Imprimir
Inicio » Noticias, Deportes  »

Lima 2019: Sin consuelo y sin gloria, Cuba cae en pugna por el quinto puesto del béisbol panamericano

| 577

No pudo Pedro Álvarez, ni Frank Luis Medina, ni Wilson Paredes, ni Yudiel Rodriguez, ni Rey Vicente Anglada, ni su cuerpo de dirección. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

El equipo cubano de béisbol cayó derrotado ante su similar de República Dominicana (10x9) en la ronda de consuelo y finalizó su actuación en estos XVIII Juegos Panamericanos en la sexta plaza del torneo, la peor actuación en toda la historia de este tipo de eventos continentales.

Si angustiosas fueron las nueve primeras entradas reglamentarias -donde los del patio ,para no variar, solo conectaron tres imparables y llegaron a fallar en 16 turnos oficiales de forma consecutiva, anotando una anémica carrera en la parte alta del segundo episodio gracias a un doblete de César Prieto-; deprimente fue lo que vimos minutos después en el episodio extra.

Los quisqueyanos, quienes también han dejado mucho que desear en esta competencia, pisaron una sola vez la goma del plato en todo ese trayecto, cuando sacaron del montículo al abridor Lázaro Blanco en la quinta entrada, ligándole un doblete y par de indiscutibles al hilo.

Igualadas a una carrera llegaron ambas escuadras al décimo capítulo, gracias a que el cuerpo técnico de Cuba exprimió a más no poder a Liván Moinelo y a Raidel Martínez, mientras allá en la tierra del sol naciente los directivos de los Halcones del Softbank y de los Dragones de Chunichi, cruzaban los dedos y cerraban los ojos.

Motivados por una deficiente defensa rival despertaron de súbito los bates criollos, remolcando ocho carreras en la décima entrada  con cinco imparables, incluidos par de dobles de Yordan Manduley y Stayler Hernández, en lo que parecía la sentencia del partido, pero los dioses del béisbol no quisieron premiar el cúmulo de ineficiencias que lleva nuestro deporte nacional en las espaldas y de un golpe revertieron la situación.

A falta de un solo out para concretar la victoria, Raidel Martínez no pudo más y salió del montículo al permitir par de cohetes seguidos, dándole paso a un desfile de cuatro lanzadores, incapaces de mantener la ventaja en la pizarra.

No pudo Pedro Álvarez, ni Frank Luis Medina, ni Wilson Paredes, ni Yudiel Rodriguez, ni Rey Vicente Anglada, ni su cuerpo de dirección. No pudo el largo entrenamiento, ni todo el dinero gastado, ni el optimismo, ni la razón. República Dominicana nos dejó tendidos en el terreno mientras caía el telón, después de un triste espectáculo que difícilmente olvidaremos algún día.

Y ahora… ¿Quién paga estos platos rotos? ¿Quién rinde cuentas por estos pobres resultados? ¿De qué manera se recupera la confianza en los aficionados?

La Dirección Nacional de Béisbol tiene la palabra. Nos vemos en el estadio.

Se han publicado 577 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Maria Teresa del Vedado dijo:

    Aclaro que me referi a la penosa actuación del beisbol cubano en los Panamericanos. Aqui hay que aclararlo todo para no ser tergiversada.

  • adrian rivera fonseca dijo:

    pienso que luego de realizar los gastos del presupuesto destinado para el beisbol creo que lo mejor seria pensar en renobar la direccion nacional del beisbol pues si aragon fue malo como picher que podemos esperar como directivo cuanta cura es puesta en esta herida es insuficiente hay que asignar los recursos para el beisbol y darnos cuenta que esto no lo resuelve un director pues cuando se designo a anglada se lanzaron campanas al vuelo y el resultado final el mismo o peor que el de los directores anteriores la formula hacer lo que se hacia antiguamente darle el lugar a quien realmente lo merese y dejarse de paternalismo.

