Imprimir
Inicio » Opinión  »

Que cada cual asuma lo que le toca

| 280

En su blog Segunda Cita, Silvio Rodríguez responde a Manuel R, estudiante puertorriqueño en Nueva York, responde varias preguntas que le han hecho sobre las más recientes declaraciones de Pablo Milanés. Compartimos el intercambio:

Manuel R. dice...

Silvio,
te voy a ser bien sincero. No entiendo bien tu postura, ni la de muchos revolucionarios que considero honestos y maduros ante la carta de Pablo. He escuchado tantas opiniones, tantas críticas, tanto cinismo, unos le dan la pinta buena y otros la pinta mala.

A mí me parece honesta y eso lo admiro, personalmente tengo diferencias en cuanto a la forma de la carta aunque no en cuanto al contenido. Creo que precisamente esta es la disyuntiva mas interesante de las declaraciones de Pablo: Forma vs. Contenido.

Te pregunto: ¿Cuál es tu opinión sobre el contenido de la carta? ¿Cuál es tu opinión sobre su forma?

¿Crees tú que el espíritu revolucionario de Pablo viene por la misma línea del espíritu evolucionario de "Sea Señora"? ¿Sí, no, por qué?

Silvio responde...

Manuel R:

Pablo y yo hace algo más de 20 años que no nos vemos. Tampoco nos hemos hablado ni por teléfono. O sea que el Pablo que conozco tiene casi un cuarto de siglo de retraso. Aún sin estar cerca, en este tiempo sin relacionarnos directamente, ambos hemos mantenido una actitud respetuosa respecto al otro. Nos conocimos en 1967 y dejamos de vernos y de hacer proyectos juntos a fines de los 80s. Mientras duró, nuestra amistad rebasó lo que pudiera ser una simple colaboración. Fuimos testigos de muchos eventos personales de ambos. Y también colectivos. Vimos nacer a nuestros primeros hijos, fraguarse y deshacerse amores, proyectos, sueños de diferente linaje. Hay zonas del Pablo actual que son nuevas para mi y hay otras que me son muy conocidas. Y para resumirte mi postura, o para que aprendas a verla como es, sin confusiones, te la voy a identificar: Mi postura es la que mantengo cada día; lo que hago y lo que digo, el testimonio cotidiano de un hombre que, más por intuición que por sabiduría, nunca se ha creído infalible. Asimismo no me siento capaz de juzgar, menos públicamente, a un viejo amigo; pero de lo que sí estoy seguro, Manuel R., es de que Pablo está convencido de estar a la altura de lo que cree de sí mismo.

Esto me da oportunidad de decir que muchos ataques a Pablo no los he puesto aquí en el blog. Siempre han existido los "Pablistas" y los "Silvistas". Por mi parte nunca -jamás- he permitido que en mi presencia nadie hable mal de Pablo. Cuando me botaron del ICR en 1968, también fue por defenderle. Y por pincipios -míos- lo sigo haciendo, aún cuando Pablo me incluya a mi entre los "despreciables" que seguimos defendiendo la Revolución, y los que firmamos la carta que él entendió a su manera (y todos los que la firmamos entendimos de otra, o sea un momento en el que había que cerrar filas con la defensa de Cuba). Como dice un amigo mío: "Hay un viejo proverbio latino que dice Quod escripsi, escripsi. Lo que está escrito está escrito y no se puede borrar." Que cada cual asuma lo que le toca, y allá el que se arrepienta de la gloria que ha vivido por lo que quiera aparentar.

Coincido con Pablo en muchos de sus juicios críticos sobre la realidad cubana. Me parece que algunos de esos puntos los he tocado en conferencias de prensa en Cuba. Lo que escandaliza a algunos no es el contenido de sus críticas sino la forma, que además de burda parece desamorada, sin el más mínimo compromiso afectivo. Otra cosa que duele es que haya manifestado esas críticas en Miami, a unos días de un concierto que, por más propaganda que hacían, no se llenaba. Y para colmo que las hiciera a medios que tildan de héroes a terroristas que han derribado aviones civiles, medios cuyos dueños han pagado actos de violencia contra Cuba.

Es importante que los que vivimos en esta sociedad imperfecta -y eso quiere decir con cosas malas pero también con cosas buenas- sigamos criticando, sigamos mejorándonos. Y que este ejemplo triste no les sirva de pretexto a los extremistas para cerrarse a cal y canto. Ese es un daño interno que nos hacen actitudes como esta. Pero en las Revoluciones, si son verdaderas (como creo que es la cubana), nadie es imprescindible, al menos para siempre. Cada baja nos enseña a llenar la ausencia con lo que tengamos, y a aspirar a ser tan buenos como lo que nos falta.

No en balde escribí, hace unos 30 años:

Salgo y pregunto por un viejo amigo
de aquellos tiempos duramente humanos,
pero nos lo ha podrido el enemigo,
degollaron su alma en nuestras manos.

Absurdo suponer que el paraíso
es sólo la igualdad, las buenas leyes.
El sueño se hace a mano y sin permiso,
arando el porvenir con viejos bueyes.

Vaya forma de saber
que aún quiere llover
sobre mojado.

