Imprimir
Inicio » Opinión, Economía  »

Obama y la economía cubana: Entender lo que no se dijo

| 295 |
"Viva Cuba Libre", en en una calle de La Habana, este 22 de marzo de 2016. Foto: Desmond Boylan/ AP

"Viva Cuba Libre", en en una calle de La Habana, este 22 de marzo de 2016. Foto: Desmond Boylan/ AP

Tuve la oportunidad de participar en varios encuentros con la delegación que acompañó al Presidente Obama y escucharlo en tres intervenciones; y siento ahora el deber de compartir con mis compañeros lo que interpreté de lo que se dijo, y también de lo que no se dijo, pues en política lo que se deja de decir suele ser tan importante como lo que se dice.

Hay dos direcciones complementarias de pensamiento para interpretar esta visita y todo el proceso de intento de normalización de las relaciones: interpretar lo que significa para una valoración del pasado, e interpretar lo que significa para una proyección hacia el futuro.

De cara al pasado es evidente que el proceso de normalización recién iniciado en las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos hay que interpretarlo como una victoria mayúscula del pueblo revolucionario y socialista cubano, de sus convicciones, de su capacidad de resistencia y sacrificio, de su cultura, de su compromiso ético con la justicia social; así como también como una victoria de la solidaridad con Cuba de América Latina.

Hay cosas que nos resultan tan evidentes a los cubanos que a veces olvidamos subrayarlas.

  • Se inició esta normalización en vida de la generación histórica que hizo la Revolución, y conducida por líderes de esa misma generación.
  • Implicó un reconocimiento de la institucionalidad revolucionaria cubana, reconocimiento que no hubo hacia el Ejército Libertador en 1898, ni hacia el Ejército Rebelde en 1959 (si lo hubo, sin embargo, hacia las dictaduras de Gerardo Machado y Fulgencio Batista).
  • Incluyó un reconocimiento explícito de los logros de la Revolución, al menos en Educación y Salud (que fue lo que se mencionó)
  • Incluyó un reconocimiento explícito a la ayuda solidaria de Cuba hacia otros pueblos del mundo, y su aporte a causas nobles tales como la salud mundial, y la eliminación del apartheid en África.
  • Incluyó una aceptación explícita de que las decisiones sobre los cambios y los modelos socioeconómicos en Cuba corresponden exclusivamente a los cubanos, que tenemos (hemos ganado) el derecho a organizar nuestra sociedad de manera diferente a como otros lo hacen.
  • Implicó la declaración del abandono de la opción militar y subversiva, así como la intención de abandonar la coerción, como instrumentos de la política norteamericana hacia Cuba.
  • Expresó el reconocimiento del fracaso de las políticas hostiles contra Cuba de las administraciones precedentes, lo que implica (aunque no fuese declarado así) el reconocimiento de resistencia consciente del Pueblo Cubano, ya que las políticas hostiles solamente fracasan ante las resistencias tenaces.
  • Reconoció el sufrimiento que el bloqueo ha causado al Pueblo Cubano.
  • No partió este proceso de concesiones cubanas en uno solo de nuestros principios. Tampoco en los reclamos de cese del bloqueo y devolución del territorio ilegalmente ocupado en Guantánamo.
  • Incluyó el reconocimiento público de que los Estados Unidos estaban aislados en América Latina y en el mundo por su política hacia Cuba.

No creo que haya nadie medianamente lúcido e informado en el mundo que pueda interpretar este proceso de normalización en curso como otra cosa que no sea una victoria de Cuba en su diferendo histórico con los Estados Unidos.

De cara al pasado es esa la única interpretación posible.

Ahora bien, de cara al futuro las cosas son más complejas, y hay al menos dos interpretaciones extremas posibles, y sus variantes intermedias:

  • La hipótesis de la conspiración perversa
  • La hipótesis de las concepciones divergentes sobre la sociedad humana

En las calles de Cuba se discute hoy sobre ambas. Alerto al lector en este punto que no voy a argumentar por ahora a favor o en contra de una de estas dos hipótesis, o de las combinaciones diversas de ambas. Los acontecimientos futuros se encargarán de hacerlo, y cada cual sacará “sus propias conclusiones” en este “pasaje a lo desconocido”.

Quienes se adhieren a la hipótesis de la conspiración perversa ven las palabras del Presidente Obama como una falsa promesa o un sutil engaño que responde a un plan concebido para que abramos las puertas al capital norteamericano y a la influencia de sus medios de comunicación; para que permitamos la expansión en Cuba de un sector económicamente privilegiado, que con el tiempo se iría transformando en la base social de la restauración capitalista y el renunciamiento a la soberanía nacional. Serían los primeros pasos del camino de retorno hacia la Cuba de ricos y pobres, dictadores y mafiosos, que teníamos en los años 50.

Los cubanos que piensan así, tienen derecho a hacerlo: hay muchos hechos en la historia común que justifican esa enorme desconfianza. Son conocidos y no necesito enumerarlos aquí.

