Imprimir
Inicio » Opinión, Economía  »

Obama y la economía cubana: Entender lo que no se dijo

| 295 |
"Viva Cuba Libre", en en una calle de La Habana, este 22 de marzo de 2016. Foto: Desmond Boylan/ AP

"Viva Cuba Libre", en en una calle de La Habana, este 22 de marzo de 2016. Foto: Desmond Boylan/ AP

Tuve la oportunidad de participar en varios encuentros con la delegación que acompañó al Presidente Obama y escucharlo en tres intervenciones; y siento ahora el deber de compartir con mis compañeros lo que interpreté de lo que se dijo, y también de lo que no se dijo, pues en política lo que se deja de decir suele ser tan importante como lo que se dice.

Hay dos direcciones complementarias de pensamiento para interpretar esta visita y todo el proceso de intento de normalización de las relaciones: interpretar lo que significa para una valoración del pasado, e interpretar lo que significa para una proyección hacia el futuro.

De cara al pasado es evidente que el proceso de normalización recién iniciado en las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos hay que interpretarlo como una victoria mayúscula del pueblo revolucionario y socialista cubano, de sus convicciones, de su capacidad de resistencia y sacrificio, de su cultura, de su compromiso ético con la justicia social; así como también como una victoria de la solidaridad con Cuba de América Latina.

Hay cosas que nos resultan tan evidentes a los cubanos que a veces olvidamos subrayarlas.

  • Se inició esta normalización en vida de la generación histórica que hizo la Revolución, y conducida por líderes de esa misma generación.
  • Implicó un reconocimiento de la institucionalidad revolucionaria cubana, reconocimiento que no hubo hacia el Ejército Libertador en 1898, ni hacia el Ejército Rebelde en 1959 (si lo hubo, sin embargo, hacia las dictaduras de Gerardo Machado y Fulgencio Batista).
  • Incluyó un reconocimiento explícito de los logros de la Revolución, al menos en Educación y Salud (que fue lo que se mencionó)
  • Incluyó un reconocimiento explícito a la ayuda solidaria de Cuba hacia otros pueblos del mundo, y su aporte a causas nobles tales como la salud mundial, y la eliminación del apartheid en África.
  • Incluyó una aceptación explícita de que las decisiones sobre los cambios y los modelos socioeconómicos en Cuba corresponden exclusivamente a los cubanos, que tenemos (hemos ganado) el derecho a organizar nuestra sociedad de manera diferente a como otros lo hacen.
  • Implicó la declaración del abandono de la opción militar y subversiva, así como la intención de abandonar la coerción, como instrumentos de la política norteamericana hacia Cuba.
  • Expresó el reconocimiento del fracaso de las políticas hostiles contra Cuba de las administraciones precedentes, lo que implica (aunque no fuese declarado así) el reconocimiento de resistencia consciente del Pueblo Cubano, ya que las políticas hostiles solamente fracasan ante las resistencias tenaces.
  • Reconoció el sufrimiento que el bloqueo ha causado al Pueblo Cubano.
  • No partió este proceso de concesiones cubanas en uno solo de nuestros principios. Tampoco en los reclamos de cese del bloqueo y devolución del territorio ilegalmente ocupado en Guantánamo.
  • Incluyó el reconocimiento público de que los Estados Unidos estaban aislados en América Latina y en el mundo por su política hacia Cuba.

No creo que haya nadie medianamente lúcido e informado en el mundo que pueda interpretar este proceso de normalización en curso como otra cosa que no sea una victoria de Cuba en su diferendo histórico con los Estados Unidos.

De cara al pasado es esa la única interpretación posible.

Ahora bien, de cara al futuro las cosas son más complejas, y hay al menos dos interpretaciones extremas posibles, y sus variantes intermedias:

  • La hipótesis de la conspiración perversa
  • La hipótesis de las concepciones divergentes sobre la sociedad humana

En las calles de Cuba se discute hoy sobre ambas. Alerto al lector en este punto que no voy a argumentar por ahora a favor o en contra de una de estas dos hipótesis, o de las combinaciones diversas de ambas. Los acontecimientos futuros se encargarán de hacerlo, y cada cual sacará “sus propias conclusiones” en este “pasaje a lo desconocido”.

Quienes se adhieren a la hipótesis de la conspiración perversa ven las palabras del Presidente Obama como una falsa promesa o un sutil engaño que responde a un plan concebido para que abramos las puertas al capital norteamericano y a la influencia de sus medios de comunicación; para que permitamos la expansión en Cuba de un sector económicamente privilegiado, que con el tiempo se iría transformando en la base social de la restauración capitalista y el renunciamiento a la soberanía nacional. Serían los primeros pasos del camino de retorno hacia la Cuba de ricos y pobres, dictadores y mafiosos, que teníamos en los años 50.

Los cubanos que piensan así, tienen derecho a hacerlo: hay muchos hechos en la historia común que justifican esa enorme desconfianza. Son conocidos y no necesito enumerarlos aquí.

Mucha gente recuerda la famosa frase atribuida al Presidente Franklin D. Roosevelt cuando dijo del dictador nicaragüense Anastasio Somoza: Tal vez Somoza sea un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta”.

Ciertamente ni el Presidente Obama, ni las actuales generaciones de norteamericanos de buena voluntad (que hay muchos) tienen la culpa, como personas individuales, de las primeras etapas de esa trayectoria histórica. Pero también es innegable que esa historia está ahí, y que impone condicionamientos a lo que ellos pueden hacer, y a nuestra manera de interpretar lo que ellos hacen. Los procesos históricos son mucho más largos que una vida humana, y eventos ocurridos hace muchas décadas influyen en nuestras opciones de hoy, porque condicionan actitudes colectivas que tienen una existencia objetiva, relativamente independiente de las ideas y las intenciones de los líderes.

