Imprimir
Inicio » Opinión, Economía  »

Obama y la economía cubana: Entender lo que no se dijo

| 295 |
"Viva Cuba Libre", en en una calle de La Habana, este 22 de marzo de 2016. Foto: Desmond Boylan/ AP

"Viva Cuba Libre", en en una calle de La Habana, este 22 de marzo de 2016. Foto: Desmond Boylan/ AP

Tuve la oportunidad de participar en varios encuentros con la delegación que acompañó al Presidente Obama y escucharlo en tres intervenciones; y siento ahora el deber de compartir con mis compañeros lo que interpreté de lo que se dijo, y también de lo que no se dijo, pues en política lo que se deja de decir suele ser tan importante como lo que se dice.

Hay dos direcciones complementarias de pensamiento para interpretar esta visita y todo el proceso de intento de normalización de las relaciones: interpretar lo que significa para una valoración del pasado, e interpretar lo que significa para una proyección hacia el futuro.

De cara al pasado es evidente que el proceso de normalización recién iniciado en las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos hay que interpretarlo como una victoria mayúscula del pueblo revolucionario y socialista cubano, de sus convicciones, de su capacidad de resistencia y sacrificio, de su cultura, de su compromiso ético con la justicia social; así como también como una victoria de la solidaridad con Cuba de América Latina.

Hay cosas que nos resultan tan evidentes a los cubanos que a veces olvidamos subrayarlas.

  • Se inició esta normalización en vida de la generación histórica que hizo la Revolución, y conducida por líderes de esa misma generación.
  • Implicó un reconocimiento de la institucionalidad revolucionaria cubana, reconocimiento que no hubo hacia el Ejército Libertador en 1898, ni hacia el Ejército Rebelde en 1959 (si lo hubo, sin embargo, hacia las dictaduras de Gerardo Machado y Fulgencio Batista).
  • Incluyó un reconocimiento explícito de los logros de la Revolución, al menos en Educación y Salud (que fue lo que se mencionó)
  • Incluyó un reconocimiento explícito a la ayuda solidaria de Cuba hacia otros pueblos del mundo, y su aporte a causas nobles tales como la salud mundial, y la eliminación del apartheid en África.
  • Incluyó una aceptación explícita de que las decisiones sobre los cambios y los modelos socioeconómicos en Cuba corresponden exclusivamente a los cubanos, que tenemos (hemos ganado) el derecho a organizar nuestra sociedad de manera diferente a como otros lo hacen.
  • Implicó la declaración del abandono de la opción militar y subversiva, así como la intención de abandonar la coerción, como instrumentos de la política norteamericana hacia Cuba.
  • Expresó el reconocimiento del fracaso de las políticas hostiles contra Cuba de las administraciones precedentes, lo que implica (aunque no fuese declarado así) el reconocimiento de resistencia consciente del Pueblo Cubano, ya que las políticas hostiles solamente fracasan ante las resistencias tenaces.
  • Reconoció el sufrimiento que el bloqueo ha causado al Pueblo Cubano.
  • No partió este proceso de concesiones cubanas en uno solo de nuestros principios. Tampoco en los reclamos de cese del bloqueo y devolución del territorio ilegalmente ocupado en Guantánamo.
  • Incluyó el reconocimiento público de que los Estados Unidos estaban aislados en América Latina y en el mundo por su política hacia Cuba.

No creo que haya nadie medianamente lúcido e informado en el mundo que pueda interpretar este proceso de normalización en curso como otra cosa que no sea una victoria de Cuba en su diferendo histórico con los Estados Unidos.

De cara al pasado es esa la única interpretación posible.

Ahora bien, de cara al futuro las cosas son más complejas, y hay al menos dos interpretaciones extremas posibles, y sus variantes intermedias:

  • La hipótesis de la conspiración perversa
  • La hipótesis de las concepciones divergentes sobre la sociedad humana

En las calles de Cuba se discute hoy sobre ambas. Alerto al lector en este punto que no voy a argumentar por ahora a favor o en contra de una de estas dos hipótesis, o de las combinaciones diversas de ambas. Los acontecimientos futuros se encargarán de hacerlo, y cada cual sacará “sus propias conclusiones” en este “pasaje a lo desconocido”.

Quienes se adhieren a la hipótesis de la conspiración perversa ven las palabras del Presidente Obama como una falsa promesa o un sutil engaño que responde a un plan concebido para que abramos las puertas al capital norteamericano y a la influencia de sus medios de comunicación; para que permitamos la expansión en Cuba de un sector económicamente privilegiado, que con el tiempo se iría transformando en la base social de la restauración capitalista y el renunciamiento a la soberanía nacional. Serían los primeros pasos del camino de retorno hacia la Cuba de ricos y pobres, dictadores y mafiosos, que teníamos en los años 50.

Los cubanos que piensan así, tienen derecho a hacerlo: hay muchos hechos en la historia común que justifican esa enorme desconfianza. Son conocidos y no necesito enumerarlos aquí.

Mucha gente recuerda la famosa frase atribuida al Presidente Franklin D. Roosevelt cuando dijo del dictador nicaragüense Anastasio Somoza: Tal vez Somoza sea un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta”.

Ciertamente ni el Presidente Obama, ni las actuales generaciones de norteamericanos de buena voluntad (que hay muchos) tienen la culpa, como personas individuales, de las primeras etapas de esa trayectoria histórica. Pero también es innegable que esa historia está ahí, y que impone condicionamientos a lo que ellos pueden hacer, y a nuestra manera de interpretar lo que ellos hacen. Los procesos históricos son mucho más largos que una vida humana, y eventos ocurridos hace muchas décadas influyen en nuestras opciones de hoy, porque condicionan actitudes colectivas que tienen una existencia objetiva, relativamente independiente de las ideas y las intenciones de los líderes.

