Imprimir
Inicio » Opinión  »

Raúl Castro: "Cuba ha tenido como su principal objetivo la dignidad plena del ser humano" (+ Fotos y Video)

| 58
Raúl despide a Benedicto XVI en el Aeropuerto José Martí. Foto: AP

Raúl despide a Benedicto XVI en el Aeropuerto José Martí. Foto: AP

Discurso pronunciado por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en la ceremonia de despedida a Su Santidad Benedicto XVI, en el aeropuerto internacional "José Martí", de La Habana, el 28 de marzo de 2012, "Año 54 de la Revolución".

(Versiones Taquigráficas - Consejo de Estado)

Santidad:

Desde su arribo a tierra cubana, nuestro pueblo le acogió, y hoy le despide, con sentimientos de respeto y afecto.

Su visita ha transcurrido en un ambiente de mutua comprensión. Su encuentro con los cubanos le ha dado la oportunidad de conocernos mejor y constatar la justeza de nuestros propósitos.

Cuba ha tenido como su principal objetivo la dignidad plena del ser humano. Somos conscientes de que ésta no solo se construye sobre bases materiales, sino también sobre valores espirituales, como la generosidad, la solidaridad, el sentimiento de justicia, el altruismo, el respeto mutuo, la honradez y el apego a la verdad.

Hacer el bien común fue un principio que aprendimos del padre Félix Varela. Luego, José Martí escribió que "ser cultos es la única manera de ser libres" y nos convocó a "conquistar toda la justicia".

Conferimos suprema importancia a la familia, favorecemos todo lo que la enaltece y privilegiamos el papel de los padres en la educación de los hijos. Cuidamos de la niñez como nuestra mayor esperanza y alentamos a la juventud, sin ningún paternalismo, a la participación libre y creadora en las realizaciones de nuestra sociedad.

Reconocemos la contribución patriótica de la emigración cubana, desde el aporte decisivo a nuestra independencia de los tabaqueros de Tampa y Cayo Hueso y todos los que fueron sostén de los anhelos de José Martí, hasta los que se oponen hoy a quienes atacan a Cuba y manipulan el tema migratorio con fines políticos. Hemos realizado prolongados esfuerzos hacia la normalización plena de las relaciones de Cuba con su emigración que siente amor por la Patria y por sus familias y persistiremos en ellos por la voluntad común de nuestra Nación.

Es este un pueblo justo que se enorgullece de las virtudes de sus cinco hijos condenados por luchar contra el flagelo del terrorismo y defender la verdad, que los acompaña en cada minuto de su inmerecido encierro y comparte los sentimientos de sus familias que sufren.

Satisface a nuestro país estar entre los que más han hecho por la vida, la libertad y la dignidad humana.

Compartimos la certeza de que sólo la movilización de la conciencia de los pueblos, el respeto mutuo, el diálogo y la cooperación permitirán al mundo hallar soluciones a los más graves problemas.

Santidad:

Hemos encontrado muchas y profundas coincidencias, aunque, como es natural, no pensemos lo mismo sobre todas las cuestiones.

El pueblo cubano, abnegado e instruido, ha escuchado con profunda atención cada una de las palabras que Su Santidad le ha ofrecido.

Por su decisión de visitarnos, por sus afectuosos sentimientos hacia los cubanos, que siempre recordaremos, le expreso, en nombre de Cuba y en el mío propio, nuestra profunda gratitud y aprecio.

Muchas gracias.

Vea además: Discurso de despedida en Cuba de Su Santidad Benedicto XVI

Raúl en la despedida a Benedicto XVI en el Aeropuerto José Martí. Foto: AP

Raúl en la despedida a Benedicto XVI en el Aeropuerto José Martí. Foto: AP

Raúl en la despedida a Benedicto XVI en el Aeropuerto José Martí. Foto: AP

Raúl en la despedida a Benedicto XVI en el Aeropuerto José Martí. Foto: AP

Se han publicado 58 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Roberto de Jesús Quiñones Haces dijo:

    Como cristiano y hombre que cree profundamente en el socialismo que vendrá, en el socialismo que no prioriza los derechos económicos, sociales y culturales mientras discrimina los derechos civiles y políticos, que también son derechos humanos, considero que la visita del Papa a Cuba ha sido un éxito.
    Estuve en la misa de Santiago de Cuba y salí desde Guantánamo hacia allá bien temprano en la mañana. Durante el trayecto en tren y después en la Plaza Antonio Maceo pude constatar la organización, la disciplina de todos los cristianos que nos encontramos allí y también la del pueblo no creyente. Las situaciones más disímiles fueron previstas y todo fluyó normalmente.
    Luego puede seguir la visita del Papa por la televisión y estimo que ha sido un hecho histórico cuyas resonancias comenzarán a apreciarse paulatinamente. En lo más profundo de mi corazón –aunque ello no tenga importancia alguna dada mi condición de simple ciudadano -agradezco a las autoridades cubanas su responsabilidad y aportes para que esta visita del Papa haya sido un éxito.
    Sin embargo, no puedo dejar de expresar aquí cuan molesto me resulta que apenas el Papa haya abandonado nuestro país y los que siembran el odio y la división, escondidos detrás de seudónimos como el tal Dardo Ribas, comiencen a expandir su veneno. En su comentario dicho señor sólo demuestra que ignora los fundamentos de nuestra religión y de la proyección pública del Papa. Le sugiero que lea más y sobre todo que expulse de su mente la malsana idea de que Dios es el causante de los males de nuestro planeta cuando la responsabilidad entera recae en nosotros los hombres. En lo único en que coincido con él es en que ciertamente nuestro clero más alto debe tener una apariencia más sencilla y tener la austeridad por norma, como la tuvo Jesucristo, algo que, por demás, también creo que debería ser la guía para los gobernantes del mundo, incluyendo a los nuestros.
    Igualmente me llama la atención el hecho de que varios comentaristas señalan la tolerancia de nuestras autoridades para con las ideas opuestas pero ninguno se pronuncia porque tal tolerancia también se practique en nuestro país, sobre todo con las personas que disienten de nuestro gobierno. Ellas, cuando expresan sus ideas públicamente reciben como respuesta golpes, despidos de su puesto de trabajo, discriminación social, laboral y política o la cárcel. Algún día eso desaparecerá por completo de Cuba, estoy seguro , como también lo estoy de que tal discriminación no es propia del socialismo ni se puede apoyar en el pensamiento de José Martí, tan manipulado con fines políticos. Debe entenderse que discrepar, disentir, NO ES SINÓNIMO DE TRAICIÓN sino un derecho humano, porque como el propio Presidente Raúl Castro ha reiterado la unanimidad para todo y en todo es falsa.
    Por último creo que aunque las relaciones entre la Iglesia y el Estado cubano están en un buen nivel todavía queda mucho por hacer. La plena libertad religiosa no consiste únicamente en poder asistir a un templo o salir en procesión a las calles cuando el gobierno lo autorice. Ella también contempla el derecho de acceder a los medios de comunicación, tener esos medios y trasmitir su mensaje a todo el pueblo, poder educar a nuestros hijos en escuelas religiosas conforme lo establece La Convención sobre los Derechos del Niño y el art. 26.3 de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre. Creo firmemente que algún día eso se logrará y en nada se debilitará nuestro país por permitir el libre ejercicio de estas libertades universalmente reconocidas, que, como bien dijo el Papa, no son privilegios que reclama la Iglesia, sino derechos.

  • PANFILO dijo:

    ESTIMADO "DARDO RIBAS" me temo que solo diste en la diana en el ultimo de tus párrafos porque todo lo anterior fue un derroche de una historia "BARATA" y con claras ansias de hacer leña del árbol caído, tengo la modesta opinión de que en todos los comentarios anteriores las personas han escrito cosas coherentes y no han culpado a nadie de lo que pudo o no hacer el pueblo cubano, sus dirigentes y sus trabajadores, mi modesta opinión es de que si algo no te gustó o los baches de tu calle te molestan pues TRAGA EN SECO!! pero no culpes a nadie por cosas que todos saben cuba está bloqueada hace más de 50 años ESO TODOS LO SABEN pero no es justo que con tu comentario heches por tierra todo lo que se hizo por un acontecimiento que YA PASO A LA HISTORIA DE UN PAIS TAN DECIDIDO A CONSTRUIR SU PROPIO FUTURO COMO CUBA. Es cierto que en todos esos lugares pasan cosas pero a veces "NOS DETEMOS A MIRAR UN GRANO DE ACERRIN EN EL OJO AJENO Y NO VEMOS QUE TENEMOS UN TABLON ENTERO EN EL NUESTRO" El discurso de Raúl Castro en pocas palabras resumió que en Cuba se va a cambiar lo que se tenga que cambiar y retomo parte del concepto de Revolución del Máximo lider de la Revolución Cubana "FIDEL CASTRO RUZ" y se hará al precio de cualquier sacrificio.

  • Julio César dijo:

    El discurso de Raúl: coherente y franco. La visita del Papa es también un paso para la defensa del amor crístico y martiano. Cuba alzó al mundo sus verdades limpias y la hermosura de su unidad, más allá del torrente de mentiras que vierten sobre nuestra obra humana y digna. Nuestro Martí también dijo:"Jesús no murió en Palestina, vive en cada hombre". El capitalismo asesina a jesús todos los días, es preciso un mundo que no deje morir ni a la vida, ni a los sueños.
    Julio César Sánchez

  • Francesco A. dijo:

    Cuba sei il miglior paese del mondo ! la dignità, la coerenza, la bellezza, l'intelligenza, la cultura, sono i veri colori della tua bandiera...Hasta la victoria siempre !!!

  • RAUDEL GARCIA dijo:

    HEMOS OBSERVADO LAS ACTIVIDADES DEL PAPA BENEDICTO XVI EN CUBA Y TODO HA SIDO UN GRAN ÉXITO, LA REVOLUCION LE HA DADO UNA CALUROSA BIENVENIDA COMO MISMO DIJO EL GENERAL DE EJERCITO RAÚL CASTRO. CUBA ENTERA LE HA TRIBUTADO ESPECIAL RESPETO, CREYENTES Y NO CREYENTES HAN PARTICIPADO CON GRAN LUCIDES EN CADA UNA DE LAS PRESENTACIONES. HAY ALGO QUE NO PUEDO DEJAR DE DECIR, EL OBISPO DE SANTIAGO DE CUBA SE NEGÓ A SALUDAR A RAÚL EN LA DESPEDIDA DEL PAPA. ESTO ES UN ACTO DE IRRESPETO, DE TRAICIÓN. EL PAPA HA ESTADO REUNIDO CON RAÚL, CON FIDEL Y SE HA MOSTRADO ARMONÍA MUTUA. CLINTON TUVO EL RESPETO DE SALUDAR A FIDEL EN UNA OCASIÓN. COMO ES POSIBLE QUE ESTE RELIGIOSITO HAGA TAL FECHORÍA? A QUIÉN ESTARÁ RESPONDIENDO TAL ACTO? SERÁ ÉL OTRO PEÓN DEL IMPERIO?
    FUE UNA ACCIÓN CON TOTAL PREMEDITACIÓN. OBISPO, QUEDÓ MAL ANTE EL PUEBLO CREYENTE Y POR SUPUESTO, PÉSIMO ANTE LOS NO CREYENTES COMO YO.