Aún distanciando al Presidente Obama de las políticas agresivas e inmorales de administraciones precedentes, que organizaron invasiones, cobijaron terroristas, estimularon asesinatos de líderes cubanos e implementaron el intento de rendir por hambre al Pueblo Cubano; aún estableciendo esa distinción, no se puede olvidar que Obama solo no es la clase política de los Estados Unidos. Hay muchos otros componentes del poder ahí, que siempre han estado presentes, lo están hoy, y lo estarán cuando termine el mandato de Obama dentro de algunos meses, y en el futuro previsible. Los estamos viendo en la campaña electoral en curso.

Para ser honesto con todo el que lea esta nota, debo reconocer que el Presidente Obama no dio aquí la impresión de ser el articulador de una conspiración perversa, sino la de ser un hombre inteligente y culto, que cree en lo que dice. Lo que sucede entonces es que las cosas en las que él cree (con todo su derecho) son diferentes a las que creemos nosotros (también con todo nuestro derecho).

Esa es la segunda hipótesis, la de las concepciones divergentes sobre la sociedad humana, las cuales fueron muy evidentes en todos los momentos de la visita a Cuba del Presidente Obama y su delegación, en todo lo que se dijo, y también en lo que se dejó de decir.

Fue muy claro que la dirección principal de la relación de los Estados Unidos con Cuba estará en el campo de la economía, y dentro de este, la estrategia principal será relacionarse con el sector no estatal y apoyarlo.

Fue muy claro, en el discurso y en los mensajes simbólicos, en tomar distancia de la economía estatal socialista cubana, como si la propiedad “estatal” significase propiedad de un ente extraño, y no propiedad de todo el pueblo como realmente es.

En la necesidad de que exista un sector no estatal en la economía cubana no tenemos divergencias. De hecho la expansión del espacio de los cuentapropistas y las cooperativas es parte de la implementación de los Lineamientos surgidos del 6º Congreso del Partido. Donde está la divergencia es en el rol que debe tener ese sector no estatal en nuestra economía:

  • Ellos lo ven como el componente principal de la economía; nosotros lo vemos como un complemento al componente principal que es la empresa estatal socialista. De hecho hoy ese sector no estatal, si bien se acerca a ser el 30% del empleo, no alcanza a aportar el 12% del PIB, lo que indica su carácter limitado para la generación de valor agregado.
  • Ellos lo hacen equivaler a “la innovación”; nosotros lo vemos como un sector de relativamente bajo valor agregado. La innovación está en la alta tecnología, la ciencia y la técnica, y sus conexiones con la empresa estatal socialista. El espíritu innovador del pueblo cubano se expresó en estos años de muchas otras maneras, tales como el desarrollo de la biotecnología y sus medicamentos y vacunas, la formación masiva de informáticos en la UCI, la agricultura urbana, la revolución energética y otros muchos logros del periodo especial, nada de lo cual se mencionó en los discursos de nuestros visitantes.
  • Ellos ven el emprendimiento privado como algo que “empodera” al pueblo; nosotros lo vemos como algo que empodera a “una parte” del pueblo, y relativamente pequeña. El protagonismo del pueblo está en las empresas estatales, y en nuestro gran sector presupuestado (que incluye la salud, la educación, el deporte, la seguridad ciudadana) que es donde se trabaja realmente para todo el pueblo y donde se genera la mayoría de la riqueza. No se puede aceptar el mensaje implícito de hacer equivaler el sector no estatal con “el pueblo cubano”. Eso no fue dicho de esa manera tan brutal, pero se interpreta del discurso de una forma demasiado clara.
  • Ellos separan tácitamente el concepto de “emprendimiento”, y el de propiedad estatal. Nosotros vemos en el sector estatal nuestras principales opciones de emprendimientos productivos. Así lo explicamos en el Foro de empresarios al ilustrar la organización en que trabajo (El Centro de Inmunología Molecular) como “una empresa con 11 millones de accionistas”.
  • Ellos ven al sector no estatal como una fuente de desarrollo social; nosotros lo vemos en un rol doble, pues también es una fuente de desigualdades sociales (de lo que ya tenemos evidencias, como ilustran los recientes debates sobre los precios de los alimentos), desigualdades que habrá que controlar con una política fiscal reflejo de nuestros valores.
  • Ellos creen en la función dinamizadora de la competencia (aunque este concepto ha sido cuestionado ya incluso por ideólogos serios de la economía capitalista). Nosotros conocemos su función depredadora y de erosión de la cohesión social, y creemos más en la dinámica que proviene de programas de país.
  • Ellos creen en que el mercado distribuye eficientemente la inversión respondiendo a la demanda; nosotros creemos que el mercado no responde a la demanda real sino a la “demanda solvente”, y profundiza las desigualdades sociales.
  • Ellos se apoyan en la trayectoria de desarrollo empresarial de los Estados Unidos, cuya economía despegó en el Siglo XIX, en condiciones de la economía mundial que son irrepetibles hoy. Nosotros sabemos que las realidades de los países subdesarrollados de economía dependiente son otras, especialmente en el Siglo XXI, y que el desarrollo económico y científico-técnico no ocurrirá a partir de pequeños emprendimientos privados en competencia, ni intentando reproducir la trayectoria de los países hoy industrializados, con 300 años de diferencia. Sería la receta de la perpetuación del subdesarrollo y la dependencia, con una economía diseñada como apéndice y complemento de la economía norteamericana, cosa que ya ocurrió en el Siglo XIX, cuando esa dependencia nos sumió en el monocultivo y cerró el camino de la industrialización. Para entender eso sirve la Historia, y por ello no podemos olvidarla.

Emprender el camino de la convivencia civilizada “con nuestras diferencias”, implica conocer bien a fondo y por todo el Pueblo Cubano, dónde es que están esas diferencias, para poder evitar que decisiones puntuales aparentemente racionales ante problemas económicos tácticos, nos puedan llevar a errores estratégicos; y peor aún, que otros nos empujen a ello, a través de las cosas que se dicen y las que no se dicen.

