Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Fin de año a golpe de reguetón

En este artículo: Cuba, Cultura, Leonardo Padura, Música
| 162

regueton-cavernicolaDesde hace unas semanas, unos vecinos están ensayando lo que seguramente será el ambiente sonoro de sus fiestas de fin de año. Y no uso el plural por descuido: estoy convencido de que será más de una fiesta, o sea, se convertirá en algo que durará más de un día, con muchas horas en cada ocasión. Porque ya se sabe que, pese a las dificultades, somos un pueblo esencialmente alegre, extrovertido, gregario y nos encantan las fiestas.

Incluso si no tenemos motivos para hacerlas. Pero, sobre todo, nos gustan muchísimo si las personas que viven en nuestro entorno se enteran de que estamos en jolgorio. Y no hay mejor método para conseguir ese conocimiento que atronar a esas personas (a las que nunca se les pregunta si quieren "participar" de la "actividad") con música. Y la música festiva en la Cuba contemporánea no puede ser otra que el reguetón. ¡Así que vamos a divertirnos a ritmo de reguetón!

Justo alrededor del reguetón y de la diversión buscada a toda costa, se han producido al menos dos acontecimientos significativos en las últimas semanas. Uno terminó con sangre, cuando un grupo de jóvenes adictos a ese género musical, al parecer descontentos con la música que se le ofrecía por parte de unos trasnochados trovadores, exigieron de tal modo el cambio de melodía que las cosas escaparon de control y hubo peleas y heridos que terminaron siendo atendidos en un hospital.

El otro, según he leído, es un video que circula por el país con la actuación de dos reguetoneros famosos, de los más seguidos y escuchados en Cuba, que como parte de su multitudinaria actuación, suben al escenario a una joven discapacitada y practican con ella un juego erótico en pleno escenario, mientras repiten: "Tu sabes que estamos locos, tú sabes que estamos mal"..., siempre según la versión que he leído y que me atrevo a creer.

Estos dos botones de muestra de los extremos a los cuales llega el ambiente que se puede crear alrededor del reguetón y el hecho de que en muchos barrios de La Habana, aunque no estemos interesados en oírlo, tenemos que oír reguetón, hablan del arraigo, persistencia y los modos en que se puede revelar la preferencia por el referido género, dicen que musical.

Pero no nos llamemos a error. El reguetón en sí no es el culpable de lo que ocurre a su alrededor, pues ni siquiera se le puede culpar de que por su capacidad musical haya calado, del modo en que lo ha hecho, en el gusto de jóvenes -y no tan jóvenes- moradores de la Cuba de hoy. Porque el reguetón, en sentido estricto, no es una causa, sino una consecuencia. Y cuando se le analiza, en tanto fenómeno social, muy poco se habla de las verdaderas razones que lo aúpan y provocan las emanaciones, incluso violentas y lascivas, que se producen en su cercanía.

Como cualquier manifestación artística de gran alcance en el gusto de un colectivo, el reguetón es la expresión de una coyuntura social, política y económica de la cual germina y a la cual, digámoslo así, le da rostro y voz. Más o menos lo mismo que ocurrió hace veinticinco siglos con el teatro entre los griegos, o hace cuatro en la Inglaterra isabelina de Shakespeare y compañía, o, para no ir más lejos, hace apenas media centuria con la beatlemanía. El gran éxito de público de estas manifestaciones artísticas respondió a necesidades espirituales y circunstancias sociales que encontraron en determinadas formas de quehacer cultural una forma de encausar sus expectativas y su entendimiento del mundo al cual sus consumidores y creadores pertenecían y expresaban.