Se han publicado 280 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Agustín Navarro dijo:

    Silvio ya contestaste lo que muchos de nosotros quisieramos decir y es verdad cada puede decir lo que piense el problema es donde se dicen las cosas hace mucho rato que este señor nos traiciono yo no entiendo llevamos años sufriendo al imperio que a tratado de matarnos por hambre y esa es la verdad el que diga otra cosa es mentira sabemos que tenemos muchas dificultades y errores pero núnca para perjudicar al pueblo eso me consta nadie como El Comandante en Jefé que en su momento más malo del periodo especial le dijo al Compañero Eusebio Leal que vendiera todos los regalos que le habian Hecho a Nuestro Comandante por la situación tan grave que tenia Cuba,muchos de nuestros niños no tienen la medicina que hace falta tienen cancer y el dichoso bloqueo no permite comprar esas medicinas,todos nuestros niños van a la Escuela y en un periodo malisimo que nos toco vivir nigúno se quedo sin Escuela que es lo más preciado,nuestra salud con sus dificultades nadie se queda sin ser atendido el sabe bien la situación que hay en muchos paises con la salud incluyendo al imperio done fué el asañor Pablo a estar haciendo el bueno para ganar más dinero,hace mucho rato que yo se que el traiciono "TODO LO QUE SE A VIVIDO"

  • Luis Francisco Jacomino dijo:

    Bravo Silvio,me parece atinada tu respuesta despuès de tanto cacareo.

  • andres garcia lopez dijo:

    siempre he dicho que quine no quiera a su madre, no quiere a nadie.Pablo donde esta la gloria que has vivido.Es que al fin la encontrastes en Miami, en la cloacas de los terroristas? Da pena hasta mencionar tu nombre, porque a pesar de conocer buenos Pablos, como Pablo de la Torriente Brau, como Pablo Picasso, Pablo Neruda, mencionar tu apellido es mancillar la gloria que he vivido junto a los mios, a mi hijos, mis amigos y mi MADRE PATRIA CUBA, a la cual a pesar de todos los problemas que tenemos , no la cambio por nada en este mundo, ni por los millones que andas buscando en Miami.Que traidor!
    Bravo Silvio, sigue aqui por nuestros barrios , llenandonos de esperanza junto a los pobres de esta amada Cuba
    andres garcia lopez

  • Mikhail dijo:

    A ver enmanuel donde esta la contradiccion? No e leido algo mas balanceado y decente sobre las opiniones de Pablo de alguien que no esta de acuerdo con toda su perspectiva. El resto es tratar de armar remolinos de mala onda y encontrarle el cuesco a la breva. Ademas si vas a criticar a Silvio citalo textualmente y en contexto porque si no lo unico que haces es mostrar tu propio prejuicio. Grande Silvio!

  • CA dijo:

    Con tener a Silvio es bueno, si tuvieramos a los dos seria mejor, pero si esos dos no se quieren, aquí hay 12 millones que se quieren y BASTA. La respuesta de Silvio es genial, culta, intelectual, la Carta Abierta de Pablo es vulgar, irrespetuosa y falta de ética, se puede coincidir con alguna crítica de las que hace, pero hay muchas formas de decirlas sin los terminos que emplea, la carta está en http://www.lajiribilla.cu, no es nada del otro mundo, lo que si deja Pablo detras es LA GLORIA QUE SE HA VIVIDO alguna vez con su prosa. Pero con la prosa de este pueblo se puede decir sin temor que: CUBA VA, como una vez él dijera junto a otros dos CUBANOS mas, pero cubanos de VERDAD.

  • catalejoazul dijo:

    Silvio felicidades por escribir en "cubano". No perder el idioma es lo más importante, porque detrás del idioma se van al "carajo" otras cosas y principios que un revolucionario no puede darse el lujo de perder jamás...
    Allá de los infelices 7 mesinos que se creen dentro de la prestada posibilidad de escribir en inglés ó peor aún, en el pestilente "idioma español de maimi".
    Reitero mis saludos.

  • agamenon dijo:

    NO ME PUSIERON EL ANTERIOR COMENTARIO DONDE CRITICABA CON DUREZA AL SR MILANÉS. REAFIRMO COMO CUBANOQUE VIVE FUERA DE CUBA QUE ES MEJOR HUNDIRNOS EN EL MAR QUE ANTES TRAICIONAR LA GLORIA QUE SE HA VIVIDO....

    EL CONCIERTO DE MILANES EN MIAMI, UN DESASTRE, ME ALEGRO QUE NI LAMIENDO BOTAS PUDO COPAR EL AUDITORIUM DONDE LOS VAN VAN LO REPLETAN.

    ENTIENDAN QUE PABLO ESTA RODEADO DE VIVIDORES, PERO ROMA PAGA A LOS TRAIDORES, PERO LOS DESPRECIA................

    SUERTE AL PUEBLO DE CUBA, NI UN PASO ATRAS

  • Luis Alberto dijo:

    Seria muy bueno que los periodistas y autores de este sitio, en aras de actuar en consecuencia con el llamado del propio presidente de Cuba y lo que plantea Pablo en su carta, publique la nota del Sr. Edmundo Garcia, y la carta abierta de Pablo, completicassss!!!! y que cada cual saque sus propias conclusiones como dice Taladrid!.
    Basta de manipulacion, tapujos y deseos de conducir el pensamiento del ciudadano comun!
    Abrazos a Silvio y Pablo, siempre tan consuecuentes con sus ideas.

  • ErnestoWY dijo:

    Pues hasta que no lea intregramente las declaraciones de Pablo M. no tengo nada que decir, no acostumbro a ahondar en temas tomando partido por opiniones de terceros....este sitio debiera haber empezado por ahi, seguimos en las mismas.