Supimos evitar esos errores en los inicios del periodo especial, ante la desaparición del campo socialista europeo y la marea ideológica neoliberal de los 90. Sabremos hacerlo mejor ahora.

La convivencia civilizada ciertamente nos aleja del riesgo y la barbarie de la guerra (militar y económica), pero no nos exonera de dar la batalla en el plano de las ideas.

Necesitamos vencer en esa batalla de ideas para poder vencer en la batalla económica.

La batalla económica del Siglo XXI cubano se dará en tres campos principales:

  1. El de la eficiencia y capacidad de crecimiento de la Empresa Estatal Socialista, y la inserción de esta en la economía mundial
  2. El de la conexión de la ciencia con la economía a través de empresas de alta tecnología, con productos y servicios de alto valor añadido que enriquezcan nuestra cartera de exportaciones
  3. El de la limitación consciente de la expansión de las desigualdades sociales, a través de la intervención del Estado Socialista

En esos campos se decidirá el Siglo XXI de los cubanos.

La batalla de ideas consiste en consolidar pensamiento y consenso sobre hacia donde queremos ir, y sobre los caminos concretos para llegar.

Las aguas del estrecho de La Florida no deben ser un campo de conflicto bélico, y es muy bueno para todos que así sea, pero esas aguas seguirán separando por mucho tiempo dos concepciones diferentes de la convivencia humana, de la organización de los hombres para la vida social y el trabajo, y de la distribución de sus frutos. Y también es muy bueno que así sea. Nuestro ideal de sociedad humana está enraizado en nuestra experiencia histórica y en el alma colectiva de los cubanos, sintetizada magistralmente por el pensamiento de José Martí. Él estudió y entendió mejor que nadie en su tiempo la sociedad norteamericana y dijo: “nuestra vida no se asemeja a la suya, ni debe en muchos puntos asemejarse”.

La creencia básica del capitalismo, incluso en los que así lo creen honestamente, es la construcción de prosperidad material basada en la propiedad privada y la competencia. La nuestra se basa en la creatividad movida por los ideales de equidad social y solidaridad entre las personas, incluidas las generaciones futuras. Nuestro concepto de sociedad es el futuro, y aunque el futuro se demore, atrapado en los condicionamientos objetivos del presente, sigue siendo el futuro por el que hay que luchar.

La propiedad privada y la competencia son el pasado, y aunque ese pasado siga existiendo necesariamente dentro del presente, pasado sigue siendo.

Hay que saber siempre ver los conceptos que están detrás de las palabras que se dicen, y las razones que están detrás de las palabras que no se dicen.

La batalla por nuestro ideal de convivencia humana estará en las manos de las actuales generaciones de jóvenes cubanos, que enfrentarán en su tiempo desafíos diferentes a los de las generaciones revolucionarias del Siglo XX, pero igualmente grandes y trascendentales, y también más complejos.

Al analizar la complejidad de sus desafíos les confieso que quisiera ingresar otra vez en la Unión de Jóvenes Comunistas, cuyo carnet (Nº7784, de 1963) tengo ahora mismo sobre mi mesa. Sigo siendo comunista, pero he de aceptar que ya no puedo seguir siendo “joven”. Pero si puedo compartir con los jóvenes el análisis de lo que hoy se dice, y la develación de lo que no se dice, y construir junto con ellos las herramientas intelectuales que necesitamos para las batallas que vienen.

José Martí escribió en abril de 1895: “De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: Ganémosla a pensamiento”.

Se han publicado 295 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • CHILECUBA dijo:

    buen comentario. Totalmente de acuerdo. Se nos viene una batalla de pensamientos.

    • me dijo:

      De acuerdo en todo excepto: la competencia(llámese emulación socialista o como se quiera) es necesaria, sino pregúntenle a todos los usuarios de Etecsa y los que no lo pueden ser. Viva Cuba, Vivan Fidel y Raúl. Abajo el monopolio de Etecsa!

    • Arturo dijo:

      Pues estoy muy de acuerdo que el sistema social de nuestro país es un ejemplo en el mundo entero! Pero pienso que el sistema económico es un desastre y necesita profundos cambios.

    • O'Hito dijo:

      CHILECUBA,
      En la batalla de ideas y de pensamiento estuvimos enfrascados un buen tiempo, ahora da la impresión de que no, o por lo menos está muy "diluida", muy "suavecita", como las cocacolas lights.

      Lo que pasa es que la gente no le ha prestado la atención que merecen a las palabras de Raúl de que los revolucionarios no le pueden tener miedo a los problemas, se han acomodado en el banquito del parque disfrutando del güifi (o WiFi para los que aman el idioma inglés) y están esperando que los problemas los resuelvan otros. Algunos incluso esperan que sean los USA quienes los resuelvan.

      Ahora es la hora de estar en todos sitios, no sólo en el "pensamiento", es la hora de trabajar (nunca ha dejado de ser hora de trabajar), de "revolucionarios de salón" que hablan mucho desde su mesita cómoda y que no hacen nada más que pedir y criticar ya hay demasiados.