Mucha gente recuerda la famosa frase atribuida al Presidente Franklin D. Roosevelt cuando dijo del dictador nicaragüense Anastasio Somoza: Tal vez Somoza sea un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta”.

Ciertamente ni el Presidente Obama, ni las actuales generaciones de norteamericanos de buena voluntad (que hay muchos) tienen la culpa, como personas individuales, de las primeras etapas de esa trayectoria histórica. Pero también es innegable que esa historia está ahí, y que impone condicionamientos a lo que ellos pueden hacer, y a nuestra manera de interpretar lo que ellos hacen. Los procesos históricos son mucho más largos que una vida humana, y eventos ocurridos hace muchas décadas influyen en nuestras opciones de hoy, porque condicionan actitudes colectivas que tienen una existencia objetiva, relativamente independiente de las ideas y las intenciones de los líderes.

Aún distanciando al Presidente Obama de las políticas agresivas e inmorales de administraciones precedentes, que organizaron invasiones, cobijaron terroristas, estimularon asesinatos de líderes cubanos e implementaron el intento de rendir por hambre al Pueblo Cubano; aún estableciendo esa distinción, no se puede olvidar que Obama solo no es la clase política de los Estados Unidos. Hay muchos otros componentes del poder ahí, que siempre han estado presentes, lo están hoy, y lo estarán cuando termine el mandato de Obama dentro de algunos meses, y en el futuro previsible. Los estamos viendo en la campaña electoral en curso.

Para ser honesto con todo el que lea esta nota, debo reconocer que el Presidente Obama no dio aquí la impresión de ser el articulador de una conspiración perversa, sino la de ser un hombre inteligente y culto, que cree en lo que dice. Lo que sucede entonces es que las cosas en las que él cree (con todo su derecho) son diferentes a las que creemos nosotros (también con todo nuestro derecho).

Esa es la segunda hipótesis, la de las concepciones divergentes sobre la sociedad humana, las cuales fueron muy evidentes en todos los momentos de la visita a Cuba del Presidente Obama y su delegación, en todo lo que se dijo, y también en lo que se dejó de decir.

Fue muy claro que la dirección principal de la relación de los Estados Unidos con Cuba estará en el campo de la economía, y dentro de este, la estrategia principal será relacionarse con el sector no estatal y apoyarlo.

Fue muy claro, en el discurso y en los mensajes simbólicos, en tomar distancia de la economía estatal socialista cubana, como si la propiedad “estatal” significase propiedad de un ente extraño, y no propiedad de todo el pueblo como realmente es.

En la necesidad de que exista un sector no estatal en la economía cubana no tenemos divergencias. De hecho la expansión del espacio de los cuentapropistas y las cooperativas es parte de la implementación de los Lineamientos surgidos del 6º Congreso del Partido. Donde está la divergencia es en el rol que debe tener ese sector no estatal en nuestra economía:

  • Ellos lo ven como el componente principal de la economía; nosotros lo vemos como un complemento al componente principal que es la empresa estatal socialista. De hecho hoy ese sector no estatal, si bien se acerca a ser el 30% del empleo, no alcanza a aportar el 12% del PIB, lo que indica su carácter limitado para la generación de valor agregado.
  • Ellos lo hacen equivaler a “la innovación”; nosotros lo vemos como un sector de relativamente bajo valor agregado. La innovación está en la alta tecnología, la ciencia y la técnica, y sus conexiones con la empresa estatal socialista. El espíritu innovador del pueblo cubano se expresó en estos años de muchas otras maneras, tales como el desarrollo de la biotecnología y sus medicamentos y vacunas, la formación masiva de informáticos en la UCI, la agricultura urbana, la revolución energética y otros muchos logros del periodo especial, nada de lo cual se mencionó en los discursos de nuestros visitantes.
  • Ellos ven el emprendimiento privado como algo que “empodera” al pueblo; nosotros lo vemos como algo que empodera a “una parte” del pueblo, y relativamente pequeña. El protagonismo del pueblo está en las empresas estatales, y en nuestro gran sector presupuestado (que incluye la salud, la educación, el deporte, la seguridad ciudadana) que es donde se trabaja realmente para todo el pueblo y donde se genera la mayoría de la riqueza. No se puede aceptar el mensaje implícito de hacer equivaler el sector no estatal con “el pueblo cubano”. Eso no fue dicho de esa manera tan brutal, pero se interpreta del discurso de una forma demasiado clara.
  • Ellos separan tácitamente el concepto de “emprendimiento”, y el de propiedad estatal. Nosotros vemos en el sector estatal nuestras principales opciones de emprendimientos productivos. Así lo explicamos en el Foro de empresarios al ilustrar la organización en que trabajo (El Centro de Inmunología Molecular) como “una empresa con 11 millones de accionistas”.
  • Ellos ven al sector no estatal como una fuente de desarrollo social; nosotros lo vemos en un rol doble, pues también es una fuente de desigualdades sociales (de lo que ya tenemos evidencias, como ilustran los recientes debates sobre los precios de los alimentos), desigualdades que habrá que controlar con una política fiscal reflejo de nuestros valores.
  • Ellos creen en la función dinamizadora de la competencia (aunque este concepto ha sido cuestionado ya incluso por ideólogos serios de la economía capitalista). Nosotros conocemos su función depredadora y de erosión de la cohesión social, y creemos más en la dinámica que proviene de programas de país.
  • Ellos creen en que el mercado distribuye eficientemente la inversión respondiendo a la demanda; nosotros creemos que el mercado no responde a la demanda real sino a la “demanda solvente”, y profundiza las desigualdades sociales.
  • Ellos se apoyan en la trayectoria de desarrollo empresarial de los Estados Unidos, cuya economía despegó en el Siglo XIX, en condiciones de la economía mundial que son irrepetibles hoy. Nosotros sabemos que las realidades de los países subdesarrollados de economía dependiente son otras, especialmente en el Siglo XXI, y que el desarrollo económico y científico-técnico no ocurrirá a partir de pequeños emprendimientos privados en competencia, ni intentando reproducir la trayectoria de los países hoy industrializados, con 300 años de diferencia. Sería la receta de la perpetuación del subdesarrollo y la dependencia, con una economía diseñada como apéndice y complemento de la economía norteamericana, cosa que ya ocurrió en el Siglo XIX, cuando esa dependencia nos sumió en el monocultivo y cerró el camino de la industrialización. Para entender eso sirve la Historia, y por ello no podemos olvidarla.

