Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

En pocas palabras: Participa en nuestro V Concurso de Microrrelatos, un lustro con el poder de lo breve

| 972 |

La fuerza de la palabra y la grandeza de lo breve vuelven a ser convocatoria en estas páginas digitales.

Cubadebate, el Instituto Cubano del Libro (ICL), Ocean Sur, la Asociación Hermanos Saíz (AHS), Claustrofobias y Cubaliteraria invitan a participar en la quinta edición del Concurso de Microrrelatos, que se organiza desde 2017 y este año dedicamos a las vivencias en tiempos de COVID-19.

Haz, de este reto, la oportunidad de compartirnos tus mejores letras. ¡Participa! Los ganadores obtendrán una colección de novedades literarias de varios sellos editoriales, presentes de los organizadores y la posibilidad de publicar tu obra en nuestro sitio web.

¿Cómo convertirte en ganador/a?

Solo debes escribir un texto que no exceda los 1 000 caracteres (sin contar los espacios), a través del cual podamos descubrir al escritor que habita en ti. Encuentra en la escritura la libertad que ningún confinamiento puede arrebatarte y compártenos cómo has vivido este difícil tiempo de pandemia.

Que la creatividad, el talento y la originalidad sean tus mejores credenciales a la hora de redactar un cuento, el inicio de una novela o testimonio para la actual convocatoria.

Deja tu propuesta como un comentario en esta entrada. El plazo de admisión concluye el 31 de marzo, fecha en que se conmemora el Día del Libro Cubano y el aniversario 62 de la creación de la Imprenta Nacional de Cuba, a las puertas de festejar los 54 años del ICL (el 27 de abril).

Letras que salvan: (Pre)textos para contar tu historia

El jurado estará integrado por reconocidos escritores a propuesta del Instituto Cubano del Libro. Serán seleccionados tres premios. Los resultados se darán a conocer el 7 de junio próximo, Día de los bibliotecarios y las bibliotecas en Cuba, en recordación del periodista e historiador que se considera padre de la bibliografía cubana, Antonio Bachiller y Morales.

Contactaremos a los ganadores mediante el correo electrónico que registren al enviar el comentario con su obra.

En el contexto del Espacio Virtual del Libro en Cubadebate, iniciado el 15 de febrero y a celebrarse durante todo 2021, será este un momento especial para romper, desde la libertad y el poder de la literatura, el encierro al que nos ha obligado la COVID-19. Ocasión, además, para premiar el talento de quienes sueñan y salvan con la virtud de sus letras.

Se han publicado 972 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Anyelín González Fernández dijo:

    Tras esa ropa y mascarillas,se esconden muchas sonrisas y sueños, todo acabará pronto, ellos nos cuidan.

  • Juan Carlos Ávila dijo:

    Buenos días, ¿Pueden participar extranjeros?

  • LeoHG dijo:

    La piel punzante y el pensamiento aciclonado: ¡estaba ahí! ¿Cuántas veces temí eso?... Torrentes de fuego en mi cuerpo se petrificaban ante la gota de rocío...

    Las manos de pétalos perfumaron mi rostro y su tibio cáliz encendió mis labios. "Gracias -susurró mi alma- le debo la vida. Y la doctora seguía dibujando el amor con sus cuidados, desafiando a la muerte.

  • Cheito Sil20 dijo:

    Sueño delirante
    Amanece un viernes en Venus, como cada día a esa hora, se hace la luz. El universo viaja en espiral, cada instante es igual al anterior, muere Dios, y vuelve a nacer.
    En las cuevas, desgasta una vela las estalagmitas, cocuyos y azulados totíes danzan un vals. Un coro de sinsontes, sapos soprano y cotorras de Babel, gorjea contracantos que huelen a alquitrán y tierra mojada.
    Siete deshielos después, se subastan pieles de mamut, falos disecados y dientes de dinosaurio como amuletos. Las confituras y enlatados de la sociedad de consumo son simples antigüedades desordenadas sobre un tablero de ajedrez.
    Parpadea un pez, y cada vez, espacio y tiempo, son todo y nada. Deambula en su bola de cristal engullendo gusarapos que hacen copias idénticas de sí mismos, segundos antes de su destino final, siglos después de su creación.
    Magia negra, desnudos ligeros. Los alquimistas esculpen la utopía. Unas brujas atizan un caldero: azufre, polvo de estrellas, sangre azul, excrementos de unicornio, lágrimas de cíclope, recuerdos tenues de avestruz... Amanece viernes, se hizo la luz.

  • Alejandro dijo:

    "La foto"
    -Meses sin vernos, tenemos que tener un recuerdo...

    Y ahí estaba, no lo podía creer, todos en peligro por mi culpa..
    Esos segundos con la cara al desnudo cambiaron todo...

  • Fontaine dijo:

    En el diente perro
    Si pudiera me escapara al diente perro. Extraño la plaga de la tarde y los vejigos jodiendo. ¿Pican Papo? que no se callan. Y si no se callan no pican. En el mejor descuido, cuando pensaba en la mulatica que reía justo detrás de mí, con sus tetas brillando con el sol rooooojo; cuando mi vista corre de su ventana al mar encandilao, se joroba la caña y la pita se quiere partir de estirá Me ajito, me falta el aire y los chamas me chillan ¡Dale Papo, ques tuyo!
    Pero no puedo, este bicho vino a chivarnos la vida. Lejos del diente perro, la plaga y de los chamas, la mulatica y el sol roooojo en el mar que encandila; no puedo… La cubereta que agarré es grande, me da pa comer hoy y pa mañana. En lo que la escamo y la destripo con bastante agua me dan las ocho: hoy 800 positivos y lamentamos 5 fallecidos. La cubereta es ahora la mulatica mojada, no se ven tetas brillando solo sus ojos y ya no ríe; ella sabrá por qué las lágrimas, total un poco de frío y un nasobuco que me aprieta. ¡…por fin doctor, el viejito respira!
    En lo que espero, sueño Chama, hasta que el bicho se pierda mar adentro en una tronera de viento y agua y nos podamos ver una tarde de estas en el diente perro.

  • Eva dijo:

    Éramos muy jóvenes. Viajábamos en el barco de regreso tras unas cortas vacaciones en la isla. De repente el barco freno como un auto por una carretera, algunos cayeron por la inercia. Nadie explicaba nada, los marineros corrían de un lado a otro. Los turistas de una isla cercana venían en yates a mirar el espectáculo y nosotros en cubierta, sin saber nada, jóvenes al fin nos reíamos.
    A los pocos días nos trasbordaron a barcos mercantes y regresamos a la isla contentos, sin entender el verdadero peligro en que nos encontrábamos.
    Solo años después conocí la historia del Titanic!

    Basado en hechos reales cuando un barco con estudiantes cubanos que regresaban de sus vacaciones en cayó cerca de las islas Bermudas)

  • RSO dijo:

    Pánico.
    Era uno de esos atardeceres místicos, el cielo color rojiso, por el dichoso polvo del Sahara, pintaba el horizonte de un color de suspense, una silueta tenue se vislumbraba, errática, taciturna, en la lejanía, a medida que se acercaba, se podía tener una mejor visión de su espantosa figura, la multitud, desesperaba intranquila, el pánico se adueñaba de las personas que comenzaban a huir irremediablemente, por fin las autoridades intervenían y poblaban aquel lugar ya desierto en espera del siniestro ser, en ese momento que llegó la criatura, un un oficial protegido con su mascarilla y sus guantes, le cuestionaba al confundido ser: -¿ciudadano, dónde está su nasobuco?.

  • ocorreamadrig dijo:

    “Fábula de Bondad, Ingenuidad y Verdad”

    Andando iba Bondad acompañada por Verdad e Ingenuidad.

    Bien les había ido en encuentros con Amor y Honradez.

    Un día se encontraron con Maldad y Bondad preguntó si atender o no su llamado.

    Ingenuidad respondió sí, pero al voltearse Bondad hacia Verdad vio en su rostro su negativa respuesta.

    Bondad no demoró en dedicarle tiempo a Maldad.

    Roces y encuentros con Maldad fueron marchitando en Bondad su buen dar y recibir.

    De radiante y preciosa Bondad comenzó a parecerse a la fría Indiferencia.

    Bondad preocupada le preguntó a Ingenuidad ¿qué me pasa? y ésta le respondió: es cuestión de tiempo no te preocupes.

    Verdad le decía: Bondad, lo que te pasa es por Maldad.

    De tanto derrumbe personal Bondad reconoció a Verdad como su mejor consejera y desde entonces Bondad sabe ponderar.

    Verdad tiene más peso y por eso anda con ella siempre, no para evitar a Maldad que aparece constantemente para corromperla, sino para advertir por la claridad de su luz que la bondad es posible con una dosis de ingenuidad regulada por Verdad.

    Muchos dirán la verdad es relativa y es cierto, pero es muy cierto que con Bondad a su lado no se correrá el riesgo de errar en el camino. Bondad, es Bondad, no importa el punto de vista.

  • Cesju dijo:

    El cuento 43
    - Vecina, hay mosquitos en tu casa?
    - Muchísimos! Aquí me están comiendo..
    Así de abundantes por estos días de cuarentena están los mosquitos en la Habana. Cayendo la tarde se meten por montones y te hacen la vida triste, espantandolos y tratando de matarlos.
    Pero lo que me ha dejado pensando es la frase de mi vecina. Acaso comen los mosquitos? De qué manera comen? Acaso se podrían comer a mi vecina? Porque escuché ayer decir al otro vecino mío que se la estaba comiendo también. Acaso será caníbal mi vecino? O mi vecina disfruta que se la coman? Cómo el aburrimiento se te mete en el cuerpo y no te deja ni espantar a los mosquitos, agarré un pedazo de cake y le toque la puerta a mi vecina para ver si podía descifrar algo interesante. Ella sale en bata de casa:
    - Hay que rico, gracias, entra.. Quieres probar un pedazo de papaya bien rica que tengo aquí?
    - No, no, no, no, gracias, es que yo, es que a mí no me gusta..
    Y salí tropezando con la colcha empapada de hipoclorito
    - Vecino, ven, coje aquí, ...el plato del cake...
    - No te preocupes, mañana, mañana yo lo cojo..
    Entonces viene mi Jevita del cuarto y me dice:
    - Oye, yo no sé lo que tú vas a hacer, pero a mí me tienen loca los mosquitos...Oye, Oye!!
    - Ehhh....

  • Ariel Hernández Reyes dijo:

    Titulo: "Me enamoré"

    Me enamoré, por más que luché porque no pasara, sucedió, no quería que pasara y me dije que simplemente no era nada.
    Me enamoré de la risa que se oculta detrás de la mascarilla y de esos ojos bellos que dicen tanto sin decir nada.
    Me enamoré de ese movimiento fabuloso de tu cuerpo cuando caminasy de tu piel fabulosa que mi mirada persigue.
    Me enamoré de como luchas cada día, de los esfuerzos que haces por sacar adelante a tu familia y del cariño que en todo tú derramas.
    Me enamoré pero sigo aquí detrás de mi mascarilla mirando y deseando, deseando en la distancia, deseando acercarme, pero eso se queda para mas adelante, ahora solo pienso que no es nada.

  • Niels dijo:

    La desesperación de Lombardia.
    - ¡Ayudaaaaaaaaaa!
    Y llego la brigada médica Cubana.
    -Gracias Cuba.

  • Ariel Hernández Reyes dijo:

    Titulo: "Me enamoré"

    Me enamoré, por más que luché porque no pasara, sucedió, no quería que pasara y me dije que simplemente no era nada.
    Me enamoré de la risa que se oculta detrás de la mascarilla y de esos ojos bellos que dicen tanto sin decir nada.
    Me enamoré de ese movimiento fabuloso de tu cuerpo cuando caminas y de tu piel fabulosa que mi mirada persigue.
    Me enamoré de como luchas cada día, de los esfuerzos que haces por sacar adelante a tu familia y del cariño que en todo tú derramas.
    Me enamoré pero sigo aquí detrás de mi mascarilla mirando y deseando, deseando en la distancia, deseando acercarme, pero eso se queda para mas adelante, ahora solo pienso que no es nada.

  • Liliana Sozzi dijo:

    Una mateada o un café
    Una mateada o café en algún boliche, alguna mañana, algunos árboles, ciertas sombras y brillos que se filtran entre las hojas y palabras amables y llenas de ternura que se derraman de nuestras bocas. Y un abrazo, un gran abrazo de esos que certifican nuestra amistad, prestan color a la alegría de nuestros encuentros y son los que superan las nubes, los eclipses, las lágrimas que casi detienen la respiración de la vida. Espero la oscuridad nocturna, cuando el ruido y las personas duermen, para liberar las migajas de tristezas y volver a la fuerza que es mi escudo y mi lanza

  • Claudia Luz Diaz dijo:

    Universo
    pienso en uno dos tres y cuatro
    y no quiero estar mas cerca del fuego de la estufa de lo q ya lo estoy
    aquí no quema, calienta el cuerpo y el espíritu y mantiene la calidez del alma
    se necesita de mucha fuerza en esta voluntad mancillada para dejar esta comodidad de árbol
    requerimientos de socializar q no me impulsan a dejar mi gruta de silencio
    no estoy para el monologo vecinal, o para la discordante afonía del timbre telefónico
    el estío es frio hoy cuando el sol ya se ha ido
    y los pájaros ya no se sientan en mi roca,
    el faro esta encendido pero lleva cien años mi océanos sin barcos para guiar
    abrazo entonces este mutismo en el q me sumerjo cada día cada hora un poco mas
    y aunque no soy feliz sonrío porque si
    porque soy dueña de lo que pienso y me envuelve esa sensación de hacer lo q me da la gana
    desde mi comodidad de celadora de mi universo lleno de pendejadas
    pero mías y en fin, era todo lo que quería

  • Hugo Ferrales Milán dijo:

    Se vuelve a empezar donde se dejan las cosas
    Donde cada vez es más difícil encontrar salidas sin perderse
    Donde cada vez es más fácil apostarlo todo sabiendo el final, tan repetitivo, vacío, inamovible
    Donde se paga el precio de lo superlativo cuando apuestas vida, amor y alma
    Y recoges de rodillas sacrificios estúpidamente malgastados, resultados de empresas innecesarias, quijotescas y molinos de arena y sal
    Se vuelve al rincón monótono de hastío infinito donde la cotidianidad del beso te hunde y te ahoga
    Respiras casi a medias, bocanadas de humo q no llenan el pulmón del mundo donde le construiste el castillo a la vida
    En pleno laberinto de ti mismo el escandalo musical del vecino te vence y te descubres tarareando tanta falta de verbo y lenguaje conjugados en supuesta melodía
    Te hundes más, lo sabes, pero no encuentras salida y solo te adaptas y piensas: mejor úneteles sino puedes vencerlos
    Conoces el final aun sin leer los prefacios de cada capítulo de esa inmunda rutina a la que le has puesto el nombre de vida
    Y aunque quisieras ponerle fin a todo, dejarlo todo, rendirlo todo, agotarlo todo, descarnarlo todo
    Simplemente se vuelve a empezar.

  • MariaC dijo:

    Un año de insertidumbre
    Ya las fotos de mis hijos no muestran sus sonrisas, las pocas que veo traen incluidas un cubrebocas. Sus sonrisas eran el medidos que tenia para saber su verdadero estado, bienestar, felicidad o tristeza. Las noticias son cada vez más alarmantes en Europa, un sentimiento de temor constante se apoderó de mí. No hay vuelos me dicen, pero todo esta bien, nos cuidamos dentro de casa.
    La Internet es mi aliada, doy gracias a sus creadores que me permiten conocer de cerca lo que pasa allá tan lejos. Pero también aquí en mi patria tengo seres queridos que me preocupan, la covid 19 ataca a todos por igual, protegerse es lo primero, escuchar al que como un padre nos da noticias y consejos cada día, pero todos no están atentos como yo, muchos menosprecian los consejos por ignorancia y ese es mi mayor temor.
    En casa es más difícil la situación, mi anciana madre no entiende que está pasando y porque no puede recibir visitas, ni como tengo que evitar salir a la calle porque también soy vulnerable. Su alegría llega solo con los aplausos luego del noticiero. Aplausos para los héroes de batas blancas y todos los que junto a ellos no han descansado en este año de pandemia.

  • Juliette Lorenzo Ramírez dijo:

    La sorpresa de papá
    Todos los días llegan cartas de papá, en las que me dice que me comporte y que me extraña mucho a mí y a mamá. Hace días que mamá no lee las cartas de papá, ¿estará papá molesto conmigo por qué hace unos días no recogí los juguetes? Estoy muy triste, la última vez que vi a papá me dio un abrazo muy fuerte, y me dijo que se iba a defender el país de los malos, pero que volvería pronto, ese día mamá lloró mucho, pero mi papi es muy valiente, cuando crezca quiero ser como él. Yo sé que papá no escribe cartas porque me quiere sorprender, así que todos los días me duermo muy tarde, sin que mamá lo sepa, con la puerta abierta, esperando la sorpresa de papá...

  • Carlos Rocney Marquez dijo:

    Escape.
    Vienen los guardias. Escucho sus pasos. Todas las mañanas cumplen su rutina de venir puntual, a la misma hora. Dejan entrar a mi celda mujeres diciendo que son enfermeras. Simplemente, les sigo el juego. Esto es una prisión y estoy aquí como castigo. No pueden engañarme.
    Nadie que es un asesino... como yo, pues eso bien que lo sé, estaría en otro sitio que no fuera la cárcel. Soy un asesino... pero les dejo creer que estoy en un centro como dicen ellos. Debo hacerlo. Este es mi castigo y lo merezco: estar encerrado entre locos, retrasados e idiotas dementes, dejar que los cálidos abrazos de la corriente embriaguen mi mente, y dejar que esas sucias y asquerosas "enfermeras" me den pastillas para tenerme controlado; aunque me encanta como después puedo ver morsas parlantes, delfines sonriendo y arcoiris en el rostro de todos estos imbéciles. Sé que lo hacen para volverme como el resto.
    Lo he dicho antes: no pueden engañarme (soy demasiado astuto). Pero admito que me causa bastante placer que sigan pensando que estoy loco. Un loco no hablaría como yo lo hago. Acepto que merezco estar aquí, separado, por ser un asesino y por ser una persona peligrosa; pero esta noche escaparé.

  • juliettelorenzo@nauta.cu dijo:

    La sorpresa de papá
    Todos los días llegan cartas de papá, en las que me dice que me comporte y que me extraña mucho a mí y a mamá. Hace días que mamá no lee las cartas de papá, ¿estará papá molesto conmigo por qué hace unos días no recogí los juguetes? Estoy muy triste, la última vez que vi a papá me dio un abrazo muy fuerte, y me dijo que se iba a defender el país de los malos, pero que volvería pronto, ese día mamá lloró mucho, pero mi papi es muy valiente, cuando crezca quiero ser como él. Yo sé que papá no escribe cartas porque me quiere sorprender, así que todos los días me duermo muy tarde, sin que mamá lo sepa, con la puerta abierta, esperando la sorpresa de papá...

  • Elizabeth Vizcay Bolaños dijo:

    Una copa de vino para amortiguar otro golpe en el alma; creo que no doy más. El pecho apretado, la mente no para y lo único que desea mi cuerpo es descansar. Tantas cosas por decir sin poder mover mis labios, ellos solo quieren besarte; pero solo queda mencionarte. Tu nombre resuena en mi cabeza como una alarma que me avisa que no es tan malo el sentimiento si eres correspondido. Preferiría apagar esa alarma y seguir durmiendo. Ese ruido aturde cuando no hay nada a mi favor. Tantas palabras profundas, tanta incertidumbre se desborda cuando te pienso, tanto agobio que no hayo sitio alguno donde esconderme. Verte en mis sueños y sentirlos tan reales; para luego despertar en la cruda realidad donde solo queda resignación, donde me rindo ante todo, ante ti. Tiene que haber algún magnetismo en tu voz, llega tan rápido a mis oídos, traspasa mi cuerpo y se esparce en estos dedos cansados, esclavos de mis pensamientos. El vino acaba y no encontrare refugio alguno; pobre alma indefensa que solo quiere recostarse en la tuya, mas no puede. Pasaran los días, quizás los meses, quizás olvide lo que una vez te hice saber, quizás no sienta lo mismo que siento ahora. Y si vuelvo a verte, dame la fuerza que necesito, para no pensar en poesía.

  • Gustavo dijo:

    C-19
    Aquella noche aferrarse a la vida era la única opción; conectado a un tubo con la máquina que oxigenaba mis pulmones, estaba atrapado. En letargo yacía mi cuerpo sobre la C-19 de una sala de graves, entre el ruido fúnebre de los monitores el pánico envidiaba al dolor; el daño me consumía y solo una voz tierna percibía susurrarme al oído –fuerzas que tú puedes- era lo único que me mantenía latiendo. La fiebre parecía fundir mis huesos; el aliento se agotaba y mi alma se escapaba del cuerpo; lo percibía. Esa vez, tras el agobio, entré en una calma y sentí que mi cuerpo caía libre por un túnel de luz entre nieblas y centelleos que conducían a un trono gigante engalanado de blanco; cuando apenas faltarían segundos para llegar él, sentí un estruendo y desperté; una mano enguantada acariciaba mi mejilla y la voz que me sostuvo -respira suave, lo logramos-; abrí los ojos y percibí un rostro enmascarado, sus ojos también húmedos y una sonrisa mágica tras la envoltura transparente que cubría su cara, no pude definirla, su traje no llevaba nombre. Mejoré, pero nunca pude agradecerle por su esmero y aliento; imposible entre tantos rostros anónimos.
    Gracias por la Vida a tod@s.

  • Nancy dijo:

    La honda
    Sonó el timbre. Pensé que era uno de los destellos del sol que cada mañana viene a comprobar mi resistencia. Era otro .Se identificó como Suria, uno de los hijos de Zeus. Precisamente Apolo me convocaba para que recibiera la dosis de energía protectora requerida para seguir irradiando esa luz que los míos necesitan .Tras un año de penumbras y sermones apareció Soberana , la hermana de Abdala . Acudí al templo y conocí al joven David, quien conversaba amigablemente con ella. Ya en la capilla, disfruté de su relato de cómo fue que lanzó su honda contra el poderoso Goliat .

  • Juliette Lorenzo Ramírez dijo:

    La sorpresa de papá
    Todos los días llegan cartas de papá, en las que me dice que me comporte y que me extraña mucho a mí y a mamá. Hace días que mamá no lee las cartas de papá, ¿estará papá molesto conmigo por qué hace unos días no recogí los juguetes? Estoy muy triste, la última vez que vi a papá me dio un abrazo muy fuerte, y me dijo que se iba a defender el país de los malos, pero que volvería pronto, ese día mamá lloró mucho, pero mi papi es muy valiente, cuando crezca quiero ser como él. Yo sé que papá no escribe cartas porque me quiere sorprender, así que todos los días me duermo muy tarde, sin que mamá lo sepa, con la puerta abierta, esperando la sorpresa de papá...

  • Yadier Betancourt dijo:

    Cuatro velas se quemaban lentamente y entre ellas tenían una conversación.
    La primera dijo: -¡yo soy la paz! Pero las personas no consiguen mantenerme viva. Me apagaré. Y, rápidamente se extinguió.
    Dijo la segunda: - ¡yo soy la fe! Pero le parezco superflua a la gran mayoría de la humanidad, no tiene sentido permanecer encendida. Apenas terminó de hablar una ligera brisa la apagó.
    Rápida y triste la tercera vela se manifestó:
    -¡yo soy el amor! No tengo fuerzas para seguir encendida. Las personas me dejan a un lado y no comprenden mi importancia. Se olvidan hasta de aquellos que están muy cerca y les aman. Y, sin esperar más, se apagó.
    Cuando entré en mi habitación y la vi tan oscura exclamé: -Pero ¿qué es esto? Deberían estar encendidas hasta el final. —Al decir esto, comencé a llorar. Todo estaba perdido, qué es un mundo sin amor, sin paz, sin fe estamos destinados al sufrimiento eterno.
    Entonces, la cuarta vela habló: No tengas miedo: mientras yo tenga fuego podremos encender las demás velas: ¡Yo soy la esperanza!

  • Yisel Perez dijo:

    No me permitiré empañar tu memoria ni ensuciar tu recuerdo ni siquiera con el mínimo de mis razones o acaso ira o desenfado ,el tiempo que estuviste aquí en la tierra para bien o para mal lo escribirá la historia.

    No permitiré que te profanen ni por un segundo tengo esa promesa con mi corazón y tu espíritu ...Nací en una casa de madera de 1910

    Convivo con el perfume de las flores y el frescor del escaso viento marítimo que despertaba mi silencio cuando alguna cucaracha intrusa desvelaba mi sueño.

    Alguna que otra bronca y partidura de cabeza ,o algún escándalo de mujeres desesperadas que reclamaban un marido ausente.

    En un lugar muy lejano de cuyo nombre no quiero acordarme creí hablar con las estrellas en una noche sin luna ,y dibujé castillos en las sombras de la calle ,esa calle que me vio caer y levantarme después de mi primera bicicleta.

    Por eso Fidel te extraño cada día cada instante y nunca olvido ese sueño donde me decías que yo iba a contar la historia de Cuba .

  • Frank Ernesto Pupo González dijo:

    Inventario
    Nos sentamos a la mesa y al parecer nuestro perro también entendía la gravedad de la situación, con un salto se subió a una de las sillas y apoyó ambas patas delanteras sobre el mantel, como exigiendo la palabra. Pero no permitiría que un perro dirigiese algo tan importante.
    -¿Oxigeno?-
    - Queda pero quizás ya este comprometido-
    -¿Agua?-
    -¿Para tomar o para bañarnos?-
    (mi esposa y sus especificidades)
    -Para ambas, no te me pongas semántica como siempre!!!-
    -¿Combustible?-
    -No tenemos carro-
    - Sabia que el mundo se iba acabar y andariamos a pie todavía-
    -¿comida?-
    Ambos miramos al perro fijamente y este desapareció desde ese día.
    Se llama Chocolate es marón si alguien lo encuentra por favor llamar al 23688661.

  • KingN@ldo_III dijo:

    LOS VERADEROS SUPER HEROES
    Este pequeño escrito está dedicado los padres, abuelos, tíos, hermanos que en este tiempo de pandemia hemos aumentado nuestro coeficiente intelectual gracias a la convivencia extrema con nuestros hijos, sobrinos, nietos etc. etc.
    Es increíble como nuestros sentidos se han agudizado en todos sus aspectos, hemos sido capaces de sentir, oír, escuchar y hasta tocar de manera tan audaz que ni los superables héroes de Marbel o DC comic nos superan. Llegamos hasta predecir lo que puede pasar, es decir nuestras mentes viajan en el tiempo y calculamos donde cuando y de qué manera puede pasar un accidente al punto que evitamos que pase antes de ni siquiera comenzar los eventos que dan al suceso.
    Aquí les dejo algunas muestras de palabras que somos capaces de autocompletar, aun así cuando oímos una parte, una fracción del sonido o un simple palabreo de nuestros seres más pequeños...
    Tutaracha es Cucaracha.
    Tatanito es Platanito.
    El latón no es el latón es el ratón…si lo sé es confuso.
    Tato…puede ser pato o plato y ahí entra nuestra habilidad de manipulación del espacio tiempo logrando configurar la información que nos brinda el entorno tan rápido que ni la propia luz nos alcanza y saber que palabra es o que desea el rey o reina de la casa.
    También están las bla bla bla bla que para un ser ajeno del hogar puede no significar nada, pero para un oído entrenado SE OYE CLARITO CLARITO….papa o mama u otro ser DAME AGUA.
    Poco a poco adentramos el mundo de las criaturas imaginarias y fuera de su entorno natural. Somos tan fuera de series que vemos ballenas, elefantes, gatos, tigres, leones en simple patrón de rayas, nos convertimos en seres extremadamente abstractos. La competencia profesional puede sufrir muchos cambios para bien por supuesto, nos volvemos excelentes narradores, críticos, escritores, constructores, médicos especialistas…psicólogos. Todo esto nos hace pensar que un libro de cuentos o un guion para una buena película de ciencia ficción lo hace cualquiera.
    Ahora entramos en el momento que nos convertimos en adivinos, pues si amigos, somos capaces de predecir el futuro, las adivinas son niñas de tetas y ni el mismísimo MERLIN es capaz de saber cuándo es hora del pipi e incluso que objeto por accidente se puede mojar (Camas, sofás, piso).Podemos saber dónde y cómo va derramar la comida, donde va votar el agua, donde están los juguetes perdidos. Claro no todos tenemos las mismas capacidades pero nada que el tiempo pueda solucionar.
    En fin el escrito puede seguir y seguir, somos un libro abierto, somos los sobrevivientes de esta etapa. Somos LOS SUPER PADRES. (INCLUYE TODO FAMILAR)

  • Lida dijo:

    Hoy, 11 de marzo de 2021, recuerdo que la noche en que canté sola el Himno Nacional, parada en la puerta de mi apartamento el 24 de febrero último, sentí todo el orgullo de mi Patria Amada. Casi se cumplía un año de que se anunciaran los primeros casos de Covid-19, y nuestro “pequeño-inmenso” país alcanzaba la Fase III para dos de sus cinco candidatos vacunales. Estaba físicamente sola y de cierto modo tranquila porque en la familia Feut-Navarro nadie había enfermado, pero aun así, duele mucho no poder ver a mi madre.
    Como suele expresarse en el argot popular: “un año se dice fácil”. La realidad ha sido y sigue siendo otra. Ya hacía estragos la enfermedad a inicios del 2020 cuando me recuperaba de una intervención quirúrgica, y desde la reincorporación al trabajo, se sigue tensando mi cuerda del es-tres, es-cuatro, es-cinco…, pero aun así continúo dando lo mejor por aportar a la obra que se fragua en laboratorios para frenar la cifra de personas fallecidas a causa del virus SARS-CoV-2 en la mayor de las Antillas: 361 (con cierre 10.03). Inspirada también en esta fecha, en la que mi hija Susana cumplió 19 años, mi tributo a los hacedores de tan bella y heroica labor. ¡Patria y Vida! ¡Viva Cuba!

  • Ariel Hernández Reyes dijo:

    Como es posible que haya transcurrido tan solo un año, como es posible que tanto horror y tristeza quepan en tan solo un año, cómo es posible que los números crezcan y nos erizen la piel pensando que a lo mejor mañana solo seamos eso, fríos numeros. Donde quedaron los días donde un número no representaba mas que eso, un sencillo número, ahora compiten por ver a cual bando perteneces, al número de los que sobrevivieron, a los que se recuperaron o a los que nos dejaron, pero falta un bando muy importante el número de los que luchan por que todo esto cambie, desde el ser tan importante que de blanca bata lucha al lado de aquel que ni esperanza tiene para pasarlo al número de los supervivientes, aquel que en un laboratorio prepara lo que en un futuro pueda hacer que cambien los números, hasta el que en su casa hace todo lo posible para que su ser querido no pase al triste número de los que nos abandonan, cada minuto cambian los números, pero no son solo números, somos nosotros.

Se han publicado 972 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también