Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

No quiero tu piropo...

En este artículo: Abuso sexual, Mujer, Sexualidad
| 239

“La violación es el abuso sexual de uno o más hombres sobre una mujer (…). El violador actúa sobre la mujer víctima elegida para ejercer sobre ella, por medio de la fuerza física o de la coerción, el poder sexista que el resto de los hombres tiene extendido, además de al cuerpo físico de la mujer, a todas las áreas de la actividad humana femenina”. Sau

Hoy, pensando en las musarañas mientras me dirigía hacia el trabajo, recordé algo que me sucedió hace alrededor de dos años. Felizmente una experiencia como esa no me ha vuelto a ocurrir y espero que nunca más lo cual, si me pongo a pensarlo, bien es casi una esperanza utópica.

Cursaba yo la universidad y luego de concluir un turno de clases rezagado, me disponía a regresar a mi casa. Eran casi las cinco de la tarde y, por consiguiente, sabía que la parada de G y 27 debía estar atestada. La otra opción era ir caminando pero preferí maltratarme, en primer lugar esperando una guagua y, en segundo lugar abordándola.

Recuerdo hasta la ropa que llevaba puesta: un pantalón de mezclilla azul oscuro, una blusa de tirantes roja y una ballerinas. Recuerdo, incluso, el libro que me acompañaba por aquel entonces: La ciudad y los perros, de Vargas Llosa. Me senté a leer en un muro en compañía de quienes esperaban “pacientemente” avistar la 174, el P-2 o el P-16 (además de la 20 y la 27).

Particularmente me encanta leer en la calle, así siento que el tiempo pasa más rápido, que puedo aprovecharlo mejor. Gracias a años de práctica puedo desconectar del ruido callejero y de las conversaciones ajenas para concentrarme totalmente en lo que leo. Fue por esa razón que aquel día no noté cuando un tipo vestido de negro se sentó a mi lado.

En realidad no lo advertí al principio, mientras estaba tranquilo. Después de 5 minutos de haber llegado, por alguna razón que solo atribuyo a una libido enfermiza, me roza fingiendo descuido. En esto, por supuesto, si reparo y me desagrada sobremanera. No porque el roce haya sido irrespetuoso o porque me haya parecido intencional, sino porque desgraciadamente he aprendido a desconfiar de cada hombre. Desde el que se sienta a tu lado en el cine hasta del que pide permiso para pasar en un pasillo de guagua.

Pero de cualquier manera, me digo, no es para tanto. Aquel hombre me pide disculpas y yo apago el interruptor de alerta que ya se había disparado en mi cabeza. Sigo metida en mis asuntos aunque pensando en lo paranoica que fui. Lamentablemente esa intuición que a veces acierta tuvo toda la razón aquella tarde.

Lo que más me sorprendió fue el descaro. A plena luz del día (porque fue en horario de verano) y en medio de una parada atiborrada de personas el tipo me enseñaba todo su miembro, erecto además.

En cuestión de segundos procesé toda la información: estaba siendo agredida sexualmente (para no decir lo que en realidad estaba pasando). Sin pensarlo dos veces me levanté y me alejé todo lo que pude. Mi corazón latía horriblemente pero traté de calmarme. Me di la vuelta esperando que el hombre se hubiera largado, sin embargo me había seguido entre la gente. En esas condiciones ya estaba preparada para gritar o lo que fuera, pero llegó una 174. Me monté apresuradamente temiendo que también él lo hiciera. Se conformó con mirarme de forma obscena y articular groserías que por suerte no alcancé escuchar.

No es fácil explicar lo que una siente cuando le sucede algo parecido. En mi caso particular fue miedo, asco y mucha vergüenza. Poco después me pregunté ¿por qué me avergüenzo, cuál es mi falta? Fue en ese momento que una rabia descomunal, de la que todavía hoy no logro deshacerme, se apoderó de mí. Entendí que había sido víctima de una violación. Tal vez no de una forma totalmente física, pero era una violación al fin y al cabo.