Emprender el camino de la convivencia civilizada “con nuestras diferencias”, implica conocer bien a fondo y por todo el Pueblo Cubano, dónde es que están esas diferencias, para poder evitar que decisiones puntuales aparentemente racionales ante problemas económicos tácticos, nos puedan llevar a errores estratégicos; y peor aún, que otros nos empujen a ello, a través de las cosas que se dicen y las que no se dicen.

Supimos evitar esos errores en los inicios del periodo especial, ante la desaparición del campo socialista europeo y la marea ideológica neoliberal de los 90. Sabremos hacerlo mejor ahora.

La convivencia civilizada ciertamente nos aleja del riesgo y la barbarie de la guerra (militar y económica), pero no nos exonera de dar la batalla en el plano de las ideas.

Necesitamos vencer en esa batalla de ideas para poder vencer en la batalla económica.

La batalla económica del Siglo XXI cubano se dará en tres campos principales:

  1. El de la eficiencia y capacidad de crecimiento de la Empresa Estatal Socialista, y la inserción de esta en la economía mundial
  2. El de la conexión de la ciencia con la economía a través de empresas de alta tecnología, con productos y servicios de alto valor añadido que enriquezcan nuestra cartera de exportaciones
  3. El de la limitación consciente de la expansión de las desigualdades sociales, a través de la intervención del Estado Socialista

En esos campos se decidirá el Siglo XXI de los cubanos.

La batalla de ideas consiste en consolidar pensamiento y consenso sobre hacia donde queremos ir, y sobre los caminos concretos para llegar.

Las aguas del estrecho de La Florida no deben ser un campo de conflicto bélico, y es muy bueno para todos que así sea, pero esas aguas seguirán separando por mucho tiempo dos concepciones diferentes de la convivencia humana, de la organización de los hombres para la vida social y el trabajo, y de la distribución de sus frutos. Y también es muy bueno que así sea. Nuestro ideal de sociedad humana está enraizado en nuestra experiencia histórica y en el alma colectiva de los cubanos, sintetizada magistralmente por el pensamiento de José Martí. Él estudió y entendió mejor que nadie en su tiempo la sociedad norteamericana y dijo: “nuestra vida no se asemeja a la suya, ni debe en muchos puntos asemejarse”.

La creencia básica del capitalismo, incluso en los que así lo creen honestamente, es la construcción de prosperidad material basada en la propiedad privada y la competencia. La nuestra se basa en la creatividad movida por los ideales de equidad social y solidaridad entre las personas, incluidas las generaciones futuras. Nuestro concepto de sociedad es el futuro, y aunque el futuro se demore, atrapado en los condicionamientos objetivos del presente, sigue siendo el futuro por el que hay que luchar.

La propiedad privada y la competencia son el pasado, y aunque ese pasado siga existiendo necesariamente dentro del presente, pasado sigue siendo.

Hay que saber siempre ver los conceptos que están detrás de las palabras que se dicen, y las razones que están detrás de las palabras que no se dicen.

La batalla por nuestro ideal de convivencia humana estará en las manos de las actuales generaciones de jóvenes cubanos, que enfrentarán en su tiempo desafíos diferentes a los de las generaciones revolucionarias del Siglo XX, pero igualmente grandes y trascendentales, y también más complejos.