  • JoelFD dijo:

    Muy triste la noticia de nuestro pasatiempo nacional y seguimos con el lema de que hay que analizar, cambiar; pero seguimos igual o peor. Es hora de que se acaben de adoptar las medidas necesarias y cambiar de verdad lo que haya que cambiar y a quien haya que cambiar. El béisbol es amor, pasión, tradición, cultura, entre tantas cosas para los cubanos. Debemos trabajar desde la base con los niños, incentivar la práctica de juegos que se han perdido pero que desarrollaban tantas habilidades y reflejos como el 4 esquinas, el taco, batear con una bola pequeña, etc. Hay que recuperar terrenos perdidos para que los niños jueguen, rescatar la enseñanza de deportes variados desde las escuelas primarias, yo por ejemplo en mi tiempo de estudiante en Primaria y Secundaria practiqué Atletismo, Voleyball, Béisbol, Polo Acuático, Baloncesto y Ajedrez. De esta cantera salieron figuras grandes como Yaima Boulet, por mencionar un ejemplo. Tenemos que trabajar duro y sin perder más tiempo; pues países con menos tradiciones deportivas que nosotros están dando muestras del trabajo deportivo que realizan. Por otra parte quiero expresar que nuestros deportistas merecen ser respetados, a los peloteros que perdieron estos juegos, que se levanten y que vengan para la Serie Nacional a divertirse jugando, a entregarse en cuerpo y alma a su deporte, a evidenciar su profesionalidad para que nuestros estadios se llenen, para recuperar la fanaticada, para que el béisbol vuelva a correr como sangre por las venas de los cubanos, que sigan entrenado duro para que cada día sean mejores, que estudien las jugadas de grandes peloteros cubanos como Germán, Padilla, Pacheco, Linares, Ulacia, Víctor, Medina, Pestano, Juan Castro; que analicen la forma de lanzar de espectaculares pitchers y que aprendan nuevos lanzamientos como los de Ajete, Lazo, Valle, Norge Luis, entre tantos; que vean como bateaban Kindelán, Muñoz, Junco, Romelio, Pierre, como Ulacia tocaba la bola como un maestro. Nuestros peloteros tienen que aprender a concentrarse, a entrenar y a escuchar a sus entrenadores, porque señores, amigos, calidad nos sobra, pero hay que demostrarlo en cada partido, en cada torneo y en el terreno. Reitero mis respetos a los peloteros, porque sé que se deben sentir mal, ellos llevan el peso de millones de seguidores exigentes en sus guantes y bates. Para Anglada y el cuerpo técnico mis respetos también; para mí Anglada es un hombre sabio, justo y sobre todo humano, que cuida y enseña a sus muchachos, le queda camino todavía por recorrer con Cuba y con Industriales. De estas derrotas nos levantaremos, sí señor, aprenderemos y volveremos a ocupar el lugar que por tradición ha ocupado nuestro béisbol. Viva el deporte cubano. Gracias Cuba. Fuerzas Anglada y peloteros, que nos queda mucho por hacer todavía.

  • andresito56 dijo:

    Ni el público asistente ni ningún aficionado en el mundo podrá entender como un equipo con tantas anotaciones a su favor pierde un juego en una décima entrada con dos outs a su favor. Esto debe ir al libro Guinness del beisbol. La Comisión Nacional tendrá que contratar a un adivino o un destacamento de investigadores para llegar a un conclusión sobre este bochornoso juego. Podrá concluir como no discutimos del primero al tercer lugar pero cómo se perdió ese juego, no; eso no tiene explicación alguna.

  • Abe dijo:

    Por favor , hasta cdo sequiremos aferrados al béisbol como deporte nacional . Propongo hacer un plebiscito para q cambiar de deporte nacional . El beisbol , es un deporte aburrido y monótono. Tiene q serlo por fuerza un partido q dura mas de dos y a veces , tres horas . Cada dia será peor , pues por suerte , a las nuevas generaciones de cubanos , no les atrae la " pelota " y solo siguen aferrados a ella las mas viejas generaciones , incluyendo por supuestos , a todos estos periodistas conocidos . Ej de ello es Ciudad Deportiva donde verán q prevalece el juego de futbol , donde antaño solo se jugaba pelota . Dejen de gastar dinero en deporte q está vondenado a extinguirse .

