Imprimir
Inicio » Noticias, Economía  »

Ministro de Turismo: Hay estrategias en marcha para revertir la situación del sector

| 86

Ministro de Turismo, Juan Carlos García Granada. Fotro: Roberto Garaicoa/Cubadebate.

¿Cuáles fueron los principales resultados del turismo en 2019? ¿Cómo enfrentó el sector las medidas tomadas por la administración estadounidense? ¿Por qué si decreció la llegada de viajeros se sigue potenciando la construcción de nuevos hoteles? ¿Qué retos tiene la industria del ocio para el presente año? Estas y otras interrogantes fueron respondidas este martes en la Mesa Redonda por el ministro cubano de Turismo, Juan Carlos García Granda.

El año 2019 fue tenso, durante el cual el gobierno de Estados Unidos tomó medidas que afectaron el desarrollo del turismo. Pese al complejo escenario, dijo el titular, llegaron a Cuba 4 millones 275 mil visitantes, lo que representó un decrecimiento de un 9,2% con relación a 2018.

Aunque, hay cifras que muestran signos positivos, como los turistas-días, que aumentan en 1,1%. Este indicador tiene que ver con la estancia promedio, según la cantidad de noches que permanecen los clientes en los hoteles.

Inicialmente, recordó el ministro, la meta fue sobrepasar la barrera de los 5 millones de visitantes. En el mes de mayo, cuando se realizó la Feria Internacional de Turismo, el país experimentaba un crecimiento del 35% en la modalidad de cruceros, con lo cual todo parecía indicar que llegaríamos a los 5 millones 100 mil turistas.

De acuerdo con García Granda, poco después el Gobierno de Estados Unidos decidió arreciar el bloqueo atacando la economía del país y, fundamentalmente, al turismo. En junio la administración norteamericana suspendió la modalidad de cruceros, que traía beneficios tanto al sector estatal como al no estatal. Esta medida significó que llegaran 600 mil turistas menos.

También a partir del 10 de diciembre, se prohibió todos los vuelos comerciales (regulares) desde EE.UU. hacia destinos en Cuba, con excepción de La Habana.

No obstante a las restricciones, se logró que al cierre del año creciera Canadá, el primer mercado emisor de turistas, así como Rusia, que del décimo lugar pasó al cuarto con un aumento de casi el 30%.

Por otro lado, experimentaron decrecimientos los mercados tradicionales europeos como Alemania, Reino Unido, Italia, Francia y España, debido a la situación económica de esos países, y a la quiebra de importantes turoperadores como Holliday Play y Tomas Cook, que movían un alto flujo de turistas (en el caso nuestro, esta última representa más de 250 mil visitantes), precisó el ministro.

Durante 2019 México, Argentina, Chile y Colombia fueron destinos emisores que tuvieron un comportamiento aceptable.

El desarrollo turístico de Cuba siempre ha sido ascendente desde 1990. Empezamos ese año con unos 340 mil turistas. En 1996 alcanzamos el primer millón, después pasaron 8 años para llegar al segundo millón, y luego 10 años para el tercer millón. Desde entonces, cada dos años subíamos en un millón.

Pero el turismo está sometido a muchos factores, meteorológicos, sociales, políticos, entre otros. Por ejemplo, el efecto del derribo de las Torres Gemelas en Estados Unidos significó para Cuba y el mundo una contracción en el turismo. Algo parecido ocurrió en 2007 y 2008.

Turismo nacional: crece en más de 600 mil clientes respecto a 2018

En 2019 el turismo nacional creció un 11%, informó el titular. Hay una decisión del país con respecto a potenciar este segmento, y “creo que los trabajadores del turismo la tienen interiorizada: no existe cliente nacional ni cliente extranjero, solo existe el cliente. Con independencia del precio que se pague, tiene que primar la calidad del servicio”.

Ciertamente, aludió, el Campismo Popular sigue siendo una modalidad para el acceso de la mayor cantidad de población. El pasado verano se comportó de manera favorable, ahora “estamos trabajando en mejorar las instalaciones, pues no puede ser que haya una piscina que no funcione y que los estándares que se ofrecen no se cumplan”.

Las capacidades tienen que crecer, porque hay mucha más demanda que oferta. “Estamos enfrascados en el norte de Holguín, en un proyecto que comprende ocho campismos, cuatro de los cuales serán inaugurados en el 2020, siempre aprovechando la belleza natural del entorno”.