Después de eso me quedaron muchas dudas y ansiedades. Me informé, vi documentales sobre el tema, leí mucho. Finalmente aprendí que experiencias como la mía son en realidad la punta de un iceberg enorme que engloba diversas maneras en las que ideal machista continua reproduciéndose.

Lo más terrible es que, en ocasiones, ni siquiera somos conscientes de que lo que sufrimos es una AGRESIÓN, con todas las letras. Para algunas se trata de un hecho desafortunado que algún “enfermo” protagonizó. Casi nunca se piensa como un acto violento perpetrado por hombres totalmente normales, cuyo único pecado es pensar en las mujeres como objetos de satisfacción de deseos.

Si además incluimos en la lista de agresiones una práctica tan común en la sociedad cubana actual como el piropo, podrán decir que es un pensamiento exagerado. Son realmente pocas las personas que admiten que esta violencia erótica, como la cataloga Marcela Lagarde, abarca cualquier aproximación erótica de un hombre hacia una mujer, sin previo consentimiento. Esta implica un acto de violencia, en tanto legitima la apropiación masculina sobre cuerpos y espacios femeninos.

Para el feminismo, y estoy totalmente de acuerdo, la violación no se limita a la relación sexual. Por el contrario, se considera violación todo acto de irrupción sobre las mujeres. Las aproximaciones eróticas a nosotras, entre las que se encuentran las miradas que desnudan, los piropos (desde los más decentes, hasta los más groseros) y los manoseos, son prácticas agresivas que, lamentablemente, en la cultura erótica dominante están naturalizadas. Algunas congéneres, todavía hoy, se sienten complacidas cuando logran la reacción erótica del otro, se sienten reconocidas por despertar el deseo de quien supuestamente está en su derecho viril de aproximarse.

Desgraciadamente, a pesar de esta diatriba y de pensar como pienso, debo convivir con hombres que consideran que celebran mi belleza abordándome en plena calle. Estos son los más respetuosos. Otros simplemente deciden regalarme erecciones, no sé si con afán de agredirme o de tentarme.
A todos les devuelvo sus atenciones, no requeridas, y les digo sencillamente: NO QUIERO TU PIROPO, QUIERO TU RESPETO.

Se han publicado 239 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jare dijo:

    Felicidades periodista, ha logrado un sinfín de comentarios y aunque en su mayoría están en contra de la idea que quiere defender en su artículo, hay que reconocer que es un tema polémico que ha desatado casi 200 comentarios. Creo que por esa lado está cumpliendo bien con su función social. Como periodista no tiene porque tener la razón en todo lo que que afirma en sus artículos, pero la felicito por la connotación de su artículo, por la repercusión positiva que tiene este debate en nuestra sociedad.

  • Natalia dijo:

    A mi me encanta que los hombres me digan piropos en la calle, claro está si son respetuosos.

    • Rcarlos dijo:

      Correcto Natalia, felicidades !!!!!!comienzan a aparecer mujeres sensatas en este debate y no trogloditas con potestad para escribir en los medios las cuales alegan que un piropo hermoso y dicho con mucho respeto es una violacion a la integridad femenina

  • Alfred dijo:

    Karen, llámeme Violador si cree que es lo que soy y eso la hace sentir bien, pero debo decirle que es usted muy hermosa. Lamento mucho lo que le sucedió con ese aberrado, si llego a estar cerca puede estar segura que después de darle su merecido si no consigue salir corriendo, llorando como el infeliz que es, lo hago pedirle perdón de rodillas.

  • Meri dijo:

    Me encantó tu artículo. Me siento muy identificada, ya que una vez yo estaba en la sala de espera de una institución, y un tipo me dijo que si yo tenía frío, que él me podía dar calorcito, y se me acercó casi rozándome. No pasó a más, pero fue muy feo.

