Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

Días raros

| 51
Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate

Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate

Vivimos no solo tiempos interesantes, como reza la profecía china, sino días raros, por decirlo de alguna manera. Si bien es cierto que Gerardo, Antonio y Ramón tienen que acostumbrarse al regreso, nosotros también. Es raro verlos en carne y hueso, risueños, y hasta intentando cantar. Es raro ver a Adriana con un embarazo a término; rara la anunciación de que tendremos relaciones diplomáticas con Estados Unidos, y rarísimo dejar de repetir Volverán.

Circulan por las redes sociales infinidad de mensajes, protestas, felicitaciones, y augurios. Cuba está en boca de medio mundo, y nosotros, en medio del mundo, boquiabiertos. A nuestra tradicional fama de chistosos, debe agregarse nuestra lenta asimilación de cambios, de novedades. Tardamos en creer que ciertas cosas puedan ser ciertas, o al menos, definitivas. No estamos acostumbrados a encuestas de opinión, y por eso perdemos la oportunidad de entrevistar en la calle a gente monda y lironda, a eso llamado “el ciudadano de a pie”. No obstante, resulta inevitable escuchar las más variopintas expresiones cuando salimos al mercado: “Y algo se esconde bajo la manga”; “¿Y si luego los republicanos tumban lo que ha hecho el demócrata?”; “¿Y habrá que seguir llenando planillas carísimas para pedir visas?”; “¿Y cuándo tendremos una sola moneda?” Nos encanta el ¿Y?

Quizás la razón sea que no tenemos respuestas ahora mismo: las sorpresas nos dejan a medio camino entre la alegría y el pasmo. Que de repente vuelvan quienes debían volver, y se restablezcan vínculos oficiales con un país al que siempre hemos amado mucho y de cierta forma odiado a la vez, es algo muy raro. Nuestros humoristas, cubanos al fin, guardan silencio. No es tiempo de chistes inmediatos. Ya aparecerá la parodia que corresponda a esta rareza de hoy, pero se necesita tiempo. Hay que digerir bien las noticias, sus consecuencias, predecir lo que viene, y solo entonces, encontrarle el costado cómico.

De repente, ya no necesitamos algunas consignas que pululaban por todo el país, y habrá que estimular la inventiva para sustituir vallas, lemas, letreros. Se agradece (Mucho) esta necesidad de cambio, porque inevitablemente da paso a la juventud. Los nuevos diseñadores tienen el desafío de acometer la redimensión de la cartelística urbana; los recién egresados del ISRI deben elaborar la nueva estrategia a seguir en términos de vínculos diplomáticos, los universitarios de ramas de la economía afrontarán nuevas actas mercantiles, y la sangre fresca de la facultad de Derecho, mostrar habilidades en fórmulas legales.

Para quienes llevan toda la vida anclados en otro esquema, la interrogante básica es ¿Y cómo haremos a partir de ahora? Los jóvenes nos contemplan con esa mezcla de conmiseración y vergüenza con que suelen tolerar nuestros discursos, de repente con tufo a anacronismo. Ya se sabe que lo más difícil de un proceso social es el cambio de mentalidad. Se requiere frescura, osadía y una nueva estructura, que sin descuidar los cimientos de esa casa metafórica que habitamos todos, garantice continuidad y renovación al mismo tiempo. En otras palabras: necesitamos Juventud. Sin miedo, con ímpetus, con lealtades y esperanzas, la hora de dejarles el camino a los jóvenes llegó. No se valen pretextos (por ejemplo, atribuirles inexperiencia): nosotros éramos inexpertos y aquí estamos. Si hemos sabido tolerar errores y seguir confiando; si hemos sido testigos de grandes momentos dolorosos y nos hemos levantado; si supimos valorar con intensidad el placer del sacrificio, debemos mostrar a nuestros hijos que si un mundo mejor es posible, son ellos los encargados de construirlo. Bienvenidos los cambios, y bienvenida sea la nueva Cuba.