  • Mario A. Ferrer dijo:

    Somos una familia que abrió sus puertas a su Santidad Benedicto XVI, la juventud estuvo presente con voto cordial y seguros de la labor a realizar. Este país se engrandece cada vez más y su fruto estará garantizado siempre...

  • Lucia dijo:

    Impresionantes las palabras de Raul y en lo que respecta al Papa, gracias por su visita y por tantas bendiciones a todo el pueblo cubano.

    lucia.

  • RBD dijo:

    Me gustaria poder escuchar la conversación sostenida entre nuestro lider Fidel Castro y el papa.

  • yolanda dijo:

    robrto tienes mucha razon

  • Yanet dijo:

    El discurso de nuestro Presidente es claro y directo, con un respeto inmenso, pero con verdades irrefutables. La visita del Papa ha sido buena para todos, católicos o no, ha dejado clara, una vez más, nuestra apertura, nuestra dignidad y poder de organización y sobre todo el respeto y cultura que caracteriza a nuestro pueblo. Bendiciones para mi pueblo, mis dirigentes y su Santidad.

  • santiago dijo:

    que buenas palabras de raul y me alegro mucho q la visita del santo padre fue todo un exito ,cuando raul dice el efuerzo que se hace para las buenas relaciones con los emigrados en parte tiene razon .en otras no.yo creo que la aduana fundamentalmente la aduana del puerto de la habana no esta trabajando en corcodancia con las palabras de raul.decomisando bicicletas elect que los emigrados han mandado a su flias.

  • Lautaro dijo:

    Ayyy Dardo Ribas por gente como tú se cayó la Union Sovietica. NO voy a repetir lo dicho por los foristas que me antecedieron para responderte. En otro artículo le dije a un futuro periodista que me da pena y lástima que gente tan inteligente sean tan superficiales y simplistas a la hora de tratar el tema religión en este caso cristianismo, atribuirle a la divinidad de Dios la culpa de los problemas que hemos causado nosotros los hombres demuestra una gran ignorancia. El cristianismo no enseña someterse o temerle a Dios, el cristianismo te exorta a amar a Dios y al prójimo. Desgraciadamente a lo largo de los siglos hombres que han gobernado la Iglesia han empañado lo que enseña el Evangelio y ejemplos hay millones pero brother usted malescribe cosas sin saber, pero como le dije a Carlos Manuel en el otro articulo del que hable, al final esa es la consecuencia de una politica errada(que ha estado cambiando) a lo largo de muchos años, en la que en ocasiones no hubo ni siquiera tolerancia o respeto, tu pensamiento y escrito es otro ejemplo de eso. En muchos años se metió para el mismo saco a todo el mundo como dice María, la cual menciona también la operación Peter Pan que fue uno de esos malos ejemplos que mencioné. Pero eso a su vez es consecuencia de un error de Marxs al atribuirle a la religión los errores cometidos por la Iglesia como Institución, Institución que fueron hombres quienes la dirigían. Obviando esto último, yo diría que el cristianismo y el marxismo tienen muchos puntos en común y eso tiene que ser lo que prime en la relación Estado-Iglesia, que como dijo otro forista, ha mejorado mucho pero falta muchisimo por hacer.
    Hay mucho más que decir pero este tema que se está debatiendo de Politica y Religión es un poco engorroso para escribir, además no tengo mucho tiempo.

    SAludos.

  • Marlene dijo:

    Excelente discurso: coherente y profundo, cada día me siento más feliz por ser cubana.

  • Dardo Ribas dijo:

    "PÁNFILO", NO ENTENDISTE NADA.

    Te vendría bien un curso de interpretación de textos.
    Y otro de ortografía y coherencia narrativa.

    Según tu confuso mensaje "todo lo anterior fue un derroche de una historia “BARATA” y con claras ansias de hacer leña del árbol caído" (sic). Obviamente, te referías a mis palabras.

    ¿Cuál es el árbol caído? ¿La Iglesia? ¿La Revolución?

    Yo no hablé en ningún momento de "árboles caídos". La Revolución está vigente y si se profundiza, lo estará aún más. La Iglesia oficial, en sus 1.700 años, lamentablemente, también está vigente.

    Sigue engañando incautos con paraísos en el "más allá", en vez de luchar por crear paraísos en la Tierra. Continúa su prédica de resignación a los pobres, bajo promesas inciertas de recompensas en la vida de ultratumba (no existe).

    De esa manera, favorece objetivamente el sistema de injusticias, de clases privilegiadas en las sociedades de todas las épocas y desde su fundación formal por parte del imperio romano, que la tomó de los pueblos sojuzgados en una hábil maniobra para dominarlos mejor.

    Su mensaje a los oprimidos y explotados, puede resumirse de la siguiente forma:

    "Jódanse en la Tierra, que luego obtendrán el Paraíso en el más allá"

    Una hábil manera de perpetuar los sistemas expoliadores de todas las épocas y con los que siempre estuvo alineada. Sean las monarquías, el feudalismo, el esclavismo o el capitalismo.

    Cuando critico estos comportamientos, no me refiero a los feligreses y sus razonables y pacíficas creencias, sino a las jerarquías que nada tienen que ver -por lo general-, con aquel individuo que según los evangelistas andaba pregonando que era el hijo de Dios, pero, también, condenando a los ricos y a los curas hipócritas de la época.

    Está en la Biblia, no es invento mío. Hay que leer todas las partes y no sólo la que le conviene al cura del barrio, que en su mayoría son fieles siervos de la central clerical. Para eso han sido formados y dogmatizados.