  • Mario Trujillo Lanuza dijo:

    Coincido con algunos de los que han escrito y tambien en parte con Silvio. Pero yo le preguntaria al mismso Silvio ?por que no publican la carta de Pablo o las declaraciones que ha hecho?, hace rato que se especula sobre eso y es increible que el pueblo de Cuba tenga que acceder a informaciones de ese tipo por terceros paises o por fuentes del enemigo. ?Que dijo Pablo?
    Por otro lado la prensa ha dicho y cubadebate que el concierto en Miami lo saboteo la extrema derecha que acusa a Pablo de ser un agente de Castro.?Entonces con quien esta Pablo? con los Indios o con los Boyscaw como se dice popularmente; por que para unos se ha convertido en contrarevolucionario y para otros es un incondicional
    Yo honestamante no creo ni una cosa, ni la otra.
    No vivimos en una sociedad perfecta como bien dice una cancion de Pablo y aclaro que no soy ni pablista ni silvista; pero si aspiramos a mejorarla hay que ser tolerantes con la diversidad de criterios por muy descabellados que puedan parecer en un momento dado.
    La verdad absoluta nadie la tiene; pero los mismos extremistas y fundamentalistas que votaron a Silvio del ICR hace 43 años, son los que quieren "excomulgar" a Pablo en la actualidad.

  • Rafa dijo:

    28 de agosto de 2011
    Pablo Milanés reniega de la cruz de su parroquia

    Por Edmundo García*

    El pasado 13 de agosto, casualmente día del cumpleaños de Fidel, el periódico EL NUEVO HERALD publicó una entrevista de Sarah Moreno a Pablo Milanés con el título “Milanés critica falta de libertades y discriminación en Cuba”.
    En la extensa conversación Pablo mostraba un adelanto de lo que serían sus declaraciones para Miami. Daría un paso adelante, e inmediatamente tres para atrás. Pablo hace tiempo que tiene reservadas todas las críticas para la Revolución cubana y sus dirigentes; pero para Miami, desde donde tantos actos de terror se han fraguado y dirigido contra su patria y su pueblo, contra ese Miami, ni una crítica chiquita. No lo toca ni con el pétalo de una rosa.
    Hace algún tiempo que llegué a la conclusión de que Pablo, con este tipo de opiniones, contribuyó (y no poco) a la confusión y al distanciamiento de Cuba de nombres como los de Ana Belén, Víctor Manuel, Joan Manuel Serrat, Joaquín Sabina y otros que habían estado cerca y con Cuba por décadas. Y esto, durante la más intensa de las campañas mediáticas de difamación que haya existido contra la isla. Y es que Pablo, el revolucionario, siempre fue un referente para muchos en el mundo.
    Sin esa Revolución a la que tantas manchas le ve y a la que tanto critica; sin esos dirigentes que la hicieron y hoy la reforman y perfeccionan junto al pueblo cubano; sin las dinámicas que generaron la estética cultural en la cual el querido Pablo se insertó para beneficio de su crecimiento como artista, no hubiera pasado (pienso yo) de ser un bolerista con una guitarra en un bar de Bayamo, o en el mejor de los casos de La Habana.
    Pablo lleva tiempo bajándonos el eufemismo de que no cree en dirigentes que hayan cumplido 75 años o más; ayer lo dijo al fin
    claramente al canal Univisión de Miami. Pablo no cree entonces ni en Fidel ni en Raúl. Confesó a la periodista Gloria Ordaz que había sido fidelista, pero que ya no lo era; y que no le dedicaría un concierto a Fidel, pero que sí lo haría para las llamadas Damas de Blanco y los llamados presos políticos en Cuba. ¿Será por esto que Carlos Alberto Montaner ha salido a apoyar su presencia en Miami? Quien sabe si hasta Posada Carriles esté contento también con estas declaraciones.
    Como adelanté la semana pasada, Pablo me dio la razón: se autocensurará su repertorio, dejando claro que no incluirá en su
    concierto en el American Airlines Arena del Downtown de Miami canciones como “Para vivir”, “Canción por la unidad Latinoamericana” y “Si el poeta eres tú”. Ni siquiera incluirá “Amo esta isla”, que bien pudiera cantarse en el restaurante Versailles de la Calle 8. Y todo esto, nuevamente, para no herir a Miami. Para colmo, después de todo, tengo que escucharle su insistencia en declararse revolucionario de izquierdas.
    Le pudiera pasar como a Obama, que tratando de complacer a una derecha que nunca lo aceptará, ha enajenado su base. Que al Presidente le dio el poder, y a Pablo, le dio la fama.
    Sinceramente le deseo una buena noche. Con gran asistencia de público y otros dividendos. Aunque bien sé que tras el descafeinado concierto, muchos se quedarán con ganas lamentando tanta prudencia.

    * Periodista Independiente. Conductor del Programa “La Tarde se Mueve”. Desde Miami.

    ............
    Pablo Milanés a Edmundo García

    (En respuesta a su artículo del 26 de agosto de 2011)

    Edmundo,

    Hace años estás intentando hacerme una entrevista sin éxito, hasta el punto de resultar insoportablemente insistente porque además, para colmo, en tu petición posteriormente iban tus entrevistas adjuntas, esas entrevistas que no tuve más remedio que clasificar como "correo no deseado", para al fin librarme de ellas.

    En esa primera ocasión en que nos encontramos, ibas oportunamente mal acompañado y no tuve más remedio que pensar para mis adentros "Dios los cría…". No obstante te explicaré por qué nunca hubiera hecho una entrevista contigo: vi en ti, con mi intuición natural para esas cosas, las nueve señales del hijo de puta que son, no sé si sabes, clasificaciones que hizo Don Camilo José Cela, en su novela Mazurca para dos muertos y que ha llegado a ser, en la historia, famosa por su visión extraordinaria de lo que es un ser execrable a primera vista. Voy a mostrarte esas nueve señales que son:

    1. Pelo ralo

    2. Baja estatura y canijo

    3. Cara pálida

    4. Barba por parroquia

    5. Manos blandas, húmedas y frías

    6. Mirar huido

    7. Voz atiplada

    8. Pijo flácido y doméstico

    9. Avaricia

    Con esta referencia sobra decirte por qué nunca he confiado en ti.