  • Marcos Angel Wong Fernández dijo:

    A Pablo Civil no lo enviaron en ataúd para Las Tunas por la buena de Dios y todo por un resultado más que acorde a la calidad de nuestro béisbol actual, amén de cualquier posible error de dirección. Como es posible que se le quiera quitar la clara responsabilidad que a Anglada le corresponde en este desastre de actuación que podría ser calificada como la peor, con mucho, en la historia del deporte cubano. Si el resultado iba a ser parecido o muy similar estuviera el director que estuviera por qué no se pensó así en el caso de Civil, a quien se destituyó como casi nunca se ha visto a mitad del periplo internacional que a cada año corresponde al beisbol. Se ha defendido a ultranza a Anglada por la prensa, dígase narradores de la pelota, aún cuando cometió errores, que mas que tácticos fueron desmoralizadores, sobre todo para un cuerpo de pitcheo que se estuvo preparando 5 meses (Raidel Martinez jamás debió abrir el 10mo con 8 carreras arriba para 3 outs); ni aún ante Argentina se le dio chance a peloteros del banco. Todo ello redundando en desconfianzas muy poco profesionales que hasta laceran el espíritu del colectivo. En fin, es una pequeña arista del saco gigante de lecturas, todas negativas, que se pueden y deben hacer del asunto. Si con Pablo Civil se barrió y tanto oficial como extraoficialmente se vio bien por muchos, creo que también Anglada sobra, y miren que la culpa del desastroso resultado no es de él totalmente, pero sí gran parte de la penosa manera en que se llegó a tal estado de desmoralización para el equipo Cuba.

  • Marcos WF dijo:

    Lo peor de todo es que seguimos con el cabrón championismo metido en los tuétanos e insultando la inteligencia de todo un pueblo. Sino se hubiese dado esta debacle todo estaría bien. Si algunos debieran renunciar también no serían solo los del béisbol directo sino los muchos indirectos; hasta cuando la falta de rigor profesional de los narradores, comentaristas, ¿analistas?, de la pelota. Llegan a reconocer que el pueblo mediante encuesta negó la confianza en la victoria del equipo. En cambio muchos de ellos en la televisión aseguraron que al Cuba no le luciría otro resultado que la medalla de oro. ¿De dónde salio tamaña falta de objetividad? Lo mismo se vio cuando llegaron a la grandilocuencia de llamar Dream team al balonmano masculino de los centroamericanos y ni que decir con el resultado del campeonato de naciones emergentes. Al final la triste realidad en los panamericanos. Si nos ponemos a enumerar los ejemplos terminamos mañana. El peor caso es el Boxeo (Dios mio) pero como ganan todo es maravilla y eso es falso. De las 8 medallas de oro la mitad se obtuvieron por malas decisiones de los jueces que son tan malos como los contrarios de los boxeadores cubanos. Pero no hay objetividad ni valentía para hablar de ello, o están amordazados, lo cierto es que los narradores cubanos narran más pensando en mantener la posición de aparente privilegio que tienen y en el seudopatriotismo que en la profesionalidad de su trabajo. También a ellos habría que pedirles cuenta y mucho por esta debacle del Beisbol cubano, por su falta de objetividad, de profesionalidad, por la pusilanimidad que muestran ante el resultado adverso (causa asombro que ahora estén entrevistando a los perdedores, ni eso se permitían), hasta la televisión contribuye a tanta mediocridad: hasta cuando permitiremos que ante la derrota nos corten abruptamente las transmisiones para evadir hasta los comentarios; en fin pura falta de respeto al pueblo. Toda la estructura de la pelota debe ser removida de raíz y no andarse por las ramas, empezando por la TV, la prensa y sus caras más visibles. El pueblo de Cuba todo necesita y merece respuestas sin paños tibios. Que dirá de esto nuestro presidente Díaz Canel (porque el asunto ya debe ser comido de la mano por la máxima dirección del país).