Aún distanciando al Presidente Obama de las políticas agresivas e inmorales de administraciones precedentes, que organizaron invasiones, cobijaron terroristas, estimularon asesinatos de líderes cubanos e implementaron el intento de rendir por hambre al Pueblo Cubano; aún estableciendo esa distinción, no se puede olvidar que Obama solo no es la clase política de los Estados Unidos. Hay muchos otros componentes del poder ahí, que siempre han estado presentes, lo están hoy, y lo estarán cuando termine el mandato de Obama dentro de algunos meses, y en el futuro previsible. Los estamos viendo en la campaña electoral en curso.

Para ser honesto con todo el que lea esta nota, debo reconocer que el Presidente Obama no dio aquí la impresión de ser el articulador de una conspiración perversa, sino la de ser un hombre inteligente y culto, que cree en lo que dice. Lo que sucede entonces es que las cosas en las que él cree (con todo su derecho) son diferentes a las que creemos nosotros (también con todo nuestro derecho).

Esa es la segunda hipótesis, la de las concepciones divergentes sobre la sociedad humana, las cuales fueron muy evidentes en todos los momentos de la visita a Cuba del Presidente Obama y su delegación, en todo lo que se dijo, y también en lo que se dejó de decir.

Fue muy claro que la dirección principal de la relación de los Estados Unidos con Cuba estará en el campo de la economía, y dentro de este, la estrategia principal será relacionarse con el sector no estatal y apoyarlo.

Fue muy claro, en el discurso y en los mensajes simbólicos, en tomar distancia de la economía estatal socialista cubana, como si la propiedad “estatal” significase propiedad de un ente extraño, y no propiedad de todo el pueblo como realmente es.

En la necesidad de que exista un sector no estatal en la economía cubana no tenemos divergencias. De hecho la expansión del espacio de los cuentapropistas y las cooperativas es parte de la implementación de los Lineamientos surgidos del 6º Congreso del Partido. Donde está la divergencia es en el rol que debe tener ese sector no estatal en nuestra economía:

  • Ellos lo ven como el componente principal de la economía; nosotros lo vemos como un complemento al componente principal que es la empresa estatal socialista. De hecho hoy ese sector no estatal, si bien se acerca a ser el 30% del empleo, no alcanza a aportar el 12% del PIB, lo que indica su carácter limitado para la generación de valor agregado.
  • Ellos lo hacen equivaler a “la innovación”; nosotros lo vemos como un sector de relativamente bajo valor agregado. La innovación está en la alta tecnología, la ciencia y la técnica, y sus conexiones con la empresa estatal socialista. El espíritu innovador del pueblo cubano se expresó en estos años de muchas otras maneras, tales como el desarrollo de la biotecnología y sus medicamentos y vacunas, la formación masiva de informáticos en la UCI, la agricultura urbana, la revolución energética y otros muchos logros del periodo especial, nada de lo cual se mencionó en los discursos de nuestros visitantes.
  • Ellos ven el emprendimiento privado como algo que “empodera” al pueblo; nosotros lo vemos como algo que empodera a “una parte” del pueblo, y relativamente pequeña. El protagonismo del pueblo está en las empresas estatales, y en nuestro gran sector presupuestado (que incluye la salud, la educación, el deporte, la seguridad ciudadana) que es donde se trabaja realmente para todo el pueblo y donde se genera la mayoría de la riqueza. No se puede aceptar el mensaje implícito de hacer equivaler el sector no estatal con “el pueblo cubano”. Eso no fue dicho de esa manera tan brutal, pero se interpreta del discurso de una forma demasiado clara.
  • Ellos separan tácitamente el concepto de “emprendimiento”, y el de propiedad estatal. Nosotros vemos en el sector estatal nuestras principales opciones de emprendimientos productivos. Así lo explicamos en el Foro de empresarios al ilustrar la organización en que trabajo (El Centro de Inmunología Molecular) como “una empresa con 11 millones de accionistas”.
  • Ellos ven al sector no estatal como una fuente de desarrollo social; nosotros lo vemos en un rol doble, pues también es una fuente de desigualdades sociales (de lo que ya tenemos evidencias, como ilustran los recientes debates sobre los precios de los alimentos), desigualdades que habrá que controlar con una política fiscal reflejo de nuestros valores.
  • Ellos creen en la función dinamizadora de la competencia (aunque este concepto ha sido cuestionado ya incluso por ideólogos serios de la economía capitalista). Nosotros conocemos su función depredadora y de erosión de la cohesión social, y creemos más en la dinámica que proviene de programas de país.
  • Ellos creen en que el mercado distribuye eficientemente la inversión respondiendo a la demanda; nosotros creemos que el mercado no responde a la demanda real sino a la “demanda solvente”, y profundiza las desigualdades sociales.
  • Ellos se apoyan en la trayectoria de desarrollo empresarial de los Estados Unidos, cuya economía despegó en el Siglo XIX, en condiciones de la economía mundial que son irrepetibles hoy. Nosotros sabemos que las realidades de los países subdesarrollados de economía dependiente son otras, especialmente en el Siglo XXI, y que el desarrollo económico y científico-técnico no ocurrirá a partir de pequeños emprendimientos privados en competencia, ni intentando reproducir la trayectoria de los países hoy industrializados, con 300 años de diferencia. Sería la receta de la perpetuación del subdesarrollo y la dependencia, con una economía diseñada como apéndice y complemento de la economía norteamericana, cosa que ya ocurrió en el Siglo XIX, cuando esa dependencia nos sumió en el monocultivo y cerró el camino de la industrialización. Para entender eso sirve la Historia, y por ello no podemos olvidarla.