    Edmundo, tienes una forma de hacer periodismo que no es tal; coges a tus víctimas (a tus entrevistados), no los indagas, los cuestionas, los destrozas con una autoridad que no sé cuál ser poderoso te ha otorgado y terminas triunfante ante una persona apabullada por el terror de tus palabras que recuerdan un viejo estilo autoritario, ridículo y obsoleto. Esa es a mi juicio la esencia de tu programa.

    Cuando leí tu panfleto mi primera reacción fue ver a una niña en la pubertad, asombrada y ruborizada ante su primera menstruación, miedosa de cometer pecado ante una manifestación natural de su desconocido organismo. Esa fue la primera impresión, pero la segunda, fue más solemne y peligrosa: me di cuenta de que no solamente eras todo lo que yo había pensado, sino más aún, estabas ingresando en ese grupo selecto de la ultraderecha miamense que no admite reconciliaciones, críticas y que cuyo único neolítico gesto es romper discos con aplanadoras. Tú, al igual que ellos, no quieres amor, quieres odio, tú al igual que ellos, no quieres reconciliación, quieres rencores y desunión, tú en suma, no quieres al pueblo cubano, ni de allá ni de acá. Edmundo, tú no quieres a nadie y no me hubiera extrañado verte en esa “enorme” turba gritando "Abajo, abajo", donde sin duda alguna hubieras sido bien recibido.

    Has insinuado que la prensa de Miami y España se aprovecha y utiliza mis palabras en vez de beneficiarme de ese espacio para arremeter contra el imperialismo. Edmundo, estás equivocado, soy yo el que me sirvo de esos periódicos para que difundan las entrevistas que en Cuba me están negadas y que sueño con que aparezcan en el Granma y las lea todo el pueblo y que un solo periodista, uno solo de los tantos miles que hay en la isla, tenga lo que hay que tener para dar a conocer lo que tantos años llevo expresando; es más, como un punto de partida planteo que tu panfleto y esta carta se publiquen en el Granma y que el pueblo las lea, piense, sepa discernir por si mismo, y de una vez, dónde está la verdad y vayamos por el camino de las libertades individuales que tenemos que rescatar y que tú con tu actitud estás negando.

    A mi regreso a La Habana y en concordancia con el párrafo anterior, le digo por este medio a la intelectualidad cubana, a los artistas, a los músicos y a los altos cargos del Estado, que no me susurren más al oído: "estoy de acuerdo contigo pero… imagínate!". Yo no estoy arrepentido de incinerarme solo en mi actitud, pero es triste y vergonzoso que haya un silencio cómplice tan funesto como tu manifestación, Edmundo. Estas dos conductas, una en Miami y otra en La Habana, increíblemente al final convergen en su propia contradicción.

    Sobre la intelectualidad miamense que comentas que me ha apoyado en sus artículos, te diré que no tengo absolutamente ningún miedo ni prejuicio en recibir una frase amable y receptiva. No soy su compañero de viaje, pero Edmundo, me gusta sumar mientras que a ti te gusta dividir porque de eso vives, para eso estás en esta ciudad.

    También te has atrevido a decir que he mal influenciado a artistas del talento y el prestigio de Serrat, Sabina, Víctor Manuel y Ana Belén. No hay duda de que en este terreno también eres un ignorante, debías de saber que Joan Manuel Serrat es uno de los hombres más admirados por su entereza, caballerosidad y su limpieza durante toda su vida, y su posición ante el franquismo arriesgando su carrera y su vida, lo llevó hasta la cima de la dignidad. Que Joaquín Sabina, que a los 23 años se exilió a Inglaterra en su oposición a Franco y a su propio padre, es uno de los artistas más sinceros y honestos que conozco (esto lo sabe bien Fidel) independientemente de su talento. Que Víctor Manuel y Ana, antes de nacer tú, y andar por esos rumbos inciertos, que todos conocemos, para llegar a ser el extremista que eres hoy, pertenecían al Partido Comunista de España, en la época de Franco, y eso, Edmundo, les pudo costar la vida. Esas personas que tú no has respetado, tienen talento propio, criterios propios y no se dejan influenciar por nadie, al contrario porque son ciertamente su talento y sus principios los que han influenciado a medio mundo.

    Edmundo, mis 53 años de militancia revolucionaria me otorgan el derecho, que muy pocos ejercen en Cuba, de manifestarme con la libertad que requieran mis principios y esa libertad implica que no tengo ningún compromiso a muerte con los dirigentes cubanos, a los que he admirado y respetado, pero no son Dioses, ni yo soy fanático, y cuando siento que puedo hacer un reproche y decir no, lo digo, sin miedo y sin reservas. Cuando veo que unas señoras vestidas de blanco protestan en la calle y son maltratadas por hombres y mujeres, no puedo por menos que avergonzarme e indignarme y, de algún modo, aunque no estemos de acuerdo absolutamente, solidarizarme con ellas en su dolor; porque lo más vil y lo más cobarde puede ser que una horda de supuestos revolucionarios ataque despiadadamente a estas mujeres. No hay ningún código que defienda eso en el mundo, es más, la violencia de género se queda corta al ver esas salvajes manifestaciones. Estos dos conceptos que te he expresado, pero tú no has entendido —no hay duda de que estás en tu época de infantilismo revolucionario—, no implica que esté en desacuerdo con Fidel y tampoco implica que esté de acuerdo con las Damas de blanco. Pero tú vas al blanco o al negro, (más al negro que al blanco) y no tienes matices y los años irremediablemente te van a hacer aprender lo que es un verdadero revolucionario o inexorablemente vas a ingresar en ese mundo en el que he visto a tantos como tú, vagando, perdido en la nada.