  • Mamita dijo:

    De acuerdo con Simone y con Hombre: Los piropos de los amigos, compañeros de trabajo, gente a la que se conoce, no son rechazados, sino siempre agradecidos. Parece que los foristas masculinos no entienden que cualquier aproximacion sexual de cualquiert indole que es no deseada es una agresión: ¿Que derecho tiene un desconocido para abordarme en la calle y decirme un piropo que no le he pedido? eso es invación del espacio individual que aunque en Cuba no se aplique asi, es sagrado, por muy latinos, calientes, bla bla que seamos, les guste o no, lo entiendan o no. Para aquel forista que dice que "al final del dia vera lo que siente si nadie le dijo nada" POR FAVOR!!, Tendría que tener muy baja autoestima la periodista o mujer en cuestion y estar demasiado pendiente de su fisico y de la opinion ajena para deprimirse por eso, ajjaaj, por dios! La gente bella por dentro y por fuera y ademas OCUPADA, no repara en esas cosas, imagina caminando por la acera y como no tengo mas en mi cabeza, calculando cuatos hombres se meten conmigo (o ella) jajajajja, si el que me ama y con el cual comparto mi vida, me hace sentir la mas bella entre las bellas, perdonen, pero dan pena.

    En cuanto a lo que siente la periodista no lo van a entender, tendrian que ser mujeres y haber pasado por algun envento analogo. Sino, imposible. Pero esas experiencias, todas, dejan, rabia, asco, culpa, miedo, desconfianza por todo aquel desconocido que se acerca demasiado, claro segun el suceso la impresion dura o no, deja huellas mas profundas o menos. Pero no hablen por favor de lo que no conocen ni malinterprenten, solo, como dice el articulo, RESPETEN!, incluso por ahi hubo un forista que puso "y si no te la dan te enfadas" ¿como pudo escribir semejante falta de respeto y de sensibilidad ante el malestar ajeno? ven? ¿y a él como lo calificamos?

    • Rcarlos dijo:

      Tienes razon, ese es un idiota, sus paabras lo demuestran, pero si lees con cuidado bien te daras cuenta de que la polémica a venido por la trillada frase "todos son iguales". Mira yo no lanzo piropos, ni nunca se me ha ocurrido hacer semejante barbaridad a un ser humano, sin embargo si ahora voy y tengo la decencia y educación de pedirle permiso a la misma periodista para pasar por su lado sin atropellarla en el bregar de un buen autobus de esta capital a las cinco y media de la tarde, ¿cómo es posible que eso le moleste?, ¿acaso eso no es una barbaridad?, ¿qué debo hacer?, ¿empujarle?, por Dios, a cuanta gente asaltan en las calles y no salen diciendo que todos somos delicuentes, a mi me sucedió y no creo que todos los que vayan detras de mi vayan a tratar de agredirme, es una posición radical la que manifiesta en su artículo, muy feo lo que le sucedió, horrible , pero puede ir a un psicólogo que voy a estar seguro que no le va a decir nunca , por lo menos seriamente:" todos son iguales"

  • Inmunidad dijo:

    Karen verdad que estas traumatizada con la violación que te ocurrió, porque no gritastes, porque no te defendiste de tu agresor seguro que muchos te defenderían en aquella parada, nada que seguro sueñas diariamente con ese acto de violación o abuso lascivo hacia tu persona, amor pero el piropo es otra cosa, es que nunca te han regalado una flor y te han dicho
    1 Una flor para otra flor
    2 Mi corazón palpita al verte pasar
    y muchos otros que enaltecen la belleza de la mujer y el amor que se siente hacia las cosas bellas y monumentales que cada vemos en la calle, si la vida no te dio ninguna de las dos y solo la belleza te acompaña no nos mortifiques con campañas apocalípticas.