Al analizar la complejidad de sus desafíos les confieso que quisiera ingresar otra vez en la Unión de Jóvenes Comunistas, cuyo carnet (Nº7784, de 1963) tengo ahora mismo sobre mi mesa. Sigo siendo comunista, pero he de aceptar que ya no puedo seguir siendo “joven”. Pero si puedo compartir con los jóvenes el análisis de lo que hoy se dice, y la develación de lo que no se dice, y construir junto con ellos las herramientas intelectuales que necesitamos para las batallas que vienen.

José Martí escribió en abril de 1895: “De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: Ganémosla a pensamiento”.

Se han publicado 295 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • ANGEL dijo:

    MUY BUEN ANALISIS. SOLO AGREGAR QUE SE DEBE INCREMENTAR LA EXIGENCIA CONTRA LO MAL HECHO, CONTRA CUALQUIER VIOLACION DE NUESTRA LEGISLACION YA QUE SOLO ASI SE PRODUCIRA DE FORMA MAS EFICAZ Y EFICIENTE Y SOLO ASI SE LOGRARAN LOS NIVELES DE PRODUCCION QUE SE NECESITAN PARA DESARROLLAR A NUESTRO PAIS SIN PERDER LOS LOGROS SOCIALES QUE HEMOS ALCANZADO PESE A TANTOS AÑOS DE GUERRA NO CONVENCIONAL CON EL IMPERIO Y EL COSTO EN VIDAS HUMANAS Y EN DEFINITIVA EL COSTO SOCIAL QUE ELLO HA IMPLICADO, PASANDO POR UN PERIODO ESPECIAL Y UNA SITUACION ECONOMICA QUE NO SIEMPRE ES COMPRENDIDA POR LAS GENERACIONES MAS JOVENES.

    PRESUMIBLEMENTE ESTA GUERRA CONTINUARA EN EL CAMPO DE LAS IDEAS, POR ELLO, SINCERAMENTE, EXORTO A TODOS LOS QUE EN NUESTRO PAIS AMEN EL ¨AMERICAN WAY OF LIFE¨ QUE PIDAN LA VISA, CREO QUE SERA LO MEJOR PARA TODOS.

  • fide dijo:

    Excelente artículo Dr Lage, para que sea entendido por cualquier persona, lo felicito y también por su incansable labor científica. No me canso de decir y pensar que quiero mi Cuba Libre y próspera.

  • El Tataranieto dijo:

    Los discursos de Obama me recordaron aquel dibujo animado en que el Majá le propone al Pollito "jugar a los abrazos".¿?

    • Un hombre pobre dijo:

      te lo recordara a ti acere usa la logica man que estamos para hacer amigos y no para ver agresion en todo deja ese extremismo vacio

  • Daniel Victor dijo:

    Dr. Agustín, considero que su articulo, comentado al entender del cubano simple, nos permite comprender con mejor facilidad las intenciones que mantienen los grupos de extrema derecha en los Estados Unidos. Excelente análisis. Muchas felicidades

  • Tomas dijo:

    Dr. Agustin usted tiene mucha razón al decir en su articulo: ...de lo que se dijo, y también de lo que no se dijo pues al leer detenidamente su articulo con el cual coincido en su mayor parte, también debemos aplicar lo que usted dijo y lo que no dijo, pues usted conoce al igual que yo muchas de políticas erróneas aplicadas en nuestro país que nada tienen que ver con el bloqueo y nos han llevado a malgastar recursos materiales y humanos que no son reciclables y no hay que esperar a que el imperialismo se instaure en nuestro país para que haya una clase burquesa pues como usted no dijo hace muchos años que esa clase existe en Cuba y esta presente en las familias en el poder. Pudieramos debatir mucho pero mucho mas sobre lo que se dice y no se dice, usted lo sabe perfectamente pero lo mas probable que no publiquen mi comentario para que quede en lo que no se dijo. Gracias.

  • Carlos dijo:

    (((Lo que sucede entonces es que las cosas en las que él cree (con todo su derecho) son diferentes a las que creemos nosotros (también con todo nuestro derecho).))
    Este comentario de Lage lo resume todo , ( TODO NUESTRO PUEBLO), ahí está el gran error , como sabes que es todo nuestro pueblo? , dónde están los medios para que TODO NUESTRO PUEBLO pueda expresarse , respecto su criterio , pero usted debe empezar a respetar el criterio de TODO NUESTRO PUEBLO Y NO SOLO UNA PARTE DE EL PUEBLO , es parte del derecho básico de toda persona. Parece que usted está muy lejos de la realidad de lo que si quiere , necesita y dice TODO NUESTRO PUEBLO. Pienso que usted solo ve la TV y no sale a la calle.
    Patria es Cuba , cubanos somos todos , no importa como piensen, de los debates opuestos suelen salir las mejores ideas y soluciones , empecemos por entender esto y quizás así podamos salvar todo lo bueno que hemos logrado y cambiar lo que realmente deba ser cambiado.