  • Cubano 100% dijo:

    Para salvar el béisbol cubano como nuestro pasatiempo y deporte nacional, soy de criterio que el estado y el Presidente, deberá declararlo deporte especialmente protegido. Con esta acción, se podría tomar medidas al más alto nivel, con la participación activa de los fanáticos y todo el que realmente quiera ver ese deporte alcanzar niveles decorosos, para buscar una fórmula realmente adecuada. Desde que terminó el 1er Clásico para acá, hemos ido en caída libre. Hay que recuperar el orgullo nacional de todas todas.

  • Noel Pérez Turruellas dijo:

    Fui simpatizante de Anglada como pelotero, reconozco sus éxitos como director de equipos de béisbol, no estuve de acuerdo con la dirección del pitcheo contra Colombia y Canadá y debo reconocer que me equivoqué, no tenía confianza en el bullpen y quedó demostrado contra Dominicana. Qué pudiera suceder si Cuba no asiste al Super 12? Considero debe analizarse esta posibilidad para evitar otro papelazo.

  • JAX dijo:

    Ya esto pasa de ridículo a falta de respeto con el pueblo. Es como dicen el Elpidio Valdés: ha gastado balas y municiones para nada. Me pregunto, ¿Qué más tiene que pasar para una rectificación de horrores en el béisbol y cambiar na quienes deben ser cambiados? Están esperando un petate con Higinio tipo el del gobernador de Puerto Rico?
    El dinero que se gasta en béisbol es del pueblo, y es dinero que se deja de poner en otros deportes y al final, ¿Para esto? Merecemos respeto ¿Tanto les preocupa "lo nacional" que siguen promoviendo Eso que llamaban béisbol cubano faltándole al respeto a toda una Historia? Aún así tienen hasta suerte, porque si el béisbol aún despertara la misma pasión que antes, ya hubiera movimiento en las redes pidiendo dimisiones de algunos lastres de nuestro deporte nacional. Tristemente al final se cumple aquello de que "la vida sigue igual".

  • Sacdiel dijo:

    Que me expliquen esta vez porqué;no seguiré siendo ciego, ya no le ganamos ni a los países que apenas an visto un bate ,ESO ES UNA FALTA DE RESPETO LO QUE AN ECHO,
    MANDELOS A PICAR MARABÚ CON MACHETES SIN FILOS esta bueno de chantaje con sus aficionados ,E dicho..

  • Carlos Manuel Balan Carballo dijo:

    El béisbol cubano se tiene que repensar desde su base. El béisbol, nuestra pelota no es una simple disciplina, es un acontecimiento o fenómeno cultural, su comportamiento ha estado influyendo en la psiquis del cubano. Cuando un equipo provincial gana el campeonato nacional se respira orgullo, se eleva el autoestima, no solo de los deportistas, entrenadores y directivos, se siente en todo el pueblo.
    Los peloteros lideres se convierten en héroes, en personas a las cuales queremos saludar, expresarle aprecio, cariño.
    Pero este fenómeno cultural ya no lo es, lo que está sucediendo es expresión de que no se están haciendo las cosas bien. La base no trabaja para garantizar la superestructura, esa es una gran verdad, lo que hace falta es valor y convicción para acabar de decir por su nombre, cual es la causa raíz y todas las que se le asocian para que los resultados de Lima sean un bochorno, una humillación nacional.
    Los acontecimientos se desencadenan y nos descolocan. La pasión de los jóvenes y no tan jóvenes en Cuba, desde el punto de vista de espectáculo cultural deportivo, ya dejó de ser desde hace mucho la pelota, lo es el fútbol y Cuba jamas ha podido contar con un elenco que justifique esa pasión. Las ligas y campeonatos de este deporte, el fútbol, se siguen en diferentes escenarios y se observa como en balcones, bares, plazas ondean banderas extranjeras que representan al país en disputa deportiva y por tanto ya no es solo un acontecimiento cultural, también tiene matices ideológicos y no lo digo peyorativamente, ni incluso de cuestionamiento, lo hago como expresión de que vamos perdiendo nuestras raíces y el peligro es que un día nos quedemos sin el árbol.
    Mi niñez y adolescencia lo viví con orgullo en un pueblito denominado Auras, hoy Floro Pérez, y ahí había en los primeros años de Revolución, un equipito de niños y uno de segunda categoría y nuestros ídolos eran Papungo, tremendo lanzador, Andalla, que jugó con los Mulos de Nicaros, Kike Mir, tremendo campo corto , Yeyo Pirey una primera base que era todo un espectáculo, Pombito en segunda, y muchos màs, Farruco, etc. Hoy en ese pueblo ni campo de pelota, ni butifarras.
    Pedir cuentas, solicitar que rueden cabezas es un ejercicio estéril y fanático. Busquemos la génesis del problema, identifiquemos si es un problema y si lo es, entonces tendrá solución. Utilizar la critica mordaz, la ironía barata no ayuda, estorba. La pelota cubana está en problemas serios y la parte buena es que las crisis son las que generan las soluciones radicales y eso se requiere y que las cabezas no rueden, que los análisis no sean a camisas quitadas porque el enojo empañará la visión para ver màs allá de nuestras narices,

  • RUSO dijo:

    Ya nos estamos acostumbrando a los papelazos. Hablaron del futbol en la Copa Oro, ahora le toco el turno de la pelota. Cuántos más?

  • Yosmani Cejas Mendoza dijo:

    Lamentable actuación. No creo que esta sea la verdadera cara de nuestro béisbol, pero es muy grande la decepción. Es un equipo igual que muchos otros que le han precedido que no logran conjugar en ningún juego importante los cuatro principales componentes de este deporte más allá de la preparación física y táctica que son: defensa, ofensiva, picheo y el factor psicológico; éste último creo que condiciona los componentes anteriores.

  • Reinaldo dijo:

    Yo creo q estos problemas son viejos y estamos rrecojiendo los errores dl pasado,ademas,se han perdido los mejores jugadores q teniamos incuso,hasta juveniles se van y empiezan aser figuras profesionales,tenemos una serie con muchos equipos y poca calidad con un campeonato mediocre lleno d figuras al borde dl retiro q no juegan en ninguna liga,los jovenes son pocos y cuando llegan se van rrapido dl pais buscando mejor futuro economico,rrealmente nos estamos engañando creando un championismo en nuestro beisbol gastando rrecursos y cuando llega la competencia(lima)vemos lo q tenemos ,una pelota en decadencia con jugadores sin calidad,sin valor y sin,loq tenemos los cubanos,esto es lo q tenemos y no creo q se vean resultados acorto plazo amen dq enfrentamos un torneo d baja calidad y no se pudo ganar, q se podra hacer en el super12,seamos objetivos y cambiemos todo lo q tengamos q cambiar el mundo se esta mviendo y nosotros estamos en el mismo lugar y ,nuestro beisbol,se nos esta perdiendo y si esto sucede habremos perdido parte d nuestra vida,el beisbol significa mucho para los cubanos,q error dejar q esto pase,la direccion dl pais deve tomar carta dl asunto y no dejar q la pelota desaparesca,nuestro deporte en general necesita otra mentalidad y no vivir d iluciones para depues morir d desengaño

  • Marco dijo:

    Buenos días,no pudieron arrebatarle como expresaron en la Mesa Redonda el título al contrario, pero además derrotados implacablemente,la revisión al béisbol y al deporte uno de los logros de la Revolución es inmediata

  • Elpidio dijo:

    Insisto en el rescate de la masividad en la práctica del béisbol en Cuba desde la edad infantil, ya no se juega pelota en Cuba, den un recorrido por todas las ciudades donde están los terrenos de Béisbol(los que quedan) y comprobaremos que todos están vacío. Nuestros niños y nuestros jóvenes necesitan practicar deporte, sobre todo deportes colectivos como el Béisbol, pero eso necesita de muchas personas trabajando (como antes) para los niños, para la recreación, hasta que no hagamos eso, no vamos a tener buenos equipos de Béisbol, ni de Baloncesto, ni de Futbol, ni de nada y los niños y jóvenes perderán su tiempo con jueguitos digitales en los celulares, o en otras cosas que no le son útiles. Si se trabaja intensamente en la masividad, eso lo agradecerá toda la sociedad, de lo contrario, se nos está perdiendo la juventud y el deporte, pues aunque le dediquemos grandes suma a los equipos nacionales, ya el tiempo perdido es irrecuperable. "Masividad" esa es la clave inicial.

  • Joao dijo:

    En 1982 no se fue a mundial d Korea p "MALA ACTUACIÓN" en jcc de la Habana 82..."TENIAMOS UN TRABUCO..CIENTOS D BUENOS PELOTEROS" AHORA NO TENEMOS NADA" NI UNA COSA NI LA OTRA...IR SERÍA BUENA OPCION?

  • Blue dijo:

    Vuelvo a decir que ese es el nivel que tenemos, pero los lanzadores que llevaron no tienen ni AA, ni Yudiel el tunero, Frank, Pedro, Wilson, Yera, nos engañamos con los más de 60 ponches que dan aqui en la serie y son peores que los del beisbol de NIcaragua, Anglada no tiene la culpa.

  • LGC dijo:

    LRA, no entiendo que escribió. Pero bueno, a pesar de los 3 primeros juegos, creí estar viendo un juegazo entre CUB-DOM que me hizo olvidarlos.
    Qué juegazo, y más vs DOM, ese capaz de borrar cualquier sinsabor...... pero, realmente perder un juego que estaba a nuestro favor 9-1 y no lograra mantenerlo. Srs, eso fue ciencia ficción.

  • tarmelito dijo:

    Para cerrar el asunto. Puerto Rico es el campeon panamericano. Y que tienen ellos de poblacion ni de peloteros de primera linea en su pequeña liga local. Aun tienen a Maria arriba despues de tanto tiempo. No solo en la vida es aptitud sino actitud. A los que aportan sus criterios aca nadie les hace caso. Poder sigue siendo poder. La federacion, ultraconservadora y ortodoxa, inmovil a pesar de ser los campeones de las derrotas deberia renunciar con un poco de verguenza pueden hacerlo. Las cosas no van a cambiar de pronto y dificilmente cambien en mucho tiempo, parte del problema de actitud, pero tal vez las caras nuevas miren hacia arriba y sean atendidos para alcanzar un futuro mas alentador, No hay que dudar aunque deprimido y maltratado el beisbol es nuestro deporte nacional. Es como para Brasil el futbol. No lo olvidemos.

  • Alejandro Cruz dijo:

    La culpa es de Fuenteovejunas. Cuando un pelotero o deportista tiene situaciones familiares que resolver nunca puede rendir al 100 porciento. Ellos lo hicieron bien, rindieron lo que pudieron. Cuantos de ustedes rinden al maximo en lo que hacen. Sean sinceros.... Lo que pasa es que nadie los juzgan. Si es asi debe renunciar un monton de personas. Se necesita una REVOLUCION..."CAMBIAR TODO LO QUE DEBE SER CAMBIADO" Cuando todo sea organico, por orden natural entonces existira nuevamente peces en el mar.

  • El moro dijo:

    Creo que la máxima dirección del País debe tomar cartas en el asunto y sacar de una vez por todas a la dirección nacional de beisbol en pleno pues el pueblo no se merece tamaña humillación. En otros paises que respetan el deporte y a las masas por menos que eso toman medidas.

