Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Fallece Alicia Alonso, Prima Ballerina Assoluta del Ballet Nacional de Cuba

| 546 |

Alicia Alonso. Foto: PL.

Alicia Alonso, quien durante 88 años como bailarina, coreógrafa y pedagoga contribuyó con su arte genial a poner el prestigio de su Patria en el más alto sitial en las cuatro esquinas del mundo, falleció en el Hospital CIMEQ, de La Habana, a las 11 de la mañana de este jueves 17 de octubre del 2019, a dos meses y tres días de cumplir 99 años de edad.

Hace 71 años fundó en La Habana el Ballet Alicia Alonso, hoy Ballet Nacional de Cuba. Como su directora y figura principal, ha sido inspiración y guía para la formación de varias generaciones de bailarines cubanos, con un estilo propio que ha conquistado un lugar destacado en el ballet internacional.

Díaz-Canel: Alicia nos deja un insuperable legado

“Alicia Alonso se ha ido y nos deja un enorme vacío, pero también un insuperable legado”, escribió en Twitter el presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel.

Alicia en su eterna y universal cubanía

Alicia Alonso. Foto: Abel Padrón/ Cubadebate.

Nacida el 21 de diciembre de 1920, en el reparto Redención, popular barriada de Marianao, en un modesto hogar formado por Antonio Martínez Arredondo, teniente veterinario del ejército, y Ernestina del Hoyo y Lugo, refinada modista, la ilustre bailarina encontró en la danza desde muy temprana edad la vocación que guiaría toda su vida.

Su ruta estelar, iniciada en la Escuela de Ballet de la sociedad Pro-Arte Musical de La Habana, en 1931, se vio obligada a tomar nuevos derroteros al tener que marchar al extranjero por el escaso nivel, los prejuicios y el carácter elitista que enfrentaba el ballet en la Cuba de entonces.

Trazar su orbita artística profesional es tarea ciclópea, pues abarca desde las comedias musicales de Broadway, el Ballet Caravan, el Ballet Theatre de New York, el Ballet de Washington y el Ballet Ruso de Montecarlo, hasta sus colosales triunfos como estrella invitada de las más relevantes compañías, festivales y galas de ese género artístico en todo el mundo.

Su excepcional categoría  de prima ballerina assoluta no obedeció a una caprichosa reputación jerárquica, sino al dominio de un vasto repertorio de 134 títulos que abarcó las grandes obras de la tradición romántico-clásica y creaciones de coreógrafos contemporáneos.

Cuando el 28 de noviembre 1995, en el Teatro Massini de la ciudad italiana de Faenza, hizo un alto en su trayectoria como intérprete, ya había logrado establecer un record difícil de igualar, no solo por el tiempo de vigencia sobre las puntas, sino por el nivel de excelencia con que lo hizo.

Pero la grandeza de la Alonso, no radica solamente en habernos representado triunfalmente en 65 países, recibir las más atronadoras ovaciones, imposible de contabilizar, de Helsinki a Buenos Aires, de New York a Tokio o Melbourne, sino haber puesto al servicio de su Patria todos los honores recibidos, entre ellos los 266 premios y distinciones internacionales, 225 de carácter nacional y las 69 creaciones coreográficas -románticas, clásicas y contemporáneas, que ha realizado, revertiéndolos como frutos del quehacer que ella ha visto siempre como modesta contribución no solo a su cultura, sino a la cultura danzaría mundial.

  • Grado de Doctora Honoris Causa por la Universidad de La Habana, el Instituto Superior de Arte de Cuba, la Universidad Politécnica de Valencia, de España, y la Universidad de Guadalajara, en México.
  • Orden “El Águila Azteca”, conferida por el estado mexicano en 1982
    Encomienda de la Orden Isabel la Católica, adjudicada por el Rey de España en 1993.
  • Creó la Fundación de la Danza que lleva su nombre, y el Instituto Superior de la Danza Alicia Alonso adscripto a la Universidad Rey Juan Carlos.
  • Miembro de Honor de la Asociación de Directores de Escena de España (ADE).
  • Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes de Madrid, en 1998.
  • Título de Heroína Nacional del Trabajo de la República de Cuba.
  • Orden José Martí, máxima condecoración que otorga el Consejo de Estado de la República de Cuba.
  • En el 2002 fue nombrada Embajadora de la República de Cuba, por el Ministerio de Relaciones Exteriores.
  • Fue investida en París como Embajadora de Buena Voluntad de la UNESCO.
  • El presidente de Francia le confirió en el año 2003, el grado de oficial de la Legión de Honor.
  • Recibió en Cannes, en el 2005, el Premio Irene Lidova por toda su carrera artística.
  • Recibió, de manos de los Reyes de España, la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes otorgada por el gobierno de ese país.
  • En 2012 recibió el Premio Alba de las Artes, de la Alianza Bolivariana para las Américas.
  • En 2017 recibe el título de Embajadora Mundial de la Danza otorgado por la UNESCO.