  • Caridad Ma. Alvarez dijo:

    No sé si entiendo mal pero creo que el autor se suma a la segunda hipótesis que a pesar de ser la más sana es la más difícil de manejar, ya que la primera produce el atrincheramiento y el blanco y negro, pura teoría de la conspiración .Yo también me sumo a la segunda.
    La segunda necesita mucha inteligencia y sabiduría para poder distinguir entre lo bueno que se debe aceptar de sus propuestas y las otras que por desconocimiento o errores de apreciación serían inaceptables, de eso no hay que aconsejar al pueblo y mucho menos a los jóvenes que siempre han sabido ser más audaces y sabios que nosotros,
    rechazo a los agoreros que ven en todo un gran peligro y que prefieren no hacer que correr ciertos riesgos lo que conduce a quedarnos donde estamos, gracias a Cubadebate.

  • Con criterio propio dijo:

    Aunque pueda disentir en algunas opiniones con respecto a la sinceridad de los planteamientos del Presidente Obama, que no creo que sea tan sincero como aparenta, ya que a la hora de decidir por un bombardeo, por un embargo, por medidas extra-territoriales, no le ha temblado el pulso, ejemplo, declarar a Venezuela un problema de seguridad nacional de los EU, considero que las valoraciones en lo interno cubano son muy buenas y que hay que forjar un espíritu de lucha, o mejor dicho, reforzar ese espíritu y reformular algunas consideraciones, pero nosotros, que lo sabemos hacer cuando contamos con personalidades de la ciencia como Usted y otros que nos enorgullecen por el hecho de ser cubanos.

  • Yuyu dijo:

    No que estemos en contra de la negociación del bloqueo al contrario ,pero si en contra de la engerencista intervención de los EUA , hay que tener cuidado no sea un plan muy bien pensado con un cambio de estrategia ,no queremos que corrumpan a nuestros jovenes fuerza importante para el futuro de la revolucion que tanto trabajo nos ha dado mantener invicta ,levantar el bloqueo le dara a nuestra cuba linda y socialista muchas oportunidades apolladas en los logros de las negociaciones económicas para sustentar el bienestar del pueblo pero no se puede cambiar un buen plato de comida por un sueño tranquilo,nosotros los cubanos como bien dijo la inventamos del aire para salir adelante hemos hecho maravilla desde freir un huevo con agua hasta fajarnos con el machete en la mano y nadie va ha venir ha cambiar lo nuestro , por que si hay que subir a las montañas de nuevo o volver ha coger el machete se coje ,cuba libre y socialista es y sera de los cubanos y no confiamos nunca eso a nadie,ojala no allan malas inteciones vamos ha tener fe en todo va ha cambiar y para bien y no se alla pensado en la fruta madura,..

  • yqh dijo:

    Sin dudas una excelente reflexion digna de un espacio en editorial en todos los diarios cubanos para que toda la poblacion pueda entender en un lenguaje claro, sencillo pero profundo lo que significo esta visita y lo que puede significar para el futuro. Es una material que todos los jevenes debemos estudiar y debatir, para poder entender la mision real que nos corresponde, creo que ahoa mas que nunca toca generar un debate amplio, franco y abierto de toda la sociedad cubana para poder entender que es ahora cuando realmente se debe fortalecer la batalla de ideas, pues desde mi modesta opinion es ahi donde ganaremos y prevaleceremos. Gracias Dr Lage por esta magistral intervencion, la copie y la imprimi para debatirla en mi casa con mis familia y con mis amigos pues creo que a todos nos toca defender lo nuestro y estar preparados para lo que se viene. De nuevo muchas gracias.

  • Eduardo dijo:

    Muchas gracias, Dr. Agustín Lage. Para mí este es el mejor artículo que ha salido en nuestra prensa antes, durante y después de la visita de Obama.
    Es en extremo esclarecedor de los resultados de la visita y también muestra muy claro que el resurgir de nuestra economía no depende en gran medida del trabajo del sector no estatal que ellos pretenden empoderar.

  • gali dijo:

    Estoy de acuerdo con los compañeros anteriores de que fue un MAGISTRAL artículo el expuesto por el doctor Lage.Coincido con darle el valor y la importancia que tiene el sector privado en la economía pero no apologetizar sobre él, como han hecho otra persona en su comentario.Nunca será la base fundamentar del desarrollo del país,recordar que es fuente de ingreso y riquezas de unos pocos.Lo fundamentar es el sector estatal.Los altos precios de ellos no está en la política estatal revisen eso.las inversiones en las empresas socialista garantiza el desarrollo del país y de la población.Doctor Lage no se aleje mucho del mundo periodístico sus atinados artículos esclarecen a la población

    ístico

  • Tato dijo:

    Dr. Lage lo felicito por su comentario, hasta ahora lo único que he podido leer es pura basura.

