Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Incisos inconexos y desordenados sobre producción, abastecimiento, precios y salarios

En este artículo: Cuba, Economía, Socialismo
| 70

Para salvar el proyecto revolucionario cubano y mantener sus importantísimos logros —que elevaron el país a la altura que hizo de él una referencia, un ejemplo defendido por su pueblo y admirado por otros en el mundo— será necesario enfrentar y resolver problemas básicos de funcionamiento social. A varios de ellos se refieren los siguientes incisos, en los cuales el autor ni remotamente intenta rozar la exhaustividad, y mucho menos dictaminar conclusiones.  Cabría sumar otros apuntes, y cada uno daría para un tratado.

1/ El mejor modo de revertir interpretaciones mecanicistas o metafísicas sobre las clases sociales no es precisamente ignorar que estas existen y tienen o generan, según el contexto, su propio dinamismo, ni inventarles nombres máscaras. ¿Será necesario recordar la falsedad del aserto según el cual en el socialismo no hay clases? Y, si así fuera, ¿dónde se ha construido plenamente la sociedad socialista que lo confirme? Aunque los medios de producción que posea los haya obtenido gracias a una revolución orientada hacia el socialismo, como norma el dueño es dueño, aun cuando sea altruista, capaz de tener en cuenta intereses colectivos.

2/ Duele que se entienda como estímulo un puñadito de divisas sumado como premio al salario, y no el recibir bienes tan importantes y costosos como la educación y la atención médica. Si el Estado fuera más eficaz en demostrar que no es ni se siente propietario, sino administrador responsable de los medios de producción a su cargo, y de lo producido por trabajadores y trabajadoras en esa área, estaría en mejores condiciones de mostrar, con efecto educativo, de dónde salen los recursos para brindar beneficios públicos.

3/ Es indeseable que la población no se sienta propietaria de los bienes de naturaleza social, pues de cómo se sienta ella en ese terreno dependerá en gran medida su respuesta a los requerimientos de la propiedad socializada. Si la respuesta es deficiente, empobrecerá la productividad y favorecerá que se idealicen las ventajas de la propiedad privada.

4/ La mayor o menor conciencia de lo criminal que puede llegar a ser la mala actitud en el cuidado y en la puesta en funcionamiento de la propiedad social —señaladamente en el trabajo—, remite a la actitud de los productores ante el hecho de producir y propiciar que lo producido no beneficie solamente a sus bolsillos y sus cuentas bancarias, sino a la población, de acuerdo con un modelo social y económico que también a ellos —los productores— y a sus familiares les proporciona servicios fundamentales como la educación y la atención médica.

5/ Ni la sociedad sin mercado es lo que procede contraponer a la sociedad mercantilista, ni se ha de confundir el consumismo con la necesidad de consumir razonablemente.

6/ El exceso nocivo de control sobre la producción y los precios por parte de la administración estatal no se corrige con la renuncia del Estado a cumplir en esos frentes su deber de velar por el mejor funcionamiento de la sociedad. Aunque, por muy alto que sea su cargo, la política no la trace un individuo aislado —Cuba no es una excepción—, es inquietante oír a un alto funcionario o dirigente del frente económico, o del que fuere, decir ciertas cosas. Entre ellas, como si así no se abriera las puertas a más corrupción y esta no fuera ya mucho más que un peligro potencial para el país, que el Estado no debe controlar qué se vende o qué no se vende en el mercado cuentapropista, calificativo que se aplica a pequeños empresarios y a sus empleados, sin que ni siquiera se hayan hecho entre unos y otros los debidos deslindes, como las diferenciaciones de índole sindical que sería justo reconocer y respetar.

7/ Recién abierto el camino para la recuperación a gran escala del trabajo por cuenta propia —que había estado interrumpido o varado a fondo desde 1968—, un editor abrazado a la nueva línea esgrimió el “argumento” de que no debía parecer que dicho sector era objeto de repudio oficial, y censuró a una periodista que quiso fundadamente criticar la mala higiene de una cafetería privada, aunque ese es un mal que debe combatirse dondequiera que aparezca, sea o no sea privado el establecimiento en cuestión. De similar modo parece haber habido quien llegó a pensar que la prensa no debía insistir en el rechazo a los precios excesivos, porque podía tomarse como un freno para las leyes de la oferta y la demanda, en la cual, al parecer, alguien supuso que estaría la solución para actualizar la economía cubana y hacerla eficiente.