Hace más de medio siglo al regresar a nuestro país cargada de honores extranjeros, no vacilaba en declarar:

“Toda mi esperanza y mis sueños consisten en no volver a salir al mundo en representación de otro país, sino llevando nuestro propia bandera y nuestro arte. Mi afán es que no quede nadie que no grite: ¡Bravo por Cuba!, cuando yo bailo. De no ser así, de no poder cumplir ese sueño, la tristeza sería la recompensa de mis esfuerzos”.

Esa patriótica postura la llevó a fundar, junto a Fernando y a Alberto Alonso el 28 de octubre de 1948, el hoy Ballet Nacional de Cuba (BNC), y en 1950 la Academia de Ballet que llevó su nombre y tuvo la tarea histórica de formar la primera generación de bailarines dentro de los principios técnicos, estéticos y éticos de la hoy mundialmente reconocida escuela cubana de ballet.

Durante 71 años, especialmente a partir del triunfo de la Revolución, pudo, con mano firme situar al BNC entre las compañías de mayor prestigio a nivel mundial, fundamentar un sistema de enseñanza que hoy abarca la totalidad de la Isla y es la garantía del ballet cubano, así como estimular un movimiento de colaboración internacionalista que en el campo del ballet Cuba ha extendido a casi medio centenar de países de América, Europa, Asia y África.

Es la Alicia guía y mentora, que con su don aglutinador pudo convocar en La Habana, en 26 Festivales Internacionales de Ballets, a las más célebres personalidades de la danza, en una fiesta de arte y amistad. Y es también la Alicia que hemos visto dar la mejor entrega de su magisterio, lo mismo en escenarios de la más alta prosapia que en rústicas tarimas, en plazas públicas, fábricas, escuelas y unidades militares, consciente de que al pueblo, cualquiera que éste sea, siempre se asciende y nunca se desciende.

Quienes tuvieron el privilegio de estar a su lado, conocieron también el extraordinario ser humano que había en ella, que por coraje y férrea disciplina no se dejó derrotar nunca por quebrantos físicos, vicisitudes o incomprensiones.

Fue la Alicia nuestra, que aunque bañada de cosmopolitismo añoró oír los cantos de nuestros gallos, gustar del olor al salitre de su Malecón habanero, valorar la mariposa y el coralillo como las flotes más exquisita, o fascinarse con los adelantos científicos y los misterios del cosmos. “Un ímpetu tenaz, frenético, heroico —disparado contra la enfermedad y contra el tiempo— hacia la perfección incansable.”, como acertadamente la definió Juan Marinello.

Luto por Alicia

Desde las redes sociales discímiles son las muestras de respeto y cariño por la ilustre bailarina de Cuba. Desde su perfil de Facebook, el fotorreportero Osvaldo Gutiérrez Gómez, de la Agencia Cubana de Noticias, comparte su sentir.

Caricatura de Osval.

Carlos Acosta: “Me sumo al dolor por la muerte de Alicia Alonso, por todo lo que creó”

En su página de Facebook, el bailarín cubano Carlos Acosta señaló que trabajar para el crecimiento de Cuba es el mejor homenaje a Alicia Alonso. Foto: Serendipia.

He recibido con dolor la noticia de la muerte de nuestra Primera Bailarina, Alicia Alonso. En estos momentos no puedo dejar de pensar en todo lo que le debemos, en el extraordinario legado que Alicia nos ha dejado.

Siendo hija de una pequeña isla del Caribe, Alonso se impuso a todas las barreras que decían que el ballet era un arte de países desarrollados, que el físico y el temperamento latino no se ajustaban a los requisitos de la danza clásica.