Emprender el camino de la convivencia civilizada “con nuestras diferencias”, implica conocer bien a fondo y por todo el Pueblo Cubano, dónde es que están esas diferencias, para poder evitar que decisiones puntuales aparentemente racionales ante problemas económicos tácticos, nos puedan llevar a errores estratégicos; y peor aún, que otros nos empujen a ello, a través de las cosas que se dicen y las que no se dicen.

Supimos evitar esos errores en los inicios del periodo especial, ante la desaparición del campo socialista europeo y la marea ideológica neoliberal de los 90. Sabremos hacerlo mejor ahora.

La convivencia civilizada ciertamente nos aleja del riesgo y la barbarie de la guerra (militar y económica), pero no nos exonera de dar la batalla en el plano de las ideas.

Necesitamos vencer en esa batalla de ideas para poder vencer en la batalla económica.

La batalla económica del Siglo XXI cubano se dará en tres campos principales:

  1. El de la eficiencia y capacidad de crecimiento de la Empresa Estatal Socialista, y la inserción de esta en la economía mundial
  2. El de la conexión de la ciencia con la economía a través de empresas de alta tecnología, con productos y servicios de alto valor añadido que enriquezcan nuestra cartera de exportaciones
  3. El de la limitación consciente de la expansión de las desigualdades sociales, a través de la intervención del Estado Socialista

En esos campos se decidirá el Siglo XXI de los cubanos.

La batalla de ideas consiste en consolidar pensamiento y consenso sobre hacia donde queremos ir, y sobre los caminos concretos para llegar.

Las aguas del estrecho de La Florida no deben ser un campo de conflicto bélico, y es muy bueno para todos que así sea, pero esas aguas seguirán separando por mucho tiempo dos concepciones diferentes de la convivencia humana, de la organización de los hombres para la vida social y el trabajo, y de la distribución de sus frutos. Y también es muy bueno que así sea. Nuestro ideal de sociedad humana está enraizado en nuestra experiencia histórica y en el alma colectiva de los cubanos, sintetizada magistralmente por el pensamiento de José Martí. Él estudió y entendió mejor que nadie en su tiempo la sociedad norteamericana y dijo: “nuestra vida no se asemeja a la suya, ni debe en muchos puntos asemejarse”.

La creencia básica del capitalismo, incluso en los que así lo creen honestamente, es la construcción de prosperidad material basada en la propiedad privada y la competencia. La nuestra se basa en la creatividad movida por los ideales de equidad social y solidaridad entre las personas, incluidas las generaciones futuras. Nuestro concepto de sociedad es el futuro, y aunque el futuro se demore, atrapado en los condicionamientos objetivos del presente, sigue siendo el futuro por el que hay que luchar.

La propiedad privada y la competencia son el pasado, y aunque ese pasado siga existiendo necesariamente dentro del presente, pasado sigue siendo.

Hay que saber siempre ver los conceptos que están detrás de las palabras que se dicen, y las razones que están detrás de las palabras que no se dicen.

La batalla por nuestro ideal de convivencia humana estará en las manos de las actuales generaciones de jóvenes cubanos, que enfrentarán en su tiempo desafíos diferentes a los de las generaciones revolucionarias del Siglo XX, pero igualmente grandes y trascendentales, y también más complejos.

Al analizar la complejidad de sus desafíos les confieso que quisiera ingresar otra vez en la Unión de Jóvenes Comunistas, cuyo carnet (Nº7784, de 1963) tengo ahora mismo sobre mi mesa. Sigo siendo comunista, pero he de aceptar que ya no puedo seguir siendo “joven”. Pero si puedo compartir con los jóvenes el análisis de lo que hoy se dice, y la develación de lo que no se dice, y construir junto con ellos las herramientas intelectuales que necesitamos para las batallas que vienen.

José Martí escribió en abril de 1895: “De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: Ganémosla a pensamiento”.

Se han publicado 295 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • krlos dijo:

    Primero, lo de Obama sigue siendo un lobo disfrazado con piel de cordero, aún así este artículo aborda una serie de cuestiones idealmente correctas, pero prácticamente irreales.
    En primer lugar, no es que las formas estatales produzcan menos, es que no pueden producir mas, en primer lugar porque a excepcion de las empresas militares( gran error, pero graande) ninguna o casi ninguna empresa cubana puede gestionarse su desarrollo en base a la produccion: si mi empresa quiere fabricar un molino para procesar mas arroz tiene que hacer la peticion al organismo para cuaaando ellos le aprueben el credito entonces comnezar las gestiones para la compra e instalacion. Esto es un error fatal y una prueba fehaciente de que tan mal economistas somos.

    El emprendimiento privado empodera a una parte del puebslo? Si, es verdad, pero también es verdad que ningún estado puede asumir completamente toda actividad comercial que se desarrolle, en todas las ramas de su sociedad, eso seria sofocante realmente para el estado, asi que hay q permitir ciertas actividades al sector no estatal.

    La innovación está en la alta tecnología, la ciencia y la técnica, y sus conexiones con la empresa estatal socialista. Falso. Para bien o para mal, la innovación se relaciona con cualquier empresa estatal o no, que compita en un determinado renglón económico o social. El hecho de que nosotros no permitamos empresas no estatales es otra historia.