Como mismo los "narco-corridos" mexicanos son frutos de la realidad del narco tráfico, el reguetón cubano es el hijo menor de la crisis económica y social, que se convertiría en una crisis de valores, que explota en la Cuba de la década de 1990 y por varios años redujo las expectativas del país y de la gente a la más dramática y elemental lucha por la supervivencia. La generación que nace y crece en esos años, tiene una primera comprensión del mundo en ese ambiente oscuro, caluroso, empobrecido, del que nunca hemos vuelto a salir del todo. Son los años en que se disparan las ansias migratorias de cubanos y cubanas- luego del período de calma que siguió a la tempestad de El Mariel, 1980-, que se concretan por las más diversas vías y que engloban a todas las generaciones; los años en que se rompe el equilibrio entre salario y economía doméstica; en que se quiebra la pretendida estructura monolítica e igualitaria de una sociedad y comienza a producirse un distanciamiento de posibilidades, con personas que, no solo por su trabajo -o casi nunca por su trabajo- consiguen tener otras satisfacciones para sus necesidades; en la que los discursos y la realidad también se distancian; los años en que resurge la prostitución como empeño económico y en los que, por cierto, algunos timberos imprimieron sabor a sus actuaciones prometiendo recompensas en metálico... y unos jóvenes, hijos de todos esos y otros muchos traumas, comienzan a manifestarse de manera natural y propia. Una manera que, en lo económico y lo social, se mueve hacia la fatuidad y lo visible -formas de vestirse, de agredir el cuerpo con piercings, tatuajes y el consumo de drogas, con el uso de celulares cuyo funcionamiento supera las posibilidades reales (que no sé a estas alturas cuáles son) de casi todos los cubanos, con la exhibición de símbolos religiosos durante años estigmatizados y, por tanto, ocultados, etc.- y en lo espiritual y lo cultural hacia lo agresivo, lo discordante, lo que niega algo: y en ese territorio vino a caer, como semilla propicia, el ritmo del reguetón y su poética -si pudiera calificarse así.

Se me podrá argumentar -y con razón- que no toda la juventud cubana de estos tiempos se expresa y siente de esa manera. Pero no es posible negar que muchos jóvenes sí lo hacen y que ya hoy esas actitudes son (o deberían ser) una preocupación, más que social o artística, definitivamente política. Porque lo que encarna y se manifiesta a través de expresiones como el reguetón y otras cercanas a él, en su espíritu e intenciones, no representa solo un deseo generacional de distinguirse y encontrar su espacio en el mundo: constituye, por sus connotaciones, un síntoma de descomposición.

Cuando se clama por soluciones drásticas, como el control de lo que se difunde y promueve por los medios -recuerden la historia del "Chupi-chupi", revitalizada por los sucesos violentos de hace unas semanas-, apenas se está tratando de atajar una consecuencia -y creo que sin demasiado éxito. Resulta para mí evidente que la mirada debería dirigirse más hacia las causas, que están aferradas a un estado social y económico que no ha conseguido devolver una lógica a las relaciones entre los individuos y a sus vías de expresión y realización.

Las que suelen llamarse "indisciplinas sociales" -entre las que casi nunca, por cierto, se incluyen manifestaciones como ese espíritu festivo que a algunos ciudadanos nos está agrediendo con toda su intensidad en este fin de año- solo son brotes de una inadaptación social provocada por la ruptura de ciertos equilibrios.

Recuperar esos equilibrios no será fácil, pues no se logrará solo con decretos, sino que se necesitan acciones que acerquen más a la política y a la realidad, a la economía y a la vida, porque de lo contrario la realidad y la vida seguirán moviéndose por sus caminos, que a veces pueden ser turbulentos, bulliciosos y discordantes... bueno, como un reguetón reproducido a todo volumen a las dos de la madrugada.

(Tomado de IPS)

Se han publicado 162 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Pepe dijo:

    Para los que piensan que el Regetón puede ser "fino y educao", solo un comentario; la esencia de ese "género" es como es, así nació, así creció, así está deformando a nuestra juventud; soez, vulgar, escandaloso, violento... en esencia una auténtica PORQUERÍA que ni el diablo sabe a quién se le pudo ocurrir, pero TODOS sabemos quienes apadrinan y por qué...
    Y paralelo a la lucha en contra de tal aberración "musical", se debe comenzar una lucha en contra de todas las demás aberraciones sociales que hoy, dicho con dolor en el alma, constituyen el sello distintivo de buena parte de nuestra juventud... aquella que se cree dueña de todo y con todo el "derecho" de exigir sin aportar nada...
    Es hora de empezar a poner todas las cosas en su lugar.