8/ No fue necesariamente un acierto que a los debates sobre los lineamientos económicos de la nación se les diera justa jerarquía de congreso, mientras se relegaban las ciencias sociales a la subalternidad de una conferencia derivada de aquel. Finalmente ellas estuvieron presentes de modo explícito no solo en la conferencia que se les había reservado, sino también en el programa del congreso, porque parte de la población y militantes de base lo reclamaron con fuerza. Añádase que la economía es una de las ciencias sociales, aunque haya quienes la supongan una ciencia exacta, como al margen de aquellas, lo cual viene en apoyo del profesor universitario de literatura que sostuvo que la economía de la nación es un asunto demasiado importante para dejarla solamente en manos de economistas, por muy sabios que estos fueran.

9/ Los elevados precios en productos básicos y de primera necesidad tienen fuentes de peso, y algún magisterio relevante: entre las primeras, la improductividad y la insuficiente cultura de la propiedad social; en el segundo caso, la política aplicada en el mercado estatal, con ganancias de 200 y 300 por ciento, fijadas por decreto (no por oferta y demanda) para paliar la insuficiente producción y recabar fondos necesarios para bienes sociales. Pero se han perpetuado junto con una dualidad monetaria que asusta en general, y en particular cuando en una tienda se ve, indicado en ambas monedas, el precio de venta de un litro de aceite, de una lata de leche condensada o de unos pocos pedazos de pollo, por ejemplo.

10/ Que, para hablar solamente del esmirriado CUP —cuya crisis no es mayor gracias a la aplicación de una política bancaria fijada centralmente a contrapelo de las leyes de la oferta y la demanda—, una libra de tomate pueda costar más que lo aportado al cliente por un día de salario medio es algo que debe estudiarse, para erradicarlo y tratar de que no se repita.

11/ El salario se devalúa no solo con el mantenimiento o el alza de los precios, sino con la tendencia generalizada a robarle al cliente en el peso, en la cantidad, en la calidad y, de ser posible, hasta en el vuelto, en medio del caos de básculas y unidades de medida, y las complicaciones monetarias.

12/ ¿Será necesario esperar a que pasen décadas para que se aprecie en el confort familiar el efecto de medidas que benefician a la macroeconomía nacional? Un ejemplo: según datos, alrededor de medio millón de personas engrosan ya los trabajos por cuenta propia y, en consecuencia, además de no recibir salarios salidos del erario público, son fuentes de impuestos o los abonan directamente. Esos hechos deben ir teniendo influencia beneficiosa creciente en los salarios de quienes siguen laborando en la esfera de la propiedad social, administrada por el Estado, que es el responsable de los medios fundamentales de producción y servicios.

13/ Se diría que lo beneficioso, o que parece serlo —como el relativo esplendor, oficialmente declarado falso, de los años 80, hasta el denominado período especial—, es susceptible de rectificarse y ser pronto derogado o modificado. Pero lo más incómodo —sea una poda en alguna cuota de productos racionados de la canasta básica, o los precios escalofriantes de los automóviles— puede pintar para eterno.

14/ La resistencia cubana contra el criminal bloqueo imperialista, y frente a frustrantes deficiencias internas, más que a considerarla inquebrantable debe mover a respetar cada vez más, en los hechos, al pueblo que la ha protagonizado. Tampoco se deben desconocer las diferencias en sus sucesivas generaciones, ni olvidar que está en marcha la natural sustitución de una dirección capaz de ganar la confianza de la mayoría. Hechos tales no avalan que se le considere por siempre y completamente  fuera de la posibilidad de dar cabida a hechos indeseables, como votos de castigo aplicados a gobiernos de otros países. Tan irresponsable sería menospreciar el efecto de las maniobras enemigas, como limitarse a decir que tales votos han sido erráticos e injustos, ingratos, si no traicioneros. La paciencia tiene límites, aunque a veces parezca no tenerlos, o no se quiera contar con ellos.

15/ La realidad objetiva existe independientemente de la conciencia, y, por tanto, de lo que se diga o no se diga en la prensa, ya se trate de la cólera o del cólera. No es de sabios ni exagerar ni ocultar peligros, ni menguar los indicios necesarios para que socialmente se tenga la debida percepción de riesgo.

16/ De lo que se trata, si se piensa en lo más importante, no es solo de afinar mecanismos que son o se suponen la vía para resolver problemas, sino de asegurarle al país un funcionamiento que lo haga vivible, amable, querible. Y nadie piense que esos términos son solo apropiados para una canción feliz.

17/ Los errores propios son aliados naturales de los trasnochados o colonizados de siempre, que se engolosinan imaginando que la solución de los problemas está en fuerzas ajenas, incluso en las que desde mucho antes de 1898 han tratado de asfixiar a la nación cubana, y cuyas entrañas no hay día 17 de este mundo que pueda cambiar por arte de magia.