Todos estos prejuicios fueron demolidos cuando Alicia Alonso entró en la escena. Impuso su nombre latino, su físico, su personalidad. Su lucha por ser reconocida abrió las puertas del ballet clásico para todos los jóvenes de nuestro continente que soñaban con bailar y puso el nombre de Cuba en las carteleras de los grandes escenarios internacionales.

Luego, junto a Fernando y Alberto Alonso, fundó la Escuela en nuestro país y ya es sabida la historia posterior: el ballet cubano, nuestros bailarines, son aplaudidos con admiración en todo el mundo.

Tuve la dicha de bailar con Alicia Alonso en una ocasión. En otro momento tuve el privilegio de que me tomara ensayos de El espectro de la rosa, de Michel Fokine. Fue una experiencia inolvidable porque, entre las correcciones, Alicia nos contaba anécdotas sobre el coreógrafo. Ese día quedé deslumbrado por sus conocimientos y su memoria, por el recuerdo de esas historias lejanas que al contarlas ella se hacían tan cercanas.

Hoy me sumo al dolor por la muerte de Alicia Alonso, por todo lo que creó, por todo lo que nos dio, por ser el cimiento principal de una escuela de ballet que tanta gloria le ha dado a nuestro país, por haber sido raíz de nuestro movimiento danzario. Junto a los artistas de Cuba, seguiré trabajando para que nuestro país siga creciendo. Creo que esa es la mejor manera de honrar su nombre.

Carlos Acosta.

American Ballet Theatre despide a Alicia Alonso

Alicia Alonso se convirtió en un ícono del ballet a nivel mundial. Foto: Prensa Latina.

El American Ballet Theatre (ABT), recordó este jueves el legado de Alicia Alonso en esa destacada compañía de danza clásica del siglo XX y en el ballet internacional.

Tras el fallecimiento de la Prima Ballerina Assoluta en la mañana de este 17 de octubre, el director artístico del ABT, Kevin McKenzie, manifestó su admiración por la bailarina cubana.

“Alicia Alonso fue una fuerza impulsora en el ballet clásico en Cuba y en todo el mundo. Ella respetó las tradiciones del ballet y dedicó su vida a mantenerlas a través del entrenamiento de varias generaciones”, dijo.

Su huella en ABT, como uno de los primeros miembros, es inconmensurable, destacó. “La gracia, inteligencia y coraje de Alicia seguramente dejarán un impacto duradero en nuestra forma de arte”.

Fue precisamente en un escenario de Nueva York, en el Metropolitan Opera House, donde Alicia bailó por primera vez el icónico personaje de Giselle y comenzó así su leyenda imparable.

A los 16 años, Alicia se casó con Fernando Alonso y juntos se mudaron a la Gran Manzana. Allí empezó a entrenar en la School of American Ballet.

La bailarina cubana no titubeó para asumir el papel de Giselle cuando en un repentino malestar, la consagrada Alicia Markova no pudo interpretar ese rol.
Dicen los críticos que la noche de 1943 en que Alicia asumió el personaje de la campesina que enloquece y muere ante la traición de su enamorado, dejó una marca en la historia del ballet clásico.

Para Anton Dolin, el partenair masculino de aquella función, fue la más arrolladora y compensadora noche de triunfo.

También teje la leyenda de esa presentación un pasaje que la propia Alicia contó una vez sobre cómo sus pies quedaron ensangrentados tras acabar la obra y ella solo lo notó cuando George Schaffe, un famoso coleccionista de la época, entró al camerino y se llevó las zapatillas porque quería conservarlas para la historia.

Durante muchos años, Alicia Alonso estuvo entre las primeras figuras del ABT y su vida transcurrió entre La Habana y Nueva York.

Pero la creciente hostilidad del Gobierno de Estados Unidos contra Cuba comenzó a entorpecer ese ir y venir, y alejó a la bailarina de los escenarios norteamericanos, con mucho pesar de todo el público.

Aún así, ella mantuvo una relación estrecha y fraternal con el ABT y otras compañías estadounidenses, y logró que muchas figuras y agrupaciones prestigiosas del movimiento norteamericano de danza actuaran en la isla caribeña.

La fundadora del Ballet Nacional de Cuba habló siempre con gran emoción de sus años y sus logros en el ABT, compañía que hoy siente su pérdida y la recuerda inmortalizada en los blancos tules de una Willi.