(Tomado del blog Segunda Cita)

Se han publicado 51 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Buenaventura Durruti dijo:

    Tan lúcida como el padre y la madre, muchas gracias Laidi, si bien la Patria nos contempla orgullosa, ya es hora que nosotros los jóvenes todos cubanos, contemplemos orgullosos a la Patria, con las mismas manos de construir muchas escuelas.

    • Laidi Fernández de Juan dijo:

      GRACIAS, BUENAVENTURA, GRACIAS POR ENTENDER LA ESENCIA DE MI ARTÍCULO.
      FELIZ AÑO NUEVO, NUEVO DE VERDAD!!
      laidi

  • Brenda dijo:

    Muy bueno Laidi. Gracias por las palabras de aliento a los jóvenes.

    • Laidi Fernández de Juan dijo:

      Gracias, Brenda, pero sobre todo !Adelante! Me complace mucho que sean ustedes, los jóvenes, quienes se sientan identificados con mi artículo. No es posible la continuidad histórica de la revolución cubana si no son ustedes quienes sienten pertenenecia, ímpetus y anhelos. A quienes siguen anclados en el pasado, de un lado y del otro, solo les digo Basta ya de viejos esquemas. Demos paso a la juventud ¿o no fue para este momento para el que los formamos? Feliz año! laidi

  • max dijo:

    En mi país,chile, para entender la necesaria convergencia entre lo viejo y lo nuevo se recurre a un eufemismo del campo__ la yunta de bueyes_ si un campesino al trabajar su tierra solo usa bueyes viejos, no avanza, son muy lentos y frente a cualquier obstáculo se detienen, a contrario sensual, si solo usa bueyes jóvenes estos se desbocan corren sin horizonte y el trabajo no se realiza o el poco avance se destruye , por ello la yunta de bueyes siempre tiene que ir compuesta por un buy viejo y un buy joven. Cuando tengan laposibilidad de visitar mi PPaí. Hablen con cualquier campesino y les confirmara lo expuesto, un fuerte abrazo y mucho eéxito en estos importantes momentos

  • Amircar dijo:

    Me ha encantado este escrito, simplemente ha fotografiado la actual y alegre realidad de muchos, pero no, no me voy a dejar provocar con argumentos de nada jajajajajja estoy feliz disfrutando esta calma, esta tranquilidad que vivimos, con tantos motivos porque celebrar, CUBA ESTA DE FIESTA, CUBA ESTA FELIZ, CUBA HA GANADO UNA GRAN BATALLA, CUBA SIGUE LIBRE, CUBA ES CUBA SIN MÁS.

  • Laidi Fernández de Juan dijo:

    Hola, soy Laidi,la autora del artículo «Días raros», y quiero comenzar mi comentario deseándoles muchas felicidades a todos los compatriotas, estén donde estén. Hoy termina 2014, un año que pasará a la Historia como uno de los más complejos y asombrosos de cuantos hemos vivido loc cubanos y las cubanas. Agradezco sinceramente las notas que aprueban mi texto, en particular a mi querido ex alumno Luben Gutierrez, que cumple Misión en Brasil, !Saludos, Luben, y Gracias por recordar nuestros tiempos de estudios compartidos! (Los profesores aprendemos a la par de ustedes, los alumnos, y juntos vamos creciendo). A Lorenzo Gómez, !Gracias por su valor y franqueza! No pretendo detenerme en cada uno de los comentarios, pero no puedo sustraerme a la necesaria aclaración que debo a Ariel (quien me considera pesimista sin conocerme, calificándome por un solo texto), y sobre todo a quien firma «Victor», quien tiene la osadía y el irrespeto de conminarme a «separarme si no tengo condiciones de seguir luchando». Vamos a ver: estoy dispuesta al debate, pero siempre desde una postura de respeto. Ni el tal Victor ni nadie tiene el derecho de indicarme si debo «separarme» o inferir que no tengo «condiciones de seguir luchando». ¿Vamos a hablar de continuidad ideológica, de coherencia y de ser consecuentes con nuestra tradicional e histórica lucha por la independencia? Pues adelante, mostremos nuestras «hojas de ruta», demostremos en la práctica cuánto hemos sido capaces de dar. No podemos construir una sociedad abierta, libre y participativa censurando los criterios entre revolucionarios. Quien firma, por ejemplo, como La Sibila, infiere que mi propuesta de cambio de vallas implica abandonar el camino del socialismo. Nada de eso, estimada Sibila. Por favor, expresen sus ideas sin lastimar a las otras. Yo tengo el derecho de opinar desde mi postura de fidelidad. Ya lo dije: son días raros, porque esa rareza también incluye ser malinterpretada. !Qué falta de sensatez invitarme a «separarme», sin conocerme! Pues no. Yo me mantengo donde siempre he estado, yo me muero como viví. Que quede claro. Y expresaré lo que entienda en el momento que considere, y a través del medio que me acepte. Si queremos polemizar, hagámoslo, pero sin indicaciones ofensivas. Yo no le digo a nadie qué debe hacer. Y no admito que nadie me sugiera abandonar un camino que aprendí a labrar de la mano de mis padres, que construyo yo misma, y por donde conduzco a mis hijos. Una vez más, feliz Año Nuevo, laidi Fdez de juan