18/ ¿Será necesario insistir en la relación entre economía y política, y viceversa? Quien procuró enseñar la verdad de que la política es la expresión concentrada de la economía no fue ni tonto ni perestroiko, sino un político revolucionario fundador, aunque el desmontaje del socialismo que él intentó fomentar en su tiempo contribuya hoy a que se tienda injusto olvido sobre su legado. Ni fue un apátrida teoricista, pedante vencido de la universidad bamboleante de las nubes, quien antes había dicho que en política lo real es lo que no se ve, y que un detalle en el órgano es a veces una revolución en el sistema. Ellos, asumidos y glosados sin comillas en estos incisos —o incisiones por donde el autor sangra, como tal vez sangren otras personas—, no se propusieron ser nuevos dioses, ni generar ideas para que otros, en vez de cumplir del mejor modo el deber de pensar con cabeza propia y guiarse por normas éticas, los responsabilicen por errores que no hay razón para poner en su cuenta. Sus enseñanzas, y las de otros, merecen ser consideradas creativamente, no echarse por la borda.

Se han publicado 70 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • macc dijo:

    Estimado Luis Toledo Sande, comparto su articulo en toda su estención y resalto el tema de la dualidad monetaria que genera y mutiplica la corrupción dañando la economía y la moral de nuestro pueblo, las plantillas infladas, la necesaria renovación de los cuadros y administradores a todos los niveles especialmente aquellos que por año tienen pésimos resultados y que muchas veces se esconden detras de cifras falsas.

  • Amaury II dijo:

    Se dice, se redice y se recontradice y no se hace nada al respecto, una de las primeras cosas que dijo nuestro presidente Raúl, cuando asumió la presidencia fue que había que cambiar la mentalidad sobre estas cuestiones, cosa que todavía no se ha hecho, es una lastima que no hayan cambiado, a aquellos que no han cambiado, de seguro estaríamos mejor y por ultimo un no logro entender porque la agricultura creció un 9 % este año, habría que ver quien hizo la estadística en que resultados se basó..

  • Olga Rosa dijo:

    Excelente análisis ahora faltan las soluciones para ello es necesario una verdadera participación de la ciuadanía en los asuntos económicos, que el pueblo trabajador proponga vías de solución y se analicen, la implementación de los lineamientos del nuevo modelo económico debe dar ya resultados y corregir los errores sobre la marcha, mantener nuestras conquiostas es lo que el pueblo quiere pero estamos cediendo muchos espacios a la espontaniedad del mercado y no para bien de todos, el problema de la agricultura es serio, necesita de inversión e intervensión estatal.

  • Eduard dijo:

    Cada uno de los apuntes tiene excelentes mensajes, llenos de sabiduría popular y no tan polpular, o sea puede ser comprendido por cualquier mortal, pero el No.8, en su parte final: "...la economía de la nación es un asunto demasiado importante para dejarla solamente en manos de economistas, por muy sabios que estos fueran", es genial. Siempre me he preguntado:" tantos económistas que ha graduado a lo largo de estos 57 años el pais y ¿por qué tan pocos comentarios, artículos, reseñas sobre temas económicos se publican por especialistas en el tema? Siempre escriben cosas interesantes sobre economía los escritores, poetas, linguistas, ensayistas, etc. Hace un tiempo en el programa "Buenos Días" escuchaba y veía a Ariel Terrero, con comentarios muy interesantes y actuales, pero debe estar ocupandose de otras cosas, quizas es miembro de algún grupo de estudios económicos de Dios sabe que países.

  • jpuentes dijo:

    en el mundo entero el estado siempre ha controlado, no solo precios, sino tambien muchas producciones para proteger ciertos mercados accesibles a los mas necesitados. No se habla de ASOCIAR. ASOCIACIONES en el transporte: ese es un punto que nadie habla. SI todos los transportistas privados se asocian los precios bajan. Eso muchas economias lo han demostrado. Y si un transportista no se quiere asociar los asociados se lo comen. En los productos agricolas, ademas está, no solo la usura, sino tambien, la falta de un mercado mayorista eficiente. Ademas de que cada año que pasa hace menos frio, y hay productos que no se ven, porque no sen las campañas de frio. NO HAY FRIO. HAY SEQUIA y eso tambien influye en las cosechas y en las perdidas. Los servcios asociados como la transportacion, seguridad, y almacenaje o no existe o es deficiente y por lo tanto CARA. Esto es articulo bastante abarcador pero no en todo estoy de acuerdo. Hay muchos servicios como por ejemplo, la telefonia movil que es cara pero está en franco crecimiento. Fenomeno que no explica este articulo. Los nogocios privados tambien crecen, con inversion foranea privada pero crecen, porque hay clientes. Cuba vive un crecimiento en muchos sentidos. Tampoco habla este articulo del asunto en cuestion. YO ESTOY CONVENCIDO QUE CUBA CRECE, quizas a ritmos no tan deseados, ni en sectores que la gente pueda ver o palpar bien. PERO CUBA CRECE. Eso es un hecho.