Por otro lado, en 2019 en los hoteles se hospedaron 600 mil clientes nacionales más que en el año anterior, puntualizó el titular del sector. Las cadenas hicieron ofertas especiales que permitieron que las visitas estuvieran siempre en ascenso. En Varadero, por ejemplo, hubo más de 7 mil clientes nacionales para fin de año.

¿Por qué seguimos potenciando inversiones en el turismo?

Hotel Primera y D, en La Habana, noviembre de 2019. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Hay foristas que preguntan: ¿por qué si decreció la llegada de visitantes internacionales continúa la construcción de nuevas habitaciones? ¿Cuál es el objetivo de seguir diseminando hoteles por todo el país?

El ministro comenzó recordando que si en el Periodo Especial, en los años 90, el Comandante en Jefe Fidel Castro y el General de Ejército Raúl Castro no hubiesen tomando la decisión de desarrollar el turismo, Cuba no pudiera haber recibido hoy a 4 millones de vacacionistas.

Esta estrategia, dijo, no solo se puso en práctica en polos atractivos como La Habana y Varadero, sino que el programa incluyó a todo el país, de manera que también se compartieran los impactos económicos.

En la actualidad existen polos a lo largo del territorio nacional. Fruto de ese impulso surgieron, por ejemplo, los desarrollos turísticos en Holguín y en la cayería de la parte norte de las provincias de Villa Clara y Ciego de Ávila.

Y no todo ha sido construcción de hoteles, porque a la par se han desarrollado pueblos y los servicios necesarios: escuelas, policlínicos, panaderías, como anotó el titular. Más allá de  levantar viviendas para los trabajadores del turismo, cuyas familias también resultan beneficiadas, estas inversiones generan nuevos empleos.

Otra razón de seguir potenciando la infraestructura turística tiene que ver con las propias exigencias de quienes visitan Cuba. “En un principio el país se comercializó como un destino de sol y playa, y hacia esta modalidad se enfocaban los esfuerzos inversionistas. Pero hoy la expectativa de los clientes va más allá, desean disfrutar de la hospitalidad del pueblo cubano, de su cultura”.

Por eso había llegado el momento de actualizar la planta hotelera de La Habana, en la que predominaban las habitaciones tres estrellas. “No solo estamos haciendo hoteles nuevos, sino que estamos renovando los existentes como el Riviera, el Habana Libre y el Neptuno-Tritón”.

“A partir del crecimiento del turismo en la capital, se requería de una planta hotelera más actualizada. Los hoteles que hoy construimos son de alta tecnología, en coincidencia con lo que necesita el país. Trabajamos con paneles solares, iluminación ahorradora, incluso, estamos en un proceso de automatización elevado”.

El ministro sumó otro motivo para no detener las inversiones en marcha. “La competencia en la región es fuerte. Indudablemente nos movemos en un mercado de competencia”.

“Aunque tenemos grandes atributos que nos pueden colocar en una posición ventajosa,  requerimos desarrollar instalaciones, pero sin descuidar la calidad. No podemos pensar solo en la calidad de la instalación, sino de todos los servicios, como los aeropuertos. El país tiene que desarrollar la cultura del detalle y el turismo debe estar en la vanguardia”.

Estrategias en marcha

El titular del Mintur opinó que el turismo sigue siendo una modalidad que a nivel internacional crece año tras año. En el caso de Cuba, “estamos seguros de que vamos a revertir la actual situación que presentamos”.

Al respecto, habló de la estrategia trazada para recuperar las cuotas de mercados que Thomas Cook dejó en Alemania, Inglaterra y otros destinos. “También tenemos una alianza con la aeronáutica de Cuba, tratando de buscar las mejores ofertas que puedan estimular esos vuelos hacia nuestro país”.

Otras líneas de trabajo:

  • Aumentar la conexión interna en el país.
  • Buscar nuevos destinos, como China, un mercado potencial.
  • Existen 56 medidas para contrarrestar el efecto del bloqueo en el sector del turismo.
  • No se renuncia a que vengan más cruceros, aunque ciertamente el principal mercado está prohibido.

Encadenamientos necesarios con la industria nacional

Unos de los grandes propósitos del sector es disminuir las importaciones, teniendo en cuenta los altos niveles de productos adquiridos en el exterior con los que trabaja.

Para ello, recordó el ministro, se han buscado fórmulas con el objetivo de estimular la participación de la industria nacional.Una de ellas es pagar a las empresas que puedan producir para sustituir importaciones que hace el turismo con un 50% del valor en MLC; lo que les permitiría reaprovisionarse y crecer. El objetivo es que produzcan con esos mismos dólares que estaban planificados para importar.

