Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

En pocas palabras: Participa en nuestro V Concurso de Microrrelatos, un lustro con el poder de lo breve

| 972 |

La fuerza de la palabra y la grandeza de lo breve vuelven a ser convocatoria en estas páginas digitales.

Cubadebate, el Instituto Cubano del Libro (ICL), Ocean Sur, la Asociación Hermanos Saíz (AHS), Claustrofobias y Cubaliteraria invitan a participar en la quinta edición del Concurso de Microrrelatos, que se organiza desde 2017 y este año dedicamos a las vivencias en tiempos de COVID-19.

Haz, de este reto, la oportunidad de compartirnos tus mejores letras. ¡Participa! Los ganadores obtendrán una colección de novedades literarias de varios sellos editoriales, presentes de los organizadores y la posibilidad de publicar tu obra en nuestro sitio web.

¿Cómo convertirte en ganador/a?

Solo debes escribir un texto que no exceda los 1 000 caracteres (sin contar los espacios), a través del cual podamos descubrir al escritor que habita en ti. Encuentra en la escritura la libertad que ningún confinamiento puede arrebatarte y compártenos cómo has vivido este difícil tiempo de pandemia.

Que la creatividad, el talento y la originalidad sean tus mejores credenciales a la hora de redactar un cuento, el inicio de una novela o testimonio para la actual convocatoria.

Deja tu propuesta como un comentario en esta entrada. El plazo de admisión concluye el 31 de marzo, fecha en que se conmemora el Día del Libro Cubano y el aniversario 62 de la creación de la Imprenta Nacional de Cuba, a las puertas de festejar los 54 años del ICL (el 27 de abril).

Letras que salvan: (Pre)textos para contar tu historia

El jurado estará integrado por reconocidos escritores a propuesta del Instituto Cubano del Libro. Serán seleccionados tres premios. Los resultados se darán a conocer el 7 de junio próximo, Día de los bibliotecarios y las bibliotecas en Cuba, en recordación del periodista e historiador que se considera padre de la bibliografía cubana, Antonio Bachiller y Morales.

Contactaremos a los ganadores mediante el correo electrónico que registren al enviar el comentario con su obra.

En el contexto del Espacio Virtual del Libro en Cubadebate, iniciado el 15 de febrero y a celebrarse durante todo 2021, será este un momento especial para romper, desde la libertad y el poder de la literatura, el encierro al que nos ha obligado la COVID-19. Ocasión, además, para premiar el talento de quienes sueñan y salvan con la virtud de sus letras.

Se han publicado 972 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Julio César dijo:

    El cuento 28:
    Dijo una vez Confucio:
    "Me preguntas por qué compro arroz y flores? Compro arroz para vivir y flores para tener algo por lo que vivir"
    Arroz perdido.
    El arroz sin leche no es tan popular, pero arroz al fin, el arroz con leche se quería casar.
    El arroz natural, el largo, corto, bolito, entero, partido, arroz escogido, sucio, o arroz precocido, uruguayo, argentino, vietnamita, criollo, arroz chino, arroz desgranado, crecido, amapolado, empegostado, pegajoso, molido, duro, blando, arroz blanco, amarillo, con gris, con moros y cristianos, arroz salteado, frito, arroz negro y el arroz con leche divorciado.
    Teníamos arroz de todos los colores, ahora tenemos arroz de la cuota, mañana no sabemos.
    Amigo Confucio, te prometo que si me encuentro flores las voy a comprar, pero por tu madre, si ves arroz, llámame...

  • César dijo:

    El cuento 31:
    Se posó un colibrí en el balcón, no es el primer colibrí que he visto por aquí, parecía manso, no sé si se me quedó mirando o fué idea que me hice pero su pico apuntaba hacia mí, me quedé quieto por segundos largos, y empecé a acercarme lentamente, el diminuto pajarito no se movió y parecía una estatua, cuando estaba muy cerca, casi al agarrarlo, despegó vertical como helicóptero, entonces se invirtieron los papeles y yo pasé a ser la estatua. Me quedé inerte, con la mano extendida y las piernas en forma de paso, mirando la velocidad de las alas que genera un colibrí, y a sólo centímetros de mi cara inmóvil se empezó a meter en la sala, dió un giro de 360 grados y justo encima de mi cabeza, como por agradecimiento a tanta obra de arte habanera de estos tiempos, me dejó caer su muestra de gratitud a tanto esfuerzo de estatua humana, una diminuta plasta de mierda arcoiris, con reflejo de cuánta flor silvestre seguro visitó en estos días solitarios y mudos de Covid 19..

  • Julio César dijo:

    El cuento 43
    - Vecina, hay mosquitos en tu casa?
    - Muchísimos! Aquí me están comiendo..
    Así de abundantes por estos días de cuarentena están los mosquitos en la Habana. Cayendo la tarde se meten por montones y te hacen la vida triste, espantandolos y tratando de matarlos.
    Pero lo que me ha dejado pensando es la frase de mi vecina. Acaso comen los mosquitos? De qué manera comen? Acaso se podrían comer a mi vecina? Porque escuché ayer decir al otro vecino mío que se la estaba comiendo también. Acaso será caníbal mi vecino? O mi vecina disfruta que se la coman? Cómo el aburrimiento se te mete en el cuerpo y no te deja ni espantar a los mosquitos, agarré un pedazo de cake y le toque la puerta a mi vecina para ver si podía descifrar algo interesante. Ella sale en bata de casa:
    - Hay que rico, gracias, entra.. Quieres probar un pedazo de papaya bien rica que tengo aquí?
    - No, no, no, no, gracias, es que yo, es que a mí no me gusta..
    Y salí tropezando con la colcha empapada de hipoclorito
    - Vecino, ven, coje aquí, ...el plato del cake...
    - No te preocupes, mañana, mañana yo lo cojo..
    Entonces viene mi Jevita del cuarto y me dice:
    - Oye, yo no sé lo que tú vas a hacer, pero a mí me tienen loca los mosquitos...Oye, Oye!!
    - Ehhh....

  • Julio César dijo:

    El cuento 44:
    Si algo bueno ha dejado la cuarentena es que con tanto roce en casa hemos logrado planificar tareas diarias que en otros tiempos eran de una y a veces de dos personas, en tareas diarias para cuatro personas. Ya se limpia, se friega, se lava, se cocina, en diferentes grupos, parejas, e individuos. Tenemos diferentes estilos para hacer las actividades, algunos limpian con colcha y balde, otros tiramos agua y usamos haragán. Algunos friegan con cuidado, otros rompemos algún que otro vaso.
    Por cierto que mi Jevita está súper molesta porque se le ha perdido un plato, me está culpando porque piensa que lo he roto y después lo he desechado en la basura. Yo le he dicho que lo busque con alguna asistencia espiritual, porque la verdad que yo a estas alturas de la vida, de seguro, que ya, no rompo un plato.....

  • César dijo:

    El cuento 47
    Una obra de arte en cuarentena:
    Nos está consumiendo hoy la tecnología, se ha perdido el blanco y negro de los conciertos en vivo, la acústica, la verdad. Se han perdido las voces claras, armoniosas, transparentes. Han puesto una imagen y la orquesta por encima de las cuerdas vocales y el mensaje. Hoy cualquiera canta, cualquiera puede hacer un disco. Hoy cualquiera puede prender fuego a una generación, pero pocos pueden encender una fogata para sobrevivir. El mundo de hoy se ha convertido en un monótono ciclo de inventos secundarios, nos están escondiendo las raíces. Los museos se están llenando con abstractos e influencias.
    Por eso y todos muchos similares ejemplos me he desvelado anoche. Una voz virtual del techo me respondía todas mis preguntas, a veces con tan solo imaginarlas.
    Salí a correr todavía con el sol abajo de la línea horizonte, inventandome una función única, regrese cansado. Dormí en las horas que debía estar despierto. Todo está cambiado.
    No sé cómo acabé desnudo sentado en el piso frío, haciendo fricción a dos palitos de madera con una cuerda y un arco, el reflejo del espejo me dibujaba con la satisfacción del humo en la cara para encender la yesca. Mis manos estaban ampolladas, mis dedos engarrotados..
    Desperté sudado y sonriente, por una voz real, enérgica, fuerte..
    - CÉSAR! SE ACABARON LOS FÓSFOROS!
    Y sin cepillarme los dientes salí directo a encender el fogón..

  • María dijo:

    El cuento 48
    El mismo camino.
    Solo hacía falta que se encendiera el motor, pero la inercia de meses fracturados lo habían congelado en pleno mes de Julio. Daba pereza hasta mirar al cielo para bostezar.
    Era necesario salir a buscar nuevas provisiones. El penúltimo viaje lo dió el papá con la bicicleta en llantas de aluminio sin las gomas, y el regreso fué muy duro con las alforjas cargadas de cuánto pudo conseguir, llegó sin bicicleta. El último viaje del cabeza de núcleo fué hace dos semanas, salió después del mediodía, y no hubo testigos, todos sus hijos dormían a esa hora, y todavía no conocen el final porque no hay señales de su regreso.
    El tiempo se enchujó a los perros hambrientos e iba con ventaja.
    Una vez hubo gallinas, hubo una vaca, hubo más caminos, pero después del 2020 se volvieron a comer hasta las tablas de la cocina. El mundo anda revuelto. Los peces de la playa a veces se podían tocar con las manos, y las lombrices estaban allí, sólo había que encontrarlas.
    El hijo mayor se quedó mirando el horizonte por dónde mismo aparecía el padre todos los sábados. Allí se quedó por horas de 100 minutos, después se le fueron acercando los hermanos, al siguiente amanecer se pudo ver desde temprano mucho ajetreo en la casa. La mamá no lograba pronunciar ni una sola palabra.Y al camino salieron dos hermanos, la hija menor logró encender un fuego para mantener el humo en el cielo.
    - Cuanto hace que caminamos?
    - 4 horas y media
    - Desde cuando no veníamos por aquí?
    - Para mí es la primera vez
    - Fíjate allá, vamos a ver que hay detrás de esas colinas
    Y siguieron caminando los hermanos y de vez en cuando buscaban el cielo en la espalda para no perder el rumbo del regreso. Una choza pudieron ver desde la colina, un campo verde con muchas enredaderas, frutas de melón, calabaza, judías, a 300 metros se podían oír cacarear a las gallinas después de poner el huevo, había un ternero con la boca empapada de leche, una vaca preñada, al costado del bohio de campo habían sacos de semillas, guatacas, un arado..
    Cuando de pronto sale el padre:
    - Exactamente demoraron 15 días 6 horas! Arriba, una guataca pa cada uno, antes que nada almuercen algo, y mañana a sembrar frijoles..
    Solo hacía falta un pequeño empujoncito, y el motor roncó tan bonito, que regresaron a la casa cargados de historias y repletos de suministros para toda otra semana..

  • Eduardo Viaño dijo:

    Cuando amaneció el Coronavirus ya no estaba solo los nasobucos para iniciar un nuevo estilo.

  • César dijo:

    El cuento 50
    Hoy es 25 de junio, exactamente las 8:25 AM y el teléfono inteligente marca 71 caracteres.
    El carácter​​ de una persona( no tiene nada que ver con los caracteres) es la manera en la que esta reacciona habitualmente frente a una situación. Es también la forma de expresar esta manera de reaccionar, señalando que se posee tal o cual perfil, característica o inclinación.
    Frases como:
    "Él tiene buen carácter"
    " Tiene un carácter complicado"
    " Es un hombre de carácter"
    " Ella no tiene carácter"
    Increíble! Y ya mi Xiaomi anda por los 415 caracteres. El teléfono te marca caracteres siempre que le escribas o borres letras, y a veces te dice :
    - "Sorry, tú actualización de estado no puede superar el máximo de 700 caracteres"
    Y tú qué querías escribir algo más, simplemente te ríes, te mueves, y te quedas mirando la primera frase......

  • María dijo:

    El cuento 52:
    "El mango está dando la talla"
    Y no necesariamente por ser super mangos, o mangos grandes, ni por ser extremadamente dulces, o por estar abundantemente en todas las tarimas, o por estar adecuadamente baratos. La razón sería decir que es una opción para estos días de escasez y miseria alimenticia. Un mango X para un jugo "natural" es una delicia por ahora, porque degustaciones por contacto boca, cáscara, mango, sin el obligado nasobuco, pueden traer consigo irrepetibles muecas por acidez y por líquido para maduración artificial. Frases como: " Me comí un mango" o "Qué ganas tengo de comerme un mango" son muy escuchadas en tiempo de cuarentena. Cosas así nos pasan hoy en esta Habana nuestra, el hambre de los habaneros es desafiada por estos jugos de la fruta preferida de mayo, junio y julio. Algunos salimos desafiantes con armaduras, armas, drones, a emboscar tiendas, colas exageradas, y regresamos con mangos.
    La frase del domingo 28 de junio 2020 en las afueras del convento de San Francisco:
    - A ustedes, frutas tropicales, ojalá y lleguen a fin de año..
    Y algunos aldeanos con Frizer, de los que guardamos pan pa mayo, empezamos a guardar mango pa diciembre.

  • Julio César dijo:

    Cuento 61
    Marea alta ( basado en velas reales)
    Un día como cualquier otro pero un día mágico. Sin exagerar, solo la belleza cotidiana de un día naranja con un sorbo de espinacas. Es que lo veo de una manera agigantada, como un suceso relevante, como un cometa perdido que no se anuncia y pasa una vez al año coincidentemente el mismo día. Yo siento que es hermosa la combinación de los dígitos, además Marzo 03 invita a bañarse desnudo con la marea alta, y su pronunciación es excitantemente extraña.
    Es mi fiesta para cocinar
    desde temprano
    cualquier cosa,
    lo que aparezca,
    con música, alcohol, cervezas, risas, nostalgia, familia.
    Qué suerte la mía de celebrar en sintonía con la fecha exacta, porque esto no pudo ser casualidad, fué una "salvajada de batazo"
    "Noooo, no, no, no, no, no, díganle que no a esa pelota"
    Una aventura, 9 meses de apnea para salir a la tercera, cuando quise salir, cuando me dió la gana!
    A la una, a las dos, a las tres!
    Se hace la luz de nuevo en estos tiempos de escasez aunque se vea poco, algo, nada.
    Entonces, cuando baja la marea, caminas descalzo las rocas llevándote sus huellas, recoges las ostras y te oxigenas con el olor que sale debajo de las algas, revisas los mensajes que llegaron en botellas selladas, te ríes y lloras con tantas palabras. Miras al horizonte y allí están las gaviotas acechando la tarta de sardinas, delante del sol que se cae al agua y vez las velas blancas que se siguen quemando lentamente a la distancia. Y es paz total hasta que el silencio te recuerda las notas clásicas:
    ... cumpleaños, cumpleaños...
    Y crees escuchar:
    - Acuesten a ese hombre que ya no puede más...

  • LeoHG dijo:

    La piel punzante y el pensamiento aciclonado: ¡estaba ahí! ¿Cuántas veces temí eso?... Torrentes de fuego en mi cuerpo se petrificaban ante la gota de rocío...

    Las manos de pétalos perfumaron mi rostro y su tibio cáliz encendió mis labios: "¡Gracias! -murmuró mi alma- le debo la vida". Y la doctora seguía dibujando el amor con sus cuidados, desafiando a la muerte.

  • Isis dijo:

    Cada día me despierto con unos deseos enormes que todo esto haya pasado ya, que solo era una pesadilla, es algo que nos ha cambiado totalmente la vida, hay quien se ha acostumbrado y nunca ha usado un nasobuco, ha navegado con suerte. Hemos sido durante este largo e interminable año víctimas de esta terrible enfermedad que nos azota día a dia, sin saber si en un momento determinado nos toca a la puerta un día.
    Cuántas personas han perdido la vida en este año de pandemia y no sabemos cuántas faltan. Nostalgia sentimos al saber lo felices que éramos hace 5 años atras, donde todo era bonito, había momentos en que uno se divertía en las fiestas populares (carnavales), donde los niños jubaban en parques, iban a sus escuelas, podian viajar a playas, todo eso acabó, ya no hay alegría, tristeza en ver el aumento de niños en edad pediátrica, tristeza de ver abuelitos queridos muriendo, incertidumbre, escasés, precios altos, desabastecimiento, confinamiento, estrés, descontento, y pensmos ¿Por cuánto tiempo mas tendremos que soportar esta terrible e interminable situación?. Si,hay que continuar
    luchando, mirar hacia adelante, pensr que todo esto no será mas que una terrible pesadilla, un día llegará lo que todos deseamos, tener paciencia, la vida es una larga carrera donde todos tenemos que correrla, un día llegaremos a la meta con todas las ilusiones cumplidas, si tropezamos nos levantaremos y seguiremos.

  • Yassell dijo:

    Respirar ahora

    Aspiro: El confinamiento no huele, el aislamiento no se toca… libero el aire que tomé prestado. He redescubierto el placer de las cosas sencillas. Ahora tengo que salir al mundo disfrazado, reciclando mi propio aliento bajo la imprescindible mascarilla. Ahora mido las distancias cuando urgen las naturales ganas de abrazar y expresar afectos. Es cierto que florecen nuevos códigos germinando como alternativas; pero soy tan clásico, tan amante de lo esencial invisible… La liberación llega cuando el viento vuelve a pegar en mi rostro desnudo. Los espacios vacíos rescatan el impulso adormecido en que mi tacto ejercita la superior capacidad de acariciar. Por suerte tengo un pequeño patio; y tengo un árbol. Amo respirar, amo a la vida y amo al árbol. Camino descalzo sobre la tierra, intento abarcarlo en un abrazo, siento en mi rostro la áspera corteza agradecida, y respiramos juntos.

  • RHH dijo:

    Diálogo diario de hace más de un año Tierra: -qué es dolor, hambre, incertidumbre, muertos, desesperanza, no puedo respirar..covid? Cielo: -es inspiración para que seas solidario, valiente, disciplinado, creador..es la causa de las respuestas de los ya Premios Nobel: los médicos cubanos.

  • Fco dijo:

    Pandemia
    Amó con pasión, ¿amará?

  • Regla G. dijo:

    EN LA ESQUINA IZQUIERDA DE LA CAMA
    Es de mañana. Ella se sienta en la esquina izquierda de la cama, mientras dobla sus pañuelos, sus bragas, sus sostenes, y los pone alegremente en la gaveta. Mañana por fin se casará con el amor de su vida… no siente pasar los minutos, tanta es su ansia…
    Es por la tarde. Ella se sienta en la esquina izquierda de la cama, mientras dobla con lentitud los pañales, las pequeñas ropitas, y las pone en la gaveta. Mañana debe ingresar para traer al mundo a su bebé, ese que logró concebir y mantener en el vientre a pesar de los insultos y golpes de aquel que tanto ha amado, pero que resultó ser inmaduro y cruel. No obstante, ella espera que la llegada del bebé cambie esa extraña conducta…
    Es de noche. Ella se sienta una vez más en la esquina izquierda de la cama, mientras saca de la gaveta cuanto encuentra y lo va poniendo todo en un bolso. No esperará a mañana para salir de aquí, no puede más con tantos gritos y violencias y hasta el amor se le ha acabado… Toma a su bebé en brazos, echa el bolso al hombro, y parte.

  • Andy Alexey dijo:

    (Basado en Hechos Reales)

    El Regreso:
    Era viernes 29 todos eran maestros los habían reunido en Ciudad Libertad porque pronto partirian hacia sus provincias, era temprano algunos alegres, otros con nostalgias por el reencuentro con sus familiares y amigos, sus residencias serían convertidas en Centros de Aislamientos, por eso debían partir.
    Entre cuentos e historias entre compañeros todos reunidos pasaron el rato, llegó la madrugada del 30 acompañada de cansancio, ya era la hora de abordar a los ómnibus. Todos aseguraron bien su equipaje y al abordar el buen confort y la climatización del transporte los hizo rápidamente entrar en un sueño ameno. El viaje inicio, era una caravana de buses, nadie hablaba, ni se escuchaban conversar, era un silencio absoluto y todo estaba oscuro aún. Todos los ómnibus llegaron a su destino a tiempo, pero hubo uno que se desvío en la provincia de Mayabeque, para nunca más volver con 12 héroes, 12 valientes, 12 maestros, 12 vidas...
    Andy Alexey Martínez Sosa...

    • María Caridad dijo:

      Que triste este cuento real, gracias por tu homenaje a ellos.

  • Martha Rosa dijo:

    Miedo
    No me ilusionaba el viaje a Río de Janeiro. Por alguna razón incomprensible no tenía deseos de ir. Terminamos viajando la primera semana de marzo de 2020. Debieron ser tres semanas. Esperaba en el aeropuerto observando los monitores, casi muero al ver mi vuelo cancelado.
    El desespero pasó a la ansiedad ante la incertidumbre del regreso y de los medios para subsistir, agravados por el bombardeo de información contradictoria. Los días se convirtieron en semanas, estas en meses. Vimos pasar las estaciones, casi imperceptibles los cambios de una a otra, suficiente para notar el paso del tiempo. La universidad suspendió la ayuda al cuarto mes.
    Salíamos una vez por semana a comprar provisiones. En la entrada un muchacho rociaba las manos con alcohol, otro limpiaba las agarraderas de las cestas. La imprescindible lista era incumplida con tal de estar expuestos el menor tiempo posible. Al regreso, desinfectar producto por producto, ropa y cuerpo.
    La noticia sobre la apertura de las fronteras se convirtió en secreto muy bien guardado. A punto estuvimos de recibir el siguiente verano y los carnavales de Río, preferibles desde una postal en mi terraza de Cojímar.

  • Yamiris dijo:

    Niña: ¿Mamá se llevaron los animales?
    Mamá: No titi, los guardaron.
    Niña: ¿Y los del zoológico también los guardaron? ¿Por qué ya no los veo?
    Mamá: Titi el zoológico está cerrado, por eso ya no puedes ver los animales.

    Pequeño diálogo sostenido por una madre y una niña de 2 años refiriéndose a los adornos que venden en un vivero cerca de su casa y de la casa de su tía, donde la cuidan, que complicado para su mamá, pero aún más para la nena quien solo quiere ver los animales del zoológico, el cual no visita hace ya más de un año por la pandemia. Cómo explicarle a esa niña tan pequeña que existe un enemigo invisible que le impide salir de la casa y realizar las cosas propias de una pequeña. Ojalá y pronto sea historia esta situación y todos seamos un poco más felices, pero nunca se nos irá de la mente y de nuestros corazones todo este tiempo donde hemos llorado, aprendido, celebrado cumpleaños en versión mínima y sobre todas las aprendimos a querernos un poco más.

  • Orlando dijo:

    Amores y desamores en tiempos de pandemia
    Décimas escritas con todo respeto a los que no sobrevivieron a la pandemia de covid-19 que comenzó a asolar al mundo en 2020. Dedicadas a los trabajadores de la salud, a los científicos y a todos los que han realizado sacrificios extremos, por el bien de los demás. Respetando tanto dolor, y desde la dura realidad y la esperanza de que la vida continúa su curso, quise escribir desde el humor más campesino y criollo, eso tan típico de los cubanos, para reflexionar, reír y entretener.
    Todo empezó cuando un chino
    Fue tempranito a un mercado
    Encargó un mamífero alado,
    En vez de comprar tocino,
    Le puso sal y comino
    Y lo comió medio crudo,
    Empezó con estornudo,
    La fiebre se hizo presente
    Y en un mes el continente
    Estaba bien peliagudo
    Y de china, para el mundo,
    Italianos, alemanes,
    No creyó ni en musulmanes,
    Ni en católicos, ni en Kurdo.
    Las noticias, al segundo,
    Se tornaron amarillas,
    Las caras con mascarillas
    Inundaron los paisajes,
    Se cancelaron pasajes,
    No alcanzaron las camillas.

    Eso, fue allá por enero,
    En el año dos mil veinte,
    Y en poco estuvo presente,
    Regado en el mundo entero,
    Los últimos, serán los primero
    Muy bien se cumple ese dicho,
    Porque sin comerse el bicho,
    Nuestros vecinos del norte,
    Pensaron, que era un deporte,
    Pensaron que era un capricho.
    Con un “sabio presidente”
    El que todo lo sabía
    Con salfuman y lejía
    Mando a inyectar a la gente
    Que cosas más imprudentes,
    Quiero reír, pero lloro,
    Como un tipo sin decoro
    Diciendo que era un catarro,
    Que se tomaran un jarro,
    De detergente, con cloro.

    A cuba, también nos toca,
    Para decir la verdad,
    Empezó por Trinidad,
    Donde el turismo, convoca.
    No se sabe si fue sopa,
    O congrí con puerco asado,
    Pero no había pasado,
    Ni una semana del brete,
    Y ya estaban al tolete,
    El bulto de contagiados.
    ....(Fragmentos de varias decimas).
    Dr.Orlando Jimenez Martin.

    • María Caridad dijo:

      Que buena la combinación: descripción y humor, felicidades.

    • Ariel Hernández Reyes dijo:

      Has escrito de la forma en que se describe a los cubanos, que saben sacarle el humor aún a las cosas tristes, me gustaron tus décimas.

      • Orlando dijo:

        Me alegro mucho que le haya gustado. Muchas gracias por las valoraciones. Aqui les dejo con otros fragmentos del propio libro.
        Capítulo 2: adaptación a nuevas realidades.
        Estas décimas, están basadas en hechos reales. Sucedió relacionado a un 14 de febrero. Una esposa, acostumbrada a los poemas de su médico, le reclamó, porque este año, al parecer su amor olvidó involuntariamente hacerle una poesía. El pobre médico, agotado, cansado, perturbado, trabajando en zona roja la pandemia y luchando para que el dengue y otras enfermedades no se sumen a los estragos, trató de invocar a su musa, la que no estaba en mejor estado que él. De allí sale este poema, que es toda una radiografía de su alma.
        Eres un huevo pegado
        Que una mosquita dejó
        Y que ahora eclosionó
        En este tanque elevado
        Eres mi patio enyerbado
        Eres gaveta de frío
        Larva de cuarto estadio
        Eres micro vertedero,
        Eres como un salidero,
        Eres terreno baldío.

        Campañista que pasó,
        Y te dejó siendo pupa
        Que alzas el vuelo y me chupas
        Porque el recontrol, no vio
        Mi mosquitero rompió,
        Por eso este pica-pica
        Viajera de Costa Rica,
        No controlada y por ende,
        Eres chikungunya y dengue
        Eres mi fiebre y mi Zica

        Eres como un estornudo,
        Como un ardor de garganta,
        Eres dolor que quebranta
        Como un distres muy agudo
        Como el que se queda mudo,
        Porque respirar no puede,
        PCR que compruebe
        De que yo estoy positivo,
        Eres mi infarto masivo
        Eres covid diecinueve
        PD. Dicen que al pobre médico lo enterraron al día siguiente. No murió de covid.
        Dr. Orlando

    • Maydelis Lora Vargas dijo:

      Muy bueno me encantó

  • Baysel Acosta Moreno dijo:

    Te vi pasar y el corazón se me apretó. Me vino a la mente cada segundo que has acompañado mi vida y cada minuto que le he dedicado a la tuya..Te vi pasar y los ojos se me aguaron por que no basta una sonrisa para la felicidad tambien se llora de felicidad..Te vi pasar y mi cuerpo tembló por dentro miestras te alejabas pero segian conectados..Te vi pasar y la vista se quedó fija en el horizonte por que allí le pido al sol que todos los días ilumine tu camino, te guíe y te acompañe..Te vi pasar y otra ves la añoranza se apodero de mi y quedo en mi la esperanza de volverte a ver..Te vi pasar y me quede con ganas de abrazarte, besarte, de sentirte, de oírte, mirarte y sonreír..Te vi pasar y no pude hablar , tenia ganas de gritar cuanto te quiero y cuanto te amo. Te vi pasar y solo pensé que la vida siempre no va dar la oportunidad de encontrarnos, de vernos , de tocarnos.

  • Osniel L. Escobar Herrera dijo:

    “Terapia”

    − Permiso… Buenos días… − cerró la puerta tras de sí con la misma timidez con la que saludó.
    Avanzó sin que se sintieran sus pasos y se sentó en la única silla que quedaba vacía. “¿Ya me toca hablar?”, preguntó y, ante el asentimiento de todos los presentes, comenzó su soliloquio:
    Bueno… buenos días otra vez… Estoy aquí por ir en contra de mi naturaleza, ¿ven? Yo ya tengo muchos años de existencia para andar en estos tejemanejes, pero la vida te sorprende cuando menos lo esperas. El problema es que me enamoré. La verdad es que yo no nací para eso; yo nací para vivir y ya, sin complicaciones. Y quizás piensen que enamorarse también forma parte de la vida, pero vuelvo y repito: me enamoré y eso no está en mi naturaleza…
    Hizo una pausa larga; respiró profundo un par de veces, mientras se pasaba las manos por la cara y el pelo.
    − No te angusties −, le dijo alguien que ella no vio por tener el rostro entre las manos −. Tómate tu tiempo y ábrete, que aquí estamos para ayudarte.
    Volvió a respirar profundo y echó a la carga:
    Verán… ella también es mujer, y aunque para mí… para muchos, eso no supone un problema, para otros sí; así que nuestra relación nació marcada por ese aspecto. No somos bienvenidas en muchos lugares y tratan de evitarnos; aún así, no nos limitamos a ir de manos cruzadas por la calle o demostrarnos nuestro cariño. El que no nos quiera ver, que aparte la mirada. Sí, sí… ya sé que dije que todo eso no significaba mucho para mí, pero hay que dejarlo claro para que entiendan cuál es mi situación y por qué estoy aquí.
    Al principio todo era color de rosa. Una noticia sin importancia para la mayoría. Pero en cuanto comenzamos a dar nuestros paseos de pareja romántica, la gente comenzó a asustarse: nos cerraban las puertas, como si de algo monstruoso o indigno se tratara. Sin embargo, logramos ir a donde nos diera la gana.
    Esa situación no me afectaba mucho en los inicios, pero luego sí empecé a sentirme mal; sobre todo porque soy muy dada a congeniar con las personas y no me gustaron los comentarios que comencé a escuchar: “Ella no te conviene”, “Es mala persona”, “Cuídate, no seas boba”, “Verás que cuando menos te lo esperas, te deja y se acaba la relación” … No estaba tan segura de lo que decían, pero sembraron la semilla de la duda dentro de mí y me puse a investigar. Resultó ser que sí, que era una mala persona, incluso peor de lo que se comentaba; sin embargo, para el momento en que lo descubrí ya había pasado casi un año y estaba demasiado enamorada como para que me importara.
    Seguí… disculpen, sigo con ella, a pesar de los pesares. Llevamos un año y cuatro meses. Me duele porque sé que ha matado personas, que ha destrozado familias, que se ha llevado por delante a mucha gente inocente… Pero, ¿qué puedo hacer? Por eso es que estoy aquí, porque ya ella está tan clavada dentro de mí que no sé como olvidarla. Ya es parte de mi vida, como si siempre lo hubiera sido…
    Bajó la cabeza. Una lágrima transparente corrió por su mejilla izquierda y de ahí, cayó al suelo.
    Los demás se miraban unos a otros, sin saber qué hacer o qué decir. El mediador se levantó y se aproximó a ella; le pasó una mano por la espalda tratando de reconfortarla y le hizo la pregunta cuya respuesta todos querían conocer:
    − Realidad, no te preocupes, llora si es lo que necesitas, pero dinos: ¿Quién es ella?
    Levantando lentamente la cabeza, respondió, con los ojos hinchados de pena:
    − Su nombre es Pandemia…

    • Ariel Hernández Reyes dijo:

      Interesante historia

    • Daynelis dijo:

      Me encantó. Felicidades para su autor

    • Shei Laguardia dijo:

      Bravo!!!!
      Me encantó!!

    • Amanda dijo:

      Amé.. Hasta yo quería saber cual era el nombre... Muy interesante tu historia, la verdad me encantó

    • Amanda dijo:

      Súper bueno e interesante... Mis respetos para ti

    • Mario Torres llano dijo:

      Un cuento brillante que describe con pocas palabras los sueldos de la pandemia en Cuba. Mis felicitaciones para el autor de la obra.

  • Juvenal dijo:

    Rápida e inesperadamente una idea pasó por su mente, apretó en su mano férreamente la daga, miró hacia los lados, se agachó, y cavó, y cavó. Hoy y ahora descansa en una maca al tronco de un álamo, después de 90 año. Siembra un árbol sin pensar quién gozará de su sombra o fruto.

  • Eric dijo:

    Game of thrones
    Nos ocultamos bajo todo lo q se pedía pero fue inevitable. Sus espiculas reales hedían sulfuros y descomponían la familia, los amigos, el trabajo, la vida. El imperio sembró el terror.Una jugada en un campo de muerte, a rey muerto rey puesto. Este estaba en nosotros, la ciencia puso jaque mate y todos volvimos a ser un juego de ajedrez. This is my game of thrones.

  • Cubana dijo:

    Luz

    De repente llegó, gemía de dolor, en el salón de parto todos a la expectativa, se escuchó un llanto hermoso y comenzó una nueva vida, se hizo la luz.

  • Mirella dijo:

    -Si no comes te pondrás flojita..-¿.como aquella muñequita a la que se le salió el relleno? -Sí , como aquella muñequita ..-.Está bien mamä ,arréglame..- dijo la niña mientras abria la boquita al próximo bocado y se inclinaba sobre su piernita derecha- relléname.

  • Alberto Ricardo Santiago dijo:

    La conocí un 28 de oct, mis primeras palabras fueron.
    ¡Que detalle más hermoso  tu frase de presentación,  serás seguramente una mujer excepcional!
    La frase rezaba... "No es lo que siento por ti, es lo que no siento por nadie más"
    Agwecarri era su Nick, una argentina luchadora por la Unión de América Latina, una imagen del Che la guiaba por la vida y su fuerza para unir era tan colosal que me atreví a apodarla, "El imán del Sur". Amaba a Cuba y a su gente, era la dama de las listas.
    Un día desapareció de las redes, pasaban los días, la preocupación aumentaba entre sus seguidores, hasta que ocurrió lo insólito e inesperado, una repentina enfermedad cercenaba su vida dejando una estela de lágrimas y lamentos.
    ¡¡Noooo!! Decíamos todos, no queríamos creer lo inevitable.
    Lina  Montenegro había pasado a otro plano, más, su gran sabiduría dejaba a miles, unidos para siempre.
    Te recordaremos  #Agwecarri con tu frase favorita.
    "Vamos a lo nuestro, un me gusta y arrancamos"

  • Alberto Ricardo Santiago dijo:

    La conocí un 28 de oct, mis primeras palabras fueron.
    ¡Que detalle más hermoso  tu frase de presentación,  serás seguramente una mujer excepcional!
    La frase rezaba... "No es lo que siento por ti, es lo que no siento por nadie más"
    Agwecarri era su Nick, una argentina luchadora por la Unión de América Latina, una imagen del Che la guiaba por la vida y su fuerza para unir era tan colosal que me atreví a apodarla, "El imán del Sur". Amaba a Cuba y a su gente, era la dama de las listas.
    Un día desapareció de las redes, pasaban los días, la preocupación aumentaba entre sus seguidores, hasta que ocurrió lo insólito e inesperado, una repentina enfermedad cercenaba su vida dejando una estela de lágrimas y lamentos.
    ¡¡Noooo!! Decíamos todos, no queríamos creer lo inevitable.
    Lina  Montenegro había pasado a otro plano, más, su gran sabiduría dejaba a miles, unidos para siempre.
    Te recordaremos  #Agwecarri con tu frase favorita.
    "Vamos a lo nuestro, un me gusta y arrancamos"

  • Rosalba dijo:

    El visitante
    Unos pequeños golpes en la puerta, dejo la labor que realizo, me coloco la mascarilla y abro......El visitante al verme da la espalda y se aleja!!
    No seré su blanco!!!!

  • Ronal carrero Texidor dijo:

    Podré o no podré , lo intentó o no lo intentó, quiero serlo pero no sé como empezar, escribo noticias en Radio Prensa-Latina, me levantó pienso en un libro, y en el trabajo escribo y escribo, pero no sé como comenzar a redactar libro, porque la musa no me llega con la intensidad que quiero.

Se han publicado 972 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también