Omara Portuondo: “Te recordaremos inmensa en tu sencillez”

Al enterarse de la triste noticia, la diva del Buena Vista Social Club, Omara Portuondo expresó:

Apenas me entero de la noticia, hoy nuestra Patria llora la pérdida de la leyenda Alicia Alonso, una grande para siempre. Allá donde estés seguiremos disfrutando de tu arte. Te recordaremos inmensa en tu sencillez. Mi aplauso eterno, Omara

En video, Alicia Alonso baila Giselle

(Con información de Prensa Latina, Facebook de Carlos Acosta)

Se han publicado 546 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Las chicas del CIAC Camaguey dijo:

    La cultura cubana se estremece

  • Leyva dijo:

    Alicia Alonso la artista más encumbrada de Cuba, merece los más altos honores en su despedida del pueblo y el estado cubano.

  • Conchita dijo:

    Una gran perdidad para la cultura cubana gran mujer revolucionaria fidelista

  • JR dijo:

    Que terrible noticia, la verdad que se nos acaba de ir la mejor bailarina de Cuba, y del Mundo, gracias por su dedicación inalcanzable al Ballet de Cuba, tantos momentos que nos ha dejado en la vida y que hoy donde quiera que se hable de Ballet, HAY QUE HABLAR DE LA BAILARINA CUABAN ALICIA ALONSO, además de haber dejado una cantera de bailarines que estamos seguros que no dejaran caer ese prestigio que nos dejó la primera Bailarina Absoluta del Ballet de Cuba, se me eriza la piel de saber que ella en un país tan asediado como el nuestro gano tantos premios, dio espectáculos en todos los escenarios del mundo y nos hizo saber que Cuba es un país de GRANDES BAILARINES.
    Mis más sentidos pésames a la familia de la Prima Ballerina Assoluta del Ballet Nacional de Cuba.

  • idania rosa dijo:

    Vivirás por siempre dentro de todos los que te amamos, fuiste, eres y serás grande entre las grandes, tu luz iluminará por siempre el ballet nacional de cuba. EPD alicia alonso.

  • Alfredo Avila Rodríguez dijo:

    Au revoir Alicia...

  • Gisela dijo:

    Cuba de luto gran artista!!!!!

  • Barbara dijo:

    Lamentable noticia.Una pérdida irreparable para Escuela de Ballet,Cuba y el mundo.Gracias Alicia por tu dedicación y virtuosismo.

  • Nancy dijo:

    Siempre habrá Alicia porque siempre hay sol y luna.

  • Prof. Dr. Amador Cernuda Lago dijo:

    Alicia Alonso , sin duda una de las artistas más importantes y gloriosas del siglo XX y XXI pero también su personalidad bondadosa y su alma grande la hicieron abrir proyectos humanitarios no tan conocidos popularmente como estar en la creación de la gran aportación cubana al mundo de las terapias, EL PSICOBALLET que desarrolló Alicia con el histórico dr Eduardo Bernabé Ordaz director del Hospital Psiquiátrico de la Habana y a prestigiosa psicóloga cubana Georgina Fariñas, primera arteterapia reconocida oficialmente por la UNESCO y de la que científicamente hemos comprobado su eficacia en numerosos países del mundo nos ha dejado una de las grandes figuras de la historia , que ha llenado el mundo de Belleza, Honestidad y Paz. ha sido una bendición estar cerca de ella, y sin duda la mejor embajadora de las grandezas de Cuba en el mundo.

  • Leonardo dijo:

    se ha ido la mas grande representante de la cultura cubana. Gloria Eterna Alicia

  • yudier Luis Gutiérrez Martínez dijo:

    Se fue la más grande dios la guardé para siempre en su corazón su legado vivirá por siempre en los corazones de todos que no permitiremos que muera tu historia.

  • Cesyero dijo:

    Puede descansar en paz, triunfó en el mundo, realizó y alcanzó las metas que se trazó, vivió lo suficiente para sentirse felíz del deber cumplido y dejar un ballet cubano a la altura de los mejores. Gracias Alicia.