  • Juan Ernesto dijo:

    Bastante canson y nada concreto. Necesitamos propuestas para los problemas.

  • oscar dijo:

    EXCELENTE ,QUE SE LO LEAN TODOS LOS CIUDADANOS DE ESTE PAIS SIN EXCEPCION

  • coco dijo:

    los productos nacionales que no son alimentos tambien han subido de precio, una lata de barniz de 3.85 de pronto llego y esta en 5 y tanto, las herramientas manueles es mejor pagarse un pasaje a panama y comprarlas alla que comprarlas en cuba, un tv plano tiene 4 veces mas precio que uno que vendan en el caribe... ahora bien yo invito a todos los economistas a que me digan por donde empezar, cual sera la primera medida, que es lo primero que debemos hacer... por favor con el mayor respeto debemos de leer a marti bajemonos todos de las teorizaciones . TENEMOS QUE REFORZAR EL DESARROLLO LOCAL, DARLES FACULTADES A LOS GOBIERNOS LOCALES, LA JUGADA NACE EN EL MUNICIPIO, COMO DIJERA UN POPULACHERO, PUES ENTONCES TENEMOS QUE, NO TENEMOS UNA LEY QUE FACULTE A LOS PRESIDENTES DEL PODER POPULAR, ENTONCES SI ESE PODER NO ES POPULAR NOS QUEDAMOS SIN PODER PARA CONTRARESTAR LOS ERRORES QUE VIENEN DE ARRIBA, ESO DE OFERTA Y DEMANDA SECAMENTE ME HUELE A CAPI.... TALISMO O CAPITULACION..., UN PAIS QUE QUIERE CONQUISTAR TODA LA JUSTICIA Y NO TIENE UNA LEY DE PRECIOS JUSTOS. AHORA PERMITANME HABLAR COMO RAUL... CON LA COMIDA DEL PUEBLO NO SE JUEGA ... Y HEMOS COMENZADO UN AÑO SIN VIANDAS... AHORA SI HAY CLASES DENTRO DE NUESTRO SOCIALISMO... PERO ESO NO ES PREOCUPANTE , A MI LO QUE MAS ME PREOCUPA ES QUE EN ESTE SOCIALISMO TENEMOS DERECHA, PERO DERECHA CON RAIZ PENETRADA DENTRO DE NOSOTROS MISMOS... Y MENOS MAL QUE TENEMOS EN LA MAYORIA DE LOS MUNICIPIOS UNOS MUCHACHITOS JOVENES AL FRENTE DEL PARTIDO QUE ESTAN PONIENDO ORDEN DONDE NO HAY REGULACION ...EN CUANTO A MI CRITERIO SOBRE EL ARTICULO DEL PROFE, NI HABLAR, ESTA CUBA QUE HEMOS LLEVADO COMO LO HEMOS HECHO ES DE NOSOTROS Y TENEMOS QUE ARREGLARLA NOSOTROS, ES UN PECADO OIR SOLUCIONES DE OTRAS UNIVERSIDADES.

  • Juana dijo:

    Es un artículo verdaderamente profundo, un análisis que debe llevarse a la población y ser debatido sin paños tibios porque hay que salvar los logros de la Revolución ante los vivos que quieren lucrar a costilla del bolsillo de los trabajadores y del pueblo en general. Hemos de mirarnos en lo que acontece dentro de la región, empezaron con la escasez de alimentos, subidas de precios, etc, etc, y todo ello con cobertura desde el imperio a través de determinados grupúsculos para crear desestabilización y caos, cuestión que NO podemos ni DEBEMOS permitir, a tiempo toda acción inteligente, rápida y de unidad VALE. Retomo las expresiones de Reynaldo y las hago mías también "La dirección de la Revolución ha probado ser sabia (errores aparte) frente al brutal asedio imperial que no quiere que Cuba mejore, o que se perfeccione el Socialismo, sino todo lo contrario. Nos quieren derrotados, humillados y de ser posible borrados del mapa. La Revolución hemos sido la mayoría, para mi sus errores son mis, nuestros errores. Nos hemos equivocado como debemos equivocarnos, defendiendo la Revolución y espero que siga siendo así"(...) "Los análisis de este tipo son necesarios y prudentes, pero cuidado a dónde nos puede conducir la rectificación. Avanzar en lo económico también puede llevar a retroceder en lo social. Mirar a muchos de los países que no tienen bloqueo, ni errores de los que se nos atribuyen, donde la economía crece y va dejando atrás a la sociedad. Sólo el socialismo, salva. ¿Puede alguien decir dónde ha triunfado el capitalismo? Yo no conozco ese lugar. Conozco el mundo, no por el periódico, lo he vivido y lo vivo día a día.

