visita de Obama y de sus intenciones, sobre estas palabras no se puede ser Necio y olvidar la historia porque no se puede vivir de ella, pero no se puede olvidar (Serían los primeros pasos del camino de retorno hacia la Cuba de ricos y pobres, dictadores y mafiosos, que teníamos en los años 50.)

  • soy yo dijo:

    viva cuba

  • Tacuara dijo:

    Muy buen artículo muy equilibrado y coherente hay algunos aspectos en lo cuales no coincido: José Martí escribió: "ganado tengo el pan hágase el verso" evidentemente antepuso la necesidad material de ganarse la vida, sustentarla, nutrirla antes de enfocarse en cualquier goce espiritual, incluida la política, Karl Marx lo fijó como una categoría filosófica: "El hombre tiene que satisfacer sus necesidades materiales antes de hacer política y dedicarse a la filosofía". Nuestro Señor JESUCRISTO proclamó que "la fe que no hace milagros está vacía". Entonces creo que la prioridad tiene que ser ganar o al menos comenzar a ganar la batalla económica y la en apariencia más fácil; aunque albergo mis dudas; que es la interna la que no tiene nada que ver con el bloqueo, la de la eficiencia, la de la supresión de la burocracia perniciosa y sus secuelas, sin descuidar el enfrentamiento en el terreno de las ideas. Y el segundo aspecto en el que no coincido y no puedo coincidir porque en la sociedad hay héroes y hay iluminados, apóstoles y hay sacerdocio que son capaces de soñar y darlo todo por un futuro o la evocación de un sueño futuro sin apenas vislumbrarlo para su propio goce personal. Pero el común denominador de los mortales; que son la mayoría de la sociedad no tiene regresión al pasado ni capacidad de renunciar a su presente el cual es el único futuro tangible en aras de un promisorio y lejano futuro común mejor, porque como dijo el sabio Pepe Mujica "la gente tiene una sola vida y la quiere vivir a plenitud lo que esta dure y ese es un derecho sagrado" y el deber de cada sociedad que se considere justa es construirle y darle las capacidades de construirse a las personas comunes y corrientes ese presente-futuro o futuro-presente que es lo único realmente tangible de disfrute que tiene el ser humano en su fugaz transito por la vida. Ya lo dijo también Che Guevara más o menos de esta forma: El socialismo cobra sentido cuando coloca en el centro al hombre, porque pertenece al hombre y esa es su razón de ser si no lo apreciamos así se convierte en una entelequia vacía.

  • OpinO dijo:

    YA ACEPTAMOS EL RETO, AHORA, DEMOS LA BATALLA, Y SALGAMOS COMO SIEMPRE VICTORIOSOS. QUE VIVA CUBA SIEMPRE LIBRE

  • Dunia dijo:

    Gracias Dr. Agustín Lage, por compartir con los jóvenes el análisis de lo que hoy se dice, y la develación de lo que no se dice. Ya estamos librando batallas difíciles. La visita de Obama a nuestro país ha intentando confundir a unos pocos jóvenes. En esta batalla de a pensamiento, los revolucionarios seguidores del pensamiento de Martí, Fidel, Raúl, no podemos rendirnos nunca. Viva Cuba Socialista!!! Comparto con Ud. que "la innovación está en la alta tecnología, la ciencia y la técnica, y sus conexiones con la empresa estatal socialista". Por esto nos hemos ganado el reconocimiento de muchos países del mundo, incluyendo el del gobierno de los Estados Unidos.

  • El Cubanito dijo:

    Cierto que hemos sufrido mucho en la historia por culpa de los gobiernos de los estados unidos anteriores y Obama no tiene culpa de nada, por eso es que dice que debemos dejar el pasado atras y concentrarnos en el presente y futuro algo que veo muy bien y deberiamos hacer si queremos echar palante. Obama quizas se ha centrado en el sector privado porque es el que ha demostrado ser mas eficiente en sentido general y pongo como ejemplo a ETECSA que es una empresa por no decir la unica en el pais de telecomunicaciones la cual a estas alturas nos sigue poniendo super altas las tarifas en la telefonia movil. En cuba no existe el contrato de tarifa fija, ni las ofertas por paquetes, ofertas que dan opciones de pago al cliente por un servicio mas completo, asi mismo deberia ser con el internet por WIFI lo cual esta de moda y tiene una alta demanda. Pagar a $2 CUC la hora y sentado en un parque por dios que en el mundo entero se paga $8 o $10 al mes sin limites de horas y en tu casa. Por cosas como estas es que quizas el presidente Obama apuesta por el sector privado en el pais, la competencia
    siempre hace falta porque cuando eres el unico que ofrece ciertos servicios te crees
    DIOS y pones los precios y condiciones a tu antojo.