  • auzco dijo:

    La muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida; truécase en polvo el cráneo pensador, pero vive perpetuamente y fructifica los pensamientos que en él se elaboraron.
    José Martí

  • Cesyero dijo:

    Puede descansar en paz, triunfó en el mundo, realizó y alcanzó las metas que se trazó, vivió lo suficiente para sentirse felíz del deber cumplido y dejar un ballet cubano a la altura de los mejores. Gracias Alicia.

  • Aida Ida Suarez Morales dijo:

    Se ha ido por ley de la vida pero ha puesto el nombre del Cuba muy en alto por todo su proyecto de vida al Balet Nacional donde se baile un Copellia, un Carmen, un Lago de los Cisne un Gisell ahi esta Alicia.

  • Giraudys dijo:

    El mundo, Cuba y la cultura sufren esta perdida. Mis mas sentidos pesames a sus familiares y amigos, EPD

  • yo dijo:

    Mucha pena y pesar por la muerte de tan querida y amada patriota, pero a su vez orgullo de la nación.

  • dlamoru dijo:

    Una pérdida inmensa la que hemos sufrido. Grande entre las grandes. Impresionante toda su obra. Hoy el ballet está de luto y con toda la razón del universo, me sumo a su dolor. Gracias Alicia.

  • sachiel dijo:

    Ella es de veras una luz que se mueve. Ella es leve, ondulosa, casi traslúcida.
    Dulce María Loynaz

    Su arte no es de sorpresas y de aventuras, sino de perfección; ademán que no presumió de único, para mostrar la curvatura de su distinción como estilo habitado también por su pueblo.
    José Lezama Lima

    En Alicia Alonso vive, muere, resucita y vuelve a morir para nacer mejor, el venerable grito de la tierra que hace la figura humana un árbol estremecido de ramas incansables.
    Juan Marinello

    Alicia Alonso pertence a la excepcional estirpe de bailarinas que han dejado —a veces no más de cuatro, de cinco veces por siglos— un nombre egregio en la Historia de la Danza.
    Alejo Carpentier

    Gloria a la Excelsa Prima Assoluta Ballerina, de Cuba y el mundo!!!

  • la yoya dijo:

    Mis más sentido pésame para todos sus familiares. No cabe duda que Cuba ha perdido a unas de sus hijas mas grandes del ballet cubano.

  • Orlys Bay dijo:

    DESAPARECE FISICAMENTE UNO DE LOS ICONOS DE NUESTRA CULTURA NACIONAL.
    UNA MUJER QUE SUPO PONER EL ALZA EL NOMBRE DE CUBA EN TODOS LOS ESCENARIOS INTERNACIONALES.
    ADIOS ALICIA.

  • Y dijo:

    Grande entre las grandes Alicia, orgullo de nuestro país, fiel a sus raíces y a los principios. Alicia es quizás la cubana más universal, que en paz descanse y que viva para siempre su legado.

  • Lazara Mateo Matienzo dijo:

    Siento su pérdida física, su compañía seguirá su ejemplo.

  • Raquel Vento Alfonso dijo:

    Mi más sentido pésame a su familiares y a la familia de Ballet Nacional de Cuba.

  • Juan Carlos dijo:

    Físicamente te nos va....., las futuras generaciones seguirán tu legado, no sólo de Cuba, sino, del mundo entero

  • Jose carlos dijo:

    Alicia, lo mas grande de los cubanos, con su arte en su cuerpo y espirito como las ideas las tubo Martí, su arte noble, esforsado y ejemplarisante del exito, respeto de todo ser q lo conosca....

  • Alina dijo:

    EPD, brillará siempre cuando se diga su nombre y estará viva por todo el legado que dejó, enseñó dando a conocer a Cuba al mundo ,es y será de las imprescindible , gracias por existir!!!!!!!!!!!!!!!

  • Natacha dijo:

    El pueblo cubano tiene dones que otrod no tenemos ,partiendo por su buen humor incluso ante la sdvrrsidad pra mi Fodel Vastro fue el segundo Jesus salvo su pueblo de las garras del aguila wqienes a pesar del blowueo en que esta sumido por devadas no deja de cantar reirvy.....SCOGER AL EXTRANJETO .¡¡¡¡¡¡VIVA CUBS Y LOS CUBANOS!!!!!.

  • Yahima Castell Ramos dijo:

    La más grande bailarina que ha existido. Orgullo de todo Cuba. Descansa en paz

Se han publicado 546 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también