Reconoció que los organismos tienen un compromiso con esta tarea. No hace falta satisfacer la demanda completa, en cuanto a alimento y bebida, por ejemplo, sino al menos producir en Cuba todo aquello que sea posible, con la calidad requerida, comentó.

FITCuba cumple 40 años

Varadero. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

La Feria Internacional de Turismo cumple 40 años. A su próxima edición, en mayo, estarán invitados los principales turoperadores, aerolíneas y empresarios, adelantó el ministro en la Mesa Redonda.

Rusia será el país invitado de honor de FITCuba 2020. Varadero, el principal balneario del país, será la sede del evento que estará dedicado a la modalidad de sol y playa, la más demanda entre quienes visitan la nación caribeña.

Según García Granda, durante la cita se presentará la nueva cartera de negocios del sector para atraer inversión extranjera.

No son metas con exceso de optimismo, son reales

Este año Cuba tiene el propósito de recibir 4,5 millones de turistas, para lo cual “existen posibilidades. No son metas con exceso de optimismo, son reales”.

En ese objetivo el trabajador del turismo es clave, dijo el titular del sector al elogiar el esfuerzo de aquellos que día a día enfrentan disímiles problemas. “Los trabajadores de la hotelería son profesionales con una alta capacitación y responsabilidad. La calidad no solo se logra porque el trabajador cumpla sus requisitos, también la logística es importante, hay que buscar tener todas las condiciones”.

“El peso que tiene el turismo en la economía hace que la meta sea crecer constantemente. Haga cada cual lo que le toca, y ese propósito estará cumplido”, concluyó.

En video, Mesa Redonda

Se han publicado 86 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Hotelera dijo:

    El que trabaja hace ya algún tiempo en turismo, sabe que se está haciendo un turismo casi sin condiciones, primero por la falta de suministros tan grande que hay, donde en muchas ocasiones como por ejemplo la hotelería tienen que los propios trabajadores buscar por su cuenta.

    • realidad dijo:

      Así es.Yo trabajo en el turismo y se hacen esfuerzos increíbles para luego cobrar un salario básico. Nadie ve eso,nadie hace nada.Exigen principalmente los burócratas llamados OSDES.Que exigen y exigen hasta enloquecer.
      SE EXIGE UN BUEN SERVICIO
      PERO SE ESTÍMULA AL TRABAJADOR

      AÑO 2018 TRANSTUR PAGÓ POR 6 MESES SALARIOS BÁSICOS.
      HASTA CUANDO ES ESTO.OTROS SECTORES PRODUCEN MENOS Y GANAN MAS.
      AHORA CUBADEBATE NO ME PUBLICA

  • Jampier dijo:

    Muchos cubanos que viven en Cuba y fuera del país no pueden participar en actividades náuticas como la pesca o paseos en catamarán con motor que brindan todos los hoteles de los cayos de Cuba a sus clientes estranjeros

  • Silvio Cuba dijo:

    Es importe para garantizar un turismo de calidad el aseguramiento. Es decir las sabanas.las toallas.la alimentacion y la bebida. Cuestiones que en ocaiones es dexiciente y crean malestar en los clientes.cuando quieren cambiar las toallas y el hotel no tiene lenceria limpia.creando descontento y una imagen negativa del turismo cubano.
    La idea del ministerio del turismo esta bien.pero debemos mirarnos por dentro.el blqueo afecta.pero si damos un mal servicio tambien estamos colaborando con el bloqueo de EUA

  • María Fernanda dijo:

    No entiendo que en los parques de cubacar estén llenos de autos sin generar ingreso y se mantiene los precios siempre altos,no obstante que nadie los alquila.
    No entiendo que los cubanos no podamos tener las mismas experiencias que los turistas extranjeros porque se nos está prohibida, impidiendo además la entrada de ingreso y generando malestar.Me refiero a paseos en catamarán, baños con delfines,paracaidismo, etc.
    Han estudiado la posibilidad del coto de caza,tantas veces rechazado por Flora y fauna.Donde el turista que viene gasta mucho y requiere de cosas rústicas y sencillas, sin grandes pretenciones, generando empleo y aportando dinero al país.
    Hay mucha tela por donde cortar ,pero hay que hablar en presente...no, en que vamos a hacer...se piensa en...