    • LA SIBILA dijo:

      Antes de adentrarme en esta respuesta primero voy a felicitarla por su participación tan activa en el foro, pues es poco común que un autor o autora comparta o diverja con los foristas y eso sería algo ideal, partiendo claro esta desde una posición de respeto y dignidad.
      Si usted respetuosamente se diera a la tarea de buscar a través de los años que llevo participando de este sitio de CUBADEBATE verá que en no pocas ocasiones mis participaciones han tenido que ver con la exigencia de un mínimo de respeto a la hora de expresarnos y de no ofender a nadie, respetar la diversidad en todos los campos, incluyendo las ideas han sido una de mis divisas fundamentales.
      Ahora si… la felicito a usted y su familia por este año 2015 que comienza, en especial a su papá que ha sido mi paciente y en el que descubrí a una persona encantadora de pocas palabras pero certeras, a usted la traté solo una vez y no voy a decir más pues esto pierde el encanto del anonimato.
      En esta su participación aclaratoria, mescla un poco las cosas, y nos mete a todos en el mismo saco, yo repruebo también la actitud de “Víctor” en cuanto a sugerir posturas o acciones por parte de su persona, eso es insostenible e irrespetuoso por parte de él, lo del seudónimo ni me va ni me viene es una opción que él sitio da.
      En mi caso particular el uso por su parte del termino INFERIR no me parece correcto ,yo hablo del artículo ,no de la articulista ,yo expreso mis opiniones sobre los criterios que vierte el artículo, a lo mejor diverjamos en el ángulo o el prisma con que miramos las cosas, pero no dudo ni tengo criterios suficientes para cuestionarme de sus posturas ante la vida y sus decisiones ; no soy psicoanalista de ESCRITORAS BUENAS, yo pongo mis puntos de vistas frente al suyo pero entre ambos existe una línea de respeto inviolable por lo menos por mi parte, no la conozco profundamente para eso, pero sobre todo respeto mucho a los seres humanos ,y siempre que una idea se defienda desde el punto de vista racional y decentemente todo tiene cabida.
      Los cubanos, con una necesidad urgente tenemos que aprender a tolerar a todos con sus criterios y puntos de vistas divergentes, usted tiene todo el derecho del mundo de estar de acuerdo con quienes la apoyan, puede sentir hasta simpatía, pero no puede ignorar a los que divergen pues de estas divergencias en ocasiones salen reflexiones, no somos maquinas perfectas, hoy podemos decir algo que mañana después de pensar e interiorizar vemos realmente que no es así.
      UNA ANÉCDOTA RARA DE UN DÍA.
      El día que se iba a dar la alocución esperada a las 12 meridiano, iba yo acompañando a una amiga en un “almendrón” rumbo a las tiendas del hotel “Comodoro” estábamos de vacaciones y después de dejarlo todo preparado en casa para nuestras respectivas familias queríamos “darnos un día libre de tiendas” (aunque sea mirar).
      En el taxi escuchamos de todo, cada especulación que ni el mejor escritor de novelas policiacas lo hubiera inventado, una señora desde su celular a viva voz informaba a su madre lo que iban a decir, todos en el auto nos mirábamos impresionados.
      Faltaban solo 15 minutos para la comparecencia del presidente y ya estábamos degustando una buena merienda en la cafetería del lugar , a poco comenzó la intervención ,a mi amiga y a mí se nos fue haciendo un nudo en la garganta ,yo comparto en lo personal una frase que acuñó nuestra desaparecida Consuelo Vidal cuando parafraseando la canción dijo que… “llorar es un placer”…refiriéndose en este caso a las telenovelas y las “catarsis lacrimógenas” que se hacen en estas(Consuelito siempre con su humor cautico), ambas estábamos con los ojos aguados y sin poder tragar bocado, las personas a nuestro alrededor inmutables, nuestra emoción iba en aumento, al acabar la noticia sin ponernos de acuerdo ni pensarlo ,aplaudimos las dos desde lo más profundo del alma, e imagínese que nadie más hizo nada y le juro que aquello nos salió del alma, nos miramos, tratamos a duras penas de terminar de comer lo que nos quedaba y salimos ,caminando un buen trecho sin pronunciar palabra alguna, era muy RARO lo que nos había pasado ese DÍA.
      Saludos a usted.