    • Alejandro dijo:

      Muy buen artículo. Al igual que el autor yo valoro más el "PORQUE" detrás de acciones o estrategias que el "COMO". Los pueblos pueden llegar a idolatrar a líderes o programas con un "PORQUE" que les represente. Y cuando digo PORQUE no me refiero a palabrería barata, que es fácilmente identificable a nivel subconsciente, me refiero a INTENCION sincera, a verdadero convencimiento. Eso ocurrió en Cuba 1959. Hay muchas preguntas que me hago y me gustaría compartir, pero aquí el espacio es limitado, así que solo comparto una. De nada sirve tener la intención adecuada si no se implementan COMO´s eficientes. Para eso se necesita personal calificado joven en todas las esferas, que sea capaz de adaptarse y resolver en tiempo real problemas estratégicos de alta complejidad, como bien dice el autor. Se presenta acá un problema que nuestro gobierno debe resolver como condición inicial para un mejor futuro SOCIALISTA, como muchos queremos. Como lograr que nuestros jóvenes más calificados y audaces se incorporen en masa (y no emigren como sucede ahora) al proyecto SOCIALISTA de país? Y cuando digo LOGRAR, no me refiero a FORZAR, me refiero a como bien piensa el autor, identificar la verdadera razón detrás del problema e implementar un COMO que lo resuelva de raíz, no un COMO que sea reflejo de un PORQUE colectivo-ego-ista, sino de un PQ social y humano, uno que apunte a lograr lo colectivo pero siempre como premisa en y sin oprimir lo individual. ¨Nadie dijo que era fácil" o como bien decimos nosotros "No es fácil", pero nuestro gobierno tiene que tratar … si no ... será mucho mas difícil y probablemente imposible tener un futuro SOCIALISTA, como el tiempo mostró en otros tantos casos que partieron también de buenas intenciones, pero sin implementar estrategias adecuadas, porque en principio nunca llegaron a entender o reconocer las causas detrás de sus problemas a tiempo y por ende fueron incapaces de resolverlos. Saludos.

      • esther dijo:

        Alejandro, coincido contigo, el artículo es magnífico y te aseguro que a pesar de mis años, veo una generación joven capaz de abrirse camino en todas las esferas de la sociedad por lo que hay que usar mecanismos que la estimulen a incorporarse también a la vida económica y a la dirección del estado, porque tienen los conocimientos, la vitalidad y la creatividad necesaria para asumir la dirección de la vida económica y social del país dando continuidad a las ideas de aquellos que también jóvenes decidieron cambiar el destino de este pueblo.

      • El mas tigre dijo:

        mantener a la juventud es fácil, solo hay que pagarle lo suficiente para cubrir sus necesidades básicas y tendrán talento y juventud para rato.
        La propiedad estatal es propiedad de todos y no es propiedad de nadie, a nadie le duele lo que se rompa, lo que se pierda a nadie le preocupa nada, hasta cuanco continuaremos con un Sistema que no ha funcionado en 57 años, hasta cuando vamos a estar pensando en un future sin resolver nada, no se trata de citar y enumerar los problemas se trata de darle soluciones, es hora de enmendar errores cometidos en tantos años. aqui nadie se roba los talentos, nosotros regalamos los talentos, pq la verdad es dura pero es verdad la jovenes y los no tan jovenes buscan mejoras para su vida o para que estudiamos?, para que nos esforzamos? para vivir la vida entera esperando un futuro mejor y cuando llegará?
        En cuanto a la competencia sí es necesaria, sin competencia cada empresa se convierte en monopolio y fija los precios que les venga en ganas pq el cliente esta obligado a comprar allí, hay que combatir los monopolios, los clientes tienen el derecho de elejir precious, oportunidades, valorar ofertas según sus posibilidades etc. Este socialismo tiene cosas buenas, pero no todo puede ser política, la economía de un país es lo mas importante. Muchas fábricas y establecimientos se destruyen pq son del estado y que las dirige no siente en su bosillo este deterioro, si fuese dueño o no dueño, accionista, sentiria en su bolsillo el dolor del deterioro, el dolor de perder a un talent pq le ofrecieron algo mejor etc.

        Un saludo

    • Rafael Rodriguez dijo:

      Qué bueno sale un artículo así, donde se plantee objetivamente las dos tendencias reales que existen en la sociedad sobre los discursos de Obama, con sus extremos Izquierdo y derecho y los distintos intermedios. El tiempo dirá cuáles de las tendencias será la real, aunque evidentemente ya un cambio será irreversible a partir de los nuevos acontecimientos, la cuestión es de que magnitud y hasta donde llegue esos cambios.
      Su planteamiento sobre la importancia o no del sector no estatal es evidente que su aporte al valor agregado no pase del 12 % , y no es porque no sea importante o lo pueda llegar a ser, sino porque en su concepción por el estado está implícita su limitación en su desarrollo ya que si no es mayor es porque no se le permite que crezca el mismo, ejemplos varios, las cooperativas de producción no agropecuaria en el sector de la producción y los servicios son mucho menos que las estatales en su mismo sector, si se incrementaran estas y se incorporan más sectores y también las actividades autorizadas a cuentapropistas, de seguro ese 12 % se incrementara mucho más y como en cualquier país del mundo el sector no estatal también puede desarrollarse e incorporar innovación tecnológica y en cuba por su alto valor de capacidad intelectual y emprendedor de nuestro pueblo el desatar estas fuerzas productivas será un gran salto hacia el desarrollo.

    • Miguel cruz dijo:

      Batalla de pensamiento?si quieren ganar batalla tienen que ganar la batalla economica y satisfacer las aspiraciones de la juventud dentro de cuba,mientras no logren satisfacer a la juventud estaran perdiendo la batalla,la lucha ideologica esta fuera de moda,la lucha economica es determinante,para esto la juventud tiene que trabajar y para que la juventud trabaje tiene que recibir

    • Pensador: dijo:

      Comparto un poco la idea contigo de la manera en que dices que Etecsa es un monopolio, estoy a favor de que se levanten otras empresas que puedan competir con Etecsa, que puedan darnos otras oportundades, estoy de acuerdo con que el sector privado aumente, que nos puedan brindar otros servicios, es cierto que en ocasiones destruyen los bolsillos de los cubanos con los precios tan elevados pero tambien es cierto que muchas veces te brindan los productos con mas calidad y tambien un servicio de atención al cliente mucho mejor que las empresas estatales, un ejemplo, cuando uno va a comprar algo en digamos las shopping TRD, en ocasiones vemos los vendedores conversando, distraidos, falta de carisima, en si que puedes estar tu frente a ellos y es como si no existieras, por otra parte en el sector privado te atiende mucho mejor, apenas que llegas te dan los buenos dias, buenas tardes o buenas noches sea cual se el caso, te demuestran profesionalismo, si no te gusta una cosa te ayudan a buscar otras soluciones; para mi todo esto pasa porque los trabajadores cuentapropistas saben que obtendran beneficios por brindar el servicio asi y entre más vendan mejor para ellos, por la parte de las empresas estatales algunos trabajadores estan desmotivados porque su salario no esta acorde con los precios del mercado cubano y para hablar en plata cubana "les da los mismo", eso es pura verdad, hay empresas que sus trabajadores saben que sea como sea que brinden un servicio o vendan un producto x al fin y al cabo van a cobrar lo mismo. Hay muchas cosas que deberiamos cambiar, cosas que se deben mejorar, confio que nuestra Revolución siga adelante, enfrentando lo mal hecho.