    Por otra parte, Cubadebate, me gustaria ver un análisis sobre que estrategia seguiremos si Obama decide, de hecho, empoderar a los particulares como dijo( obviamente para crear división)

  • @lin@ dijo:

    El Sr Presidente de los EEUU me recordó en sus diferentes intervenciones a las sirenas que trataron de seducir a Ulises (Odiseo) para que saltara encantado por sus incitaciones a que abandonara el barco, al cual hubo de pedir previamente que lo ataran al mástil y de esta manera mantenerse firme pues, al parecer ya había sido advertido ("VIVI EN EL MONSTRUO Y CONOZCO SUS ENTRAÑAS") por el poderoso influjo que de las deslumbrantes, "edulcoradas" y hermosas sirenas salía.
    El discurso no convence, solo a aquel que mira "las riquezas" que el imperio puede ofrecer, revisemos cuales? Y a que precio!; revisemos el tema de las “riquezas” si evidentemente tecnología de punta y que punta, a costa del deterioro ambiental, pues cada nuevo avance tecnológico y por supuesto no estoy en contra de que la humanidad que a mi modo de ver alucina por ir en pos de tener y avanzar mas, ya estamos comenzando a ver las consecuencias en el evidente cambio climatológico; a costa de miles de conflictos armados, a costa de ciento y miles de muertos desplazados y inmensidad de calamidades que generan los imperios, para mantener a unos pocos todo el tiempo en el colmo de las riquezas y esclavizar a la humanidad, que se desgasta en luchar por subsistir.
    Vamos Sr Obama no puede Ud otra cosa que defraudar?; sus hijas, pensaba yo anoche, se sentirán confundidas?, tendrá suficiente entendimiento para darse cuenta y cuestionarse por que es Ud recibido en mi país con sincero afecto a pesar de las diferencias abismales que nos separan y a pesar de su discurso meloso; y su recibimiento en Argentina, donde el Presidente Macri vende una vez mas su patria Argentina, los pueblos vuelven a caer en sus trampas imperiales y otros que se resisten a e insisten en estar convencidos de que efectivamente un mundo mejor es posible con equidad!, o será irracional que la igualdad se una realidad!?. Por la misma esencia humana!!?, de no crecerse ante su propia naturaleza egoísta que genera la sociedades capitalistas y viceversa.
    Así es el hombre, tropieza con la adversidad una y otra vez y otros tienen que levantarse por aquellos que se dejaron engañar; de modo que la humanidad esta en una locura universal, sometida a transitar cada vez mas a una velocidad de la cual no parece darse cuenta, que no hay porque, que debemos marchar despacio, no dejar de tener percepción de la realidad y que vallamos a donde vallamos no somos mas que una mota de polvo en el espacio estelar.
    Viva Cuba!.

  • Caimitense dijo:

    Coincido con el doctor Lage en muchas de sus ideas, siempre hay que desconfiar de los E.U, porque quieren ser siempre los que impongan sus modos de hacer y de pensar, soy como el Ché, " a los americanos ni un tantico así", pero creo que debemos cambiar algunas cosas relacionadas con la Empresa Estatal y sus resultados y con la gestión de la empresa Estatal, muchos profesionales se han ido al sector privado porque no pueden vivir y sostener a la familia con el sueldo que ganan en una Empresa, ¿cómo podrá vivir un obrero en una vaquería que gana al mes 100 pesos o menos?, lo mismo sucede con un ingeniero vinculado a la producción que gana después de 40 años de trabajo en la agricultura 365 pesos, si estuviera vinculado a un negocio particular ganaría mucho más al mes y tendría otros resultados. A veces en una empresa estatal se rompe una ventana y la solución está en clavar un par de tablas y seguir adelante, entonces comienza la fealdad y el deterioro, en otras ocasiones los jefes de esas Empresas no dominan el contenidos de trabajo de los que dirigen o no son graduados de profesiones afines y por tanto toman decisiones que son contraproducentes a las resultados, a veces, ponen a dirigir a un compañero con muy buenas intenciones, con mucho aval político pero que desconoce el sector al que va a dirigir, eso es responsabilidad de los organismos del Estado que son lo que deben llevar sobre sus resultados los avances económicos del país, sin embargo, hay que tener en cuenta al sector privado, el Estado no puede hacerse cargo de hacer las pequeñas cosas que aportan los del sector privado, lo que hay que tener con ellos una adecuada política de suministros, impuestos y que aporten lo que sea necesario al presupuesto nacional, en fin, si hemos de perfeccionar, perfeccionemos, en todos los sentidos, y cada día debatir lo que sea que haya que debatir, la verdad siempre ha de ser dicha, las ideas hay que defenderlas sin miedo, lo principal es lograr que tengamos la CUBA que deseamos lo que hemos luchado desde el 59 y los que ahora están aprendiendo a luchar, todo sea por CUBA

  • Faby dijo:

    Muchísimas gracias!!! señor Lage por sus palabras. El último párrafo es de mucha ayuda para todos los jóvenes cubanos, CREO QUE NECESITAMOS DE SU AYUDA, y la de todas las personas que con su experiencia nos quieran guiar. Porque tenemos nuestros ideales pero como jóvenes necesitamos ser asesorados e instruidos, para luego sacar nuestras propias conclusiones. Gracias

  • Corona dijo:

    Muy buen artículo, pero eso no significa que concuerdo 100% con lo planteado por usted. Haría varias observaciones aquí pero no me extenderé por un problema de espacio en CUBADEBATE (siempre partiendo del punto que nuestra independencia y soberania no son negocibles)

    ^^....•Ellos lo ven como el componente principal de la economía; nosotros lo vemos como un complemento al componente principal que es la empresa estatal socialista. De hecho hoy ese sector no estatal, si bien se acerca a ser el 30% del empleo, no alcanza a aportar el 12% del PIB, lo que indica su carácter limitado para la generación de valor agregado....^^
    Dr. Lage, es imposible que el cuentapropismo pueda aportar más que el 12 % del PIB en nuestro país. Basta dar un vistazo a las limitadas Actividades que fueron autorizadas a ser ejercidas por los Trabajadores por Cuenta Propia (TCP). Dígame un negocio (ó empresa) en nuestro país que tenga la suficiente importancia económica y que esté en manos de un TCP. Todas las empresas importantes y medianamente importante pertenecen al sector estatal, eso habla a las claras por qué no son, actualmente, un aporte importante al PIB.
    Otro punto: No creo que debemos ver la Competencia como algo a ser eliminado en nuestra economía, porque ella obliga a cada empresa a realizar un mejor trabajo para que sus productos sean de mayor calidad y por tanto los más vendidos, eso a su vez, ayuda a que dicha empresa pueda emplear más dinero en su modernización y equipamentos. Recuerde que ya probamos con la ``Emulación Socialista`` entre las empresas estatales y eso no dió resultado.