      • Laidi Fernández de Juan dijo:

        Hola, Sibila. Gracias por corresponder a mi intercambio. Muy bonito su pseudónimo, «mujer dotada de espíritu profético», ¿no? Pues de ahi surge mi preocupación por la interpretación suya a mi artículo, y cito: «No podemos llenar vallas ahora de hamburguesas, o Coca Colas o Colgate», porque jamás aprobaría semejante disparate. Por eso, mi respuesta. Que yo sugiera cambio de mensajes no significa caer en el extremo del abaratamiento. La cartelística revolucionaria debe cumplir con la etimologúa del vocablo; revolucionar. En fin, que le agradezco su respuesta, le deseo muchos éxitos, y aunque no sepa quién es ni cuándo ni por qué ha atendico a usted a un miembro de mi familia, si es usted trabajadora de la salud, entonces somos colegas. de cualquier forma, felicidades! Laidi

  • P350 dijo:

    Una vez màs felicidades Laidi, por el año nuevo, y por su posiciòn firme de verbo y principios, alla aquellos,que se toman el derecho de creerse dueños absolutos de la verdad,y desde esa posiciòn creen poder invalidar el criterio de otros, cuando solo de la màs amplia diversidad de criterios, se crean las obras màs puras y duraderas,pero irremediablemente hay que ser dialecticos, nuestros jovenes, no emigran, solo por estar carentes de ideoolgìa,sino, porque a veces, la misma sociedad,los juzga y les bloquea caminos,nuestra sociedad, potencia los cuadros de direcciòn femeninos y mestizos o negros, cosa en la que no estoy en desacuerdo, siempre que los avale el talento, desde mi punto de vista, tambièn deberìa existir un equilibrio, generacional a los diferentes niveles de direcciòn, avalados tambièn por el talento,el liderazgo historico,nadie pretende usurparlo, pero estoy en absoluto de acuerdo con usted,que si nuestros jovenes, combatieron en Cuito, y hoy desandan medio mundo con sus batas blancas, es porque estan listos para llevar las riendas de la naciòn, no confiar en el relevo generacional, es como no confiar en la obra que hemos creado.

    • Laidi Fernández de Juan dijo:

      Estimado P350:
      100 % de acuerdo con usted!!
      Feliz año, Gracias por su apoyo, y seguimos en la batalla,
      laidi

Se han publicado 51 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Laidi Fernández de Juan

Laidi Fernández de Juan

Escritora cubana.

Vea también