  • ARTEMISA dijo:

    Las opiniones tan diversas que ha creado el articulo y las mayoría de las respuestas de los hombres , me han llevado a escribir , como mujer y madre .
    Me han chocado mucho la mayoria de las opiniones , se habla todos los días de VIOLENCIA FEMENINA , y algunos aquí han sido bastante violentos en sus comentarios , NO HA HABIDO GOLPES , solo palabras fuertes ,ofensivas e impositivas, (Violencia femenina no es solo golpear a la mujer, también lo es maltratar de palabras o acciones )cuando leí el escrito, vino a mi mente la imagen de las niñas de 11, 12 , 14 19, 20 21 ,años que veo pasar muchas veces vestidas como JOVENES DE ESTE TIEMPO QUE SON , y pensé en las caras de muchos …….HOMBRES , cuando las ven pasar y los comentarios que hacen , ESO ES VIOLENCIA , y me gustaría que los padres , hermanos , primos , tios , novios , esposos , amigos , y compañeros que aquí han escrito piensen en SUS niñas y en las mujeres que los rodean viviendo una situación como esta y saquen sus conclusiones , como pueden pensar que porque una joven se vista acorde a su tiempo , tengo el derecho de ofenderla , y pensar encima de …..QUE ESTAN PROVOCANDO AL MACHO ………
    como mismo no comparte el criterio de que PADRE ES CUALQUIERA , no comparto el que TODOS LOS HOMBRES SON IGUALES , pero leyendo cada palabra escrita aquí por la gran mayoria pienso que las mujeres tenemos el derecho de decidir que nos gusta y que no , el hecho de que no acepte TU piropo no quiere decir que sea menos mujer, femenina .
    UN DERECHO NO ES LO QUE ALGUIEN TE DEBE DAR
    UN DERECHO ES LO QUE NADIE TE PUEDE QUITAR .

  • dianela dijo:

    Realmente me da mucha rabia leer algunos comentarios aqui de los hombres q dicen q si las mujeres no deberian usar esto o lo otro, tampoco andar semidesnuda eso es vergonzoso, nada justifica q tengan q decirte groserias o manosearte o repellarte en una guagua como hacen muchos hombres, una persona debe sentirse segura donde quiera q vaya y con la ropa q traiga.

  • Lucía dijo:

    muy buen artículo.
    no sé por qué pero casi todas las universitariAs de esta época hemos sufrido de malos momentos por culpa de estos enfermos que andan por las calles, en este caso habaneras, impunes.

    • jk dijo:

      ¿Estás segura que está bueno?, a ver, lo que le sucedio a Karen es horrible, tan horrible como si la estuviesen quemando viva, pero como punto de opinion esta muy mal llevado porque hasta para algunas mujeres ha sido extremista y en honor a la verdad lo es. Mira se puede ser feminista, lo aplaudo porque es la respuesta al machismo absoluto de nuestras sociedades pero cabe preguntar si todos los hombres pueden ser catalogados de la misma manera, a ella le molesta todo lo que venga de un hombre, esta psicologicamente mal, a ver no se , no la conozco, pero supongo sea una persona inteligente( puedo pensar que demasiado porque ha levantado polémica), pero por otra parte creo que esta muy mal enfocado y lejos de hacer un análisis racional del asunto se queda estancada en un yoismo absurdo que pudo haber ocultado remitiendose solamente a animales como el que se encontró ese dia en su salida de la UH. De todas maneras me sorprende que haya personas que lo vean muy bien, es sin dudas necesaria la polémica pero el artículo es tan endeble y personal que no merece la pena terminar de leerlo, para nada esta bien juzgar a todos dentro de una misma bolsa, de todas maneras lamento lo que le sucedio a Karen y lo único que puedo aconsejarle es que se atienda con algun profesional de la psicologia para que elimine esos miedos y a ud pues vuelvalo a leer y piense si es justo que pongan a su pareja en el saco de los animales.