  • TOMYONE dijo:

    Conozco a Agustin desde que estudiabamos y puede asegurar que es un cientifico y pensador brillante , lamentablemente no coincido en todo lo que expresa en el articulo aun cuando lo reconozco como una brillante pieza que nos permitira razonar con al menos una guia coherente de pensamiento.La visita de Obama para mi es positiva en general, reconoce el esfuerzo del pueblo, que es quien la logrado mantenerse y ser paciente a pesar de la gran cantidad de errores repetidos que se han cometido y se siguen cometiendo en nombre de algo que casi nunca tiene nombre real.La empresa estatal socialista esta aun por demostrar su eficiencia , hasta ahora no ha sido eficiente nunca y la actividad privada ha estado presente y ausente a tenor de miedos , decisiones fallidas , falta de control, etc . y nuestra sociedad ha degradado valores y retrocedido en muchos aspectos que eran hace solo dos decadas normal en nuestro comportamiento social , entonces por que podriamos pensar en la posible eficiencia de esta empresa a la que apostamos y que con ello sostendremos el socialismo prospero a que aspiramos, Einstein dijo algo asi como que "No se pueden esperar resultados diferentes haciendo siempre lo mismo " , entonces de los que se trata es de cambiar mentalidades y los primeros que requieren de cambiar son quienes deciden y lamentablemente aun proliferan decisores incoherentes y de pensar estrecho que a mi juicio retrasan los alcances que requerimos para que el pueblo confie en que es verdad y que es posible alcanzar el futuro que nos proponemos , lo que no puede pasar es que regresemos a un pasado inviable para los cubanos , al leer el " Socialismo traicionado" vemos muchas coincidencias con el proceso larguisimo de condiciones que hizo colapsar al sistema socialista en Europa del este a partir de la caida de la URSS , en Cuba eso no podemos permitirlo , Ramon Labañino en su prologo lo comenta , es por ello que a pesar de la brillantez de Agustin , me permito discrepar con la apuesta de la empresa estatal socialista como la opcion de alcanzar el desarrollo futuro de Cuba , creo que la combinacion inteligente de opciones diversas pudiera ser lo mas viable en las condiciones de la sociedad cubana de hoy , saludos a todos en especial a Agustin

  • @lin@ dijo:

    El Sr Presidente de los EEUU me recordo en sus diferentes intervenciones a las sirenas que trataron de seducir a Ulises (Odiseo) para que saltara encantado por sus insitaciones para que abandonara el barco, al cual hubo de pedir previamente que ataran al mastil y de esta manera mantenerse firme pues, al parecer ya habia sido advertido ("VIVI EN EL MONSTRUO Y CONOZCO SUS ENTRAÑAS")por el poderoso influjo que de las deslumbrantes, "edulcoradas" y hermosas sirenas salia.
    El discurso no combence, solo a aquel que mira "las riquezas" que el imperio puede aprtar a los pueblo incultos (para nada al nuestro)

  • Liber Galbán Rodriguez dijo:

    Muy atinado este comentario, la visita del presidente Obama a Cuba fue tranquila, pronunció un discurso muy ambiguo pero inteligente, se ve que no conoce verdaderamente a los cubanos, no sabe que la mayoría aquí conoce que muchas de las cosas que dijo no son ciertas ni les conviene a los cubanos como nosotros, los de a pié. Estuvo intentando dirigir acciones hacia los cuentapropistas y gente que supuestamente no trabajan para el Estado, este tipo sigue insistiendo en la vieja teoría de la minoría oligarca con dinero que influye en los demás, lo que no sabía es que aquí la gente ya se conoce esa trova y no se engaña tan facilmente. Por lo demás le queda todavía mucho por hacer con sus facultades para quitar otras cosas del bloqueo. Por ahora parece que podremos usar el dolar en acciones bancarias, habrán más viajes a Cuba desde allá, mas intercambio cultural y se incrementará el comercio de ellos hacia nosotros, pero de aquí para allá sigue igual la cosa, así que el bloqueo se mantiene. Que nadie se llame a engaños, esto se parece al cuento de la gatica Maria Ramos, estira la pata y esconde la mano.

  • omc dijo:

    Un buen análisis. Inteligente.

  • Sanchez dijo:

    Entiendo que nuestra historia no se puede borrar, pero si no elegimos avanzar, nos vamos a quedar estancados en el pasado, creo que una nueva forma de intercambiar con EEUU es posible porque se han dado las condiciones y podemos aprovecharlas.
    Además considero que muchos de los cambios que Obama sugirió son MUY aplicables a nuestro país y que mejorarían mucho nuestro bienestar, que es lo que más importa. Ya basta de enfrentamientos y conflictos, creemos un país próspero y abierto, soberano y dispuesto a avanzar a otra época.