  • Rafael dijo:

    El artículo dle profe está excelente pero el análisis es muy parcializado y corta la comunicación con los seguidores del género a la vez que provoca alabanzas de los detractores y por ahí es difícil llegar a la causa raiz y que al entiendadn todos.
    Hay letras pésimas incluso en canciones de Frank Delgado y otros que son salseros, solo que algunos reguetoneros son el colmo.
    El reguetón tiene raices como otros géneros. Hay grupos que en Cuba hacen buena fusión y hay números (de reguetón) bien hechos, con buena letra, ritmo y uso excelente de instrumentos, no solo de una computadora.
    El problema no es el género. Lo que sucede es que se presta más para la mediocridad porque económicamente es más fácil hacerlo que armar un grupo salsero o sonero, lleva menos trabajo y en Cuba hay muchos jóvenes con conocimientos que arman una canción en nada porque lo llevan en la sangre (tradiciones musicales)solo que el comercio del género es poco exigente y cogen el camino más fácil.
    El del chupi chupi en realidad no pone una, siempre anda entre las peores causas musicales del país. Letras y melodías recurrentes y muy mediocres.
    Miren otros como Gente de Zona o Kola Loka y verán la diferencia.
    No es enfrentando el género que vamos a lograr hacer mejor música. Oigan, el género va a convivir por mucho tiempo con los demás, pude que hasta se quede. Lo mejor es educar cada vez más a los músicos y que haya evaluación crítica de lo que se divulga en los medios oficiales.
    Hay que evitar a toda costa letras que degraden a nuestra querida y valiosa mujer cubana. Hay reguetones que la veneran, o veneran a las personas mayores y esos se pueden divulgar sin prejuicios.
    Los buenos reguetonero cubanos son como regla mejores que los extranjeros, por el uso de los instrumentos, por la mezcla con ritmos más tradicionales, etc. entre los internacionales los hay muy buenos. Ahí esta Calle 13 que usa el género para una fuerte crítica social y defiende las mejores causas del pueblo de Puerto Rico.
    En fin,les pido que no parcialicen el análisis para que puedan ser leidos con atención por todos, profundicen, particularicen...gracias

  • Hulk dijo:

    ichigo brother genero musical ud esta loco
    skywalker de acuerdo contigo eso es un negocio lucrativo para muchos a cuesta de nuestra cultura y resaltando el mal gusto

  • El Geral dijo:

    señores no es el Regueton ni contra ese genero es contra personas indolentes que piensan que viven solos en el mundo entonces le interesa ellos y lo demás a bolines el papalote, cualquier genero de musica que este alto y moleste al vecino es incomodo es un problema mas alla donde esta la medida que tomo el gobierno con respecto al tema ninguna entonces se habla y habla pero nada.

    asi que basta de tanto bla bla bla medidas enérgicas la policía y buenas multas.

  • magdiel dijo:

    nosotros los jovenes no tenemos la culpa de que a ustedes no ele guste ese genero ,a mi me encanta y a muchos de la edad que deben tener ustedes tambien ,no por gusto encabezan las listas de popularidad y sino miren lucas,que es el pueblo quien vota

  • Marcus dijo:

    La verdad no me pude leer completamente lo publicado porque mucho de ello resulta irrisible, aquí son tan eruditos que me quedo visco, cuantos de ustedes son musicologos para cuestionar el echo de que el regueton es un genero musical. Cuantos de ustedes trabajan en la NASA para burlarse del nivel intelectual de otras personas, uno dice que viajo y que el regueton cubano no es internacional, adonde fuiste a Venezuela jajaja, mas internacional que Gente de Zona solo Chucho y los Van Van si no coge pa europa o pa EU. Noelvis quiere que los reguetoneros se lean casa de muñecas o Medea, jajajajaa acere de que mundo tu saliste, pregúntale a Omara Portuondo o Frank Fernandez si se lo leyeron, realmente las groserías molestan a las personas con un mínimo de cultura, pero ustedes no se refieren aquí a quienes las profieren , aquí generalizan y hablan a la ligera, ademas los comentarios son tendenciosos, dicen por ejemplo que el único regueton que sirve es de Baby Lores al comandante y el tema dice textualmente´´ustedes son unos sin...¨´ entonces en que quedamos, por cierto eso es hiphop no regueton perdona que te corrija. Un saludo a los cuerdos

  • Yamila dijo:

    Estoy muy deacuerdo con Padura , pero como dice Oscar hay regueton que se puede escuchar para bailar un rato y algunos no se pueden porque causan horror. Pero eso paso tambien en los 90 con la salsa no se olviden de la guerra entre las orquestas de moda en aquella epoca y cuando sancionaron a la Charanga Habanera.