  • pablo dijo:

    Con un capitan de equipo que no juega, que me dicen

  • José E. Hernández Paz dijo:

    ?Ahora nos ponemos a llorar, a discutir, a decir improperios contra directivos del beisbol, peloteros, narradores, no sacamos conclusiones para resolver los problemas? ?Eso es lo que hemos aprendido? Busquemos las respuestas y soluciones que hacen falta para que el beisbol siga siendo !mi beisbol! vuelva a ser lo que históricamente ha sido. Unidos es posible una solución.
    -Será que nuestros pitcher no tienen zona de strike ni conocen la zona de duda; los bateadores perdieron el tacto, la mayoría está en un slum permanente; a la defensa ponen el guante por donde no va la pelota; el director y los auxiliares perdieron el sentido de responsabilidad. Los aviones dan mareo. Pensemos en todo pero pproponiendo y buscando soluciones.

  • Departeyparte dijo:

    La realidad es que tanto la presidencia de la federación Cubana como la Comisión Nacional de Beisbol no han encontrado la solución a los problemas de nuestra pelota, en su lugar con sus ideas se ha ido empeorando cada día y paso a paso y hoy ya tocamos fondo, a tal punto que hoy a nivel Panamericano solo estamos por delante de Argentina y Perú : es posible que otras direcciones no logren el resultado pero pienso que se debe renovar ambas direcciones y darle la oportunidad a otra generación de cuadros con su nuevos equipos de dirección a todos los niveles, léase desde las comisiones provinciales hasta la dirección nacional, que aporten nuevas ideas y estrategias: hay una fase trillada que se ajusta a este momento más que nunca: haciendo lo mismo no se puede obtener un resultado diferente.

  • JMM dijo:

    En pleno siglo XXI, no se puede creer en milagros...La actuación frente a los estudiantes gringos, y luego en Nicaragua, vaticinó a las claras el triste y bochornoso resultado.
    Si de verdad hay vergüenza deportiva en los principales directivos del biesbol, solo se espera que tengan el valor y el coraje de renunciar a sus cargos, como paso previo a la reconstrucción del deporte nacional comenzando desde la base.

  • Alberto dijo:

    A civil no lo pusieron a dirigir el Cuba porque hizo un mal papel en la serie del Caribe (evento más fuerte que estos juegos panamericanos), sólo alcanzó el 2do lugar, despues de una fuerte campaña de prensa para disminuir al guajiro de Las Tunas y realzar los meritos y las potencialidades de Anglada la comisión nacional lo nombró director.¿Y AHORA QUE DECIMOS?

  • Gilberto dijo:

    Llego tarde al debate, pero no me puedo callar, ¿Donde están los que aplaudieron delirantemente la designación de Anglada?. Hace unos años cuando el boxeo tuvo una baja en sus resultados Alcides Sagarra que ya no estaba como entrenador dijo en una entrevista que lo que pasaba era que mucha gente queria meter la manoen el boxeo, que lo dejaran trabajar y lo traigo a colación porque la decisión de traer a Anglada a dirigir el equipo Cuba no fue de la Comisión Nacional (algún día lo sabremos). Por qué como explicar que se informara que no podía ser director de equipos de la serie nacional para dirigir el Cuba y a los tres días se revoca está desición. Por lo demás busquemos las causas de esta derrota no en la preparación si no en problemas internos de los peloteros con los directivos. A disfrutar con nuestros equipos provinciales, ah! sobre eso tengo otro comentario.