  • yuya martinez dijo:

    excelente artículo y opiniones. Gracias profesor,a los forista y a Cubadebate.Dios quiera que lo lean quienes tienen en sus manos el poder de las decisiones y que las soluciones lleguen a tiempo,que no sigan demorando.

  • Efrén Perez dijo:

    Otro aspecto que hay que enfrentar a la mayor brevedad es subvencionar a las personas y no a los productos como ocurre en muchos lugares. Esta política que en su momento jugó su papel como elemento distributivo justo, hoy se torna en fuente de lucro, además de beneficiar a personas con altos ingresos que pueden pagar los precios reales y no precios subvencionados. La libreta de abastecimientos surgió como una necesidad para esa distribución justa hace ya unos 50 años, hoy en solo un medio de subvención.

  • Miguel Crispín Sotomayor dijo:

    Excelente artículo y comentarios sobre temas que están hoy en la mente, la preocupación y etc. de la mayoría de los revolucionarios, y no son temas teóricos sino muy prácticos, ¿hacia dónde vamos? ¿Por cuál camino? ¿ Qué y cómo construiremos un socialismo próspero y duradero? ¿Todo lo que estamos haciendo nos lleva a ese socialismo? ¿Nos interesa crear nuevos ricos? . Sabemos que los salarios en las entidades estatales son insuficientes e injustos, pero ¿son justos los que pagan los nuevos patrones cubanos a sus asalariados, aunque sean superiores a aquéllos? Salvando la distancia eso me recuerda las empresas extranjeras de Europa y Estados Unidos que se trasladaron a China para pagar salarios infinitamente más bajos a los trabajadores chinos que a los de sus países de origen?¿Cuanta es la plusvalía permisible para un cuentapropista? .
    Se manifiesta cierta tendencia a exaltar los resultados de los privados con respecto a lo estatal , es decir, exaltar el fracaso de esto último que es como decir el fracaso de la forma socialista, pero existe una enorme diferencia entre ambas, en primer lugar en los salarios y la exigencia.
    Son muchos los problemas que tenemos en lo económico,lo político, lo ideológico, incluyendo lo moral; las insatisfacciones, las preguntas, las preocupaciones por cuanto pueda desviarnos del camino socialista y pocas las respuestas. Nos interesa a todos los cubanos revolucionarios participar en ese debate y sobre todo a nuestras mejores y más revolucionarias mentes y escuchar a los jóvenes que serán quienes vivan el resultado, Debatir en voz alta los criterios de manera que llegue hasta los oídos receptivos y regresen en acciones concretas.

  • Carlos dijo:

    No soy economista, ni analista, pero si revolucionario. Soy del criterio que este artículo y las opiniones emitidas, deben ser analizadas y prepararse un material que sirva de apoyo a los que en nuestro país tiene la responsabilidad de estudiar la econmía y tomar decisiones. Se habla de producir mas, para tener mas. De pronto la noticia que en tal lugar no hay transporte para acopiar la mercancia y ponerla en el lugar indicado,o que la fabrica no pude procesar el monto de la materia prima o vivecersa, que hay problema con la contratación, ect, ect,ect. Sin embargo usted ve los 365 días del año, carretillas, carretones, bicicletas con todo tipos de productos a personas que ni siquiera saben como se producen esos produtos, solamente con la mentalidad de que me costo tanto y ganare tanto y quien paga, como dijo,Aymara.
    Cubanos, trabajadores estatales y sin remesas.

  • Javier dijo:

    muy acertado esta breve análisis de nuestra realidad, dicho sea de paso, esto basicamente es el mismo análisis que oigo en la calle, en los amigos, colegas, transeutes en las paradas de omnibus, vecinos etc, y entonces, que? que pasa?

    algo no funciona?, o algunos no funcionan? espero ser publicado. gracias.

  • Casandra Leal dijo:

    Magnifico, pero se necesitan oidos receptivos, y sobre todo comprometer a todos con la participaciòn real que equivale a informar realmente en que se emplea el presupuesto desde cada fàbrica o centro laboral, municipio, provincia para que pueda existir un control popular que enfrente las corrupciones posibles y claro, recibir los resultados de las realizaciones no sòlo en las obras de beneficio pùblico, pero habrìa que ofrecer una informaciòn tambièn de los costos de las gratuidades para que se fomente el espìritu de sentido econòmico.Ademàs no se està haciendo polìtica, es decir informar y explicar para que los ciudadanos puedan comprender, discernir, sentirse realmente tomados en cuenta. Ya no se trata sòlo de ser escuchados sino de poner en pràctica muchas de las propuestas desde las ciecias sociales hasta los inventores y sobre todo ver a los dirigentes y funcionarios fuera de las reuniones y los actos sociales, por donde anda la gente con sus problemas y dar ejemplo en su vida diaria.Este arìtuculo, como otros de Toledo Zande deberìa ser motivo de anàlisis en todas las instancias porque està haciendo advertencias fundamentales sobre lo que palpamos entre nuetsra gente.Gracias poeta.

