Imprimir
Inicio » Opinión  »

Del amor, los libros y mis 22 años

| 47

David en la Facultad de Comunicación

Me robaron un libro de García Márquez en mi aula. No hace mucho. Después de buscar por todos los asientos y revisar minuciosamente mi mochila me convencí de haberlo perdido. Me paré entonces y grité lo que nunca creí que diría: “la madre pa´l que me cogió el libro de García Márquez”. Nadie dijo nada, mis socios más cercanos sonrieron, el resto de la clase continuó en sus tareas (que no son muchas).

Al final no me importó demasiado. El libro no me gustaba y la verdad me decepcionó. La típica historia de un muchacho de 22 años (mi edad por cierto) y su conflictos existenciales y reales. Sus problemas “más graves” giraban en torno a una muchacha (¡qué sorpresa!). Después de un tiempo junto se separaron y no encontré en la historia ningún elemento convincente para que lo hicieran.

No. No era esa la historia, me confundí. Era sobre un viejo y su relación con una niña. Pero había alguien de 22 años, una muchacha, una despedida, dolor, lágrimas, más dolor, besos, malas palabras y caricias. Había todo eso pero ahora no sé si era en la novela del Gabo o en el otro libro, el de Benedetti. Me perdí. Mejor cuento lo que recuerdo y después aclaro de dónde salió.

Digo adiós como quien siente que será el último y nunca antes lo había sentido así. Fue una sensación extraña y difícil, sin dudas. Hago como que me voy pero cuando ella se vira me detengo a mirarla. Abre la puerta, entra y en un último instante, en un espacio más breve que un suspiro, nos miramos. Ella sabe que me quedé. Lo peor de la despedida fue el beso, no el que nos dimos, sino el que deseé, ese que por buenas e innombrables razones no le di.

A cada paso me debatía entre quedarme y virar. Tenía tantas ganas de detenernos entre los dos una vez más y pararlo todo. Al carajo todo, mi carrera, mis amigos, mi familia, mis miedos, mis sentimientos, al carajo Obama, yo quería quedarme junto a ella una vez más. Pero seguí caminando con la certeza de que nos volveríamos a ver, quizás con rencor, reproches y sin gustarnos, pero estaríamos parados uno frente al otro y entonces todos sabrían que un día nos quisimos.

A mis  22 años todo es muy simple y complejo. Las relaciones de pareja rara vez escapan de la presión social, locuras, pasión y los celos (ay, los celos). De todas formas si sufro un poco lo agradezco, pues me parece que no voy por mal camino. Sentir es vivir (o eso creo), y con cada separación recuerdo que tengo sangre en mis venas y en el fondo, debajo del dolor, me alegro.

Una vez más me refugié en Julio Cortázar. En tiempos de mal de amores, Rayuela es mi Biblia; nunca he entendido muy bien de qué va el libro pero no me hace falta para sentirme mejor. De solo pasar sus páginas, de saltar del capítulo 31 al 7 y después al 58, de perderme en los neologismo cortazarianos y los razonamientos filosóficos de Horacio Oliveira, me siento bien. No pretendo indagar en mi comportamiento para no perder la magia.

El asunto es que esta vez parece que actué con más sensatez y me niego a madurar. Heráclito dijo que la fruta madura es la que está más cerca de podrirse y yo renuncio a crecer. De todas formas perdí “güiro, calabaza y miel”, como dice mi padre que nació en el campo, y antes de poder reaccionar sentí un bloque, de los grandes, en mi pecho y aunque no lloré tuve ganas de gritar.

Ella me habló, yo la escuché, me dijo un par de razones, yo las refuté pero igual no las retiró. Estaba parado frente a ella y aunque logré quitarme el bloque de las costillas me sentía solo. Estábamos en medio de la calle, con carros, guaguas, un par de perros callejeros, ella sentada, yo solo. Conversamos hasta que sonó el cañonazo de las 9. Tú me gustas mucho pero no tanto, me dijo y sentí que el bloque viraba rápido contra las costillas y amenazaba con destruirme. Fui más rápido y le respondí algo que por respeto no puedo contar pero que la hizo pensar. Así siguió la charla durante un buen rato hasta que llegó el final inevitable, el anunciado y que esperaba con resignación: me voy, le dije, ya no somos novios.

El resto ya lo conté, me paré, le dije un adiós de dolor, la miré y finalmente caminaba en medio de la noche en busca de una guagua que me devolviera a mi casa.

Lo que todavía no recuerdo es si esto me pasó a mí, lo leí en el libro de García Márquez, de Benedetti o el de Vargas Llosa que me prestaron hace poco. Ya no sé qué es verdad. Tampoco sé por qué este post, creo que era porque me robaron un libro de Gabo, me leí otro del uruguayo de los poemas y tengo en la mochila “La fiesta del chivo” esperando a que me decida a “entrarle”.

Mi pecho sigue con la marca de un ladrillo doloroso. Mientras, alterno Rayuela con los trabajos de Ética del Periodismo, Historia de América y Economía Política.