    Edmundo, ayer creo que sufriste un revés que no te apliqué yo precisamente, sino los varios miles de personas que asistieron a un recital, carísimo para su bolsillo en crisis, demostrando que es posible el amor, que si anteayer decían "No" y ayer decían "Tal vez", hoy dijeron "Sí", un sí contundente, más fuerte que tus sucias y ofensivas palabras.

    Edmundo, te invito a que cojas tus maletas y regreses a tu país y allí tengas el valor de denunciar todo lo malo que veas, porque Edmundo, te advierto, esa lucha sí es dura y no te calles como esos miles periodistas de allá, cómplices lamentables del silencio.

    En muchas ocasiones he dicho que me sentaré en el portal de mi casa para ver pasar el "cadáver" de mis enemigos, ahí te espero.

    Solamente te exijo una cosa: saca mi nombre definitivamente de tu boca irrespetuosa y falsa, son demasiados los méritos que me ha otorgado el pueblo para que un desalmado como tú los manche con sus sucias palabras.

    Pablo Milanés
    Miami, 29 de agosto de 2011

    ....................
    01 de septiembre del 2011
    EDMUNDO GARCIA: Una respuesta necesaria a Pablo Milanés

    Edmundo García

    Admiro la obra de Pablo Milanés desde hace años. En esta ciudad de Miami he sido un periodista que de forma sistemática ha divulgado a artistas cubanos residentes en la isla. Lo he hecho desde que vivo aquí, hace más de 11 años; por lo que he pagado un precio, y no bajo, impuesto por la ultraderecha que en esta ciudad controla los medios.
    Es por eso que yo quise hacerle una entrevista a Pablo. Fui insistente, pero no más allá de lo que un periodista insiste para alcanzar su objetivo. De hecho, su primera respuesta fue “sí”. En busca de esa entrevista nos encontramos un día, hay fotos del encuentro. Fotos de nosotros dos y de esa tercera persona que por alguna razón él no identifica en su “Carta abierta a Edmundo García”, y que por respeto a su privacidad no voy a identificar yo tampoco. Aunque ambos sabemos que se trata de un peso pesado en la vida política pública de la isla.

    Poco hay que me hiera de veras en la “Carta…”; salvo un par de golpes bajos. Primero, sugerir que alguien me ha enviado a Miami a dividir; acusación que solo hacen mis peores enemigos y argumento que se utiliza para intimidar a quienes piensan diferente, haciéndoles creer que pudieran ser considerados agentes enemigos no inscritos ante el gobierno de EEUU. Segundo, el pedido de que yo mismo me haga una deportación, para ver si gano alguna credibilidad ante él; exigencia más propia de un oficial de inmigración que de un poeta.

    Todos saben que aunque es difícil siempre he querido sumar, y que puedo conversar hasta con los contrincantes más radicales. Parece que Pablo no está enterado de todo lo que hago cada día para transformar la ciudad donde vivo; en su “Carta...” Pablo nos habla de su trayectoria como revolucionario en el pasado; pero esta ciudad está llena de pasados revolucionarios, incluso de comandantes como Huber Matos, que lo fueron hasta el día en que decidieron pasarse a la contrarrevolución, o comenzar a coquetear con ella.

    Mantengo que Pablo no ha sido equitativo en las entrevistas concedidas en Miami. Puedo entender que como huésped no quiera molestar al anfitrión. ¿Tal vez por eso concedió una entrevista a Radio y Televisión Martí? ¿Fue por eso que se reunió con Carlos Alberto Montaner? ¿Será por eso que agregó un párrafo introductorio a la Carta-insulto dirigida a mí, publicada en Kaos en la Red, donde parece que está sugiriendo para Cuba las mismas situaciones que se han vivido en Túnez, Egipto, Siria y Libia? A propósito, el cantautor Joaquín Sabina (que también se presentará en Miami) después de apoyar a Pablo ha pedido para Cuba algo semejante a las protestas de un M-15 en España. Esto demuestra además que aunque Pablo no dicte las posiciones hacia Cuba de sus amigos, sí puede influir sobre sus perspectivas.

    Como dije en mi anterior artículo Pablo Milanés reniega de la cruz de su parroquia, en Miami se han fraguado acciones contra su país, en Miami se obstaculiza el intercambio cultural con Cuba, congresistas de Miami quieren limitar los viajes de cubanos a la isla y en Miami se han opuesto a su propio concierto. De eso Pablo no ha dicho nada; no ha habido para ellos cartas abiertas. Tampoco ha condenado el criminal bloqueo impuesto a Cuba, ni se ha pronunciado por la libertad de Los 5. De eso hasta ahora, aquí, ni una palabra.

    La “Carta…” de Pablo contiene además injurias a mi persona; e injurias también a las personas que involucran sus ofensas. Cuando me llama “hijo de puta”, citando al excelente escritor, por demás franquista Camilo José Cela, o cuando insinúa que yo soy homosexual (más fácil era decirme maricón, y basta), Pablo ofende a quienes alude y no solo a mí. Pero de eso no me voy a defender.