  • EGM dijo:

    Barbaro!! Muy bueno, no soy de la UJC, ni del PCC, pero soy cubano de a pie con 3 dedos de frente, muy buen comentario! Gracias Agustin

  • nilda dijo:

    Para los detractores de la visita de Obama a nuestro país me place el gusto de invitarlos a razonar sobre estas palabras de Raul: Destruir un puente es fácil, reconstruirlo sólidamente es una tarea mas larga y difícil. Apostemos por construir, unamos todos al pensamiento martiano y formar parte de los que aman y construyen. El futuro debe ser mejor para todos los cubanos. Gracias.

  • El Pragmatico dijo:

    Brillante disertacion de Lage pero yo tambien tengo una gran desconfianza en la eficiencia plena de la empresa estatal por tantos años esperada.Por tanto mi criterio es que lo mas logico es crear una econmia socialista de mercado pues este utlimo aunque genere desigualdades es una ley objetiva de cualquier economia y no hay otra alternativa que convivier con el.
    Los chinos y los vietnamitas no han hecho otra cosa que eso, poner el mercado en funcion de su proyecto socialista y ahi estan los resultados palpables y n se trata e imitar a nadie ,sino aceptar lo inopgetable como ujna realidad.En las empresas estatles cubanas se habla mas de politica que de eficiencia economica.El partido aunque en sus estatutos lo dice que no debe administrar ,sigue administrando al igualque los consejos de administracion a todoa los niveles y desde el sexto congreso se delineo ir eliminando las fuenciones administrativas de los gobiernos y los ministerios y nada mas lejano de la realidad.
    Lo cierto compañero Lage, es que este modelo cubano, donde el estado es dueño casi absoluto de todas las empresas y los sectores productivos, el tiempo ha demostrado con creces que no funciona.

  • Aina dijo:

    Que artículo tan bueno!!!!!!!!! FELICIDADES MILES DE VERDAD!!!!!!!!demuestra Ud. su gran conocimiento y basta cultura social y económica a pesar de ser un excelente cientifico!!!!!!!! Ojalá todos pensarán así.........iríamos hacia adelante siendo realistas en le mundo de hoy con vistas al futuro.........Muchos cubanos de hoy estamos orgullosos de que exista para todos aqui.........
    Desde ahora seré su fan en todo lo que vea de Ud...........
    Gracias por hablarnos tan claro y sin ninguna apología barata de nuestro sistema como he visto en casi la mayoría de todos los articulos "periodisticos"que he leído sobre la visita de Obama!!!!!!!!De hecho lo comparto por correo para que todos mis colegas lo disfruten al no tener acceso a estás paginas .......

  • maikelm dijo:

    Muy buen trabajo este de Agustín Lage. Mucho mejor que el de Ubieta, que particularmente no me gustó nada esa ironía chovinista que empleó. Este si me parece un trabajo bien objetivo y estructurado. Yo al final me quedo con que Obama vino a Cuba, algo impensado para un presidente de Estados Unicos y me quedo con que Cuba le permitió decir lo que el quiso decir en un ejercicio de libertad de expresión (asignatura que tanto se nos critica) y de confianza en nuestro pueblo.

  • yohn dijo:

    Buen articulo este que nos expone mucho de lo que ya hemos oido , pero en esta ocasion es muy oportuno , realmente nuestro caso es no renunciar a nuestra cultura raices y sello natural que nos hace ser muy cubanos , de lo que tanto se habla no se hace y hemos perdido tanto tiempo discutiendo y hablando que eso se ha vuelto nustra comida y en honor a las verdad no hay mas que hacer que trabajar y hacer crecer nuestra economia como lo ha hecho otros paices que se han levantado de las cenisas , aunque con bloqueo aun , ya hay muchas cosas que no se les puede culpar al bloqueo , que lo levanten seria lo mejor , pero sin vendernos hay que abrirse al mundo y tratar de darle por lo menos a nustros hijos la esperanza de una Cuba mejor para que todas las familias se sientan mas desaogadas y podamos respirar sin tantas preocupaciones , este es un lugar hermoso para vivir y para morir pero no sigamos convirtiendo esto en mas de lo mismo. a trabajar siendo independientes y mas presisos con lo que no hemos hecho y no con lo ya gastado que no mucho nos ha resuelto.

  • Olivia dijo:

    Dr. Agustin Lage, mis respetos pues lo considero un gran científico cubano, mantenga su precioso tiempo dedicado al desarrollo científico, la medicina cubana necesita de usted. Gracias

  • Elisa dijo:

    Excelente comentario, debe ser estudiado y analizado por todos

  • Desde Niquero Granma dijo:

    Muy buen artículo y con un análisis super esquisito de los acontencimientos, es una lástima que la gran mayoria de la juventud cubana no tenga acceso a estas informaciones tan importantes pues mucha falta que les hace.