    Queda claro que la jerarquía de la "Sacrosanta Madre Iglesia", es parte importante de los grupos del privilegio. De ahí las riquezas del Vaticano y la vida licenciosa, ostentosa, de sus dignatarios...

    Nada que ver con Jesús y su grupito de seguidores. La cuestión de "Iglesia rica o Iglesia pobre", no es una creación de este humilde participante; es un problema que está enraizado a lo largo de los siglos dentro de la misma Iglesia. Hasta ahora, triunfaron los que propician la Iglesia rica.

    Nada que ver con los simpáticos hermanos franciscanos y los clérigos que intentaron la "Teología de la Liberación"; muchos de los cuales pagaron con sus vidas tal valiente y progresista actitud, mientras el Vaticano los condenaba y delataba, sutilmente, a los cuerpos represivos de las dictaduras latinoamericans.

    Delaciones encubiertas que los dejaron atados de pies y manos, como ocurrió en Argentina, por ejemplo, con los asesinados y heroicos hermanos Palotinos; también, con el Monseñor Angelelli, muerto por la dictadura y con aquel valiente fraile, Don Arnulfo Romero, en El Salvador, que fuera sacrificado por la célula terrorista de derechas comandada por el mayor Roberto d'Aubuisson (fundador del Partido ARENA) y sus secuaces. Asesinatos que gozaron de la clara condescendencia de la cúpula papal.

    "Pánfilo", no te hagas el "revolucionario" e intentes instalar que respaldas a Raúl y Fidel. Lo que tu quieres, claramente, es la restauración del capitalismo, pero no te animas a decirlo... por ahora. De ahí todas estas sandeces que has proferido tratando de enlodar mis palabras.

    Lo tuyo, es el doble discurso del que tanto se habla en Cuba y que yo mismo he podido presenciar. Salvo, claro, que escribas desde Miami.

    Tómate una aspirina... o dos.

  • Claudia Fernández dijo:

    Raúl:
    ¡Qué acertadas palabras cuando dijiste: ..."Satisface a nuestro país estar entre los que más han hecho por la vida, la libertad y la dignidad humana". Cuando viajé allá pensando en la afligente situación económica les dije a mis amigos cubanos que a lo mejor había que cortar un poco la ayuda internacionalista para con ese dinero aumentar un poco más los salarios, por lo menos los más bajos, y ellos me respondieron que no, que hay gente en éste planeta que está mucho peor,y con esa respuesta me dieron una lección de amor, de altruísmo, de generosidad.Y esos sentimientos son producto de la educación, que no es sólo la que se imparte en las aulas, sino la que se vive diariamente en otros ámbitos,también un gobernante es un educador, con su ejemplo y sus palabras está educando,y Fidel, Raul, el Che...etc, fueron los más claros ejemplos. El ejemplo es lo que educa, y el pueblo Cubano es lo que es, por el GRAN ejemplo que tuvieron.
    Un abrazo revolucionario,
    Claudia.

  • antonio salgado lopez dijo:

    PARA DARDO RIVAS,CON AFECTO Y SALUDOS:

    Nos es habitual reconocer a Jesús el galileo, los apóstoles y en tiempos modernos a los agentes pastorales y comunidades eclesiásticas como sujetos de evangelización. El protagonismo religioso individual siempre se superpuso al significado del colectivo como sujeto comunicador, como portador de las buenas nuevas de un mundo equitativo y justamente proporcional. Es así, como en esta oportunidad, y desde la experiencia de los pueblos que luchan por su liberación, reconocemos a Cuba como sujeto soberano evangelizador y portador de valores coherentes, no sólo con los principios primigenios de las primeras comunidades cristianas, sino con toda aquella espiritualidad y sentir religioso que tenga la vida como valor supremo.

    El lunes 26 de marzo llegó el Papa Benedicto XVI a la Grande de las Antillas, Cuba. El presidente Raúl Castro abrió su discurso con un profundo talante ético haciendo alusión a Cintio Vitier y José Martí: “De Martí aprendimos a rendir culto a la dignidad plena del hombre y heredamos la fraterna fórmula que seguimos hasta hoy: “con todos y para el bien de todos”; Vitier, “insigne intelectual y cristiano, escribió que ‘el verdadero rostro de la Patria… es el rostro de la justicia y de la libertad’ y que ‘la Nación no tiene otra alternativa: o es independiente o deja de ser en absoluto’.

    La acrisolada personalidad del pueblo cubano, se levanta en el mundo entero como candelabro iluminado que resplandece en medio de la lucha por el poder y la manipulación enajenada del cuerpo y la conciencia. El endiosamiento de un dios con pies de barro, como es el Capital, representado por su vicario el Mercado y adorado en majestuosos templos bancarios, hacen de la economía liberal la religiosidad que se nutre de sangre inocente. Cuba evangeliza al mundo y entre ellos al líder de la Iglesia Católica, Benedicto XVI. Una evangelización emprendida desde la puesta en práctica de valores soberanamente equitativos y solidarios que desde el triunfo de la Revolución en 1959 traspasan las relaciones sociales y de producción en la Grande las Antillas.

    Cuando sostenemos que Cuba evangeliza al Papa lo hacemos desde el mismo testimonio legado por Jesús el galileo. En el capítulo 25, 31-46, del Evangelio según San Mateo, la tradición teológica nos pone en evidencia aquello que para muchos es el centro del mensaje cristiano. Para Jesús el galileo, según el testimonio de Mateo, existen dos grupos de personas, las cuales desde sus propias convicciones demuestran devoción religiosa, pero que desde la perspectiva de códigos éticos de carácter universal no todos los grupos se encuentran en sintonía con los designios divinos.