  • tomas pacheco delgado dijo:

    Lo que deseamos todos los que estamos fuera del pais(Cuba),pero,seguimos teniendo
    gamiliares en Cuba,es que alguien se dedicara a informar publicamente y a diario, co-
    mo evoluciona la enfermedad del Ebola,ya que nadie ignora las dificultades que hay pa-
    ra comunicarse desde el exterior y los pocos medios de que disponen los del pais.
    Gracias,un saludo.

  • lealmag dijo:

    excelenta comentario y muy preciso en lo que hoy nos tyoca de muyyyyyyyy cerca, lo felicito por su valentia y criterio propio.......

  • Walter Artemio Ferrás Planas dijo:

    Luisito , la claridad de pensamiento reflejada en tus artículos me llena de satisfacción y orgullo por considerarte parte de mi familia.
    Feliz 2016 y un fuerte abrazo para ti.

  • Geraldo dijo:

    El tema es elemental, no es absoluto,realmente,que queremos para nuestro pais los cubanos,inversiones extranjeras son necesarias,pero la inversion con defectos y virtudes que a hecho la revolucion socialmente y cultural, hay que ajustarse a los nuevos tiempos, el capital humano esta,los recursos con problemas pero se le estan buscando solucion,como concatenar todo lo creado para que respondan a los intereses del pais que queremos,y que la globalizacion de todo no dañe el patriotismo y la dignidad conque hemos vivido,coincido enque la Economia de este pais no se le puede dejar solamente a los economistas,aprendimos siempre a crecernos ante las dificultades y lo lograremos que cada cual haga el poco que le corresponde,no paños tibios con los que tienen que orientar las politicas de este pais y ejecutarlas correctamente vencieron ,vencimos y venceremos.

  • FEGUITO dijo:

    Durante la etapa más aguda del llamado Periodo Especial la esposa de un amigo me expresó que no entendía por qué le llamaban así pues para ella lo especial era algo bueno. Pensé entonces que el nombre dado a aquella etapa que estábamos pasando los cubanos era un eufemismo que enmascaraba la tragedia, sin embargo a la luz de estos momentos reanalizando el término me he dado cuenta que realmente fue un Periodo Especial pues los cubanos aprendimos a buscar soluciones donde parecía imposible y el Estado a poner en marcha múltiples variantes organizativas en todos los ámbitos y que hicieron posible que sobreviviéramos. Los ejemplos conformarían una lista de varias cuartillas pero por citar algunos anoto los siguientes.
    1- Ante la situación precaria de combustible y por tanto del transporte se emitieron directivas que prohibían a los autos de los funcionarios viajar con capacidades vacías y por tanto estaban obligados a detenerse en los Puntos de Recogidas para “llenar todas las capacidades disponibles”
    2- Los ómnibus de flete, luego de realizar sus viajes estaban obligados a entrar a las Terminales y recoger a los viajeros que fueran en la ruta que tenían asignadas estos ómnibus
    3- Se extremó el control del uso de todos los medios de transporte de tal forma que los funcionarios y dirigentes coordinaban sus viajes para utilizar un solo transporte en común.
    4- Se hizo un estudio y se puso en marcha la vinculación directa de los productores del agro con los puntos de ventas evitando así la especulación de los intermediarios como la pérdida de los productos en los centros de acopio donde es evidente, y no es secreto para nadie, que aún se pierde o pierde su calidad una buena parte de lo acopiado.
    5- Las “famosas Casas de Visita” se abrieron a los trabajadores y familiares que se “ganaban” por su esfuerzo unas cómodas vacaciones con precios justos y asequibles.
    6- Se detuvo el galopante precio de los artículos de primera necesidad en las Tiendas recaudadoras de divisas.
    7- Se enfrentó con el mayor seguimiento la especulación hasta el punto de lograr bajar, si no todos, una buena parte de los precios de los productos.
    8- Se logró que la ciudadanía tuviera una real percepción del ahorro y un sentido individual y colectivo como una de las posibilidades de no sucumbir en tal situación de crisis económica. La población le dio por primera vez el justo valor al salario que se devengaba por su esfuerzo y por tanto su exigencia individual le llevó a eliminar el despilfarro y ganar en un sentido de cuidar el bolsillo.
    9- Las direcciones del Partido y de los gobiernos locales establecieron un verdadero y estrecho contacto con el pueblo y en las Asambleas de producción se analizaba punto por punto todos los aspectos de la economía en “la base y de la base”.
    10- En la Radio y la TV comparecían nuestros dirigentes para públicamente plantear las situaciones que nos afectaban y las soluciones que emprenderían y que de hecho emprendieron.
    11- Se logró minimizar al máximo el corrosivo burocratismo y por tanto la indignación de la población por trámites absurdos, uno de los síndromes del inmovilismo.
    12- Se abandonó el discurso triunfalista en la prensa y se pasó a un discurso crítico y sin tapujos.
    13- Con lo poco que se contaba se llevó a vías de hechos un programa nacional de mejoramiento energético con el mejoramiento de las redes eléctricas que no tenían incluso ni mantenimiento desde décadas.
    14- Se emprendió una lucha por el aprovechamiento y rehabilitación de las tierras ociosas y se logró en gran medida con la entrega de las mismas a los campesinos que aumentara la producción.
    En fin, llegué a ver entonces que el término Periodo Especial no era un Eufemismo; era realmente especial porque nos llevó a solucionar grandes problemas que parecían no tener solución . Pero bien, hagan un análisis de la actualidad y verán que todo lo provechoso de aquel momento ha retrocedido y peor aún, traspasó hacia atrás el punto de partida; la indiferencia de nuestros dirigentes, su fantasmal existencia al extremo que la mayoría de la población no saben quienes son sobre todo los del gobierno local, la pérdida de la percepción del pueblo del momento histórico que estamos viviendo, el inmovilismo sobre todo en el sistema administrativo, la instauración festinada de medidas sin tomar en cuenta la capacidad adquisitiva del cubano, la tolerancia con lo mal hecho, la brecha entre pueblo y dirigentes, la desaparición del verdadero sistema de estímulos a los trabajadores a través de la emulación socialista, el triunfalismo de nuevo de la prensa etc, el resurgimiento de las grandes diferencias sociales y tantas y tantas cosas más negativas que increíblemente hacen que algunos veamos aquel momento de terrible crisis económica con nostalgia. ¡Increíble pero cierto!