  • jeny dijo:

    Mis amigos si nos remitimos al comentario de Cubano, tendremos la respuesta a lo que plantea el artículo, resulta que para este mal llamado cubano, una mujer, niña,jóven, madura o mayor tienen que andar totalmente cubierta para que estos DESCARADOS no violenten sus derechos. Es posible que uss hijas, esposas, madre, hermanas, primas o amigas también hayan sido víctimas de estre acoso brutal y usted aún tiene el valor de justificar tales hechos culpando a las mujeres, le zumba el mango.
    La mujer se viste como le venga en ganas y nadie tiene el derecho de agredirlas, saben por qué pasa esto pues pasa por la indolencia, si por la indolencia si a estos azquerosos cuando son detenidos les CORTARAN su pene y testículos, ya no tendrían ese enorme problema de no poderlos tener dentro del pantalón como tienen que ser.
    No somos animales, ni tampoco por nuestra IDIOSINCRACIA supestamente supersexual se puede permitir que sucedan estas cosas. A grandes males, grandes remedios, al menos cuando le corten lo que no soportan tener guardado, se sentiran mucho más cómodos.
    Ser hombre no es tener un pene y dos testículo, ser hombre es saber comportarse como hombre, jamás olvidar que todos, absolutamnete todos salimos del vientre de una mujer, solo por ese hecho debían protegerlas y nunca agredirlas ni permitir que alguien lo haga.
    Con esas actitudes solo porvocan el AZCO y la repulsión, valiente forma de manifestar hombría, da ganas de vomitar.

  • Bavaro dijo:

    ¿qué es AZCO?

  • Bavaro dijo:

    yo soy de los que suelo decirle a las mujeres frases que considero que las halagan y agradan, muchas veces recibo una sonrisa como respuesta otras me ignoran y nunca me han salido con una respuesta ofensiva por eso, creo que he tenido suerte.

    pero con los tiempos que están corriendo he visto en plena calle mujeres que miran a otras de una forma que en las que yo no las he mirado jamás ¿y eso como queda?

  • lM dijo:

    Felicidades periodista tenias record de 43 , ya andas por 215, lastima que haya sido con el mas extremista de todos

  • zulema dijo:

    PARA ALGUNOS(AS) QUE COMENTARON. Mi comentario no es para Karen sino para algunas personas que han comentado y algunas que quizas lo piensan y no lo escribieron. Me decepciona sobremanera que algunas personas consideren que una situación como la sucedida a Karen es por culpa de las ropas y atuendos que usan (o no usan) las mujeres. Solo quiero hacer la invitación a pensar cuantos(as) de nosotros(as) no tenemos una hermana, hija, tía, sobrina, amiga que usa (con todo su derecho) licras o blusas escotadas ¿Acaso eso da derecho a alguna persona a masturbarse sin ningún tipo de pudor?

  • Lissette dijo:

    Realmente la periodista se tiró loma abajo y sin frenos,este artículo me parece irrespetuoso para los hombres.
    Ningún hombre normal saca su miembro al aire para mostrarlo públicamente,eso es ilógico.La Habana está llena de masturbadores que se esconden tras una columna,escaleras o en los parques.Nuestros omnibus urbanos siempre llevan algún que otro rozador pero a ninguno se les puede calificar como normales.Es cierto que para nosotras las mujeres es incómodo y a otras les provoca miedo pero ese tipo de actos no los realiza un hombre mentalmente sano.Son parafilias,desviaciones sexuales que desgraciadamente tienen algunos.
    El piropo es otra cosa,los puede haber muy groseros y desagradables que si son de la autoría de hombre "normal" pero los hay muy lindos y hasta simpáticos que para nada desagradan al oido femenino.
    No creo que la experiencia sufrida en sus años de estudiante le haya llegado tan profundo como para desconfiar de todos los hombres,si es así y me disculpa,usted necesita de un especialista es psicología.