  • Yasser dijo:

    Uno de los problemas es el precio de productos y servicios. Me dijo un mexicano que con 3 días que gastó en Cuba podía pasar una semana en Cancún. Lo segundo es la doble moneda y como los turistas no pueden optar a veces por comprar en lugares donde va el cubano o tan simple como tomar el transporte público. Algo común para un turista en cualquier país, sin precios diferenciados, sino que es el mismo sea un nacional o turista. Además de sol y playa Cuba debe mostrar que es el socialismo y que lo diferencia del capitalismo. Eso viene a ver el turista también, no solo la hospitalidad del cubano. Y solo ve la escaces en las tiendas o los caros precios. Debería mostrar los logros de Cuba y organizar visitas para que palpe de la mano y propiciar datos comparativos. Gran problema también la doble moneda para los turistas. Se deben promover más eventos culturales en las ciudades, eso también busca el turista ver

  • Marcelino dijo:

    Un comentario y dos sugerencias . Muy buena esta Mesa Redonda. Sugiero que, no obstante ser expresiones muy comunes en el Sector, reflexionemos sobre los conceptos "industria del ocio" y "cliente". Según interpreto de los fundamentos, propósitos y proyecciones del turismo en Cuba, estos rebasan esos términos. Considero que el turismo nuestro será más exitoso, incluso en lo económico, si logramos trascender o rebasar esos límites. Nuestra oferta no debe ser ocio, debe distinguirla algo mucho mejor. Tampoco es trato al cliente, sino tratar y ser tratado como seres humanos. La otra sugerencia es que le subamos el voltaje a la idea del encadenamiento de todos los sectores con el turismo, nadie debe pensar que no le toca. Talento nos sobra para que surjan muchos aportes de importancia.

  • lolo dijo:

    Como es posible, si se sabe hace 60 años del bloqueo, que se hagan planes de desarrollo del turismo pensando y teniendo en cuenta a EU. Eso es mala estrategia , que solo sirve para echarle la culpa al bloqueo al final del día.

  • Ignacio dijo:

    No me convence la justificación de seguir invirtiendo en capacidad hotelera cuando la existente muestra un bajo índice de ocupación. Servicios extrahoteleros insuficientes y de mala calidad, frutas y vegetales en conserva en un país tropical. El mero hecho de hablar de turismo nacional e internacional ya establece una diferencia ajena al concepto de cliente y existen servicios prohibidos para los nacidos en Cuba aún cuando tengan otra ciudadanía. El costo por peso sigue siendo enorme por la idea de ganar clientes a costa de bajos precios no sería más inteligente mejorar la calidad para subir la demanda y con ello los precios?

  • Ricardo dijo:

    no se promocionan las casa particulares y existe un gran mercado, parece que molestan y necesitamos sumar, todo cuenta

  • Elier garcia dijo:

    Mientras sigamos con el pésimo servicio que damos en nuestras instalaciones no podemos hablar de crecimiento. Hay mucha deformación de los trabajadores en sentido general. Es tonto seguir hablando de lo mismo año tras año sin ir a la causa de los malos servicios. Ni hablar de la rentabilidad de los hoteles y el descontrol de los recursos

  • Jose Luis Amador dijo:

    Estimado compañero Ministro: estuve mirando la Mesa Redonda y recordé que entre otras muchas cosas, se habló del capital humano que tiene el Turismo y también copié las siguientes frases del propio artículo:

    “Ahora estamos trabajando en mejorar las instalaciones, pues no puede ser que haya una piscina que no funcione y que los estándares que se ofrecen no se cumplan”. “A partir del crecimiento del turismo en la capital, se requería de una planta hotelera más actualizada. Los hoteles que hoy construimos son de alta tecnología, en coincidencia con lo que necesita el país. Trabajamos con paneles solares, iluminación ahorradora, incluso, estamos en un proceso de automatización elevado”.

    Recuerdo en los ya lejanos años 90, en que me encontraba en Cayo Coco revisando un proyecto eléctrico realizado por mí, de una estación de bombeo de abasto a los hoteles del Cayo, tuvimos que ir a un hotel cercano en construcción todavía, acompañado con uno de sus “jefes” y allí notamos que unos electricistas montadores tenían dificultad para poner en marcha un panel de arranque de un motor en estrella-delta. Decidí prestarle mi ayuda desinteresada y se pudo resolver el problema. Los electricistas me dieron las gracias, pero para mi asombro me percaté que el “jefe” en vez de agradecerme, más bien se veía disgustado y me dijo “que no me embullara”, pues parecía como que pensaba que yo iba a querer quedarme allí trabajando. Los mismos problemas subjetivos de siempre de antes y de ahora, resumidos en la frase muy cubana: “El que me haga sombra se va”.

