- Cubadebate - http://www.cubadebate.cu -

Panamericano de Judo: Idalys Ortiz se lleva el oro, pero Cuba cierra tercera por países

Idalys Ortiz ganó su corona 16 en torneos continentales. Foto: JudoInside

Cuba vivió hoy su mejor jornada en el Campeonato Panamericano de Judo y salió del Coliseo 01 de Lima con los títulos de Idalys Ortiz (+78 kg) e Iván Silva (90 kg), así como con otras tres medallas que contribuyeron a afianzarla en el tercer puesto de la justa.

Aunque su rendimiento era quizás el más fácil de pronosticar, el éxito de Idalys Ortiz no deja de asombrar y acaparar titulares. Otra vez la brasileña Maria Suelen Altheman resultó la rival de mayor cuidado para la antillana, pero nuevamente la calidad de la cubana no dejó lugar a cuestionamientos.

Esta fue la victoria número 16 de Idalys sobre la brasileña, una judoca que ostenta nueve medallas continentales, dos a nivel mundial, y que tiene un índice de efectividad en sus combates del 75 por ciento, pero que nunca ha vencido a la criolla.

Asimismo, con esta medalla Ortiz llega a 16 títulos en torneos panamericanos, un rendimiento que la confirma entre las más exitosas de América de todos los tiempos. A su vez, su triunfo en la final representa el éxito número 44 desde su reaparición a finales de 2017. Desde entonces solo ha perdido cinco combates.

La triple medallista olímpica no tuvo problemas en su primera salida y derrotó en solo 34 segundos a la inexperta Izayana Marenco (NCA). Luego, la más conocida Melissa Mojica (PUR) le ofreció resistencia en las semifinales, pero a la postre cayó por wazari en tiempo extra. Ese fue el éxito número 13 de Idalys sobre la puertorriqueña, otra de las tantas judocas de América con la que jamás ha perdido un combate.

La otra nota dorada del día para Cuba estuvo a cargo de Iván Silva, triunfador en la final sobre Rafael Macedo (BRA) para conquistar por tercer año consecutivo el título de mejor de América. El criollo tampoco tuvo excesivos problemas para llegar hasta la discusión del oro. Su andar inició con ippon ante el canadiense Mohab El Nahas, para luego repetir la dosis frente al también norteño Zachary Burt.

Sumando la plata en los Juegos Panamericanos de Toronto —a diferencia de los Campeonatos Continentales solo puede asistir un judoca por país en cada división—, esta es la sexta medalla ganada por Silva en torneos de América. Ahora los bronces correspondieron a Zachary Burt y al dominicano Robert Florentino.

Iván Silva ganó su tercer título consecutivo. Foto: Federación Peruana de Judo.

En la otra final del día con presencia de cubanos, la bronceada mundial de 2017, Kaliema Antomarchi, no pudo defender su título de hace un año y por sexta vez en su carrera cayó ante la brasileña Mayra Aguiar. Aun así, esta plata la confirma en la élite de América y nuevamente le recuerda cuánto debe trabajar para ganar y perder ante la mejor del continente.

Antomarchi llegó a la final luego de vencer a la local Camila Figueroa y en semifinales a la ecuatoriana Vanessa Chala., ambas por rápidos ippones. El podio en esa división lo completaron la argentina Lucía Cantero y la estadounidense Nefelis Papadakis.

En la jornada Cuba también celebró los terceros puestos de Liester Cardona (100 kg) y Andy Granda (+100 kg), mejores que José Armenteros (CUB) y José Gómez (MEX), respectivamente. Mientras la actuación de Granda emuló su rendimiento de hace un año en Costa Rica, el resultado de los 100 kg lleva el titular de agradable sorpresa.

A sus 25 años Cardona protagonizó la mejor actuación de su carrera, tanto por subir a su primer podio continental como por vencer a la principal figura de la división en Cuba. En el combate decisivo se mostró muy centrado y marcó un inobjetable ippon cuando aun faltaba casi la mitad del pleito.

Antes había superado a Pablo Aprahamian (URU), pero en cuartos de final no pudo con el nivel del brasileño Leonardo Gonzalves y cayó también por la vía rápida. No obstante, en el repechaje avanzó por no presentación del veterano Isao Cárdenas y encontró las puertas abiertas para la discusión del bronce.

Por su parte, a esa instancia Armenteros llegó luego de una competencia marcada por victorias frente a rivales de menos nivel como el colombiano Junior Cabezas y el chileno Thomas Briceño. Sin embargo, en la semifinal se vio dominado por el canadiense Shady El Nahas, tercer preclasificado de la justa. En ese combate el antillano lució poco seguro en el trabajo en el suelo y a la postre fue víctima de una inmovilización.

Mientras tanto, Andy Granda abrió con veloz éxito ante Francisco Solís, pero en semifinales cayó ante el brasileño Rafael Silva, un hombre con cinco medallas en Campeonatos Mundiales y Juegos Olímpicos. A la postre el cuadro de medallas se completó con el oro de Silva, la plata del también brasileño David Moura y el bronce de Francisco Solís (CHI).

En definitiva, esa medalla significó para Brasil (4-8-3) la oportunidad de superar a Canadá (4-2-4) en el cuadro de medallas, ambos por delante del equipo cubano. Luego de ellos, solo obtuvieron algún título los judocas de Ecuador, Argentina y Puerto Rico.

Aunque cualitativamente el rendimiento antillano está por debajo de lo conseguido hace un año en Costa Rica, cuando la Isla dominó el medallero con cinco títulos, en sentido general la actuación cubana se comportó acorde a lo previsto.

Tanto Maylín del Toro como Kaliema Antomarchi —campeonas defensoras— cayeron ante rivales de nivel mundial, mientras otro titular como Osniel Solís no participó por cuestiones de estrategia y Magdiel Estrada mejoró respecto al año anterior.

Para mañana está prevista la justa por equipos, y allí nuevamente la disputa debe estar entre los tres conjuntos que ganaron ahora el mayor número de medallas. Esa será una valiosa competencia que también aportará al objetivo de clasificar en la modalidad mixta a los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020.