      Que viva Cuba!!!!!!

    • gallo dijo:

      No se si sera un error de interpretación mía, pero creo que la visión a futuro que proyecta el profesor en su articulo deja una imagen como de enfrentamiento entre dos tendencias que mas tarde o mas temprano chocaran y solo una de ellas se impondrá, cuando en realidad no tiene por que ser obligadamente así. Todos los cubanos conocemos por historia las 3 corrientes ideológicas que de antaño nos han circundado en nuestro devenir adoptando el ropaje del momento. Sin animo de polemizar pudiera también darse la convergencia de ambas tendencias hacia una sola vertiente, si se adoptara al ser humano como estrategia y esencia de avance concertado, anulándose de por si el antagonismo de la contradicción que aquí se pinta sola con cara fea y desde el principio de la relación en estos términos, nos beneficiaria a todos y no solo en lo económico que es lo urgente. Esa vertiente a la que me refiero no es otra que AL SER HUMANO COMO CENTRO DE TODO pero de verdad y no solo como rehén de ilusiones capitalistas donde se disfruta mas con los ojos o del lejano y adormecido hombre nuevo comunista, porque para todos EL HOMBRE debiera ser, LA PRINCIPAL FUERZA PRODUCTIVA A LIBERAR y a la vez factor de cambio y realización de una existencia feliz, no solo de una vida de disfrute individual ni a futuro, sino sujeto de una DISTRIBUCIÓN, CAMBIO Y CONSUMO JUSTO DEL AHORA, que es lo que nos molesta a los mas y nubla a menudo nuestro horizonte por culpa de los medios que los machacan tan mal y tanto en unas cosas o tan poco en otras que lo olvidamos tanto como lo recordamos, propiciando una convivencia torpe e incomoda con ellas y al final nos desvían del camino que a otros aprovecha y no solo a los de afuera, porque no se entiende que a los que se sacrificaron por la sociedad cuando jóvenes se les trate como a niños chiquitos en las TICs por ejemplo y a partir de ahí en casi todo, como al buey viejo, solo útiles para matadero, y los hijos y nietos asimilan el escarnio de los abuelos buscando el DISFRUTE EN LA PRODUCCIÓN Y A PRESENTE y no solamente material, posible para todos si se institucionalizara la atención priorizada de toda la sociedad a las CONDICIONES DE SU REALIZACIÓN, a menudo olvidadas a propósito que nos tiene como nos tiene, por falta de una política que las estimule a fondo, pero para que eso cambie no puede seguir siendo tratado el hombre como al DESFAVORECIDO negro en el mundo entero, diluido entre la masa para que no resalte ni moleste, ni como rico ni como líder de su condición, sino como ente concreto, que en lo individual e incluso en lo social, sigue a la vista del entendido indiferente, buscando mal orientado o por libre albedrío, lo mismo que aquí se esboza por falta de conocimiento o atención y si bien es cierto que algunos logran resultados, no es justo siga siendo así, solo para ALGUNOS quedando olvidado EL RESTO. Aquí es donde debiera saltar la diferencia mas palpable, entre capitalismo y comunismo para ser creíble en todos los ámbitos, para que se note bien la diferencia porque sustrato hay bastante para crecer, y todo porque a los pensantes se les ha "olvidado" lo principal que nos enseño el marxismo del imperialismo, que el triunfo del comunismo sobre el, solo es posible cuando se den determinadas condiciones mundiales de desarrollo que todavía no han llegado ni llegaran si lo seguimos dejando todo a la espontaneidad de los pensantes puestos en hibernación y sacados a conveniencia por los que mirando el reloj del tiempo temen al Armagedon.

  • Leo dijo:

    Buen articulo, me pregunto, porque nadie debate u opina aqui

    • Loynaz dijo:

      Es un artículo magnífico, con argumentos y miradas objetivas, que hacen reflexionar. Como siempre, Agustín Lage, brillante. Felicidades, profesor, por compartir sus ideas!!!

    • O'Hito dijo:

      Leo, ¡caray!
      ¿Te parece que más de 200 comentarios es falta de opinión o de debate?

  • shkval dijo:

    hola

    dr lage, esto es todo una clase a lo grande, muchisimas gracias !!

    saludos cordiales

    • lisa dijo:

      Realmente una clase al igual que las que supone su libro acerca de la empresa estatal socialista.
      Solo le acoto que cuando dice: " De hecho hoy ese sector no estatal, si bien se acerca a ser el 30% del empleo, no alcanza a aportar el 12% del PIB, lo que indica su carácter limitado para la generación de valor agregado." esta siendo injusto ya que el trabajo no estatal abarca solamente hoy en dia a sectores no profesionales. Sería muy diferente por ejemplo si existieran cooperativas de software las cuales supondrían una parte importante del PIB.