    Existe el grupo al cual Jesús el galileo le dice: "Venid, benditos de mi Padre, recibid la herencia del Reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; era forastero, y me acogisteis; estaba desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a verme" (vv.34-36). Y, se encuentra el otro grupo al cual se dirige de esta manera: "Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el Diablo y sus ángeles. Porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber; era forastero, y no me acogisteis; estaba desnudo, y no me vestisteis; enfermo y en la cárcel, y no me visitasteis"(vv. 41-43).

    Hay, en el texto bíblico compartido, antes que una cargada compilación jurídico-doctrinal en materia religiosa, una síntesis de la práctica de Jesús el galileo. Aquella práctica que a través de los tiempos y espacios fue distorsionada institucionalizando el poder como instrumento de enriquecimiento y exclusión, negando desde todo punto de vista el sentido comunitariamente solidario de la espiritualidad compartida por el carpintero de la lejana Nazaret.

    Cuba sufre –desde 1960- el inhumano e inicuo bloqueo financiero y comercial de parte de los EE.UU. No obstante, el sufrimiento y las serias limitaciones que esta nefasta situación conlleva, la práctica de Cuba se ha convertido en evangelio de esperanza para aquellos y aquellas que serían –según Mateo 25– los preferidos y preferidas de Jesús el galileo. El Evangelio, la buena noticia, según Cuba, se construye en la cotidianidad de la esperanza compartida. El aporte de la Revolución cubana para las Ciencias Teológicas es el haber encarnado en movimiento social verdades bíblicas que se transforman en buena nueva de liberación a todo aquella persona que cree que sobre el valor del Capital existe un valor superior llamado dignidad.

    Y, esta dignidad del pueblo cubano nos evangeliza. Sin esperar pomposas manifestaciones de fe, ni signos sobrenaturales de milagros de dudosa reputación, la Grande de las Antillas es reconocida en el mundo entero por su entrega incondicional en beneficio de causas solidarias como el apoyo a olvidadas regiones de África, Centro y Sur América. Campamentos enteros de médicos en el sufrido y empobrecido Haití, ayuda humanitaria en Perú, Chile y demás pueblos que se fueron víctimas de desastres naturales. Pero, no solo esta dignidad convertida en pueblo, llamado Cuba, se manifiesta en coyunturas específicas, para la maltratada Isla, hacer ver al ciego, no es el único, pero si uno de los milagros que le sale del corazón.

    El modelo socialista cubano evangeliza al mundo desde su praxis solidaria. Dejamos al presidente Raúl Castro que él mismo nos haga la síntesis de una de las buenas nuevas que el pueblo cubano tiene para el mundo: “Sólo como demostración de cuánto se podría hacer si prevaleciera la solidaridad, menciono que en la última década, con la ayuda de Cuba se han preparado decenas de miles de médicos de otros países, se ha devuelto o mejorado la visión a 2,2 millones de personas de bajos ingresos y se ha contribuido a enseñar a leer y escribir a 5,8 millones de analfabetos. Puedo asegurarle que, dentro de las modestas posibilidades de que disponemos, nuestra cooperación internacional continuará”.

    La ostentosa riqueza del Vaticano, no será mencionada, pero no podrá ser obviada. La corrupción y especulación financiera que se aduce al sistema financiero de Vaticano es un tópico que forma parte de una poderosa e inicua red internacional. La corrupción y especulación financiera del Vaticano, Estado del cual Benedicto XVI es jefe supremo, se encuentra enmarañada con acusaciones de pedofilia y tráfico sexual atribuidos a funcionarios religiosos cercanos a Benedicto XVI. La historia del Vaticano, como eje central de la catolicidad a nivel mundial, se encuentra lejos de rendirle honor al tan ignorado Mateo 25 en donde los anónimos de las sociedades, los seres no “productivos” (hambrientos, sedientos, forasteros, desnudos, enfermos, presos…) se manifiestan como los preferidos y las preferidas de Jesús el galileo.

    Más allá de todas estas distorsiones que el poder imprime en las instituciones religiosas y no religiosas, Cuba abre sus brazos a Benedicto XVI y acepta el carisma de su visita: “Vengo a Cuba como peregrino de la caridad, para confirmar a mis hermanos en la fe y alentarles en la esperanza, que nace de la presencia del amor de Dios en nuestras vidas. Llevo en mi corazón las justas aspiraciones y legítimos deseos de todos los cubanos, dondequiera que se encuentren, sus sufrimientos y alegrías, sus preocupaciones y anhelos más nobles, y de modo especial de los jóvenes y los ancianos, de los adolescentes y los niños, de los enfermos y los trabajadores, de los presos y sus familiares, así como de los pobres y necesitados” señaló el pontífice.

    Muy lejos de censurar a Cuba, como lo alucinan sus detractores, Benedicto XVI eleva sus plegarias a la Virgen del Cobre por los necesitados, los que sufre y todo aquel que es privado de su libertad viviendo lejos de sus seres queridos. Muy lejos de censurar a Cuba, el sumo pontífice de la catolicidad mundial intercede por Cuba que sufre exclusión de los poderosos de la tierra. Vayan las plegarias del Papa unidas a las plegarias de mujeres y varones de buena voluntad que interceden por los cinco hermanos cubanos que sufren injusta detención. Que el poder evangelizador del pueblo cubano, sincréticamente creyente, espiritual y éticamente liberador, pueda contribuir con el proceso de conversión del Sumo pontífice y que tenga la oportunidad de materializar su espiritualidad en favor de la Grande de las Antillas como signo de la opción preferencial por los excluidos y excluidas de la praxis radicalmente revolucionaria de Jesus.

    ¿Que tu crees Dardo Rivas ?

  • Dardo Ribas dijo:

    ¿QUÉ CREO, AMIGO ANTONIO?...