  • Eduardo dijo:

    Muy buen análisis de la visita de Obama, coincido perfectamente como usted en que el desarrollo del pais esta en manos de la EES cubana y en el desarrollo de las nuevas tecnologías, no podemos olvidar la historia de nuestro país, no podemos volver a convertirnos en colonia de la Unit Fruit Company, también considero la potencialidad del Sector privado pues en la prestación de servicios casi la mayoría cuent con alta preparacion y calidad en su labor. A trabajar juntos estatales y privados por el bienestar del pueblo, que en realidad es lo que importa, VIVA CUBA SOCIALISTA POR SIEMPRE

  • Jose dijo:

    Cuando fui a la universidad me enseñaron que socialismo es los grandes medios de producción en manos del pueblo, esta claro que nuestro mas gran medio de producción es el capital humano, gran logro de nuestro comandante en jefe Fidel, y estoy de acuerdo con parte del articulo en que tenemos que ser inteligentes con la desiciones que tomamos con respecto a nuestro futuro y que se nos viene encima una gran batalla de ideas, pero en lo que no estoy de acuerdo es que el futuro de nuestro pais sea solo invertir en la ''economía socialista'', creo que la historia nos ha demostrado que no funciona y como bien estamos haciendo debemos de cambiar y cambiar en serio, no solo de palabras, debemos abrir nuestra economía privada al mundo sin tantas restricciones, para que ese sector pueda aportar mas al PIB, señores del lobo un pelo, lo que hay que usarlo con inteligencia, si este tipo de estrategias no funcionara, paises como Catar, Japón, Alemania entre otros, no estuvieran mas cerca del socialismo de lo que estamos nosotros. Saludos.

  • chicho dijo:

    El Dr Lage debería escribir artículos de esta naturaleza con más frecuencia en la prensa nacional. Realmente esta es una clase de altos quilates. Nótese que es un profundo análisis político-económico y social que proviene de un científico, no de un periodista ni de un político. Realmente es brillante este Dr. y ante él me quito el sombrero...¡Cuánta profesionalidad!...

  • jpuentes dijo:

    Este era el articulo que faltaba. Y puesto en circulación por una persona con PODER para hacerlo y ademas de culta. Porque no se si es casual, pero en Granma y JR los comentarios funcionan en un solo sentido. Precisamente en la evocación y creencia a la "conspiración perversa". escribí un comentario en ellos con esta linea de pensamiento y no ha sido publicado. No voy a volver a escribirlo aquí porque no tengo tiempo. Pero en esencia es esto: Obama no pertenece al pasado ni al presente, pertenece a una cultura, que no por cerca de nosotros es igual. Gracias dr. por traer y de la manera que lo hizo esta linea de pensamiento. Hay periodistas que se eco de lo usted llama "conspiracion perversa". Hace falta cultura en todo esto para entenderlo y comprender mejor el momento historico. Y sí creo que la mejor frase del Presidente estadounidense es: "no quiero estar atrapado al pasado...". Y ciertamente el pasado no se debe olvidar pero tampoco debe ser una barrera para entender el presente. La cultura será siempre la barrera mas importante para entender los cambios

  • Pla dijo:

    El artículo de Lage me parece muy bueno, y lo que dice se ajusta a la realidad, pero es necesario que el sector estatal pague de forma más sencilla al trabajador de acuerdo a lo que produzca para realmente incentivar la producción. Hoy el pago por resultado y la estimulación en divisa están condicionadas a un sin numero de indicadores que solamente los entienden los doctores en economía y no estimulan realmente al trabajador puesto que ademas de lo comentado es insuficiente para los precios que hay en el agro y en las tiendas en divisa, que en mi opinión tienen un impuesto sobredimensionado para la situación económica actual del pueblo cubano y que es necesario revisar.

  • Rey Oliva dijo:

    Excelente!!! La batalla de las ideas, del pensamiento, de la réplica y la contrarréplica, desde Martí hasta Fidel, desde la protesta de Baragua hasta el Moncada y su alegato, hasta hoy, es eso, ser más inteligentes, construir el futuro sin olvidar el pasado, sin historia no se puede hacer futuro, por eso desde que se inició la batalla de ideas en mismo año 99 por el regreso de Elian, y de seguro de mucho antes, ya Fidel inculcaba este concepto, porque siempre ha visto años hacia delante, capacidad indiscutible que muy pocos tienen, hoy más que nunca se cumple este y más que nunca hay que aplicar este concepto, no podemos cansarnos de decírselo a los jóvenes una y otra vez, esta generación que está viviendo este momento histórico hay que hablarles del pasado mucho, porque se nos pueden marear al doblar de la esquina como se dice en buen cubano, y los perdemos y podría repetirse toda la historia pasada, por eso más de 10 millones de cubanos firmamos el carácter irrevocable de nuestros socialismo, solo de nosotros y nadie más depende construir nuestro futuro, de nuestros hijos, nietos y futuras generaciones. 100 % de acuerdo con Agustín Lage que ha sido una victoria bien sonada, solo los ciegos no la pueden ver.

  • Un cubano dijo:

    Nuestro concepto de sociedad es el futuro, y aunque el futuro se demore, atrapado en los condicionamientos objetivos del presente, sigue siendo el futuro por el que hay que luchar.---- tu crees ?????que verguenza !