  • lolo dijo:

    Interezante y educativo
    Felicito al profesor y a la vez me asombro de este articulo valiente, no como los otros que he leídos llenos de loas a las gestión del gobierno y achacándoles el 90% de los males al enemigo, aquí miró las realidad con valor y escribió. l

  • Santiago dijo:

    Excelente. Espero que el Granma se digne publicarlo para que todo el pueblo lo pueda leer y no solo los que tienen acceso aqui,.

  • medardo m rivero p dijo:

    La realidad como dice Sande está ahí, observando nuestra posición y enmendando entuertos, aunque los que tengan que hacerlo, se hagan los desentendido.
    El escrito es una verdadera joya de sabiduría; lo más importante de la economía, lo maneja con audacia la población, que denuncia lo que sabe esta subido artificialmente de precio, que sabe cuando le roban en la pesa y en el vuelto y que sabe también quienes son los que en una bodega o lugar donde se expenda cualquier mercancía, inventan “impuestos” por sobre los existentes.
    Muy buena la reflexión del aspecto 18.

  • Fernando dijo:

    Hola,
    Totalmente de acuerdo con el artículo, para mi gusto se ha hablado poco del efecto de la burocracia, que ya está presente en todos los aspectos del país y que se ha convertido en un verdadero freno para las fuerzas productivas de nuetro país. Se pierde MUCHO tiempo en cosas no esenciales, en informes, reuniones, comisiones, etc. que desvían el tiempo del trabajador hacia actividades que no se corresponden con el objetivo social de las instituciones. Desgraciadamente son los burócratas quienes luego evalúan y dan "el visto bueno" a la labor del resto de la gente. Si no haces lo que te "orientan" estás en problemas. Soy profesor de una universidad y cada día son más los que reclaman que es demasiado el número de informes, tablas, datos, controles y chequeos que no contribuyen en nada a la educación superior, ni a la formación de valores, ni a la calidad de la enseñanza, pero son las tareas "que te bajan" y luego son por las que te evalúan. Sueño con el día en que la burocracia sirva para servir al trabajador y no lo contrario, lo que ocurre ahora es que el trabajador "trabaja" en función de la burocracia y son horas y más horas que se pierden en el vacío.

  • Jorge Luis Rojas Pérez dijo:

    Se habla de bloqueo, es verdad, nos hace daño; pero debemos revizarnos por dentro, yo nunca entenderé los precios de los produstos que se comercializan por el estado ¿por qué se le aplica un porciento tan elevado?