    Creo que de ser ciertas las leyendas bíblicas que refieren a Jesús predicando vida austera y solidaria por la Palestina, condenando a los inmorales y a los farsantes, Fidel, El Che, Camilo, Raúl y otros miles y centenares de miles de mortales, millones, entre los que estaríamos tú y yo, habríamos sido sus discipulos y compañeros.

    Jesús no hubiera estado sólo a la hora de su muerte. Hubiéramos luchado por defenderlo y, seguramente, compartiríamos el mismo final, allí, en el miserable madero o habríamos puesto de rodillas al imperio... ¡Vaya uno a saber!

    No tendría por qué haberse cumplido la "profecía", aquella que exigía la traición de Judas -querido discípulo de Jesús- y la muerte espantosa del nazareno.

    Dios hubiera celebrado más un gesto de grandeza colectivo, que un obligado cumplimiento de la supuesta profecí; en la cual, necesariamente, su hijo debía sufrir tal tormento para salvar a los hombres de iniquidades y pecados.

    Ése, además, es un capítulo que siempre me intrigó...

    ¿Por qué -teniendo sus discípulos la certeza de la divinidad de Jesús, de sus milagros y bondad infinita-, no lucharon por su libertad, aunque sea un idealista intento que mostrara valor y convicciones?

    Los espartaquistas -miles-, murieron al lado de su líder.

    ¿Qué les pasó a los "discípulos"?... Sólo Magdalena y las otras mujeres -entre ellas, María- acompañaron el suplicio del nazareno. Cabe un único calificativo para los discípulos: cobardes.

    El gran Espartaco -su legión de esclavos que mucho antes habían sufrido el mismo cruel destino-, Jesús, Marx, Engels y los comunistas verdaderos, son eslabones de una misma cadena.

    La organización del catolicismo y la Iglesia, surgida siglos después y de la mano del imperio de aquella época, utilizaron a Jesús y tergiversaron sus pensamientos e intenciones.

    Todos estos que se llenan de cruces o viven idolatrando íconos de yeso, oro o mármol; aquellos que viven persignándose y pidiendo milagros para ganar en los casinos o para vivir mejor que los demás, no son más que la escoria del cristianismo.

    Lo mismo puede decirse de quienes dicen representarlo desde la magistratura de la Iglesia, pero que en su vida cotidiana traicionan los más elementales preceptos que exigía Jesús.

    A Dios, de existir en la forma que se lo ha imaginado, no debe pedírsele nada. Lo que vale es la conducta, las actitudes ante los semejantes y el valor para tratar de aportar a una sociedad justa y solidaria. La única forma de ser un buen cristiano es adoptar la humildad y la solidaridad como estilo de vida. No hay otra.

    Todo lo demás, no son más que desviaciones y extorsiones sobre los creyentes. Si Dios existe, no dejará a un lado a los buenos, a los justos... hayan creído o no en su existencia o en sus "misterios".

    De la misma forma, deplorará a los farsantes y a los que con él han especulado para vivir mejor que el prójimo. Ni que hablar de los que en su nombre justificaron la explotación de los semejantes, el crimen y la tortura, a lo largo de los siglos.

    No tenemos evidencia alguna de seres sobrenaturales; es más, se los ha imaginado a imagen y semejanza de nosotros mismos, prueba terminante de fantasías inabarcables.

    Les pasó a los griegos y a los egipcios, civilizaciones que aportaron bellezas literarias y filosóficas mucho más amplias que las burdas patrañas que pueden leerse en cantidad de libros de la Biblia, a su vez, surgidas de plagios y tergiversaciones de los antíquisimos mitos indostánicos.

    Si el Dios de los cristianos existe, si tal entidad rige los destinos del universo, nuestras fantasías en cuanto a él son sólo absurdas partículas de abstracciones en la maravilla del universo real.

    La humanidad -desde las cavernas primitivas- imaginó deidades y milagros. Es tan grande el miedo a la muerte, al sufrimiento, a no ser, que vivimos alentando ideas místicas que nos perpetúen en el "más allá".

    Lo mejor, es tratar de entender nuestra finitud y bregar por construir "paraísos" de hermandad, aquí, en la Tierra.

    Si Dios existe, será bondadoso y magnánimo con todas las criaturas que han cumplido con esta base moral.

    Dejemos los castigos infernales para los dementes que los han imaginado.

    Un abrazo a la distancia, Antonio. He disfrutado intensamente con tu inteligente, cristiano, poético y sapiente mensaje.

  • Dardo Ribas dijo:

    ¿QUÉ CREO, AMIGO ANTONIO?...

    Creo que de ser ciertas las leyendas bíblicas que refieren a Jesús predicando vida austera y solidaria por la Palestina, condenando a los inmorales y a los farsantes, Fidel, El Che, Camilo, Raúl y otros miles y centenares de miles de mortales, millones, entre los que estaríamos tú y yo, habríamos sido sus discípulos y compañeros.

    Jesús no hubiera estado sólo a la hora de su muerte. Hubiéramos luchado por defenderlo y, seguramente, compartiríamos el mismo final, allí, en el miserable madero o habríamos puesto de rodillas al imperio... ¡Vaya uno a saber!

    No tendría por qué haberse cumplido la "profecía", aquella que exigía la traición de Judas -querido discípulo de Jesús- y la muerte espantosa del Nazareno.

    Dios hubiera celebrado más un gesto de grandeza colectivo, que un obligado cumplimiento de la supuesta profecía; en la cual, necesariamente, su hijo debía sufrir tal tormento para salvar a los hombres de iniquidades y pecados.

    Ése, además, es un capítulo que siempre me intrigó...