  • El Pragmatico dijo:

    Brillante disertacion de Lage, pero yo tambien tengo una gran desconfianza en la eficiencia plena de la empresa estatal por tantos años esperada.Por tanto mi criterio es que lo mas logico es crear una economia socialista de mercado, pues este utlimo aunque genere desigualdades es una ley objetiva de cualquier economia y no hay otra alternativa que convivir con el.
    Los chinos y los vietnamitas no han hecho otra cosa que eso, poner el mercado en funcion de su proyecto socialista y ahi estan los resultados palpables y no se trata de imitar a nadie ,sino aceptar lo inevitable, como una realidad objetiva.
    En las empresas estatles cubanas se habla mas de politica, de voluntarismo, que de eficiencia economica.El partido aunque en sus estatutos lo dice, que no debe administrar ,sigue administrando al igual que los consejos de administracion a todos los niveles y desde el sexto congreso se delineo ir eliminando las funciones administrativas de los gobiernos y los ministerios y nada mas lejano de la realidad.
    Lo cierto compañero Lage, es que este modelo cubano, donde el estado es dueño casi absoluto de todas las empresas y los sectores productivos, el tiempo ha demostrado con creces que no funciona.No tiene la capacidad de crear riquezas, el mercado,aunque genera desiguadades, si las crea.
    El asunto de los cuentapropistas como le llaman ahora a la pequeña propiedad privadad ,es que no esta apoyada en realidad por el gobierno y hay miles de ejemplos sobre eso,Por eso no despegua.Llevamos mas de cuarenta años fajados con los intermediarios, en los mercados etc , y echandole la culpa de la inflacion de los precios ,sin reconocer que ese fenomeno no es la causa, sino consecuencia de la ineficiencia de las empresas estatales en el sector de la agricultura y de un intermediario estatal que es Acopio que es la antitesis de su nombre, debio llamarse desacopio, por que no acopia , paga mal al campesino y cuando paga lo ha hecho casi siempre demorado.
    Entonces no tapemos mas el sol con un dedo.El mercado no es pasado, es una ley del cualquier economia y surgio desde hace miles de años.Compañero Lage, si usted dice que eso es pasado,entonces las leyes de la fisica, la quimica y otras ciencias son del pasado, pues Newton descuibrio la ley de la gravitavion unirversal que revoluciono al mundo, hace mas de tres siglos.

  • jcpalomo dijo:

    Exelente articulo, mejor no pudo haber sido, no hay tiempo a la equivocacion puede costar caro, la realidad es que los amaricanos de buena voluntad y los perversos ya estan aqui, estamos obligados a ganarles a pensamientos es lo que nos corresponde ahora.

  • K1K2 INDUSTRIALES dijo:

    Brillantes palabras Dr Lage, un analisis bien profundo y bien claro, esta muy bien y creo que todos o casi todos estamos de acuerdo que nuestro pais necesita de un cambio enorme, que nuestros cubanos de a pie suplan sus necesidades con su salario, con ese salario que ganamos producto del sudor, de nuestros conocimientos, de nuesros titulos de profesionales alcanzados en nuestras universidades.
    Nuestra historia es muy rica, la respetamos y la vamos a seguir defendiendo, seguiremos honrrando nuestros martires y nuestros heroes, pero tenemos la necesidad de mirar hacia un futuro que si esta a largas distancias hay que acortarlas, para trasnformar nuestro modelo economico segun nuestras necesidades, las del pueblo, las que decida todo un pueblo por mediacion de su voto.
    Leyendo el comentario de Leandro, coincido con el en todo, nuestro PCC no ha preparado a su militancia ni mucho menos al pueblo para este VII congreso, no se ha llevado a consultas con las masas y asi no se decide el futuro de todo un pueblo, que su direccion historica le debe el agradecimiento CON MEJORAS ECONOMICAS, por haber resistido por mas de 50 años los embates causados por el bloqueo externo e INTERNO. Nuestros hijos se merecen un futuro mejor, no olvidemos la historia y el pasado, pero no nos estanquemos en ellos.

  • Mailet dijo:

    Me alegra este artículo que sale de la superficialidad que a veces reflejamos los cubanos, y hasta los medios de comunicación: viendo solo una cara de la moneda, la que mejor convenga según sea el caso: tenemos que recordar la Historia, enseñarla mejor, actualizarla. Tenemos que escribir como el tiempo que vivimos, recordar a Martí, para que las letras y los consejos se parezcan a esta nueva generación, a este nuevo mundo y a esta Cuba nueva, enraizada no enclaustrada.
    Soy profesora, hoy tendré la primera clase luego de la visita de Obama y esto es de lo primero que voy a conversar con mis alumnos, ese va a ser parte del contenido de la Pedagogía que les enseño, para que ellos puedan hacerlo después.

  • Juan Sosa dijo:

    Definitivamente, la batalla última y final será en el campo de las ideas, pero yo quiero alertar el peligro que implicaría el no estar bien preparado en eso. Hay que ver como se ha atacado a los gobiernos progresistas de América Latina a través de los medios y redes sociales ( facebook, twitter, etc) y también de la prensa oligarquica, lo cual tiene un efecto devastador en las masas que no están conscientes de estas manipulaciones. Al cuento de la libertad de expresión se calumnia, se miente , se manipula y se destruye. Como dijo Fidel " al enemigo no se le puede dar ni un poquito de ventaja ". Lamentablemente esta batalla de ideas también tiene un componente material, que es el de la sociedad de consumo, donde se requiere ser muy fuerte interiormente para evitar sucumbir ante esto. La oligarquía es astuta porque mezcla bienestar con consumo, con libertad , con derechos humanos cuando lo que hace es controlar de acuerdo a sus intereses económicos.

  • Krmn dijo:

    Magnífico artículo y muy claro, opiniones diversas siempre van a existir, pero lo más importante es que seamos capaces de interpretar claramente cada palabra, cada sentido puesto en ellas, que no nos dejemos impresionar por cantos de sirenas, es inconcebible que se olvide nuestra historia y el derecho de ser diferentes y de construir una sociedad mejor, sí, con nuevas oportunidades y estrategias, pero sin permitir que nos arrebaten los logros algcanzados y se transforme una sociedad solidaria, sana... en sociedad egoista y llena de desigualdades, que ya existen, es cierto, es el riesgo que se está corriendo, pero todo debe tener un límite y confío en que las nuevas generaciones logren perfeccionar ese futuro del que dependeran nuestras descendencias, sin renunciar al orgullo de ser cubano y construir nuestro propio porvenir, sin que otro país nos tenga que imporner lo que debemos hacer, o es que alguien permite que su vecino le diga lo que tiene que hacer en su casa, cada cual vive a su manera y por eso no hay que romper las reglas mínimas de convivencia.

