- Cubadebate - http://www.cubadebate.cu -

Recuperan en el mar Negro los restos de un avión de la Segunda Guerra Mundial

El caza participó en las operaciones de liberación de Crimea, en combate contra las tropas de la Alemania nazi, y formó parte de la patrulla aérea durante la Conferencia de Yalta de 1945. Foto: Russian Geographical Society.

Los restos de un caza Bell P-39 Airacobra de la Segunda Guerra Mundial fueron recuperados el viernes último en las aguas del mar Negro frente a la costa oeste de Crimea (Rusia), como parte de una expedición conjunta del Ministerio de Defensa y la Sociedad Geográfica de ese país.

El avión fue descubierto en 2017 por el buceador aficionado Alexéi Kazárinov, a 800 metros del pueblo de Novofyodorovka y a una profundidad de seis o siete metros. Sin embargo, los trabajos de recuperación del avión solo comenzaron el pasado 14 de septiembre, después que los especialistas realizaran estudios preliminares.

El caza fue arrastrado hasta el muelle y luego levantado del agua por una grúa, detalló Anatoli Kalemberg, del Centro de Expediciones del Ministerio de Defensa. Se espera que el hallazgo sea expuesto en un museo de la península.

La historia del caza

El caza fue arrastrado hasta el muelle y luego levantado del agua por una grúa. Foto: Russian Geographical Society.

Según explicó Seguéi Ivanov, investigador del Instituto de Arqueología de Crimea –adscrito a la Academia de Ciencias de Rusia–, el Bell P-39 Airacobra fue transferido por EE.UU. a la Unión Soviética en el marco de un programa conocido como de Préstamo y Arriendo (Lend-Lease), y entró en servicio en la Flota del mar Negro en 1943.

El caza participó en las operaciones de liberación de Crimea, en combate contra las tropas de la Alemania nazi, y formó parte de la patrulla aérea durante la Conferencia de Yalta de 1945, reunión que mantuvieron los líderes fundamentales de las fuerzas aliadas, Iósif Stalin, Winston Churchill y Franklin D. Roosevelt, antes de terminar la Segunda Guerra Mundial.

El avión se hundió en julio de aquel año durante un vuelo de entrenamiento cuando su motor falló.

“Cuando vio el humo que salía del motor, aterrizó en el agua. El avión se hundió en 30 segundos. El piloto (subteniente Vladímir Shishkin) llegó a la costa, tuvo una leve herida en la cabeza”, indican los documentos de archivo, citados por Ivanov.

Los trabajos de recuperación del avión solo comenzaron el pasado 14 de septiembre, después que los especialistas realizaran estudios preliminares. Foto: Russian Geographical Society.

(Con información de RT)