  • Li@ dijo:

    Desgraciadamente, pagamos todos por los actos de los demás. Desde mi punto de vista, no se puede confiar ni en los hombre ni en las mujeres, claro está, pero ese tipo de comportamiento se destaca en los hombres, y el hecho de que una mujer ande en licras muy apretadas o en sayas extremadamente cortas, no le da derecho a nadie de agredir fisica o verbalmente, aunq reconozco que no es vestimenta para salir a la calle y andar provocando situaciones incómodas, como las obsenidades que suelen confundirse con piropos, por eso prefiero que no me piropeen, yo no lo he pedido en ningún momento

  • Camagüeyano 100% dijo:

    Simone De Beauvoir
    Una de las principales normas de la vida es que el ser humano vive en “comunidad” que crees que pasaría si no interrelacionáramos?...la vida nos a demostrado que en una “comunidad” en la que vivimos existen diferentes grupos sociales…como crees que yo se a que grupo pertenezco si no me das entrada?...no se si eres hombre o mujer, pero te puedo asegurar que mediante un piropo muchas personas se conoces y hacen amistad…así como cuando estas en la parada y surge algún tema que comparte con un desconocidos…”oye que esta llena la guaguá…esto es una lata de sardinas”…acaso deberían por estos hábitos sociales meter preso a alguien o discriminarlo o tomarlo como fresco?

  • Reaza dijo:

    La emprendieron contra la periodista que solo ha dado su punto de vista sobre la amarguísima experiencia que vivió, de hecho es sumamente desagradable que le sucedan a una esas cosas, en el cine ...pues sí, señoresssss, toooodoooo el que se me ha sentado al lado que no ha ido conmigo es para masturbarse (no creo que sea fea, pero tampoco Marilyn Monroe) y lo mismo con mis amigas, por eso ya "lucho" en el cine el asiento de la esquina o estar entre dos conocidos o amigos aunque vaya con mi esposo, porque esas personas no respetan a nada ni a nadie, y es cierto que esas cosas suceden a plena luz del día incluso a las 4 de la tarde con el sol rajando las piedras como se dice. Claro que tampoco hay que cogerla a la tremenda ni impedir que ciertos galanes piropeantes nos hagan sentir una mujer que gusta a los hombres, eso a todas nos fascina pero es que desgraciadamente cuando pasan cosas como esas ya te pones, casi sin querer, en alerta.

  • Alejandro dijo:

    Estimada periodista:
    Lamento profundamente que haya vivido tan desagradable experiencia...pero lamento aún mas su percepción del medio que la rodea...en cuanto a los hombres. Supongo que tiene varias razones para sentirse agredida...este tipo de agresión es común en la calles de las ciudades cubanas...mucho mas de lo que la gente piensa...yo mismo he vivido experiencias desagradables como estas con mis compañeras de estudio, trabajo...hasta con mi novia...pero no es justificable...razonable y mucho menos aplaudible sus argumentos de "desconfianza" a cuanto hombre que se le cruza o de satanizar una manera mas de comunicarnos como elementos de la sociedad..."la sexualidad rodea todo lo que soy" dijo Freud...actos tales como el exhibisionismo...o la agresión fisica y verbal siempre sera repudiable por todos incluyendo los hombres que usted denigra con su casi xenofobo comentario...mas solo le puedo aconsejar algo:
    Cultive su autoestima...desaloje la inseguridad...y no salga a la calle con la idea de ser un animalito pequeño e inofensivo con alto riesgo de ser devorado por una feroz fiera...todo lo contrario...abra sus puertas al mundo como si quisiera y pudiera comerselo...esa es la unica manera de borrar las malas experiencias que vivimos muchos de nosotros...jamas permita que nada ni nadie le quite su tranquilidad y su seguridad en si misma.

  • Esteban dijo:

    karen , considero que eres una mujer bella , solo comparable con la mas finas de las flores .(si no quieres mi piropo) , que se le va hacer .
    No entiendo a pesar de lo que te sucedio, por que tanto rencor a los hombres . no todos somos asi , tambie hay muchos decentes e incapaces de hacer estas fechorias . seguro estoy que si en ese momento pides ayuda a laguno de los que alli estaba . mas de un merecido cocotaso se abria llevado ese personaje .