    Recientemente un electricista de una empresa con la que estuve trabajando ya jubilado, me dijo que había visto en determinado hotel de la provincia un cuarto lleno de aires acondicionados a causa de sus motores quemados. Por experiencia intuyo que se trata de tensiones altas o bajas por secundario, inadecuadas para los motores eléctricos, en los bancos de alimentación de los hoteles, que normalmente se hacen con los transformadores que tienen en existencia la Empresa Eléctrica del territorio en ese momento. Esas tensiones inadecuadas pueden quemar los motores monofásicos y trifásicos que emplean los aires y las propias estaciones de bombeo automáticas de última generación que vienen con el equipamiento de los hoteles.

    Compañero Ministro: como siempre digo en todos mis comentarios, no se trata de cambiar los cuadros, sino que insisto en que se debe reclamar en la exigencia rígida que debe tener siempre su Ministerio en que esos cuadros aprovechen bien el “capital humano” al que hacía referencia, pues estos hoteles deben tener siempre un personal universitario con o sin experiencia mecánico-eléctrica durante y después de la inversión, pero que le exija a los montadores y a los inversionistas el empleo de los transformadores adecuados, que casi siempre hay que comprarlos en el extranjero, así como también la previa capacitación de los electricistas en los circuitos de fuerza y control de los equipos todos que trae el hotel, incluyendo las famosas protecciones de los motores eléctricos, que deben ser atendidas y planificadas por ese mismo personal técnico universitario como repuestos (y otros recursos más), con antelación, con parte de la divisa que se obtiene en esos centros turísticos, todo organizado, bajo un Mantenimiento Preventivo Planificado que debe ser exigido por el Ministerio por compañeros capacitados y que ahí también el libro puede ayudar.

    En otras ocasiones les he propuesto en otros comentarios de Cubadebate a los compañeros jefes de Mantenimiento del Turismo, que nos envíen su correo electrónico para enviarles mi libro “Manual de Recomendaciones Prácticas Eléctricas”, que fue editado por la Editorial Científico-Técnica en el año 2000, libro que ya me ha sido pedido por ingenieros y jefes de mantenimiento de unas 35 empresas por esa misma vía. Me llama la atención que ninguna empresa del MINTUR (ni del Ministerio de la Agricultura) nunca me lo han pedido. El propósito de ese libro es que puede ayudar como una guía práctica, para resolver esos problemas anteriores que le he expresado (y otros más), a los ingenieros eléctricos que empiezan, y que son dificultades eléctricas normales que aparecen en todas las inversiones nuevas y viejas.

    En lo que los pueda ayudar, les dejo mis coordenadas:

    MsC., Ing. José Luis Amador Vilariño
    (Ingeniero eléctrico, graduado en 1972
    en la Especialidad de Energía, en la UCLV)
    Teléfono: 32-297339
    E-Mail: jlamador48@nauta.cu
    Dirección: San José # 741, Camagüey

    • El Catalán dijo:

      Que falta le hace a este país. Clonar ingenieros como Jorge Luis Amador. No solo es acción desinteresada de brindar sus conocimientos. Sino la CONSTANCIA del que no se cansa nunca. A pesar de las incomprensiones , malos ratos que ha pasado en su vida laboral.
      Mi recomendación personal es que reúna técnicos jóvenes y cree una Cooperativa No Agropecuaria que sea una unidad docente de prestación de servicios, especializadas en instalación y mantenimiento de sistemas eléctricos. Solo así logrará poner en práctica sus conocimientos y además formar a las nuevas generaciones.

Se han publicado 86 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Lissett Izquierdo Ferrer

Lissett Izquierdo Ferrer

Periodista de Cubadebate. Graduada en la Universidad de La Habana (2014). Trabajó en la Agencia Cubana de Noticias del 2011 hasta septiembre de 2018. Contacto: lissett@cubadebate.cu

Susana Tesoro

Susana Tesoro

Periodista cubana. Ha trabajado como reportera y columnista en la Revista Bohemia, como comentarista en Radio Rebelde, ha sido guionista y asistente de Dirección en la Televisión Cubana. Es editora y reportera de Cubadebate. En Twitter @esetesoro.

Vea también