    Quisiera aclarar un punto donde pude haber sido injusto yo. Cuando dije que sin el proyecto revolucionario Pablo hubiera sido un bolerista en un bar de Bayamo o La Habana, no intenté ironizar ni disminuirlo. Portillo de la Luz se hizo un lugar en la historia de la música cubana y lo recordamos en el Pico Blanco del Saint John; José Antonio Méndez es inmortal desde el Scherezada del Focsa; al Benny lo evocamos en el Ali Bar… Pero Pablo, gracias al proyecto cultural de la revolución, llegó a ser una megaestrella de multitudes.

    Creo le quedan algunos conciertos en esta gira de Estados Unidos, donde no le está yendo muy bien con la venta de entradas, a precios exuberantes. Ojalá llene los teatros, recoja aplausos y, como dije en mi artículo anterior, “otros dividendos”. Y ojalá también alguien le explique que cuando se es figura pública, se está expuesto a la crítica y no se debe responder con groserías.

    Quiero hacerle una confesión personal a Pablo Milanés: yo creo que él no, pero yo, yo me muero como viví.

    Presentador de “La tarde se mueve”.

  • Luis dijo:

    QUE PASO !! ??.
    ME DESAYUNO CON ESA NOTICIA DE PABLO.
    PUDIERAMOS VER ESA COSA A LA QUE LLAMAN ENTREVISTA ?.
    ME CUESTA TRABAJO CREER LO POCO QUE LEO.
    POR FAVOR, DONDE PUEDO ENCONTRAR LO QUE DIJO ESE PAISANO ?.

  • Beto* dijo:

    Me contengo de emitir mi criterio sin antes leer la carta escrita y emitida por Pablo, es por ello que creo, como ya se ha comentado, que deberían publicarla para que los lectores de manera individual y sin terceras influencias realicen su propio análisis.

    Silvio hoy piensa y actúa según como vive y le han permitido, hoy es un dévoto proclamante de la revolución (lo que apoyo), porque en ella ha sabido "hayar su lugar", pero que el olvido no lo absorva y la amnesia se apodere de lo que en otrora era su posición (una persona crítica).

    Que recuerde que uno no siempre es comprendido (y eso lo sabe bien el) y que no siempre las palabras llegan con el mensaje querido. Las formas es verdad que importan, pero más importa el contenido (siempre y cuando sea cierto).

  • Alfonso. dijo:

    Armando tu sabes si Pablo a dejado de luchar??? Estos dos grandes maestros de la palabra, son sin duda de los mejores que pisaron tierra, pero los dos son personas, son humanos y pueden tener distintas formas de ver las cosas y no por ello dejar de defender los mismos ideales que difieren mucho, ideales de formas concretas de ideales. Creo que "podemos" juzgar las formas, pero no los ideales de las personas.
    Silvio da en esta contestación una muestra de principios y valores. Algunos de vosotros los pisoteáis dándole la razón y juzgando lo que solo intuís y no sabéis realmente de Pablo.

    Que quede claro que de Pablo solo tengo un viejo vinilo y de Silvio todo y mas, pero como se dice por España, lo cortes no quita lo valiente.

    Un saludo a todos.

    Alfonso.

  • laverdaduele dijo:

    ?A quien esta dedicada esta cancion?
    Ojalá que las hojas no te toquen el cuerpo cuando caigan
    para que no las puedas convertir en cristal.
    Ojalá que la lluvia deje de ser milagro que baja por tu cuerpo.
    Ojalá que la luna pueda salir sin ti.
    Ojalá que la tierra no te bese los pasos.

    Ojalá se te acabe la mirada constante,
    la palabra precisa, la sonrisa perfecta.
    Ojalá pase algo que te borre de pronto:
    una luz cegadora, un disparo de nieve,
    ojalá por lo menos que me lleve la muerte,
    para no verte tanto, para no verte siempre
    en todos los segundos, en todas las visiones:
    ojalá que no pueda tocarte ni en canciones.

    Ojalá que la aurora no dé gritos que caigan en mi espalda.
    Ojalá que tu nombre se le olvide a esa voz.
    Ojalá las paredes no retengan tu ruido de camino cansado.
    Ojalá que el deseo se vaya tras de ti,
    a tu viejo gobierno de difuntos y flores.

  • ernesto dijo:

    pienso que este diferendo ,hubiera sido el menos imaginado,alla por mi lejana juventud,tanto SILVIO como PABLO,marcaron a mas de una generacion de cubanos,con su musica y su poesia...pero ahora la cuestion esta dada en tomar o no partido...ambos tienen sus razones... y sus puntos de vista.
    desde mi optica PABLO no debio dar armas al enemigo en miami y SILVIO al contestar al estudiante puertoriqueño abrio la CAJA de PANDORA... sea pues,SILVIO, quien explique a esas generaciones de cubanos,tal posicion...pero no en la RED,esa esta muy limitada... en los grandes medios de difusion masiva.
    de igual modo invito a estos medios a dar cobertura a tal polemica para que cada cual saque sus propias conclusiones.
    ernesto

  • laverdaduele dijo:

    Luis ,probablemente la entrevista nunca la vas a encontrar en Cubadebate , porque puede ser conciderada terrorismo mediatico

  • 1 Integracionista dijo:

    Esencial el comentario de Armando sobre como amenaza la seguridad NACIONAL cubana el comportamiento infantil de quienes piensan no estar de este lado del cohetazo o tener una identificacion que evite que sea blanco de su "fuego amigo".