    No hagamos una caseria de bruja con el guenero y si con los modales de las personas que no respetan las normas de urbanidad. Creanme que cuando surgio el regueton no me gustaba y era de las que le echaba con el rayo pero luego de escuchar algunos temas por ejemplo de Baby Lores me enganche a su trabajo e incluso e pagado por ir a verlo pero reconosco que en este guenero hay mucha chabacaneria y vulgarida como lo hubo en los 90 con la salsa.

    Alguien me puede decir quien es el que canta un estribillo que amenasa nuestros oidos todo los días y en cualquier lugar (por suerte no en la radio) que dice Quinva pa que suene. Desgraciadamente asta niños de primaria cantan este estribillo.

  • Ulises Sánchez Coello dijo:

    Tema espinoso este. Padura fue al grano, toca la llaga de forma valiente. Estoy seguro que los mejores cartuchos Padura los tiene en la recámara de su fusil, esperando a ver que dicen para entonces emplearse a fondo.
    Este mundo se rige por leyes y nada es casual. Cuando se abandonan los principios y normas elementales de educación, convivencia y conducta afloran los males del oportunismo, y si el cuerpo se va debilitando, esas conductas negativas de la sociedad toman fuerza y como célula maligna lo devoran. Así ha sido y así será siempre. Hace mucho tiempo que esas manifestaciones negativas vienen manifestándose en nuestra sociedad, mucho más allá de los años 90. Venían solapadamente socavándola. Hubo muchos que alertaron, pero no los escucharon. Ahora cuando el mal ha llegado hasta los tuétanos a correr detrás de las consecuencias y ¿las causas? ¿Cómo paramos esto? Ahora quieren hacerlo de ukase y con actuaciones teatrales. Sí, porque me apena no haber visto a nadie pararse y decir: ¿Por qué se permitió esto? ¿Y los responsables? Algunos dirán: muchacho no toque esa gaveta que tiene cucarachas. Acaso no resulta bochornoso que a esta altura del juego estemos nosotros dando estos tropiezos habiendo esta Revolución hecho una obra de tantos y tantos valores en la cultura y la educación, muchos de los cuales rebasan los marcos de nuestras fronteras, y sin embargo sectores que tienen que difundir valores hayan cometido el grave error de promover y difundir antivalores y otros permitirlo. Parece como si todo haya venido del Espíritu Santo. El regaetton es uno de los síntomas de esta grave enfermedad que nos aqueja. Quisiera escuchar a muchos de nuestros intelectuales, dirigentes y pueblo pronunciarse sobre este delicado tema. Cuidado de no caer en los extremos porque de eso ya estamos hasta el cuello y nos ha hecho demasiado daño. La verdad va más allá de un simple género musical. El regaetton es la punta del iceberg y aquí si no cabe eso de “Muerto el perro, se acabó la rabia”. ¡Cuidado! Muchas gracias.

  • Pp73 dijo:

    Lo que es ser, de oficio, periodista, buen observador de su entorno, y buen filólogo, capaz de poner en la palabra justa lo que el periodista ha captado.

    Están planteadas causas y consecuencias, quizás no todas, pero creo que de conjunto resulta preocupante. Y que se perciben no solo con la música, sinó en la actuación como grupo de algunos estudiantes universitarios en los pasillos de sus facultades, que no conversan, sinó vociferan y cuando se estorban mutuamente, vociferan aún más fuerte, como si estuvieran en un estadio y no en un sitio donde a su alrededor se imparte la docencia.

    Se les inculcan valores, pero a veces parece que quedan enquistados en una cápsula de mantequilla que el más mínimo calorcito hace rodar por el suelo.

    Que no es lo mismo el cirquito Pubillones que el circo romano en que parece que uno va inmerso a bordo de un P-5 en hora pico, y que no nos abandona en las noches de Marianao, Centro Habana o Mantilla.

    Hace años ya, en los 90, mientras viajábamos en un M-2 mi hija pequeña (tendría 7 u 8 años), nada amiga de discusiones fuera de tono (de nacimiento, sea dicho), nos conminó a mi esposa y a mi a bajarnos "porque allá atrás se están fajando", cuando en realidad, no distaba mucho del ambiente normal en un "camello".

    Creo que Oní echó el medio, y Padura subió la apuesta a un peso.