    Al analizar la complejidad de sus desafíos les confieso que quisiera ingresar otra vez en la Unión de Jóvenes Comunistas, cuyo carnet (Nº7784, de 1963) tengo ahora mismo sobre mi mesa. Sigo siendo comunista.........

  • opinion personal dijo:

    Desgraciadamente hay muy poca cultura de análisis, y las cuestiones políticas y económicas son complejas, entonces hay que llevarlas a un lenguaje más llano para facilitar la comprensión.

    Doctor, más claro no ha podido ser, es una clase magistral

  • Pepe dijo:

    Me siento muy identificado por la forma en que se ha escrito el artículo, pareciera que el discurso muy bien preparado de Obama sanara las profunas heridas, que el poderoso imperio nos ha hecho y que su comportamiento singular en la tierra de respeto y de paz, pero atrincherada en su historia fuera al algo sobrenatural, pero no los es Obama vino hacer política, cierto basdo en nuevos mecanismos, utilizando una nuva retórica, pero con los mismos objetivos de antaño, ellos lo reconocen "son nuevos escenarios", en una misma realidad, por suspuesto utilizando lo que más nos identifica y lo que más queremos, pero solo eso detrás está todo el aparataje del capital y la maximación de las ganancias....

  • Alejandro dijo:

    El artículo brillante, escrito por un director de una empresa estatal, que demuestra que si se puede y que este tipo de empresas también puede ser próspera. Pero no estoy de acuerdo en disminuir el papel del sector no estatal, es verdad que actualmente no aporta mucho al presupuesto del estado, pero no se puede olvidar que es un sector nuevo y que todavía no está acopládo bien a la economía nacional, existen todavía muchas travas que impiden su funcionamiento, pero confío que en un futuro no muy lejano sea un complemento importate de los ingresos del país.
    Dr Lage desde el sector no estatal también se hace ciencia, por ejemplo grupos de desarrollo de software que están haciendo marvillas con pocos recursos, cooperativas agropecuarias donde se aplica ciencia en la producción. No dudo que en un futuro Cuba se satisfaga con aportes científicos importantes surgidos desde el sector no estatal.

  • AngelICM dijo:

    Completamente de acuerdo. En la actualidad me encuentro en una batalla en mi empresa contra la mala utilización de los TCP. En nuestro caso particular, se ve claramente la desigualdad entre lo que gana un TCP con respecto a un trabajador nuestro por realizar similar trabajo en la MISMA EMPRESA. Resultado: Autodestrucción de la EMPRESA ESTARAL SOCIALISTA por la pérdida de nuestra fuerza de trabajo que ha pasado a lado de los TCP, lógicamente porque ganan más. La historia es mas larga e interesante pero por ética, por el momento, no la compartiré. Gracias

  • el electron dijo:

    A pesar de que sé que este comentario no se publica creo que es importante decirle al Científico compañero Lage que estoy de acuerdo con su comentario porque su fundamento se basa exactamente en nuestros ideales socialistas que así lo hemos llevado teoricamente durante todos estos años. Pero que ha pasado en la práctica. Con mucho respeto le digo que creo no forma parte ud de esa clase que se ha separado del pueblo, y que viven por encima del mismo, que con sus errores, conscientes a veces otras no, ha estimulado la corrupción, el desorden, la desatención a cuestiones elementales del individuo, tal vez pensando que porque el socialismo es colectivista no haya que valorar a cada persona individualmente. Por eso opino finalmente que con Obama o sin Obama debemos cumplimentar nuestros cambios e introducir muchos mas a los ya trazados y abrirnos a nosotros mismos. Que no se vea una asamblea en televisión programando la Agricultura y sus precios, y en el puesto de vianda el 31 de Diciembre el tomate estuvo a 12 pesos, que no vean nuestros nietos frágiles juguetes infantiles en las vidrieras a precios que son mayores que varios salarios de sus Padres y Abuelos. Por sólo citar algún ejemplo. Somos nosotros, y estoy seguro que en eso estaremos todos de acuerdo, los que debemos erradicar todos los errores cometidos hasta la fecha (ahora que no vamos a tener el bloqueo para justificar muchas cosas mal hechas), los que tenemos que darle participación a toda la población e igualmente que no le tenemos miedo a Obama y al Imperialismo, tampoco temerles a aquellos compatriotas nuestros que aunque no compartan nuestras viejas teorías sí tienen el talento, la honestidad y valores necesarios para dirigirnos. Al final de cuentas el nivel de Democracia que logremos se encargará de acotar el comportamiento de los dirigentes dentro de los intereses de la población. Aprovechamos para felicitar al Dr Lage por su importante aporte a nuestra sociedad dentro de las Ciencias Médicas.

Se han publicado 295 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Agustín Lage Dávila

Agustín Lage Dávila

Destacado científico cubano. Fue durante 25 años Director del Centro de Inmunología Molecular de La Habana. Es asesor del Presidente de BioCubaFarma. Ha recibido numerosas distinciones nacionales e internacionales. Fue Diputado a la Asamblea Nacional por varias legislaturas.

Vea también