Imprimir
Inicio » Noticias, Salud  »

Gobierno cubano informa nuevas medidas para el enfrentamiento a la COVID-19 (+ Video)

| 1002 |

Mesa Redonda especial desde el Palacio de la Revolución. Foto: Estudios Revolución.

El Gobierno cubano adoptó este viernes nuevas medidas para reforzar el enfrentamiento a la COVID-19 en el territorio nacional, durante una reunión del Buró Político del Partido Comunista de Cuba, presidida por su primer secretario, el General de Ejército Raúl Castro.

En la Mesa Redonda, desde el Palacio de la Revolución, el presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez, el primer ministro Manuel Marrero Cruz, el vice primer ministro Roberto Morales Ojeda, y otras autoridades gubernamentales, informaron en detalle las disposiciones que deberán cumplir a partir de hoy los organismos e instituciones del Estado y la población en general.

Intervinieron en la Mesa Redonda: 

  1. Miguel Díaz-Canel Bermúdez, presidente de la República
  2. Manuel Marrero Cruz, primer ministro
  3. Roberto Morales Ojeda, vice primer ministro
  4. José Ángel Portal Miranda, ministro de Salud Pública
  5. Betsy Díaz Velázquez, ministra de Comercio Interior
  6. Meisi Bolaños Weiss, ministra de Finanzas y Precios
  7. Marta Elena Feitó Cabrera, ministra de Trabajo y Seguridad Social
  8. Francisco Mayobre Lence, vicepresidente primero del Banco Central de Cuba

Díaz-Canel: La situación global está dando “señales y alertas que hemos estudiado”

Miguel Díaz-Canel Bermúdez en la Mesa Redonda desde el Palacio de la Revolución. Foto: @PresidenciaCuba.

El presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez comenzó su intervención en la Mesa Redonda refiriéndose a la situación global, que constituye “un desafío inédito, marcado por una pandemia que no se ha podido contener”.  

“Hay miles de contagios y miles de muertes, hay pánico, se cierran países y ciudades enteras; se hunde la actividad económica, se cancelan conciertos. Es una situación de crisis sanitaria, económica y laboral”, dijo.

Afirmó que en medio de tantas malas noticias, llegan otras positivas como la búsqueda de una vacuna y el agradecimiento al personal sanitario que cotidianamente pone en riesgo sus vidas para salvar las de otros.

La propia situación global, continuó Díaz-Canel, está dando “señales y alertas que hemos estudiado” y sobre las cuales se basan las “propuestas y acciones que vamos a implementar”.

Señaló que los pacientes asintomáticos tienen alta incidencia en los contagios, pues pueden estar transmitiendo la enfermedad sin ser detectados. “Muchos cuestionan por qué no se detectan los enfermos con la COVID-19 en el aeropuerto, y es precisamente por esta causa”.

De acuerdo con las estadísticas mundiales, dos de cada tres contagios son por personas que no presentaban síntomas. “El número real de contagios es mayor que lo que dicen las cifras oficiales, porque muchas personas no son conscientes de tener el virus y lo transmiten sin saberlo”, apuntó el presidente cubano, y recordó que, según estudios, el número de casos no detectados es entre seis y diez veces mayor que los números informados oficialmente.

La situación global nos da otra alerta, “el repentino aumento de pacientes con gravedad que necesitan cuidados intensivos pone en un tiempo muy breve una carga muy intensa sobre los sistemas de salud, y provoca su colapso”.

“Enfrentar la epidemia desde nuestras fortalezas y atendiendo a nuestras debilidades”

En el caso de Cuba, se planteó una sola opción, “enfrentar la epidemia desde nuestras fortalezas y atendiendo a nuestras debilidades”, dijo el presidente.

Se ha mantenido un análisis en el Buró Político, y también en el Consejo de Ministros. Además, se dio un recorrido, con reuniones territoriales, donde se calificó a todo el primer nivel de dirección y, desde ese momento, hay reuniones diarias sobre la situación mundial y del país, en las que se evalúa la implementación de las medidas.

Díaz-Canel aseguró que se han tomado en cuenta las experiencias de los primeros países afectados por la pandemia y de los que presentan una situación más crítica, así como los protocolos internacionales. Sin embargo, “nuestro plan parte de las experiencias de Cuba y sus condiciones. Y sobre esta base se conformó un sistema de acción que tiene como prioridad defender la vida humana”.