    Y preocupan las faltas de ortografía de algunos de los que aquí escriben, que al menos es muestra de su deficiente dominio del idioma, que quizás solo sean un esbozo de otras carencias de las cuales no sean enteramente responsables.

    Situación que parece corroborar aquello de que el hombre se parece más a su tiempo y circunstancias que a sus progenitores.

    ¿Habrá que sacar una edición impresa de estos artículos de Cubadebate?

  • Juno dijo:

    Padura...MIS RESPETOS!!!!!!!

    CUBANO HASTA LOS CO...SSSSSSSSSSS!!!!!!!!!!!!!

  • Adams dijo:

    Que bien! Aunque me duele admitirlo,Padura tiene razon. A mi me gusta el regueton, pero tambien me gustan otros tipos de musica. Lo que mas me preocupa es precisamente la causa, la razon, los motivos por los cuales el(nuestro)regueton se ha convertido en simbolo de lo peor de la juventud cubana. Quizas como bien dice el escritor, somos simplemente el resultado de la metedura de pata de una pila de GRANDES HOMBRES que en su afan de hacer el BIEN SUPREMO han jodido a generaciones...EL cabron problema es que nunca reconocen los errores y las meteduras de pata ke hacen en nombre de lo DIVINO. Por eso estamos asi, seguiremos asi y nos moriremos asi...hasta que alguien,en algun momento de nuestra historia vuelva a criar *OJONES!
    Mis saludos y respetos...

  • Juno dijo:

    respeto al trovador, al jazzista, al rockero con horas-nalgas aprendiendo a tocar guitarra y no al reguetista descarao ke se va por lo facil!!!!!!!

  • felipe dijo:

    luis dijo: Su comentario ha sido recibido.

    Es que desde la misma forma en que se están cambiando muchas cosas, debe revisarse la subordinación de los medios. Lo que funcionó siempre, no quiere decir que todavía funcione. La sociedad está enferma. Caminar por la calle es un reguetón. Montarse en un omnibus, comprar algo en la farmacia, todo se ha contaminado con las pirámides, ya no se si las de Egipto o las sociales. La vida,su violencia física, psicológica y sonora es un gran reguetón. Estamos pagando el costo del desastre educativo que nos afectó en el período espècial. Y ahora viene el ruido cargado de cuentapropismo… Los silvatos y gritos de carretoneros vendiendo pan a todas horas ¿ de dónde sale tanto pan ?
    Urgen medidas y decretos. Digan lo que digan. Hay que parar ya si no queremos ser menos población de la ya prevista para dentro de unos años.
    La radio y la television,excepto la información que es bastante poca, y la programación cultural de los centros nocturnos y turísticos tienen que subordinarse de una vez al Ministerio de Cultura.
    Los canales educativos a los ministerios de educación. En uno de ellos, no se si el 1 o el 2 oí el otro día a una aprendíz de locutora en un programa que sale al atardecer decirle a su entrevistado Mario Coyula: Cuyola o Cayola y solo al final rectificó y a la misma persona con vulgares ademanes en cámara interrumpir a un diseñador para comentar sobre los canónes establecidos… Y eso que es un canal educativo.
    Y mientras pase el tiempo, y los tanques pensantes de la economía arreglan este potaje, porque el fondo es economico, por lo menos arrinconemos el reguetón, creemosle espacios, pero no se los demos todos porque no solo de gritos vivimos en esta isla.

  • bel dijo:

    exelente !!!!! estoy 100 .100% contigo !!!! bravo por padura!!!!

  • bel dijo:

    magdiel.... piensa un poco antes de escribir ... no sabes lo que dices. debes tener 15 años con mentlidad de niñito de 1 grado ..

  • juliob dijo:

    De acuerdo con Padura en el 99 por ciento.
    Ahora, yo si creo en la validez de ignorar y silenciar este "pseudo ruido" en nuestros medios de difusión, incluso en los sitios de recreación estatales. - Tal vez no haga desaparecer el problema, pero si disminuiría mucho su impacto.
    En todo caso, lo que no puede seguir sucediendo es que nuestros medios sean voceros y promotores, -a veces hasta la saciedad-, de esta supuesta "música".
    Vuelvo a mencionar a "Lucas", como uno de los espacios que más divulga y enaltece a estas "estrellitas" con aspecto de matones de barrio.
    ¿Que debe cambiar en "Lucas" para que esto no siga sucediendo?...
    Gracias de antemano por recibir mi opinión.
    Espero se publique.