  • yosoy dijo:

    Agustín Lage Dávila antes que nada saludos, mi comentario estará relacionado con su análisis de la visita de Obama a nuestra tierra. Usted plantea que el sector no estatal es limitado con solo el 12% del PIB pero no dice la causa y es que también esa muy limitado el trabajo por dicho sector además que incurre los altos precios que tienen los impuestos, súmele que no existe la posibilidad de un mercado mayorista al cuál acceder para los insumos de los negocios y que el país no permite la libertad de importación de los mismos, teniendo esto en cuenta ese porcentaje es un altísimo valor y ni hablar de la calidad que hoy tiene el trabajo en el sector privado comparado con los servicios que ofrece su contraparte El Estado. Otra cosa de gran importancia y coincido con usted cuando dice de las conquistas e ideas que desarrollamos a través de estos años, lo que Ud. no menciona es la necesidad de aportar ideas nuevas acordes a los tiempos que vivimos y la necesidad de no ver la empresa privada como el enemigo sino comenzar a verla como instrumento para despuntar la economía de nuestro país o se olvida Ud. que tenemos varios programas en Cuba para impulsar la inversión del capital privado extranjero, siendo esto así no logro determinar el peligro de que capital cubano privado también se logre invertir. Señor, la historia de la humanidad ha demostrado que la iniciativa privada de “una parte” de la civilización ha rendido grandes frutos a la humanidad, creo que podría sobrar ejemplos(la bombilla incandescente, el coche con motor, la computadora, la internet, el teléfono móvil, cientos y miles de ejemplos) para demostrar que si llegamos hasta aquí como especie lo fue también gracias a hombres y mujeres “no estatales” y le doy gracias a Dios porque existieron. Tratar de minimizar esos logros sería como tratar de ocultar una verdad, recordando siempre que la verdad siempre florece. Señor si algún viéramos la empresa estatal y la empresa privada trabajando con armonía siguiendo cada una sus objetivos, sin lugar a las dudas veríamos una Cuba mucho mejor y mas prospera sin minimizar a nadie ni a nada, creo que somos los cubanos los que debemos trazar el rumbo hacia una Cuba mejor pero ese rumbo lo trazamos porque también debemos tener el valor de tomar las decisiones y hacer los cambios necesarios para nuestra realización. Hasta ahora el estado siempre ha sido el protagonista, los hombres también deberíamos. Y realmente creo que el emprendimiento privado ha resultado en numerosos ejemplos de como sacar un país de la pobreza basta con estudiar la historia de la humanidad, esa mi querido periodista es nuestra naturaleza independientemente de que muchos lo crean o no.

  • Marthyk dijo:

    Agustín Lage ubik el momento en su justa medida.
    Falta haría q lo publikran en Granma y q en nuestra Mesa Redonda se debatiera de verdad, con jóvenes periodístas, analístas y con no tan jóvenes también, pero un verdadero debate.
    Agustin Lage es un hombre q dirige el CIM pero no desde su oficina, lo vez donde menos imaginas, a cada rato hablando con sus trabajadores y es el primero en exigirse.
    Falta q hace q los directores de las empresas estatales socialista, los ministros d cualkier ministerio hiciecen lo mismo, no se puede dirigir desde una oficina.
    Q maravilla seria q los presidentes de los Consejos, q los Secretarios del Partido Municipales pasearan por el lugar unos donde gobiernan y los otros donde orientan y velen porq se cumplan las cosas como deben ser. Tomar de primera mano el termómetro de cada barrio de cada lugar, porq para eso están.
    Q maravilla q la mayoria de los directores de los hospitales pasearan por las salas de cada hospital.
    Estoy segura q todo fuese mejor.
    Gracias Lage por el articulo y por su ejemplo.

  • El Patriota dijo:

    Cierto que hemos sufrido mucho en la historia por culpa de los gobiernos de los estados unidos anteriores y Obama no tiene culpa de nada, por eso es que dice que debemos dejar el pasado atras y concentrarnos en el presente y futuro algo que veo muy bien y deberiamos hacer si queremos echar palante. Obama quizas se ha centrado en el sector privado porque es el que ha demostrado ser mas eficiente en sentido general y pongo como ejemplo a ETECSA que es una empresa por no decir la unica en el pais de telecomunicaciones la cual a estas alturas nos sigue poniendo super altas las tarifas en la telefonia movil. En cuba no existe el contrato de tarifa fija, ni las ofertas por paquetes, ofertas que dan opciones de pago al cliente por un servicio mas completo, asi mismo deberia ser con el internet por WIFI lo cual esta de moda y tiene una alta demanda. Pagar a $2 CUC la hora y sentado en un parque por dios que en el mundo entero se paga $8 o $10 al mes sin limites de horas y en tu casa. Por cosas como estas es que quizas el presidente Obama apuesta por el sector privado en el pais, la competencia
    siempre hace falta porque cuando eres el unico que ofrece ciertos servicios te crees
    DIOS y pones los precios y condiciones a tu antojo.

Se han publicado 295 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Agustín Lage Dávila

Agustín Lage Dávila

Destacado científico cubano. Fue durante 25 años Director del Centro de Inmunología Molecular de La Habana. Es asesor del Presidente de BioCubaFarma. Ha recibido numerosas distinciones nacionales e internacionales. Fue Diputado a la Asamblea Nacional por varias legislaturas.

Vea también