    ¿Por qué -teniendo sus discípulos la certeza de la divinidad de Jesús, de sus milagros y bondad infinita-, no lucharon por su libertad, aunque sea un idealista intento que mostrara valor y convicciones?

    Los espartaquistas -miles-, murieron al lado de su líder.

    ¿Qué les pasó a los "discípulos"?... Sólo Magdalena y las otras mujeres -entre ellas, María- acompañaron el suplicio del Nazareno. Cabe un único calificativo para los discípulos: cobardes.

    El gran Espartaco -su legión de esclavos que mucho antes habían sufrido el mismo cruel destino-, Jesús, Marx, Engels y los comunistas verdaderos, son eslabones de una misma cadena.

    La organización del catolicismo y la Iglesia, surgida siglos después y de la mano del imperio de aquella época, utilizaron a Jesús y tergiversaron sus pensamientos e intenciones.

    Todos estos que se llenan de cruces o viven idolatrando íconos de yeso, oro o mármol; aquellos que viven persignándose y pidiendo milagros para ganar en los casinos o para vivir mejor que los demás, no son más que la escoria del cristianismo.

    Lo mismo puede decirse de quienes dicen representarlo desde la magistratura de la Iglesia, pero que en su vida cotidiana traicionan los más elementales preceptos que exigía Jesús.

    A Dios, de existir en la forma que se lo ha imaginado, no debe pedírsele nada. Lo que vale es la conducta, las actitudes ante los semejantes y el valor para tratar de aportar a una sociedad justa y solidaria. La única forma de ser un buen cristiano es adoptar la humildad y la solidaridad como estilo de vida. No hay otra.

    Todo lo demás, no son más que desviaciones y extorsiones sobre los creyentes. Si Dios existe, no dejará a un lado a los buenos, a los justos... hayan creído o no en su existencia o en sus "misterios".

    De la misma forma, deplorará a los farsantes y a los que con él han especulado para vivir mejor que el prójimo. Ni que hablar de los que en su nombre justificaron la explotación de los semejantes, el crimen y la tortura, a lo largo de los siglos.

    No tenemos evidencia alguna de seres sobrenaturales; es más, se los ha imaginado a imagen y semejanza de nosotros mismos, prueba terminante de fantasías inabarcables.

    Les pasó a los griegos y a los egipcios, civilizaciones que aportaron bellezas literarias y filosóficas mucho más amplias que las burdas patrañas que pueden leerse en cantidad de libros de la Biblia, a su vez, surgidas de plagios y tergiversaciones de los antiquísimos mitos indostánicos.

    Si el Dios de los cristianos existe, si tal entidad rige los destinos del universo, nuestras fantasías en cuanto a él son sólo absurdas partículas de abstracciones en la maravilla del universo real.

    La humanidad -desde las cavernas primitivas- imaginó deidades y milagros. Es tan grande el miedo a la muerte, al sufrimiento, a no ser, que vivimos alentando ideas místicas que nos perpetúen en el "más allá".

    Lo mejor, es tratar de entender nuestra finitud y bregar por construir "paraísos" de hermandad, aquí, en la Tierra.

    Si Dios existe, será bondadoso y magnánimo con todas las criaturas que han cumplido con esta base moral.

    Dejemos los castigos infernales para los dementes que los han imaginado.

    Un abrazo a la distancia, Antonio. He disfrutado intensamente con tu inteligente, cristiano, poético y sapiente mensaje.

  • Roberto de Jesús Quiñones Haces dijo:

    Bueno, ayer volví a realizar otro comentario sobre las palabras del señor que se esconde bajo el seudónimo de "Dardo Ribas"y las publicaropn pero ahora me percato de

  • Roberto de Jesús Quiñones Haces dijo:

    Ayer expuse nuevamente mi opinión en respuesta a lo que escribió la persona que se esconde tras el seudónimo “Dardo Ribas” dirigido a “Pánfilo”, vi como mi mensaje fue recibido y publicado, sin embargo hoy me he sorprendido al ver que lo eliminaron y vuelven a publicar los ataques del tal “Dardo Ribas” en contra de la Iglesia y sus representantes. Yo pensaba que este era un sitio donde no existían esas discriminaciones. Quizás sea porque el tal “Dardo Ribas” es del Consejo Editorial. O quizás esté equivocado y se trate de un error., de ser así espero que lo analicen pues hechos como este restan credibilidad al espacio. Espero que alguien del Consejo de Redacción se digne a darme una respuesta.

  • Lautaro dijo:

    Fijense como cambió el discurso de Dardo Ribas respecto a su 1er comentario, enfilando los cañones no tanto al cristianismo sino a la Iglesia como institución.

    De todas formas te sigo viendo incrédulo, incluso con respecto al Jesús histórico ese que marcó una fecha en el calendario nuestro, llamando leyendas biblicas lo que dicen los evangelios. Tú como los judíos de aquella época lo que esperaban era un Mesías que tomara las armas y se rebelera contra el Imperio Romano, por eso es que los judíos todavía están esperando a su Mesías, sin embargo la misión de Jesús fue otra en la tierra, fue la de cambiar corazones, la de enseñar amarse los unos a los otros, la de ser solidarios con el projimo como si fuera con uno mismo. Si murió no fue para "cumplir una profecía" sino para hacer recapacitar a la humanidad lo mal que andabamos. Sigues la Biblia muy al pie de la letra, sé que muchas iglesias lo hacen, pero eso no debe ser así, tienes que basarte en el contexto histórico, entender que fue un libro escrito por hombres de aquella época inspirado en Dios, no dicatdo por Dios, saber que el Antiguo Testamento es la historia del pueblo de Israel y que el Nuevo Testamento es donde comienza la historia del cristianismo, sobre todo en los Evangelios, Los Hechos y Las Cartas de Pablo.
    Criticas la asistencia a la iglesia para la adoración que se le hace a Dios por los cristianos, sin entender que eso es parte de la tradición y que es un momento de espiritualidad, de oración, de fé, de reflexión, y de ayuda para hermandar a los hombres y mujeres que están por la misma causa, incluso llega a cambiarle el corazón a personas que no han sido lo mejor de la sociedad, no puedo creer que no reconozcas eso.