  • gilberto dijo:

    facil:

    el regueton se metio y calo donde habia caldo de cultivo para ello, y esto no es otra cosa que la cosecha de decadas confundiendo lo popular con lo chabacano y creo, que con muchisima conciencia de lo que se hacia: pan y circo

  • IPA dijo:

    tengo q empezar dieciendote q tus novelas fenomenales se pasaron de mano en mano entre mis amigos...a Conde lo tenemos en el corazon...muchos pasamos por lo q Conde y sus amigos...y soy de la epoca de CCR...y tuve muchos amigos q fueron a Angola...y no soporto el regueton...padura..y soy de los q no saben q van hacer en el futuro...de p..hermano...y estudie y luche como el q mas o mas !!!
    ya no me importa el regueton...alla ellos..y eso es lo q mas me duele

  • Kukito dijo:

    Excelente artículo pero tenemos que tener en cuenta que al paso que va nuestro Reggaetón se va devaluando sobre todo a la mujer, con frases OBSENAS, agresivas y demás. Pienso que es hora de ponerle freno, no a los reggaetoneros, sino a las letras de sus obras!!, El mejor boligrafo de la republica, metete a periodista, reportero o no se pero no cantes mas ofendiendo a una como la que te trajo al mundo... Has visto que Wisin y Yandel, Don Omar por solo citar algunos nombres de extrangeros y otros que cultivan ese género hablen semejantes ATROCIDADES!! CONTRA LAS MUJERES??. eso no lo hacen porque en esos países una DEMANDA!!!! le cuesta MILLONES Y SU FAMA
    Creo que el estado, el centro de la musica, el ministerio de cultura y otras instituciones deben PARAR ESTO YA!!!!!!.
    Lukas es cierto que elige el boto de la gente pero muchas veces no analizamos la LETRAAAAAA SOLO LA MUSICA...
    Es tiempo de rectificar los errores no de caminar sobre suelo mojado!

  • Jordy dijo:

    ahora la culpa es del regeton? perdoneme, pero con respeto le digo que no se que quieren expresar sus comentarios. si lo que queria era denunciar problemas sociales bien, si queria criticar lo negativo del genero bien, pero comprenda que no se le puede achacar la culpa a los que gusten de disfrutar su fin de año con regueton. le soy sincero, me encanta silvio, buena fe, temas romanticos y de todo un poco, el regueton me fascina, no soporto que a veces algunos artistas se marginen con sus temas y groserias, pero no comprendo por qué hacer entender a las personas que el regueton es el culpable de las broncas en este pais. le digo algo, he asistido a muchas premier de peliculas cubanas, y alli, donde va LO MAS CULTO DE ESTE PAIS, alli donde no van los MARGINALES, personas mayores, escuche bien, personas mayores, intelectuales y gente de todo tipo se caen a golpes por entrar al espectaculo, lo mismo pasa en festivales de cine, ejemplo sobran, incluso cuando el extreno de Juan de los Muertos hasta policia hubo, y alli todo lo que había era en su mayoria gente que de seguro puede afirmar que no le gusta el regueton, y se golpearon y hubo q acudir a hospitales. entonces de que estamos hablando?
    la violencia se ha visto en festivales de teatro, hasta del propio ballet, que a falta de entradas, todos hacen lo imposible por conseguir algo a fuerza de golpes. comprendo que el regueton puede provocar molestias y a muchos no les gusta, más por discriminacion a un grupo determinado de la sociedad que por el mismo genero, puesto que muchos de estos q comentarean aqui, de seguro se han movido con algun temita, no sean tan extremistas q eso no lo cree nadie.
    recuerdo cuando industriales gano la ultima serie que unos vecinos que supuestamente no oian ESA MUSIK DE AMBIENTOSOS, en su contentura no perdieron tiempo en cantar EL ORO ES MIO, de los 4. entonces, nadie aqui ha disfrutado del regueton? por q? por q solo lo ollen los ambientosos y siempre hay broncas? se han preguntado por q solo este grupo social, O MARGINADOS PARA MUCHOS, olle este tipo de genero. por q no mejor critikr de forma adecuada a los jovenes y mostrarles un camino sin violencia, porque en estos momentos se puede ayudar mucho a traves de la musik, inspirar a las personas, educarlos, sin faltas de respeto. tal vez presisamente a causa de que constantemente se critik al genero, a los que lo disfrutan, se prohibe, censuran muchas cosas, se crean estos conflictos. no estoy de acuerdo con faltarle el respeto a las mujeres en estos temas, es verdad, ni tampoco promover la violencia, pero hay que saber como llegar a evitar estas cosas, y no creo q la solucion sea seguir destruyendo bajo un SUPER tono INTELECTUAL al regueton.
    me pueden critikr, ok, no soy perfecto, pero vamos a hacer analisis sociales, vamos a medir muchos factores socioeconomikos, vamos a hacer encuestas de por q suceden muchas cosas en este pais, cuales son las causas que persisten para que el regueton sea indeseable, es verdad, el género es una "consecuencia", ahora, piensen por q? si es verdad hay bronks, pero por q? cuales son los lugares q frecuenta la juventud? q posibilidades tiene? en estos momentos para nadie es secreto q si usted camina por la calle se entera más rapido de donde hay fiestas donde se escucha regueton, consigue más rápido estos discos de musik. por q sucede esto? por q no se adquieren con facilidad, digo, con rapidez, otras ofertas musikles.
    ok, respetaré los comentarios de todos, pero ayudemos más a consolidar la UNION de nuestra sociedad, y alli donde existan problemas, brinden una solución saludable para todos. solo asi estamos negociando, solo asi estamos cuidando nuestra cultura cuando mantenemos vivas nuestras melodias tradicionales como el son, mantenemos viva la trova, y le abrimos las puertas a nuevos géneros que con amor, respeto y educacion, sean del disfrute de todos.
    q hay q critikr lo malo es verdad. ese video q anda por ahi es un ejemplo, las peleas, tambien. pero piensen como acabar con ello, porq si les soy sincero, la verdad es que mientras mas critiks salen del genero, mas sigue empeorando la cosa, asi q me temo q se debe cambiar la extrategia.