      • Ing. Rolando Rodríguez Ortega dijo:

        Para que la juventud se sienta revolucionaria debe tener la libertad de "revolucionar", cambiar paradigmas. Desde mi perspectiva como ingeniero de sistemas, no me ha quedado mas que salirme de mi hermoso país para poder ejercer sin que los condicionamientos antagónicos que existen hoy en mi Cuba, maten mi creatividad. El sector privado, o los cuenta prosistas como le quieran llamar, es simplemente un experimento mal concebido. Como yo, miles de jóvenes están saliendo de ahí, muchos dicen que por problemas económicos, a veces cambian el apellido del problema cuando por conveniencia tienen tienen que decir que los problemas son políticos. Yo me fui por necesidad de crecimiento profesional y quiero ser sincero, el día que en mi patria "los profesionales apasionados" tengamos la libertad de ejercer sin impedimentos y de ser escuchados y reconocidos, el día que tengamos la posibilidad de hacer valer lo que sabemos en beneficio de la familia y de la sociedad ese día vamos a emigrar a la reversa. Basta de batalla de ideas, están usando las ideas incorrectas, llénense de ideas en las que promuevan el crecimiento, en que incentiven la creatividad, hagamos "revolución" y no involución.

  • Jose Raul dijo:

    Yo también creo que es una victoria de las convicciones, eso, efectivamente parece que lo entiende todo el mundo.

    Pero creo que tenemos que concentrarnos más en aprovechar la oportunidad de demostrar que con esas convicciones podemos ser un país próspero,

    Por tanto sería bueno que el énfasis lo hagamos en como aprovechar lo mejor posible las oportunidades que se habren para mejorar la economía, las telecomunicaciones, y seguir mejorando la salud y la educación, dar oportunidades a los jóvenes para que no se vayan del país, etc.

    Ese debe ser nuestro objetivo, no vanagloriarnos de la victoria, que tantos años de sacrificio a costado.

    Saludos a cubadebate, todos los días lo sigo

    • Eusebio Hdez dijo:

      José Raúl:

      NO veo que el artículo solo se vanaglorie de lo que hemos logrado. Ese es solo un punto de partida, según lo que dice el articulista.
      Cuando se lee el artículo completo, se ve claro que de lo que se trata precisamente es que nos abramos al mundo, y que eso se logra conquistando la libertad económica, porque como decía Carlos Baliño, libertad política sin independencia económica es solo un espejismo engañoso.
      Y por ahí viene el artículo, cómo, según la apreciación del autor, se puede hacer próspero al país e independiente económicamente.
      El desarrollo solo estará aparejado a la eficiencia y capacidad de crecimiento de la Empresa Estatal Socialista, y la inserción de esta en la economía mundial,
      a la conexión de la ciencia con la economía a través de empresas de alta tecnología, con productos y servicios de alto valor añadido que enriquezcan nuestra cartera de exportaciones y a la limitación consciente de la expansión de las desigualdades sociales, a través de la intervención del Estado Socialista
      y no como dicen los vecinos de enfrente a incrementar el cuentapropismo.

      saludos

      • José Angel dijo:

        Cuando se analiza el sector no estatal, debe incluirse a las cooperativas agropecuarias tambien

      • genaro dijo:

        Amigo, con el mayor respeto, solo le digo que el vecino de enfrente podrá tener muchos problemas sociales, pero en economía si pueden hablar y hay que quitarse el sombrero, estamos hablando de una de las 3 mayores economía del mundo y eso ha sido gracias en gran medida a las empresas privadas. Nosotros en eso no tenemos mucho que opinar, si escuchar, y solo quiero que alguien me pregunte de una economía de verdad socialista, controlada por el estado como pretende seguir siendo la nuestra, que haya sido próspera y que constituya un ejemplo, por favor si la conocen menciónenla. Miren hasta China, su mayor esplendor económico ha sido gracias a verdaderas y profundas aperturas en el sector económico. En el sector social si creo que están haciendo demasiado poco, cuando pudieran hacer más, en eso no estoy de acuerdo con ellos. Pero hay que tener claro una cosa, sin economía no podrá haber inversión social, sino pasa lo que nos está pasando tanto en educación como en salud, donde cada día existen más quejas y hasta hablar de esas conquistas ya es cuestionable. Si pienso algo, o nos abrimos verdaderamente en la economía, o nos hundimos...

    • Miguel cruz dijo:

      Con lo que usted dice de china tiene razon,han avanzado mucho en economia y tecnologia pero han caido en logros sociales,en china hay toneladas de personas sin derecho a la salud,pude ver un aldeano inteligente que hizo el mismo un rinon artificial para realizarse el mismo la hemodialisis ya que tiene insuficiencia renal t no tiene dinero para el tratamiento,en cambio en cuba le hacen a todos los pacientes de insuficiencia renal su hemodialisis gratuitamente,:esto es pura. Observacion,no me juzguen como capitalista ni comunista

  • Yo dijo:

    si el sector no estatal aporta tan poco al valor agregado no sera por lo limitados que se ven por las leyes y los impuestos sobredimensionados, o porque no interesa que prolifere? Miren las leyes a las que estan sujetos nada mas. Por favor corriganme , pero si tengo razon en cuanto a lo injusto de algunas medidas, las clases sociales existen en todos lados ,incluso aqui. Los precios de "algunos" cuentapropistas estan elevados para asi poder sobrevivir debido a las leyes. En mi opinion muchos "cuentapropistas" ofrecen mucho mejores servicios que el Estado en ese campo en especifico .Los ojos brillan por eso de que tu trabajo te renumere , acaso esta mal querer mejorar? Que tipo de personas seriamos si criticaramos eso? Actualmente muchos satisfacen en su limitada forma(y no por culpa de ellos) necesidades como lugares de ocio asequibles , restaurantes con buena atencion y buena preparacion , transporte etc . Recordemos nuestros logros , pero no perdamos de vista la inmensidad de problemas a resolver , porque nos enganamos . Hay que avanzar , jugar inteligentes y adaptarnos. Por una Cuba mas socialista y mejor.