  • Alexis dijo:

    Como expresé en un comenrtario anterior, es doloroso ver de la manera sarcástica y burlona en que algunos se refueren al beisbol, pero es entendible, es la amnera de dejar salir el dolor que se siente cuende vemos que nuestro deporte nacional, lejos de dar gloria a nuestro país, se convierte en la burla de todo el mundo.
    Yo que no soy experto en beisbol considero que son muchos los factores que han insidido en estos resultados:
    1. Evalundo la actuación del equipo consisero que faltó dirección, dirigir no es solo mandar, hay que estudiar las fortalezas y debilidades con que contamos y con las que cuenta el contrario, eso evidentemente no se hizo; un joven director de 32 años del equipo de Colombia nos estudió y vimos los resultados. El director tienen que ser un elemento motivador, que levante el ánimo, que inspire optimismo y deseo de ganar, eso no lo vimos nunca, cuando en la preparación alguien se refwería a las derrotas sufridas decía Anglada que no le preocupaba, que era parate de la estrategia para ir ajustando al equipo, y ahora después que perdieron con Candá dice que el equipo no tiene una mentalidad ganadora, qué cosa es eso?, coincido con los que pienasan que el pensamiento técnico táctico de los que hoy dirigen nacioanlmente el beisbol está muy lejos de la exigencias actuales, por lo que creo debemos buscar cuales son nuestros maniches ganadores en nuestras series nacionales, escolares y juveniles y esos son los que debemos preparar con la asesoría de técnicos de Japón, Corea u otros paóises con resultados.
    2. Hace algun tiempo que no vemos en nuestros peloteros el amor por la camiseta, que dejen la piel en el terreno, eso se vio un poquito en Las Tunas, Granma en los play Off, qué pasa con nuestros peloteros, considero eso deben decirlo ellos, y al igual que hemos hecho magníficos procesos de consulta popular para oir lo que piensa nuestro pueblo, debemos hacerlo con cada equipo, donde los peloteros puedan expresarse libremente de cuáles son las causas que los desmotivan. Soy un convencido de que tenemos talento suficiente para tener el mejor equipo del mundo, sino cuenten cuántos Cunbanos juegan hoy en cualquier lugar del mundo, pero falta otro tipo de preparación, muchos que aquí nunca hicieron mucho hoy son destacados en sus equipos.Hay que ver quién elige los peloteros que conformaran el equipo, qué influencia tiene el mániche en esa decisión, cómo se selecciona el mániche del equipo Cuba.
    3. Considero hay que revisar todo lo relacionado con la pirámide del beisbos y lo que ha pasado con la masividad, hoy se ve más niños jugando futbol, donde somos malícimos y muy pocos jugando beisbol donde estamos casi al nivel del futbol, que ha pasado con las áreas deportivas que había en cada consejo popular, que realizan los miles y miles de técnicos que debian estar captando todo el talento existente en nuestra población y que no va a las escuelas deportivas, cómo se seleccionan los niños y jóvenes que van a las escuelas de deporte.
    4. Cómo aprovechamos el caudal de experiencia de los técnicos nuestros que cumplen misión en otros países como entrenadores, a cuantas personas hemos enviado a prepararse en los países con mejor desarrollo del deporte.
    5. Cómo trabajamos en la preparación integral de nuestros atletas, en su educación, en el respeto al contarario y a las autoridades, cómo trabajamos la motivación y al amor por la camiseta, como trabajamos el amor a la bandera, que pudieramos hacer en el reconociminto a los que más se destacan, que papel juegan los medios de difución masiva.
    Por último soy de los que piensa que tenemos talento natural para recuperar el prestigio ganado por nurstros peloteros, el talento está ahí, solo falta descubrilo, prepararlo y motivarlo a luchar por Cuba, como nos ha pedido nuestro presidente, por ello pido, que tratandose del deporte nacional, debe ser la dirección del país quien organice el análisis de la catastrofe.

Se han publicado 577 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Boris Luis Cabrera Acosta

Boris Luis Cabrera Acosta

Reportero deportivo. Colaborador de Cubadebate y Tribuna de La Habana. Profesor de béisbol de categorías infantiles. Miembro del Consejo Nacional Martiano "Béisbol de Siempre" (CNMBS) y del Grupo de Trabajo y Desarrollo del Salón de la Fama (GTDSF).

Vea también