  • MEN dijo:

    Creo que se extremo un poco con lo de los piropos Karen.A casi todas las mujeres que conozco les gusta que las alaguen(sin ofender).No entiendo por que le molesta que le digan algo bonito, ademas¿como enamorar a una chica sin alagarla? si tiene algun manual que lo enseñe hagamelo llegar

  • kenia dijo:

    Karen, que bueno que existen mujeres como tú, que son capaces de escribir y de decir lo que piensan y lo que sienten sin reservas, como primer paso para que todos y todas despertemos y dejemos de vivir como vivimos: aceptando todo tipo de fenómenos sin ni siquiera cuestionarnos si estamos siendo víctimas de violencia. Nunca dejes de escribir ni de tomarte tan en serio las causas que defiendes y crees justas.

  • josepedro dijo:

    Compañera Karen comprendo para rechazar el piropo, usted llama tanto la atención que me imagino su pensamiento es el reflejo de su realidad por el asedio que en manifestaciones masculinas debe ser objeto durante su tránsito citadino diario.
    El feminismo es el machismo al revés, tanto el uno como el otro son absolutistas, lo ven todo blanco o negro y el universo nos demuestra matices.
    ¿No pudiera aceptarse el piropo como la manifestación literaria oral al reconocimiento? Por cierto por ambos sexos ¿Por que no?
    Hacer de una experiencia personal una generalización, es en filosofía reduccionismo.
    ¿Por que ese violador pudo manifestarse en nuestras calles impunemente?
    ¿Valdría la pena indagar las causas de tanta impunidad?
    Hubiera disfrutado tanto el enfoque de condenar este hecho a partir de la pérdida de valores sociales que tenemos como la ética, solidaridad, espíritu colectivo, caballerosidad y otros para no extenderme, por encima de sus criterios personales sobre el feminismo y su heterofobia, que no aportan a la problemática social más allá del círculo de relaciones de la microsociedad en que ud se desarrolla.
    Muchas mujeres y hombres sienten que el bioritmo se les mejora cuando alguna persona aprecia positivamente cualquiera de sus atributos físicos, espirituales y seles traduce en mayor autoestima y autocontrol, porque no se consideran objetos de feria.
    Pasar por la vida inadvertida debe ser triste para cualquier persona.

  • Jojo dijo:

    Karen: Rechazo totalmente lo que te paso, pero estoy convencido que ese día y todos los días de tu vida recibiste mas piropos bonitos que groseros..es que acaso 100 piropos bonitos no pueden borrar de tu mente esa enorme groceria de la que fuiste victima..Eres tan exigente..Eres joven y debe estar acostumbrada a los piropos. Tiene el deber por tu belleza de reclamarle a cualquier hombre cuando el no te perciba.Gracias por alumbrar con tu belleza, esta pagina cada día.

  • Esperanza dijo:

    Es muy doloroso admitir que en nuestro país ocurren muchos más episodios como el referido aquí de lo que realmente pudiéramos llegar a imaginar. Por qué? porque la inmensa mayoría de las mujeres sufre en silencio la agresión, humillación incluída, compartiendolo sólo con sus más allegados y quizás con un profesional de la salud, pero poquísimas acuden a una unidad de policía a levantar una denuncia.
    En el teatro, en el cine, en la TV, se ha abordado el tema de la violencia de género, mas no es común que una joven redacte en primera persona una vivencia tan fuerte.
    No comparto con absolutistas que niegan la existencia de hombres así, ni con quienes responsabilizan a la manera de vestir de muchas mujeres (sí hay que ser y vestir de manera decente y lo que pulula no es mal gusto sino falta de decoro), y menos con homofóbicos que no encontrando excusa mejor dicen de manera simplista que la niña es gay y liberan así sus tuirbias conciencias.
    Es saludable mencionar que para suerte nuestra, y de nuestra sociedad, existen muchísimos hombre respetuosos, correctos, y de exquisito trato para con la mujer. Algunos de ellos, dicen aún piropos bellísimos!
    Sería interesante que los profesionales de la psique vertieran criterios respecto a lo narrado por la periodista.

