Imprimir
Inicio » Noticias, Economía  »

Nueva normativa flexibiliza contratación en el sector agropecuario cubano

| 84 |

El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social aprobó nuevas medidas con el objetivo de fortalecer y perfeccionar la producción agropecuaria en las empresas estatales, cooperativas y productores agropecuarios individuales, considerando que esta actividad “constituye un aspecto central en la estrategia económica del país”.

La Resolución 24, firmada por ese organismo y publicada en la Gaceta Oficial Extraordinaria número 51, abre la posibilidad de que los productores agropecuarios individuales, vinculados o no a las unidades básicas de producción cooperativa, cooperativas de producción agropecuaria y cooperativas de créditos y servicios, contraten directamente a personas que no sean cuentapropistas como fuerza de trabajo, en los picos de cosecha, siembra, labores culturales u otras actividades de similar naturaleza.

De acuerdo con el documento jurídico, hasta ahora solo podían contarse a quienes estuvieran inscriptos en la dirección de Trabajo Municipal correspondiente, como trabajador por cuenta propia en la actividad de “Trabajador Agropecuario”.

En la normativa se reconoce la necesidad de generalizar este tratamiento “para flexibilizar la contratación de la fuerza de trabajo con los productores agropecuarios”.

La nueva resolución establece que el contrato de trabajo puede concertarse de forma verbal por un periodo que no exceda los 90 días, al tiempo que fija las condiciones de trabajo mínimas que debe garantizar el productor agropecuario.

  1. La jornada de trabajo diaria es de ocho horas y puede llegar en determinados días de la semana hasta una hora adicional, siempre que no exceda el límite de 44 horas semanales;
  2. la remuneración no puede ser inferior al salario mínimo aprobado en el país, en proporción al tiempo real de trabajo;
  3. las condiciones de seguridad y salud en el trabajo.

El sector de la agricultura sigue sin desempeñar el rol que le corresponde en el sistema económico nacional. Análisis oficiales exponen que el 50% de los alimentos que Cuba importa cada año podría producirse en el país. Esta realidad habla de potencialidades aún por aprovecharse, pero también de la necesidad de, entre otras cosas, estructurar la actividad en cadenas productivas y de invertir más en ella (una de las vías identificadas es la inversión extranjera).

Se han publicado 84 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • ?? dijo:

    Eso es lo que necesitamos eliminar trabas y hacer que este renglón tan esencial se desarrolle, qué pesar que los cubanos y sobre todo las madres cubanas tengan un dilema todos los días al ver que llevan a su mesa con todos los puestos desabastecidos y al encontrar vegetales o viandas (si se encuentran, que ya eso es un milagro) tener que pagar un precio desorbitante. Felicitaciones y que vengan más medidas como esta.

  • Rowan dijo:

    El caso del municipio en el que vivo me parece “sui generis”. Es Holguín. Aquí y en el norte de Las Tunas se ha perdido el concepto de la agricultura, ya sea urbana o rural, no sé si es que las tierras se desertificaron o se trasladaron los campesinos para la ciudad, lo que si es cierto es que dependemos de otros municipios y territorios.
    En otros se habla de precios irrisorios y abusivos, aquí sencillamente no hay productos agrícolas, ni ofertas visibles, vivimos del arroz, la harina y las pastas. Hace poco supe de que se hacían análisis de las per capitas de viandas y proteína animal, manejándose cifras de 15 a 17 libras, sencillamente me asombré. Llegue a pensar que Acopio ya no existía.

Se han publicado 84 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también