    • Eusebio Hdez dijo:

      Querido yo:

      Las empresas socialistas pagan un impuesto de un 35% al estado y luego deben entregar otro 32% al estado, que funciona en este caso como dueño.(En total las dos terceras partes del valor producido)
      SI nos ponemos a sacar cuentas, verá que los cuentapropistas, que en el peor caso, tienen un impuesto progresivo y es muchísimo menos que esa cantidad.
      Sin embargo las empresas estatales suelen dar un aporte mucho mayor a la economía.
      Saque los cálculos y verá.

      Atentamente,

      Nosotros

      • Javier dijo:

        Hola estimado Eusebio:
        No soy economista, pero creoq ue el análisis que haces es injusto. No podemso comparar la empresa socialista con un cuentapropista. En primer lugar la empresa socialista es el factor fundamental del desarrollo económico del Estado, por lo que su actividad y campo de acción es mucho mayor que la de un cuentapropista, mientras que este último es un pequeñísimo empresario, que tiene un campo de acción muy limitado por las leyes existentes. No digo que ste bien ni mal, solo que la comparación es absurda.
        El sector cuentapropia tiene que crecer en determinadas actividades, y verlo como un agente más, sino como un eslabón esencial del desarrollo económico de este país, que con sus empresas estatales hoy no da respuesta a las necesidades que presentan sus trabajadores, mientras que los trabajadores por cuentapropia reciben mayor remuneración siendo este como tu mencionas un sector que poco ingresa al PIB (casi nada)
        Y tampoco veo justo en llamarlos explotadores, ellos juegan un papel importante para el desarrollo de este país, sucede que siempre hemos visto todo con mucha igualdad yq ue todos somos iguales (ya esto es para otro análisis), y ahora o mejor dicho desde siempre han existido en este país personas con mayores ingresos que otras, incluso en la antigua Unión Sovietica (paradigma de estado socialista) existían personas ricas, no hablo deq ue los debe haber, pero de que otros tengas más que uno: eso no es malo, porque lo adquieren por su trabajo. Y ahora bien, los que ganamos muy poco o casi nada en el sector estatal, de quien es la culpa?.............

      • Un hombre pobre dijo:

        respetado Eusebio esta es una comparacion bastante injusta y sin sentido ya que el estado importa las materias primas y recursos que necesita o los adquiere a precio bajo o de costo que es el valor que se nesesita para producirlos y el cuentapropista no cuenta ni siquiera con un mercado mayorista que lo ampare, cobrarle el mismo impuesto seria el colmo de la injusticia ¿no crees? mis saludos

      • Luis Daniel dijo:

        Eusebiio, señor, la empresa estatal obtiene el capital o inversión inicial de todos los cubanos, tienen el financiamiento que necesiten según estime conveniente el gobierno que a su vez elimina las posibles competencias o se las pone difícil, pueden importar, etc... creo que la comparación es tan absurda que debería tomar unas pocos clases de macro economía y después opinar...

    • Eduardo dijo:

      Yo: estoy muy de acuerdo con el cuentapropismo, pero no comparto el hecho de que la inmensa mayoría de ellos expriman más cada día el desangrado bolsillo de todos los cubanos. Esa mayoría cada día tiene más dinero porque explotan sin medida.
      ¿Qué pensaría usted si todos los del sector de la salud o de la educación nos vamos hacia el cuentapropismo?, pues también esa mayoría gana muchas veces más en un día que lo que pueda devengar el más encumbrado médico o profesor universitario. De hecho, esa mayoría del sector privado, que vuelvo a decir: explotan sin medida, se dan una vida a la que no puede aspirar ninguno de nuestros más prestigiosos profesionales, que se mantiene en su puesto de trabajo, dándolo todo por el bienestar del pueblo. Y le confieso: no planteo nada de lo anterior por envidia ni recelos.
      Algún día tendrán que poner coto a todo esto, pues lo que sí ningún profesional de este país va a entender es que un sencillo carretillero devengue al día cientos de pesos, cuando su salario del día, después de haberse quemado las pestañas por muchos años y mantenerse al pie del cañón brindando sus servicios para todos, no sobrepase los 40 ó 50 pesos en moneda nacional.

      • Uno ahi dijo:

        Eduardo: y de quien es culpa eso que dices de los cuentapropistas? tambien del capitalismo? ese argumento cae por su propio peso.

      • cuban1 dijo:

        Eduardo que el cuenta propista gane mas que un profesional, que los precios sean elevados, no es culpa del trabajo independiente, es el resultado de la situación tan difícil económicamente que atraviesa el país, pero no es único que tiene precios elevados, las tiendas estatales tiene precios que en su gran mayoría sobrepasa el doble de los precios en cualquier país del mundo rico o pobre, eso sin ver el precio de los coches, nuestro estado debería poner precios competitivos en todas las cadenas de tiendas, para recaudar mas divisas y así no halla necesidad que el cubano sea una hormiga importando cosas desde cualquier pais, pues es mucho mas barato, pero evidentemente la razon de los precios altos es la escaces de productos, pero en eso estamos encerrados en el cuento de la gallina y el huevo, ojala algún día encontremos el camino del bienestar de todos los cubanos.

      • el comeyuca dijo:

        Rectifica socio muchos profesionales como yo no rebasamos los 25 pesos por día de trabajo, en cambio un limpiabotas gana más de 100

      • francisco dijo:

        Claro Eduardo: solo los ciegos por voluntad propia de no ver lo que passa, no ven que muchos de los cuenta propistas no pasas de ser acaparadores, renvendedores y estafadores (balanzas "arregladas" hasta el absurdo de libras de 10 onzas) y están explotando al verdadero trabajador cubano, que se ha quedado sin defensa por parte del estado, guiado este por el niño maravilla del momento.

      • Luis Daniel dijo:

        Pues aumento de salarios a los que se queman las pestañas y resuelto...