    Por tus comentarios supongo que incluso criticas a cualquier forma de religiosidad del ser humano, incluso la de los Orichas que es parte de la cultura del pueblo cubano también, o los budistas, judíos, mulsumanes, etc. Pero bueno cada loco con su tema.
    En varias cosas sí tienes razón y es que el ser buen cristiano no significa ir todos los domingos a la iglesia si lo demás días a la semana eres un descarao que roba, engaña, no eres solidario con el que lo necesite, levantas falsos testimonos de tus vecinos, compañeros de trabajo o escuela. El oportunista mi hermano se encuentra lo mismo en una iglesia, que en el partido, que en la UJC que en un centro de trabajo, ese no es un mal solo de la iglesia. Es cierto que uno enseña mejor con las acciones, la conducta que con la palabra, ya lo dijo Ricardo Arjona en su canción "Jesús es verbo, no sustantivo", que no sé porque muchas personas pensaban que eso ofendería a los cristianos, jejeje, a mi me causaba risa cuando me preguntaban que yo creía de esa canción y esperaban una respuesta negativa de mi parte, jajaja.

    En fin Dardo Ribas veo que eres una persona inteligente y realmente es una lástima, como he dicho antes, que tú y muchos como tú queriendo ser filosofos y profundos en sus analisis pecan de ser superficiales y le dan una mayor importancia a cosas que no deben darle. Igual un placer debatir contigo aunque no me hayas dirigidos tus comentarios.

    SAlduos.

  • Dasiel Casero dijo:

    saludos, creo que esta visita del Sumo Pontífice a Cuba ha sido de gran importancia para una vez más demostrarles a Barack Obama que seguimos luchando y nos descansaremos hasta lograr el regreso a Cuba de los 5 anti terroristas cubanos que luchan, lucharon y lucharán para ver a su patria libre de ese férreo bloqueo económico y financiero impuesto por los Estados Unidos por más de medio siglo.

  • Juan Gatica Amengual dijo:

    Ciertamente , me dirán que " otra cosa es con guitarra" , como se estila decir por estas australes latitudes, pero, no exageremos hermanos cubanos...
    Una cosa es la diplomacia , y otra es no tener dignidad.

    Ratzinger, a no olvidarlo, es un anticomunista de " tomo y lomo...", tanto o más que Karol Woijtila...

    ¿ Hay que aceptar cualquier cosa impuesta por el Vaticano, dado su inconmensurable poder, basado en la corrupción y en riquezas exorbitantes...?
    Jesús no los expulsaría del Templo a los gritos, sino a cañonazos...

    Por favor...

    Desde el paraíso del neoliberalismo salvaje a ultranza,

    Juan Gatica Amengual
    Santiago de Chile
    Suramérica

    PS: Sugiero que se le proponga a Ratzinger que declare feriado en El Vaticano el día 1º de enero, no como comienzos de Año, sino como la entrada de los Revolucionarios a La Habana...

  • ADRIAN ALMIRA dijo:

    CUBA SIEMPRE HA BRINDADO SU AYUDA DESINTERESADA A PAISES QUE LA HAN NESECITADO,VIVA CUBA

  • Pinto dijo:

    Para Dardo Rivas.
    Se percibe que has llegado a un punto de enajenación y apasionamineto que no te deja ver más allá de tus estrechos criterios. No niego nada de lo que dices, pero, ¿Hasta cuando vas a tener tanto odio en tu corazón? Te va a hacer mucho daño. Cuando leo todo lo que escribes, me percato de que el fanatismo no es problema de la religión o de la fe, sino de los hombres encerrados en un solo pensar. No me imagino una nación bajo tu égida, llegaríamos a la Tercera Guerra Mundial.

  • Laureano Guzmán Ramírez dijo:

    Respeto las ideologías políticas y religiosas, estas son un inalienable derecho

  • Gisell Aguilera Torres dijo:

    Nuestro pueblo una vez más ha dado muestra de valentía e independencia. Con esta visita de su Santidad queda demostrada la grandeza de espíritu que caracteriza a nuestros líderes revolucionarios, para desdicha de los que tratan día a día de desacreditarnos nuestra transparencia como pueblo los deja perplejos y solo logran con sus malas intenciones que se eleve mas fuerte nuestra voz en el mundo. Seguiremos luchando por la justicia, por nuestra verdad, por la libertad de los cinco héroes prisioneros del imperio, por todos los valores en los que creemos, por el legado que heredamos de Fidel del Che de Martí y de tantos otros que ofrendaron sus vidas a esta causa que seguiremos defendiendo.

  • Nely Suárez dijo:

    POR ESO Y POR MUCHAS COSAS MAS ADMIRAMOS NUESTRO MAXIMO REPRESENTANTE Y LO QUEREMOS MAS TIEMPO DIRIGIENDONOS Y GUIANDONOS,PORQUE NUESTRA CONSIGNA ES ¨VIVA FIDEL¨ ¨VIVA RAÚL

Se han publicado 58 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Raúl Castro Ruz

Raúl Castro Ruz

General de Ejército y Primer Sercretario del Partido Comunista de Cuba. Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba (2008-2018). Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (1959-2008). Líder guerrillero de la Revolución Cubana y Comandante del Ejército Rebelde.

Vea también