    Creo que debemos instruir un poco mas a estas futuras victimas de daños "colaterales" sobre como sería masacrado nuestro pueblo, incluidos sus seres queridos, vecinos y ellos mismos si deciden apretar el gatillo, porque su diana ya somos desde el 59.

  • SSP dijo:

    He leido y mas de una vez porque hace falta, la carta de Pablo, y de veraz siempre que lo haga me sorprenderé al saber que después de tantos años no APRENDIO A COMER LENTEJAS.
    Es cierto que la democracia basa sus principios en decir libremente lo que se piensa , perooo y que hay de la ética en cuanto a no volverte oportuno para tus enemigos,en contra de tus otroras amigos, con sus propias palabras, eso fue lo que hizo el Sr Pablo.
    En tanto Radamés, Enmanuel y Diosdado, ustedes no necesitan leer la carta de Pablo, en sus ataques personales a Silvio lo han dicho todo, quién sabe si justamente por la falta de argumento serio en su contra o a favor de Pablo,
    Hay una máxima popular que reza: la ignorancia es muy atrevida y soberbia.

  • graciela dijo:

    gracias silvio por tus palabras sinceras acerca del tema

  • Wilvin dijo:

    Para Laverdadduele
    deje de comer tanta m

  • nomeborre2 dijo:

    Este fue el comentario que escribio edmundo Garcia.

    Pablo Milanés reniega de la cruz de su parroquia

    Por EDMUNDO GARCIA

    Viernes, Agosto 26, 2011

    El pasado 13 de agosto, casualmente día del cumpleaños de Fidel, el periódico EL NUEVO HERALD publicó una entrevista de Sarah Moreno a Pablo Milanés con el título “Milanés critica falta de libertades y discriminación en Cuba”.

    En la extensa conversación Pablo mostraba un adelanto de lo que serían sus declaraciones para Miami. Daría un paso adelante, e inmediatamente tres para atrás. Pablo hace tiempo que tiene reservadas todas las críticas para la Revolución cubana y sus dirigentes; pero para Miami, desde donde tantos actos de terror se han fraguado y dirigido contra su patria y su pueblo, contra ese Miami, ni una crítica chiquita. No lo toca ni con el pétalo de una rosa.

    Hace algún tiempo que llegué a la conclusión de que Pablo, con este tipo de opiniones, contribuyó (y no poco) a la confusión y al distanciamiento de Cuba de nombres como los de Ana Belén, Víctor Manuel, Joan Manuel Serrat, Joaquín Sabina y otros que habían estado cerca y con Cuba por décadas. Y esto, durante la más intensa de las campañas mediáticas de difamación que haya existido contra la isla. Y es que Pablo, el revolucionario, siempre fue un referente para muchos en el mundo.

    Sin esa Revolución a la que tantas manchas le ve y a la que tanto critica; sin esos dirigentes que la hicieron y hoy la reforman y perfeccionan junto al pueblo cubano; sin las dinámicas que generaron la estética cultural en la cual el querido Pablo se insertó para beneficio de su crecimiento como artista, no hubiera pasado (pienso yo) de ser un bolerista con una guitarra en un bar de Bayamo, o en el mejor de los casos de La Habana.

    Pablo lleva tiempo bajándonos el eufemismo de que no cree en dirigentes que hayan cumplido 75 años o más; ayer lo dijo al fin claramente al canal Univisión de Miami. Pablo no cree entonces ni en Fidel ni en Raúl. Confesó a la periodista Gloria Ordaz que había sido fidelista, pero que ya no lo era; y que no le dedicaría un concierto a Fidel, pero que sí lo haría para las llamadas Damas de Blanco y los llamados presos políticos en Cuba. ¿Será por esto que Carlos Alberto Montaner ha salido a apoyar su presencia en Miami? Quien sabe si hasta Posada Carriles esté contento también con estas declaraciones.

    Como adelanté la semana pasada, Pablo me dio la razón: se autocensurará su repertorio, dejando claro que no incluirá en su concierto en el American Airlines Arena del Downtown de Miami canciones como “Para vivir”, “Canción por la unidad Latinoamericana” y “Si el poeta eres tú”. Ni siquiera incluirá “Amo esta isla”, que bien pudiera cantarse en el restaurante Versailles de la Calle 8. Y todo esto, nuevamente, para no herir a Miami. Para colmo, después de todo, tengo que escucharle su insistencia en declararse revolucionario de izquierdas.

    Le pudiera pasar como a Obama, que tratando de complacer a una derecha que nunca lo aceptará, ha enajenado su base. Que al Presidente le dio el poder, y a Pablo, le dio la fama.

    Sinceramente le deseo una buena noche. Con gran asistencia de público y otros dividendos. Aunque bien sé que tras el descafeinado concierto, muchos se quedarán con ganas lamentando tanta prudencia.

    Edmundo García

  • SSP dijo:

    Ya Pablo se contagió con la chusma alocada, calurienta y desenfrenada de de Miami, para saberlo basta leer su carta de respuesta a Edmundo
    Edmundo en tanto, mas coherente, ético y pausado le sigue ganando en la pelea ética.
    Madre que nos deparará los 70 años de Pablo, ahora a los 68 está e atar

  • Lory dijo:

    !No entiendo! Ese no es el Pablo que yo conozco

  • Leonardo Barreras Capote dijo:

    Como bien dice Silvio: "hay pablistas y hay silvistas". Siempre he sido silvista, sin dejar de reconocer los méritos de Pablo Milanés, más como cantante que como autor, (para mi gusto), pero indiscutible figura de la cultura cubana después de 1959. Silvio es un genuino poeta y hasta un profundo filósofo. Su mérito fundamental radica en pensar que siempre está o debe estar aprendiendo y, sobretodo, NO perder el contacto frecuente con sus raíces (“La expedición” por las cárceles y sus conciertos en los barrios periféricos y marginales). Para ello se nutre de la sabiduría popular que es y será una fuente inagotable. Ambos han sido embajadores de nuestra cultura revolucionaria por todo el mundo y su música es referente. “Pablito”, como siempre lo llamó mi generación, tiene algunas ideas contrarias al status quo nuestro. ¿Acaso millones de nosotros no las tenemos también? ¿Incluso el propio Silvio? ¡Qué difícil es discernir determinados temas con tanta falta de información como la que no disponemos! Millones de cubanos en estos momentos NO saben lo que piensa Milanés, ni lo que piensa Silvio porque no tienen acceso siquiera a Cubadebate, mucho menos a otros sitios web. Por ello hay infinidad de opiniones vertidas por los foristas en esta oportunidad que, a mi juicio, pecan de superficiales o apresuradas. Coincido con Luís Alberto García, quisiera antes de morir volver a escuchar un concierto de los dos íconos de la nueva trova patria. Sean cualesquiera las demás cosas que pueda dar o negar la vida, hay una absolutamente indispensable y es que el hombre no pierda la fe en sí mismo: que mantenga incólume la propia estimación. Ahhhhhhhhhh, ¡y que no cambie de bandera!

  • GLW dijo:

    DE LAS COSAS QUE NOS ENTERAMOS LOS QUE POR SUERTE PODEMOS TENER ACCESO HOY A INTERNET DIGASE CUBADEBATE. REALMENTE DESCONOCIA ESTAS COSAS DE LAS CUALES SE ESTAN OPINANDO AQUI. REALMENTE ME DUELE ESTO, QUE ESTA PASANDO. PABLO Y SILVIO SON PARA MI REFERENCIAS DE MI JUVENTUD Y ME SIENTO MAL LEYENDO ESTAS OPINIONES Y CRITERIOS SOBRE TAN ESCABROSO TEMA.
    ME ENTERO INCLUSO POR SILVIO QUE HACE 20 AÑOS NO VEIA A PABLO!!!.
    EL PORQUE DE MI IGNORANCIA Y DESCONOCIMIENTO SOBRE ESTOS TEMAS NO QUIERO CUESTIONARLO AHORA AQUI, SOLO REPETIR QUE ME DUELE QUE ESTAS COSAS PASEN PORQUE VEO CLARAMANTE QUE DETRAS DE TODO ESTE PROBLEMA,ALLA -POR DONDE ME ENTERO AHORA ESTA PABLO DANDO CONCERTOS - HAYAN GENTES FROTANDOSE LAS MANOS DE GOZO Y ALEGRIA EN VER CUMPLIDOS SUS OBJETIVOS ANTICUBANOS
    GRACIAS POR PERMITIRME DECIR ESTAS COSAS

  • Manuel (Manao) dijo:

    Gracias silvio, al menos alivia tus palabras un poco de esos que nacimos, conocimos y que caminamos junto a la nueva trova, esas palabras de Pablo me han dolido mucho, nunca pensé ese actual que me reservo menciona consideraciones, lo que pienso hoy de Pablo es muy fuerte para expresarlo en esta página, ojalá que esto sea un sueño, nunca esperé esto, cuando usted lleva en su alma una persona que la admira y la quiere por expresiones en las letras de sus canciones durante tantos años, pensé siempre que las sentía de verdad, pero me he equivocado, creo que no ama esta Isla y que núnca la amó un abrazo Manao

  • Luis Raimund dijo:

    Soy otro Luis, confió leer y he leido en CUBADEBATE, las cartas de Edmundo y Pablo, leo la de Pablo y leí las declaraciones que efectuó allí y he llegado a la convicción que se ha equivocado miserablemente para él, en el desconocido mundo de un revolucionario, habla de 53 años de los cuales ha vivido en el extranjero un grupo, pasando "trabajo de revolucionario", cuando aquí hemos estado trabajando muy duro y unas pocas canciones a guitarra pela o capella nos hubieran dado un poco mas de aliento, no Pablo no es revolucionario, fue Pseudo revolucionario, habla de posiciones críticas y no es mas que un pésimo interprete de la posición de Silvio, hombre y revolucionario que no podrá igualar, para agonia de Pablo.
    Pablo, sin lugar a equivocación, tomo el lugar, la oportunidad y el tiempo en el lugar justo de agredir a esta isla que comienza aceleradamente a dejar de amarte, para agredirnos a todos, propugna claramente con su rasgado de vestiduras lo apropiado de atacarnos, destruirnos, hasta la luz se convierte en noche y el arte en farsa para ti, lo mas importante, podrás tener alguna razón en alguna de tus criticas despectivas y en ocasiones ofensivas, pero pablo, los momentos definen a los hombres y este momento te define como contrario
    y por ello estas destinado al circulo de Lettinen, Montaner, Alfa 66, los invasores de Girón, Posadas Carriles y su jefe Obama y pandilla.

  • El necio dijo:

    Yo simplemente lo único que digo es que lo siento mucho, quisiera algun dia verlos nuevamente cantar juntos.

  • Mileydis dijo:

    Estoy muy de acuerdo con Radames CE

Se han publicado 280 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Silvio Rodríguez

Silvio Rodríguez

Músico y poeta cubano. Es fundador de la Nueva Trova y autor de canciones antológicas como "Unicornio", "Ojalá", "La era está pariendo un corazón", y muchas otras.

Vea también