  • joseantonio dijo:

    Profesor, me quito el sonmbrero ante Ud. Su artículo ha sido publicado. Yo he comentado varias veces sobre estos temas, pero en forma más cruda y directa, por lo que no logré convencer a los hacedores de la política editorial. Como bien Ud dice, la paciencia popular tiene límites y por lo que veo y escucho estamos a milímetros del borde. Ojalá no sea rebasado. Somos un pueblo instruido, pensante y agradecido, pero los milagros no existen y en política, si no hay cambios económicos tangibles y beneficiosos, no se puede esperar agradecimientos, más bien castigos. Remenber URSS, Europa del Este, Argentina, Venezuela.

  • Enrique C. dijo:

    Aunque repetitivo en los comentarios precedentes, en general coincido con el artìculo en donde el autor el comp. Luis Toledo no intenta "exhaustividad". No obstante todo lo planteado tiene entre otros denominadores comunes lo que años atrás -y bajo una gran dosis del deseo revolucionario de erradicar en breve los males màs acuciantes de la sociedad de antes del 59 del pasado siglo: la miseria generalizada en campos y ciudades, la falta de oportunidades para las grandes masas de poblaciòn, el analfabetismo, y muchos otros-se realizaron acciones tales como la vulneraciòn del principio socialista de distribución de las riquezas: "de cada cual según su capacidad, a cada cual según su trabajo", generalizándose una distribuciòn de la misma "igualitarista", engendrándose el flagelo que llamaría "paternalismo-igualitarista". Este flagelo permeó lo económico, lo social y dentro de ello al sistema educacional en general, fomentando una cultura de las nuevas generaciones distorsionada acorde con la problemática planteada. Otro problema estuvo dado por hacer más hincapié en la responsabilidad del Estado para con el pueblo pero se descuidó enfatizar en la misma medida, la responsabilidad de la población para con el Estado, de ahí que desafortunadamente muchos trabajadores defienden a capa y espada sus derechos individuales por encima de sus deberes individuales para con su trabajo - padre de la improductividad, negligencia, falta de calidad y precariedad de los servicios-
    A finales de los 60 del siglo pasado en interés de recuperar para el pueblo todo lo escamoteado a éste, no pusimos la debida atención en la aplicación de otro principio referente a que el Estado debía poseer en representación del pueblo "los medios fundamentales de producción" e incluimos en esos fundamentales, hasta una "guarapera", culminado un proceso de "estatización excesiva" a mi juicio, de nuestra sociedad, acompañado todo ello de una centralización exagerada de las decisiones en los mandos superiores y dejando poco margen para que los mandos intermedios e inferiores pudieran tomar decisiones, claro está en correspondencia de su nivel y de la trascendencia de estas decisiones. Resultado de esto último, institntivamente o intencionalmente para diluir las responsabilidad única se oye frecuentemente la frase: "esta es la indicación del Ministerio, del organismo superior, del gobierno central, bla bla bla" o "ud tiene razón pero....."
    Reitero que en el artículo se tratan temas medulares, las causas que he enumerado brevemente por supueto que no son todas. Conjuntamente con el debate de esos temas, continuemos actuando con decisión revolucionaria y socialista sobre sus causas.
    Reitero también que sin revolución socialista, no habrá desarrollo futuro con equidad e igualdad de oportunidades social y económico para las grandes masas de nuestra población, todos debemos estar claros de ello.

  • CARLOS BÁEZ PUIG dijo:

    COMPARTO TOTALMENTE EL ARTÍCULO DE LUIS TOLEDO SOLAMENTE LE FALTÓ PONER QUE PARA RESOLVER LOS PROBLEMAS QUE TENEMOS EN MATERIA DE PRECIOS NO HAY QUE ESPERAR A OTRAS SESIÓN DE LA ASAMBLEA Y QUE UN DIPUTADO CAMPESINO LO PLANTEE
    ESO NO LO ENTIENDE NADIE
    POR QUÉ AHORA ESTÁN BAJANDO ALGUNOS PRECIOS?.... LO QUE DEBIÓ SUCEDER HACE MUCHO RATO

  • Carmen de la Caridad dijo:

    Me encantó su artículo y estoy completamente de acuerdo en todo lo que expresa.Como siempre excelente su análisis,una vez más felicidades

  • XLRG dijo:

    ¿Por qué estos artículos de los "pesos pesados" en dominio de los temas económicos se publican en Cubadebate solamente? Sólo una pequeña cantidad de la población cubana tiene verdadero acceso a las redes. ¿Por qué no hacen una Mesa Redonda con artículos como éste? Mi opinión es que permiten estas publicaciones para dar una imagen de que estos temas se tratan con profundidad, como diría el refrán "juega con la cadena pero deja al mono tranquilo"

Se han publicado 70 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Luis Toledo Sande

Luis Toledo Sande

Escritor, poeta y ensayista cubano. Doctor en Ciencias Filológicas y autor, entre otros, de "Cesto de llamas", Premio Nacional de la Crítica. Mantiene el blog http://luistoledosande.wordpress.com/

Vea también