  • Otto_Abella dijo:

    Bueno que vamos a decir al respecto de este articulo, todos sabemos que en Cuba las personas se caracterizan por piropear casi todo y es que el buen cubano piropea hasta a una escoba, pero si las cosas se van de las manos, hay que hechar el ojo con eso...mejor dejamos las cosas como estan y no dar un piropo que no sera bien recibido.

  • Optimus Prime dijo:

    Hola
    El cubano cuando no llega se pasa, por lo que leí del articulo a ese tipo se le tendría que cojer y colgarlo por los H esta sociedad esta podrida de cochinos como ese. Yo en lo personal tengo a mi madre y el que me le haga eso a mi madre no se lo que pasaría es mejor ni pensarlo. En cuanto a lo del piropo eso existe desde el comienzo y que la mentalidad de ahora no es la misma de la que habia hace 1000 años pero es verdad que hay piropos que se las traen me concientizo con la periodista y con todas las mujeres que de una forma u otra han sido ofendidas por este tipo de acto pero eso de ponernos a todos en el mismo saco eso jode cito( he aprendido a desconfiar de cada hombre. Desde el que se sienta a tu lado en el cine hasta del que pide permiso para pasar en un pasillo de guagua).

  • Frank Alexander dijo:

    Hola, srita Alonso. En primer lugar lamento la muy amarga experiencia vivida por usted. Sin embargo, hay algo que me preocupa y me choca: según lo que usted dice, todos los cubanos somos violadores, incluso por pedir permiso en la guagua o hasta por preguntar el "último" en una cola; casi todas las mujeres, excepto, al parecer, usted, también son violadoras por, quizás, admirar la belleza viril. ¿No es esto una exageración de su parte y de las fuentes a las que accedió? Y me parece que debería atenderse con el sicólogo, y no lo digo de mala fe, por el contrario, con espíritu solidario. De cualquier modo, condeno las agresiones sexuales; ¡y qué más agresión, aparte de las tradicionales, que las obscenas y denigrantes "¿letras?" del asqueroso reguetón, difundido y divulgado, incluso, por los medios oficiales!, digo de paso.

  • Frank Alexander dijo:

    Quiero hacer otro comentario: al parecer muchos y muchas no se toman en serio este problema. No hace falta insultar a nadie para expresar una opinión y algunos, como el autodenominado "triturador de adolescentes", deberían cambiarse el nombre.

  • Yayi dijo:

    Para empezar, voy a reconocer que leí los primeros 50 comentarios, y francamente me siento ofendida y horrorizada por muchos comentarios hechos principalmente por hombres.

    Me da gracia como algunos implican en que decirte algo bonito no ofende... esto es cierto, pero saben ustedes cuantos hombres se "meten" con una mujer por la calle diariamente?? Estoy segura que no. No saben lo desagradable que es oír a algún tipo diciéndote "mami que clase de b....". Por favor!!!

    Esto SI es acoso, esto SI es AGRESIÓN.
    Mi caso, no me visto "atrevida", me visto normal, pantalón, zaya, blusas normales, nada del otro mundo, y me he visto acosada en la calle por sujetos desagradables y aún tienen el descaro de llamarme orgullosa porque no contesto.

    Tengo que confesar que me siento sumamente avergonzada de los hombres que han hecho comentarios machistas aquí, pensé que vivíamos en una sociedad un poco más evolucionada, pero ya veo que no... A los hombres que comentaron, deben tener esposas, madres e hijas, piensen en como se sentirían si algo así le pasara a ellas.

    Con respecto a la ropa, es simple, vamos a respetarnos. El hecho de que una mujer use una licra y una blusa corta no le da el derecho a ningún hombre a meterse con ella y/o decirle obscenidades al respecto. Pq siguiendo esta lógica, tendríamos que vestirnos como monjas, y en un país tropical como el muestro no es recomendable.

    Les reitero la vergüenza y la indignación que siento al leer comentarios machistas y misóginos como los anteriores. Y chicas: no nos dejemos acosar!!

    Saludos desde Holguín

Se han publicado 239 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Karen Alonso

Karen Alonso

Vea también