- Cubadebate - http://www.cubadebate.cu -

Chávez y la coherencia de su vida

Hugo Chávez. Foto: AFP

El Presidente Hugo Chávez: “¿Qué voy a regalarle a Fidel? Le voy a regalar la coherencia de toda mi vida por delante, ese va a ser mi regalo hasta el último día en que yo viva”. Foto: AFP

Fue una tarde de símbolos aquella del 22 de julio de 2006.

Fidel y Chávez recorrieron cada rincón de la casa del Che, en Altagracia, su argentina natal. Como era habitual en ellos pulsearon recuerdos, evocaron momentos, rieron y soñaron, siempre soñaban cuando compartían esos instantes de amistad que recordaremos siempre.

Desde que llegaron juntos, me embosqué en su recorrido, ambicionaba unas declaraciones del amigo venezolano ante la llegada, pocos días más tarde, de los 80 años a la vida de nuestro Fidel.

No pude explicarme cómo es que Chávez comprendió mis intenciones. Aprovechó un breve instante en que el amigo se separó a mirar objetos del pequeño Ernesto cuando, sin darme cuenta, echó su brazo sobre mis hombros y dijo: “pregunte periodista, es cubana, ¿verdad?”.

En susurro cómplice le respondí, “unas palabras de regalo por los 80 años de nuestro Comandante en Jefe”.

–¿Qué voy a regalarle?, me respondió con esos ojos picarescos y cariñosos con que solía mirar a todos. “Le voy a regalar la coherencia de toda mi vida por delante, ese va a ser mi regalo hasta el último día en que yo viva”.

Y su lucha por la vida en este último año forma parte de esa coherencia que convertida en regalo le dejó a Fidel, a su pueblo venezolano y a los revolucionarios del mundo. Esa coherencia que convoca a seguir el camino que emprendió como digno heredero de El Libertador en estas tierras americanas.

Alguien ha dicho que la muerte de Chávez es una pérdida. Yo digo que NO, que es una prueba que nos impone la Historia para que demostremos que somos pueblos dignos de la herencia de quienes, como él, nos han conducido a las victorias de hoy.

Lo dijo José Martí, la muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida.