Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

En pocas palabras: Participa en nuestro V Concurso de Microrrelatos, un lustro con el poder de lo breve

| 972 |

La fuerza de la palabra y la grandeza de lo breve vuelven a ser convocatoria en estas páginas digitales.

Cubadebate, el Instituto Cubano del Libro (ICL), Ocean Sur, la Asociación Hermanos Saíz (AHS), Claustrofobias y Cubaliteraria invitan a participar en la quinta edición del Concurso de Microrrelatos, que se organiza desde 2017 y este año dedicamos a las vivencias en tiempos de COVID-19.

Haz, de este reto, la oportunidad de compartirnos tus mejores letras. ¡Participa! Los ganadores obtendrán una colección de novedades literarias de varios sellos editoriales, presentes de los organizadores y la posibilidad de publicar tu obra en nuestro sitio web.

¿Cómo convertirte en ganador/a?

Solo debes escribir un texto que no exceda los 1 000 caracteres (sin contar los espacios), a través del cual podamos descubrir al escritor que habita en ti. Encuentra en la escritura la libertad que ningún confinamiento puede arrebatarte y compártenos cómo has vivido este difícil tiempo de pandemia.

Que la creatividad, el talento y la originalidad sean tus mejores credenciales a la hora de redactar un cuento, el inicio de una novela o testimonio para la actual convocatoria.

Deja tu propuesta como un comentario en esta entrada. El plazo de admisión concluye el 31 de marzo, fecha en que se conmemora el Día del Libro Cubano y el aniversario 62 de la creación de la Imprenta Nacional de Cuba, a las puertas de festejar los 54 años del ICL (el 27 de abril).

Letras que salvan: (Pre)textos para contar tu historia

El jurado estará integrado por reconocidos escritores a propuesta del Instituto Cubano del Libro. Serán seleccionados tres premios. Los resultados se darán a conocer el 7 de junio próximo, Día de los bibliotecarios y las bibliotecas en Cuba, en recordación del periodista e historiador que se considera padre de la bibliografía cubana, Antonio Bachiller y Morales.

Contactaremos a los ganadores mediante el correo electrónico que registren al enviar el comentario con su obra.

En el contexto del Espacio Virtual del Libro en Cubadebate, iniciado el 15 de febrero y a celebrarse durante todo 2021, será este un momento especial para romper, desde la libertad y el poder de la literatura, el encierro al que nos ha obligado la COVID-19. Ocasión, además, para premiar el talento de quienes sueñan y salvan con la virtud de sus letras.

Se han publicado 972 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Ruslana Powell Rivero dijo:

    11 de Marzo de 2020, despierto con la confirmación de que ya teníamos un huésped no deseado entre nosotros. Iba a trabajar todos los días, era insoportable vivir como extraterrestres saludando por control remoto casi sin mirar a los demás, caminando en zigzag para no chocar con nadie. Solo me decía que vida esta nos ha tocado. Juro que me convertí, creo, en alguien insoportable porque siempre discutía con mis compañeros, mi pareja, con o sin razón y más con razón, pero por una buena causa. Confieso que era y es insoportable porque aún vivimos con ese maldito huésped. Apoyé en el SAF, en la higienización de mi centro de trabajo. Vivía con el parte diario constantemente en mis oídos con el baja y sube de los casos. Yo mismo me martirizaba pero había que saber sobre la situación.
    Era mucho el estrés, no obstante cuando la situación mejoró fui a la playa, celebré mi cumpleaños con todas las medidas a mi lado pero así fue. La verdad, y es verdad, la felicidad dura muy poco tiempo. Se acercó fin de año y todo fue un torbellino de malas noticias, - fulano dio positivo, un carro se ha llevado un quintal de personas como contactos, hasta cuando Dios Mío; pero esto no era tarea de Él. Seguí trabajando junto a mis compañeros, pero siempre estoy con el temor, aunque viviendo con valor y responsabilidad, de que ese huésped indeseable esta tan cerca de lo que uno se imagina. Y vuelvo a confesar que esto me ha dejado muchas cicatrices en mi alma, en mi conciencia, que el estrés ha llegado a colmarme la paciencia y me he desesperado mucho. He tenido compañeros y vecinos que han sido contactos de casos positivos y quizás la suerte me ha acompañado. Por eso vivo con mi fusil que es cloro y mi escudo el nasobuco.

  • Eduardo dijo:

    Título: Regalo.
    Sandra sabe el que quiere para sus cincuenta años. Le acababan de festejar los quince cuando comenzó la pandemia. Ahora en su teletrabajo, pertenece a esa élite que alcanzó a vivir la época de las salidas a la calle. Las añora, aun sabiendo que eso arrasó con millones de personas, antes del confinamiento perpetuo que siguió al fracaso de las vacunas en todo el mundo.
    Ahora entiende a esos exiliados que viven enviando mensajes de añoranzas y recuerdos. Ella necesita ver nuevamente el mar, son treinta y cinco años sin verlo, y sabe que está ahí al alcance, detrás de esos edificios.
    Se levanta de escritorio – comedor y abre la puerta de salida. Su vista se repleta de árboles y plantas que han invadido lo que fue la acera y la calle, divisa una manada de cerdos salvajes y algunos caballos. Corre hacia la costa tratando de esquivarlos. Alcanza a escuchar el ulular de una sirena y el aleteo de los drones que van tras ella, apuntándola con dardos paralizantes.
    Alcanza a ver una delgada línea azul, antes de caer.

  • Osvaldo Perez Diaz dijo:

    Alina llevaba mas de un mes esperando la noticia, desde Las primera HORAS del dia, algo le decia que una sorpresa le esperaba, se levanto temprano como es costumbre, en ella, con su batica de casa viejita, pero es la que le gusta, se siente comida, bastante agua fria en el rostro, abrio Las puerta del balcon y dejo que AIRE secara el rostro, para oxigenar Las celulas, puso la Grabadora, en bajo tono, comenzaron Los primeros acordes, que despues dejaron escuchar la voz de Silvio Rodriguez, y Angel para un Final..carmina descalza hasta la pequeña meseta de su angosta cocina prepara la cafeteria de dos tasas y cuela el aromatico cafe que inunda su pequeño apartamento, camina hasta el balcon de sienta en un pequeño balance y comienza a disfrutar el nectar negro de Los dioses blancos, como dice un Viejo amigo de la infancia
    La vista se le pierde a lo lejos hasta el mar que se deja ver con Los primeros rayos del sol, que lentamente comienza a verse con una bola amarilla que aumenta SOBRE el NIVEL mar.
    Suena el telefono y Los latidos del corazon se aceleran, se levanta y coge el Particular, digamè Alina es Alberto, reabrieron Los vuelos despues de la Pandemia, llego mañana en HORAS de la noche..la tacita de cafe se cae al piso y se rompe...Angel para un final.......

  • Hanzer dijo:

    Cuando despertó, había pasado un año ¿Un año? Detrás quedó las pertenencias que dejó guardados, ahora perdidos y echados a perder. ¿Estás con vida? A penas. Poco a poco la cuidad se trata de levantar. Y con ella tú. "No puedo más". Dentro quedan los restos de lo que fuistes. Delante, y afuera, los restos de lo que eres ahora.

    Textos de reflexión a un año del COVID.

  • Yrch dijo:

    ¿Quién eres? - Soy la vida que te mira sin esperar nada a cambio-
    ¿ Por qué lo haces? - Porque no quiero que pienses que me voy sin decirte que te amo-
    ¿Quién eres? - Soy la libertad-
    ¿ Acaso tu también me abandonas? - No, yo me quedo contigo-
    ¡Puedes irte vida, ya tengo todo lo que necesito!

    • Planeta Pi dijo:

      Sólo existe cuando no es de nadie...

  • joloro dijo:

    Caminaba asombrado por un sendero iluminado con resplandores púrpuras y azulados,que se mezclaban en ases convergentes y le alegraban la vida.Se arrodillo con placer ante un manantial del que brotaba un líquido transparente extendio un recipiente que estaba depositado con suavidad a la diestra del agujero y probó su sabor ligeramente dulce y deslizante.Respiró de un solo ejercicio aquel aire perfumado y reaccionó no de un sueño, de una añoranza.

  • María dijo:

    El cuento:
    Las dos papas
    La Iglesia católica genera constantemente noticias, escándalos, asombros, incógnitas, ect. Es un misterio todavía muchas de las cosas que por siglos se han manifestado dentro del catolicismo. Para los más jóvenes tanto contenido bíblico, la grandeza de los monumentos, catedrales por todo el mundo son temas de conversación, así como las ceremonias con las reglas para elegir papas y cardenales. En tiempos de encierro por cuarentena hemos vivido en casa discusiones, análisis, debates, acerca de películas, series, programas, musicales, ect. La última discusión fué en la previa de una película religiosa, estando ya reunidos en nuestros tronos de sala de cine, listos para ver unos de los nominados al Oscar, se le ocurre a la señora decir que por favor demoremos la puesta para hacer antes una rica tortilla española, porque teníamos hambre. Los demás nos miramos con cara de cómplices, nos recogimos las cejas, boca en forma de gesto recordando en silencio la comezón de la última madrugada, cuando se escucha a la jefa que viene eufórica y grita:
    - Quién carajo se comió las dos papas que quedaban aquí?!
    Todavía no hemos visto la película!

    • Oona dijo:

      jjj voto por el suyo muy ocurrente y simpatico!

  • José Luis Meneses Álvarez dijo:

    Para concurso de Relatos

    HISTORIA DE LA VIDA REAL.
    Había una vez un matrimonio, con hijo de 12 años y un burro; decidieron viajar, trabajar y conocer al mundo; así se fueron los tres con su burro.
    Al pasar por el primer pueblo, la gente comentaba:
    ¡Mira ese chico mal educado; el arriba del burro y los pobres padres ya viejos llevando al burro de las riendas ¡
    Entonces la mujer le dijo a su esposo: no permitamos que la gente hable mal del niño. El esposo lo bajo y se montó el.
    Al llegar al segundo pueblo, la gente murmuraba:
    ¡Mira que sinvergüenza ese tipo ,deja que la criatura y la pobre madre tiren del burro, mientras él va cómodo encima ¡
    Entonces, tomaron la decisión de subirla a ella en el burro; mientras padre e hijo tiraban de las riendas.
    Al pasar por el tercer pueblo, la gente comentaba:
    ¡Pobre hombre, después de trabajar todo el día tiene que llevar la mujer sobre el burro! Y pobre hijo que le espera con esa madre!
    Se pusieron de acuerdo y decidieron subir los tres en el burro para comenzar nuevamente su peregrinaje.
    Al llegar al cuarto pueblo; escucharon que los pobladores decían:
    ¡Son unas bestias, más bestias que propio burro que las lleva, van a partirle la columna!
    Por último, decidieron bajarse los tres para caminar junto al burro.
    Pero al pasar por el siguiente pueblo; no podían creer lo que las voces decían sonrientes y en forma de burla:
    ¡Mira a esos idiotas; van a pie, cuando van con un burro que puede llevarlos!
    Conclusiones:
    Siempre te criticaran; hablarán mal de ti y será difícil que encuentres a alguien que este conforme con tus actitudes.

    Por eso:
    Vive como creas. ¡Haz lo que te dicte el corazón!! ¡Haz lo que sientas!
    La vida es una obra de teatro que NO PERMITE ENSAYOS.
    Por eso: canta, ríe, baila, AMA y VIVE intensamente cada momento de Tu vida; antes que el telón caiga y la obra termine sin aplausos!!!!!!!!!
    ¡Recomendación:
    Coge el burro y tíratelo a la espalda y sigue para adelante, qué la VIDA continua y el futuro está a las puertas de un suspiro.

    José Luis Meneses Álvarez

    COMPARTAN ESTA HISTORIA VERDADERA

  • Julio dijo:

    El cuento:
    Pasó muy cerca de la guagua blanca con su logotipo de vía libre por Covid 19, justo en la esquina de Cuba y Lamparilla, iba rumbo al Capitolio, caminando con toda la calma del mundo por el medio de la calle. Era medio día, el calor y el misterio de su expresión llamaban la atención dentro de aquél negro nasobuco.
    El ruido de las olas rompiendo en la piedra grande del Morro no viene hoy al caso porque el mar azul del norte habanero está tranquilo. Y tranquila se puso la tarde después de las 3:00 pm, hora en que volví a sentarme en el balcón. No vallas a pensar que te estoy inventando un cuento sin sentido, porque de allí mismo se escucha el cañonazo en toda la Vieja Habana todas las noches a las 9:00, y quién soy yo para decirte que se puede oír desde aquí al cardumen de bonitos comiendo a las sardinas entrando a la bahía, sólo tú podrías venir y aventurarte a tanta musa y comprobar incluso un poco más allá, cruzando el túnel, cuando las aguas recicladas de la Habana van a unirse en la playa del chivo y se llevan cientos de miles de historias de cuarentena. Así pasó la tarde, y el único momento de sol llegó como a las 5:00, después se puso negro el cielo como tantas veces repetidas, y antes del ruido del cañón de la Cabaña, se pudo oír el repicar de los tacones de aquella dama a su regreso, rompiendo la esquina de Monserrate y Lamparilla.

  • Boby dijo:

    Lila miró con obstinación hacia la distancia,buscaba incansablemente el andar lento de Abel,su mirada penetraba por las tablillas de las persianas,registraba cada rincón en busca del canoso inquilino. Durante el anormal encierro había descubierto desde su balconcito la casa del galán que 50 años atrás había roto su corazón, y lo recordó: tan osado, charlatán, buen mozo ,camorrista y el mejor bailador. Él nunca la vió,sus atenciones eran para las voluptuosas e inquietas caderas de Mirna,la mulata chusma de la esquina o para las torneadas piernas como columnas griegas de la profesora cargada de libros que pasaba de la escuela para quién sabe dónde. Pero ella pequeña,sin distinción no era digna de aquel Apolo caribeño;ni aún con la madurez del parto,la intensidad de las experiencias vividas o el fracasado matrimonio resultaban notables para este hombre.
    Sin embargo, como ángel guardián,vigilaba su andar mesurado,su limitada destreza en la cocina y su siesta en la mecedora. Hoy la sombra de la inquietud le cargaban el pecho. Su meditación se interrumpió: como fantasma cansado vagaba el solitario inquilino en los pasillos de la vieja casona; respiro aliviada y continúo su infinita vigilia.

  • Marielvis Fernández Toledo dijo:

    Un año... un año ya? en la rutina del encierro, el miedo, la esperanza.
    Desde mi puesto observo. Los otros pasan envueltos en sus pensamientos… imagino que esperan, que alcanzan, imagino que viene, que ya está, que vencimos…

  • Amaury dijo:

    Cuando decidieron consolidar sus sueños todo se les opuso; hubo quien , albergando inútiles dudas , creyó que el sagrado anillo de sol podría derretir las esperanzas de la novia.
    La primavera ,madre del novio, intentò alertarlo del ártico carácter de la amada , y el otoño ,padre de la novia, planteò sus temores de que el cálido ímpetu del joven fuera motivo de infelicidad
    Ignorando oposiciones la venidera esposa trajo sus nubes blancas e iluminò el techo de su hogar futuro y el baño fue puntualmente decorado (caprichos de amor) con tropicales piedras redondas. De ducha ,trajo el novio, sus lluvias, y coloreadas hojas e intranquilas golondrinas que servirían de alfombra y melodía a la entrada junto al mar que fungía de infranqueable puerta.
    La novia, ya encantada, pidió a su prometido las cascadas en la ventanas para custodiar las inviolables horas de intimidad , y ella misma ofreció una fresca brisa que la vigilara siempre.
    Y cuando ya casi todos se convencieron de la amorosa locura de unir estaciones , cuando un relámpago iluminó el paseo nupcial y desde el balcón se veía el volcán, obsequiado por admiradores con la promesa de erupción eterna ,se casaron finalmente el verano y la nieve.
    Justo decir que en el jardín , sobre el árbol donde brotaban inseparables manzanas y mangos, un señor de larga barba canosa y extrañas heridas sin cicatrizar en las palmas de sus manos escribía en el tronco:” Las diferencias son las que hacen al paraíso inalcanzable”.

  • coco dijo:

    Para el micro-relato, ojalá y les guste:

    La búsqueda.
    Por enésima vez se limpió los labios; ese sapo tampoco era su príncipe encantado...

    • Ysma dijo:

      Jaja, sencillamente genial!!!

  • Frank dijo:

    Inventario
    Nos sentamos a la mesa y al parecer nuestro perro también entendía la gravedad de la situación, con un salto se subió a una de las sillas y apoyó ambas patas delanteras sobre el mantel, como exigiendo la palabra. Pero no permitiría que un perro dirigiese algo tan importante.
    -¿Oxigeno?-
    - Queda pero quizás ya este comprometido-
    -¿Agua?-
    -¿Para tomar o para bañarnos?-
    (mi esposa y sus especificidades)
    -Para ambas, no te me pongas semántica como siempre!-
    -¿Combustible?-
    -No tenemos carro-
    - Sabia que el mundo se iba acabar y andariamos a pie todavía-
    -¿comida?-
    Ambos miramos al perro fijamente y este desapareció desde ese día.
    Se llama Chocolate es marón si alguien lo encuentra por favor llamar al 5810...

    • yennefer dijo:

      me gusto su narracion

    • JLSilverio dijo:

      Es, de todos los que he leído, el que más me ha gustado, pero, yo no soy del jurado ok. Cuidate y continúa así, un saludo.

  • Javier Jarufe M. dijo:

    El viejo observó, como siempre, el devenir de las olas. Sentía, más con resignación que tristeza, que ya no le quedaban tantas miradas para regalarle al mar. Su vida era demasiado breve comparada con la del océano. Los aldeanos se habían acostumbrado a su figura alargada y traslúcida, silenciosa, y nunca osaban dirigirle la palabra, por miedo a que se desvaneciera, pues con él se sentían protegidos de todo mal.

    De noche, el ruido monótono de las olas reinaba en el sagrado espacio de su soledad. Seguía viéndolas derramarse entre las paredes de su dormitorio y, de vez en vez, se iba a caminar por la arena, bajo el cielo ancho, obscuro y abierto, abrumado de infinito y estrellas.

    También de noche esperaba.

  • Leysi dijo:

    Perdón:

    Hija: lo siento mucho, siento tanto que hayas nacido en medio de esta pandemia la cual nos tiene atrapadas en una burbuja donde solo puedo mostrarte hasta donde has podido ver, una casa vacía donde no puedes interactuar con otros familiares o amigos, donde he sufrido verte haciendo rechazos y he tenido que aprender a tener creatividad para que puedas relacionarte con otras personas el día de mañana. Un mañana donde hay una esperanza de poder llevarte a un parque a que juegues y corras o quizás al zoológico donde puedas echar a volar tu imaginación, donde puedas sentirte libre y feliz. Escogimos traerte al mundo pero no contábamos con todo eso, perdón.

  • Robert dijo:

    Virus
    Recorro paso, a paso, el camino que me llevará a mí, y al resto de los sobrevivientes al fin de la raza humana; el COVID-19, como todo el mundo sabe, trajo el hundimiento de la civilización. Países, capitales y ciudades desaparecieron de la faz de la tierra. Mujeres, hombres y niños quedaron emplazados debajo de las especies más ínfimas. El Arte, el Deporte y la Cultura era lo normal, hasta que ese destino nos alcanzó a nosotros, y desaparecieron. Todo por no saber trabajar unidos, en vez de acaparar las vacunas. Hace unos años eso se hubiera escuchado muy trágico y bastante remoto, en especial cuando éramos la raza dominante sobre la tierra y de las más feraces. Hoy tal vez la raza humana llegue a su fin, pero solo es una simple inoculación aleatoria de un organismo a otro no inmunizado, este es el fin de la raza humana, pero el comienzo de la inevitable pandemia como legado para las nuevas razas, y futuras generaciones, nuestra punzante y siempre agridulces esencia: el virus de la humanidad.

  • Yeny Darias dijo:

    Pesado se queja porque no puede salir. Amable pregunta si el del fondo tiene arroz. Pequeña Cautelosa dice que llevará mil nasobucos a la escuela y los repartirá. Los de blanco hacen su recorrido diario llevando a cuesta su sencibilidad y riesgo. Va pasando Trabajador, su camisa ya está sudada aunque recién entra la mañana. Detrás de la ventana observo la calle. El sillón del portal me debe estar extrañando. Y mis pies anhelan sus pasos mañaneros. Mis manos inquietas por la falta de abrazos y me salen besos que no puedo retener. Sé que esto pasará. Mientras tanto estaré esperando "detrás de mí ventana".

  • Yeny Darias dijo:

    Pesado se queja porque no puede salir. Amable pregunta si el del fondo tiene arroz. Pequeña Cautelosa dice que llevará mil nasobucos a la escuela y los repartirá. Los de blanco hacen su recorrido diario llevando a cuesta su sensibilidad y riesgo. Va pasando Trabajador, su camisa ya está sudada aunque recién entra la mañana. Detrás de la ventana observo la calle. El sillón del portal me debe estar extrañando. Y mis pies anhelan sus pasos mañaneros. Mis manos inquietas por la falta de abrazos y me salen besos que no puedo retener. Sé que esto pasará. Mientras tanto estaré esperando "detrás de mi ventana"

  • peregrino dijo:

    MICRORRELATO
    ¿Y TÚ, QUÉ HACES AQUÍ?
    Año 1979, tengo 30 años, estoy especializándome en Pediatría en el Hospital A. A. Aballí de La Habana, me llega la proposición de labor internacionalista de manera imprevista, acepto y soy seleccionado a viajar a Guinea Bissau, en el África Occidental. Para mí, algo extraordinario.
    Luego de un tormentoso viaje en AEROFLOT, donde por vez primera probé el caviar, vía Rabat, Bucarest, Moscú, de nuevo Bucarest, Casablanca y Mauritania llegamos a nuestro destino: Bissau, - solo éramos dos-.
    Después de diez días de ¿aprendizaje? del idioma del país –creole-, se me envía al sur de la nación, en la frontera con Guinea Conakry, al puesto médico de un pueblo llamado Catió, en la región de Tombalí, donde trabajaré absolutamente solo y con un AK 47 y dos cargadores en la habitación, por si acaso.
    Al aeropuerto me acompaña el jefe de la misión (Galindo), que no cesa de aleccionarme en todos los senti-dos. La pequeña aeronave sale poco después; cubano, únicamente yo, varios portugueses, muchos guineanos y algún que otro árabe musulmán, por su túnica típica.
    A los 30 ó 40 minutos por el altavoz se anuncia: -Aterrizaje en TOMBALÍ!… aterrizaje en TOMBALÍ!!-
    A mí se me había dicho que iba para Catió y por tanto no presté la menor atención.
    Se posa el pequeño aparato en un potrero sin asfalto, donde incluso se veían algunas reses, al poco levanta el vuelo, por casualidad miro por la ventanilla, y mi desconcierto fue enorme al distinguir todo mi equipaje en aquel agreste terreno.
    Me dirijo a la cabina del piloto y en mi inglés estudiantil trato de comunicarme con él para que regresara (¡!), pero ni modo, el próximo aterrizaje sería en Conakry, en la Guinea Francesa.
    ¡Imaginen mi situación!: solo, en otro país, sin pasaporte, sin dinero, sin conocer el idioma, sería un emi-grante ilegal, y cubano.
    ¿Qué podía hacer?, ¿adónde iría?
    El avión se posa y decido no bajar, sino ocultarme entre los asientos y permanecer allí hasta el regreso (si se produjera). Todas las puertas fueron cerradas, hacía un calor terrible, sudaba profusamente, por la ventanilla distinguía una enorme estatua de Sekú Turé vestido con una túnica blanca y un gorro del mismo color dentro de una urna de cristal.
    Para mi suerte y sorpresa más o menos a las 2 ó 3 horas comienzan a subir pasajeros y a entrar aire fresco. Despega la nave, pienso que aterrizaría donde yo debía haberme quedado, pero no, se desata una terrible tormenta, con relámpagos y rayos incluidos, que zarandeaba todo el aparato de un lado a otro, y yo, para colmo iba leyendo el libro de Agatha Christie “Muerte en las nubes”, demás está decir que no terminé de leerlo hasta que llegué a Cuba dos años después.
    El aterrizaje fue en Bissau, de donde había salido en la mañana. Al descender, tuve la suerte que un empleado, maletero, que hablaba español y conocía de los cubanos de tiempos de la lucha anticolonial y a quien conté mi infortunio, contacta telefónicamente con la embajada cubana, me identifico, y el embajador me pregunta entre asombrado y perplejo:
    -¡¿Y TÚ QUE HACES AQUÍ?!-
    Y en voz baja, me dice ¡QUEDATE AHÍ!

  • Jorge Luis Pineda dijo:

    Me levanto (no se cúantas veces) del muro en el que me apoyo a esperar la guagua. Es un transporte público que contrató una de las fabricas que atiendo para el transporte de su personal. Sigo pensando en todo lo que debo hacer en el día y de como cuidar de que mis hijos no contraigan el virus que está entorpeciendo mi situación económica de mal a peor. Es la cuarta vez que me incorporo y aun un es mi carroza.
    Se acerca otra, esta si es la mía; lo sé por el número del carro, el 5313, además del espectáculo luminoso que la distingue. Llega reparto ndo reggaeton como todas las mañanas y en la tarde para el regreso para quien lo prefiera escuchar; o no.
    Subo saludando a los que abordaron antes de mi. Recordó el pasillo hasta mi asiento ya seleccionado, el ultimo. Miro por la ventana y solo pienso en cómo era el mundo antes de la pandemia y cómo malgastábamos el tiempo. Existía derroche de talento y comida sin importarles a muchas personas. Pensaba en ver a mis hijas, que desde que quitaron el transporte público me era imposible visitarlas.
    Miro al otro lado y pienso que no puedo detenerme, los alimentos no pueden detenerse. Por lo tanto, pie fortalecido en tierra y los fantasmas de la duda para el bolsillo.

    • Ana Virginia González dijo:

      Me gustó

  • Alejandro2021 dijo:

    Un año difícil.
    Era diciembre de 2019 y el mundo transcurría con total normalidad ...pero en la china se reproducía un virus desconocido para la humanidad ...totalmente nuevo...no sabíamos a lo q nos enfrentariamos ....se multiplicaba por min en las personas ,hasta q las alarmas se dispararon en el mundo ...el virus se había convertido en una pandemia global,en una amenaza..empezamos a a conocer más de el ..era el covid 19...en Cuba ....nos preparábamos para cdo los primeros casos llegarán a la isla ...sabíamos q no íbamos a poder estar exento de contraerlo...transcurría el año 2020 ..ya empezaba marzo ..hasta q en el onceno día ..amaneciamos con la noticia de 3 casos importados ...como era normal nos alarmamos y nos empezamos a preparar para lo q se avesinaba...empezabamos a cubrir nuestros rostros...a lavarnos las manos con más frecuencia ....dejamos de salir ,solo a lo necesario ...a cuidar más a nuestros seres queridos más vulnerables....nuestras escuelas y trabajos cerraron...empezábamos a vivir una nueva vida por así decirlo..quedarnos en casa era una premisa ...el virus llegaba a toda Cuba ...cada día nos preparábamos más..aprendimos más y más a controlar la covid 19...hoy en día nuestros científicos desarrollan 4 vacunas q si todo sale bien ,seremos el primer país de Latinoamérica en vacunar e inmunizar a nuestra población...hoy 11/3/2021 llevamos un año en la batalla contra el covid 19 ....no nos dejamos vencer y tratamos de mantener a raya la pandemia ...llevamos un año difícil ,pero no imposible nunca...#juntossaldremosadelante.

  • Disney dijo:

    El tesoro

    Han entrado en mi casa, me han robado mi tesoro más preciado! – Gritaba una y otra vez la mujer desesperada.
    Frente a ella un policía miraba a uno y otro lado escudriñando el lugar y encogiendo los hombros hasta que al fin se dirigió a ella.
    - Calma señora, respire… ahora explique qué le falta, ah y primero póngase el nasobuco.
    - No puedo… no tengo! Se han llevado mi bolso de nasobucos…

    Temblaba. Entonces dio un salto al piso y salió disparada a buscar el bolso.
    - Uff, qué susto!.

    Había sido un terrible sueño.

  • Noel Darias Feitó dijo:

    El nasobuco

    Cuando despertó, el nasobuco ya no estaba ahí.

    • Regina Falange dijo:

      Bravo!!!

  • Santiago Pedreira dijo:

    Mi barba ya necesita recortarse. Mis cabellos enredados se quedan unos sobre mi espalda ,otros enturbian mi rostro. Me siento en la ducha y gira en espiral mi pequeño mundo de confusiones. Soy el mismo que antes ? Soy otro ahora ? Fui antes alguien quien en verdad no soy ? El agua cae. Después un cigarro. Mi mundo gira en la espiral inversa que describe el agua en la bañera , mis problemas se disuelven , exhalo humo y dudas.
    La vida pronto me esuciara , nuevamente el mundo girará en espiral.

  • Axl dijo:

    Ella levantó la mirada y declaró la guerra , acercándose desató la tempestad del olor de las flores y el aroma de su piel , olía a tentación , a prohibido , tenía el olor que convoca al desastre. Sencillamente irresistible , sencillamente embaucador , sencillamente nos atraía el pecado de debernos a otros pero de llamarnos a gritos con las hormonas de la juventud.
    No hace falta mucho para declarar una guerra , a veces, su perfume , es suficiente.

  • Alain Pérez Pérez dijo:

    Dos parcos lunáticos
    Lección para indiscretas rurales…
    Cuando el automóvil se fue, la joven pareja quedó en una encrucijada de la autopista nacional cubana. Una anciana, de lento andar, apareció entre la bruma matutina; como un fantasma.
    - ¡Buenos díaaas!
    Dijo la octogenaria, para hacerse notar.
    - ¡Buenos días!
    Respondieron, a la vez, ella y él.
    - ¿Ustedes van pa’ Báez?
    Preguntó la recién llegada.
    - No.
    Respondió él, en buena forma.
    - ¿Van pa´ Guaracabulla?
    Insistió curiosa.
    -No.
    Repitió él, como un eco.
    - Entonces, van pa´ Placetas.
    Concluyó la vieja inquisidora, queriendo adivinar.
    - NO.
    Le espetó ella, para cerrar la incómoda entrevista.
    -¡Estos dos que van pa´ la luuuna!
    Dijo la anciana, a toda voz, y desapareció entre la neblina, mascullando su enojo, sin saber el destino de los amantes.

  • Julio César dijo:

    El cuento:
    Mía (creció con servilletas y criados*). A ella nunca le faltó nada. Un poco ida para las letras, pero muy tenaz y con mucha energía. Ella cometió mil errores, desaprobó hasta el receso en la escuela, pero nunca bajó la cabeza. Me acuerdo que tenía problemas con los pronombres.
    De ella se podía leer por ejemplo:
    El vaca da leche
    La perro ladra
    Pero eso no paró a Mía. Un día se le oyó decir frente a toda la escuela:
    - Yo voy a ser Panadera! Y el director la puso en la cocina por tres meses, y cada día el pan le quedaba más malo. Pero Mía creció con servilletas y criados. Qué cosa en este mundo no podía hacer Mía?
    Pasó el tiempo y llegó diciembre del 2019.
    Todos empezaron a hablar de un pan famoso, no era rico, no era sabroso, pero tenía al mundo revuelto con tanta noticia.
    Que sorpresa me llevé cuando veo a todo color el anuncio de aquella panadería famosa..
    "LA PAN DE MIA"
    Y me acordé de un negrito matancero, flaco y feo que canta:
    "..en el mundo para que sea mundo tiene que haber de to"
    * Fragmento de un verso del autor (1996)

  • Aldo Campana dijo:

    ELLOS Y EL CORONAVIRUS
    Eran once hermanos de un pequeño pueblo del norte de Italia.
    Terminada la segunda guerra implosionaron: algunos quedaron y murieron en el pueblo; otros, buscaron el exilio y la tumba en Argentina, Canadá y Francia.
    A mi me tocó nacer en el destino argentino.
    La vida me permitió la única oportunidad de compartir dos días con mi tío Sante que, muy viejo, vivía cerca de Niort (Francia) rodeado de hijos y nietos.
    En la única noche en común teñida de vino Frambua, me dijo: “soltanto i stronzi spregano il tempo” (“solo los muy estúpidos desperdician el tiempo”).
    Hoy con mi esposa, viejos, solos, con las cabezas frágiles y aislados por el Covid recuerdo su frase. Con el fin cercano, no resisto la tentación de buscar culpables en aquellos en los que he perdido tanto tiempo de vida cuando, en realidad, no se lo merecían.
    Concluyo que me duele menos esa práctica que escuchar a aquellos que me dan el burocrático consejo de ser compresible con ellos.
    Culpo a aquellos que, como el coronavirus, nos hicieron perder demasiado tiempo de vida y ambos, no merecen ser perdonados.

  • Ariel Hernández Reyes dijo:

    Disculpe el Micro-Relato que envié no aparece publicado y fue temprano, no considero que posee ningún contenido denigrante, ofensivo ni difamatorio y solo tiene 855 caracteres, trate de enviarlo con dos email distintos, porque el de nauta no me está funcionando, pero me interesaría saber porque no se publica si fue temprano, me gustaría saber cual fue el problema del mismo, gracias

Se han publicado 972 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también