  • Enier Maceo dijo:

    Leyendo las excelentes palabras del Dr. Lage, me viene nuevamente a la memoria la caracterización que el General Máximo Gómez hiciera de los cubanos:"cuando no llegan se pasan". El encontrar el punto de equilibrio es una tarea pendiente para nosotros en muchos aspectos de la vida del País.

    Pensar que la economía nacional debe ser 100% estatal es un error que ya hemos demostrado con resultados indiscutibles, imaginar que todo debe ser privado o por cuenta propia como preferimos decir, es también absurdo. Cuba no es un país rico en recursos naturales, sin embargo hemos creado un capital humano capaz de superar las limitaciones que nos ha puesto la naturaleza.

    Es interesante el dato que nos proporciona el artículo, apenas el 12% del PIB es aportado por las formas de gestión no estatal. Si creemos que con cafeterías y restaurantes vamos a hacer crecer la economía del país, vamos por mal camino. El mayor temor que tengo es que dejemos de lado todo el potenciar creativo que durante más de 50 años la Revolución a creado.

    El cubano la inventa en el aire, hasta el presidente Obama lo tuvo que reconocer, mas esa capacidad de inventiva además de que seamos de espíritud emprendedor también requiere de conocimiento y es ahí donde recide nuestra fuente inagotable de riqueza. Cada cubano debe aportar a su país desde donde sea más útil, ya sea en una forma de gestión no estatal y en una empresa estatal socialista, lo importante, al menos es mi parecer, es que se sienta parte de un proyecto social y que su labor aporta al beneficio de todos.

    No veamos al sector no estatal como un mal necesario y busquemos la manera de integrarlo al proyecto país. Dejemos de ser un país importador de dependencia y explotemos las potencialidades que hemos creados. Construyamos una nación "con todos y para el bien de todos".

  • Carlos Manuel dijo:

    Excelente articulo, objetivo y serio. Obama sin dudas ve en el sector privado la posibilidad de cambios radicales al interior de Cuba y apuesta por ello. Nuestra realidad es que el sector estatal es y deberá ser predominante, de lo contrario no existirá el socialismo. El problema es como hacer que la empresa estatal se mueva más rápido, sea más eficiente, más organizada, tenga mayor capacidad de respuesta ante los cambios y los desafíos. Como lograr que los trabajadores, esos "accionistas" de los que nos habló Lage se sientan de verdad dueños de los medios fundamentales de producción y de las riquezas creadas, hasta ahora eso ha sido solo teoría, pero en la práctica no ha funcionado. Un ejemplo, vean cuantas facultades se les otorga a los directores de grupos y empresas, decenas de ellas y cuantas a los otros "dueños", los trabajadores, ningunas. Las fuerzas productivas no se pueden detener, son invasivas en busca del desarrollo y el progreso, eso es así desde la comunidad primitiva hasta hoy. Si la fuerza productiva que actúa en la empresa estatal ve más escollos que posibilidades de avanzar, entonces ella emigra para el sector privado a ganar más y dar mayor valor agregado por la entrega de su trabajo, si en el sector privado no tiene la suficiente cabida porque ahí todavía no se destraban las cosas, entonces va a vender su fuerza de trabajo a cualquier precio en el extranjero. Todo esto lo sabe Obama, está bien asesorado. Entonces la batalla es económica. 48 años trabajando en el sector empresarial me hace ser defensor de la propiedad estatal, pero esto no solo basta.

  • LA GORDI dijo:

    Yo solo quisiera que alguien me diga si interpretaron bien las palabras de Obama con respecto a los cuentapropistas, no se dejen engañar por los negocios que el les propone, si dejan que un inversionista extranjero entre a ser parte de tu negocio le estas dando la oportunidad de tener propiedades en nuestro país y eso es lo que Obama esta buscando que los americanos puedan invertir aquí para así poco a poco tener derechos económicos. Recuerden que ya eso sucedió una vez y fue así como intervinieron en Cuba y si nos dejamos engañar por pacotilla barata que será lo que les van a ofrecer lo perderán todo, el cubano no sabe de inversiones extranjeras y ellos ya tienen doctorado en ese tema .
    Otro tema y sin ofender a nadie a quien le van a robar para mantener el negocio si ellos son camajanes y no les podrás estafar, serán ellos quienes se lo harán a ustedes y así lo perderán todo. Que algún cuentapropista pruebe que su negocio se sostiene de mercancía que compran legalmente, lo dudo y no deseo ofender a nadie con mi comentario pero es verdad y es lo vemos a diario.
    Quisiera que me disculpen si soy demasiado sincera pero es mi opinión y creo que no me equivoco en lo que digo

  • acuario88 dijo:

    Soy partidario que tenemos una misión muy grande y es defender nuestro socialismo!!..muchos por ahí se llenan la boca diciendo que aquí no hay democracia porque solo hay un partido!!..pero antes del triunfo revolucionario Cuba tenía muchos partidos y no había democracia ni derechos humanos!!..por ello opino que la cantidad de partidos en un pais no simboliza la real democracia!!...También este pueblo debe conocer mas a fondo cuales son los 61 puntos de los derechos humanos que se tienen que cumplir en un pais porque ese es el tema que siempre nos quieren debatir en cualquier escenario y si las guerras ideológicas vienen a travez de las plataformas informaticas, ya sean las redes sociales entonces nosotros los jovenes tenemos que hacer más de lo que hemos hecho hasta hoy en esos medios y desbordar espacios no solo en cubadebate sino en otros espacios en los que se dicen mentiras de aquí y hacer sentir la verdadera opinión de la mayoria de nosotros los jovenes, el acceso a internet es carísimo en estos momentos, es una realidad que con empeño y sin vender nuestra soberanía la vamos a sobrepasar poco a poco, pero no crean que fue de gratis todo lo que logró el movimiento 26 de julio para hacer sus operaciones, para mandar jovenes a la sierra, para comprar armas, algunos vendieron hasta sus pertenencias porque el objetivo estaba claro y era la patria o la muerte!!!