      • kinkin dijo:

        Eduardo ,creo que estas muy lejos de conocer la verdad de este asunto estoy de acuerdo que los profesionales tengan un mejor salario pero recuerda que vives en un estado socialista y las universidades son gratis para eso mismo y los cuenta propistas no son nadie algunos no tienen ni noveno grado pero trabajan como animales para tener lo que tienen y dan empleos a muchas personas que no tienen oportunidades en trabajos estatales y sus ganancias son altas por que no permiten que le roben ni esten sin hacer nada en el horario de trabajo todo lo contrario del sistema estatal que los empleados estan mirando cada dia que se les pega y no tratan bien al publico si al final ellos cobran su salario vendan o no y sus jefes se llenan los bolsillos robandonle al pueblo al final a ellos tampoco le importa un carajo nada pero los negocios particulares son mucho mas prosperos por todo eso creo que Obama tiene razon en fortalecer ese sector ojala los profecionales puedan tener sus propios negocios y veras como este pais mejoraria

    • m&m dijo:

      Dr, el valor agregado no es solo en bitecnologia.
      En informatica, si tocar la parte tecnologica fisica, una sola persona pueder desarrollar y poner en practica una idea de un enorme valor y altisima valoración. su herramienta, una coputadora y usualmente una conexion a la red de redes, su materia prima, su imaginacion, inteligencia y habilidad. Si Ud no comprende el funcionamiento de un "startup", bueno. si muchos fracasan, otros tienen exito limitado, otros enrmoe y puede mantenerse independientes o ser comprados por monopolios tecnologicos. pero todos y cada uno de los exitosos en cierta medida, generan economia, tecnologia, avance de algun tipo, y no necesitan en general una fabrica, ni tobneladas de materia primas, ni importaciones, ni miles de empleados, a menos que el exito y la expansion (si no expandes, mueres, es lema aqui) lo obligue. Solo exposicion y si el producto es adecuado y tienen aceptacion, no hay que poner ejemplos de como fluye la econmia, son conocidos. Si Ud propone limitar esto, que alguien desarrolle la idea que se le ocurra y la explote o no dar oportunidad a que pueda existir, es lamentable. En las empresas tienen su plan, y he visto y escuchado ocurrir incontables veces que las mejores ideas no las dejan surgir o no las implementan, y se pierden, o sus originadores se decepcionan, toman otros rumbos donde puedan implementarlas, para otros u otras empresas que si les interesa o para ellos creando su propia empresa. Acaso propone matar el emprendimiento de ideas y su desarrollo por a quien se le ocurra?
      Verá, en mi trabajo, hace 4 años me propuse un objetivo en una idea, desarrollarla y superar a lo existente en el mercado, casi 3 años despues de trabajo dia noche y madrugada, y luchas contra pensamientos cortos y otros obstaculos y tengo el gusto de en los proximos dias liberar la primera version oficial, de un producto que los pocos que existen equivalentes en el mercado cuestan como minimo $1000. pero sabe que? decidi siempre que seria para servicio al pais, y que si llega a producto comercial, sea una empresa estatal cubana quien la comercializara y su retribucion se aporte al pais y los desarrollos derivados tambien, a pesar de que muchos me dijeran que desarrollara la idea independientemente o la ofreciera a quien mejor la valorara. Pero si asi lo hubiera hecho, sería pecado?

    • RAMANOCO dijo:

      Plenamente de acuerdo con usted, aunque me parece que cuando se afirma que "el sector no estatal aporta tan poco al valor agregado" sencillamente se está politizando el tema como resultado de un alineamiento partidista o por ignorancia en temas de economía y finanzas.
      ¿Cómo es posible que el sector estatal que nadie ya niega que da espantosas perdidas vaya a aportar las sumas que aquí se le quieren asignar?
      El cuentapropista sencillamente no puede operar sin ganancias. El estado si, pues al final de año imprime papel moneda disparando la inflación a niveles ya insoportables.
      Hay que ser muy crédulo para no ver que el estado socialista por esencia no puede tolerar la actividad privada, aunque finja hacerlo con el único objetivo de inculcar alguna esperanza en la población.

      • Danilo dijo:

        Creo que cae en un error. El Estado tampoco puede perder. Ahí justamente esta el problema que tenemos. Hay que lograr una empresa estatal eficiente, hacia ahí deben volcarse todos los esfuerzos intelectuales, pensar, probar, equivocarse, rectificar y seguir luchando hasta alcanzarlo. Los mecanismos económicos no son patrimonio de ningún sistema social específico, sólo son buenos o malos, eficientes o lo contrario.
        Felicito este artículo en su totalidad y espero se publique para todos, y las opiniones también. El debate es útil, como dice algún refrán: 10 cabezas piensan más que una, y tenemos 1 millones de cabezas inteligentes, cuya excelente preparación por la revolución es reconocida en el mundo entero. Entonces, pensemos, que como dice Raúl: sí se puede.

    • Ragnar dijo:

      Concuerdo mucho con Yo. Si está muy bien que hayamos triunfado sobre el imperio después de tantos años y sacrificios, pero no nos engañemos. Necesitamos ayuda financiera internacional(y en este caso la norteamericana viene muy bien)Cómo digo el mismo Obama, Cuba y Estados Unidos son socios comerciales por naturaleza. Solo no nos dejemos deslumbrar y jugemos inteligentemente y sin perder los objetivos de desarrollo por y para el pueblo.

    • Arsenal dijo:

      Yo: Las leyes y los impuestos dirigidos al sector no estatal no están ni sobredimensionados ni limitan el desarrollo del sector, por el contrario, lo estimulan. Es por esa razón que después del VI Congreso creció tanto. No las considero injustas. Deberían investigar cómo son los impuestos en países europeos desarrollados, cuál es l política fiscal en los propios EEUU para que se compare con la nuestra y se saquen conclusiones. Los precios elevadísimos de algunos servicios y productos de los cuentapropistas se deben a concepciones de costo-beneficio que se van enraizando, te explico (mi punto de vista): una ganancia de un treinta por ciento, o hasta de un cincue