  • Manuel dijo:

    Desde Puerto Rico, cuna del reggaetón, les digo:

    El reggaetón es mas que un ritmo. Es una subcultura en donde los valores se definen opuestos, a decir, a los que rapean los hip hoperos. El hip hop podría verse como el género contemporáneo que se contrapone al reggaeton. En mi opinión esa subcultura del reggaetón una subcultura en donde el ser humano se presenta como objeto en vez de sujeto. En Puerto Rico hay muchsísimas conexiones entre esta subcultura y el narcotráfico y la violencia... pero que vino primero el huevo o la gallina.

    Por otro lado tenemos a los hip hoperos en donde sus letras hablan del ser humano como sujeto en vez de objeto. La cultura del hip hop se parece a la de la nueva trova, que no es lo mismo pero es igual.

  • Manuel dijo:

    Por lo menos tenemos a Calle 13 que nació dentro de esa subcultura del reggaetón y una vez llegó al tope de la cima, viró la tortilla y descargó un mensaje humano, solidario y desarrolló una propuesta musical y artística única que escuchan tanto los trovadores, hip hoperos y reggaetoneros!

  • pupox dijo:

    Magdiel que yo soy joven y lo detesto, no me incluyas.

  • Eduard dijo:

    Te felicito y aun no he leido el artículo, seguro que esta bien, ahora donde están los libros que presentaron en la Casa de las Américas y volaron a las manos de los que estaban sobre aviso. Quizas en la feria del Libro o encargarlos a España por un precio imposible?
    Gracias.

  • Tide dijo:

    Volvemos al tema del reguetón. El escrito de Padura va al meollo de la cuestión. Estoy convencido que más objetivo no puede ser. Su análisis de sus causas y efectos es impecable.
    Y principalmente detractores son los que se expresan en este foro. Los defensores son un mínimo y lo comprendo. Yo con una tonga de años en las costillas, realmente que no soy admirador ni del requetón ni de los reguetoneros.
    Hace poco por pura casualidad estuve viendo en la tele, escuchando y leyendo en los subtítulos a varios encumbrados reguetoneros (Don Omar, Tito el Bambino y no recuerdo que otro) algo que me permitió no perderme detalle del contenido, y me quedé sorprendido con lo que oía. Había apreciado, al vuelo, que las letras que se decían en los reguetones no tenían verdadero sentido aunque sí rima, pero con la experiencia de esta vez me convencí que lo que dicen es pura baba, sin continuidad, sin sentido, un decir por decir, un repetir y repetir que cansa, y que habrá a quien le guste, “para gustos se han hecho colores”, pero que deja mucho que desear. Y lo bello lo eran las hermosas muchachas que con poca ropa danzaban alrededor.
    Géneros musicales han surgido muchos en nuestro país. Muy escuchados, bailados y cantados en sus momentos, pero que ya la mayoría ni los mismos estudiosos (los musicólogos) los mencionan. Y en mi modesta opinión, eran muchísimo mejores en todos los aspectos, que los reguetones que sufrimos actualmente.
    Y ahora recuerdo cuando hace ya un tiempo fui a los estudios de una radioemisora local y al momento de llegar al estudio donde actuaba como DJ una gran amiga, me preguntó: ¿Te gusta esta música? (se refería a un reguetón que salía al aire en esos momentos) Y yo, sin pensarlo le respondí: “Eso no es música, ESO ES RUIDO”.

  • Hulk dijo:

    magdiel man sin comentarios ese es tu gusto pero no por ello no puedes decir que es un genero musical es una tendencia, bastante mala por cierto o me vas a decir que chupi chupi es letra para una cancion y llamarle perra o loca a una mujer esta bien , ah y dejame aclararte que yo tambien soy joven respeto tu gusto pero para mi eso no es musica ni tiene ningun mensaje que no sea la vanalidad y la falte de respeto

  • Regetonero dijo:

    Ya yo tengo una buena colecsion de dicos de regeton pa las fiestas de fin de año lo pienso ponel a to metel con los bafles pala la calle pa gozal. VIVA EL REGETON A MOVEL LAS SINTURA.

  • Bolylpo dijo:

    Señor Periodista:
    Antes que todo mis felicitaciones por el coraje y la fluidez de su comentario. Nunca habia escrito en un blog pero usted ha logrado tanta identificacion en mi que no me ha quedado otra que trasmitirlo. No soy joven, pero lo fui y pertenci a una generacion que tambien tuvo sus preferencias pero nunca rompio con los valores y patrones educaticos que vinieron con nuestros ancestros y que tan buenos resultados dieron y que a tantas pesonalidades ilustres formaron.Quiera Dios y la vida que su posicion al respecto sea escuchada, y analizada por quienes tienen la obligacion de hacerlo y por ende desarrollar , aplicar y controlar una estragegia que discipline y pacifique y al mismo tiempo salve la indignante tendencia ascendente(CAOS) que en su comentario se describe.
    Muchas gracias de nuevo por hacernos saber que no estamos solos los que como nosotros pensamos.Mis ssaludos y tambien al resto de los opinantes.

  • rey valdes dijo:

    Por mi como si lo desaparecen ya , es la expresion mas chavacana y vulgar de aquellos que se creen artistas y el 90 por ciento de ellos no saben ni hablar correctamente ni tampoco saben tocar al menos una guitarra, digase uno de los instrumentos mas faciles que hay, ya no hay orquestas nuevas de salsa o merengue ,pero si un monton de analfabetos que solo saben poner en sus letras lo mas vulgar que han encontrado en sus inventadas canciones de bajo mundo.
    no se quien le habra dado ese nombre pero que lejos esta de parecerse al regue ,tengo amigos que viven en europa y han viajado el mundo y me han dicho en mas de una ocasion que eso solo se oye aqui,sera que estamos involucionando en la musica .
    ya es hora de que se haga algo por que donde quiera es el regueton a todo lo que da , lo mismo en una guagua que en un centro nocturno ,hubo un tiempo que casi desaparecieron la musica de disco por que decian que era agresiva, bueno y entonces en que sitio ponemos al regueton y sus letras cuando el 90 por ciento incita a la violencia o sino al relajo sexual utilizando a la mujer como objeto para decirlo de alguna manera.

  • rey valdes dijo:

    felicidades leonardo , muy merecido su premio de literatura , quien mejor con toda su punteria en lo que se refiere a periodismo.muy bueno este tema del que muchos periodistas tienen miedo tocar para que no se lo coman despues.

Se han publicado 162 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también