¿Ella? Digamos que se llama Laura, o Patricia, o Claudia y que tiene 20, 21 ó 19 años. Nada de eso es importante, ni siquiera importa si es real o no. Lo único cierto es el amor y ya no queda mucho por ahí. Pero ese es otro post.

en-la-escuela-de-periodismo

¿Quién quiere un poco de Cachito?

Se han publicado 47 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Mar_CHE dijo:

    Simplemente fantástico!!! a veces en la universidad se dan estos pensamientos que no siempre uno escribe pero que comparte con sus amigos, gracias!!

  • Marcel dijo:

    Brother que post mas loco…. me cuadró la verdad. Fumaste para escribirlo? jajajajajaja

  • Karen dijo:

    Que locura!!!!!!!!, al final la historia no tiene ni pies ni cabeza…

  • Ernan y Aramis dijo:

    Mis felicitaciones por el articulo, es una envidia sana la que nos da, a los que por tener que trabajar para contribuir economicamente en la casa, estamos laborando desde edades tempranas y nunca sabremos del ambiente y la camaraderia que existe en las universidades de curso diurno.

  • Barcelona dijo:

    Pues me alegro por los dolidos e inexistenciales universitarios (sobre todo, los de la uh) pero esto es una reverenda defecación literaria, con un cuadrado de frustación infantil. Por favor, a llorar al parque y nene, no se si decirte mojon, no le digas gabo a quien nunca has visto ni de cerca, hay cosas que te quedan mal sencillamente porque no eres autentico. Estaba frio y celebrando el dia de los padres, creo q te lleve suave.

    Vizca Barça

    • david dijo:

      hermano vizca barça para ti tambien pero le digo gabo basicamente porque así le dicen mucha gente, no solo los que lo conocen personalmente. para hablar en tus terminos: dudo mucho que te moleste que alguien le diga “leo” a messi aunque no lo conozcan. por lo demas ni te respondo, mejor te ignoro. felicidades si eres padre.

  • Alfredo Chang Tabares dijo:

    Me gustó mucho el artículo. Gracias. Chang

  • pepeTropical dijo:

    Caballero! Cubadebate no era para cosas menos cursis y más serias? Existen sitios para hacerse blogs personales… Muy triste que el sitio más visto de Cuba termine de blog personal, en lugar de dedicarse al análisis y a divulgar las noticias que la gran prensa no cubre. Ojalá Cubadebate retome su seriedad.

    • david dijo:

      por favor cuando puedas me envias el manual de periodismo “serio” porque en tres años de la carrera (casi cuatro) no he dado esa asignatura. deberías agradecer que de vez en vez se publiquen trabajos para refrescar, saludos.

  • Sergio Arturo dijo:

    Coincido con pepe Tropical:
    Que falta de respeto tan grande. ojalá eventos tan desagradables como este no vuelvan a repetirse, es mejor ni pensar que EXISTE UN PEPE TROPICAL tan estúpido que no es capáz de darse cuenta de la esencia misma del periodismo moderno, alejado de los formalimos inocuos de antaño. Es como una mezcla de pintura de refrigerador, hierva y cultura. very good.

  • Gabriela dijo:

    A mí me encantó. Y pienso que aunque Cubadebate es un sitio de noticias, por qué seguir pensando en lo novedoso solo a partir de lo que retumba en las grandes esferas???? Muchos compartimos este tipo de sentimientos, si no, no hubieran tantos comentarios favorables (incluso yo, y si no te pones bravo, te digo amigo aunque no te conozca, o sí, aunque solamente te recuerde de cuando estabas en la Lenin). A veces es necesario leer otras cosas que no sean guerras, desastres, disturbios, muerte. Gracias por removernos el espíritu, y por decir Gabo en vez de Gabriel García Márquez.

    • david dijo:

      gracias por defenderme. tambien eres de la lenin??? disculpa si no te recuerdo.

  • maria dijo:

    Bonito. A los 22 años la mayoría nos sentimos así, disfrútalo al máximo, los libros mi niño, siempre estarán ahí para ti. Gracias por expresarte como lo hiciste.

  • gladys regina dijo:

    ¿Sabes David?me alegro de no ser critico,al menos de Literatura,me alegro porque asi disfruto mas de la frescura de los jovenes que escriben como tu,cosas locas.
    Cosas locas que en vez de escribir en un papel o en una pagina de cubadebate,yo escribi en el libro de mi vida y por eso no me molesta hoy leerlas porque me hacen recordar que en medio de “mi locura”he sido una loca feliz,que siempre dijo e hizo lo que quiso porque antes lo penso,y quien vive como piensa ,pues vive muy feliz y acumula una eterna juventud,que permite que hoy entienda que tus enredos son una nueva forma de periodismo,y como todo lo nuevo,tiene admiradores y detractores,a los cuales no contradigo,porque tambien tienen derecho a dar la opinion que les merece tu trabajo de hoy.
    Ese es el precio que hay que pagar,deja que cada cual te de su criterio,peor seria que no opinaran.Y nada,ya te dije que he sido una loca feliz muy cuestionada por todo y por todos,que sufrueron por mis locuras mientras yo seguia feliz,hasta hoy.
    ¿Que te parecio David?..me contagiaste.

  • Berenice dijo:

    no mira, y tampoco pongan mas las fotos de los animales extrannos, ni el eclipse lunar que no pudimos ver, nada de eso, porque esos no son trabajos periodísticos serios….
    a mi me suena a envidia chico….
    como la univ no hay, asi que …

  • maria dijo:

    Debido a este hermoso artículo, porque es el adjetivo que merece, conocí varios de tus otros artículos, que no había leído por falta de interés y son muy buenos, sigue adelante, si las palabras de una abuela desconocida te sirven para algo. Te felicito David, porqué, te atreves y puedes.

  • Julio Enrique dijo:

    David, recibe mis felicitaciones por tu artículo y el agradecimiento por traerme de nuevo a la mente aquellos años de Universitario que, te cuento no están tan lejos, pues me gradué de Economía en la UH en el 2006, aunque confieso que lo que quería realmente era estudiar periodismo. Me parece excelente que de vez en cuando Cubadebate tenga estos espacios, ¿quién dice que hablar de amor no es algo tan serio como hablar de guerras? Sobre todo cuando la mejor manera de hacerle frente a las guerras es cultivando amores.
    En tu artículo hablas de trabajos de “Ética del Periodismo” e imagino, por las respuestas que das a tus detractores, que en esos trabajos aprobaste con notas sobresalientes. Has respondido como todo un profesional a aquellos que hasta pretendieron ofenderte, pero no lo lograron.
    Recibe la admiración de alguien que también gusta del Gabo, Benedetti, la poesía, los amores, el periodismo…

  • mejias dijo:

    Ok david, buen articulo..pero ojo no cometas el error de defender tu obra desde estos sitios..no ataques a los comentaristas…solo deja que vuele..dejala que vague… no hagas que lo importante gire a tu alrededor… sino a tu trabajo.. buena suerte muchacho.

  • Kilmeny dijo:

    mmm, no tengo nada en contra del articulo, pero coincido con los que opinan que CubaDebate no es el lugar para poner este articulo…para eso están los blogs o la propia intranet de la UH (no sé si tiene, debe tener), pero DEFINITIVAMENTE, no Cubadebate.

  • Carlos R.Figueroa dijo:

    Será que estoy ya viejo y que los recuerdos de adolescente y de la Universidad están ya muy distantes, pero percibo en el escrito un pensamiento con cierta ternura vivencial del momento. La metáfora del escrito quisiera entenderla, pero prefiero interpretarlo sin ella, sin explicación oculta.
    Me gustan mucho las fotografías. Se mira una sincera frescura adolescente en su conjunto, y sin demeritar a los jóvenes varones(para no comprometerme), que criaturas tan bellas las niñas que ahí se muestran, y digo niñas pues a mi edad así miro a la mayoría de las jóvenes.
    Aunque algunos opinan que Cuba Debate no es lugar para este tipo de escrito, yo en particular lo disfruté y pienso que es bueno romper un poco con la monotonía de las noticias.

  • eddy dijo:

    ¡Y este artículo a qué viene!
    ¿Es esto un blog para impúberes sentimentaloides?
    Yo pensé que Cubadebate era un sitio más serio…

  • Leonardo L. dijo:

    Muy simple el texto pero bastante ilustrativo, se evidencia el lenguaje y las opciones que se presentan en la universidad cuando se tiene algo de este tipo de cosas, la verdad que el artículo “me cuadró un mundo”, la juventud es una sola vez en la vida y hay que disfrutarla de la mejor forma posible, muchas felicidades para el autor del artículo la verdad está excelente.

  • maria de la o dijo:

    no mi hijo no digas lo que piensas eso es para muchos lectores de cubadebate un pecado Aqui solo debes decir lo que le cuadra a estos cuadrados CUBADEBATE es seria y complicada para la gente que tienen delante de sus ojos un muro mas grande que el de berlin y recuerda que este muro fue construido por la republica democratica alemana y no por la alemania federal No te olvides que aunque tienes un cerebro no lo debes usar para pensar como tu quieres sino para complacer politicamente a los que no encuentran en tu articulo algo que es mas serio que un acto delictivo No digas lo que piensas por que te pueden bloquear como los americanos bloquean a cuba No seas tu mismo ni digas lo que sientes esto te puede convertir en el hazme reir de los letrados que visitan esta seria pero a la vez falsa pagina que en muchas ocasiones ni se entiende el contenido de los articulos porque el lenguaje que se utiliza no es el de los cubanos como tu y yo sino el idioma de los que pertenecen a la elite No te sientas mal esas criticas vienen de envidiosos que de seguro quieren leer otras cosas como los resultados de la bolsa de dinero o el exito del equipo de baskett de la NBA y como el tiempo que tienen para entrar a internet es tan limitado pues no lo quieren perder leyendo basura y todo porque si lo sorprenden con la computadora encendida le puede costar el puesto QUE COMPLICADO es entre cubanos sobrevivir !!!y no aprenderan nunca !!!!

Se han publicado 47 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

David Vázquez Abella

La Habana, 1989. Es estudiante de Periodismo de la Universidad de La Habana y colaborador de Cubadebate. Twitter: @eldavixxl

Vea también