  • Rey64 dijo:

    Excelente por Agustín. Estamos los suficientemente preparados para detectar quien aplique contra Cuba la hipótesis no.1. Dicen que nos estudian... nosotros también los estudiamos.
    Aprendimos que la propiedad privada no nos une como pueblo. Todo lo contrario. El reto nuestro estará en adapatarnos a las nuevas condiciones y mantener las conquistas ante el nuevo reto, porque ya la decisión está tomada.

  • JellyBean dijo:

    Magistral explicación, lo mejor que he leído últimamente relacionado con el tema. Claro, viene de una de las mentes más brillantes de nuestro país. Como cubana, economista y economista política que sigo siendo, le agradezco de corazón al compañero Agustín Lage Dávila esta publicación. Por supuesto que no se le pueden pedir peras al olmo, el hombre piensa como vive, actúa de acuerdo a sus experiencias vividas y defiende lo que para la conciencia social de donde se desarrolla es lo correcto. Nosotros también tenemos derecho a defender nuestro modo de hacer y de pensar, es decir, nuestra conciencia social. Pero por eso Obama no va a ser un lobo con piel de oveja, ni el blanco de todas las críticas y culpas que no puede cargar. Ha hecho más por nuestro pueblo que lo que ningún presidente anterior y por eso tiene un mérito histórico innegable. Trae muy buena voluntad y reitero, es sincero en sus intereses hacia Cuba, pero no deja de ser una persona capitalista, que piensa como capitalista porque nació y creció en una sociedad capitalista. La conciencia social determina al ser social, por tanto, no se le puede pedir que sea socialista. A nosotros nos toca hacernos respetar y comportarnos a la altura política del mandatario. por si no lo sabe la mayoría de este país, Obama es fuertemente criticado por la mafia cubanoamericana, porque esos son los verdaderos terroristas, gente resentida que alimenta el odio entre ambas naciones. Y lo critican por su buena voluntad hacia Cuba. Hay que entender esto, que Obama no puede pronunciarse con un discurso políticamente socialista porque puede sufrir la muerte que le dieron a Kenedy, o la bajeza con que echaron a Clinton de la Casa Blanca. En fin, colega, que la política es extremadamente compleja y uno no puede andar tomando estos discursos a la ligera, ni interpretarlos de forma literal. Muchas gracias, Agustín, te felicito.

  • pako dijo:

    hola escribo porque creo que me parece importante tocar algunos temas del articulo que creo que el autor ni se dedico a estudiar de lo que dijo obama o no dijo esta mas o menos todo dicho pero quiero referirme a lo que dice el articulo en cuanto al sector no estatal, parece que no le ha prestado atencion a las palabras de murillo en las secciones de la asamblea nacional el habla de que el sector no estatal aporta solo el 12% del PIB y lo compara con las empresas estatales, pero no toca el asunto que la legislacion de los cuenta propias limita al sector privado y coperativo de una manera considerable obligando a que los costos de produccion sean mucho mayores que los de la empresa estatal por lo tanto el valor agregado tiene que ser menor "la matemática es exacta" tambien habla de de que la empres estatal es la que tiene el peso de la economia en sectores como educacion y salud si es verdad son los sectores presupuestados pero como se financian esos renglones en los paices desarrollados donde la educacion y la salud son gratuitos o semigratuitos y las grandes corporaciones son de capital privado pues muy sencillo con algo que se llama IMPUESTOS y que en la mayoria de los paices son escalares, o sea el que mas gana o mas valor agregado produce mas impuestos paga, en mi opinion cuba necesita cambiar nuestro sistema economico hacerlo mas dinamico y el gobierno deberia dejar de tratar de controlarlo todo y sencillamente dedicarse a los grandes sectores de la economia (hidrocarburos, mineria, ZEDM, biotecnologia,etc) y a cobrar impuestos y estoy seguro que la capacidad de los cubanos y su preparacion en pocos años el nivel de vida del pais seria mucho superior que el estancamiento que tiene ahora.

  • ANA dijo:

    GRACIAS DR. LAGE POR SU MAGNIFICA REFLEXIÓN, .

  • Norma dijo:

    Esta reflexión la considero tan importante, verdadera y acertada, que en nuestra empresa se convierte de ya en un material a discutir por todos nuestros trabajadores, con especial énfasis para los jóvenes, no podemos permitir que que las razones de lo que no se nos dijo se escapen, felicidades compañero Lages.

  • la voz del pueblo dijo:

    Espero que con las relaciones de E.E.U.U y Cuba nuestra economía prospere y los precios tanto de los cuentapropistas como los estatales desciendan,pues como es posible que los precios no estén acorde al salario de un trabajador.La otra opción sería aumentar el salario de proletariado.Si me equivoco en lo que digo por favor explíquenme.

Se han publicado 295 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Agustín Lage Dávila

Agustín Lage Dávila

Destacado científico cubano. Fue durante 25 años Director del Centro de Inmunología Molecular de La Habana. Es asesor del Presidente de BioCubaFarma. Ha recibido numerosas distinciones nacionales e internacionales. Fue Diputado a la Asamblea Nacional por varias legislaturas.

Vea también