- Cubadebate - http://www.cubadebate.cu -

Estados Unidos y el financiamiento a la oposición venezolana

Según información recabada por www.Venezuelafoia.info, documentos recientemente entregados por el Departamento de Estado de los EE.UU. demuestran que la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional. (USAID - United States Agency for International Development) ha otorgado más de 5 millones de dólares anuales a varias organizaciones en Venezuela.

Uno de los grupos claves que figura en colaboración con USAID es Súmate, la organziación que esta rechazando los resultados del referendo revocatorio contra el Presidente Chávez que han sido certificados por los observadores internacionales más confiables e incluso por el propio gobierno estadounidense. A pesar de sus acciones y posiciones no democráticas, como el hecho de que una de sus dirigentes, Corina Machado, firmó en apoyo al decreto dictatorial de Pedro Carmona Estanga luego del golpe de estado de Abril de 2002, Súmate también recibió fondos del gobierno estadounidense a través del National Endowment for Democracy en el año 2003.

Sin embargo, estos nuevos documentos obtenidos por www.venezuelafoia.info han sido censurados por el gobierno estadounidense a pesar del uso del Acta de Libertad de Información (FOIA - Freedom of Information Act), que tiene como objectivo asegurar la transparencia de las operaciones del gobierno de dicho país. El Departamento de Estado ha tachado los nombres de las organizaciones que han recibido financiamiento a través de USAID haciendo mal uso de una clausula dentro de la FOIA que protége la privacidad de los archivos medicos y de empleo de personas privadas. Tal censura indica que USAID y el gobierno estadounidense tienen algo que esconder con respeto a sus colaboraciones con la oposición venezolana.

A pesar de la campaña de USAID para presuntamente promover la transparencia en gobiernos extranjeros, la censura de información que no esta protegida claramente demuestra un doble estándar aplicado por el gobierno estadounidense en este caso.

USAID es financiado por el congreso estadounidense y controlado por el Departamento de Estado de los EE.UU. USAID, creado por el presidente John F. Kennedy en el año 1961, era originalmente un fondo dedicado a la intervención humanitaria en el mundo. A pesar de esas intenciones humanísticas del Presidente Kennedy, USAID ha sido usado como mecanismo para promover los intereses estadounidenses en países claves del mundo. En el caso de Venezuela, USAID mantiene un contratista en Caracas monitoreando y facilitando sus proyectos y fondos y tiene una oficina local llamada Oficina de Iniciativas de Transición (OIT), establecida en el 2002, después del golpe de Estado y directamente manejada por el Departamento de Estado y la Embajada de los EE.UU. en Caracas. La contratista, Development Alternatives, Inc. (DAI), maneja y supervisa los convenios otorgados por USAID a las organizaciones venezolanas.

Bajo un programa que se llama Venezuela: Iniciativa para Construir Confianza, DAI ha entregado 67 convenios a organizaciones venezolanas de varios sectores e intereses, que suman 2.3 millones de dólares -solamente en el año 2003. En total, el programa de DAI en Venezuela cuenta con 10 millones de dólares para el periodo Agosto 2002 a Agosto 2004 - 5 millones al año para "promover metas comunes para el futuro de Venezuela." Los documentos obtenidos del Departamento de Estado y la descripción del proyecto de DAI en Venezuela (www.dai.com/about_dai/about_fs.htm) demuestran que ninguno de los convenios ni programas han sido en colaboración con el gobierno Venezolano.

De hecho, mucho de los mismos beneficiarios de los fondos estadounidenses a través del Fondo Nacional para la Democracia (National Endowment for Democracy - NED) también han recibido fondos del USAID. En el 2003, USAID, a través del DAI, colaboró con al grupo Súmate, para promocionar la "participación electoral" y realizar la formación de un registro electoral paralelo al del CNE y de divulgar los resultados del anticipado referéndum revocatorio. Este convenio contó con casi 150 mil dólares. Este financiamiento es superior al dinero otorgado a Súmate por el Nacional Endowment for Democracy (NED). Por cierto, el NED daba aproximadamente un millón al año a organizaciones venezolanas, mientras USAID entrega por encima de 5 millones anuales.

De los 67 convenios otorgados por USAID a través de DAI durante finales del 2002 y el 2003, sumando a los 2.3 millones de dólares, encontramos convenios entregados a Súmate, a Liderazgo y Visión, para su proyecto "Un Sueño para Venezuela"; a más de 6 organizaciones que trabajan con la formación y desarrollo político en Petare; también entregó dinero para la creación de la campaña televisiva CONVIVE; para la creación y divulgación de micros en radio y televisión, durante el paro y sabotaje petrolero en Diciembre 2002 -que especifican una colaboración con Carlos Fernandez-, y varios convenios para la realización de proyectos , promoviendo el referéndum y el paro.
También hay muchos convenios dirigidos a poblaciones populares (en el sector de salud, de educación y a la juventud) para promover los "valores democráticos" de los EE.UU. y la privatización.

Es importante notar el énfasis puesto en el barrio de Petare, donde han realizado un experimento para ver si la intervención de USAID puede convertir una comunidad conocida por su apoyo al proceso bolivariano en una comunidad que apoya a la oposición. Tal fue el caso de Petare en el referéndum del 15 de Agosto, donde el Sí terminó con buenos porcentajes. Se puede imaginar que la intervención estadounidense y el financiamiento a programas en Petare, que suman más de 200 mil dólares solamente en el último año, originó tales resultados.

Los nuevos documentos de USAID demuestran un nivel de intervención y financiamiento mucho más complejo del que ha hecho el NED. USAID busca trabajar más con la formación política de las comunidades, promoviendo valores e intereses estadounidenses -y poniendo énfasis en el modelo privatizador.

También, los asuntos principales de USAID en Venezuela en el último año han estado enfocados en dos temas: EL REFERENDUM y LA FORMACION DE UNA AGENDA NACIONAL. Tanto como el NED, USAID ha estado ayudando a formular la Agenda Nacional de la oposición, con la intención de implementarla una vez "salieran del gobierno actual del Presidente Chávez a través del referéndum".