Presidente cubano: Las nuevas medidas apuntan al incremento de la severidad en el control

El presidente explicó que en Cuba se ha trabajado por etapas, y en correspondencia con ellas se ha actuado.

Estas etapas son:

1. Preepidémica, o fase uno, en la que está el país en estos momentos: En esta se notifican casos confirmados de viajeros procedentes de países afectados, o casos locales que se han producido porque han tenido vínculos o contactos con esos viajeros.

“Las medidas que vamos a aplicar son de otras etapas que serán agilizadas para trabajar con mejor eficiencia y adelantarnos a sucesos que pueden ser más complejos”, precisó Díaz-Canel.

2. Transmisión autóctona limitada: Se confirman casos en los cuales no se han podido establecer nexos directos con viajeros procedentes de áreas afectadas. Casi siempre está limitada a conglomerados pequeños, una localidad del país,  una institución o centro en particular.

3. Epidémica: Es la más compleja. Se detectan y confirman casos sin nexos con viajeros, se incrementan los casos en diferentes localidades del territorio nacional y ocurren picos en la curva de la pandemia. 

“Iniciamos la fase uno, por lo que se preparó todo el sistema de enfrentamiento y de inmediato se inició el pesquisaje para la detección de la enfermedad. Los 21 casos que tenemos en el país, en la manera en que se han detectado, han demostrado que el sistema ha funcionado”, dijo el presidente de la República.

De acuerdo con el mandatario, las nuevas medidas que se anuncian este viernes apuntan al incremento de la severidad en el control para evitar y atenuar la transmisión en el país, y preservar a la población.

“No se descartan otras más severas en las próximas horas o días, en dependencia de la evolución de la epidemia en el mundo y en Cuba”.

Ministros y otras autoridades del país asistieron a la Mesa Redonda transmitida desde el Palacio de la Revolución. Foto: @PresidenciaCuba

“Como Estado y Gobierno, tenemos la responsabilidad de proteger las vidas humanas”

Díaz-Canel subrayó que la principal afectación en la actualidad en Cuba, con respecto a enfermedades o epidemias, no es la COVID-19, sino otras enfermedades respiratorias que tienen una mayor presencia en la población.

“Como Estado y Gobierno, tenemos la responsabilidad de proteger las vidas humanas y todo el tejido social, enfrentando la situación de una manera integral, con serenidad, realismo y objetividad. No puede haber pánico ni exceso de confianza”, afirmó Díaz-Canel.

También recordó que preservar la salud en un país como Cuba demanda ante todo voluntad política, y esa existe, pero también una actividad económica que la sostenga. “Para tener indicadores de salud como los de este país y enfrentar la situación en la manera en que la estamos enfrentando, también necesitamos un soporte desde la economía.

“Y este será un proceso largo, y desde ahora hay que ir garantizando desde la actividad económica lo que vamos necesitando en estas condiciones y lo que necesitaremos en el futuro, cuando se pueden complicar aún más las cosas”.

En su comparecencia, el mandatario sugirió que personas justamente preocupadas por el comportamiento de esta pandemia, quienes han demandado el aislamiento social o la cuarentena total, “deben considerar que para que la mayor parte de la población y de la sociedad se aísle, hay otra parte que no puede cesar en las actividades que le dan vitalidad al país”.

Díaz-Canel: “Hay que dar un no al egoísmo, al individualismo y a la falta de solidaridad”

Hay que desterrar –continuó– “el egoísmo en la reacción a las amenazas que comporta el momento. Entre nuestras fortalezas, la solidaridad ha sido siempre un valor fundamental, y es la solidaridad un valor que tenemos que potenciar en momentos como estos”.

Resaltó las muestras de apoyo del pueblo al Gobierno tras permitir que el crucero británico MS Braemar atracara en puerto cubano, una ayuda que le había sido negada por otras naciones. Ante ese gesto de humanismo, recordó que tampoco faltaron ofensas, agresiones y hasta el silencio de grandes medios.

Díaz-Canel dijo que el Gobierno cubano se siente altamente comprometido, sensibilizado y responsabilizado con preservar la vida y la salud de nuestro pueblo, y que “ese mismo compromiso, esa misma responsabilidad, nos llaman a ser solidarios y cooperar con todos los que en el mundo lo necesiten. Hay que dar un no al egoísmo, al individualismo y a la falta de solidaridad”, afirmó.

Díaz-Canel anuncia la regulación de la entrada por las fronteras del país

En la Mesa Redonda, Díaz-Canel informa las nuevas medidas que implementará